sábado, 7 de julio de 2012

¿Cómo está Chávez?

Atilio Borón
Publicado en Cubadebate el 7 Julio 2012
Quisiera compartir con todas y todos unas impresiones personales, intercaladas con algunos elementos de análisis, acerca de un día inolvidable. Hacía un tiempo que no veía al presidente Hugo Chávez y tenía, como todos, una ansiedad muy grande ante la posibilidad de verlo de cerca, tal vez de estrechar su mano.

Me preocupaba su salud; por él, como entrañable amigo y por Nuestra América, por la cual tanto ha hecho. Y además porque Chávez es, como dice el verso de Bertolt Brecht, uno de los “imprescindibles”; esos que como Fidel, lucha todos los días, veinticuatro horas al día, sin tregua y sin pausa.

La ocasión fue la conmemoración el día 5 de Julio del 201º aniversario de la declaración de independencia de Venezuela, que tuvo por escenario la Asamblea Nacional. Todo comenzó con el ingreso del presidente al recinto, en donde ya se lo pudo ver en buena forma, animado y con muy buen semblante. Luego de saludar a varios de los allí presentes, con la calidez de siempre, tomó su lugar en el presidium y a continuación el diputado Earle Herrera, del PSUV, procedió a leer el Acta de la Declaración de la Independencia, firmada entre otros por esa figura descomunal que fue Francisco de Miranda. Confieso que desconocía los detalles de ese texto, bastante extenso, y en el cual la firma de los congresistas que la proclamaron es precedida por una notable fundamentación doctrinaria y teórica que, hasta donde yo recuerdo, no he visto en ninguna otra acta de ese tipo. Al escuchar su profundo contenido pude comprender que la genial estatura -política, filosófica y militar- de Simón Bolívar no fue un capricho de la biografía o un rayo en un día sereno. Existía en esa notable Capitanía General de Venezuela una tradición cultural y filosófica de una envidiable densidad teórica, personificada en las brillantes figuras de Miranda y en la del maestro, tutor y amigo de Bolívar, Simón Rodríguez. Tradición que, como se decía más arriba, quedó estampada para la posteridad en el Acta del 5 de Julio de 1811.

Ese venerable documento, que tanto me sorprendió, contiene algunos párrafos que destilan un anti-imperialismo que son de una sorprendente actualidad. Me limito tan sólo a acotar el siguiente:

“A pesar de nuestras protestas, de nuestra moderación, de nuestra generosidad, y de la inviolabilidad de nuestros principios, contra la voluntad de nuestros hermanos de Europa, se nos declara en estado de rebelión, se nos bloquea, se nos hostiliza, se nos envían agentes a amotinarnos unos contra otros, y se procura desacreditarnos entre las naciones de Europa implorando sus auxilios para oprimirnos.”

Reemplácese Europa por Estados Unidos y se comprobará que eso de declararnos rebeldes o revoltosos, de sufrir bloqueos, de padecer hostilidades, de ser invadidos por agentes que provocan amotinamientos contra los gobiernos populares (policías o algunos sectores minoritarios de los pueblos originarios en Ecuador y Bolivia, o golpes de estado “institucionales” como en Honduras y Paraguay) no tiene nada de nuevo. Son las clásicas políticas que ensayan los imperios en su fase de decadencia. Así lo entendieron los venezolanos que hace dos siglos declararon su independencia, y así debemos entenderlo también hoy. Muchas, si bien no todas, de esas protestas contra los gobiernos de izquierda tienen por detrás la siniestra mano del imperialismo. Hace doscientos años tanto como hoy.

Luego de la lectura de ese documento tomó la palabra el Canciller Nicolás Maduro. En su alocución realizó una brillante síntesis de la evolución de las relaciones entre América Latina y el Caribe y Estados Unidos, subrayando como desde sus primeros discursos, cartas y escritos Simón Bolívar percibió con sorprendente precocidad el nefasto papel que el país del Norte estaba llamado a cumplir en esta parte del mundo. Valga como ejemplo esta afirmación del Libertador:

“los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias a nombre de la Libertad” (Carta al Señor Coronel Patricio Campbell, Guayaquil, 5 de agosto de 1829).

Maduro expuso el lacerante itinerario histórico de esa relación, señalando los hitos principales que a lo largo de dos siglos ratifican la invariante continuidad de la política de Estados Unidos hacia Nuestra América, sintetizada en la Doctrina Monroe (1823): fomentar la desunión de nuestros países, desestabilizar gobiernos que se opongan a los intereses imperiales, provocar y ejecutar golpes de estado, asesinar líderes y militantes antiimperialistas, atraer con toda clase de maniobras y artilugios a los sectores dominantes de la región y a las clases y capas populares, víctimas privilegiadas de la manipulación y propaganda políticas del imperio. Tal como lo expusiera en Facebook, Twitter y mi propio blog, el discurso de Maduro fue, por su exhaustividad y su sustancia, uno de los mejores que escuché de labios de un canciller de América Latina y el Caribe en mucho tiempo. Es un notable material de estudio, que será necesario publicarlo y otorgarle la más amplia difusión internacional.

