sábado, 2 de febrero de 2013

Presidente de Gobierno español niega denuncias de corrupción

Internet

Madrid, 2 feb (PL) El presidente del Gobierno español y del conservador Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, negó hoy aquí denuncias de medios periodísticos que lo involucran a él y a su organización en supuestos actos de corrupción.
Nunca he recibido ni repartido dinero negro, aseguró Rajoy, tras la revelación de una presunta contabilidad secreta del ex tesorero del PP Luis Bárcenas, en la cual figura que dirigentes del PP (entre ellos el propio gobernante) cobraron sobresueldos ilegales.

El diario El País publicó el jueves una supuesta contabilidad manuscrita de Bárcenas, que refleja pagos opacos a altos cargos de la agrupación oficialista entre 1990 y 2009 e ingresos por donaciones de empresas, fundamentalmente del sector de la construcción.

En sus primeras declaraciones públicas sobre el escándalo que desde hace dos semanas estremece a la derecha española, el jefe del Ejecutivo consideró infames y falsas las informaciones difundidas tanto por El País como por otros periódicos nacionales.

Anticipó que para disipar las dudas, la próxima semana pondrá a disposición de todos los españoles sus declaraciones de la renta y patrimonio en la página web del Palacio de la Moncloa (sede gubernamental).

Durante una breve comparecencia ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, Rajoy advirtió que su formación no se quedará de brazos cruzados ante estos "ataques" que, denunció, pretenden crear una situación de zozobra e inestabilidad en tiempos complejos.

Si alguien piensa que mediante el acoso me voy a encoger se equivoca, manifestó el presidente del Gobierno, quien se comprometió a facilitar todo lo que sea necesario para esclarecer las denuncias.

Reconoció que la exigencia de aclarar todo se hace aún más imperiosa cuando se están pidiendo sacrificios a la ciudadanía, en alusión a los drásticos recortes sociales y laborales aplicados por su administración, que generaron una oleada de protestas.

Las informaciones de El País trascendieron dos semanas después de descubrirse que Bárcenas, imputado en un sonado caso de corrupción, pagaba sobresueldos en dinero negro a altos cargos del partido, que oscilaban entre los cinco mil y 15 mil euros mensuales.

Responsable de las finanzas del PP durante casi tres décadas, el también exsenador dimitió en 2009, tras ser incriminado por la Justicia en la llamada red Gürtel, trama corrupta que ese mismo año salpicó a connotados militantes de la fuerza política ahora en el poder.

El otrora tesorero volvió a los primeros planos de la actualidad nacional tras conocerse, además, que dispuso de cuentas bancarias en Suiza, en las cuales llegó a acumular hasta 22 millones de euros, según fuentes jurídicas.

Sobre esto, Rajoy aseveró hoy que el PP ni tiene ni ha tenido cuentas fuera de España.

rmh/edu

Pío XII llevó su dinero y oro a EE.UU. para salvarlo de los nazis


El papa Pío XII, rodeado de civiles y militares, visitando la ciudad de Roma tras un bombardeo norteamericano, el 15 de octubre de 1943 AP / Archivo

Eusebio Val | Roma  Corresponsal – La Vanguardia - 01/02/2013 

Nuevos documentos muestran que el Vaticano trasladó su dinero y su oro a EE.UU. para ponerlo a salvo de los nazis | La Santa Sede quiere reforzar la figura de este Papa, candidato a la beatificación | Una historiadora aporta luz gracias a los archivos nacionales británicos


La Santa Sede apostó muy pronto por los aliados, confió su patrimonio financiero a Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial e incluso invirtió su dinero en el esfuerzo bélico de Washington para derrotar a Adolf Hitler. Eso se deduce de documentos recién descubiertos en los archivos nacionales británicos, procedentes de los servicios secretos.

En el Vaticano han tenido mucho interés en subrayar el hallazgo histórico porque favorece la figura de Pío XII, un papa en proceso de beatificación, a pesar del disgusto que eso provoca en algunos círculos, sobre todo en Israel y en la comunidad judía global. 

