domingo, 11 de noviembre de 2012

EL CAMBIO LLEGO A MIAMI

Jorge Gómez Barata

Desde 1959 y a lo largo de toda la década de los sesenta, Estados Unidos acogió a los elementos del antiguo régimen que huían de la Revolución Cubana. El gesto inicial se transformó en política que estimuló la salida en masa de profesionales, técnicos. La emigración se convirtió en éxodo y en pieza clave de la actividad contrarrevolucionaria. Nunca antes una clase social completa ─la burguesía y la oligarquía criollas─ habían dejado un país. Miami devino enclave cubano donde se intentó crear: “Una Cuba de repuesto”.

Para Estados Unidos la estrategia ha sido un fracaso porque echó sobre sí dos responsabilidades tremendas: derrocar a Fidel Castro, con el cual pudo haber intentado convivir y hacer espacio a la masa que carenó en sus orillas; lo uno y lo otro ha implicado sumas millonarias y otros costos, mientras que para Cuba, asumiendo los traumas económicos y sociales y el drama humano, puede ser una ganancia estratégica. Aunque todavía no se reconoce, la colonia cubana en Estados Unidos es un activo tangible de la Nación cubana. 
  
En el enclave el anticastrismo prosperó como industria y se formó una especie de autogobierno de matriz contrarrevolucionaria que fijó una línea: sólo los anticastristas podían vivir, trabajar y tener éxitos allí y todo el que llegaba de la Isla debía someterse a la regla. El exilio-emigración era homogéneamente contrarrevolucionario y votaba Republicano, Reagan y Bush estuvieron entre sus preferidos.

Lo mismo que en Cuba, el tiempo pasó en Miami y mientras la población isleña deponía sus objeciones a los que emigraban e incluso oficialmente comenzó a aceptarse el argumento económico como motivación para partir, los que llegaban a Miami eran políticamente menos radicales y los que nacían y crecían allí comenzaron a introducir matices.

Aquellos procesos fueron respaldados por acciones políticas que con valentía y visión política comenzaron el trazado de un largo y difícil camino, que retaría la hegemonía contrarrevolucionaria y conduciría al exilio / emigración a una zona del espectro político en la cual la moderación hace posible el diálogo. Entre ellos hubo mártires como Carlos Muñiz Varela y Eulalio Negrín.

En diferentes momentos y circunstancias, sin una organización que los agrupara ni liderazgo común, actuando cada uno por su cuenta, al esfuerzo que bajo las banderas del interés nacional de la condena al bloqueo y la búsqueda de caminos para la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos se sumaron académicos, intelectuales y periodistas, algunos de los cuales lograron forjar instrumentos como las revistas “Replica”, “Areito” y Contrapunto, la “Brigada Antonio Maceo”, el Centro de Estudios Cubanos, “Marazúl”, “Radio Progreso Alternativa” y otras organizaciones y proyectos de diferente perfil que son hitos en aquellos valerosos y eficaces esfuerzos.

En diferentes momentos, la dirección cubana avanzó al encuentro de esos procesos, concretando los diálogos de 1978 como resultado de los cuales se logró el inicio de los viajes familiares. En los años noventa, en medio de la crisis del socialismo real y de los peores vaticinios aquellas corrientes, en lugar de remitirse, crecieron y otra vez Fidel Castro apoyó acciones concretas que convirtieron los principales exponentes de los sectores positivos de la emigración en habituales en La Habana.

Los procesos políticos, el tiempo y la demografía han hecho lo suyo y conducido a un hecho que dice más que las palabras: en la reciente elección presidencial, el 50 por ciento de los votantes cubanos se distanció de las posiciones del partido Republicano y prefirió a Barack Obama. La buena noticia es que esos procesos son irreversibles como irreversible es la actualización de la política migratoria cubana.

Tal vez ambos factores y la experiencia acumulada sirvan de premisa para que la segunda administración de Barack Obama no sea otra oportunidad perdida para avanzar en la inevitable normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos que interesa a ambos y está por llegar. La Comunidad Cubana puede ahora presionar a la inversa de como lo hizo durante 50 años. En la política estadounidense no todo se trata de dinero: los votos y la voluntad popular cuentan. Allá nos vemos.