A continuación habló Chávez, en línea con el tema que había suscitado la intervención de Maduro. Anunció que la suya sería una breve intervención, y pese a la incredulidad de su auditorio así lo hizo. Se lo notó agudo y filoso como siempre, sus ojos brillantes y llenos de vida, su prosa con un fluir pulcro y a la vez rotundo en su argumentación. Denunció al imperio y sus aliados, la burguesía y las oligarquías locales (”autóctonas” que no nacionales, como decía el Che) como enemigas irreconciliables de los pueblos, y sus luchas emancipatorias no pueden sino tropezar con la más enconada oposición de Washington y sus peones vernáculos. El capitalismo condena a la humanidad, siguió diciendo, y es irreformable. Ya está desahuciado y no tiene futuro. Sólo el socialismo puede salvar a la especie humana de la irreparable destrucción que el metabolismo del capital impone sobre la naturaleza y la sociedad. No hay democracia verdadera sino en el socialismo, dijo, repitiendo el clásico dictum de Rosa Luxemburg. Fustigó al golpe de estado en Paraguay y lo comparó con el que él mismo había padecido en el 2002. Y dijo que en aquel país, como antes en Venezuela, ahora acusan al depuesto presidente Lugo de urdir un golpe de estado contra quien usurpara su cargo, Federico Franco. Y contó que a él también lo acusaron, cuando las masas y las fuerzas armadas, en una unión tan inesperada como virtuosa lo reinstalaron en el poder, de haber perpetrado un golpe de estado a Carmona, el energúmeno aquel que catapultado por el golpe del 11 de Abril quiso deshacer de un plumazo las conquistas históricas del chavismo. En estos tramos Chávez hizo gala de su agudo sentido del humor al comentar con sorna estas piruetas retóricas por las cuales quienes transgredían la constitución y las leyes de la república se autovictimizaban, a la vez que convertían a sus víctimas en tenebrosos villanos.

Fue un discurso breve y contundente, claro, profundo, propio de un estadista y de un revolucionario. Las palabras revolución, socialismo y democracia brotaban continuamente de sus labios, y su minuciosa y permanente relectura de los textos de Bolívar le ofrecía siempre una analogía o una idea pertinente del Libertador, lo que le permitía hilvanar -como Fidel lo hizo magistralmente con Martí al concebirlo como “el autor intelectual del asalto al Moncada”- la problemática y los desafíos del presente con la tradición de lucha antiimperialista de Bolívar y, por supuesto, de Martí y los próceres de la patria grande latinoamericana, insistiendo reiteradamente en la urgente necesidad de culminar el proyecto integracionista por el cual aquellos ofrendaron sus vidas. Fue un discurso breve pero sin desperdicios, pronunciado por un hombre que hablaba con la pasión de sus mejores momentos pero con un componente analítico y reflexivo que si ya antes lo tenía -¡y vaya si lo tenía!- ahora lo ha perfeccionado. Un Chávez a quien su enfermedad le permitió hacer un alto en la vorágine cotidiana de la gestión y meditar sobre lo humano y lo divino, enriqueciéndolo como persona y como jefe de una revolución. Al terminar su intervención invitó a los allí presentes a acompañarlo a presenciar el desfile cívico-militar.

Hasta allí llegó Chávez en un auto descapotado, ante el delirio de la multitud que se había dado cita en las amplias y cómodas graderías del Paseo de los Próceres. Derrochaba energía a cada paso, saludando a todo el mundo, interesándose por la hijita de una funcionaria que estaba en el palco presidencial, saludando con desbordante simpatía a diestra y siniestra y gastando bromas con algunos conocidos. A quien esto escribe lo paralizó con un inesperado saludo (prueba de que su agudo sentido del humor, síntoma de vitalidad si los hay, seguía intacto) llamándole “¡general Atilio Boron!” y haciendo una aparatosa venia. Riéndose a mandíbula batiente con su chanza hizo lo mismo con Ignacio Ramonet, que estaba a mi lado, y a quien le dispensó el trato de “mariscal, porque como tú eres francés allá el grado máximo es mariscal”. Y a Piedad Córdoba le dijo que el beso que le había dado horas antes en la Asamblea Nacional lo obligaba a no lavarse la cara muchos días; y al ex guerrillero colombiano Antonio Navarro Wolf lo sorprendió recordándole risueñamente que en una época sus superiores lo obligaban a perseguir guerrilleros y ahora los tenía como invitados de honor de su gobierno. Al colombiano, y también a Nidia Díaz, la heroica comandanta de las luchas del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional y a tantos otros que se agolpaban en el palco. Ni el Nuncio Apostólico escapó a sus humoradas: el hombre aguantó a pie firme (y protegido por un buen sombrero) los rayos del sol que calcinaban el palco presidencial y por eso lo condecoró, a voz de cuello, con la “Orden del Sol”, diciéndole que en anteriores ocasiones revolucionarios de férreas convicciones no soportaron la furia del astro rey y habían dejado al presidente en soledad, resistiendo a pie firme la canícula. Felicitó al Nuncio por su solidaridad ante similares circunstancias.

