lunes, 17 de diciembre de 2012

DISCURSO DEL EMBAJADOR DE CUBA EN EL SALVADOR


EN EL ACTO DE SOLIDARIDAD CON VENEZUELA Y EL PRESIDENTE CHÁVEZ, EN OCASIÓN DEL BICENTENARIO DE LA CARTA DE CARTAGENA

Plaza Shafick Hándal, San Salvador, 15 de diciembre de 2012

Querida Nora, Embajadora de Venezuela en El Salvador
Queridos hermanos salvadoreños y latinoamericanos todos que nos reunimos hoy, aquí, en El Salvador, en ocasión del Bicentenario de la Carta de Cartagena
Estoy aquí como ciudadano de Nuestra América, cumpliendo el llamado que nos hizo el Presidente Hugo Chávez, cuando ante los quebrantos de salud que le impedían seguir capitaneando en este momento la batalla por la segunda y definitiva independencia de nuestros pueblos, reclamó, con pasión tan bolivariana como martiana, que nos uniéramos.
“¡Unidad, unidad y más unidad!”, dijo el Presidente-Comandante a los venezolanos, pero también, a todos los latinoamericanos y caribeños. Los cubanos, que conocemos como pocos el valor de la unidad, porque así nos lo inculcaron Martí, el Che y Fidel, estamos siempre entre los primeros en responder a su llamado, y unirnos no solo al querido pueblo de Venezuela, sino a todos los pueblos de Nuestra América y del mundo para defender la época de cambios que nos ganamos en épica lucha.
Hace más de cincuenta años y a solo 23 días del triunfo del 1 de enero de 1959, Fidel se presentó en la inmensa Plaza del Silencio de Caracas y ante más de un millón de personas dijo, sin temor, que los venezolanos y los cubanos éramos hermanos gemelos en la desgracia y en el dolor, pero también que estábamos hermanados en la hazaña de la liberación definitiva de nuestros pueblos.
Aquella inmensa multitud solidaria reconocía en el Jefe de la revolución cubana a un pueblo noble y heroico y a una idea justa, que mostraban que las naciones de América ya estaban demasiado despiertas, en guardia, y no podían ser engañadas de nuevo.
“Estos pueblos, subrayaba Fidel, han adquirido una conciencia demasiado grande de su destino para que vayan a resignarse otra vez al sometimiento y a la abyección miserable en que hemos estado viviendo…”.
Han pasado ya casi 54 años, y como él dijera entonces, los pueblos de América saben que su fuerza interna está en la unidad y que su fuerza continental también depende de ella.
“Estos pueblos de América saben que si no quieren ser víctimas de nuevo de la tiranía, si no quieren ser víctimas de nuevo de las agresiones, hay que unirse cada vez más, hay que estrechar cada vez más los lazos de pueblo a pueblo...” (y dentro de los pueblos).
En ese formidable Manifiesto de Cartagena, cuyo bicentenario recordamos hoy, Bolívar señaló a la desunión como una de las principales causas de la caída de la Primera República. En aquella Caracas de 1959, Fidel hacía a venezolanos y cubanos similares cuestionamientos, como si se adelantara a los acontecimientos que viviríamos después:
“¿Hasta cuándo vamos a permanecer en el letargo? ¿Hasta cuándo vamos a ser piezas indefensas de un continente a quien su libertador lo concibió como algo más digno, más grande? ¿Hasta cuándo los latinoamericanos vamos a estar viviendo en esta atmósfera mezquina y ridícula? ¿Hasta cuándo vamos a permanecer divididos? ¿Hasta cuándo vamos a ser víctimas de intereses poderosos que se ensañan con cada uno de nuestros pueblos? ¿Cuándo vamos a lanzar la gran consigna de unión? Se lanza la consigna de unidad dentro de las naciones, ¿por qué no se lanza también la consigna de unidad de las naciones?
Y como si de verdad viajara al futuro para regresar a contárnoslo, Fidel expresó a continuación un sueño que requirió 44 años para convertirse en realidad: “…ojalá que el destino de Venezuela y el destino de Cuba y el destino de todos los pueblos de América sea un solo destino, ¡porque basta ya de levantarle estatuas a Simón Bolívar con olvido de sus ideas, lo que hay que hacer es cumplir con las ideas de Bolívar!”
Ese día ya llegó, hermanos. Ese día llegó el 14 de diciembre de 2004, hace justo ocho años, cuando dos libertadores: Chávez y Fidel, fundaron en La Habana la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América, ALBA.
¡ALBA, también de amanecer! Un propósito histórico y por tanto, radical, que desafió al monroísmo con el bolivarianismo. Una construcción propia y original, sin modelos previos, “creación heroica, ni calco ni copia”, como diría el gran peruano José Carlos Mariátegui. Sostenido por las inmensas potencialidades de nuestros pueblos y naciones, por tanto endógeno e independiente para producir en el ámbito de la economía, de nuestros recursos y producciones, la independencia que todavía nos debemos, y que debe ser destinada a generar más justicia, solidaridad y equidad no solo entre personas, sino en las relaciones económicas y comerciales compensadas que podemos construir para beneficio común y no de unos pocos.
El ALBA es un proyecto que en tanto único, es a la vez humanista, universal, común y diverso como lo son nuestras expresiones culturales. Un plan que no impone, sino propone, que planea y no sorprende, que enamora y no asusta. Por todo ello, porque se afina en un ideal profundamente liberador, es, a la vez, un orgulloso disidente y subversivo del actual orden mundial.
El parto del ALBA, en aquel diciembre, fue la gran clarinada para nuestros pueblos. Juntos fuimos todos entonces a la gran batalla contra el ALCA en Mar del Plata y de allí, no paramos más. A los fundadores se unieron más países del sur, de Centroamérica y del Caribe. El razonamiento de Fidel, en la Plaza del Silencio, el 23 de enero de 1959, una vez más cobró vigencia:
“Si la unidad dentro de las naciones es fructífera y es la que permite a los pueblos defender su derecho, ¿por qué no ha de ser más fructífera todavía la unidad de naciones que tenemos los mismos sentimientos, los mismos intereses, la misma raza, el mismo idioma, la misma sensibilidad y la misma aspiración humana?
“Cuando todos estamos pensando igual, cuando todos estamos sufriendo igual, cuando todos estamos aspirando a lo mismo, cuando no nos diferenciamos en nada, cuando somos absolutamente iguales, ¿no parece sencillamente absurdo que unos se llamen cubanos y otros se llamen venezolanos y parezcamos extranjeros unos ante otros, nosotros que somos hermanos, nosotros que nos entendemos bien?
“¿Y quiénes deben ser los propugnadores de esa idea? –preguntaba Fidel insistiendo en el concepto bolivariano de la unidad-. Los venezolanos, porque los venezolanos la lanzaron al continente americano, porque Bolívar es hijo de Venezuela y Bolívar es el padre de la idea de la unión de los pueblos de América”.
Por eso, añadía, con palabras que hoy hacemos nuestras: “Venezuela es el país más rico de América, Venezuela tiene un pueblo formidable, Venezuela tiene dirigentes formidables, tanto civiles como militares; Venezuela es la patria de El Libertador, donde se concibió la idea de la unión de los pueblos de América. Luego, Venezuela debe ser el país líder de la unión de los pueblos de América; los cubanos los respaldamos, los cubanos respaldamos a nuestros hermanos de Venezuela”.
Y añado ahora: los cubanos respaldamos a su Presidente, al compañero Hugo Rafael Chávez Frías, a quien nuestro Presidente Raúl Castro Ruz dedicó ayer emocionadas palabras, con la seguridad de que saldrá fortalecido de esta nueva prueba para celebrar juntos la victoria en las elecciones regionales de mañana 16 de diciembre y en las batallas que nos depare el futuro.
Como Fidel lo estuvo hace más de medio siglo, hoy también nosotros estamos seguros que no hay quien se atreva a intentar arrebatarle los derechos al pueblo de Venezuela. Y si lo intentan ese pueblo y los pueblos de América los vencerán.
Somos tan bolivarianos como martianos, porque sin Simón Bolívar no habría existido un José Martí. “No es entonces mera retórica nuestra bolivarianidad”, diría Chávez. “¡Tenemos Patria!”, proclamó él también. Y no solo la chica donde nacimos, la Isla rebelde o este paisito volcánico. ¡Tenemos, al fin, a Nuestra Madre América!
Entonces salvadoreños y latinoamericanos que me escuchan, convoquemos al Apóstol Martí, que preveía todos los peligros, tanto como nos anunciaba la senda del triunfo: “¡Los árboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante de las siete leguas! Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes!”
Desde el Pulgarcito de América, con su pueblo sencillo y su historia gigante, los cubanos le decimos al Presidente Chávez que viviremos y venceremos.
¡Hasta la victoria, siempre!
Pedro Pablo Prada,
Embajador

