viernes, 2 de noviembre de 2012

"Soy el hombre más feliz del mundo", dijo Messi


MADRID, 2 (ANSA) - "Hoy soy el hombre más feliz del mundo. Gracias a Dios por este regalo!", resumió el astro argentino Lionel Messi tras el nacimiento de su primogénito, Thiago, en una clínica de Barcelona.

    "Gracias a mi familia por el apoyo y un abrazo a todos", agregó Messi, de 25 años, a través de su cuenta en la red social Facebook, al confirmar a las 18.20 locales la noticia del nacimiento de Thiago, ocurrido a las 17.14 locales.

    La pareja del astro, Antonella Rocuzzo, de 25 años, dio a luz en el séptimo piso de la clínica, que permaneció con acceso restringido a los familiares y a la que había ingresado en horas de la mañana acompañada por Messi.

    Los padres del astro, Celia y Jorge, acompañaron a la pareja en el trascendental momento, al igual que sus hermanos Matías, Rodrigo y María Sol, que llegaron al hospital un par de horas antes del nacimiento.

    Cronistas de medios de prensa españoles y argentinos permanecieron apostados en el ingreso a la clínica desde las primeras horas del día, pero el acceso al piso donde nació Thiago quedó estrictamente restringido a los familiares.

    El futbolista acompañó a la madre en el parto, tras recibir un permiso especial del club Barcelona, que mañana jugará un partido de la Liga Española frente a Celta de Vigo y en el que Messi estaría presente de no mediar inconvenientes.

    "Messi no ha venido a entrenar porque tenía permiso y en principio mañana estará disponible", declaró Tito Vilanova, técnico del equipo catalán, uno de los líderes de la Liga Española, junto con Atlético Madrid.

    La "Pulga", que esta semana recibió el Botín de Oro y es candidato a repetir en enero por cuarta vez el Balón de Oro, podría dedicarle un gol mañana a su hijo recién nacido y elevar la cifra de 73 tantos convertidos en lo que va del año.

UR-RFL/MRZ 
02/11/2012 22:22 


Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba


La Sección de Intereses de los Estados Unidos (SINA) en La Habana sigue fungiendo como cuartel general de la política de .subversión del gobierno norteamericano contra Cuba, que tiene entre sus propósitos fundamentales fabricar un movimiento de oposición al gobierno legítimo de Cuba y fomentar la desestabilización interna para provocar un "cambio de régimen" en nuestro país.

Como ha sido denunciado con anterioridad, durante los últimos años, la SINA ha continuado realizando actividades ilegales, que nada tienen que ver con las funciones de una misión diplomática y que consisten en promover, asesorar, instruir, entrenar, financiar y abastecer con medios y tecnologías diversas a sus mercenarios en Cuba. Diplomáticos de esa oficina incitan permanentemente a estas personas, que responden a los intereses del Gobierno de los Estados Unidos contra Cuba a cambio de una buena retribución monetaria, a protagonizar acciones provocadoras, desplegar campañas de manipulación sobre la realidad del país y actuar contra el orden constitucional cubano.

En su empeño por ejercer un papel rector en la tarea imposible de convertir a sus mercenarios en un movimiento creíble de oposición interna, la SINA canaliza fondos del presupuesto del Gobierno de los Estados Unidos y medios financiados por este para alimentar el negocio de la subversión interna.

En su labor de injerencia en los asuntos internos de Cuba, la SINA ha llegado al extremo de asumir tareas de capacitación, estableciendo dentro de su sede locales y centros ilegales de Internet para proveer entrenamiento e impartir cursos a personas, con el objetivo de que actúen contra los intereses del Estado cubano, en violación flagrante de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, de las leyes cubanas y del propio acuerdo que dio origen al establecimiento de la Sección de Intereses.

En Cuba, como en muchos países, se requiere del consentimiento del Estado cubano y de la aprobación del Ministerio de Educación Superior para poder impartir programas docentes o cursos. También se necesita la autorización y una licencia de operación del Ministerio de Informática y Comunicaciones para ofrecer servicios de Internet. La SINA no cuenta con ningún permiso para dar estas prestaciones, que realiza sin la anuencia de las autoridades cubanas, por lo que son ilegales.