La Habana, 11 de noviembre de 2012

CUBA, DESDE SUS LIMITACIONES PROMUEVE COMUNICACIÓN EMANCIPATORIA

Ollantay Itzamná

Mientras concluíamos, en la ciudad de La Habana, un curso sobre “Comunicación y Cambio Social”, organizado por el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, la zona oriental de Cuba fue arrasada por el inesperado e inclemente Sandy. Pero, ni tan siquiera aquel descalabro climático (que mató a 11 cubanos/as y dejó millonarias pérdidas económicas) pudo con la mística hospitalaria y solidaridad cubana para con América Latina y el mundo.
Los 26 periodistas y comunicadores/as, provenientes de 8 países de Latinoamérica (Argentina, Cuba, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana), concluimos de forma satisfactoria con la programación de dicho curso, como estaba establecido. No hubo ni un solo cubano/a que haya abandonado el proyecto por efecto del huracán Sandy. Ante mi inquietud, uno de los participantes me dijo: “Aquí, todos sabemos lo que debemos hacer. Nuestras familias están organizadas para sobrevivir a los huracanes. Salvo algún descuido”.
Y es cierto. En Haití, Sandy dejó más 50 víctimas mortales. Y en los EEUU,  más de un centenar. A pesar del bloqueo norteamericano y de la burocracia estatal, Cuba cuenta con una cultura preventiva climática aún desconocida en la región.
Un país satanizado por el Imperio, y aún desconocido por sus vecinos
Una de las participantes, evaluando los contenidos del curso sobre “Comunicación y Cambio Social”, durante la clausura decía: “Mis amigos en mi país, cuando les dije que venía para Cuba a un curso de periodismo me dijeron, ‘a qué vas a Cuba, allá qué vas ha aprender de periodismo’”. Esta fijación mental, fruto de la estigmatización sistemática, impuesta por el bloqueo cultural, es difundida en amplios sectores de las sociedades fuera de Cuba. Sin embargo, cuando uno/a se aproxima a la realidad periodística y cultura comunicativa cubana, la verdad es diferente.
En Cuba, con todas sus limitaciones, no sólo se practica la libertad de expresión, sino se promueven solidarios procesos de formación permanente para las y los agentes de la emancipación cultural de los pueblos de Latinoamérica y el mundo. Lo que no existe en Cuba es el libertinaje empresarial de la prensa. Ni la mercantilización de la palabra o de la imagen.
Yo vi, leí y escuché en la Isla despotricar contra el gobierno cubano. Pero, incluso las y los detractores viven mucho más seguro que en Miami o en Tegucigalpa. En Honduras, el asesinato de periodistas se ha convertido en el negocio más seguro del crimen organizado. Sin embargo, éste país fallido, con cerca de 40 periodistas y comunicadores/as asesinadas en los últimos 3 años, se encuentra en posiciones privilegiadas en las evaluaciones sobre “libertad de expresión” realizada por organismos internacionales como SIP (Sociedad Interamericana de Periodismo), y Cuba siempre queda catalogada como dictadura.
Segú, Antonio Molto, Director del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, en los últimos 5 años, este Instituto capacitó en el ejercicio de la palabra para la emancipación a más de 750 periodistas latinoamericanos, de los cuales 250 fueron a plan de becas. ¿Existe otro país tan solidario y comprometido con procesos de formación emancipatoria de los pueblos?
Los países autoproclamados jueces de la democracia y de la libertad de expresión, comercializan con la cultura, censuran y asesinan a periodistas o comunicadores/as que se atreven a investigar a sus gobiernos. ¿Alguien recuerda asesinato de periodistas en Cuba?
En el imaginario popular de los pueblos del mundo, se asume que Cuba es un país pobre/atrasado, sin libertad y ateo. Pero, si Ud. va para Cuba, salud, educación, seguridad, parte de vivienda y alimentación verá que están asegurados para todos los y las cubanas. Incluso para los más de 40 mil estudiantes universitario no cubanos que estudian becados.
Para el cubano promedio, pobreza es “no comer carne roja a la semana o no comprar ropa al mes”. Esto lo confirmé en la cotidianidad. Si eso es pobreza: ¡Bendita la pobreza!
No existe analfabetismo, aunque sí ignorancia sobre los límites de la Madre Tierra. Cada familia cuenta con seguro de salud y médico. Podés estudiar lo que querrás si acaso quieres hacerlo. Podés moverte por los campos y las ciudades (a cualquier hora) sin esa sensación de inseguridad existencial que te inunda cuando pasás por Guatemala, México, Honduras o Colombia.
En esta Isla estigmatizada y bloqueada por el Imperio no encuentras niños/as en las calles pidiendo limosna. No existen suburbios, barrios colgantes en los barrancos o mendigos bajo los puentes, como sí abundan en los países “democráticos” y “desarrollados”. No hay familias que coman de la basura, como sí las hay en España, Guatemala, Perú o EEUU.
Lo que no se encuentra son los supermercados repletos de productos de moda “basura” que hipnotizan a teledirigidos consumidores frenéticos y suicidas. En Cuba existe una austeridad, aunque impuesta, pero austeridad que requiere nuestra Madre Tierra para regenerarse.
Retos del periodismo emancipatorio
La revolución cultural cubana ha logrado insertar al país a la modernidad. Una modernidad dependiente, pero modernidad al fin. Ha capacitado a su población en la ciencia occidental. Pero, ahora, que el sistema-mundo-occidental se encuentra en una crisis sistémica desesperante, también la revolución cultural cubana resiente el fracaso occidental.
Cuba ha bebido y lo sigue haciendo de la epistemología y conocimientos científicos occidentales.  Pero, ahora, que emergen epistemologías interculturales desde los pueblos “vencidos”, y ante el silencio de la ciencia occidental frente a los límites de la Madre Tierra, Cuba tiene el gran reto de asumir su descolonización epistémica y cognitiva como tarea vital. Las y los cubanos, ahora profesionales, tienen que voltear la mirada al campo y reconciliarse con la tierra para cultivar sus alimentos y sus espiritualidades.
Cuba, si quiere seguir siendo un referente emancipatorio en el presente siglo, tiene que mirar y conocer más de los procesos de transformaciones estructurales y cotidianas del Sur. Aprender más de la eco interculturalidad del Sur y desaprender de la ciencia etnocéntrica del Norte fracasado. Sólo así la solidaridad cubana con el Sur será oportuna y eficiente. Por ahora, como me dijo una profesora filósofa cubana: “Los sentimientos los tenemos puestos en el Sur, pero nuestro pensamiento (conocimiento) y la ilusión (esperanza) aún los bebemos del Norte”.
Otro gran reto es vencer el cerco cultural mediático impuesto, y mostrar al mundo la realidad cubana con sus luces y sombras. Aunque el total de la banda de internet para toda Cuba es sólo de 419 megas, las y los periodistas y comunicadores/as cubanas deberán convertirse en actores-web optimizando su acceso a internet. El cubano promedio está llamado a convertirse en actor-red-web para romper con el cerco mediático.
Si el o la comunicadora en el presente siglo no se convierte en actor-web en red, está condenado a sucumbir. Y Cuba no será la excepción. Si no, veamos cómo se diluyen, ahora, las audiencias, ganancias y tirajes de las grandes empresas de “comunicación” en un mar de millones de internautas proactivos y espontáneos.
Queremos ver y leer a más cubanas/os en los sitios alternativos, y queremos que ellas/os nos ven y nos lean. Sólo así será factible la propuesta del “periodismo de la integración” que platea Beto Almeida (de la Junta Directiva de Telesur). Entonces, el sueño de “Nuestra América” de José Martí la podremos tejer de miles de colores, sin que nadie se sienta extranjero en la Abya Yala, ni sobre la Madre Tierra. Y es esta posibilidad comunicativa intercultural y subversiva la que pone nervioso al Imperio, como sostiene Antonio Molto.
En Cuba existe libertad de expresión, incluso muy a pesar de la autocensura construida, y el mayor reto es ejercer con mayor pasión y creatividad esa libertad. El mundo necesita ver a Cuba, no sólo como una pieza de museo turístico o ideológico, sino como la posibilidad real de un sueño que en otros lugares no pudo ser. Un pueblo digno, hospitalario, solidario y proactivo con los procesos de emancipación emergentes en estos y otros tiempos.