Demandan a Calderón en La Haya

Internet

CIUDAD DE MEXICO, 17 (ANSA)- El ex dirigente nacional del oficialista PRI, Humberto Moreira, ex gobernador de Coahuila, denunció ante la Corte Penal Internacional de La Haya al ex mandatario de México, Felipe Calderón, del PAN, por los al menos 100.000 muertos que provocó el combate militar contra las bandas del narcotráfico durante su gobierno, se informó hoy.

    Moreira, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), confió que la Corte Penal Internacional "castigará" a Felipe Calderón, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), y lo "va encarcelar algún día".

    La denuncia de Moreira se sumó a un expediente que analiza la Corte Penal Internacional desde marzo último, cuando un grupo de 23.000 mexicanos presentaron una denuncia en contra de Calderón por presuntos "crímenes de guerra y de lesa humanidad", por los miles de asesinatos que provocó la estrategia militar contra los narcotraficantes.

    "Estoy seguro que (Calderón) no conocerá el cielo, porque está condenado a no ir allí", declaró Moreira, cuyo hijo fue asesinado un par de meses atrás por bandas del crimen en colusión con policías de Coahuila, frontera de México con Estados Unidos.

    El ex dirigente nacional del PRI calificó de "desgraciado" a Calderón, por cargar "en sus espaldas más de 100.000 muertos" y avisó que en enero abandonará México para estudiar inglés y francés y realizar una maestría en educación.

    Humberto Moreira también consideró que Felipe Calderón es el "principal ratero que ha tenido México".

    En marzo pasado la Corte Penal Internacional dio entrada a una demanda interpuesta por 23.000 mexicanos contra Felipe Calderón por "crímenes de guerra y lesa humanidad".

XHE-MI/DFG
17/12/2012 19:00 


EE.UU-CUBA: UN OBSTACULO PARA CADA SOLUCIÓN

Jorge Gómez Barata
Cuando exista voluntad política para avanzar en la solución del diferendo entre Estados Unidos y Cuba las soluciones prevalecerán sobre los obstáculos y no será como hasta ahora: siempre que asoma una posibilidad aparece una impedimenta.
Primero fueron los fusilamientos de los esbirros de la tiranía batistiana, luego la reforma agraria y las propiedades confiscadas, más tarde la alianza con la Unión Soviética y seguidamente la presencia de tropas cubanas en África. Cuando con la salida de las tropas cubanas de Angola y el colapso soviético los obstáculos parecían removidos, Warren Christopher Secretario de Estado de William Clinton, sacó una carta de la manga: “Mientras Fidel Castro permanezca en el poder es muy difícil prever relaciones normales…”
Tal vez cansado de tantos pretextos Fidel Castro subió la parada y colocó a la administración norteamericana ante sus inconsecuencias. El 25 de febrero de 1992 en entrevista con Dianne Sawyer de la cadena ABC dio la más inesperada de las respuestas:
“Si el precio del bloqueo (fuera) yo, seria sencillísimo…” Contra todo lo preconcebido, Fidel se mostró abierto a negociar su salida del poder si Estados Unidos ponía fin al bloqueo aunque dejó sentado que: “Una decisión de esa naturaleza tendría que ser tomada por la alta dirigencia revolucionaria"…Bill Clinton y Warren Christopher se quedaron sin respuesta y el problema sin solución.
Hoy son muchos los que atendiendo al perfil de su discurso especulan con que en la segunda administración, sin Hillary Clinton y sin compromisos con la ralea de contrarrevolucionaria de Miami, Barack Obama pudiera retomar las ideas de los primeros días de su administración y dar pasos al encuentro de las ofertas de Cuba para negociar, relajar las tensiones y avanzar un tramo en la solución del diferendo con Cuba.
Para no variar, nuevamente ha surgido un obstáculo: Alan Gross, un  norteamericano sorprendido mientras por encargo de la USAID realizaba actividades prohibidas por las leyes cubanas por las cuales fue juzgado y condenado y cuya liberación Cuba se ha declarado dispuesta a considerar si los norteamericanos se avinieran a hacer lo mismo respecto a los cinco antiterroristas cubanos condenados en Estados Unidos.
De ese modo pudiera obrarse el milagro de convertir el aparente  obstáculo en un factor positivo. Basta con decir: ¡Hagámoslo! y por el mismo camino que unos hombres toman para regresar al seno familiar, dos estados se encaminan a la mesa donde las diferencias se negocian y las tensiones se relajan.  Hagámoslo es la palabra. Allá nos vemos.
La Habana, 17 de diciembre de 2012

Salvadoreños se solidarizan por la liberación de los 5 cubanos


Miembros de la Coordinadora Salvadoreña de Solidaridad con Cuba, protestan frente a la Embajada de Estados Unidos, por la liberación de los 5 antiterroristas cubanos presos en aquella nación.

Alma Vilches
Redacción Diario Co Latino


Con pancartas y afiches de los 5 cubanos detenidos en Estados Unidos, miembros de la Coordinadora Salvadoreña de Solidaridad por Cuba, exigieron frente a la Embajada de EE.UU la pronta liberación.

Raúl Martínez, Presidente de la Coordinadora Salvadoreña de Solidaridad por Cuba, dijo que la actividad se enmarca en la cercanía de las festividades de Navidad y Año Nuevo, con el propósito de que los 5 cubanos compartan esas fechas tan importantes con sus familias.

