domingo, 24 de febrero de 2013

Asisten Fidel Castro y Raúl Castro a constitución de Parlamento


La Habana, 24 feb (PL) El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, y el presidente Raúl Castro asisten hoy a la sesión constitutiva de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su Octava Legislatura (2013-2018) en el capitalino Palacio de Convenciones.
Durante la reunión quedarán instalados en sus puestos los 612 diputados electos en los comicios generales del pasado 3 de febrero, quienes realizarán un juramento de cara a sus responsabilidades ante los votantes.

Una vez constituida la nueva Asamblea, los legisladores escogerán a la presidencia del Parlamento y a los 31 miembros del Consejo de Estado.

leg/wmr

ESPAÑA: Lara augura nuevos 'estallidos sociales' porque la 'desesperación' crece cada día


Pancarta contra los recortes en la manifestación de Madrid. | Antonio Heredia

Efe | Madrid

Actualizado domingo 24/02/2013 14:28 horas

El coordinador general de IU, Cayo Lara, ha augurado nuevos "estallidos sociales, porque la desesperación de la gente cada día es más grave". A su juicio, las manifestaciones de la gente en la calle son la "esperanza frente a la desesperanza que Rajoy está sembrando con sus políticas".
Lara, que participó ayer en la "marea ciudadana" que protestó contra los recortes por el centro de Madrid, ha explicado que él vivió la manifestación como un "hecho absolutamente democrático" y como un "viento de aire fresco que viene a la calle".
Tras insistir en que toda esa gente "no puede entender que cuando tenemos más riqueza que nunca en nuestro país nos estén diciendo que tenemos que vivir peor que ayer", ha asegurado que en las calles está habiendo "muchísima gente que votó al PP, porque les han estafado y engañado".
Sobre la posibilidad de que se produzca un "estallido social", se ha mostrado convencido de que habrá "muchos estallidos sociales parciales, puntuales, que se irán repitiendo en función de la desesperación de la gente que está sufriendo tanto".
En declaraciones en la sede de IU, Lara también ha lamentado que "cada vez que haya manifestaciones se produzcan cargas por parte de la Policía" y ha advertido al Gobierno de que "con medidas de represión no se resuelven los problemas sociales" y de que "en su mano tiene evitar que la gente salga a la calle, pero no por la vía de la mano dura, sino gobernando en función de los derechos sociales de la gente y de lo que es el clamor popular".

Acusa a Salvador Victoria de tener nostalgia del franquismo

El líder de IU se refirió a la polémica valoración del portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, que comparó a los manifestantes que toman el Congreso y las calles con los golpistas del 23-F.
"Esa comparación define el concepto antidemocrático que esta persona tiene en su cabeza del concepto de Estado y de nuestra Constitución Española, que ampara perfectamente el derecho a manifestarse. Tal vez tiene nostalgia de que podamos vivir en tiempos distintos, en los que el derecho de manifestación no era un derecho que estaba establecido en la sociedad española", ha dicho el coordinador de IU.

Radio Rebelde: voz y sonido de la Revolución

2013.02.24 - 07:13:29 / web@radiorebelde.icrt.cu / Pedro Pérez Roque 


Los inicios de Radio Rebelde se inscriben el 24 de febrero de 1958 en la Sierra Maestra, en el oriente cubano, bajo la conducción del Comandante Ernesto Che Guevara.

Fue diseñada para informar a Cuba y el resto del mundo, con apego a la verdad, cuanto acontecía en los territorios donde operaba el Ejército Rebelde, conducido por el Comandante en Jefe Fidel Castro, y denunciar el comportamiento de las tropas gubernamentales, de las cuales hasta la aparición de la planta solo se difundía la falacia de sus “innumerables bajas a los rebeldes y victorias a las tropas castrenses de la dictadura batistiana”.

De entonces a la fecha, la señal de Radio Rebelde acompaña la obra de la Revolución y para ello ha ido transformando su plataforma programática, de acuerdo con los tiempos y la exigencia de cada etapa.