Para resumir: a Chávez se lo ve muy bien, mucho mejor de mis más optimistas expectativas. Está vital, vibrante y brillante, y presidió sin acartonamientos una ceremonia que no vacilo en calificar de impresionante, y esto por dos razones. Primero, por la extraordinaria presencia del componente cívico, popular, que abrió la parada. Ver desfilar médicos y enfermeras de las distintas misiones; científicos; campesinos; indígenas; obreros de las más diversas ramas; gente de pueblo de todas las profesiones y procedentes de distintos puntos del país; mujeres y jóvenes marchando orgullosamente y saludando con verdadera devoción a su líder es una saludable anomalía en Nuestra América, donde los protagonistas excluyentes de los desfiles son las fuerzas armadas. No en este caso. Y, segunda razón, un desfile impresionante por la apabullante exhibición de un poderío militar que hizo que los agregados militares de muchos países agotaran las baterías de sus filmadoras para grabar el paso de las distintas fuerzas con sus sofisticados armamentos y, sobre todo, el intimidante despliegue de cohetería y, posteriormente, de helicópteros y aviones de última generación que sobrevolaron raudamente sobre nuestras cabezas. Un oportuno mensaje, por cierto, para quienes dentro y fuera de Venezuela alucinan con el derrocamiento de Chávez por la vía de un golpe militar. Esa gente ahora tendrá que hacer muy bien sus cuentas porque, afortunadamente, la revolución bolivariana no está indefensa ya que la identificación de las fuerzas armadas con el proyecto socialista parece estar muy sólidamente arraigada.

Fue muy emocionante ver marchar a las milicias populares, muy bien pertrechadas y además con sus cánticos antiimperialistas y socialistas. Sólo los ingenuos pueden suponer que un proceso revolucionario orientado hacia la construcción del socialismo -y eso es lo que, a su manera y a sus tiempos, está haciendo la revolución bolivariana- podrá defenderse apelando solamente al embrujo de la palabra o a la eficacia persuasiva del discurso. Eso puede valer en las pequeñas discusiones del mundillo académico, intrascendentes a la hora de hacer la historia. Pero al imperialismo, siempre conspirando y agrediendo, no se lo disuade con esos recursos porque sólo entiende el lenguaje de la guerra. En el marco de la brutal contraofensiva lanzada por Washington sobre nuestros pueblos, y en primer lugar sobre los países del ALBA, la mejor manera de evitar la agresión militar del imperio -que sobrevendría una vez fracasadas su beligerancia mediática y sus conspiraciones políticas- es preparándose meticulosamente para ella, elevando así el costo que podría tener para Estados Unidos cualquier aventura militar en la Venezuela bolivariana.

Es una desgracia, pero ni Chávez, ni Raúl (o Fidel, antes), ni Evo ni Correa tienen otra opción que fortalecer sus aparatos de defensa sin lo cual cualquier proyecto emancipatorio, por moderado que sea, sería ahogado en sangre. Si Estados Unidos ha cercado toda América Latina y el Caribe con un rosario de 46 bases militares (según el último recuento del MOPASSOL), los gobiernos progresistas y de izquierda deben actuar en consecuencia y prepararse para ello.

Esto los obliga a invertir en defensa partidas presupuestarias mayores de las que hubieran deseado (recursos que podrían destinarse al desarrollo social) para repeler una agresión militar que, con toda seguridad, Washington descargará -directamente o mediante algún proxy de la región- sobre nuestros países en el momento en que la cacería de los recursos naturales se convierta en una cuestión de vida o muerte, para lo cual no habrá que esperar demasiado tiempo. Salvo que se piense, como lo hacen algunos gobernantes desaprensivos y las incorregibles buenas almas socialdemócratas, que esas bases se instalaron para que sus ocupantes se deleiten con la observación de los hermosos plumajes de nuestros pájaros o para llevar a cabo las ayudas humanitarias que sus ocupantes fueron incapaces de concretar cuando, en 2005, el huracán Katrina asoló New Orleans.

(Tomado de Rebelión)

Libia vivió “un día de crisis de gestión”, afirma titular de la Comisión Electoral

Publicado en Cubadebate el 7 Julio 2012
Libia vota en medio del caos y la violencia.

En medio de un clima de violencia y caos transcurrió hoy la jornada electoral en Libia, ante la imposibilidad del Consejo Nacional de Transición de controlar a las milicias que lincharon en agosto de 2011 a Muamar el Gadafi.

El presidente de la Comisión Electoral libia, Nuri al Abbar reconoció que esta jornada electoral ha sido “un día de crisis de gestión”, si bien ha celebrado que solo 24 de los 1.554 centros de votación no hayan podido abrir debido a actos de sabotaje.

Una persona murió y dos resultaron heridas en un enfrentamiento entre fuerzas de seguridad y manifestantes opuestos a las elecciones parlamentarias, informó el titular de la comisión electoral Libia, quien aseguró que había votado el 60 por ciento del electorado.

Se suspendió la votación en Ajdabiya Brega, ciudad petrolera clave. Hubo varias agresiones contra colegios electorales.