“Presidente Obama, en nombre de la Navidad exigimos la libertad para los 5 cubanos, el mundo le está diciendo que no queremos más Navidad sin los 5, al parecer no escucha el posicionamiento del pueblo salvadoreño, esta movilización se va a redoblar”, sostuvo Martínez.

Según los representantes de la Coordinadora Salvadoreña de Solidaridad por Cuba apelan a la humanidad del Presidente Estadounidense, ya que en los últimos días se le ha visto llorar por las familias norteamericanas, pero también existen otras tantas que no pasarán unidas por las injusticias cometidas con los 5 cubanos.

Irma Angélica Najarro, representante de la Coordinadora, manifestó que con una sola firma del Presidente Obama se puede rectificar las injusticias con las familias de los 5 cubanos.

“Señor Obama, la Constitución de su país le confiere potestades amplias y suficientes para rectificar esta injusticia, de una firma suya depende la liberación, por eso apelamos a su espíritu cristiano de la Navidad y de humanidad”, expresó Najarro.

Entre las peticiones para los 5 cubanos está que se les otorgue la visa y permisos correspondientes a las esposas de Gerardo y René, para que puedan visitarles en los próximos días, en el afán de la unidad familiar.

A la vez, exigieron la extradición de Luis Posada Carriles hacia Venezuela, para su pronto juzgamiento; asimismo, pidieron no más agresiones e injerencia, ni más acciones terroristas y desestabilizadoras del gobierno estadounidense contra Cuba.

Renunció ministro de justicia chileno por escándalo de corrupción


El ministro de Justicia de Chile presentó su renuncia por supuesto caso de corrupción. (Foto: archivo)
teleSUR-Telam-AVN/ml-YIB  -   Lunes 17 de Diciembre de 2012, 04:09 pm
La renuncia se produjo este lunes, luego de cuestionamientos de diversos sectores políticos y sociales , sobre el desempeño que tuvo el titular de la cartera de Justicia frente de la Universidad Autónoma de Chile. Los estudiantes consideran que esta acción no es suficiente, ni soluciona el problema de fondo
El ministro de Justicia chileno, Teodoro Ribera, presentó este lunes su renuncia, tras ser investigado judicialmente por sus actuaciones como accionista de centros de educación superior, a las que el Estado otorga fondos.
"He sido víctima de acusaciones tendenciosas, basadas en hechos inconexos, sin fundamentos o falsos, que buscaron asociarme injustamente a hechos reprochables", dijo el funcionario en La Moneda, sede del Gobierno chileno.
En 2011, Ribera contrató como asesor de la guardia de prisiones (Gendarmería) al entonces presidente de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), Luis Eugenio Díaz, mientras se evaluaba la certificación de calidad del Instituto Profesional de Ciencias y Artes, del cual el ex titular de justicia es accionista.
El diario local La Tercera reseñó que en las últimas semanas, la justicia chilena reveló una decena de correos electrónicos en los que Eugenio Díaz pedía favores a Ribera unos meses antes de la acreditación de la Universidad Autónoma de Chile, casa de estudios de la que el exministro es socio.
Estudiantes consideran la renuncia insuficiente
El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Andrés Fielbaum, consideró que "más que sigan cayendo cabezas nos interesa que se ataque el problema de fondo".
“Lamentablemente el país tiene un ministro de Educación que aún no se ha hecho cargo de la problemática”, dijo el dirigente estudiantil.
Según Fielbaum, el titular de educación, Harald Beyer, debe dejar de mirar a un lado, pues este año recibió muchas denuncias sobre el tema del lucro y sigue pensando que es un caso puntual.
El dirigente estudiantil también criticó al jefe de la División de Educación Superior de esa cartera, Juan José Ugarte, quien según dijo, no asistió a cerca del 70 por ciento de las sesiones de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA)
El ahora exministro dijo adiós al cargo por sus vínculos con el exdirectivo de la CNA Eugenio Díaz, quien guarda prisión preventiva por delitos de corrupción.
Según la fiscalía, durante el período 2009-2011, el exfuncionario de la CNA recibió alrededor de 300 millones de pesos (unos 620 mil dólares) por concepto de pagos de asesorías realizadas a cinco universidades que buscaban el visto bueno del Ministerio de Educación para poder funcionar.

“El 90% de la deuda del país es herencia de ARENA”: Banco Central de Reserva

Transparencia Activa - Daniel Trujillo el 17/12/2012
Las presidencias de ARENA de Francisco Flores y de Antonio Saca aumentaron la deuda en $6,354.5 millones.
El presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Carlos Acevedo, aseguró que el 90 por ciento de la deuda del país se obtuvo durante las administraciones gubernamentales del partido ARENA.
“El 90% de la deuda del país es herencia de ARENA. De cada $100 que el país debe ahora, $90 lo recibió de los Gobiernos anteriores”, afirmó Acevedo durante la presentación del informe
La reacción del funcionario surge luego que el partido de oposición y la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) criticaran el nivel de endeudamiento del país, que actualmente asciende a $12,500 millones, según estadísticas del portal de Transparencia Fiscal, del Ministerio de Hacienda.
La ANEP afirmó que para el país al final del año la deuda del país representaría el 71% del Producto Interno Bruto (PIB), pero, información del Gobierno indica que hasta octubre es del 52.4%.
Hacienda detalló en 2011 el comportamiento de la deuda salvadoreña durante los últimos 20 años. Cuando Alfredo Cristiani fungió en la Presidencia de la República (1989-1994) recibió una deuda de $1,063.65 millones; al finalizar su mandato ascendió a $2,780.80 millones.
Luego, sus sucesores: Armando Calderón, Francisco Flores y Antonio Saca elevaron la deuda hasta $9,861.50 millones.
Las estadísticas del Ministerio de Hacienda indican que los gobernantes que más endeudaron al país fueron Flores y Saca, elevándola conjuntamente en  $6,354.5 millones.
En la administración del Presidente Mauricio Funes, la variación de la deuda desde el último Gobierno de ARENA es de $2,638.50 millones, menor que las dejadas por los dos exmandatarios antes mencionados.
El presidente del BCR aseguró que es bueno que el principal partido de oposición, porque reconoce al alto nivel de endeudamiento, pero señaló que ahora se “rasguen las vestiduras” cuando ellos posibilitaron eso.

