sábado, 24 de noviembre de 2012

EN EL CENTENARIO DE NELA MARTÍNEZ

Por Pedro Martínez Pírez

Este sábado 24 de noviembre se cumplen cien años del nacimiento en la provincia ecuatoriana de Cañar de una revolucionaria ejemplar, Nela Martínez Espinosa, quien fue en 1944  la protagonista principal en la toma del Palacio de Gobierno y el derrocamiento del régimen de Carlos Alberto Arroyo del Río.

La Asamblea Nacional del Ecuador resolvió nombrar al hemiciclo del Pleno de la Sede Legislativa Salón Plenario “Nela Martínez Espinosa”, en reconocimiento a tan ilustre mujer en la historia de esa nación andina, porque además fue ella la primera mujer asambleísta al Congreso Constituyente de 1945.

A Nela Martínez, creadora de la primera organización femenina de Ecuador, los cubanos le agradeceremos siempre haber guardado durante más de quince años la bandera de Cuba, que ella conservó con respeto y amor desde la ruptura de relaciones hasta el restablecimiento de los vínculos durante el gobierno de Jaime Roldos, en 1979.

Gran defensora de los derechos de la mujer, de los indios, de los negros, de los niños,  la ecuatoriana Nela Martínez recibió distinciones de Cuba y otras naciones de Nuestra América, y falleció en La Habana a los 92 años de edad.

La entrevisté en varias ocasiones en su casa de Quito y la última vez en un hospital en La Habana, donde recibió atención médica hasta su fallecimiento en julio  de 2004. La mitad de sus cenizas fueron depositadas en el Mausoleo de los Héroes y Mártires de la Revolución en el Cementerio Cristóbal Colón de La Habana. En ese sitio se encuentran también los restos de los cubanos caídos en Angola y otras naciones, así como los restos del periodista ecuatoriano Carlos Bastidas Argüello, asesinado en La Habana el 13 de mayo de 1958 por la policía del régimen tiránico de Fulgencio Batista.

El próximo 13 de diciembre, en la sede de la Embajada de Ecuador en La Habana, será colocado un busto de Nela Martínez en homenaje a esta gran ecuatoriana. Allí estará cerca del busto del ex presidente de Ecuador  Eloy Alfaro, en esculturas realizadas por el artista cubano Andrés González González, también autor del monumento a José Martí que se encuentra en la Mitad del Mundo.

A Nela Martinez, en el centenario de su nacimiento, nuestro homenaje perpetuo desde Radio Habana Cuba.