Resulta inaceptable y cínico que este tipo de programas que promueve la SINA, incompatibles por demás con las funciones de una misión diplomática, sean desarrollados por el país que sostiene, por ley y por decisión de su gobierno, una política de abierta hostilidad y bloqueo dirigida a doblegar y destruir a la Revolución, que, entre otros aspectos, restringe el libre intercambio educacional, cultural, académico, científico y deportivo entre los dos países e impide a Cuba conectarse a las decenas de cables submarinos que rodean la isla para poder acceder a Internet.

Existen pruebas irrebatibles de que las actividades ilegales que realiza la SINA son financiadas con fondos oficiales del gobierno norteamericano, que en sumas millonarias son adjudicados anualmente al Departamento de Estado y a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), en virtud de la sección 109 de la Ley Helms-Burton, que tiene como objetivo explícito promover un cambio en el sistema político, económico y social de Cuba.

Estas acciones subversivas, unidas al recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero, la persecución cada vez más feroz de las transacciones financieras cubanas y la utilización de nuevos pretextos para evadir la propuesta de sostener un diálogo serio, respetuoso y en condiciones de igualdad entre ambos países, que Cuba ha reiterado, demuestran que el actual Gobierno de los Estados Unidos no tiene la voluntad real de dejar atrás las peores políticas y prácticas de la Guerra Fría y no desiste de sus intentos por tratar de someter a nuestra nación a su dictado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores denuncia las actividades ilegales, injerencistas, ofensivas y provocadoras de la Sección de Intereses de los Estados Unidos y demanda el cese de su incitación permanente a la realización de acciones dirigidas a subvertir el orden constitucional que el pueblo cubano ha elegido legítima y soberanamente.

El Ministerio de Relaciones Exteriores ratifica que Cuba no cederá terreno a la injerencia y que utilizará todos los mecanismos legales a su alcance para defender la soberanía conquistada y hacer valer el respeto al pueblo cubano y a las leyes del país.

La Habana, 1 de noviembre de 2012

El huracán 'Sandy' deja 98 muertos en Estados Unidos



Amplias zonas de Manhattan aún siguen sin luz.  ANDREW GOMBERT / EFE  -  PÚBLICO / Washington 02/11/2012

Obama reanuda la campaña electoral. El presidente recibe los elogios del alcalde de Nueva York por su gestión durante la crisis provocada por el huracán