L'Osservatore Romano se hizo eco el miércoles, en un largo artículo bajo el título de "Los dólares del Papa contra Hitler", del trabajo de Patricia M. McGoldrick en The Historical Journal, de la Universidad de Cambridge. Rastreando los Archivos Nacionales, McGoldrick descubrió que, desde el inicio de la Segunda Guerra Mundial, el Vaticano realizó transferencias de ingentes cantidades de dinero, títulos financieros y oro a Estados Unidos para ponerlos a salvo de los nazis. La Santa Sede trató así de contar con fondos para seguir sosteniendo a la Iglesia católica y a las instituciones asociadas a ella -como escuelas, hospitales, etcétera- en las zonas ocupadas por las tropas hitlerianas. Estados Unidos devino de este modo un refugio y la base para reconstruir la Iglesia en el peor de los escenarios. Pío XII temió seriamente que Hitler, en sus ansias de dominio total, no respetase ni al Vaticano.

La Administración de Bienes de la Santa Sede (ASSS) tenía sus cuentas principales en JP Morgan, mientras que el Instituto de Obras para la Religión (IOR) trabajaba con el National City Bank de Nueva York. En menor medida se transfirió también dinero a Gran Bretaña, a una filial de JP Morgan y a Barclays Bank.

A estas cuentas fueron a parar fondos de las diócesis, donativos de los fieles y de instituciones religiosas de todo el mundo, así como los beneficios obtenidos por acciones y otras inversiones. Según McGoldrick, "para aliviar a las iglesias perseguidas durante la ocupación nazi, bajo la cual se cerraban o eran confiscadas escuelas católicas, monasterios e iglesias, se suprimían organizaciones juveniles y publicaciones católicas, y numerosos curas y religiosos eran arrestados o internados en campos de concentración, el IOR mantenía una cuenta específica ante el Chase National Bank de Nueva York". Cuando el Gobierno británico intentó bloquear una de esas cuentas bancarias, el Vaticano apeló directamente al Gobierno de Washington, que le dio la razón. Los documentos británicos dan detalles sobre cómo se financiaron acciones humanitarias promovidas por Pío XII, como el envío de cargamentos de harina a Roma, en abril de 1944 y el intento de importación de productos alimenticios desde Argentina y España hacia Italia y Grecia.

Hay constancia, asimismo, de que, a partir de 1939, el Vaticano invirtió mucho dinero en bonos del Tesoro de EE.UU. y en acciones de grandes compañías de interés estratégico y con gran protagonismo en la producción de armas y munición, como United Steel Corporation, Dow Chemical, Westinghouse Electric, Union Carbide, General Electric y Rolls Royce. McGoldrick habla en su estudio de "un río de dinero del Vaticano" que contribuyó a la derrota de Hitler y del Eje.

El mismo día que apareció el artículo sobre Pío XII y los caudales enviados a Estados Unidos, el director de L'Osservatore Romano, Gian Maria Vian, escribió un duro texto contra el diario británico The Guardian por una reciente noticia -que Vian considera sin fundamento alguno- que sostenía que el Vaticano había levantado un vasto imperio inmobiliario internacional gracias a los millones obtenidos de Benito Mussolini como consecuencia de los Pactos de Letrán (1929).

Las guerras acaban, pero nunca lo hacen las hostilidades por la interpretación de la historia.