Tarea escolar de Navidad para Carromero, Rajoy y la reacción europea

PEDRO HERNÁNDEZ SOTO  -  LA HABANA 17 DIC 2012

Ángel Carromero Barrios
Si no sabes no te metas, dice un proverbio efik que ilustra una de las paredes de El Callejón de Hamel, vía pública convertida en mural, emporio de cultura y recreación que dirige y anima mi amigo el babalao y artista Salvador González, en Centro Habana.
Si Ángel Francisco Carromero Barrios, descalificado subvertidor, le hubiese conocido y creído con anterioridad no habría cometido error tan grande.
Para algunos el caso ha terminado pues el pasado viernes 14 de diciembre nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores difundió una Nota Oficial que informa sobre la decisión del Gobierno de Cuba de acceder a la petición del Gobierno de España, en cuanto a autorizar el traslado del convicto a ese país, para que allí cumpla la sanción impuesta por el Tribunal Popular de la provincia Granma en octubre, a cuatro años de prisión, por conducta imprudente y responsabilidad dolosa en el accidente que costó la vida a los ciudadanos cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero.
La historia de Carromero en Cuba fue corta y quizá risible si no fuese por lo atentatoria contra el pueblo cubano. Él y su escudero, el joven político sueco Jens Aron Modig, mintieron al entrar a Cuba al afirmar ser turistas y ocultar sus verdaderos fines de asesores y correos -algo así como dos corre-ve-y-dile-, de una facción de la derecha europea hacia uno de sus conjurados más aupados.
Recordemos que Payá había recibido todo el apoyo de los partidos europeos de tales tendencias, elevado por una fuerte y sistemática presencia en los medios de difusión y beneficiado en 2002, con el Premio Sajarov y la jugosa regalía correspondiente.
A ello llegó a lo largo de una “arriesgada” lucha desde 1980, atrincherado tras los sobres “premiados” enviados desde Europa, tal cual el entregado por los “mensajeros de la prosperidad”, en el fatal octubre pasado, antes de perder la vida.
Lo cierto es que Modig desde el principio de su detención, se hizo el sueco  sobre el accidente y dijo que no había visto nada pues estaba dormido en ese preciso momento. “Libró” de responsabilidades en el suceso, las autoridades cubanas no le pidieron cuentas por el delito de apoyo a la sedición, fue liberado a los dos o tres días y salió para Europa como “perro que tumbó la lata”.
Acá se quedó el pichón de los impopulares gobernantes españoles, sujeto a juicio no por sus trajines subversivos sino por su irresponsabilidad homicida,  y ansiosamente esperado  por el presidente Mariano Rajoy y sus acólitos del Partido Popular (P.P.), que maniobraban para lograr su regreso, y presuntamente lo preferían expulsado de Cuba, muy probablemente para dejarlo en libertad en cuanto llegara a la Madre Patria. ¡De madre, Patria!
Por acá, las cosas se hicieron como se debe, con todo el rigor y transparencia incluso elogiado por las propias autoridades españolas, y naturalmente correspondía, y corresponde, que cumpla su justa sentencia pues hubo dos muertos debido a su probada negligencia. Por cierto que no se nos olvidan las tensiones surgidas entre los dos países por la posición de España contra Cuba, tras el ascenso del P.P.
Y así, transcurrieron unos meses más tras el juicio en esas deliberaciones entre los dos gobiernos, donde Cuba siguió su inveterada costumbre de guardar discreción y España tuvo que hacerlo también obligada por la consecución de sus intereses.
Lo cierto es que, finalmente, Carromero, junto a otro ciudadano español también sancionado por las autoridades cubanas, se beneficiarán del Convenio firmado en 1998 entre la República de Cuba y el Reino de España sobre Ejecución de Sentencias Penales, y están a punto de volar hacia Madrid, para cumplir en territorio español las respectivas penas de cárcel dictadas por los delitos cometidos.
Al parecer, fue una inteligente salida diplomática de ambos países, con apego a la juridicidad.
Solo me queda proponer una tarea escolar doméstica para las vacaciones de Navidad, conveniente para Rajoy, el Partido Popular y Ángel Carromero: Hacer mil líneas con la frase Debo respetar la sabiduría de la antiquísima cultura africana y la unidad del pueblo cubano junto a su Revolución.

Los goles de Messi, un 20% más baratos que los de Ronaldo


Leo Messi levanta los brazos mientras celebra uno de sus goles ante el Betis Jorge Guerrero – AFP
La Vanguardia - Roberto Rodríguez  Barcelona  17/12/12
El argentino es el jugador más rentable de entre los más cotizados del mundo, y cada gol suyo le cuesta al Barça 135.000 euros
La crisis económica que afecta a todos no parece hacerlo tanto en los equipos de fútbol más poderosos del mundo y, por ende, a sus estrellas, a las que han blindado con contratos multimillonarios. La llegada de fortunas procedentes de Rusia y del Golfo Pérsico forjadas en el gas y el petróleo han disparado los sueldos de muchos futbolistas.

Sin embargo, los altos emolumentos de los considerados mejores jugadores del mundo no siempre se corresponden con un gran rendimiento deportivo. Entre los diez jugadores que más cobran no todos juegan al mismo nivel. De esta forma, Leo Messi es el futbolista más rentable por delante de Cristiano Ronaldo, si ponemos en relación lo que cobran de ficha anual con los goles que han logrado cada uno en este 2012 a punto de concluir.

Según ese cálculo, cada gol que ha marcado el crack argentino este año le ha costado al Barça aproximadamente 134.000 euros. Messi, con un sueldo de 10,5 millones de euros, ha logrado un total de 78 goles en lo que va de año para el conjunto azulgrana (90 si sumamos los goles con Argentina, que le han servido para superar el récord de Müller), aunque todavía podría mejorar esta cifra en el partido que queda. Por su parte, cada gol de Cristiano le ha costado al Madrid 172.000 euros en este 2012, al tener un sueldo de diez millones de euros y haber marcado 58 tantos este curso.

Si atendemos al Top Ten de los mejor pagados, el sueco Zlatan Ibrahimovic sería el tercero más rentable, tras Messi y Cristiano Ronaldo, si se tienen en cuenta los goles marcados en este año natural. Entre el Milan y el PSG el delantero marcó un total de cuarenta goles, mientras que su sueldo es de 14,5 millones de euros, lo que hace que cada gol suyo haya costado unos 362.000 euros.

Rooney, con un sueldo de 13,8 millones de euros recibe algo más de medio millón del Manchester United por cada gol (27 este año). El quinto de la lista es Agüero (12,5 millones) a quien el City le ha pagado 543.000 euros por cada tanto, mientras que el sexto, no muy alejado del argentino, es Fernando Torres, autor de 19 tantos en un año en el que su sueldo ha ascendido a los 10,8 millones.

En este Top Ten son Samuel Eto’o con un sueldo de 20 millones de euros y Toure Yaya los que peor parados salen al haber marcado solamente 20 goles el camerunés y 20 el de Costa de Marfil. El Anhzi ha pagado un millón de euros por cada gol del camerunés, mientras que el City 1,3 por cada tanto del ex del Barça.
Resulta evidente, sin embargo, que el sueldo de un jugador no se define solamente por los goles que logra, puesto que en el plano futbolístico influyen otras muchas variables. Igualmente sucede en el plano financiero, pues lo que en un principio puede parecer un coste elevado, para muchos clubes son inversiones que pueden convertir en beneficios a través de marketing, merchandising u otros intangibles en varios años.

