jueves, 29 de marzo de 2012

Reflexiones del Compañero Fidel: La necesidad de enriquecer nuestros conocimientos


Las escenas fílmicas de la matanza en Libia, que comienzan a conocerse, indignan por la ausencia total de humanismo y las groseras mentiras que sirvieron de pretexto para invadir y apoderarse de los recursos naturales de aquel país.

Con más de 25 mil misiones de combate la aviación militar de la OTAN apoyó el monstruoso crimen.

Afirmaron que el Gobierno de Libia poseía fondos en el exterior que superaban los 200 mil millones de dólares. Nadie sabe en este instante dónde está y qué se ha hecho con ese dinero.

Un proceso electoral fraudulento garantizó el despojo de la presidencia del país más poderoso a favor de George W. Bush, un alcohólico sin tratamiento médico ni los más elementales principios éticos, quien ordenó a los graduados de West Point estar listos para atacar sorpresivamente y sin previo aviso a 60 o más oscuros rincones del mundo.

Semejante enajenado, a través de una maletica, podía decidir el uso de miles de armas nucleares; con un porcentaje mínimo de las mismas podía poner fin a la vida humana en el planeta.

Es triste recordar que en el lado opuesto de la superpotencia yanqui, otro enajenado, con tres botellas de Vodka en el estómago, proclamó la desintegración de la URSS y el desmantelamiento de más de 400 emplazamientos nucleares a cuyo alcance estaban todas las bases militares que amenazaban a ese país.

Aquellos acontecimientos no constituyeron una sorpresa.  A lo largo de muchos años de lucha, la experiencia adquirida, el contacto con los acontecimientos, las ideas y los procesos históricos no daban lugar a sorpresa alguna.

Hoy los dirigentes rusos tratan de reconstruir aquel poderoso Estado que tanto esfuerzo y sacrificio costó crear.

Cuando el Papa Juan Pablo II visitó nuestro país en 1998, más de una vez antes de su llegada conversé sobre variados temas con algún enviado suyo. Recuerdo particularmente la ocasión en que nos sentamos a cenar en una pequeña sala del Palacio de la Revolución con Joaquín Navarro Valls, Vocero del Papa, sentado frente a mí. A la derecha estaba un sacerdote amable e inteligente que venía con el Vocero y acompañaba a Juan Pablo II en las misas.

Curioso por los detalles, le pregunto a Navarro Valls ¿Usted cree que el inmenso cielo con millones de estrellas se hizo para placer de los habitantes de la tierra cuando nos dignamos a mirar hacia arriba alguna noche?  “Absolutamente” -me respondió. “Es  el único planeta habitado del Universo”.

Me dirijo entonces al sacerdote y le digo ¿Qué piensa usted de eso padre? Me responde: “A mi juicio hay un 99,9 por ciento de posibilidades de que exista la vida inteligente en algún otro planeta”. La respuesta no violaba ningún principio religioso. Mentalmente multipliqué no se sabe cuántas veces la cifra. Era el tipo de respuesta que yo consideraba correcta y seria.

Después aquel noble sacerdote fue siempre amistoso con nuestro país. Para compartir la amistad no hay que compartir las creencias.

Hoy jueves, como ocurre con frecuencia creciente, una entidad europea de conocida solvencia sobre el tema expresa textualmente:

“Podría haber miles de millones de planetas no mucho mas grandes que la Tierra orbitando débiles estrellas en nuestra galaxia, de acuerdo con un equipo internacional de astrónomos.

“Este número estimado de ’súper-Tierras’ -planetas con hasta diez veces la masa de la Tierra- se basa en detecciones ya realizadas y luego extrapoladas para incluir la población de las llamadas ‘estrellas enanas’ de la Vía Láctea.”

“‘Nuestras nuevas observaciones con Harps arrojan que alrededor del 40% de las estrellas enanas rojas tienen una ’súper-Tierra’ orbitándola en su zona habitable, donde puede existir agua en estado líquido en la superficie del planeta’, dijo Xabier Bonfills, jefe del equipo del Observatorio de Ciencias del Universo de Grenoble, Francia.