Participarán especialistas rusos en exhumación del cuerpo de Arafat

Publicado en Cubadebate el 11 Noviembre 2012

Yasser Arafat

Especialistas rusos se han comprometido a colaborar con suizos y franceses en las labores de exhumación de los restos del ex líder palestino Yasir Arafat, ha comunicado este domingo el presidente actual de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, según recoge la cadena Al Arabiya.

Está programado que el cuerpo de Arafat sea sacado de su mausoleo en Ramala el próximo 26 de noviembre.

Aunque la causa de la muerte de Arafat -que murió en 2004 con 75 años en un hospital francés- fue un golpe, los motivos de su enfermedad en las últimas semanas de vida son un misterio.

Las hipótesis varían desde el envenenamiento hasta cáncer y sida. Un reciente análisis de un laboratorio suizo mencionaba restos de la sustancia radiactiva letal polonio 210, lo que le dio fundamento a la viuda del difunto líder palestino para dirigir a la justicia francesa la solicitud de exhumación que fue autorizada.


Funes rompe el silencio y felicita convención FMLN


Preparativos. El FMLN alistaba ayer el estadio Cuscatlán para llevar a cabo hoy su convención, en la que proclamará a su fórmula presidencial para 2014. El FMLN espera la visita de decenas de delegados de partidos afines de otros países para su celebración.

LPG - 11 de Noviembre de 2012 - Fernando Romero

Estadio Cuscatlán abrirá puertas desde hoy temprano con actividades familiares durante convención FMLN. 


El presidente de la República, Mauricio Funes, rompió ayer el silencio que días atrás aseguró iba a tener sobre la convención nacional del FMLN y felicitó al partido por su fórmula presidencial de Salvador Sánchez Cerén y Óscar Ortiz para las elecciones de 2014.

“Quiero felicitar al FMLN por llevar a cabo su convención, por tener su completa su fórmula presidencial y por lanzar a partir de mañana (hoy) domingo 11 de noviembre a la fórmula que buscará competir en las elecciones del 2 de febrero de 2014”, dijo Funes.

El mandatario rechazó las críticas provenientes de sectores del FMLN que lo califican como desagradecido por no participar en la convención de este día y reiteró su agradecimiento a las bases efemelenistas. “Agradezco a la militancia del FMLN el trabajo arduo que realizó durante 18 meses para hacer posible que yo ganará la elección presidencial”, reconoció.

Funes continuó: “El hecho de no participar el día de mañana (hoy) en la convención del FMLN no significa que yo sea un desagradecido, no significa que yo no reconozca el esfuerzo que hicieron los militantes (...) y mucho menos no significa que yo no reconozca en el FMLN la principal fuerza transformadora del país, una fuerza política que cree en los cambios, que ha trabajado en los cambios”.

El gobernante reiteró que no participará en la convención del FMLN porque la ley no se lo permite y por decisión propia, por deberse a todos los salvadoreños.

“Lo menos que puedo hacer es desearle a Salvador, mi vicepresidente, y a Óscar Ortiz, alcalde de Santa Tecla, a quien respeto y aprecio mucho, la mejor de las suertes y el mejor de los desempeños”, recalcó Funes.

El FMLN iniciará su vigésima novena convención nacional desde las 8 de la mañana en las afueras del estadio Cuscatlán. El partido anunció actividades familiares toda la mañana y mediodía, y por la tarde será el evento de lanzamiento de la fórmula presidencial adentro del estadio. 

