sábado, 21 de julio de 2012

Comando Carabobo reveló detalles ocultos del último sondeo de Datanálisis


Caracas, 21 Jul. AVN.- El jefe de campaña del Comando Carabobo, Jorge Rodríguez, reveló este sábado detalles ocultos sobre el último sondeo presentado por la encuestadora privada Datanálisis el pasado 16 de julio.
Desde Zulia, en rueda de prensa, Rodríguez recordó que el sondeo encargado por los sectores de derecha da una brecha de15 puntos al candidato presidencial Hugo Chávez y subrayó que tras las cifras generales difundidas hay datos que hacen mucho más marcada la tendencia.
"Lo que no han hecho público son las láminas explicativas de la situación electoral actual, que es muchísimo más favorable al candidato de la patria, Hugo Chávez".
Tras el margen de 15%, dijo Rodríguez, hay una "intención de voto se ha mantenido inalterable en la fuerza, en la diferencia y en la brecha".
Al revisar el ítem del "voto seguro", el jefe de campaña precisó que dentro del 46% de intención de voto favorable para el candidato Chávez, 90,2% "está completamente seguro" de su elección.
En el caso del candidato de derecha, dentro del 31% que lo respalda, solo 85% está seguro de su voto.
Un tercer aspecto es la inclinación de los jóvenes. Entre los 24 y 29 años de edad, 48% apoya la candidatura de Chávez y 29% la del abanderado de la burguesía y los empresarios.
"A pesar de todos los disfraces de la derecha, a pesar de estrategias de mercadeo, los jóvenes venezolanos están con Hugo Chávez (...) ellos reconocen la originalidad, reconocen la humildad y, sobre todo, reconocen la proyección de futuro" en áreas como deporte, educación y cultura, dijo Rodríguez.
El cuarto punto citado fue el voto de los indecisos. Allí el dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), detalló que en la encuesta "se preguntó 'aún si usted no ha decidido la seguridad de su voto ¿Por cuál se inclinaría?', el 8,3% de esos indecisos se inclinaría por Hugo Chávez y sólo el 4,3% lo haría por el candidato de la derecha".
Denuncia por tratamiento desigual en la cobertura de la campaña presidencial
Rodríguez informó que la próxima semana será presentada ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) una denuncia por "la inmensa desigualdad en el tratamiento de la campaña electoral" que realiza "la gran mayoría de los medios de comunicación que pertenecen a la derecha"
Señaló que "con números, con porcentajes y con creces" los medios privados tratan de favorecer al candidato de la derecha e "intentan teñirlo de un matiz positivo", en contraposición con la cobertura de la campaña electoral del candidato presidencial Hugo Chávez.
Criticó al rector Vicente Díaz, del CNE, por "hacerse la vista gorda" ante las violaciones a la normativa electoral del candidato Henrique Capriles, como por ejemplo la utilización de los símbolos patrios en la indumentaria y vestimenta durante actos proselitistas.