‘”Debido a que las enanas rojas son tan comunes -hay como 160.000 millones de ellas en la Vía Láctea- esto nos lleva a los sorprendentes resultados de que hay decenas de millones de esos planetas solo en nuestra galaxia’.”

“Sus estudios sugieren que hay ’súper-Tierras’ en zonas habitables en el 41% de los casos, con un rango del 28 al 95%.

“‘40% de las estrellas enanas rojas tienen una  ’súper-Tierra’ orbitándola en su zona habitable, donde puede existir agua en estado líquido’.”

“Eso lleva a la pregunta obvia, sobre si alguno de esos planetas no solamente es habitable sino que tiene vida.”

“Pero estas estrellas son dadas a las erupciones estelares, que pueden bañar a los planetas cercanos con rayos X o radiación ultravioleta, lo que puede hacer menos probable la existencia de vida.

“‘Tenemos idea de cómo encontrar rasgos de vida en esos planetas’, dijo el investigador del Observatorio de Génova, Stephane Udry.”

“‘Si podemos ver trazas de elementos relacionados con vida como oxígeno en esa luz, entonces podríamos obtener indicios sobre si hay vida en ese planeta’.”

La simple lectura de estas noticias demuestran la posibilidad y la necesidad de enriquecer nuestros conocimientos, hoy fragmentados y dispersos.

Quizás nos lleve a posiciones más críticas acerca de la superficialidad con que abordamos problemas tanto culturales como materiales. A mí no me cabe la menor duda de que nuestro mundo cambia mucho más aceleradamente de lo que somos capaces de imaginar.



Fidel Castro Ruz
Marzo 29 de 2012
8 y 15 p.m.

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 30 DE MARZO DE 2012



Se ha llevado a cabo este jueves 29 de marzo en El Salvador el tercer Foro Latinoamericano sobre Medios Públicos, Institucionalización y Democracia, que reúne a 15 países de América Latina, incluidos Estados Unidos y España, y que es auspiciado por organismos como el Banco Mundial, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo - con sus siglas PNUD -, la agencia de noticias Inter Press Service, el gobierno de España y el apoyo del gobierno salvadoreño, con el objetivo de lograr avances en la construcción del sistema de medios públicos, que para el caso local impulsa el gobierno por conducto de la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia.

El acto fue inaugurado por el
Titular de dicha entidad, David Rivas, en nombre del mandatario Mauricio Funes quien no pudo estar presente por razones de salud, resaltando la oportunidad de discutir la importancia del desarrollo de los medios públicos en la región, mencionando que los viejos medios de comunicación estuvieron abandonados por los respectivos gobiernos, al menos en el caso de El Salvador; y de este foro  se permitiría avanzar en la construcción de un sistema de medios públicos.

Precisamente la administración actual, a través de dicha Secretaria se encuentra en ese proceso de dinamizar y fortalecer los medios públicos, cosa que se está logrando con Radio Nacional de El Salvador y el Canal 10, que ya muestran señales de modernización y de mejor desempeño para ser apreciados por los usuarios salvadoreños.

Entre las personalidades de la radio que visitan El Salvador con motivo de este encuentro, destaca Gerardo Lombardi, quien es presidente de la junta directiva de la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica con sus siglas ALER, quien reconoció que hay un vínculo directo entre el impulso a los medios de comunicación pública y la democracia. Un medio público, según Lombardi, debe garantizar que la gente pueda expresar libremente sus opiniones sin ser restringida por algún tipo de interés. En tal sentido, el presidente de ALER defendió que es la ciudadanía 
quien debe tener la propiedad sobre esos medios.

Por su lado, José Dos Santos, de Cuba, y Director de Relaciones Internacionales de la agencia noticiosa Prensa Latina, ha expresado a través de una entrevista concedida al vespertino Diario CoLatino, que la responsabilidad del periodismo es entregar la verdad, advirtiendo que la prensa latinoamericana aún no se desprende de visiones enajenadas que se imponen desde los centros de poder, los cuales generan desinformación cuando algo no encaja en sus intereses. Y al respecto de los medios públicos dijo que da igual el gobierno que esté, pero para conseguir esto, esos medios deben establecerse con principios básicos que no puedan ser manipulados fácilmente.