Cacerolazos: De clase, organizada, sin impacto electoral


LOS PRINCIPALES CONSULTORES DE TODAS LAS TENDENCIAS ANALIZAN EL 8N
Todos coinciden en que fue importante, que tuvo identidad de clase media o alta, que pasó de cacerolazo espontáneo. Pero las diferencias aparecen al hablar de su legado, que va de poco a una mayor distancia con el Gobierno que no se traduce en votos.
Por Raúl Kollmann  -  Página 12
Los principales consultores políticos de todas las tendencias coinciden en algunos diagnósticos –tal vez los más sustanciales– respecto del 8N, aunque mantiene miradas discrepantes en relación con sus efectos sobre el futuro político nacional. La mayoría afirma que la movilización fue esencialmente de clase media, que fue bastante organizada –dejó de ser un cacerolazo, si se toma el término como sinónimo de espontaneidad–, que no tiene una representación política clara y que por esa razón no muestra por ahora un impacto electoral decisivo. En el marco de las discrepancias, algunos consultores destacan que la marcha exhibe un retroceso del oficialismo, mientras otros sostienen que simplemente se muestra en la calle lo que ya existía como antikirchnerismo, lo que, también por ahora, no significaría cambios importantes en la relación de fuerzas electorales. En ese terreno vuelven las coincidencias: casi todos piensan que el oficialismo podría ganar las elecciones de 2013, aunque discrepan sobre los porcentajes que alcanzaría.
Clase media
Manuel Mora y Araujo, uno de los consultores más tradicionales, hoy titular de la Universidad Di Tella, evalúa que el jueves “la clase media, escasamente articulada a través de organizaciones como los partidos, los sindicatos o grupos militantes, ratificó su capacidad de llenar la calle. La práctica de la protesta, definitivamente, no es patrimonio de ningún sector de la sociedad”. Analía Del Franco, de Analogías, considera que “la gran mayoría de los participantes son del mismo espectro social que los del 13 de septiembre. Si bien esta fue una movilización más numerosa, se puede asegurar que no atrajo a otros sectores sociales más que los niveles medios medios y altos. Para sintetizar, se puede decir que su tendencia ideológica es de centroderecha. Eso no implica que el Gobierno no reciba críticas por izquierda, pero no percibo que se hayan sumado al 8N. Tampoco, votantes de CFK 2011 y hoy críticos o defraudados. Nuestros estudios cualitativos muestran que la critica de éstos no los impulsa (aún) a salir a marchar contra el Gobierno”.
La ¿originalidad?
Enrique Zuleta Puceiro, titular de Opinión Pública, Servicios y Mercados (OPSM), mide la convocatoria no sólo en términos de los que fueron, sino también en términos mediáticos. “La movilización del 8N no tiene precedentes en la historia de las multitudes en la calle y la razón es simple: se desarrolló en todas las ciudades medias y grandes todo el país y ocupó todos los segundos de todo el encendido radial y televisivo en el prime time entre 19.30 y 22 en todas las señales públicas y privadas”.
Artemio López, de Equis, no le ve tanta originalidad histórica. “Los 200.000 opositores de clase media alta y alta, que ya adversaron al gobierno nacional en octubre de 2011, se movilizaron el 13 de setiembre y el 8 de noviembre pasado, rechazando explícitamente toda representación partidaria y señalando claramente la fragilidad de la oposición política realmente existente.”
“Más allá de las discusiones acerca de magnitud –razona Eduardo Fidanza, de Poliarquía– de las polémicas sobre la composición, procedencia y eficacia política que provoca el 8N, lo que creo más significativo es que refleja la desaprobación mayoritaria a la gestión presidencial. En sí misma la concentración no es capaz de cambiar el curso de los acontecimientos, pero es un indicio del momento político y de las perspectivas que podrían estar abriéndose. Hace un año, en el cenit de la popularidad y el poder electoral del kirchnerismo, era impensable semejante movilización de masas.”
En la mirada de Ignacio Ramírez, de Ibarómetro, “las protestas o acciones colectivas pueden ser analizadas considerando su magnitud, sus consignas, sus métodos de organización y de protesta. La modalidad elegida es elocuente respecto de algunas continuidades actitudinales con el 2001. En este sentido, el cacerolazo evoca inmediatamente imágenes del 2001, cuando se combinó una profunda crisis social y económica con un estallido de nihilismo y descreimiento. La consigna académica más leída y escuchada por entonces era ‘crisis de representación’. Once años después algunos sectores de la sociedad, enérgicamente opositores al kirchnerismo, exhiben una crisis de representación al cuadrado, puesto que se da en el marco de condiciones sociales y económicas completamente distintas, con una sociedad crecientemente politizada y un amplio sector social que acompaña a un proyecto político”.
¿Espontánea u organizada?
Prácticamente todos los consultores evalúan que el 8N tuvo un fuerte nivel de organización. Del Franco lo sintetiza así: “En primera instancia creo que ya no cabe llamarlo cacerolazo, denominación que creo aplicable a manifestaciones con alto nivel de improvisación y espontaneidad. Es sólo una cuestión de denominación y no de evaluación y menos en sentido negativo. Que sea menos espontánea no significa que sea menos legítima”.
Con ella coincide Zuleta: “De espontáneo, estas movilizaciones tienen poco, pero eso no la minimiza ni disminuye en significación y efectos sociales y políticos. Hay que tomar nota: este tipo de movilizaciones rompe con la lógica del balcón, del líder que sale al balcón”.
¿Quién los representa?
Buena parte de los consultores creen que nadie, aunque hay algunas discrepancias. Roberto Bacman es el titular del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP). “Todo parece indicar que no dejó nada nuevo el 8N. En realidad, y en lo que hace al meollo de la protesta es más de lo mismo: críticas al Gobierno, a su accionar, a su orientación y al estilo presidencial. Sin embargo, y al igual que dos meses atrás, se enfrenta a un callejón sin salida: no aporta nada en concreto, se aúna sólo en la crítica, no propone y, para colmo de males, no existe por estos tiempos en la Argentina ninguna fuerza ni dirigente político que pueda capitalizarla. Por el contrario, también se pudieron escuchar críticas a algunos dirigentes que de alguna u otra manera la impulsaron desde las sombras. Hacia el interior de la protesta subyace un arco demasiado heterogéneo, que incluye un variopinto conjunto de segmentos de la sociedad que impulsan reivindicaciones de distinto tipo y tenor.”
Ricardo Rouvier, de Rouvier y Asociados, percibe lo mismo, pero opina que debe mirarse un poco más que la representación política: “Es indudable que así como se expresa la protesta ante un oficialismo fuerte, de voz alzada, definido, decisionista, también deja al desnudo la falencia de una oposición que no da señales de vida. Es posible que este acontecimiento otorgue energía a los adversarios del Gobierno; pero eso se verá en el futuro. Con la marcha, la oposición política mejoró sus ilusiones para el 2013, a pesar de que no pueda convertir en fortaleza inmediata la manifestación callejera. No tiene cómo transferirla a sus consensos”.
En una línea que pone el acento en las debilidades de la oposición, Ignacio Ramírez, de Ibarómetro, sostiene: “Mi hipótesis es simple: el 8N no expresa la debilidad del kirchnerismo sino la debilidad de la oposición. Un sector de la sociedad no encuentra liderazgos capaces de interpretar y representar sus aspiraciones, deseos y valores, y asimismo no percibe alternativas políticas sólidas y competitivas que puedan desafiar seriamente al kirchnerismo. Cuando algunos dirigentes opositores sostienen que la presencia de políticos enturbiaría la protesta, hacen dos cosas: revelan su propia debilidad y fortalecen las mismas matrices que dificultan el fortalecimiento de liderazgos políticos opositores. Para que el 8N produzca un impacto político deberá articularse políticamente, tarea que les corresponde asumir a los partidos y/o dirigentes de la oposición”.
Distinta es la mirada de Del Franco para quien “un referente concordante para estos grupos, es alguien con postura de centroderecha. Macri es quien viene a la mente en forma inmediata. No considero oportunista que trate de capitalizarlo. Por el contrario, si de la Ciudad de Buenos Aires se trata, los presentes el jueves fueron sus votantes en las elecciones a jefe de Gobierno. Ahora tiene el problema de que no representa a quienes marcharon en otros lados”.
En ese terreno, Mora y Araujo apunta que “las clases bajas, los sectores de la Argentina de la pobreza –que obviamente no engrosaron las multitudes del 8 de noviembre– encuentran algunos canales de representación, ejercida principalmente por los dirigentes políticos locales y a través de ellos por los gobiernos locales, provinciales y nacional. Las clases medias, y de ahí para arriba, no tienen más representación: o se sale a la calle o no se tiene voz. Ese es el fracaso de la política argentina, o sea de los políticos argentinos y sus organizaciones”.
Las consignas
“En la última encuesta llevada a cabo por CEOP –relata Bacman– se pueden observar las cinco motivaciones de los manifestantes del 8N: inseguridad, falta de diálogo, corrupción, posible reforma constitucional que habilite la reelección y los controles sobre el dólar. Pero en el mismo trabajo de campo la imagen positiva de CFK se ubica en el eje del 52 por ciento y la aprobación de su gestión alrededor del 50. Entre ellos sobresalen los más jóvenes (18 a 34 años), los de clase baja y los residentes en el Gran Buenos Aires profundo y el interior del país. Y ellos fueron los que no salieron a protestar.”
Rouvier agrega que “la protesta se fundamentó en algunas cuestiones de gestión que pueden ser discutidas y revisadas, sobre todo las que hacen a la inflación y a la inseguridad, pero hay otras de claro perfil conservador; inclusive en sectores medios bajos que se enojan ante la Asignación Universal por Hijo que cobra un vecino. La disponibilidad mayor o menor de acceso a la divisa supone una adaptación ciudadana que todavía no se ha transitado; pero es indudable que los sectores medios sienten que el Gobierno los amenaza, y pone en peligro sus libertades individuales tal cual las proclamó el liberalismo. El valor de lo colectivo, lo comunitario, es el valor por conquistar del kirchnerismo, ante la hegemonía del individualismo, el éxito personal y la competencia salvaje”.
El efecto electoral
Un dato llamativo es que casi todos los consultores, incluso los más alejados del oficialismo, piensan que el Frente para la Victoria tiene todas las chances de ganar las elecciones del año próximo, porque más allá del 8N conserva el caudal electoral necesario para obtener más votos que las demás fuerzas. Lo que sucede es que esos mismos consultores –los más alejados del Gobierno– ponen listones altos: que el FpV no va a hacer una elección parecida a la de 2011 o que no va a tener los legisladores propios suficientes para votar una reforma constitucional. Ambas alternativas son virtualmente imposibles: como resaltó la propia CFK cuando se refirió al tema en Harvard, difícilmente pueda haber reforma si no hay acuerdo con otra fuerza política de envergadura; y la comparación entre los votos en una elección presidencial y una legislativa tiende a ser poco realista. También en esto caen algunos de los encuestadores más cercanos al oficialismo.
En ese marco, no deja de haber polémicas. Para Mora y Araujo “la clase media desafía al gobierno nacional en la calle, y eso significa que el Gobierno pierde sus votos. Los de abajo no están muy motivados para salir a manifestarse, pero posiblemente siguen leales electoralmente. La aritmética más simple preanuncia entonces un serio problema electoral. Ni siquiera conservando el 100 por ciento de los votos de todas las personas que están por debajo de una línea de pobreza, el Gobierno podría repetir los resultados del 2011. En términos del mercado político, el problema parece claro: hoy no hay mucha oferta opositora, pero la demanda la pide a gritos. Y, por lo que se ve, el gobierno nacional conserva a su electorado de abajo pero no quiere ofrecerle nada –o no encuentra qué ofrecerle– a esa clase media que lo ayudó a constituirse y que se declara insatisfecha”.
Fidanza anuncia un declive más pronunciado: “El escenario que veo es el de una lenta declinación del Gobierno que desemboca en el síndrome del pato rengo para la Presidenta. Esto ocurriría aunque el Gobierno ganara las elecciones de 2013. Podría alcanzar una primera minoría en caso de que la oposición permanezca fragmentada. La razón es que no se prevé una recuperación significativa de la economía, como en el período 2010-11. En cuanto a la reforma constitucional con cláusula de re-reelección, parece improbable debido al amplio rechazo popular que suscita”.
López, en cambio, cree que “en perspectiva, el caceroleo opositor nada cambia en el sistema de preferencias electorales manifiesto en octubre de 2011, donde el oficialismo, merced a su gestión y en especial al sostenimiento de los atributos de empleo y consumo obtuviera el 54,11 por ciento de los votos. Se plantea sí una situación crítica para la oposición política hoy incapaz de representar estas demandas ciudadanas y que para colmo, con cada nuevo liderazgo emergente, sigue fraccionándose. Tal el caso de Macri y De la Sota, las dos nuevas figuras visibles del elenco de la opo que cazan votos en el mismo zoológico anti K que ya lo hicieron Binner, Alfonsín, Duhalde, Carrió el 30 de octubre de 2011”.
“Para quienes ven la realidad de la política desde el ojo de cerradura de la competencia electoral –analiza Zuleta– es posible que los cambios sean mínimos. Las multitudes del 8N no expresan tendencias demasiado diferentes de las que en los últimos meses vienen revelando las encuestas nacionales: un empeoramiento gradual de casi todos los indicadores de apoyo y evaluación de desempeño del Gobierno, pero en el plano del voto, el oficialismo conserva lo sustancial de su caudal electoral, ante la ausencia de propuestas y liderazgos alternativos.”
raulkollmann@hotmail.com