Según una fuente de seguridad, grupos de libios defensores del federalismo, que consideran que el este del país estará infrarrepresentado en la Asamblea Legislativa que se elige este sábado, y algunos radicales irrumpieron en varios centros de voto y quemaron o robaron las urnas.

Un fuente de seguridad de Ajdabiya precisó que habían sido carbonizados los materiales de dos colegios electorales y subrayó que la operación se reanudará lo antes posible, en toda la ciudad, excepto en las escuelas “17 de febrero” y “Atiya”.

El proceso electoral en Ajdabiya ya fue objeto de un boicot hace dos días, cuando un grupo de desconocidos prendió fuego al almacén que albergaba las urnas electorales, que la Comisión Suprema Electoral logró reponer antes de la apertura de los colegios.

En la zona de Brega, un grupo de manifestantes mantiene cerrados desde hace dos días varios puertos petroleros en protesta por lo que consideran una marginación de la región oriental.

El Consejo Nacional General tendrá 200 escaños, 100 para legisladores del oeste del país, cuya principal ciudad es Trípoli, 60 para diputados del este, donde están situadas Ajdabiya y Brega, y 40 para parlamentarios del sur, cuya urbe principal es Sebha.

En declaraciones desde la ciudad oriental de Bengasi, la segunda en importancia del país, fuentes de la Comisión Suprema Electoral explicaron que durante las dos primeras horas la participación había sido escasa. La fuente justificó esta baja presencia de votantes por el supuesto temor a que pueda haber intentos de boicotear la jornada.

(Con información de agencias)

Pintor italiano e hijo de Fidel atrapan su imagen

Por Francisco Forteza

LA HABANA, 6 (ANSA)- La imagen en meditación del ex presidente cubano Fidel Castro es el centro de una exposición en La Habana del pintor italiano Franco Azzinari y el fotógrafo cubano Alex Castro, hijo del "comandante en Jefe".

    La muestra, en celebración del cumpleaños 86 el próximo 13 de agosto del "líder histórico de la Revolución Cubana", es un conjunto de 40 pinturas y fotografías que muestran a Castro, en la actualidad, con gestos muy personales no solo en su rostro sino con sus manos, que parecen sobresalir de las obras. El ex presidente enfermó gravemente en julio de 2006 y como consecuencia dejó todos sus cargos. Al recuperarse, comenzó a escribir artículos para la prensa que titula aún como Reflexiones del compañero Fidel.

    Alex Castro Soto del Valle, nacido en 1963 y uno de los tres hijos de más trascendencia pública de Castro, junto a Fidel, el primogénito y científico, y Antonio, médico, es ingeniero electroquímico, Master en Ciencias y un experimentado fotógrafo que tomó "miles" de imágenes de su padre, según explicó a ANSA.

    "Para mí, sus gestos expresan su personalidad como un cubano, que en este caso es Fidel Castro. Todas las cosas que él habla las expresa también con la mirada, con sus gestos. Así hacemos todos los cubanos que hablamos y gesticulamos al mismo tiempo. Es nuestra manera de comunicarnos", agregó.

    Por su parte, el pintor calabrés Azzinari, autor de un portarretrato de Castro hecho en la década de los años 90, y de retratos del escritor colombiano Gabriel García Márquez, estimó que los dibujos en blanco y negro que presenta ahora, hechos sobre fotos de Alex, "no son superficiales. Traté de profundizar en sus ojos, pero no es fácil. Tampoco es fácil escribir sobre el comandante. Es una leyenda. Al dibujarlo traté de ir más allá del final".

    Ambos artistas posaron juntos en la inauguración el jueves de la exposición en la Casa del ALBA, en una zona céntrica de La Habana. Afuera, una tormenta de verano con relámpagos frecuentes, hacía impresionante la luminosidad sobre las fotos y pinturas.

    En sus respuestas, Alex Castro parecería evitar referirse a Fidel por su nombre o llamándole padre, o con afirmaciones grandilocuentes. Subrayó, que en un plano íntimo, en casa del ex presidente, suele "buscar la imagen. No es solo llegar y sacar fotos sino buscar el momento oportuno, una postura determinada. He hecho miles de fotos de él y voy escogiendo las mejores".

    Las fotos muestran a Fidel Castro conversando, en una de ellas con un rostro risueño y el dedo índice de su mano izquierda en la frente en un gesto característico. Azzanari , por su parte, captó cierto momento con las manos de Castro en un primer plano, con un rostro que parece desbordar la realidad.

    El ex mandatario se reunió con el Papa Benedicto XVI durante su visita en Cuba en marzo último y asistió al encuentro en la Nunciatura Apostólica en La Habana junto a su esposa Dalia Soto y sus hijos Antonio y Alex Castro, quien tomó gráficas del acontecimiento.