El Foro desarrolla cinco grandes temáticas, y son la Institucionalidad de Medios Públicos, experiencias latinoamericanas y de países europeos, Legislación de medios, Iniciativas ciudadanas latinoamericanas, Agencias nacionales de noticias y Digitalización de los medios, entre otros subtemas de sumo interés.


Para los amigos de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.

Felipe Calderón visitará por primera vez Cuba


Calderón visitará Cuba por primera vez.  (Foto: Archivo Efe)

TeleSUR  -  29 de Marzo de 2012, 06:42 pm

El presidente mexicano visitará por primera vez la isla con el fin de estrechar relaciones con el gobierno de Raúl Castro. Además, realizará una gira por Haití y Colombia, este último para participar en la VI Cumbre de las Américas.

El presidente de México, Felipe Calderón, realizará una visita oficial a Cuba, donde se reunirá con el mandatario Raúl Castro, para tratar temas de interés común en materia comercial y migratoria.

En un comunicado oficial, Calderón informó al Senado mexicano que se ausentará del país desde el 11 al 15 de abril, periodo en el que cumplirá una gira por Cuba, Haití y Colombia.

El próximo miércoles 11 de abril el presidente mexicano partirá hacia la isla cubana para “profundizar el diálogo sobre los intercambios comerciales y de inversión entre los dos países”. 

En la misiva explicó que también buscará “dar continuidad al diálogo” sobre asuntos políticos, migratorios, exploración de recursos petrolíferos compartidos, comercio e inversión, derechos humanos e integración regional latinoamericana y caribeña”.

Ésta será la primera visita oficial de Calderón a la isla, con cuyo gobierno su antecesor Vicente Fox tuvo varios impases diplomáticos.

Además de Cuba, el mandatario hará una breve visita de trabajo a Puerto Príncipe, capital de Haití, para atender una invitación del presidente haitiano Michel Martelly. 

Asimismo, participará en la Sexta Cumbre de las Américas, que se llevará a cabo en la ciudad de Cartagena de Indias de Colombia, evento que se celebrará los días 14 y 15 del próximo mes.

En cuanto a la Cumbre, el mandatario mexicano destacó la suscripción de una declaración que incluirá el tema de seguridad ciudadana y delincuencia organizada transnacional, así como reducción de pobreza y desigualdad, gestión del riesgo de desastres y acceso y uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

De cómo en Miami se reportó la visita de Benedicto XVI a Cuba


Por Edmundo García*

Foto de Virgilio Ponce - Martianos  -Hermes-Cubainformación-Cubasolidaridad

Desde que a finales del pasado año se informó oficialmente que el papa Benedicto XVI visitaría Cuba en la primavera del 2012, la derecha cubanoamericana politizó la noticia y empezó a ejercer presión. Primero, para que Su Santidad suspendiera el viaje pastoral a la isla. Cuando comprobaron que un absurdo de esta magnitud no se les iba a dar, entonces empezaron a presionar para que su visita incluyera el recibimiento a disidentes como si fueran representantes de grandes sectores de la nación cubana. Al quedar claro que tampoco se les iba a conceder eso, siguieron con el juego de que los recibiera aunque fuera de manera informal, y metieron mano a la campaña “un minuto del Papa para las Damas de Blanco” y Berta Soler, quien ni siquiera es una figura de gran trayectoria dentro de la llamada disidencia cubana. No obstante, el propio Mons. Ramón Suárez Porcari, Canciller del Arzobispado de La Habana, explicó que no quedaban espacios vacíos en la agenda cubana de Su Santidad; les recalcó que se trataba de una visita pastoral y que tampoco en México Benedicto XVI tenía previstas reuniones especiales con la oposición política. Por lo cargada y breve de la visita, el Papa ni siquiera pudo encontrarse en Cuba con grupos y órdenes católicas, con sacerdotes y laicos destacados, que durante años han trabajado meritoriamente por la Iglesia en Cuba. Pero los derechistas tampoco se dieron por vencidos y exigieron que el Papa se convirtiera en una suerte de embajador o vocero de esa disidencia, para que abogara por ella en público y si era posible regañara al Presidente Raúl Castro por no entregar el gobierno.