La mayor disputa el 16-D será en Lara, Miranda, Zulia, Táchira y Carabobo


El especialista y analista político aseguró que no es lo mismo una elección nacional, que una regional.
Correo de Orinoco - T/ Nancy Mastronardi  F/ Héctor Lozano  Caracas  11 noviembre 2012 
Jorge Luis García Carneiro (gobernador de Vargas) y Wilmer Castro Soteldo (gobernador de Portuguesa) son los aspirantes a la reelección que ganarán con mayor número de sufragios, anticipó el director de Consultores 30.11

Las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre marcan inevitablemente el rumbo de los comicios regionales que se llevarán a cabo el 16 de diciembre. El triunfo del proceso bolivariano, en la persona del presidente Hugo Chávez, es un factor que marca de manera positiva la campaña electoral de las candidatas y candidatos socialistas, sentenció el director de la empresa encuestadora Consultores 30.11, el analista político Germán Campos.

El especialista señaló que el mismo espíritu de victoria -pero para el antichavismo- ronda en los estados en los que la oposición obtuvo más votos que el Mandatario Nacional; tal es el caso de Mérida y Táchira, aunque la figura de José Vielma Mora, candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela y del Gran Polo Patriótico ha cambiado el panorama en esta región.

En entrevista exclusiva con el Correo del Orinoco, Germán Campos adelantó que Jorge Luis García Carneiro (gobernador de Vargas) y Wilmer Castro Soteldo (gobernador de Portuguesa) son los candidatos a la reelección que ganarán con mayor número de sufragios: hasta con 20 puntos por encima de los otros aspirantes, estimó.

SIN TRASLADAR RESULTADOS

-¿Cómo evalúa usted el panorama electoral de los comicios regionales del 16 de diciembre?

-En primer lugar, luego de un proceso electoral como el que vivimos (presidencial), se creer que se pueden trasladar los resultados; eso no se puede ni se debe hacer. La primera razón es que los cambios de la cultura política en la sociedad venezolana hacen que el elector o electora maneje su voto dependiendo del escenario en el que se desarrolle esa elección.