LA CONDICIÓN HUMANA DEL CHE GUEVARA

Por Manuel E. Yepe
Una de las dimensiones de la revolución cubana que más preocupa a sus enemigos es la identificación que logra y mantiene el proceso cubano con los pueblos de todo el mundo, pese a la ya cincuentenaria campaña de descrédito que pagan el imperialismo y las oligarquías.
Entre las muchas razones que avalan este criterio está el absoluto respeto por la vida humana que ha caracterizado a la revolución cubana desde la lucha insurreccional contra la tiranía de Fulgencio Batista hasta nuestros días.
Por eso, indigna que, en el Sur de la Florida, los herederos de aquellos torturadores y asesinos que huyeron a Estados Unidos en 1958 con hasta el último de los 400 millones de dólares que había  en la tesorería nacional –algunos de ellos son hoy congresistas en Washington o parásitos multimillonarios engordados con los aportes estadounidenses a la lucha por el regreso de la democracia a Cuba- osen calificar de dictadura al gobierno cubano de hoy.
Y, peor aún, que conceptúen como violador de los derechos humanos a una personalidad tan pura y limpia de la historia de Latinoamérica y del mundo como Ernesto Che Guevara.
La identificación del Che Guevara con las masas populares conscientes del continente, y de muchas otras partes del mundo, se patentiza en el hecho de que, no obstante los recursos  invertidos por el imperio y la reacción intentado desprestigiarlo mediante la vulgarización de su imagen cual objeto comercializable, no han podido evitar que ésta siga acompañando a cuanta acción justa de rebeldía promovida por los más diversos segmentos populares tiene lugar en el mundo.
El Che es hoy estandarte de lucha de millones de jóvenes estudiantes, mujeres, obreros, campesinos, huelguistas, indignados y ocupantes de espacios públicos en todas partes, sin que las mentiras fabricadas en Miami y pagadas por Washington mellen su prestigio y la capacidad movilizadora de su ejemplo y sus ideas enraizadas en la revolución cubana.
Che estuvo vinculado a una de las más significativas acciones humanitarias de la revolución cubana cuando, ejerciendo la jefatura del Castillo de la Cabaña, en La Habana, garantizó que el principal tribunal creado para enjuiciar los crímenes de guerra de la tiranía derrotada realizara un trabajo ejemplar por su organización, limpio desarrollo y respeto a los veredictos de los jueces.
Cuando se acercaba la victoria, el líder de la revolución y jefe del Ejercito Rebelde, Comandante Fidel Castro, llamó a la población a que no se tomara la justicia por mano propia y prometió que todos los acusados de crímenes serían juzgados con todas las garantías que dan las leyes y sancionados conforme a la gravedad de sus delitos.
Con ello, la revolución cubana evitó que se repitiera lo ocurrido  a la caída del tirano Gerardo Machado en 1933, cuando centenares de acusados vinculados a la cruenta dictadura fueron muertos y sus cuerpos arrastrados por las calles por la ira popular sin oportunidad de defenderse ante un tribunal, porque faltó una autoridad que garantizara al pueblo, como ocurrió esta vez, que se haría justicia.
Se conoce que el tratamiento al vencido con humanidad resultó una de las armas más poderosas que tuvo el Ejercito Rebelde en su combate contra las fuerzas de la tiranía de Batista.
Mientras las fuerzas de la tiranía -apoyadas, entrenadas y asesoradas por militares estadounidenses- mataban, torturaban y cometían toda clase de abusos contra los detenidos sospechosos de ser revolucionarios, los combatientes rebeldes respetaban los derechos humanos de los militares que hacían prisioneros.
Esta conducta provocó en las fuerzas gubernamentales una marcada disposición a rendirse a los combatientes revolucionarios cuando eran conminados a ello, lo que contrastaba con la actitud de los rebeldes de resistir siempre hasta la muerte.
El propio Che Guevara, que era médico, se vio muchas veces en situación de atender heridos del enemigo hechos prisioneros antes que a los propios.
Como dirigente administrativo y como jefe militar destacó por su exigencia en el cumplimiento de los deberes por sus subalternos, que lo acataban más por la excepcional fuerza moral que le confería su ejemplar auto exigencia que por la autoridad de que estaba ungido por su jefatura.
La dimensión humana en la personalidad política de Guevara y su pensamiento crítico y polémico acerca de la construcción del socialismo dejaron una huella trascendental que se aprecia hoy en cada momento y en cada estrategia cubana.
 Arremeter con infundios contra la conducta ejemplar del Che, tanto en su vida privada como pública, retrata a sus detractores.
La Habana, 21 de Julio de 2012