En 1984, precisamente el día 26 de marzo, comenzó a transmitir 24 horas, lo que propició un nuevo dinamismo, inmediatez y agilidad, elementos que habían casi desaparecido de nuestra Radio.

El colectivo que asumió la misión se entregó, de manera creativa, y demostró que con la audiencia ganada desde su fundación en los Altos de Conrado, en la Sierra Maestra, podía motivar entre los realizadores la renovación de la señal.

Este momento marcó en la emisora mayores responsabilidades de sus profesionales, quienes borraron las formas anteriores e incorporaron estilos muy agradecidos por la audiencia.

Un toque especial lo ofreció el diseño sonoro. Se empleó el talento de los creadores para lograr menciones que marcasen los momentos significativos que tendría la programación en cualquiera de sus segmentos.

Se utilizó como modalidad la redacción de brevísimas informaciones con solo cuatro líneas y hasta ocho cuando se requiriera ampliar el contenido. En primera instancia, esta estrategia para transmitir noticias no fue comprendida por muchos, pero se analizó con los colectivos, incluso fue tema de algunos radio-debate con los oyentes, y se fue asimilando hasta llegar a ser utilizada como algo normal para incorporar más temas.

En este primer momento las áreas de información y programación estaban bajo una sola dirección. De esa experiencia sacamos frutos en la compresión de que en la Radio la programación es solo una.

Radio Rebelde cuenta hoy con una historia rica en hechos que pudieran recogerse en otros textos que complementen el publicado bajo el título de 7 RR, escrito por Ricardo Martínez, fundador de la emisora en la Sierra.

En cada tarea de la Revolución ha estado la señal de Radio Rebelde, desde la voz de la educación integral, dramatizando la historia de los mártires, transmitiendo diversas competencias del ámbito deportivo, enfrentando con su orientación el impacto de los fenómenos atmosféricos, entre tantos otros momentos.

Histórica fue la transmisión que acompañó desde La Habana hasta Santa Clara, en el centro del país, el traslado de los restos del Che y sus compañeros caídos en Bolivia, como también lo fue en ocasión de la Operación Tributo, en que se recibieron los restos de nuestros combatientes internacionalistas en Angola.

Las voces de los líderes de la Revolución, en especial los discursos de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro, han surcado el éter a través de la señal de Radio Rebelde, que no solo se escucha en Cuba sino fuera de fronteras, lo que hoy se intensifica con la presencia del audio en vivo por Internet.

Ese faro encendido en 1958 y energizado en 1984 ha recorrido el territorio nacional desde cualquier rincón de la mano de sus corresponsales.

Al llegar a este aniversario 55 se refuerzan las misiones para acompañar al Partido, el Gobierno y sus máximos líderes, quienes han tenido en esta emisora una brújula ideológica para defender a la Revolución y hacer frente a las campañas mediáticas que pretenden derrumbarnos.

Radio Rebelde sigue enarbolando la bandera de la libertad izada en los Altos de Conrado. Ese compromiso, ratificado por su colectivo durante más de cinco décadas, ha sido recientemente reconocido por Fidel, en ocasión de las elecciones generales del pasado 3 de febrero. En esa oportunidad, con palabras breves, pero llenas de fe y recuerdos del rol desempeñado por la emisora en el campo de batalla del Ejército Rebelde, nuestro líder histórico transmitió “una felicitación calurosa para ellos y la alegría de pensar que supieron cumplir su deber durante tantos años”.

A la luz de nuestro tiempo, a Radio Rebelde le ha sido entregada una nueva bandera, que debe enarbolar con creatividad y precisión en el acompañamiento a la actualización del modelo económico, el cual reclama mayor preparación, rigor en el conocimiento de la actualidad nacional e internacional, reconocer las pretensiones del enemigo y, con leguaje renovado, inculcar en las audiencias más jóvenes los valores de la Revolución que nos ha conducido hasta aquí, a pesar del criminal bloqueo yanqui.


Colectivo del Noticiero Nacional de Radio.
Foto: Roberto Suárez.