CIA: UNA RAYA MÁS NO HACE PEOR AL TIGRE

Jorge Gómez Barata
Amparada en el “Acta de Seguridad Nacional de 1947”, La CIA ha protagonizado algunos de los hechos más repudiables en la historia política moderna. Comparado con las conspiraciones para derrocar a Jacobo Árbenz, Mohamed Mossadeg, Patricio Lumumba y Salvador Allende, la invasión por bahía de Cochinos, los intentos de asesinar a Fidel Castro y otras, las faltas éticas cometidas por el ex general David Petraeus son frívolas anécdotas.
La CIA evolucionó de una organización de espionaje dedicada a acopiar y procesar información de inteligencia a una entidad de acción que cumple esa tarea mediante “Actividades Especiales” y “Operaciones encubiertas” que en algunos casos como los de Cuba, Centroamérica y Nicaragua y otros, han sido guerras privadas sostenidas al margen del Congreso y de las leyes norteamericanas.
Entre las más repugnantes operaciones encubiertas de la CIA figuran las “acciones ejecutivas” consistentes en la eliminación física de líderes considerados inconvenientes para Estados Unidos. Para estas operaciones además de agentes y efectivos propios, la CIA recluta elementos locales, mercenarios incluso connotados elementos de las mafias internacionales y del crimen organizado.
Tan escandalosas llegaron a ser esas conspiraciones que  en 1975 el Congreso y el Senado formaron comisiones para investigarlas probándose que trascendiendo todos los límites la CIA se involucró en actividades al interior de los Estados Unidos y que algunos de sus funcionarios mintieron bajo juramento.
En ese contexto se formó el Comité presidido por el Senador Frank Church que a lo largo de 1975 y 1976 publicó 14 informes sobre actividades de la CIA que violaban la ley, especialmente respecto al asesinato de líderes extranjeros. Aquellas investigaciones dieron lugar a que el presidente Gerald Ford dictara la Orden Ejecutiva 11905 proscribiendo tales acciones.
La caída de la Unión Soviética y el fin del socialismo limitaron ostensiblemente el papel y la actividad de la CIA. No obstante la actividad contra Saddam Hussein le ofreció nuevas opciones, pero se desacreditó aun más al proporcionar informaciones inexactas acerca del programa nuclear y la existencia de armas de exterminio en masa en poder de Irak.
El 11/S provocó el cuestionamiento de la eficiencia de las actividades de inteligencia de los Estados Unidos, no obstante dieron nuevas oportunidades a la CIA como parte de la guerra contra el terrorismo, sobre todo en la confrontación con Al Qaeda. En ese contexto, la CIA incurrió nuevamente en acciones ilegales relacionadas con el mantenimiento de cárceles secretas en varios países, el secuestro y traslado ilegal de personas.
En su labor la CIA ha violado la ley y faltado a la ética en los estados Unidos y en todo el mundo, mentido, conspirado y asesinado convirtiéndose en la institución más desacreditada del establishment norteamericano. La historia se encargará de juzgarla y seguramente no lo hará por amoríos de ocasión. Aquí presentamos a sus líderes.
TODOS LOS DIRECTORES DE LA CIA  
1- Contralmirante William Sidney Souers (1892-1973) Primer director de la CIA. Luego de dejar la Agencia fue Secretario del Consejo de Seguridad Nacional y durante la Guerra de Corea, Asesor especial del presidente Eisenhower para asuntos militares y política exterior. Falleció en 1973 a la edad de 83 años.
2- General Hoyt S. Vandenberg (1899-1954) Curso estudios en la Academia Militar de los Estados Unidos. Segundo Director de la CIA. Como comandante de aviación durante la II Guerra Mundial combatió en Inglaterra, Francia y el Norte de África. Una importante base aérea en California y un buque detector de misiles llevan su nombre. En 1946 se desempeñó como Jefe de la Inteligencia Militar de los Estados Unidos. Estuvo destacado en Filipinas. Dirigió la planificación de la operación aérea durante el desembarco por Normandía. Fue Director de Inteligencia Central. En 1948 fue designado Jefe de la Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos.
3- Contralmirante Roscoe  H. Hillenkoetter (1897-1982), Graduado en la Escuela naval de Annapolis. En 1947 fue nombrado Director de la Agencia Central de inteligencia, convirtiéndose en el primero y tal vez el único en sostener que era virtualmente imposible que una misma organización realizara eficazmente labores de inteligencia y operaciones encubiertas. Alcanzó notoriedad cuando en 1950 advirtió de la posibilidad de invasión de Corea del Norte. Integró el Comité Nacional de Investigación de Fenómenos Aéreos (1957-1962) cuya tarea era investigar los OVNI.