LA MADRE DE TODOS LOS VETOS

Jorge Gómez Barata

A lo largo de 20 meses los círculos dirigentes de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia han insistido en presentar en el Consejo de Seguridad resoluciones sobre Siria cuando saben que serán vetadas por Rusia y China. Descartada la  estupidez: la pregunta es: ¿Por qué lo hacen? Obviamente No se trata de vocación de perdedores, sino probablemente de una maniobra finamente calculada.
La apuesta norteamericana y su estrategia en Siria se fundamentan en la presunción de que el gobierno de Bashar al-Assad no sobrevivirá a lo que ya se califica de la mayor conspiración desde que Ronald Reagan auspició la Guerra Sucia en Centroamericana contra el gobierno sandinista y el movimiento revolucionario en El Salvador.
Tal como se conduce la conspiración que lanza sobre Siria a todo occidente, Turquía, la OTAN, la Liga Árabe, Arabia Saudita y las monarquías del golfo Pérsico y cuando su único aliado Irán, poco puede ayudar, un resultado desfavorable al gobierno sirio no sólo cambiará el panorama geopolítico y la correlación de fuerzas en la región sino que dejará a Rusia en el bando perdedor, cosa que disminuirá su escaso protagonismo internacional.
No se trata de que Putin, su canciller y los formuladores de estrategias del Kremlin sean ingenuos sino que, entre seguir a Washington como socio menor o dar batalla con la única arma disponible, el veto, optaron por lo segundo. Por otra parte, aunque son cada día más remotas, existe la posibilidad de que el actual régimen, incluso sin que Bashar al-Assad sobreviva, escenario en el cual Rusia sumaría algún capital político.
En cuanto a China parece tratarse de una posición entre pragmática y acomodaticia. Debido a que un solo veto basta para paralizar al Consejo e impedir que se aplique el Capítulo VII de la Carta de la ONU que autoriza el uso de la fuerza, su voto en contra no define nada, cosa que saben todos los actores.
No obstante, cualquiera que sea el desenlace, el símil con la Guerra Sucia en Centroamérica es pertinente. Ahora como entonces se trata de un crimen perpetrado a la luz del día, con amplio respaldo mediático y la complicidad de unos factores internacionales, la indiferencia de otros y la impotencia de los que quisieran y no pueden.
En los ochenta, Nicaragua y El salvador contaron con la determinación de la Revolución Cubana y de Fidel Castro que sin disponer de potestad de veto ni cohetes y sin poder confrontar abiertamente la maniobra, contribuyeron a salvar lo que se pudo. El hecho de que los sandinistas y el Frente de Liberación de El Salvador estén en el poder y, mal que bien, haya democracia en Centroamérica dice mucho. Allá nos vemos.
La Habana, 21 de julio de 2012

En fotos, el daiquirí más grande del mundo

Publicado en Cubadebate el 21 Julio 2012 
Alrededor de 30 cantineros y ayudantes, se turnaron durante 33 minutos detrás de 12 batidoras. Foto: EFE/ Stringer


En horas de la mañana, Cubadebate informó sobre la iniciativa de unos 30 cantineros cubanos y sus ayudantes para elaborar el daiquirí más grande del mundo, un homenaje al 113 aniversario del natalicio del escritor estadounidense Ernest Hemingway y los 195 años del bar-restaurante El Floridita, sede de la actividad. Lograda la hazaña, ofrecemos a nuestros lectores un grupo de fotos que recogen momentos de esta fiesta de la coctelería cubana.


 Los protagonistas intentan entrar a los récords Guinnes. Foto: EFE/ Stringer
Los protagonistas intentan entrar a los récords Guinnes. Foto: EFE/Stringer
La competencia forma parte de los festejos del 195 aniversario de Floridita. Foto: EFE/ Stringer
La competencia forma parte de los festejos del 195 aniversario de Floridita. Foto: EFE/ Stringer
Subidos en sillas a ambos lados de la enorme copa de capitel triangular, típica del daiquiri, dos empleados fueron vertiendo las jarras. Foto: EFE/ Stringer
Subidos en sillas a ambos lados de la enorme copa de capitel triangular, típica del daiquiri, dos empleados fueron vertiendo las jarras. Foto: EFE/ Stringer
La iniciativa era un sueño de todos los trabajadores de la instalación. Foto: EFE/ Stringer
La iniciativa era un sueño de todos los trabajadores de la instalación. Foto: EFE/ Stringer
La iniciativa era un sueño de todos los trabajadores de la instalación. Foto: EFE/ Stringer
La iniciativa era un sueño de todos los trabajadores de la instalación. Foto: EFE/ Stringer
El público presente disfruta de la popular bebida. Foto: EFE/ Stringer
El público presente disfruta de la popular bebida. Foto: EFE/ Stringer