Rendirán homenaje a Sara González


Sara González. Autor: Kaloian Santos Cabrera
Juventud Rebelde 
digital@juventudrebelde.cu
1 de Febrero del 2013 8:09:39 CDT
En la sede del Instituto Cubano de la Música se reunirán este viernes en la tarde destacados artistas para recordar a esta voz imprescindible de la cultura cubana
Un homenaje a la cantautora Sara González, a un año de su fallecimiento, ofrecerán este viernes en la tarde varios artistas en la sede del Instituto Cubano de la Música.
La cita, prevista para las seis, contará con la participación de los trovadores Marta Campos, Liuba María Hevia, Eduardo Sosa, Adrián Berazaín, Fernando Bécquer, y el tresero Pancho Amat, entre otros, informó en conferencia de prensa Lucía Ormaza, promotora del Centro Nacional de Música Popular.
También se sumarán repentistas y artistas de la plástica, los que rendirán tributo a la más representativa de las figuras femeninas del Movimiento de la Nueva Trova (MNT) y voz imprescindible de la cultura cubana.
En 1972 Sara González, junto a Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Noel Nicola fundó el MNT y pasó a formar parte de la nomina del Grupo de Experimentación Sonora del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, que dirigiera el maestro Leo Brouwer.
A lo largo de su carrera compartió escena con Joan Manuel Serrat, Chico Buarque, Mercedes Sosa, Soledad Bravo, Daniel Viglietti, Pete Seeger, Roy Brown, Pedro Guerra, Beth Carvalho, Liuba María Hevia, Anabell López, Marta Campos, y Augusto Blanca, entre otros.
Autora de una decena de discos, dedicó el primero al Héroe Nacional de Cuba, José Martí, al interpretar los Versos Sencillos.
Fue reconocida con premios y distinciones como la Orden Félix Varela de Primer Grado y el Premio Cubadisco 2002, por Sin ir más lejos, en la categoría Testimonio.
Su talento interpretativo la llevó a plazas de varios países, en especial de América Latina, donde aún goza de gran popularidad, recordó la AIN.