El especialista y analista político aseguró que no es lo mismo una elección nacional, que una regional. “El 7 de octubre estaba en juego, para unos, respaldar el modelo de país, y, para otros, adversarlo; es decir, lo que estaba en juego era un modelo de país, el futuro, el desarrollo nacional”.

Aseveró Campos que para una parte de la masa electoral la continuidad del proceso bolivariano seguirá siendo un motivo para votar el 16 de diciembre, mientras que para otro sector las regionales serán un proceso comicial para rechazar la Revolución Bolivariana.

“En el electorado opositor que piensa que hay que seguir adversando, en cualquier terreno, el desarrollo del modelo país que encabeza el presidente (Hugo) Chávez”, sentenció el director de Consultores 30.11.

Además, Germán Campos explicó que habrá un híbrido en estas elecciones, con un sector que valorará la gestión de los gobernadores que van a la reelección.

ESPÍRITU DE VICTORIA

-¿La gestión pública, efectiva o no, podría determinar el triunfo de las candidatas y los candidatos?

-No, no. Hay muchas variables que determinan el triunfo de un candidato. Lo que sí es cierto es que el espíritu de victoria, el resultado que hubo el 7 de octubre y la contundencia en términos electorales de ese resultado obviamente favorecen el inicio de la campaña de los candidatos del Gran Polo Patriótico, sobre todo en aquellos estados donde el presidente Chávez ganó.

“Lo mismo pasa, pero en sentido contrario, en Táchira y Mérida. Donde, al menos, el espíritu de victoria está del lado de la oposición, porque allí obtuvieron una victoria el 7 de octubre”, expresó Germán Campos.

En Venezuela, sentenció, no habrá una elección el 16 de diciembre, hay 23 elecciones, son 23 realidades que tienen algunos denominadores en común, “pero son 23 realidades, cada una con particularidades distintas, con temas diferentes. En el fondo hay 23 elecciones regionales, no es lo mismo el oriente del país que el occidente”.

-¿En qué porcentaje cree que se ubicará la abstención en los comicios regionales?

-Ese es un tema interesante. La abstención en el año 2008, cuando se realizaron las elecciones regionales, estuvo entre 29% y 36%. El 7 de octubre la abstención alcanzó su nivel más bajo: fue de 19%. Evidentemente que una elección nacional convoca mucho más, es una característica general en comicios presidenciales.

“Yo esperaría que la abstención, el 16 de diciembre sea más alta que la del 7 de octubre, superior a 19%, pero mi hipótesis es que puede bajar en relación con la de 2008, es decir, que pudiera bajar, en promedio, a 30%, porque va a haber algunos estados que son muy emblemáticos y que tendrán una elección muy cerrada, y eso seguramente puede movilizar mucho más al electorado”, destacó.
-¿A que se debe que pueda ser más baja que la de 2008?

-Primero, porque en 2008 no veníamos tan cerca de una elección presidencial. En estas del 16 estamos demasiado cerca, y esa movilización nacional puede tener unos efecto de participación. Además, en estos comicios vamos a tener estados muy disputados, y eso va a aumentar también la participación, me estoy refiriendo específicamente a Miranda, a Lara, a Zulia, a Táchira, seguramente Carabobo, probablemente estos sean los estados más disputados, y esto puede producir un efecto de mayor participación electoral.

CAMPAÑA HOMOGÉNEA

-¿Cómo evalúa el desarrollo de la campaña electoral de las candidatas y los candidatos socialistas?

-La campaña de los candidatos del Gran Polo Patriótico arrancó con un diseño que demuestra que hay un esfuerzo y un mensaje por desarrollar una campaña muy coherente a nivel nacional, es decir, con un mensaje base muy homogéneo, insistiendo mucho en que esta elección del 16 de diciembre tiene que ser la ratificación de la victoria del 7 de octubre.

Es decir, “hay un elemento que intenta convertir en nacional la campaña electoral (regionales)”, explicó.

Las candidatas y los candidatos revolucionarios “entienden que su objetivo como mandatario regionales es contribuir con el desarrollo del proyecto nacional que presentó el Presidente antes del 7 de octubre y que fue aprobado por los venezolanos con sus votos”.

-Hay sectores de la oposición que afirman que las candidaturas del Polo Patriótico son rechazadas por la mayoría de las electoras y los electores, porque son líderes que no han hecho vida política en las regiones. ¿Qué opina al respecto?

-Desde que en Venezuela se aprobó la elección directa de gobernadores, y nuestra primera elección fue en el año 1989, ese tema se ha discutido mucho en el sentido siguiente: para ser gobernador de un estado, en Venezuela nunca se ha exigido a ningún candidato que sea originario o que viva en el estado para el cual opta.

En el caso de Aristóbulo Istúriz, candidato a gobernador de Anzoátegui, y de Tareck El Aissami en Aragua, Campos argumentó que ambas personalidades han ejercido una gestión pública, y aunque no nacieron en esos estados, son líderes políticos reconocidos por las venezolanas y los venezolanos.

“Yo no creo que en el caso de Aristóbulo Istúriz sea un problema el hecho de no haber nacido en Anzoátegui, porque hay estados en Venezuela donde el sentido de pertenencia está desarrollado de manera distinta”, resaltó.

Refirió que en Aragua y Miranda el regionalismo no se expresa como por ejemplo en Zulia, o Táchira, “donde ese apego se manifiesta con mucha contundencia”. Además, seleccionar candidatos en elecciones primarias no garantiza la unidad

OPOSICIÓN NO TIENE UN MENSAJE QUE UNIFIQUE SU PROPUESTA

-¿Cómo evalúa la campaña electoral de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD)?

-Así como la campaña del PSUV ha arrancado con una visión muy fuerte de unidad, más allá de las dificultades y expresiones que se han expresado en algunos estados, por el lado de la Mesa de la Unidad Democrática la campaña electoral no ha dado visión unitaria de carácter nacional, es decir, no hay un mensaje que unifique toda la campaña.
El director de Consultores 30.11 refirió que aunque la oposición escogió a sus candidatas y candidatos en elecciones primarias, este proceso no garantiza la unidad. Por ejemplo, dijo que aunque para la gobernación de Miranda resultó electo como candidato Carlos Ocariz, resultó inscrito Henrique Capriles Radonski, gobernador actual de la entidad mirandina.