España, en alerta máxima

La bolsa se hunde, la prima de riesgo marca otro récord y Valencia pide el rescate

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ayer. Emilio Naranjo | EFE

El Periódico - Sábado, 21 de julio del 2012
PILAR SANTOS / Madrid

España lleva varias semanas viviendo jornadas históricas y ayer volvió a ser una de ellas. El Gobierno firmó la hipoteca de 100.000 millones que ha contraído con los socios europeos para rescatar a los bancos, la Comunidad Valenciana solicitó ayuda al Estado para no quebrar, la prima de riesgo (que mide el miedo de los inversores a la insolvencia de un país) cerró en el récord de los 610 puntos y la bolsa registró la mayor caída anual(5,82%). El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, además, presentó el cuadro macroeconómico para los próximos años y corrigió las previsiones que publicó hace solo dos meses: la recesión se prolongará hasta el 2013 y el paro batirá este año otro récord (24,6%).

El Rey Juan Carlos dejará de ser el presidente de honor de WWF España

El Rey y Jeff Rann, propietario de una empresa de safaris, en 2006. | Rann

El Mundo.es - Teresa Guerrero | Madrid

Actualizado sábado 21/07/2012 14:23 horas

Los socios de WWF España no quieren que el Rey Don Juan Carlos siga siendo su presidente de honor. Durante una asamblea extraordinaria celebrada hoy en el Jardín Botánico de Madrid, han decidido eliminar el cargo de presidente honorífico que el Monarca ostenta desde 1968, cuando la organización fue fundada con el nombre Adena. La decisión se ha tomado por abrumadora mayoría: 226 votos a favor, 13 en contra y una abstención. Para aprobar la propuesta, eran necesarios dos tercios de los votos.
La participación de Don Juan Carlos en una cacería de elefantes en Botsuana el pasado mes de abril desató una oleada de críticas tanto España como en otros países. Según el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, muchos socios se han dado de baja en señal de protesta.
Aunque la caza de elefantes es legal en Botsuana, los socios han manifestado su "profundo malestar" porque el Rey ocupe el cargo de presidente honorífico de una organización reconocida en todo el mundo por sus esfuerzos para proteger la fauna salvaje.

Críticas a la ONG

La presión internacional para que el Rey dejara de ser el presidente de honor también ha sido muy fuerte. WWF está presente en más de cien países y cuenta con cinco millones de socios, que pagan sus cuotas para contribuir a los programas de conservación de especies amenazadas, entre las que se encuentra el elefante. En España la ONG conservacionista cuenta con unos 35.000 socios.
La asamblea, en la que sólo se ha debatido y votado la propuesta para suprimir el artículo 6 de los estatutos sociales de la organización("Es Presidente Fundador y de Honor de la Asociación Su majestad El Rey D. Juan Carlos I de España"), fue convocada el pasado 7 de junio por la Junta Rectora de WWF.
A la asamblea, que comenzó a las 12 horas en el Jardín Botánico de la capital, han podido asistir todos los socios mayores de 18 años que estuvieran al corriente del pago de sus cuotas. Para poder votar, sin embargo, era necesario tener una antigüedad de, al menos, dos años. El resto ha podido participar con voz pero sin voto.
Fuentes de la Casa Real señalaron el viernes a ELMUNDO.es que, siguiendo su política habitual, no harán ninguna valoración sobre la decisión que se ha tomado durante la asamblea. Por su parte, Juan Carlos del Olmo aseguró a este diario el pasado jueves que la Casa del Rey ya les ha transmitido que respetará totalmente la decisión de los socios.
En los últimos años el Rey no ha participado en ningún acto de la organización, por lo que su cargo era meramente simbólico. Su papel en la ONG conservacionista sí fue muy activo durante la década de los años setenta cuando, de la mano de Félix Rodríguez de la Fuente, contribuyó a la creación de los primeros espacios protegidos en nuestro país. Desde que fue nombrado Rey, en 1975, pasó de ser presidente de WWF España a presidente de honor.