“Los cubanos deberíamos haber sido futbolistas”

Imagen del libro Fidel y el deporte, de Torres de Diego
Por Gustavo Veiga
Página 12 - Desde La Habana
A PROPOSITO DEL PENSAMIENTO DEPORTIVO DEL LIDER REVOLUCIONARIO DE CUBA
Una lectura de Fidel y el deporte, de Mario José Torres de Diego, que se consigue en la popular Feria del Libro de La Habana, y que refleja el amor del dirigente por la práctica deportiva, y la importancia del Estado en la formación de atletas de élite
El 30 de abril de 1974, en el Hotel Habana Libre, Fidel Castro le confesaba a una delegación de atletas cubanos: “Si yo naciera en esta época ¿saben lo que quisiera ser? Deportista”. Habían pasado poco más de quince años del triunfo de la Revolución. La pregunta que él mismo se hacía y respondía contenía una verdad a medias. El líder comunista siempre practicó deportes. Prefería jugar básquetbol antes que béisbol –el más popular en la isla– y siempre reivindicó la práctica de cualquier disciplina, la educación física y la recreación desde que llegó al poder. Cuba fue y es un modelo para imitar en la materia. Lo demuestran sus éxitos (en los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92 logró su mejor posición histórica, 5º), la cantidad y calidad de sus instructores enviados a otros países, su inversión en infraestructura, pero, por sobre todo, que consiguió todo eso con un sostenido amateurismo que ya pasó su 54º aniversario. Y en medio del bloqueo económico de Estados Unidos que le provocó pérdidas –hasta fines de 2011– de 100 mil millones de dólares.
Fidel y el deporte, una obra editada en 2006, de Mario José Torres de Diego, que se consigue en la popular Feria del Libro de La Habana –y luego se vuelve itinerante por otras ciudades cubanas– refleja el pensamiento deportivo de este revolucionario legendario. El trabajo contiene 1600 reflexiones obtenidas de 160 discursos y reportajes entre 1959 y el año de su publicación. Algunas son verdaderas perlas, como una que le dedica al fútbol: “Realmente los cubanos debiéramos haber sido futbolistas porque fuimos colonia española. Y los españoles no jugaban béisbol, jugaban fútbol. Creo que es resultado de la influencia norteamericana y el prestigio de las grandes ligas, la gran publicidad”, decía el 28 de junio de 1987 en un reportaje que le realizó el periodista italiano Gianni Minà. Pese a todo, Fidel practicó fútbol en su adolescencia como puntero derecho. Y piensa que, en un sentido, supera al juego que más juegan los cubanos: “El béisbol no es un deporte muy completo. Hay algunos jugadores que tienen una posición muy activa, mucho movimiento y otros una posición muy pasiva. Creo que el fútbol, como ejercicio, es un deporte más completo”.
El 29 de enero del ’59, antes de que se cumpliera un mes de la caída de Fulgencio Batista y el ingreso de los guerrilleros de la Sierra Maestra a La Habana, Castro ya se refería al tema del libro en un discurso ante autoridades deportivas nacionales: “El deporte es fuente de voluntad, constancia, vigor físico y agilidad mental”. También decía: “La actividad del deporte es necesaria para el país”. Visionario, en 1961 anticipó lo que ocurriría en la década del ‘70: “Nuestro pueblo será pronto el primer país de América latina, el primer país de todo el continente, en la participación del pueblo en la educación física y en las actividades deportivas”.
No se equivocó porque construyó las bases para conseguir ese objetivo. A poco de andar la Revolución, creó el Inder (Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación). Cuba tiene hoy una Universidad Nacional del Deporte de la que ya egresaron poco más de 72 mil graduados; varios, campeones olímpicos.
El camino que eligieron los atacantes del Cuartel Moncada primero y los expedicionarios del Granma después siempre fue compatible con ciertas definiciones deportivas de Fidel: “Los buenos atletas deben salir de las clases trabajadoras, los buenos atletas deben salir de las clases humildes del pueblo, porque son capaces de sacrificarse; de ser constantes, de ser tenaces, de tener todo el entusiasmo y todo el interés que se requiere para ir a una competencia y triunfar”.