Ecuador financiará viviendas en zonas de Cuba afectadas por Sandy


Canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, oficializó el anuncio de cooperación (Foto: El Comercio)
teleSUR-PL-AFP-Granma/MARL - 17 Dic  2012                                                               
El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, expresó que su Gobierno y su pueblo "ofrecerán una mano amiga a Cuba", porque se la merece, luego de recorrer tres asentamientos habitacionales en Santiago, localidad gravemente afectada por el huracán Sandy en octubre.
El Gobierno de Ecuador anunció su plan de financiar la construcción de al menos mil viviendas en la región de Santiago de Cuba, donde el huracán Sandy provocó alrededor de 17 mil derrumbes totales de casas y afectaciones en otras 171 mil hogares, en el marco del octavo aniversario de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).
El canciller Ricardo Patiño expresó que “el gobierno de Ecuador y su pueblo, ofrecerán una mano amiga a Cuba, que se la merece”, luego de recorrer tres asentamientos habitacionales en esa ciudad, al sur del país, azotada por Sandy el pasado 25 de octubre.
El diplomático resaltó que, a pesar de ser un pequeño país con pocas posibilidades económicas, “Ecuador posee un corazón muy grande y una gran disposición de ofrecer la mano amiga a Cuba”.
Durante el recorrido, Patiño y un grupo de expertos evaluaron las condiciones del lugar, para determinar qué se necesita para la ejecución de viviendas, destacando aspectos como las tecnologías a emplear, suministro de materiales, redes hidráulicas, eléctricas, de comunicación y viales, entre otros.
"Como una muestra más de la integración, estamos aquí los países del ALBA. Esperamos que los estudios concluyan rápido en cada lugar seleccionado, para iniciar la ejecución de las casas de forma inmediata y de la manera más efectiva para nuestros pueblos", enfatizó.
El ecuatoriano arribó este mismo domingo a Santiago, acompañado por el ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda, Pedro Jaramillo; el titular de Finanzas, Patricio Rivera; y el embajador de esa nación en Cuba, Edgar Ponce.
El Canciller viajará este lunes a La Habana, para reunirse con su homólogo Bruno Rodríguez y otros altos funcionarios del Ejecutivo cubano. Durante el encuentro, analizarán la cooperación en lo político, comercial, educativo, biotecnológico y de salud.
Esta visita se desarrolla días después de la que hiciera el presidente Rafael Correa, para visitar a su homólogo y aliado, el presidente venezolano Hugo Chávez. Correa aprovechó la ocasión para conversar con el Mandatario cubano, Raúl Castro.
"Cuba lo merece por todo lo que ha hecho por América Latina (…) y en especial su Revolución, que ha sido el mejor regalo que nos ha dado, además de la ayuda concreta en salud, en el estudio de personas con discapacidad, en la formación de médicos, en la educación, deportes y sectores de la economía", precisó Patiño.

LA ASAMBLEA NACIONAL Y EL TEMA RACIAL

Esteban Morales
UNEAC

El tema llegó  al Parlamento  por PRIMERA VEZ el 20 de noviembre de 2011 cuando la Comisión Aponte, de la UNEAC  presentó ante los delegados de la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional,  el INFORME SOBRE LA PROBLEMÁTICA RACIAL EN CUBA. En  el  debate participaron Abel Prieto, Miguel Barnet, Zuleica Romay,  Mariela Castro,  Ricardo Alarcón y Heriberto Feraudy, entre otros. El de ahora,  ha sido el segundo paso,  fruto  del anterior. Momento que se ha caracterizado por un reforzamiento   para  continuar trabajando sobre el tema con todas las herramientas necesaria para las batallas que hay que llevar adelante.

“Ricardo Alarcón, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, llamó a combatir cualquier acción de discriminación, violatoria de las leyes cubanas, como un principio intrínseco de la Revolución que promueve esencialmente la unidad y la solidaridad.

Su intervención ante la comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología,  en el Palacio de Convenciones, previo al VIII Periodo de Sesiones de la VII Legislatura,”… resumió la urgencia de asumir la Historia como esencia para destruir esos flagelos que persisten hasta nuestros días”.

“El fenómeno, esencialmente cultural, es incompatible con el Socialismo, insistió Alarcón…” quien alabó el trabajo de la Comisión José Antonio Aponte, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), que propició el debate en torno a un mal latente ante el cual es imposible cerrar los ojos.

Sobre el tema “… Abel Prieto Jiménez, ex ministro de Cultura, dijo que no estamos en un momento meramente anecdotario o de catarsis ante las manifestaciones de racismo, sino en un instante crucial para construir juntos un socialismo más justo e inclusivo”.

“No estamos empezando de cero, agregó,… tenemos el legado de Martí, de Juan Gualberto Gómez, están los 46 volúmenes de la colección La fuente viva, de la Fundación Fernando Ortiz, las Revistas Catauro, Temas, La Jiribilla y tantas investigaciones   que se adentran en el asunto desde el punto de vista científico y académico”.

“Se trata de aunar esfuerzos para eliminar esas manifestaciones que de manera instintiva deben rechazar los revolucionarios, y entender que para lograrlo es necesario revisar los textos de historia en busca de aspectos identitarios que hoy no tienen todo el realce que merecen, acotó”.

Miguel Barnert, presidente de la UNEAC,”… profundizó en las carencias en el sistema educacional cubano en torno al legado africano, su mitología y el papel de los negros esclavizados en la esencia misma de la nación.

El destacado intelectual, “… expresó que más allá del Año de los Afrodescendientes, deberíamos hablar de los más de tres siglos de dolor que les debemos a África…” y propuso “…dar seguimiento al tema por un equipo multidisciplinario de investigadores que monitoreen y analicen sistemáticamente el fenómeno discriminatorio”.

Sobre la esencia cultural de los estereotipos y formas de discriminación en Cuba,  “… Zuleika Romay, presidenta del Instituto Cubano del Libro, afirmó que es una realidad similar a la que existe en otros países de América Latina, y lo verdaderamente importante es eliminar la negativa social de que el problema existe", subrayó.

Cualquier iniciativa para enfrentarlo, admitió,”… debe tener en cuenta las profundas raíces que lo originan y su esencia eminentemente cultural, incorporada en el pensamiento de las personas, a veces de manera inconsciente”.

Invitada a la sesión de trabajo Mariela Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual,”… abogó por el enfrentamiento a esa y a todas las formas de discriminación establecidas históricamente por los sistemas dominadores, para justificar y articular sus arbitrariedades, en tanto agradeció que la problemática racial se discuta hoy abiertamente para fortalecer a la sociedad socialista cubana”.

“El racismo, como todas las formas de discriminación, tiene un origen socioeconómico en las relaciones de dominación impuestas por los grupos de poder en las sociedades clasistas…”

“La persona que sufre por problemas raciales también sufre por otras formas de discriminación: por su género, por su orientación sexual, su identidad de género, su estatus económico, lugar de residencia, religión, etnicidad, lengua, entre muchas otras excusas que sobredimensionan algún rasgo de las personas y los grupos sociales para usarlos como recurso de dominación”.

A punto de partida de esta reflexión, se suscitó un debate profundo por parte de legisladoras y legisladores que integran esta Comisión. Lo más interesante del debate fue que tomó como referencia para el análisis la interseccionalidad como relación entre formas múltiples de discriminación y se presentaron ejemplos muy elocuentes de la realidad cubana actual

“Yo retomé las palabras de Fernando Martínez Heredia cuando dice que el socialismo es un proceso de transformación cultural. La práctica de 53 años de Revolución nos está confirmando esta profunda verdad. Si no trabajamos estrategias educativas y de comunicación social permanente, como estamos desarrollando desde hace varios años en temas de orientación sexual e identidad de género en el CENESEX, la sociedad cubana no logrará efectuar los cambios culturales que se propone desde un paradigma emancipatorio, para lograr justicia plena”.