4- General Walter Bedell Smith (1895-1961) Durante la II Guerra Mundial sirvió bajo las órdenes de Eisenhower y asesoró al presidente Roosevelt en asuntos estratégicos. En 1945 fue uno de los negociadores de la rendición alemana ante los aliados. Embajador de Estados Unidos en la Unión Soviética (1946-1948). Director de la CIA (1950-1953).Se le considera artífice de las “acciones encubiertas”. Con posterioridad a su relevo en la Agencia fue Subsecretario de Estado.
5- Allen W. Dulles (1893-1969) Primer civil en dirigir la CIA (1953-1961) y el primero en renunciar al cargo debido al fracaso de la invasión de bahía de Cochinos en Cuba. Abogado, diplomático de carrera, se vinculó a la actividad de inteligencia durante la II Guerra Mundial cuando dirigió la Oficina de Asuntos Estratégicos hasta el final de la contienda. Formó parte de la Comisión Warren que investigó el asesinato de JFK.
6- John McCone (1902-1991) Ingeniero mecánico. Presidente de la Comisión de Energía Atómica de Estados Unidos (1958-1961) y director de la CIA entre 1961 y 1965. Se le atribuye el haber advertido con antelación de que la Unión Soviética podía instalar armas  nucleares en Cuba y desempeñó un importante papel en la Crisis de los Misiles de 1962. Renunció en 1965.
7- Vicealmirante William Raborn Jr. (1905-1990) Piloto de combate en la II Guerra mundial. Lideró el programa para el desarrollo de los cohetes Polaris, en 1965 el presidente Lyndon  Johnson lo nombró Director de la CIA  
8- Richard Helms (1913-2002) Director de la CIA (1966-1973). Periodista y diplomático, único Director sancionado por mentir al Congreso. Reportero United Press en Alemania entrevistó a Adolfo Hitler. Participó en la II Guerra Mundial desde la Oficina de Servicios Estratégicos. Ingresó en la CIA desde su fundación. En 1966 fue nombrado Director por Johnson y ratificado por Nixon bajo cuyas órdenes la agencia infiltró el movimiento contra la guerra en Vietnam y por los derechos civiles. Fue protagonista de la conspiración contra Salvador Allende. Llamado a declarar ante el Comité Church mintió con respecto al involucramiento en Chile y a los intentos por asesinar a Fidel Castro.
9- James Schlesinger (1929) Economista y profesor. Ingresó en la política durante la administración Nixon. En 1973 fue nombrado Director de la CIA. Se le atribuye haber bajado el perfil de las operaciones encubiertas y se le recuerda como el más impopular de todos los directores entre el personal de la institución. En julio de 1973 fue nombrado Secretario de Defensa. En 1975 fue destituido por el presidente Ford pero en 1977 regresó al gobierno de Carter, esta vez como Secretario de Energía. En 2004 presidió la Comisión que investigó los abusos en la prisión de Abu Ghraid.
10- William Colby (1920-1969). Oficial de inteligencia de carrera. Sirvió en la Oficina de Servicios Estratégicos durante la Segunda Guerra Mundial. Fue jefe de la poderosa Estación CIA de Saigón durante la Guerra de Vietnam y en 1973 fue nombrado Director de la CIA. Sirvió a los presidentes Nixon y Ford.
11- George H.W. Bush (1924) Políticamente el más exitoso de los directores de la CIA, cargo que desempeñó durante 12 meses entre 1976 y 1977. Piloto de combate en la II Guerra Mundial. Representante Federal por Texas (1967-1971).Embajador en la ONU (1971-1973). En la CIA se le recuerda por su papel en la Guerra Sucia en Centroamérica y Nicaragua, sobre todo porque bajo su dirección se desató el escándalo Irán-Contras.  
12- Almirante Stanfield Turner (1923) Graduado en la Academia Naval de  Estados Unidos. Máster en filosofía, política y economía. Comandante en Jefe de las tropas norteamericanas en Japón y Corea, Comandante de la Segunda Flota. Presidente de la Academia de Guerra Naval (1972-1974). Como Director de la CIA enfatizó el significado de la “inteligencia científica y técnica” y se involucró en el espionaje al interior del país. Después de dejar la organización  incursionó con éxito en el ámbito académico y ha llegado a proponer la disolución de la agencia.
13- William  Casey (1913-1897). Abogado. Durante la Segunda Guerra Mundial sirvió en la Oficina de Asuntos Estratégicos en Europa. Dirigió la campaña presidencial de Ronald Reagan quien lo nombró Director de la CIA. Incrementó extraordinariamente las actividades contra la URSS. Participó en la promoción de los talibanes para utilizarlos contra la Unión Soviética en Afganistán y se destacó por el apoyo a las corrientes anti socialistas en Europa Oriental. Fue uno de los ejes del escándalo Irán-Contras en 1986. En el momento en que fue llamado a declarar al respecto sufrió un accidente cerebro-vascular que le impidió testificar ante el Senado.
14- William Webster (1924) Abogado. Juez Federal, destacado en la lucha contra la mafia en Nueva York. Es la única persona que ha ocupado los cargos de Director del Buró Federal de Investigaciones, la CIA y el Departamento de Seguridad Nacional. 