Desde Staten Island, en Nueva York, a las playas de la costa de Jersey, los equipos de rescate aún se enfrentan este viernes al desolador rastro que ha dejado tras su paso el huracán Sandy: la cifra de muertos se eleva ya a 98 sólo en Estados Unidos, 168 en todo el continente americano. En Nueva York 40 personas murieron, la mitad de ellas en Staten Island, uno de los cinco distrito de la ciudad, donde los vecinos se sienten abandonados por las autoridades.
El recuento oficial ha aumentado después de que las autoridades de Nueva York elevaran a 48 la cifra de fallecidos, tras el hallazgo de nuevos cadáveres en Staten Island, entre ellos los de dos niños de dos y cuatro años de edad. En Nueva Jersey las víctimas mortales son 13. De las 36 víctimas mortales restantes en Estados Unidos, once se han registrado en Maryland, otras tantas en Pensilvania, seis en Virginia Occidental, cuatro en Connecticut, dos en Virginia y dos en Carolina del Norte.
La costa este de Estados Unidos y sobre todo Nueva York intentan recuperar la normalidad a cuatro días de las elecciones presidenciales. Cerca de 4,5 millones de hogares y negocios en 15 estados todavía están sin electricidad, a la baja desde un máximo histórico de casi 8,5 millones.
En Nueva York el metro ha abierto parcialmente, pero sólo hasta la calle 42. Poco a poco, la energía eléctrica está volviendo, aunque aún hay amplias zonas de la ciudad sin luz y otras zonas que permanecen aún inundadas. Las escuelas siguen cerradas y también los túneles, aunque los aeropuertos y los trenes de cercanías han vuelto a funcionar. Hay problemas de abastecimiento de agua y comida. 
En Staten Island, la zona de la ciudad más golpeada por Sandy, los vecinos están indignados con las autoridades, a las que acusan de ignorarlos. "Se olvidaron de nosotros", dijo Theresa Connor, de 42 años y vecina de Staten Island, "nuestro vecindario ha sido aniquilado". "Y [el alcalde Michael] Bloomberg dijo que Nueva York está bien. ¡La maratón está en marcha!", agregó. Y es que la furia ha ido en aumento en Nueva York por la decisión de Bloomberg de proceder con la mayor maratón del mundo el domingo, prometiendo que el evento —que atrae a más de 40.000 corredores— no desviará recursos de las víctimas de la tormenta.
Staten Island, que se encuentra al otro lado de la bahía de Nueva York desde el sur de Manhattan, alberga a cerca de 500.000 habitantes, muchos obreros cuyas familias han vivido allí durante generaciones.
En Nueva Jersey, barrios enteros de ciudades costeras fueron arrasados por las aguas y el paseo marítimo de Atlantic City quedó destrozado. Al menos 13 personas murieron en Nueva Jersey y el coste no sólo ha sido financiero, sino también emocional.
"No hay nada más precioso para la gente que sus casas. Allí es donde están sus familias, sus recuerdos y las posesiones de sus vidas, y también hay una sensación de seguridad en el hogar. Esa sensación de seguridad fue violada con el agua entrando a las casas de la gente a una gran velocidad y con la gente teniendo que literalmente nadar, trepar y saltar para salvar la vida", dijo el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, a última hora del jueves.
El coste económico de la tormenta puede ser exorbitante. Se habla incluso de 50.000 millones de dólares.

Elogios de Bloomberg

Pese a que las dificultades aún persisten, los elogios hacia la gestión del presidente Barack Obama durante la crisis provocada por el huracán son casi unánimes: hasta el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, alabó la actuación presidencial, lo que supone un claro espaldarazo electoral.
El presidente reanudó el jueves sus actos de campaña tras una pausa de cuatro días para atender la crisis de Sandy. Obama destacó la necesidad de ayudar a los damnificados por el ciclón y subrayó que en crisis como ésta el país logra unirse. 
Obama, lanzó el jueves nuevos ataques contra el "cambio" que ofrece a los electores su rival republicano, Mitt Romney, y prometió que, si gana la semana próxima, luchará por las familias de clase media "todos los días". "Yo he luchado por el cambio. Tengo las cicatrices y el pelo gris para demostrarlo", afirmó Obama en la Universidad de Colorado en Boulder, donde recibió un baño de multitudes, en la última parada de una gira que también lo llevó por Wisconsin y Nevada.
Con la voz casi ronca, Obama nuevamente pidió la ayuda de los electores, esta vez en Colorado, para ganar el próximo 6 de noviembre, y los instó a votar por adelantado mañana y "tocar puertas" para alentar a otros. En su alocución antes unos 10.000 estudiantes, Obama repitió prácticamente su discurso combativo de una parada anterior en Las Vegas (Nevada), al indicar que los ricos "no necesitan a un paladín en Washington" porque "siempre tendrán acceso e influencia".
Para Obama, los que sí necesitan a un defensor en Washington son los trabajadores de servicios, los maestros en hacinadas aulas, o los niños pobres. En ese sentido, afirmó que "nuestro trabajo aún no está terminado" cuando no se han creado suficientes empleos o cuando aún hay niños que viven en la pobreza.
Mitt Romney al igual que Obama ha multiplicado sus visitas a los nueve estados clave en la contienda. El candidato republicano se presenta como un agente de "cambio" para el país, algo que repitió  en un acto electoral en Doswell (Virginia). Pero, según Obama, las propuestas de su rival "no son cambio" cuando implican cederle más poder a los bancos, dejar a "millones" sin seguro médico al revocar la reforma sanitaria de 2010, recortar los impuestos a los ricos, o poner el sello a las ideas del movimiento conservador Tea Party.