Se comentó la necesidad de establecer una ley contra todas las formas de discriminación que, “…en mi criterio, no debe dejar de particularizar las formas específicas en que se expresan. Aunque más allá de penalizar, debemos realizar un amplio trabajo de diálogo y participación en este complejo proceso de transformaciones de nuestras conciencias”.

No solo por la presentación y discusión sobre la  discriminación en el parlamento de la República de Cuba saldrán soluciones ciertas a estos problemas reales.

Ahora más que nunca el ciudadano en Cuba y el conjunto de la sociedad tienen la ocasión de participar, como a la vez,  de articular estrategias efectivas propias en el orden educativo, cultural, cívico y  donde la persona discriminada o no sea el centro de  la atención ciudadana.

La discriminación en cualquiera de sus manifestaciones es condenable y para que ello no tenga el más mínimo campo de cultivo es necesaria  la  inteligente permanencia  de una novedosa cultura de educación en la comunicación social, cultural y  educativa. El tema no puede dejar de entrar en la  escuela para que pueda pasar a la cultura, a la ciencia,  a la divulgación y su  tratamiento por los medios. De lo contario, el  mecanismo social  que nos tiene que servir de instrumento para la desaparición del racismo  no funcionará.

No es posible que en una sociedad  sobre  bases de construcción de un sistema socialista de producción,   existan  aun vestigios de racismo, los cuales se reflejan a nivel poblacional. La  influencia  del racismo en nuestro país , después del triunfo de la revolución ,  ha disminuido  bastante , pero , aún queda mucho  trabajo político e ideológico por hacer .Pues  no es posible , que en el sector del turismo o en las TRD aun la masa de trabajadores  negros y  mestizos sea tan pequeña , sobre todo en posiciones protagónicas. Por lo cual es fácil apreciar, que de otro modo, existe el peligro de que el racismo vuelva  a instalarse en la  superestructura  de la conciencia social cubana.

Qué bueno que el parlamento de una vez por todas toque este tema, el más importante de todas las  problemáticas de nuestra sociedad cubana, que es el RACISMO,  pues  más allá de crisis económica y sus derivados,  se trata de  un tema que nos pertenece a todos como nación, por tanto,  hay que llevarlo    a la calle, al pueblo, que se conozca a fondo y se debata sin descanso.

Estuvimos mucho tiempo esperando este momento. Pero no  nos  ilusionemos, que son casi  5 siglos, para que hayamos  podido  borrarlos  solo en los últimos 50 años. Aunque  con tropiezos, no sin errores,   pero también con  avances,  por fin estamos   tocando  puertos, que yo al menos, considero  seguros.

Al fin el tema racial se  ha debatido en dos ocasiones  en la Comisión de Educación de nuestro Parlamento. Y esperamos  que el próximo año esté  ya en el Plenario de la Asamblea, Nacional,   ocupando el lugar que le corresponde. Para que sea debatido por todos los diputados  y salgan de ello políticas específicas para trabajar y solucionarlo.

Se trata de un reconocimiento que muchos hemos esperado durante años. Luchando y sin perder nunca las esperanzas. Confiando que la justicia se abre paso, siempre que estemos dispuestos a conseguirla al precio que sea necesario.

No se trataba de una deuda de estos  más de 50 años de revolución, porque ningún otro país de este hemisferio,  ha hecho tanto por los negros y mestizos. Ninguna nación  ha luchado tanto contra la ignorancia, la discriminación  de todo tipo y la desigualdad, hasta   los mismos bordes del igualitarismo.  No obstante,  si es una  deuda con la historia de la formación de la nación, su cultura e identidad.

 Reconocer  explícitamente que el tema existe y debe ser discutido nacionalmente, es  ya un logro que tranquiliza a muchos ciudadanos  y rinde honor a nuestros ancestros, sean del color que sean, porque se trata de  profundizar en  el rescate  de  nuestra identidad nacional y cultural. Sin ese rescate, la patria,  la cultura cubana y  nuestra identidad,  son incompletas. Entonces, no estamos luchando simplemente por teñir  la tierra  que habitamos y  sus instituciones, ni solo  por la igualdad de todos,  sino por  poner definitivamente  en el  alma de todos  los cubanos el  color que les corresponde:   “el color cubano “, como diría nuestro poeta nacional Nicolás Guillen.

Porque no están todos en el lugar que merecen. Especialmente   aquellos que  fueron traídos de África,  contra su voluntad,  arrancados,  abruptamente  trasplantados de sus tierras, sin familia, sin riqueza, sin nombres. Aunque   aquí tuvieron el orgullo de convertirse en cubanos  y  muchos pelearon por esta tierra. Sin odios, ni  rencores, solo con el dolor de no poder sentirse  iguales, ni recibir el fruto de su sacrificio. Porque la esclavitud fue abolida,  pero el dolor de sus heridas  permanece hasta hoy, está aquí  en el corazón de muchos cubanos  de todos los colores.

 Decía un  demagógico slogan republicano: “todos los cubanos somos iguales” forma cínica de ocultar la desigualdad. Mentira inmensa  que nos obstruye el camino para comprender realmente cual es el momento en que se encuentra el proceso de consolidación de  la  nacionalidad,  nuestra cultura e identidad. Dentro de una sociedad, en la  cual, la pobreza fue también masivamente blanca, pero la riqueza nunca fue negra. Además de todas las discriminaciones que por siglos nos agredieron.

Estoy seguro que nuestros  “taitas”  sonríen desde donde quiera que se encuentren. Porque se ha reconocido abiertamente que aún  nos  falta  mucho por avanzar en el camino de la igualdad, la equidad  y contra la discriminación, dentro de  la patria por la que tantos lucharon, murieron y combaten  todavía.

Me parece muy bueno, por no decir oportuno, el tratamiento del tema en la asamblea nacional por la posibilidad de particularizar desde el punto de vista jurídico para que puedan divulgarse, prevenirse y penalizarse, si fuera necesario, la violación de lo establecido en relación con un tema tan sensible. Aunque no  se trate de una batalla legal la que principalmente debemos librar.

A pesar de que en Cuba “el que no tiene de Congo tiene de Carabalí”, persisten (y la grandiosa obra de justicia social de nuestra Revolución no ha podido impedirlo) actitudes y acciones que muestran en algunos ínfulas de superioridad racial.

Todo no se resolverá con leyes. Es necesario, continuar el trabajo concientizador  en todos los ámbitos de nuestra sociedad. Pues lo peor sería silenciarlo y continuar pretendiendo que el racismo y otras formas de discriminación son cosas  del capitalismo. O simplemente del pasado. No, aún están aquí, y no solo como lastres, sino como resultado también de las imperfecciones y disfuncionalidades  de una sociedad, cuyo modelo aún debe ser perfeccionado.