UNA RESPUESTA A LOS BUITRES CON RUIDO DE FONDO


La presentación argentina se focalizó además en las inconsistencias en que incurrió el juez Griesa.
Por Cristian Carrillo  Página12
El Gobierno envió anoche el alegato final previo a la audiencia del 27 de febrero
Con las cartas echadas frente a los buitres
En el escrito rechazó al pedido de un pago por el ciento por ciento del precio nominal de los bonos defaulteados. En contraposición ofreció como alternativa que podría reabrir el canje en las mismas condiciones de 2005 y 2010.
La Argentina juega sus últimas cartas en el litigio que la enfrenta a los fondos buitre. El bufete de abogados que representa al país envió a última hora de ayer a la Cámara de Apelaciones de Nueva York el alegato final previo a la audiencia del 27 de febrero, tras la cual el tribunal de segunda instancia emitirá su dictamen. El escrito del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, realizado junto a los técnicos del Ministerio de Economía, reiteró el rechazo al pedido de un pago por el ciento por ciento del precio nominal de sus tenencias en bonos defaulteados, por unos 1350 millones de dólares. En contraposición, ofreció como alternativa reabrir el canje en las mismas condiciones de 2005 y 2010. La presentación argentina se focalizó además en las inconsistencias en que incurrió el juez Thomas Griesa en la argumentación del fallo que convalidó inicialmente el reclamo de estos fondos especulativos, sus efectos negativos sobre terceros comprometidos y no involucrados y la inmunidad soberana del dinero con que se paga a los bonistas.
La causa ya en segunda instancia había recibido de parte de la Cámara un fallo que daba lugar al pedido de resarcimiento de los fondos buitre por supuesta discriminación del Estado argentino. Bajo una reinterpretación caprichosa de la cláusula de pari passu –igualdad en el tratamiento entre acreedores– solicitaron que se les pague al mismo tiempo que a los bonistas que ingresaron al canje. Pero, a ellos, por la totalidad de sus bonos no reestructurados. La Cámara solicitó a Griesa una fórmula a prorrata para subsanar esta supuesta discriminación, pero el magistrado de Manhattan exhortó a pagar todo y en efectivo. Esta decisión fue apelada por la Argentina. La Cámara suspendió el fallo de Griesa y estableció un cronograma para que las partes hicieran sus alegatos y dispuso una nueva audiencia para el 27 de este mes.
En los distintos alegatos hubo espacio para que terceros no involucrados presentaran sus apoyos a la propuesta. La posición argentina recibió acompañamiento del Bank of New York, asociaciones internacionales de bancos y tenedores de bonos reestructurados y hasta del propio gobierno de los Estados Unidos, a través del Departamento del Tesoro y la Reserva Federal. Por el lado de los fondos buitre, no hubo respaldo. Las dos entidades que encabezan la demanda, NML Capital y Aurelius, elevaron sus posturas en sendos escritos. Fiel a su estilo de “ir por todo”, los buitres, en cada una de las presentaciones, reiteraron el pedido de cobrar el ciento por ciento.
La presentación argentina se valdrá de estos apoyos, pero además hará un despliegue sobre distintos argumentos, todos ya esgrimidos en oportunidades anteriores. Los abogados de la Argentina aprovecharán el debate acerca de qué significa esa igualdad en el monto y los plazos en caso de un posible pago, para volver sobre la cuestión de fondo: si existe discriminación o se violó la cláusula de pari passu. Desde Economía argumentan que el país no discriminó a los acreedores. Por el contrario, señalan que reconocer la totalidad de las tenencias de los fondos buitre es contrario al principio de equidad, frente al 93 por ciento de los bonistas que ingresaron al canje, con quita de capital y extensión de los plazos.
La misma argumentación resaltará el mal precedente que condicionará futuras reestructuraciones y servirá para demostrar la posibilidad de que el fallo en favor de los fondos buitre puede desencadenar una ola de juicios de bonistas que reclamen la diferencia. En este caso, los cálculos van de 12 mil a 20 mil millones de dólares, producto de unos 4300 millones de deuda sin canjear, junto a los intereses. “Otro punto es la ridiculez de la forma de pago que dispuso Griesa en el fallo de primera instancia”, señaló una alta fuente oficial. También se apelará, utilizando el apoyo manifestado por el gobierno estadounidense, a la pérdida de solidez que implica para el Banco de Nueva York un fallo que lo obligue a embargar fondos argentinos. Este tema es considerado vital, porque esta entidad intentará mantener su estatus financiero internacional, como plaza inembargable. Esto se suma al reclamo de que las órdenes en Nueva York no tienen jurisdicción sobre el dinero que se deposita en el fideicomiso, previo a que se distribuya entre los tenedores de bonos reestructurados. Griesa había pedido que se utilice parte de esos fondos para pagarle a los fondos buitre. Estos dos últimos puntos buscan dejar el terreno fértil a la Corte para que analice si debe pagarse la totalidad o si se le concede una reapertura al canje.