Cronopiando: "Batman contra James Holmes"

Koldo Campos Sagaseta
 Nadie se explica en Estados Unidos cómo  ha podido ocurrir, cómo ha sido  posible que Batman no llegara a tiempo de  evitarlo, pero lo cierto es que  hasta el propio héroe enmascarado, sorprendido  el día de su estreno, fue incapaz de reaccionar. Tal vez esperaba otra clase de  enemigo. Tampoco es la  primera vez que se equivoca. James Holmes sólo es el  último nombre de una extensa nómina de asesinos blancos e irreprochables  apellidos, que no  tuvo que  eludir ningún control de seguridad para entrar en  Estados Unidos y  perpetrar su matanza, porque ya estaba dentro, porque siempre  estuvo  dentro, tan americano como Batman.
 James Holmes, el joven  estadounidense que ayer asesinó a balazos a catorce  personas en un cine de  Denver, durante el estreno de la última entrega de  Batman, no procedía de Yemen  o de Afganistán, sino de Tennessee.
 Tampoco profesaba la religión musulmana,  ni hinduista, ni se dedicaba a  los cultos satánicos. Holmes era feligrés de la  iglesia protestante. No  vestía babuchas ni se ponía turbantes, sino los clásicos  “jins” y las  típicas  gorras con emblemas deportivos. No sintonizaba el canal de  Al Yacerá,  sino  la CNN.
 No comía quipes, titiles o dátiles, sino  hamburguesas, sanwichs y patatas fritas. No bebía té, sino Coca-Cola. No calzaba  sandalias, sino  zapatillas  deportivas. No celebraba el ramadán, ni el año nuevo  chino, sino el 4 de  julio. No leía el Corán, sino el Washington Post. No fue  estudiante  meritorio  de ninguna madraza talibana o escuela coránica, sino de una  simple y  común  universidad estadounidense. No era miembro de Al Qaeda o de la  Yihad  islámica, sino de un club de cine local.
 En el pasado no había  peregrinado a La Meca o se había bañado en el  Ganges. En todo caso, Holmes había  realizado algunas excursiones al monte  como boy-scout.
 Tampoco lo detuvo el  escáner de ningún aeropuerto, ni ninguna de las  sofisticadas medidas de  seguridad de las que disponen los Estados Unidos  para detectar terroristas  extranjeros porque James Holmes es estadounidense y  adquirió sus armas en una de  las tantas armerías que en su enajenada  sociedad  ponen en manos de cualquier  patriota toda clase de explosivos.