15- Robert M. Gates (1943) Trabajó para cinco presidente. Diplomado de Historia. A las órdenes de Henry Kissinger accedió al Consejo de Seguridad, función en la que fue ratificado por Zbignew Brzezinski. En 1989 Bush lo elevó nuevamente al Consejo de Seguridad, desde donde influyó en las decisiones que condujeron a la invasión a Panamá y a la Guerra del Golfo. Desempeño un papel importante en las últimas acciones contra la URSS. En 1991 fue nominado para director. Fue el primer director de la CIA en visitar Moscú. En 2006, tras la renuncia de Donald Rumsfeld el presidente George W. Bush lo nombró Secretario de Defensa, cargo en el que fue ratificado en 2008 por Barack Obama hasta 2011. 
16- Robert J. Woolsey (1941) Estudió leyes. Asesor del gobierno durante las Negociones sobre limitación de Armas Estratégicas (1969-1970) y Consejero del Comité de servicios Armados del Senado 81970-1973), Subsecretario de Marina (1977-1979), Negociador del Tratado para Reducción de Armas estratégicas (START) Y Armas Nucleares y para la reducción de las Fuerzas Convencionales en Europa. En esas aéreas sirvió también durante las administraciones de Reagan y Bush. En 1993 Bill Clinton lo nombró Director de la CIA, cargo que desempeñó hasta su renuncia en 1995.  
17- John M. Deutch. Belga de nacimiento. Graduado en cinco universidades europeas. Profesor del Instituto tecnológico de Massachusetts. Relevante autoridad en tecnología, energía, física y química, seguridad y políticas públicas. En 1995 fue designado director de la CIA y con posterioridad Secretario Adjunto de Defensa y Energía. Asesor de varios presidentes en complejas cuestiones científicas, tecnológicas y de seguridad. Probablemente sea el más laureado de los funcionarios norteamericanos de todos los tiempos. Acusado de negligencia lo que permitió la filtración de secretos fue investigado por el Departamento de Justicia. En su último día en la Casa Blanca, Bill Clinton lo exoneró de todos los cargos y sospechas.   
18- George Tenet (1953) Diplomado por las universidades de Georgetown  y Columbia fue director de la CIA durante 7 años. Nombrado por Bill Clinton fue ratificado en el cargo por George Bush. La falsedad de los datos de inteligencia aportados respecto a las capacidades militares de Irak precipitó su renuncia.
19- Porter Goss (1938) Cursó estudios en la universidad de Yale. Nombrado director de la CIA en septiembre de 2004 ante la renuncia de George Tenet, él también renunció 20 meses después. Espía de carrera condujo operaciones encubiertas y de recopilación de información en varios países y fue un activo participante en la organización de la invasión a Cuba por bahía de Cochinos.
20- General Michael Hayden (1945) Graduado en Historia en la universidad de Duquesne. Ingresó en la fuerza aérea en 1969 siendo asignado a la rama de inteligencia. Entre 1999 y 2005 fue Director de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y en 2006 ante la inesperada renuncia de Porter Goss fue ascendido a director de la CIA. Hizo público la existencia de las “Joyas de la Familia” y las desclasificó.
21- Leon Panetta (1938) Hijo de emigrantes italianos. Cursó estudios de Ciencias Políticas en la universidad de Santa Clara. En 2009 fue nombrado por Barack Obama como Director de la CIA y en 2011 Secretario de Defensa por el propio presidente. Se inició en el servicio público durante la administración de Richard Nixon, en la cual se encargó de velar por el cumplimiento de las leyes sobre la integración racial. Decepcionado en 1971 abandonó el gobierno y se afilió al Partido Demócrata. Entre 1977 y 1993 fue Representante por California. En 1993 entró al equipo del presidente Clinton que lo nombró su Jefe de Gabinete y más tarde Director del Presupuesto. Al llegar a la Casa Blanca, el presidente Obama lo nombró director de la CIA y en 2011 Secretario de Defensa.
22- General David H. Petraeus (1952) graduado en la escuela militar de West Point en 1974 y en 1984 del Colegio de Altos Estudios del Ejército, por esa misma época se doctoró en Relaciones Internacionales. En 2007 fue nombrado Comandante de las fuerzas multinacionales en Irak y en 2010 Comandante de todas las tropas de Estados Unidos y la Otan en Afganistán. Con gran pompa fue licenciado de las fuerzas armadas para ocupar el cargo de director de la CIA que desempeñó durante 13 meses y que acaba de dejar por un frívolo lio de faldas. Aunque con méritos obviamente sobrevalorados, acumuló un currículo que le auguraba una rápida y brillante carrera política que probablemente lo hubiera llevado a puestos relevantes en la administración, incluso a la Casa Blanca.
La Habana, 24 de noviembre de 2012