    ¿Cómo el hijo de Fidel resuelve su relación profesional con el padre?, preguntó una colega. "Tienes que abstraerte, concentrarte en el trabajo. Llegas a acostumbrarte. Y te acostumbras, es una cosa normal", aseguró.
BY2-MI/ACZ 
07/07/2012 18:30 


EL CHE COMBATE EN GAELES

Por Manuel E. Yepe
El New York Times publicó el 3 de julio un artículo con la firma de Maureen Dowd titulado “Guerrilla Gaélica” que demuestra por sí solo el grado de obsesión y pánico que aún provocan en la reacción la imagen, las ideas y la profundidad con que se inserta el ideario del Che Guevara en los pueblos, no solo del Tercer Mundo sino también de los países ricos de la periferia imperial.
En el artículo se habla de Bill Cameron, un entusiasta político local del Partido Laborista, miembro del Concejo de Galway City, población del oeste de la República de Irlanda, quien nunca imaginó verse involucrado en un conflicto internacional.
La historia, según la cuenta Bill Cameron, comenzó en 1960 cuando el avión en que viajaba Che Guevara de Moscú hacia Cuba hizo una escala técnica en el aeropuerto irlandés de Shannon, para reabastecerse de combustible y la estancia se prolongó algunas horas a causa de una intensa niebla.
Fue en tal circunstancia que el Che visitó brevemente un pub, característico bar británico, en la población costera de West Clare, cerca del aeropuerto.
Allí, Che fue atendido por un joven cantinero dublinés de nombre Jim FitzPatrick, quien dice haberle servido al Che aquella noche una copa de whiskey irlandés y haber sostenido con él un diálogo que lo impactó vivamente. El líder guerrillero le dijo que era descendiente de irlandeses y le comentó que sus ascendientes eran Lynches de Galway y que admiraba a los revolucionarios irlandeses que ayudaron a Irlanda a  “sacudirse las cadenas del imperio”.
Cameron ha estado divulgando y promoviendo la idea de que “el doctor Che Guevara Lynch” -como le llaman sus seguidores en Irlanda- es “galwegiano”, descendiente de los Lynches y los Blakes, dos de las 14 tribus originarias de Galway, importantes familias de comerciantes que en el pasado rigieron la ciudad.
Según Cameron, Patrick Lynch emigró a Argentina a mediados de los años 1700 y se estableció en Buenos Aires. “Che es parte de la diáspora irlandesa”, asegura con orgullo.
El artículo del NYT hace notar que la abuela de Che Guevara, Ana Isabel Lynch, y su padre, Ernesto Guevara Lynch, dijeron en una entrevista en 1969 que “lo primero que se nota en las venas de mi hijo es que fluye sangre de rebeldes irlandeses”.
Cameron concuerda: Estoy seguro que el Che estudió las  tácticas guerrilleras del I.R.A., de la misma manera que lo hicieron los rebeldes Mau Mau de Kenia.
 Sin embargo, todo empezó a complicarse para Cameron a partir de que propuso la construcción del monumento en honor de Che Guevara o “nuestro Che”, como lo llama Cameron, quien, al fundamentar la propuesta, lo calificó de famoso hijo de Hibernia (Irlanda, para los antiguos romanos).
El pasado año, el Concejo aprobó con su voto la construcción del monumento en honor del Che y Cameron afirma haber recibido promesas de aportes para su ejecución de las embajadas de Argentina y Cuba en Dublín.  “Estoy seguro que el monumento atraerá a visitantes de Latinoamérica”,  auguró Cameron.
El arquitecto Simon McGuiness y el artista dublinés Jim FitzPatrick –que no es otro que aquel joven cantinero que en 1960 conversó con el Che en el pub de West Clare- realizaron un proyecto artístico tridimensional interactivo del monumento, llamado a constituir un “homenaje total al hombre, la imagen y el ideal, forjando tres planos en cristal de diferentes colores con la icónica imagen del Che, según McGuiness.
Cuando la prensa  hizo públicos los planes acerca de la construcción del monumento, “se soltó el infierno”, dice Cameron.
En Washington, la ultrareaccionaria representante republicana por la Florida y presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara, Ileana Ros-Lehtinen, enfureció. Le envió un hosco mensaje al Primer Ministro de Irlanda, Enda Kenny, llamando al Che “asesino masivo y violador de los derechos humanos”. Se sumó la prensa corporativa a la ofensiva condenando el “monstruoso proyecto” hasta provocar que el Alcalde saliente de Galaway, y varios más en el Concejo, se retractaran alegando desconocimiento de las particularidades del proyecto, lo que determinó su paralización.
Cameron protestó, argumentando que no se debe permitir que Ileana Ros-Lehtinen y sus locos compinches sureños republicanos vengan, con su agenda miamense-cubana, a dictarnos como deben ser las cosas en la política de Galway.
Cameron ahora espera que el Concejo de Galaway reasumirá prontamente el proyecto del memorial al Che. “Lo esencial es que se conozca  que el Che llevaba sangre irlandesa en sus venas y acerca de su conexión con Galway”, concluye.
La Habana, 07Julio de 2012