El Moncada: Derrota convertida en victoria

HAMLET HERMANN
Pocas personas pudieron imaginarse el 26 de julio de 1953 que ese día se estaba iniciando una nueva etapa de lucha por la definitiva independencia de Cuba y del continente americano. Otros pocos no podían entender cómo, de una derrota, podría surgir la victoria que transformaría la sociedad cubana y establecería nuevos patrones de lucha contra el imperial designio de Estados Unidos en América Latina. Ese domingo, más de un centenar de jóvenes asaltó el cuartel Moncada, en Santiago de Cuba, en acción negadora de la politiquería, que no se atrevía a combatir la dictadura de Batista.
El cuartel Moncada simbolizaba la opresión, el coloniaje, la maldad y la explotación que venía sufriendo el pueblo cubano desde los tiempos coloniales. Primero, fue cuartel del Nuevo Presidio que sirvió para humillar y asesinar a ciudadanos indefensos. Luego fue fortaleza que albergó la infantería y la caballería española bajo el pomposo nombre de Reina Mercedes. Muchos patriotas cubanos sufrieron prisión y muerte en sus mazmorras.
Ese enclave militar fue también asiento de las tropas estadounidenses que ocuparon Cuba, a finales del siglo diecinueve, para frustrar la victoria de ese pueblo por su independencia. Aunque la bandera cubana ondeó desde 1902, la esencia colonial siguió manteniéndose sobre su territorio. Poco después, los “marines” estadounidenses serían sustituidos por la Guardia Rural de la república mediatizada, constituida entonces por tropas nativas-al servicio de los intereses de Estados Unidos. Asimismo, el cuartel Moncada sirvió como centro de torturas al Chacal de Oriente, Arsenio Ortiz, durante la dictadura de Gerardo Machado hasta su derrocamiento en 1933.
El asalto al cuartel Moncada en 1953 constituyó, evidentemente, una derrota militar costosa. Allí perdieron la vida muchos de los mejores jóvenes cubanos quienes constituían la vanguardia revolucionaria de entonces. A pesar del fracaso, la difícil coyuntura nacional permitió que avanzaran quienes mejor afincados tenían los pies sobre la tierra. Los vacilantes y asustadizos flaquearon ante la aparente omnipotencia de la dictadura de Fulgencio Batista. Pero los revolucionarios y los ciudadanos más conscientes del momento histórico que vivían, crecieron ante las adversidades hasta alcanzar nuevamente la estatura gigantesca de los caídos en aquel intento.
A 59 años de la heroica gesta del asalto al Moncada, la Revolución cubana continúa su lucha contra el enemigo de siempre. Hoy Cuba está exenta de graves calamidades y miserias y ha logrado destacados avances en el aseguramiento de necesidades que resultan básicas para una mejor calidad de vida. Cuba ha logrado todo eso a pesar de tener que pagar todos los días el precio adicional que exige el mantener una actitud viril e inclaudicable frente a las pretensiones de un criminal bloqueo económico que ya dura más de medio siglo.
En este aniversario del asalto al cuartel Moncada, toca a los dominicanos conmemorarlo con la puesta en circulación de la primera parte de la autobiografía del comandante Fidel Castro Ruz. Ese es un libro importante, no porque El Comandante sea un superhéroe o un súper villano, sino porque está dotado de particularidades que lo han convertido en el hombre más capaz para servir a las grandes necesidades sociales de su época. Este oriental cubano, con la tozudez característica que le otorga su descendencia de gallego, se ha convertido en símbolo de liberación, no sólo de Cuba sino de todos los pueblos del Tercer Mundo. Esta condición no pueden negarla ni siquiera sus peores enemigos, quienes han tratado de satanizar su imagen.
A partir de mañana, estará con nosotros la intelectual cubana Katiuska Blanco Castiñeira, quien tuvo, y tiene todavía, el privilegio de servir de mecanismo conductor de las narraciones del líder revolucionario. Ella nunca olvidará cuando Fidel, en el peor estado de salud en 2006 le dijo de sopetón: “¿Por qué no preparas un cuestionario inquisitorio?” Para la joven periodista, aquella fue la señal de que Fidel “estaba dispuesto a develar historias, perplejidades, juicios, aconteceres que habrían permanecido en silencio en otro momento.”
Así lo hicieron Fidel y Katiuska. Lo esencial de cuanto ha vivido lo conoceremos desde Santo Domingo y Santiago de los Caballeros, directamente, de boca de esa intelectual para beneficio de todos los que valoramos inmensamente los vínculos históricos de Cuba y República Dominicana.