En el libro se publican fotografías del revolucionario cubano en distintos momentos deportivos. Empuñando un bate de béisbol, reflexivo ante un tablero de ajedrez, en guardia con un par de guantes de boxeo, elevándose hacia el aro en procura de un doble y hasta dando el puntapié inicial de un partido de fútbol. Se ha visto a muchos políticos en imágenes parecidas y en la Argentina tuvimos algunos ejemplos. La diferencia es que Fidel siempre demostró su interés en el deporte. Y acompañó esos gestos con obras. Otros se dejaron retratar por pura demagogia y, lejos de invertir, lo transformaron en farándula deportiva.
En agosto de 1962, durante la despedida a la delegación de atletas que participó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, ya se perfilaba qué tipo de deportista buscaba la Revolución: “En nuestro país ya no se compran ni se venden peloteros, ni hay empresas monopolizadoras de atletas, que pueden comprar y vender un atleta como se compra y se vende un caballo de carrera”. Esa política deportiva que tan buena cosecha de medallas le dio a Cuba durante casi tres décadas comenzó a ser horadada con las deserciones de atletas tentados por contratos millonarios, sobre todo en Estados Unidos. Sobre este tema, Fidel brindó definiciones contundentes en 1996: “En muchas disciplinas deportivas nos quieren derrotar mediante el método repugnante de invertir millones en comprar atletas que formó la Revolución, que preparó la Revolución”.
Aunque no siempre se impuso el dinero. “Tenemos el orgullo de contar con atletas a quienes les han ofrecido contratos hasta por 40 millones de dólares por jugar cinco años y los han rechazado”, dice Castro en el libro, citado de una conferencia que brindó en Santo Domingo en agosto del ’98. El caso del boxeador y triple campeón olímpico Teófilo Stevenson, fallecido el 11 de junio del año pasado, es el más emblemático. Lo tentaron para pelear con los mejores pesos pesado de su época, como el campeón mundial Joe Frazier. Pero siempre declinó las ofertas. “Ese joven, hijo de humilde familia y un humilde obrero oriental, dijo que él no cambiaba su pueblo por todos los dólares del mundo.” Palabras de Fidel, el 28 de septiembre de 1972, en la Plaza de la Revolución.
De la década del ’70, también es un pensamiento del líder cubano que bien puede relacionarse con el concepto de hombre nuevo del que hablaba el Che. “Que no nos digan ahora que el atleta tiene que renunciar a la patria, a la Revolución y a los sentimientos políticos y que va a ser bueno en el deporte y un cero absoluto en la sociedad, en la política, en la Revolución”, sostenía el 27 de octubre del ’75 ante una delegación de deportistas.
De 1984, anticipándose a lo que se consolidaría en la década siguiente, es su definición sobre los Juegos Olímpicos: “Como resultado de las ganancias obtenidas a través de la televisión, la publicidad y otros factores, han sido penetrados por elementos extraños al deporte”. Para Fidel, el éxito de Cuba en ésa, la competencia máxima a nivel mundial, se explica “primero, porque le hemos prestado atención, hemos preparado profesores, hemos empleado técnica; segundo, hemos masificado el deporte”.
La idea más actual, más filosófica sobre el deporte que cita el libro, la dio en 2005, durante la inauguración de los Primeros Juegos Deportivos del ALBA, en La Habana: “El deporte no es en nuestra concepción un instrumento más del mercado, un medio de vida de los jóvenes en vez del estudio y el trabajo, ni de lucro de promotores, agentes y toda la fauna parasitaria que se alimenta del esfuerzo del atleta; no es negocio turbio y caldo de cultivo de la droga y la utilización de sustancias ilícitas y dañinas para la salud del deportista. Nos hemos opuesto y nos seguimos oponiendo a esa concepción mercantilista del deporte”.
Un Fidel auténtico, un Fidel que levantó en Cuba un modelo deportivo que todavía se sostiene cuando otros se cayeron a partir de 1989.
gveiga12@gmail.com

Constituyen en Cuba nuevo Parlamento con importante renovación


La Habana, 24 feb (PL) La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba en su Octava Legislatura quedará constituida hoy en esta capital, con un 67 por ciento de renovación entre los 612 integrantes, los cuales representan a los diversos sectores de la sociedad.
En su sede habitual del capitalino Palacio de Convenciones se instalará el Parlamento recién electo, conformado en el 48,9 por ciento por mujeres; 37 de negros y mestizos y 82,7 de graduados universitarios, así como un promedio de edad de 48 años.