Cuando chocaron contra la sólida realidad de que el Vaticano no se dejaría presionar y que el Papa cumpliría su programa rigurosamente, entonces declararon a Benedicto XVI su enemigo, lo empezaron a comparar desfavorablemente con Juan Pablo II (cuyo papado y visita a Cuba ellos también repudiaron y sabotearon, a pesar de lo que dicen ahora) y lanzaron una escalada de provocaciones que tuvo sus puntos más altos en la ocupación de un templo diocesano en La Habana por 13 miembros del hasta ese momento desconocido (lo dijo el propio Antúnez) Partido Republicano de Cuba, y la violación de un límite de seguridad por un individuo también desconocido, ya durante la presencia del Papa en Santiago de Cuba el lunes 26 de marzo.

Tanto la ocupación el 13 de marzo por 48 horas del Santuario Diocesano y Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad en La Habana, como la violación por un individuo de los límites de la seguridad en Santiago de Cuba, tuvieron dos características comunes. Ambas acciones fueron realizadas por personas desconocidas, no afiliadas a los grupos disidentes más promovidos por los intereses anticubanos; además de que con mucha certeza los dos actos fueron preparados desde Miami. Al menos en el caso que involucra al susodicho Partido Republicano de Cuba, está demostrado que este tiene dirección en Miami y fue fundado también en esta ciudad.

Si esto es así, como ya he dicho otras veces, yo tengo el derecho de suponer que aquel transgresor en Santiago de Cuba también fue instrumentado desde Miami. Máxime cuando se pudo ver que en Miami se montaron al menos dos cuarteles “informativos” para seguir y manipular la visita de Benedicto XVI a Cuba. Porque hay una tercera característica común a los hechos referidos, que se suma al bajo perfil de los protagonistas y la instigación desde el exterior, que es la desproporcionada cobertura de prensa que sobre todo desde Estados Unidos (particularmente en Miami) y España, tuvieron estos shows. Porque en resumidas cuentas yo pregunto: ¿Qué peso real, como para aparecer en titulares de prensa y horarios estelares de televisión, radio e internet tiene la fugaz aparición de un individuo aislado, comparado con los centenares de miles de santiagueros e invitados nacionales y extranjeros que aclamaron a Benedicto XVI en la Ciudad Héroe? ¿Qué significaban realmente 13 personas sentadas en el banco de una iglesia ante un pueblo que en ese momento se preparaba para la visita papal? Ustedes saben la respuesta: significaban muy poco, o nada.

Así y todo, el primero de los cuarteles anticubanos montados en Miami para difamar la visita del papa Benedicto XVI a Cuba, el del Directorio Democrático Cubano dirigido por Orlando Gutiérrez, se dio gusto manipulando las noticias. Ni siquiera manipulando, mejor diría que mintiendo, porque no exageraban o disminuían la verdad, sino que sustituían la realidad de los hechos por su propia ficción. Ese llamado Directorio ha recibido millones de dólares del gobierno norteamericano para realizar actos de subversión en Cuba; y lo ha implementado.

El Directorio Democrático Cubano, que dice ser parte de una llamada Asamblea de la Resistencia Cubana, pero es quien manda, anunció con fanfarria el 26 de marzo que montaba un autoproclamado “Centro de Apoyo e Información” con motivo de la visita de Su Santidad a Cuba. Yo pregunto: Apoyar, ¿en qué? Informar, ¿cómo? ¿Apoyar instigando acciones como la del desconocido que violó la seguridad en Santiago de Cuba? ¿Informar reportando una “Cuba militarizada” cuando todo el mundo vio las imágenes de las misas y los paseos con agasajos multitudinarios a Benedicto XVI por las principales ciudades de Cuba? Solo pregunto; pero si quieren debatir, también les respondo. Porque les voy a ser honesto, yo tengo la opinión de que esa mesa era para monitorear por televisión lo que sucedía en Cuba, y dar instrucciones a cierta gente sobre qué hacer en las misas.