Lamentablemente, el reto más fuerte que enfrentamos con el tema racial, es su desconocimiento, la ignorancia, voluntaria e involuntaria,  la ausencia de conciencia racial de que aun adolecemos todos, para entender que estamos frente a un problema, que no es  simplemente de negros, blancos y  mestizos sino de todos los cubanos. Que estamos ante una  disfuncionalidad social, que nos impide definitivamente  auto reconocernos, asumirnos como  lo que somos, el fruto  de una sociedad “multirracial”, multicolor, que nos está exigiendo  consolidar un proyecto social,  sin el cual la sociedad cubana volverá a caer en las manos de sus ancestrales colonizadores.  Porque en sociedades como la cubana, consolidar el proyecto social de igualdad,  equidad y solidaridad,  es condición ineludible para mantener la independencia y la soberanía política de la patria por la  que tantos lucharon y murieron.

Pero no solo existen aún racistas sino que  en Cuba ello tiene varias manifestaciones. Digamos, como una de esas manifestaciones, están los supuestos capitalinos puros que discriminan al resto de los cubanos que provienen de otras regiones, principalmente a los orientales, o que no tienen en su sangre la “aria” pureza de los habaneros reyoyos. Los  llaman peyorativamente “palestinos” o “sin tierras”, como si estos gentilicios no estuvieran llenos, a su vez, de la gloria que da la lucha por conquistar  los derechos.

Sería absurdo tener  nada en contra de los habaneros. Considero que la mayoría son hospitalarios, justos y tan patriotas como los demás cubanos, pero sí contra aquellos que portan en su conciencia ínfulas que no corresponden a nuestro sistema social y que tanto daño ha  causado.

Gracias por auto admitir que no somos perfectos y por poner sobre el tapete los problemas para enfrentarlos juntos y resolverlos.

Comprendo que la discriminación (de cualquier tipo) es un mal que afecta gravemente la sociedad cubana. Considero que Cuba es una de los países con mayor avance en este sentido, me refiero a que la discriminación se visualiza en menor grado. He visto como mestizos,   negros, blancos, mujeres, homosexuales, religiosos etc., compartimos los mismos derechos y obligaciones sociales.

Pero como cubano  nos  llamó la atención durante muchos años la xenofilia que se respiraba en todo el país, donde un extranjero tenía ciertas facilidades a las cuales el pueblo no podía acceder aunque contara con los recursos necesarios. De igual modo el trato en las instituciones que brindan servicios era diferenciado para un nacional o un extranjero. Era una forma de discriminarnos a nosotros mismos. Estas “barreras” fueron eliminadas,  pero aún  están  en el subconsciente de las personas.

Me parece que algo similar sucede en el resto de las manifestaciones de discriminación.  Desde el triunfo de la Revolución, todos disfrutamos de iguales derechos, deberes y aspiraciones. Solo que en un  grupo de la población todavía quedan esos rezagos heredados y construidos  durante generaciones y años de desigualdad,  patrocinados por el Capitalismo que vivimos hace mucho tiempo y que aún se resiste a desaparecer... Aunque no creo que la discriminación sea un rasgo que caracterice a nuestro pueblo. Aunque con los cambios económicos, tan necesarios, pretenden  retornar, amenazando la igualdad y equidad entre todos los cubanos.

Por otra parte, lo que si no comparto de ningún modo, es que forcemos a que los cargos públicos sean ocupados cada vez más por mujeres, mestizos, religiosos etc. Ese es un rol que debe ganarse con resultados concretos en el área, con experiencia y mucha preparación. Que ocupen los cargos aquellos ciudadanos con las habilidades y conocimientos concretos para desempeñar el papel, sin importar su lengua, orientación sexual, color de piel o cualquier otro aspecto por el cual pueda ser discriminado. Los cargos deben ser ocupados por aquellos que realmente pueden dirigirnos, manteniendo nuestros principios.

Aun y cuando se deben adoptar políticas, no de privilegios a favor de ningún grupo racial, sino  que sirvan para equilibrar las diferencias, antes de que estas tengan que ser evaluadas .Porque los puntos de partida para todos los cubanos no ha sido igual.

Es un proceso paulatino, lo sé, no se puede cambiar la forma de pensar de las personas en tan poco tiempo, pero ya van cinco años desde que en el 2007 se comenzó a tratar más abiertamente el tema.

Deberían  también revisarse  desde los programas de educación  de las escuelas primarias, secundarias y el preuniversitario. Nos debemos despojar de todos los prejuicios que se tienen. La preparación de los maestros en estos temas también debería ser perfeccionada, pues si ellos no conocen y tienen sus mentes llenas de prejuicios, al igual que la familia (claro que hay excepciones), ¿quién educa a los niños y a los adolescentes? ¿Ellos mismos? Puede ser un método, pero si no se tiene el apoyo de los adultos todo es en vano. José Martí quiere (sí, así, en presente) que la ley primera de nuestra república sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre. Entonces tenemos que hacer de esto  no una simple consigna, sino una realidad de una vez y por todas.

Si algo queremos lograr, debemos comenzar desde las edades más tempranas y de seguro que una ley aprobada en el parlamento que reconozca oficial y legítimamente esos derechos ayudaría mucho. Aunque no sería la solución.

Las instituciones  de la sociedad civil  y del gobierno Cubano, sus proyectos, y las políticas que se revelan en Cuba socialista representan un paso adelante crucial en democracia-participativa, ciudadanos  como protagonistas y un reconocimiento esperanzado de la identidad racial positiva.

Sin embargo, cuál no está claro es la relación analítica y por lo tanto las estrategias políticas y de desarrollo entre la discriminación basada en cultura y la discriminación material consiguiente en la educación, el empleo, y la calidad de viviendas. ¿Cómo, por ejemplo, las nuevas políticas económicas reflejarán y enfrentarán diferenciales en los estándares de vivir  con  desigualdades raciales incluyendo diferenciales en remesas? Estas  situaciones  habrán de ser atendidas.

Me parece muy bueno, por no decir solo  oportuno, el tratamiento del tema en la Asamblea Nacional,  por la posibilidad de particularizar desde el punto de vista jurídico para que puedan divulgarse, prevenirse y penalizarse, si fuera necesario, la violación de lo establecido en relación con un tema tan sensible.

En particular, el  color de la piel es una  realidad  imposible de soslayar. Nos marcó a todos. Sobre todo a los que no llegaron buscando fortuna ni privilegios, y más    a los que brindaron su sangre y  sudor, dentro de  los barcos negreros,  en  los cañaverales, las minas,  como  simples sirvientes,  en el cepo y  el anonimato, para   crear una inmensa parte de la riqueza que hoy tenemos. Y por la que  nunca  fueron  reconocidos.

Para felicidad y esperanza de todos, hemos comenzado definitivamente a quitar “la costra del coloniaje “que  afectaba  nuestra   cultura, la nación y su identidad. Ahora si vamos a ser cubanos, como nunca antes  pudimos serlo.

Hay que llenar al país de tarjas, monumentos  y  museos,  de Historia, que  recuerden  absolutamente a todos los que se sacrificaron en la lucha,  por ser un solo pueblo;  para que   los que   nos quieran acompañar en  esa  batalla contra toda forma de discriminación    se sientan reconocidos y felices .