De acuerdo con informaciones de la Comisión Electoral Nacional, los cubanos seleccionaron para integrar la Asamblea a obreros, campesinos, maestros, médicos, científicos, escritores, artistas, líderes religiosos, estudiantes, dirigentes políticos, empresarios, deportistas y miembros de las instituciones armadas.

Durante la sesión, los diputados elegirán la presidencia del Parlamento, así como a los 31 miembros del Consejo de Estado, órgano que constituye la suprema representación del Estado cubano en el periodo entre sesiones de la Asamblea, pues esta se reúne dos veces al año.

Asimismo, los parlamentarios votarán para seleccionar, de entre los miembros de Consejo de Estado, al presidente -jefe de Estado y de Gobierno-, primer vicepresidente, cinco vicepresidentes y secretario.

Los integrantes de esta Octava Legislatura fueron elegidos en los comicios generales del 3 de febrero pasado, a los cuales asistieron casi siete millones 900 mil votantes, para un por ciento de alrededor del 90.

Aproximadamente la mitad de los candidatos electos fueron propuestos en asambleas vecinales y luego seleccionados concejales municipales durante los últimos meses del año pasado, mientras que el resto fueron nominados por comisiones de candidatura integradas por organizaciones de la sociedad civil.

Los diputados cubanos no reciben ninguna remuneración por ejercer dicha responsabilidad, dado que esta función no se profesionaliza sino que se simultanea con las otras ocupaciones.

rc/lmg

Cabello: El comandante está al frente de sus tareas y FANB más unida que nunca

AVN - 23 de febrero de 2013
El presidente de la República, Hugo Chávez, está al frente de sus tareas y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) se mantiene más unida que nunca junto al pueblo, resaltó este sábado el dirigente revolucionario y presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

"El comandante trabajando, la FANB más unida que nunca a un pueblo hermoso, la revolución en marcha y la oposición sin liderazgo y sin brújula", escribió en la red social Twitter el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

De este modo, desestimó los rumores que difundieron la noche de este viernes algunos sectores de la derecha, a través de redes sociales, en las cuales hablaban de supuestos conflictos en el seno de la cúpula militar, así como especulaban sobre la salud del Jefe de Estado.

"Ayer se volvieron locos y locas los amargados, inventando rumores que ellos terminan creyéndose y autoengañándose. El desespero es libre", añadió Cabello en @dcabellor.

La noche de este viernes, el ministro para la Comunicación y la Información, Ernesto Villegas, ratificó por la red social que en el Fuerte militar Tiuna, en Caracas, "todo está en calma y en completa normalidad" y resaltó que "todos los tuits que propagan rumores provienen del exterior".

Ayer, Chávez sostuvo una reunión de trabajo que se extendió durante unas cinco horas con su equipo de Gobierno y giró instrucciones para enfrentar la guerra económica que impulsa la burguesía, tal como informó el vicepresidente Ejecutivo de la República, Nicolás Maduro.

Wikileaks revela complots estadounidenses para derrocar a Chávez

Publicado en Cubadebate el 24 febrero 2013

Una parte de la nueva serie de documentos secretos, filtrados por WikiLeaks, está dedicada a Venezuela y muestra la clara mano de EE.UU. en los esfuerzos para derrocar al presidente venezolano, Hugo Chávez.

Los archivos publicados evidencian que al menos dos compañías extranjeras han dirigido acciones de la oposición venezolana desde el 2006 y diseñaron su campaña para las elecciones parlamentarias del año 2010.