Con conexión a este, también destacó otro cuartel anticubano en Miami para tergiversar e inducir acciones vinculadas a la visita del Papa a la isla. Este segundo se conformó alrededor del llamado Presidio Político Histórico Cubano (Casa del Preso) y tuvo como vocero muy activo al señor Rodolfo Rodríguez San Román. Hay que decir que este grupo está muy ligado a la organización “Plantados hasta la Libertad (y la Democracia)”, presidida por Ángel de Fana, la cual también ha recibido fondos para promover un cambio de gobierno en Cuba. El llamado Presidio Político Histórico Cubano (Casa del Preso) escribió una carta a Benedicto XVI oponiéndose a su viaje a Cuba y ha sido uno de los mayores entusiastas en promover la mentira de que la acción de controlar al individuo que violó la seguridad en Santiago de Cuba durante la visita del Papa, sería una prueba de que la Cruz Roja cubana participa en una campaña de represión.

Y todavía hay quien se pregunta por qué Cuba es exigente a la hora de otorgar visas de periodistas a determinadas personas y grupos informativos. Cuba es exigente por cosas como estas; porque más que a hacer periodismo van a Cuba con el objetivo claro de difamar sobre la realidad, para promover campañas negativas que alimenten el que un día puedan justificar acciones intervencionistas contra la revolución. Es por eso que esta vez Cuba no expidió permisos para que la prensa hispana de Miami cubriera la visita del Papa. Lo que de ningún modo significa que a la isla no viajaran y se acreditaran periodistas para este acontecimiento. Según Gustavo Machín, director del Centro de Prensa Internacional dependiente de la Cancillería cubana, 797 periodistas procedentes de 33 países se acreditaron oficialmente; representando unos 300 medios de comunicación nacionales y extranjeros.

Algunos periodistas de Miami con quienes he conversado al respecto han tenido que aceptar que incluso en el caso de que ellos hicieran despachos objetivos desde la isla, esas mismas informaciones serían groseramente manipuladas por redactores y presentadores (ahora convertidos de repente en creadores de opinión). Solo María Antonieta Collins, quien reportó para Univisión (Miami), estuvo en Cuba durante la visita del papa Benedicto XVI. A pesar de que María Antonieta Collins ha ayudado a escribir y promover libros donde se difama a Fidel y Raúl, y que sostiene estrechos vínculos con la derecha cubanoamericana de Miami, Cuba no le negó la visa por haber sido incluida en la comitiva del Vaticano, gracias a sus buenas relaciones con su oficina de prensa. El “servicio” de María Antonieta Collins empezó en el mismo avión en que el Papa volaba hacia Guanajuato, cuando le presentó ese manido tema sobre la actualidad del marxismo. No hay que ser un Papa con el conocimiento de Benedicto XVI para saber que el marxismo de la época de  Lenin o de la época de Mao ya no es aplicable dogmática y mecánicamente en ningún sitio; y en el caso de Cuba, se aplica con la intención de actualizar su socialismo de acuerdo a sus propias circunstancias. No obstante, la obvia respuesta del Papa sobre que el marxismo había caducado sirvió para formar la algarabía mediática sobre el supuesto anti marxismo del Papa y la crítica a Cuba. Ciertamente le quiero desear a María Antonieta Collins que conserve sus buenas relaciones con la oficina de prensa del Vaticano, para que en la próxima visita del Papa a Cuba lo pueda acompañar.

He postergado para la recta final de este artículo, por lo ridícula, mediocre y risible que resultó, la cobertura de la visita papal a Cuba que se hizo en los medios informativos de Miami.

Lo primero que quisiera advertir es que muchas de estas impertinencias y comentarios erráticos tuvieron lugar sobre el audio, bajo o sencillamente anulado, del acontecimiento que se estaba desarrollando. En una reunión paralela que se organizó en la Ermita de la Caridad, con el absurdo propósito de equiparar el grupo de unas treinta personas con el magno evento realizado en Cuba, el Rector de la Ermita, Juan Rumin Domínguez, censuró el discurso de bienvenida al país que ofrecía el Presidente Raúl Castro. Sencilla y arbitrariamente lo quitó, en un gesto impropio para el director de un centro docente y religioso.