El organismo cuestionó las estadísticas del Indec y reclamó cambios
El Fondo ahora censura
El directorio del FMI emitió una “declaración de censura” contra el país por las estadísticas de inflación. El Gobierno anunció que impugnará la decisión y consideró que fue tomada porque “Argentina es un mal ejemplo para el mundo financiero”.
Christine Lagarde, titular del FMI. El organismo reclamó cambios en las estadísticas oficiales.
Por Javier Lewkowicz    Página 12
El Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) emitió ayer una declaración de censura contra la Argentina en rechazo a las estadísticas oficiales y otorgó un plazo de ocho meses para que el Gobierno aplique medidas para alinear la metodología del Indec a los requerimientos del organismo internacional. El foco de conflicto es el Indice de Precios al Consumidor (IPC) y el cálculo del PBI. El Gobierno salió a criticar fuertemente al organismo. “Este es el mismo Fondo que se muestra complaciente con declaraciones inexactas de datos y con fallidas políticas que condujeron a la crisis global. La lógica es evidente: el desendeudamiento de la Argentina ha sido y es un ‘mal ejemplo’ para el sistema financiero y tiene que ser corregido”, indicó el Ministerio de Economía a través de un comunicado. Anticipó que impugnará la decisión del Fondo. La estrategia oficial contempla además avanzar con el IPC-Nacional, que reemplazaría al IPC-GBA y podría servir para evitar los cuestionamientos.
El FMI “encontró que el progreso de la Argentina para implementar las medidas de remediación, desde la reunión del 17 de septiembre de 2012, no ha sido suficiente”, indicó ayer el organismo. “Como resultado, el Fondo emitió una declaración de censura contra la Argentina. El Directorio solicita al país adoptar medidas para abordar la falta de exactitud de los datos del IPC-GBA y el PBI sin más demora y, bajo cualquier circunstancia, no después del 29 de septiembre de 2013. Las medidas aplicables tienden a alinear estos indicadores con los acuerdos internacionales de estadísticas y pautas que aseguren una medición precisa”, agregó el Fondo.
La declaración de censura surge de la recomendación de la titular del organismo, Christine Lagarde. Esa sanción era la esperada por el Gobierno, aunque el plazo que el Fondo otorgó para aplicar las correcciones podría haber sido de seis meses y no de ocho, como fue en este caso. Lagarde deberá informar al Directorio el 13 de noviembre sobre el modo en que Argentina implementó las medidas que considera pertinentes sobre el IPC y el PBI. “En ese momento, el Directorio reverá este asunto y la respuesta argentina en línea con los procedimientos del FMI”, cierra el organismo.
El Gobierno consideró que la decisión del FMI tiene un carácter “ejemplificador” y que se presenta como un “dogma de fe que no responde a mínimos parámetros en su construcción y argumentación científica”. “Constituye no sólo un nuevo error del FMI sino también un claro ejemplo de trato desigual y de doble estándar. Un FMI que incluso siendo consciente de que sus recetas no funcionan, no se arrepiente”, enfatizó.
La cartera económica aseguró que el FMI “nunca cita antecedentes o referencias a trabajos internacionales similares. ¿Acaso ignora que muchos países modificaron, por ejemplo, la medición del desempleo y que otros han cambiado los productos de su IPC varias veces, e incluso las metodologías de sus mediciones, de forma tal que si se utilizasen las anteriores sus índices serían tres veces superiores a los actuales?”, cuestiona. “Se basan sólo en lo que dicen las consultoras y algunos índices provinciales. pero el rigor de esas mediciones es infinitamente menor que el del Indec”, agrega.
La normativa del Fondo establece sanciones si no se cumplen las advertencias luego de la declaración de censura. En el caso argentino, a fines de 2013, el FMI podría recomendar que el país deje de poder solicitar préstamos. En la práctica, eso no representa cambio alguno respecto de la situación actual, puesto que Argentina desde la cancelación total de su deuda en 2006 dejó de tener un vínculo financiero con el Fondo. Si en el curso de los seis meses posteriores al corte del envío de créditos, que para el caso argentino sería después de mediados de 2014, el país no adoptó las correcciones solicitadas, el Fondo puede suspender el derecho a voto del país. Un semestre después, a principios de 2015, si Argentina no aplicó las medidas, “el director ejecutivo puede iniciar los procedimientos para la expulsión del FMI”, indica el organismo.
Más allá de las cuestionadas estadísticas del Indec, cuyo IPC guarda escasa relación con el ritmo de aumento de otras variables como los salarios o la recaudación, la Argentina mantiene una relación conflictiva con el Fondo por haber aplicado en estos últimos años medidas que van a contramano de las recetas del organismo. “Curiosamente, Argentina es el mismo país que durante los ’90 el FMI presentaba como el mejor ejemplo de modelo económico, ese que terminó con la más grave crisis en la historia del país. La política de endeudamiento que propone el FMI termina en un círculo vicioso de exclusión social, empresas quebradas y desocupación como la que hoy se ve en varios países de Europa”, fustigó el Gobierno.
A partir de 2006, cuando el gobierno de Néstor Kirchner canceló la deuda, Argentina dejó de aceptar la revisión anual de la economía prevista por el artículo IV, el único caso de este tipo dentro del G-20. La última “auditoría” en el país, en 2005, pedía elevar el superávit fiscal hasta el 4,5 por ciento del PBI, revaluar la moneda, recortar subsidios, acordar con las privatizadas y eliminar las retenciones a las exportaciones. Terminaba advirtiendo que de no cumplirse tales medidas, el crecimiento se detendría y Argentina volvería a caer en default. Así como destacaba en 2001 la fortaleza de la convertibilidad y elogiaba a los bancos antes de la caída de Lehman Brothers, las previsiones del Fondo no se cumplieron.