Los documentos, que datan de entre julio del 2004 y diciembre del 2011 y que fueron publicados por WikiLeaks en su cuenta de Twitter, ya están disponibles en línea. Se basan en los correos electrónicos de las empresas Stratfor y Canvas, que según las filtraciones, en su aspiración de derrocar a Hugo Chávez utilizaban también a los estudiantes y otras figuras no formales.

Uno de los informes filtrados por WikiLeaks, elaborado en enero del 2010 por la Canvas, titulado ‘Análisis de la situación en Venezuela’, propone una estrategia copiada del movimiento juvenil pro-democrático Otpor!, que fue aplicada con éxito en Serbia. Apoyado por la CIA, utilizó las protestas estudiantiles y una ‘revolución de colores’ para derrocar a Slodoban Milošević en el 2000.

A su vez, Stratfor, que ha sido señalada como un tipo de versión privada de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), pretende ofrecer un análisis, dedicado a las corporaciones multinacionales que buscan invertir en Venezuela. Los correos electrónicos filtrados demuestran que sus motivos y objetivos están lejos de ser independientes, y que están trabajando como una agencia de inteligencia y estrategia para aquellos que buscan la intervención en el país.

Los correos electrónicos filtrados abarcan una variedad de temas, se concentran en el sector de la energía, petroquímica y del petróleo en particular, el cambio político, la situación de las fuerzas contrarrevolucionarias, y el estado de las fuerzas militares. También tocan las relaciones de Venezuela con Cuba, China, Rusia e Irán, y proporcionan proyecciones sombrías de la economía y el futuro del sector financiero.

Hace una semana el sitio de filtraciones WikiLeaks publicó un enorme archivo de correos electrónicos de la empresa estadounidense de inteligencia y espionaje Stratfor, relacionado con varios países de Latinoamérica, que implica más de un millón de documentos. Los nuevos cables revelados por WikiLeaks demuestran la creciente desesperación de los funcionarios de EE.UU. por el avance de las alianzas del presidente venezolano, Hugo Chávez, en el continente. Así lo indicó en aquel entonces el fundador del portal, Julian Assange.

(Tomado de Russia Today)