Hay que decir además que comparada con la transmisión que se hizo de la visita del Papa a Guanajuato, México, la transmisión de su visita a Cuba por parte de las cadenas hispanas Telemundo y Univisión fue discriminatoria. La cobertura de la visita de Benedicto XVI a México fue a nivel nacional; participaron sus “anchor” o presentadores a ese nivel y no se permitieron los comentarios parásitos. En el caso de Cuba, Telemundo y Univisión hicieron cobertura para Miami y solo dieron noticias parciales a nivel nacional. Incluso la misa en Santiago de Cuba fue cortada para dar paso a las telenovelas. En el caso de México la programación habitual se supeditó a la cobertura de la visita del Papa.

Fue así que en Miami apenas se pudo disfrutar con tranquilidad de los cantos de la unión de corales parroquiales de Santiago de Cuba; y de la fantástica coral habanera, dirigida por la prestigiosa artista cubana Alina Orraca y acompañada por la Orquesta Sinfónica Nacional.

En lugar de lo anterior, la teleaudiencia de Miami tuvo que seguir la visita papal bajo comentarios políticos superficiales, obviando hechos importantes como el pedido del Papa del cese de las restricciones económicas impuestas a Cuba desde fuera. El cese del bloqueo, para decirlo claramente.

Recuerdo que en medio de la visita de Benedicto XVI a Santiago de Cuba la administradora de una de las páginas web de Univisión, Chuny Montaner, pasó un email colectivo informando sobre miles de cubanos detenidos.

El mismo lunes 26 de marzo, luego de que el Presidente cubano Raúl Castro y Su Santidad Benedicto XVI pronunciaron las palabras previstas en la ceremonia de bienvenida, la presentadora de Telemundo María Montoya empezó a hablar del marxismo y el comunismo, y que si Raúl Castro era marxista y el Papa antimarxista y entonces que cómo era eso de que se dieran saludos pensando lo contrario. Momento en que su colega Ambrosio Hernández, en lugar de corresponderle, se molestó diciendo que ese no era el momento de hablar del bloqueo a Cuba y que el Presidente cubano se había equivocado y faltado el respeto al Papa. Luego, como ya les dije, vino el incidente con el violador de la línea de seguridad. Se habló de sanguinaria represión, que si uno de la pareja que le detuvo llevaba una camiseta de la Cruz Roja, que si el otro un pullover a rayas, que si tenían que intervenir los organismos internacionales, que si el detenido era un valiente que luchaba por la libertad de Cuba; empezando a tratar como héroe a una persona que ni siquiera conocían. Si una cosa como esta hubiera pasado en Estados Unidos, si alguien hubiera traspasado la barrera de seguridad en un acto donde se encontraran el Pte. Obama y el Papa, el infractor sería reducido sin contemplaciones ni explicaciones.

Pero la rima sigue el día 27 de marzo con la llegada del Papa a La Habana. La periodista Mercedes Soler, cercana a los círculos de derecha de Miami y ahora parte de la cubanización de CNN en español, quien comentaba el suceso para esa cadena, en lugar de hilvanar frases exactas y simples como “Benedicto XVI baja la escalerilla”, “El Papa saluda a los presentes”, “El Cardenal Ortega lo recibe”, etc., de pronto se puso a hablar de Yoani Sánchez y de otras cosas ajenas a lo que estaba sucediendo.