“En Miranda escogieron a uno y sin embargo designaron a otro. Eso significa que unas elecciones no garantizan la unidad”, señaló Germán Campos.

Destacó que en los candidatos de la MUD no se observa una propuesta que articule a todos los aspirantes; pareciera que no hay un programa de gobierno.

Retorno de Capriles a la región no es bien visto, dice Campos

La Revolución tiene dificultades para ganar en cuatro estados


En los estados Delta Amacuro, Portuguesa, Monagas, Vargas, Guárico, Yaracuy, Cojedes, Apure, Falcón y Barinas hay claramente un escenario de triunfo, adelantó el director de Consultores 30.11, Germán Campos. “Aquí la victoria es para los candidatos del PSUV y del Gran Polo Patriótico (GPP), aquí no hay mucho que pueda cambiar radicalmente”, dijo.

En Anzoátegui, Aragua, Sucre y Trujillo se registrará una elección en la que la ventaja inicial es para los candidatos del GPP, pero no de manera tan contundente como en los primeros estados mencionados.

En cambio, el analista político indicó que en Zulia, Táchira, Lara , Miranda y Carabobo va a haber una elección disputada. “Yo no esperaría, en ninguno de estos estados, una diferencia a favor del candidato vencedor muy alta. Estas son elecciones más difíciles y los resultados electorales van a ser más cerrados”. Sin embargo, en el inicio de la campaña, en Miranda, Zulia, Lara y Carabobo, hay una ventaja para los candidatos revolucionarios.

Manifestó que el caso de Táchira es particular. Después del 8 de octubre -refirió- la oposición decía que el Gobierno Nacional lo tenía perdido, pero el anuncio de la candidatura socialista de Jorge Vielma Mora generó otro escenario electoral.

Refirió que Amazonas, Nueva Esparta, Mérida y Bolívar son los estados más difíciles de conquistar por la Revolución Bolivariana. En Monagas, explicó el especialista, las divisiones marcadas de la oposición hacen muy difícil un acuerdo, lo que le da una ventaja inicial a la candidata del Polo Patriótico, Yelitze Santaella.

Señaló que la división del PSUV en el estado Bolívar es lo debilita la opción socialista en la entidad, representada por el actual gobernador Francisco Rangel Gómez. En Mérida pasa exactamente lo mismo y además se suman los resultados del 7 de octubre. En estos estados la campaña electoral arranca “pareja”, mencionó.

“Los dos candidatos que van a ser reelectos con la más alta votación son Jorge Luis García Carneiro (Vargas) y Wilmer Castro Soteldo (Portuguesa). García Carneiro puede sacar en Vargas el 70% de la votación y Castro Soteldo también”, aseguró Campos.

-¿Cuál es reto de las candidatas y candidatos del PSUV y del Gran Polo Patriótico que aspiran a ser gobernadoras y gobernadores?

-La eficiencia es una línea de carácter nacional.

-¿Qué va a pasar con Henrique Capriles, actual gobernador del estado Miranda? ¿Su regreso al campo regional afectará su carrera política?

-En unos estudios cualitativos que hicimos recientemente aparece con claridad una cierta decepción dentro de un sector del mundo opositor y un reclamo porque el candidato Capriles cambió el escenario nacional por el escenario regional.

Eso “no ha sido bien visto por una parte del electorado, y es el electorado de Miranda, y además eso puede desmovilizar a una parte de los electores de Capriles. Eso lo hemos detectado en estudios cualitativos, ni siquiera es una opinión nuestra”, agregó el analista político.

Para Campos, otro de los factores que juega en contra de la candidatura de el dirigente de Primero Justicia es su gestión de gobierno en Miranda, “que no es una de las mejor valoradas. Hay un sector que va ha evaluar esa gestión para poder respaldarla”.

También se ha notado -expresó- un cierto desmembramiento de algunos factores de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática, manifestado en la renuncia de algunos de sus miembros.

“Luego está el tema de los reclamos y las observaciones que han hecho Acción Democrática y Copei, en virtud del comportamiento de Primero Justicia y del comando de Capriles en la campaña nacional; del marginamiento que esos partidos políticos dicen haber sufrido. Todos esos elementos desfavorecen la candidatura de Capriles”, enfatizó Germán Campos.

-¿Es Henrique Capriles un líder político o solamente es un candidato de la oposición?

-Cuando Henrique Capriles fue electo como candidato presidencial en las elecciones primarias de la MUD, yo decía que Capriles, hasta ese momento, era percibido como el candidato de la Mesa de la Unidad pero no como el líder de una unidad que confronta y adversa al presidente Chávez.

“Creo que no ocurrió en la manera que algunos esperarían, y creo que la decisión que él toma, de salir del escenario nacional y regresar al escenario local, en este caso a la gobernación de Miranda, le dificulta el tránsito o a ser el político líder de la oposición”, ilustra.

A juicio de Campos, pareciera que el dirigente de Primero Justicia prefiere ser el gobernador de Miranda y ha dejado a un lado lo que significa en convertirse en el líder de la oposición, no en un estado, sino en todo el país.

-¿Eso le puede costar a Capriles una nueva derrota en el ámbito presidencial?

-Sin duda, porque un liderazgo no se construye de un día para otro, y hay sectores que piensan que la oposición invirtió un enorme esfuerzo, tiempo y dinero en la campaña presidencial de Henrique Capriles, porque pensaban que podía convertirse en un líder.

“En este momento está jugando el rol de un candidato en un estado, y un candidato en un estado es eso, un candidato a gobernador de un estado, por muy importante que sea el estado”, comentó el director de Consultores 30.11.