Hace 14 años comenzó el Gobierno Bolivariano

Inicio del mandato del presidente Hugo Chávez

Agencia Venezolana de Noticias (AVN) - Sábado 02/02/2013

Tras ganar las elecciones presidenciales del 6 de diciembre de 1998, con 56,4% de los votos, el presidente Hugo Chávez Frías tomó posesión de su cargo ante el entonces Congreso, hoy Asamblea Nacional, el 2 de febrero de 1999, y proclamó un discurso que inició con el recuerdo a Simón Bolívar:

"Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando convoca a la soberanía nacional para que ejerza su voluntad absoluta", expresó aquel día.

Después de 14 años, estas palabras que pronunció El Libertador en el Congreso de Angostura de 1819 son más que un recordatorio.

El voto es, quizás, una de las expresiones más evidentes de la consolidación de esa soberanía: Ha habido 17 elecciones populares en los últimos años y en medio de ellas el desarrollo permanente de un proyecto político.

"Juro delante de Dios, juro delante de la Patria, juro delante de mi pueblo que sobre esta moribunda Constitución impulsaré las transformaciones democráticas necesarias para que la República nueva tenga una Carta Magna adecuada a los nuevos tiempos. Lo juro", dijo el Presidente ante el Parlamento ese 2 de febrero.

Ese mismo día aprobó el decreto número 3, que autorizaba la realización de un referendo consultivo al pueblo venezolano, sobre la base de "la imperiosa necesidad histórica de elegir una Asamblea Constituyente para que ésta redacte y apruebe una nueva Ley Constitucional, que haga posible una democracia verdaderamente representativa y efectivamente responsable y alternativa".

La medida daría paso, en los próximos meses, a la redacción, aprobación y promulgación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que derogaba la de 1961, que durante casi 40 años permitió que la "representatividad" invisibilizara el protagonismo y la participación popular, principios fundamentales de la actual Carta Magna.

Así pues, la primera promesa electoral del hoy Mandatario se cumplió a pocos meses de su triunfo y ante el Parlamento de 1999 exhortó a todas las instituciones privadas y públicas a asumir y cumplir el rol que implicaba su cargo.

Esas palabras bien pudieran complementarse con el mandato que hiciera el Presidente tras su reelección el pasado 7 de octubre: "Eficiencia o nada".

"Desde hoy comenzaremos a aplicar las medidas que a nosotros, como Poder Ejecutivo Nacional, nos corresponde, pero eso no bastará. Será necesario —insisto— en que cada quien aquí asuma sus responsabilidades y, especialmente, los que debemos conducir instituciones públicas, privadas, religiosas, económicas, sociales, educativas, etcétera", dijo hace 14 años.

Emergencia social

El discurso del Gobernante venezolano y las acciones que toma desde esa fecha se corresponden con una situación política, económica y moral que denominó "emergencia social".

"Yo declaro al mundo que Venezuela está en emergencia social. Nosotros tenemos que enfrentarla, pero no para restringir o eliminar garantías. ¿Quién va a eliminar garantías en Venezuela si ya todas están eliminadas? ¿Cómo vamos a suspender lo que ya está suspendido? ¿Qué garantías más le vamos a quitar a nuestros pueblos?", enfatizó aquel 2 de febrero.