Fue todavía más espectacular lo sucedido en Univisión. Tengo que decir que José Alfonso Almora empezó muy bien. Comentaba la visita habanera de Su Santidad con rigor, compartiendo impresiones con el Padre José Santiago Matheu que es un conocedor de la liturgia y los protocolos de la Iglesia. Hay un momento en que al Padre Matheu le llama la atención la presencia de niños vestidos de guayabera en la comitiva de recibimiento, y Almora recuerda que Cuba había declarado oficialmente a la guayabera prenda protocolar. Y es ahí donde entra el presentador Guillermo Benítez (al parecer con libertad para generar opiniones), un argentino que en el tema de Cuba a cada rato descubre el río Cauto, y dice que lo de la guayabera es raro porque el gobierno cubano obliga a los niños a ponerse uniforme dondequiera que van; Almora replica que no es correcto, y Benítez insiste en que sí, que el gobierno impone uniforme y pañoleta a toda hora. Entretanto el Padre Matheu con un silencio total. Pero la tensión entre los periodistas de Univisión continuó: Benítez decía que había hecho investigaciones y descubrió que la Arquidiócesis de La Habana se llamaba en verdad de San Cristóbal de La Habana, y que fue la primera diócesis de Cuba. Y Almora que no, que la primada fue la de Santiago de Cuba. Y Benítez que La Habana, y Almora que Santiago. No sé si fue solo para ganar la discusión, pero el periodista José Alfonso Almora acabó presentando unas imágenes de las casas de residencia en El Cobre que según él le había pasado confidencialmente el Servicio Secreto del Vaticano, bajo requisito de que no las publicara hasta que el Papa no se fuera de Santiago de Cuba, para evitar un posible atentado. Hasta ese momento yo pensaba que a los servicios secretos se les llamaba secretos precisamente por manejar con secretismo información secreta; y no por pasarla a un reportero de televisión en Miami.

No paró aquí el carnaval noticioso, donde hasta Lincoln Díaz-Balart reportó para Radio Mambí un acontecimiento que no había visto porque sencillamente no se había producido: Lincoln comentó para Radio Mambí la visita del Papa a Cuba el lunes 26 de marzo a las 8 y media de la mañana; y el Papa llegaba a Cuba pasadas las 2 de la tarde. El circo de los medios de Miami cubriendo la visita del Papa guardaba una función más. Fue en Mega TV a las 8 de la noche del martes 27, en el programa “Las 3 caras de la moneda”. Este es un programa “estelar” de reciente creación en Mega, que conducen las periodistas Leticia Callava, Canela Ferro y Olga Dager; es el programa que vino a sustituir el que hacía María Elvira Salazar. La promoción oficial de “Las 3 caras de la moneda” promete a los televidentes “un recorrido de temas de actualidad con análisis y perspectivas inteligentes, entrevistas audaces”. Hay que reconocer que lo de la audacia es una verdad. Porque para cubrir la visita del Papa a La Habana, Mega invitó a la activista venezolana Marjorie Farías que cada vez que decía un disparate, añadía: “Esto lo dijo Rafael Poleo, y si lo dijo Poleo a lo mejor es verdad”. Rafael Poleo, que es a los venezolanos de Miami lo que Carlos Alberto Montaner al Miami cubano, había sostenido la absurda idea de que en su entrevista con el Papa, Raúl le iba a pedir garantías internacionales para los dirigentes de Cuba y sus familias cuando abandonaran el país.

El tema de la noche era el de la presencia o ausencia de la prensa miamense en Cuba para la visita papal; Marjorie Farías subió la parada y aseguró que “los canales de televisión están sitiados en Cuba, como los disidentes”. Una residente en Miami que se identificó como Dama de Blanco, María Elena Alpízar, habló de un llamado “Plan Maestro de la Dictadura” para reprimir a la “oposición fuera de Cuba”, de la cual ella formaría parte. Que la señora le pregunte en Miami a Reina Luisa Tamayo si la represión económica que ahora padece se la provoca el gobierno cubano o quienes le prometieron villas y castillas. María Elena Alpízar, después de confesarse católica, dijo que tras la visita de Benedicto XVI a Cuba no iba a tomar más la hostia en una iglesia y que se la iba a administrar ella misma en su casa. En ese mismo programa, personas que llevan tiempo en los medios de Miami, mostraron que todavía no pueden siquiera identificar correctamente a personajes del costumbrismo político de la ciudad, y llamaron Miriam Iriondo a Silvia Iriondo; y son incapaces de reconocer al famoso personaje Elizardo Sánchez Santacruz (El Camaján), a quien describieron como un cubano sencillo, de a pie, listo para hacer un comentario espontáneo.