Felicita Hugo Chávez a Enrique Peña Nieto por su triunfo electoral


Reiteró "la voluntad de Venezuela de trabajar con México en la relación bilateral de los pueblos".
Afp  -  La Jornada - 07/07/2012 10:44
Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, felicitó este sábado en un comunicado al mandatario electo de México, Enrique Peña Nieto, por su triunfo en los comicios del pasado domingo, cuyo resultado es aún desconocido por el candidato de la izquierda mexicana.
Chávez felicitó al pueblo mexicano por los comicios y "al presidente electo Enrique Peña Nieto por haber vencido en las elecciones del pasado domingo, de acuerdo a los resultados oficiales emitidos por la autoridad electoral mexicana", señala un comunicado de la cancillería venezolana.
Además, el texto "reitera la voluntad de Venezuela, de trabajar junto a México en la profundización de la cooperación bilateral para la unión de nuestros pueblos", especialmente en el marco de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).
Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), obtuvo 38.21% de los votos, el candidato de izquierda, Andrés Manuel López Obrador, obtuvo el 31.59% de los votos, mientras que la candidata del Partido Acción Nacional (PAN, en el poder), Josefina Vázquez Mota, el 25.41%.
López Obrador ha dicho que impugnará la elección ante el tribunal electoral argumentando una compra masiva de votos, entre otros fraudes.
Peña Nieto ha recibido el reconocimiento como ganador de la elección de Estados Unidos, la Unión Europea, varios países de América Latina y la OEA.

Raúl llegó a Vietnam

Publicado en Cubadebate el 7 Julio 2012
El presidente de Cuba, Raúl Castro, centro, comienza el sábado 7 de julio de 2012 en Hanoi una visita de cuatro días a Vietnam para fortalecer las relaciones bilaterales. (Foto AP/Tran Van Minh)

El presidente de Cuba, Raúl Castro, comenzó el sábado una visita de cuatro días a Vietnam.

Raúl llegó a Hanoi procedente de China, donde se reunió con autoridades y firmó varios acuerdos económicos. La vez pasada que el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba visitó Vietnam fue en 2005.

El líder cubano permanecerá en Hanoi del 7 al 10 de julio, por invitación del Partido de Viet Nam y los líderes del gobierno, informa esta mañana el diario local Vietnam News.

Esta es la primera visita de Raúl desde que asumió la presidencia de la Isla, que fortaleció sus ya estrechas relaciones bilaterales después de la visita oficial del líder del Partido Nguyen Phu Trong a Cuba en abril.

Viet Nam y Cuba establecieron relaciones diplomáticas en diciembre de 1960.

En la actualidad, ambas partes están cooperando en muchas áreas, especialmente en la agricultura, telecomunicaciones, petróleo y gas, turismo, infraestructura, educación y formación.