Quito será la capital de la juventud mundial


Juventud mundial. Autor: Archivo

Ecuador acogerá el XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, en diciembre de 2013
Juventud Rebelde 
digital@juventudrebelde.cu
10 de Noviembre del 2012 23:59:21 CDT
EL Consejo General de la Federación Mundial de Juventudes Democráticas (FMJD) aprobó que el decimoctavo Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes se realice en Quito, Ecuador, en diciembre de 2013.
Jesús Rafael Mora González —uno de los jóvenes cubanos que participó en la reciente asamblea del Consejo General, y funcionario del Departamento de Relaciones Internacionales de la UJC— comunicó a JR que a este encuentro, celebrado en esa ciudad, asistieron 65 delegados en representación de 43 organizaciones juveniles de 35 países.
Los delegados respaldaron la iniciativa de convertir a Quito en tribuna mundial del movimiento juvenil antiimperialista, por la paz y la amistad, reconocimiento ganado por Ecuador a partir de los avances de su Revolución Ciudadana, la pujanza y unidad de las fuerzas sociales que lo impulsan y al liderazgo del presidente Rafael Correa.
La decisión también saluda la firme posición de principios de esa nación en su lucha contra las secuelas del neocolonialismo y en promover un modelo de desarrollo con inclusión social, amplia participación de las mayorías populares y adhesión a los mecanismos de integración nacidos en América Latina, criterios que se convierten en referencias para millones de trabajadores y jóvenes que a diario ven cercenados sus derechos elementales y sobre quienes pende la espada de Damocles de la guerra y el despido laboral, el alza impositiva, los recortes salariales, así como otras fórmulas neoliberales para «sanear» las economías.
Añadió Mora González que parte de las condiciones para celebrar el Festival ya están creadas, y que el presidente Rafael Correa manifestó su total apoyo al evento.
El encuentro del Consejo General coincidió con la celebración de los 67 años de la FMJD, fundada el 10 de noviembre de 1945 en Londres, como colofón de la Conferencia Mundial Juvenil.
Es significativo, además, que la decisión de convertir a Quito en capital de los jóvenes del mundo haya acontecido cuando se celebra el aniversario 65 de los Festivales Mundiales de la Juventud y los Estudiantes, nacidos en 1947 en Praga.
Por Cuba también asistieron a la reunión Hanoi Sánchez Ceruto, representante en la FMJD, y Reynier Limonta, presidente de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (Oclae).

La realidad, qué fea

Por Juan Gelman
Página 12
Millones de televidentes siguen con interés los episodios de CSI, CSI Miami, CSI New York y otros programas parecidos. Sus protagonistas son policías científicos que revisan minuciosamente las escenas de un crimen para encontrar algo que delate al autor. Los indicios hallados se someten a exámenes y comparaciones de ADN, huellas digitales y otros, en laboratorios dotados de aparatos técnicos de vanguardia y siempre el criminal es detectado, detenido y procesado. Resuelven los casos prácticamente solos, pero a veces la realidad no imita a la ficción, como quería Oscar Wilde.
Annie Dookhan trabajaba como química en un laboratorio de Boston, Massachusetts, en el que se analizan pruebas de estupefacientes. Era muy pero muy eficaz: mientras otros químicos examinan un promedio de 50 a 150 muestras por mes, Annie completaba más de 500 para asombro de sus superiores y colegas. Uno de sus jefes se preguntó hace unos años cómo era posible, pero no fue más allá. Nunca la veían mirando por un microscopio, llamaba la atención que pudiera analizar detritus insuficientes para un análisis y, sin embargo, lo completaba (//passeur dessciences.blog.lemonde.fr, 21/10/12). Pero todo tiene fin: en junio del 2011 fue sorprendida retirando, sin autorización alguna, decenas de muestras de droga de una sala en la que se conservan las pruebas. La policía inició una investigación en diciembre pasado que arrojó varias conclusiones pasmosas. En primer lugar, Annie, 34 de edad y madre, había falsificado su currículum académico: no era química. Y luego: bastaba que cinco muestras de 15 o 20 que le ordenaban analizar contuvieran alguna droga para que decidiera que todas la tenían. Más de una vez resolvía sólo con mirar que el resultado era positivo. Y algo más grave todavía: cuando el caso era negativo, le agregaba drogas a la evidencia para tornarla positiva. Tuvo que renunciar en marzo de este año, en septiembre fue procesada y se encuentra en libertad condicional.
Las consecuencias de este escándalo son diversas. No sólo pone en tela de juicio la falta de control de las jefes de sección del laboratorio, lo que condujo a la renuncia de no pocos de ellos: las irregularidades de Annie eran manifiestas desde hacía mucho. Además, podría obligar a la revisión de miles de condenas por posesión de drogas que dictaron los tribunales en virtud de “las pruebas” que la no química aportó durante sus nueve años de trabajo en el laboratorio. ¿Cómo averiguar si las sentencias se basaron en pruebas idóneas o falsificadas? Voceros del sistema judicial del estado estimaron en 8,72 millones de dólares el costo de esa operación (www.bostonglobe.com, 26/10/12). Se han identificado ya a más de mil personas detenidas con base en las “investigaciones” de la señora Dookhan. No le deben estar muy agradecidas.
Annie no manifestó otra razón para su comportamiento que el deseo de mostrarse como una funcionaria modelo que trabajaba con mayor rapidez que los demás. El abogado y químico Justin McShane explicó esa conducta: “En un laboratorio se juzga por las cifras, hay una cultura de presión para que el trabajo se realice sin recursos suplementarios”. Esto desemboca en una problemática más amplia: como expone una publicación de Nature, el hecho revela que el sistema de policía científica de EE.UU. está sometido a un volumen aplastante de trabajo: se ha duplicado entre 2005 y 2009 (www.nature.com, 9/10/12). Y los jueces demandan que los análisis de casos posibles de drogadicción se concluyan cuanto antes.
“Si usted cree que esto no puede suceder en su laboratorio, usted es un ingenuo”, declaró a Nature Robin Co-tton, director del programa de ciencias forenses de la Universidad de Boston y ex director forense de un instituto de investigación. Aumenta, entonces, el número de científicos forenses que son llamados a declarar por los abogados defensores de presuntos drogadictos o dealers: suelen solicitar que la prueba sea examinada por un laboratorio no policial para comparar los resultados. “Se pasan todo el tiempo en el tribunal y no en su trabajo”, se quejó Ralph Keaton, director ejecutivo de la asociación estadounidense de jefes de laboratorios que cumplen esa tarea.
Hay asimismo repercusiones políticas. Deval Patrick, el gobernador del estado de Massachusetts, tuvo un momento de gloria cuando pronunció un discurso brillante en la convención nacional del partido demócrata que se llevó a cabo a comienzos de septiembre para elegir el candidato a la presidencia. Difícilmente podrá Patrick evitar el daño político que estos hechos propinarán a su reputación hasta el final de su mandato. De todos modos, ya había anunciado que no buscará la reelección en los comicios estatales de 2014.
Millones consideran que los episodios de CSI son excelentes, siempre encuentran al culpable. La que fracasa es la realidad.