Los que apuntaban a ser avances en la política de Estados Unidos hacia Cuba

OBAMA ANTE UNA DECISION DIFICIL, PERO NO IMPOSIBLE: el caso de Alan Gross
Por Esteban Morales
UNEAC
Los que apuntaban a ser avances en la política de Estados Unidos hacia Cuba, con Obama, ahora perecen estancarse.
Obama había dividido en dos el bloqueo, echando por tierra las medidas que George Bush había tomado contra Cuba, en  términos de remesas, viajes, visados, paquetes,  etc. aunque manteniendo el bloqueo, como herramienta agresiva contra el Gobierno Cubano.
Parecía que se trataba de dos cosas: aislar el bloqueo, concediéndole a la sociedad civil de ambos lados, mejores condiciones para el intercambio familiar; y mantener el bloqueo contra el gobierno  como una medida de presión,  pero que no parecía definitiva, sino que  parecía más bien  jugar  con el comportamiento que Obama lograra por parte de Cuba. Las medidas  beneficiosas se mantienen, no ha sido posible derogarlas, a pesar de las presiones que la derecha cubano-americana ha ejercido. Pero Obama continua esgrimiendo las medidas del bloqueo, considerando que estas  ahora, en medio de la transición que vive Cuba, hacia un nuevo modelo económico, tendrían más efectividad. Al parecer, al mismo tiempo, tratando de aparecer duro ante aquellos, que aun aspiran a  mantener la  agresividad  en la política hacia Cuba.
En tal sentido, aunque habiendo esgrimido una política, en parte más inteligente, Obama no parece ser mucho  menos rehén de las fuerzas de derecha  dentro de la política norteamericana, que cualquier presidente anterior. Ahí están los republicanos de derecha, tratando de retomar el mando en el 2016 y Obama, como todo presidente de segundo mandato, haciendo todo lo posible por dejarle el camino expedito  al futuro candidato de su partido.
Según la administración de Obama, ha surgido un obstáculo, que parece infranqueable para seguir avanzando: la detención de Allan Gross. Abiertamente  la Administración declara, que esta es ahora su prioridad de política con Cuba. ¿Pero tiene peso el asunto de Gross  como para que Obama esté dispuesto a  sacrificar lo que pareció ser desde el principio su estrategia de política hacia Cuba? Sobre todo, tiene el peso que Obama le quiere dar? Pienso que no, Obama  lo que se está cerrando el mismo.
No es difícil recordar  todas las veces que Estados Unidos ha  esgrimido  obstáculos  para no continuar avanzando en asuntos de la política hacia Cuba. Ahora resulta que la condición para continuar adelante, tal vez en una mejoría de las relaciones, es que Cuba  entregue a Allan Gross de manera incondicional. Sin dudas,  con esa posición, las cosas vuelven a complicarse. Porque nunca Cuba le ha aceptado a estados Unidos posiciones de condicionalidad o incondicionalidad para negociar sobre ningún asunto. Cualquier   administración norteamericana  puede recordar, que plantearle las cosas a Cuba de ese modo tan prepotente,  nunca ha ofrecido soluciones. Ni bajo las peores y más peligrosas condiciones del enfrentamiento entre ambos países durante más de 50 años.
Pero veamos detenidamente, que es lo que ahora se esgrime como un obstáculo por la administración,  para, según Obama,  seguir avanzando en las relaciones.
Cuba tiene que devolver a Allan Gross, sin condiciones y no se  acepta la posibilidad planteada por Cuba de cambiar a Gross por los cinco.
Esta posición de la administración, en realidad no se sostiene  más que a partir de la prepotencia  con que Estados  Unidos ha tratado siempre de negociar con Cuba. Lo cual se ha comportado como una constante del enfrentamiento. Debido a las razones siguientes:
1-   La administración de Obama contrato a Gross para realizar en Cuba  actividades,  que ahora el propio Gross reconoce, que fue una empresa en la que no debió haberse metido. Incluso vendiéndose como engañado.

2-   La administración de Obama insiste en que  no hay nada en la actividad de Gross como para haberlo tomado preso y condenarlo a 15 años.

3-   Tal parece que Estados Unidos insiste en que Gross debiera ser liberado porque la acción realizada por Cuba es ilegal. ¿Qué diría Estados Unidos, si las cosas hubieran sido a la inversa?