Italia ajusta su educación, salud y Justicia

Monti
EL RECORTE DE VEINTISEIS MIL MILLONES DE EUROS NO INCLUYE COMPRAS MILITARES NI PREBENDAS PARA POLITICOS
Por el decreto de austeridad del gobierno de Monti podrían cerrar hospitales, pero sigue en pie la compra de 90 cazabombarderos F35 encargados a la empresa estadounidense Lockheed. Los sindicatos, en pie de guerra.
Por Elena Llorente  -  Desde Roma
Página 12
La urgente revisión de gastos del Estado impulsada por Mario Monti se concretó en un decreto emanado por el gobierno italiano en la madrugada de ayer, luego de siete horas de discusión. Se hicieron recortes en materia de salud, educación, Justicia, en el número de las provincias y en la administración pública en general, por un total de 26 mil millones de euros en tres años. La medida despertó el enojo de muchos italianos que vienen ajustándose el cinturón desde hace ya largos meses. En particular los sindicatos que han prometido guerra, pero también los que sostienen que no se tocaron suficientemente los privilegios –abundantes en el mundo político– ni los gastos militares.
La más alucinante contradicción sigue siendo la de los gastos militares, porque si bien el decreto establece recortes a nivel del personal militar (-10 por ciento), del fondo para las misiones de paz (-8,9 por ciento) y del fondo para los armamentos (-100 millones), entre otras cosas, sigue en pie por lo visto la compra de 90 cazabombarderos F35 que gobiernos precedentes habían encargado a la empresa estadounidense Lockheed. En principio los F35 eran 131, pero el gobierno de Monti bajó el número a 90. Se trata de una inversión de entre 15.000 y 20.000 millones de euros nada menos, que debería realizarse en 2015. ¿Para qué gastar todo este dinero?, se preguntan los que se oponen. Además, ¿cuál es su utilidad teniendo en cuenta el tipo de actividades que llevan adelante los militares italianos?
“El gobierno impone a las regiones hacer recortes en la salud, pero deja todavía demasiado altos los gastos militares. No han sido eliminados todos los gastos improductivos. ¿Es posible que en el balance del Estado se siga incluyendo la compra de los inútiles cazabombarderos cuando se habla de cerrar hospitales en todo el país?”, comentó Felice Belisario, jefe de los senadores del partido Italia de los Valores, muy crítico del gobierno de Monti.
En materia de privilegios, entre los que los autos de representación usados a diestra y siniestra por los parlamentarios y a veces hasta por familiares y ayudantes son sólo una parte, el gobierno estableció la disminución del 50 por ciento respecto de lo gastado en 2011.
Con este decreto –ya oficial, pero que deberá ser discutido por el Parlamento a partir del 31 de julio–, se piensan ahorrar unos 4500 millones de euros en 2012, 10.500 millones en 2013 y 11.000 millones en 2014, dijo el gobierno. Lo ahorrado en 2012 permitirá no aumentar hasta 2013 el IVA, el Impuesto al Valor Agregado que se paga en cada producto elaborado y que actualmente es del 21 por ciento, pero también dar una serie de ayudas a los damnificados de los terremotos de mayo pasado.
Como se había anunciado hace algunos días, se efectivizó la reducción del 20 por ciento de los dirigentes de la administración pública y del 10 por ciento del personal de otras categorías menores. Este es uno de los puntos más polémicos que los sindicatos no quieren dejar pasar. La CGIL, la central sindical más combativa de las tres existentes en Italia, dice no a lo que ellos llaman “una nueva maniobra económica –la quinta– contra los empleados públicos”, dijo uno de los dirigentes de esa organización, Michelle Gentile. “Una nueva maniobra recesiva”, precisó la secretaria de la GIL, Susanna Camusso.
En realidad los sindicatos tendrán varios motivos más para protestar por otras medidas que tienen pocos precedentes en la historia reciente. Una de ellas establece que los representantes sindicales serán sólo informados de las reducciones de personal, es decir no existirá la posibilidad de negociación. La otra, que serán disminuidos en un 10 por ciento los permisos retribuidos para ausentarse del trabajo por motivos gremiales.
Uno de los temas que más preocupaban al simple ciudadano, pero también a los administradores de regiones, provincias y municipios, era la eliminación de varios pequeños hospitales (con menos de 80 camas) localizados en el interior del país. Esta medida no pasó en la ardua discusión de ayer, pero se aprobó en cambio la reducción de 18.000 camas entre clínicas privadas y hospitales públicos que se hará efectiva antes del 30 de noviembre. Los sindicatos aseguran que de esta manera se arriesga en realidad la clausura de unos 1000 servicios especializados en los distintos hospitales.
El gobierno, se precisó, ha hecho un análisis detallado de los derroches en 72 categorías de mercaderías y ha establecido que los precios deberán alinearse a los conseguidos por algunas administraciones públicas “virtuosas”. Dicho en otras palabras, el Estado comprará sus insumos a los precios más convenientes conseguidos por las administraciones más eficientes. Y para llegar a estas conclusiones, no sólo se valió de expertos, sino que abrió un portal en Internet donde los ciudadanos podían denunciar los derroches que veían. Una nueva manera de proceder que al parecer, por cuanto agradeció Monti al público, por lo visto dio sus resultados.
Otras cifras incluidas en el decreto hablan de la eliminación de 37 tribunales y de 38 fiscalías además de otras secciones judiciales –ninguna de ellas en las zonas con alta densidad mafiosa, hizo saber la ministra de Justicia, Paola Severino–. No habrá despidos, el personal será redistribuido y esto comportará ahorros que van de 2 millones en 2012 a 31 millones de euros en 2014.

Habrá recortes en julio, anticipó Rajoy


   MADRID, 7 (ANSA) - El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, confirmó hoy recortes para el mes de julio con el objetivo de reducir el déficit y remarcó que "cuando se hacen ajustes, es porque hay que hacerlo".

    "En los próximos días tomaremos decisiones para reducir el déficit público. Debemos adoptar más medidas", sostuvo.

    Rajoy pidió a la Unión Europea que tome "decisiones palpables y rápida" sobre lso acuerdos que se alcanzaron en la cumbre del bloque.

    Explicó que "la irreversibilidad del proyecto europeo impregnó las decisiones del Consejo, que incluyó cinco puntos capitales: estabilidad financiera, reformas estructurales nacionales, reformas europeas, solución a los problemas de financiación y liquidez y profundización en la integración europea".

    Consideró que "estos cinco ejes salieron fortalecidos hace dos viernes en Bruselas. Y estas pautas se deben sustanciar ahora en acciones decididas para devolver la estabilidad a los mercados financieros".

PEN-RIA/ACZ 
07/07/2012 15:21 


Lula a Chávez: “Tu victoria será nuestra victoria”