ELECCIONES 2012: ELITISMO Y DEMOCRACIA*

Jorge Gómez Barata

Los artífices de la revolución norteamericana de 1776 (Washington, Jefferson, Adams y Madison), redactores de la Declaración de Independencia, de la Constitución y de la Declaración de Derechos, fueron republicanos, liberales, demócratas y antimonárquicos convencidos, a la vez que ricos e ilustrados aristócratas; hombres de bien que practicaron consecuentemente el “elitismo democrático”, un enfoque que, sorprendentemente en aquella época y en aquel entorno resultó viable para con aportes humanos de todas partes crear una entidad única e irrepetible: los Estados Unidos.

Aquella fórmula a la vez elitista y democrática cultivó la democracia para las élites a las que atribuyeron la capacidad para representar al pueblo. Se trata de líderes tan refractarios a la idea de que las masas pudieran tomar el control del país que jamás consideraron tal eventualidad, no la temieron y desde luego no la estimularon. No practicaron la demagogia ni apelaron a las multitudes como tampoco pensaron la independencia, la libertad y el país que construían para que fuera gestionado por mayorías procelosas.

Ese enfoque explica por qué en la Declaración de Independencia, como tampoco en la Constitución ni en la declaración de Derechos se alude a los humildes, a la esclavitud, a los negros, a los pueblos originarios, a las minorías, a los emigrantes, a la juventud ni a las mujeres. Cuando aquella élite se declara habilitada por la Providencia para conducir a un pueblo presuntamente elegido, no tiene en cuenta al proletariado, a los campesinos ni a los pobres, sino a sí misma.

Esas premisas unidas a un liberalismo económico a todo trance constituyeron las bases sobre las cuales se construyó y se desarrolló el Estado norteamericano, sus instituciones, el sistema político y como parte del mismo los mecanismos electorales. Para ese credo, el poder central personificado por el gobierno federal y el presidente fueron males necesarios.

Bien estudiado, el sistema político norteamericano se sostiene en  pilares como el Congreso, entidad electa por la ciudadanía a escala local pero formada por la élite y sobre la cual el pueblo no tiene control alguno, los derechos de los ciudadanos resumidos en las diez primeras enmiendas a la Constitución, el federalismo y la clara diferenciación e independencia de los poderes del estado.

Aunque de Europa llegaron algunas corrientes políticas, los emigrados que poblaron Estados Unidos se integraron a una sociedad donde poco se esperaba del gobierno y, aunque con el paso del tiempo el país evolucionó y se cohesionó como nación, el pensamiento y la práctica política se mantuvieron fieles a los orígenes, de ahí que los cambios ideológicos e institucionales; así como las mutaciones del sistema político sean allí lentos y graduales como ha ocurrido con la elección directa del presidente y los compromisarios, el fin de la esclavitud, la concesión del voto femenino y juvenil y algunas otras.

Eso (y otros muchos factores) explican la naturaleza y las salvaguardas del sistema electoral norteamericano que confía más en el colegio electoral que en las masas y ante la duda coloca al Congreso y al Tribual Supremo como árbitros y explica también por qué la socialdemocracia, el comunismo, el sindicalismo y la demagogia nunca prosperaron allí, donde jamás se ha celebrado un referéndum y donde las reformas y las innovaciones se deciden en el Capitolio. Nadie debe olvidar que la Constitución norteamericana que ha sobrevivido más de 200 años fue aprobada por 50 personas y que aun los presidentes no llegan a ese número. 

El pueblo americano, que respecto al resto de la humanidad se comporta como una élite, es parte del imperio americano y no víctima del mismo. Los asuntos y las ideas son muchas y poco el espacio. Luego les cuento. Allá nos vemos.

  ----------------------------------------------------------------------------------------
*Utilizo el término “élite” con el sentido de “Minorías excelentes” que le atribuía Ortega y Gasset.