4-   La administración no acepta negociar, hasta ahora, la liberación de los Cinco por Allan Gross. Algunos llegan a ver ese intercambio  hasta sobre la base de reglas aritméticas. de que 5 no vale 1.
Pero,  realidad, la Administración de Obama, se encuentra en total desventaja dentro de esa confrontación .Existen toneladas de documentos  y no pocas declaraciones de miembros de la propia justicia norteamericana,  que demuestran,   que el caso de los Cinco  fue  y será una mancha en la justicia norteamericana, que tiene que ser limpiada.
Es reconocido, que los Cinco fueron condenados en un proceso totalmente amañado, carente de legalidad, esgrimiendo condenas cuyas causas no son demostrables ni han  sido demostradas,   y cuyas sentencias son  extremo exageradas, lo cual rompe  además con el asunto de la Precedencia, regla clave del derecho norteamericano. Como si fuera poco, existen informaciones, y múltiples quejas,  de  que el Gobierno Norteamericano se niega a desclasificar informaciones,   que pudieran poner aún más en evidencia lo amañado del proceso.
La administración Obama no acepta algo que se ha hecho totalmente evidente, que Estados Unidos, al liberar a los Cinco  podría quitarse de encima el desprestigio tan grande que la condena a los Cinco ha representado para la justicia norteamericana. Por lo que en realidad no perderían nada, sino que ganarían con liberarlos. No son pocos los que en el mundo protestan el proceso y no pocas tampoco  las personalidades que se han dirigido de manera directa  al Presidente reclamando la liberación de los  Cinco.
Cuba, por su parte, no perdería nada tampoco con liberar a Allan Gross¸ aunque nunca bajo las condiciones de incondicionalidad  que Estados Unidos exige. Mientras liberar a los Cinco  para estados Unidos representaría una rectificación de ética, para Cuba liberar a Allan Gross bajo las condiciones que Obama exige, devendría en una cuestión de peligro para la  seguridad nacional para Cuba, pues entonces Estados Unidos  se sentiría siempre   en el derecho de esgrimir  la ventaja de exigir a Cuba   actuar  simplemente para satisfacer los intereses de Estados Unidos. Razones por las cuales el proceso se encuentra estancado. Porque si algo ha quedado demostrado para Cuba, en esta confrontación,  es que Estados Unidos  siempre puede tomar las exigencias aceptadas para exigir más. Pues en la lógica de la política imperial norteamericana  la sensatez es  tomada  siempre como una señal de cobardía y no de madurez política, en caso de que fuera necesario ceder.
Pero existen otros  dos asuntos complejos para Estados Unidos, que aun la Administración parece  no se ha decidido a considerar. Y que son los siguientes.
1-Aunque Allan Gross recibe en Cuba todas las atenciones necesarias, correspondientes a un hombre de más de 60 años. De todos  modos, las cosas podrían complicarse, si Gross se  enferma y muere en Cuba. Es cierto que Cuba perdería su “pieza de canje”,  pero Obama no tendría como justificar haber convertido en una cuestión de principio, lo que no lo es. Cargando con la culpa principal. Porque es la Administración la que envió a Gross a Cuba  y  la que está ahora  poniendo todas las condicionalidades.
2- La familia de Gross, en particular la Esposa, considera, con mucha razón, que si fue el gobierno quien mando a Allan Gross a Cuba, es  Obama, quien tiene  la máxima responsabilidad de sacarlo de Cuba.
3- Por lo que es  la Administración de Obama, en particular el presidente, quien  debiera considerar el caso de manera más inteligente, no pretender imponer condiciones a Cuba que esta última nunca aceptara, pero sobretodo, impedir que las cosas lleguen a complicarse, de modo que una posible solución,  ya pueda  resultar tardíamente irremediable.
Esa tonta imagen esgrimida por algunos miembros de la administración, sobre todo de miembros del Congreso de que no es posible cambiar   uno  por cinco,  tratándose de  pura aritmética tonta,  que nada tiene que ver con un problema político tan serio  como el que se debate.
Es cierto que el caso de Allan Gross   no es nada  fácil .Es posible entender el atolladero en que está metido el  Presidente, pero bastaría con que pasando por encima de los prejuicios esgrimidos  y  las manipulaciones del Caso de los Cinco,   investigara a fondo el caso de los Cinco   y reuniera todos los elementos  para tomar una decisión  guiándose por la inmensas verdades de todas las injusticias que rodean  el caso de esos cinco cubanos, que en realidad, nunca pusieron en peligro la seguridad nacional de Estados Unidos. Por lo cual entonces,  liberar a los Cinco quedaría como un acto de ética ante la  justicia mal aplicada  y liberar a Allan Gross, por parte de Cuba, quedaría como un simple gesto de buena voluntad. Y así continuar adelante.
Ya una Administración, la de W. Clinton, ante un asunto mucho más complicado, el caso del Niño Elián Gonzales, entendiendo que Cuba tenía la razón y aceptando también el componente de prestigio que tenía para Estados Unidos el caso, tomo la decisión correcta. Es cierto que no es lo mismo, frente a los prejuicios, justificados o no, que un caso como el de los Cinco, levanta dentro de la opinión pública norteamericana,  tomar una decisión. Pero se trata de que Obama no debe dejarse guiar por simples prejuicios  y adoptar la decisión sobre las bases  objetivas  de una situación, que en realidad  tiene solución, si se actúa con madurez política y no con prepotencia. Sobre todo si reconoce como lo ha hecho en varias ocasiones, de que se es el obstáculo que le impide continuar avanzando en sus planes contra Cuba.
La Habana, 23 de febrero de 2013