Se refería al contexto en el que se encontraba el país en esa etapa finisecular del siglo XX, en el que el nivel de pobreza era de 20% en los años setenta y cuando terminaron las décadas de los 80 y 90, el número de familias pobres estaba en 57%, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Los planes neoliberales aplicados en ese entonces tenían como prioridad la reducción abrupta de la inversión social en materia de educación, salud o alimentación, para que los gobiernos dedicaran esos recursos al pago de las deudas.

La dinámica política, limitada al partidismo, y más concretamente al bipartidismo, mantuvo reducida la organización nacional en sólo tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Como una muestra de inclusión y participación, la propuesta discutida en la Asamblea Nacional Constituyente y basada en el ideario bolivariano, incorporaba al Consejo Moral Republicano, conformado por el Poder Ciudadano y el Poder Electoral.

"Estoy aquí para ser instrumento de un colectivo"

En 1999 el presidente Chávez Frías también solicitó poderes especiales para un plan de reformas económicas, que incluía, entre otras cosas, la revisión estructural de Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) y la creación de programas sociales, en los que participaría la Fuerza Armada Nacional –ahora Bolivariana-.

A partir de 2003 nacieron progresivamente las Misiones sociales, en primer lugar las educativas, sanitarias y alimentarias, y progresivamente en otras áreas, y en 2011 fueron creadas las Grandes Misiones de vivienda, agroindustria y seguridad, entre otros.

En contraposición a la tesis sobre la necesidad de reducir el gasto social, la realidad económica de la última década sirve para demostrar que la inversión social ha permitido reducir los hogares pobres, que para el primer semestre de 1999 representaban 42,8% de la población, mientras que 16,6% de los venezolanos vivía en pobreza extrema (cifras del INE).

Para 2011, los hogares pobres, medidos por ingreso, se habían reducido a 26,7% mientras que en pobreza extrema se ubicó en 7%.

Esos datos dan cuenta del cumplimiento de las Metas del Milenio, que fueron propuestas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en septiembre de 2000, y que deben ser cumplidas por los países miembro antes de 2015.

Además de la reducción de la pobreza y el hambre, la ONU propuso lograr la enseñanza primera universal y para 2009 Venezuela ya había logrado 85% del 100% que se debía completar para la fecha límite.

Asimismo, el Ministerio de Ambiente informó que en 2009 se había logrado que 90% de la población venezolana tuviera acceso al agua potable.

La proclama que lanzó recientemente el Presidente en la que afirma que "Chávez somos todos" es la misma que aseveró el 2 de febrero de 1999 al decir: "Estoy aquí para ser instrumento de un colectivo", y sus acciones anunciadas hace 14 años tienen hoy el nombre de los programas sociales y la necesidad de continuar en crecimiento.

Para el período 2013-2019, el Jefe de Estado convocó nuevamente al Poder Constituyente del pueblo y una vez más fue criticado por algunos sectores que se oponen –y se opusieron- al llamado de 1999.

Sin embargo, y siguiendo el mismo ejemplo de aquel 2 de febrero, la población venezolana construyó las ciudades de debate en distintas plazas del país, para discutir el programa de la patria y sus cinco objetivos históricos.

El discurso consecuente del Jefe de Estado lo llevó a decir ante el parlamento en 1999 que lo que ocurrió en Venezuela con su victoria en las urnas no tenía otro nombre sino "Revolución".

Y agregó, así como lo hizo el pasado 8 de diciembre, cuando anunció que iría a Cuba a una intervención quirúrgica, y como ha dicho a través de sus múltiples mensajes estas semanas: "Unidad, unidad, unidad, esa tiene que ser nuestra divisa. Que Dios nos acompañe, no solamente al presidente Chávez sino que Dios acompañe a todo el pueblo de Venezuela en este momento estelar que estamos viviendo, en este momento de resurrección. Un abrazo solidario, un abrazo bolivariano. Y vamos, pues, por los caminos; vacilar es perdernos".