En el contexto del XVIII Foro Social de Sao Paulo
Correo del Orinoco -  Fuente/AVN  -  6 julio 2012 
 “Las clases populares nunca fueron tratadas con tanto respeto, cariño y dignidad. Esas conquistas deben ser preservadas y consolidadas”, dijo el expresidente de Brasil
En la clausura del XVIII del Foro de Sao Paulo, que se realiza en Caracas, uno de sus principales artífices, Luiz Inácio Lula da Silva, le envió un mensaje al candidato presidencial de la patria, Hugo Chávez Frías: “gracias, compañero por todo lo que has hecho por América Latina. Tu victoria será nuestra victoria”.
En un mensaje difundido por video en el acto, este viernes, Lula enfatizó que sólo con el liderazgo de Chávez el pueblo venezolano ha tenido conquistas extraordinarias.
“Las clases populares nunca fueron tratadas con tanto respeto, cariño y dignidad. Esas conquistas deben ser preservadas y consolidadas”, agregó Lula, un líder obrero y sindical que trabajó de niño como limpiabotas en Sao Paulo, y que llegó a ocupar la presidencia en Brasil en el periodo 2003-2010, con gran énfasis en proyectos dirigidos a beneficiar a los más humildes de esa nación.
En un breve mensaje, Lula recordó que cuando su partido, Partido de los Trabajadores, promovió en 1990 el surgimiento del Foro de Sao Paulo “ninguno de nosotros imaginó que en apenas dos décadas llegaríamos a donde llegamos. En aquella época, la izquierda sólo estaba en el poder en Cuba”.
El ex presidente brasileño dijo que 20 años después del foro hay una gran cantidad de gobiernos progresistas, en especial en países como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Brasil, que están cambiando el rostro de América Latina.
“Gracias a ellos, nuestro continente se desarrolla de modo acelerado, con crecimiento económico, creación de empleos, distribución de la riqueza e inclusión social. Hoy, somos una referencia internacional de alternativa victoriosa al neoliberalismo”, agregó.
Incluso, dijo Lula, que donde “somos oposición, los partidos del Foro tienen una influencia creciente en la vida política y social”.
El ex presidente brasileño también destacó la necesidad de continuar impulsando un mayor crecimiento económico, con políticas dirigidas a construir una sociedad más justa y desarrollada.
“En todo lo que hemos hecho hasta ahora, que fue mucho, el Foro y los partidos del Foro tuvieron un gran papel que podrá ser mucho más importante si sabemos mantener nuestra principal característica: unidad en la diversidad”, manifestó.
En Honduras y Paraguay, donde la derecha han ensayado nuevos métodos para consumar golpes de Estado; y en las argentinas islas Malvinas, donde aún existe un reducto colonialista en la región, son hechos, indicó Lula, que sirven “para recordar que mucho se debe hacer para que la soberanía nacional y regional prevalezca y para eso necesitamos más integración latinoamericana y caribeña. Muestran lo mucho que aún necesitamos luchar para que la democracia prevalezca en nuestra región”, recalcó.
 

Nos vamos muy satisfechos de las reuniones y sus resultados


Afirmó Raúl poco antes de concluir el último día de la visita oficial que realiza a la República Popular China. En el día de hoy la delegación cubana viajará a la República Socialista de Vietnam

YAIMA PUIG MENESES

BEIJING, China.— Con un sencillo y solemne homenaje a los héroes del pueblo chino en el monumento erigido en su honor en el centro de la simbólica Plaza Tiananmen, inició el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, su tercer y último día de visita oficial a la República Popular China.

ENCUENTRO CON EL VICEPRIMER MINISTRO LI KEQIANG, EN EL PALACIO DEL PUEBLO.

Luego de colocar la ofrenda floral, Raúl fue invitado por Zhang Kuncheng, ministro asistente de Relaciones Exteriores encargado de América Latina, a realizar un recorrido alrededor del Monumento a los Héroes del Pueblo, durante el cual le explicó la significación de las escenas grabadas en la base del imponente obelisco de piedra construido en 1958 para rendir tributo a los caídos en diversos acontecimientos patrióticos y revolucionarios de la historia china.

Minutos después, el Presidente cubano y la delegación que lo acompaña, se dirigieron a Zhongnanhai, sede del Gobierno Central chino, donde los esperaba el Primer Ministro Wen Jiabao. Durante el encuentro, ambos dirigentes coincidieron en la importancia de esta visita para consolidar los intercambios entre ambos partidos y gobiernos, así como la amistad existente entre los pueblos chino y cubano.

Más adelante, en el Gran Palacio del Pueblo, el viceprimer Ministro Li Keqiang ofreció también una calurosa bienvenida al compañero Raúl, a quien catalogó de "viejo amigo del pueblo chino". "China da una gran importancia al desarrollo de las relaciones chino-cubanas y siempre las aborda desde un punto de vista estratégico y de largo plazo", subrayó el dirigente chino.

Por su parte, Raúl manifestó plena satisfacción con todas las reuniones sostenidas en estos tres días con altos dirigentes chinos.

Como colofón de esta última jornada de la visita oficial, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros sostuvo un emotivo encuentro en el Salón de los Mil Sauces, ubicado en el complejo residencial Diaoyutai, con el compañero Xi Jinping, vicepresidente de la República Popular China, quien recordó el intercambio de opiniones profundas y sinceras que ambos dirigentes sostuvieron durante su visita a Cuba en junio del 2011.

Xi Jinping evocó, además, que en esa ocasión tuvo la oportunidad de reunirse con el compañero Fidel, a quien pidió hacerle llegar sus más cordiales saludos. "Tenemos la convicción de que esta visita suya va a fomentar la cooperación y la amistad existentes entre nuestros dos países", enfatizó el vicepresidente chino.

A continuación, el Presidente cubano catalogó de intenso y productivo el programa llevado a cabo en estos tres días y manifestó sentirse satisfecho, tanto de las reuniones sostenidas con los más altos dirigentes chinos como de sus resultados.

Concluyó así la última jornada de actividades de la visita oficial del Presidente cubano a la República Popular China, en las cuales se patentizaron una vez más los históricos y profundos lazos de amistad, solidaridad y cooperación que desde hace tantos años unen a nuestros partidos, gobiernos y pueblos.