ALGUNAS RECOMENDACIONES

1. La historia cubana escrita, refleja todavía de manera bastante insuficiente el papel desempeñado por negros y mestizos y por la mujer negra en particular, en el proceso de construcción de la Nación y su cultura. Lo cual afecta a la identidad Cultural y nacional, vistas como un todo.

LO  QJE  LLEVA IMPLICITO UNA MODIFICACION IMPORTANTE EN LA ENSEÑAN, TANTO EN LOS TEXTOS COMO EN SU METODOLOGIA DE TRASMISION.

2. Las manifestaciones de racismo, que se expresan como fenómenos de exclusión del negro y del mestizo, sobre todo de los primeros, en algunos espacios sociales y económicos, fenómeno que debe ser combatido aún de manera más abierta, multilateral y sistemática.

LO CUAL LLEVA IMPLICITO UN FUERTE TRABAJO CON LOS ORGANISMOS DE LA ADMINISTRACION CENTRAL DEL ESTADO. 

3. La insuficiencia cultural e ignorancia presentes en no pocas personas, que soslayan el tema racial, niegan su existencia, asumen ante el mismo las más disímiles actitudes, o simplemente consideran que se trata de algo sobre lo cual no vale la pena hablar.

LO CUAL LLEVA IMPLICITO UN FUERTE TRABAJO CULTURAL Y DE DIVULGACION.

4. La nueva economía, emergida en Cuba durante el denominado «Periodo Especial», como resultado del conjunto de medidas dirigidas a superar la crisis económica, apoyándose en el surgimiento de la propiedad mixta de las corporaciones, el turismo y el acercamiento a la llamada economía de mercado, es aún muy excluyente, en cuanto a la presencia de negros y mestizos en posiciones protagónicas dentro de ella. Especialmente en las actividades cercanas al turista y en las posiciones de dirección.

HAY QUE TRATAR POR TODOS LOS MEDIOS DE LOGRAR EQUILIBRAR LA PRESENCIA DEL NEGRO Y DEL MESTIZO EN LA NUEVA ECONOMIA.

5. Los principios trazados por la Dirección del País, para lograr la existencia de un equilibrio racial en la política de cuadros, establecidos desde 1985, todavía no se cumplen. La limitada presencia de cuadros de dirección, negros sobre todo, y mestizos, en las estructuras de dirección del Estado y de las empresas, en particular dentro de las corporaciones y el turismo, es preocupante. Lo cual contradice los altos niveles educacionales alcanzados por esos grupos raciales.

HAY QUE HACER CUMPLIR ESTOS PRINCIPIOS QUE YA FUERON TRAZADOS HACE TIEMPO, PERO QUE NO SE TOMAN EN CUENTA.

6. La educación cubana, por su parte, aún no ha asumido la problemática del color de la piel, como parte de la formación científica, cultural e histórico política, de un estudiantado, que todavía debe enfrentar dentro de la realidad social actual, la existencia de los estereotipos negativos sobre los negros y  los «no blancos» en general; los prejuicios raciales, la discriminación y el racismo. Por lo que respecto al tema de la racialidad, existe aún en Cuba una profunda dicotomía entre escuela y realidad social, que afecta el desarrollo cultural y político de la juventud principalmente.

SE DEBE LOGRAR ARTICULAR   LA PRESENCIA DEL COLOR EN LA EDUCACION, LA CIENCIA Y LOSMEDIOS INFORMATIVOS NACIONALES. DE MODO QUE SE GENERE EL MECANISMO DE SU RETRO ALIMENTACION.

7. Negros, blancos y mestizos, no se sientan en las aulas a recibir contenidos que los asuma a todos de manera igualitaria, coherente y equilibrada, como miembros de una sociedad un étnica y multicolor.

8. El color de la piel, no aparece abiertamente asumido como una variable de consideración directa dentro de la política social. Esta última, actualmente, aunque ataca de manera más específica y directa la pobreza, la injusticia social, la inequidad y practica «discretamente» la llamada Acción Afirmativa, todavía no llega a la esencia de las diferencias, que engendradas a partir de los distintos puntos de partida históricos, subsisten entre los grupos raciales que integran la población cubana actual: blancos, negros y mestizos.

9. Las ciencias sociales y humanísticas, en particular, dentro de la educación superior, aún no asumen de manera suficiente el tema racial como algo de vital estudio e investigación, para la más profunda comprensión de la sociedad cubana actual y  el insoslayable abordaje de su perfeccionamiento. Por lo cual, la docencia e investigación que aún se desarrollan en nuestras escuelas y facultades universitarias, son insuficientes desde la perspectiva planteada.

10. El discurso público, por medio del cual se ataca la discriminación, todavía no es suficientemente divulgado, presenta también ciertas aristas que deben ser ampliadas. Aunque, a pesar de ello, sus formulaciones, ya encierran de por sí un basamento ético importante para debatir sobre la cuestión racial.

11. Una parte considerable de nuestra intelectualidad, ni siquiera menciona el tema racial, no tomándolo en cuenta como un problema a resolver. Por lo que es posible afirmar que existen diferencias importantes, incluso entre nuestros intelectuales, en cuanto a cuál es el momento específico del proceso de consolidación de la nación cubana y su cultura en que nos encontramos.

12. Nuestras estadísticas económicas y sociales, prácticamente ignoran hasta hoy el «color de la piel», con el consecuente posible cuestionamiento científico a la validez de sus conclusiones, al excluir del análisis una variable fundamental para la caracterización de la población cubana, así ¿ Lo Cuál es la razón o razones, de  las múltiples ocasiones en  se produzca la pérdida de oportunidades que ello significa, al no reflejar la verdadera obra social de la Revolución.

ESTO NO SE VAA LOGRAR SI NUESTRAS ESTADISTICAS NO CRUZAN LA VARIABLE COLOR DE LA PIIEL CON EL RESTO DE LAS VARIABLES SOCIOECONOMICAS,  CULTURALES Y POLITICAS.NO BASTA CON DECIR QUE HAY UN PORCIENTO DE DESEMPLEO, HACE FALTA DECIR QUE COLOR TIENE, DONDE GEOGRAFICAMENTE ESTA UBICADO, PARA VERLO EN PERSONAS FISICAS-CONCRETAS.

Un ejemplo de esa ausencia es posible verlo en varios informes rendidos por Cuba en los años más recientes: «Investigación sobre desarrollo humano y equidad en Cuba, 1999», CIEM-PNUD, La Habana, 2000; «Perfil estadístico de la mujer cubana en el umbral del siglo XXI», ONE, La Habana, 1999; «Cuba: 10 años después de la conferencia sobre la población y el desarrollo», CEPDE-ONE-UNFPA, La Habana, 2005; «Cuba: objetivos de desarrollo del milenio», Segundo informe, INIE, La Habana, julio de 2005. En ellos se constata el gran avance logrado por Cuba en todos los órdenes, pero al no considerar el color de la piel, se pierde la oportunidad de presentar la obra de la Revolución en aquellos sectores y grupos poblacionales, donde la pobreza es mayor. Además de que es posible cuestionarse su validez científica, a partir de que no consideran un atributo fundamental de la población cubana, como lo es el «color de la piel».