Entre todas estas cosas que les he contado, unas bochornosas, otras ridículas y algunas  simpáticas en su absurdo, permanecerá en la historia el hecho de que la visita a Cuba de Su Santidad Benedicto XVI fue un éxito; un suceso que mostró una vez más la organización y hospitalidad del pueblo cubano en general, y de los santiagueros y habaneros en particular, que evidenció la autoridad de los gobernantes y el respeto que le guardan los dignatarios extranjeros; y la voluntad real que existe en la isla de mejorar relaciones con todos los cubanos de buena fe, incluyendo a su emigración, como dijo el Presidente de Cuba Raúl Castro en la ceremonia de despedida a Su Santidad Benedicto XVI.

*Edmundo García periodista cubano independiente residente en EE.UU., conductor del programa "La Noche se Mueve".

Directora de OMS destaca sistema de formación médica en Cuba

Editado por Leanne González

La Habana, 29 mar (RHC-PL). La doctora Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), destacó en la capital el sistema de formación de los profesionales sanitarios cubanos, un modelo que a su entender se debe tomar como inspiración.
Durante una visita realizada a la Unidad Central de Colaboración Médica (UCCM), Chan resaltó como en Cuba las escuelas médicas e institutos se interrelacionan de manera directa con el Ministerio de Salud Pública, algo que no sucede en otros países, donde esa conexión es a través de la cartera de Educación.

Indicó que para lograr profesionales de calidad es necesario transformar el sistema de educación médica, y se lleva la experiencia cubana.

Ustedes son médicos muy bien entrenados, con un corazón lleno de amor y compromiso por hacer el bien, y esto es muy especial, porque en otros lugares donde visito veo cada vez más galenos y enfermeras convertidos en máquinas de hacer dinero, y se olvidan de su misión, aseveró.

Cuando un médico empieza esta profesión, hace la promesa de servir a la humanidad. Nunca deben olvidar el juramento hipocrático, y los profesionales cubanos son el mejor ejemplo que he visto, agregó.

"Me voy con el mayor respeto por lo que ustedes hacen y les deseo una misión exitosa", manifestó la experta a los más de 250 especialistas de la isla reunidos allí, listos para salir en breve a cumplir compromisos de trabajo en otras naciones.

En la UCCM la doctora Chan, junto a Anarfi Asamoa-Baah, subdirector regional de la OMS; Shin Young-soo, director regional para el Pacífico occidental; y Mirta Roses, directora de la Organización Panamericana de la Salud, conocieron todo lo concerniente a la colaboración médica cubana, iniciada desde los propios inicios de la Revolución.

Allí se informó que más de 38 mil colaboradores cubanos prestan sus servicios en 66 países del mundo y que, hasta la fecha, 134 mil 780 trabajadores de la salud laboraron en 108 naciones.

Con anterioridad, la directora de OMS y la delegación que la acompaña recorrieron un policlínico y consultorio del Médico y Enfermera de la Familia, donde conversaron con profesionales, trabajadores y población que allí se atendía.

Asimismo conocieron como funciona el sistema nacional de salud, características, aciertos y retos.

Chan se encuentra en Cuba presidiendo la reunión del Grupo de Políticas Globales de la OMS, con la participación de sus Directores Regionales, encuentro que se realiza por primera vez en la región de las Américas.

BRICS quieren Banco de fomento y critican política monetaria de UE y EU

MILENIO • 29 MARZO 2012 - 10:37AM — AFP

El grupo de los países emergentes no respaldará como conjunto a un candidato a la presidencia del BM, pero avanzaron en el proyecto de la creación de un banco, arremetieron contra las políticas monetarias de UE y EU y llamaron al diálogo con Irán y Siria.
NUEVA DELHI • Los BRICS no respaldarán como grupo a un candidato a la presidencia del Banco Mundial pero avanzaron en el proyecto de crear un banco de fomento, criticaron la política monetaria de Estados Unidos y Europa y llamaron al diálogo con Irán y Siria, en la mira de las potencias occidentales.

En su cuarta cumbre, celebrada el jueves en Nueva Delhi, los presidentes Dilma Rousseff (Brasil), Dimitri Medvedev (Rusia), Hu Jintao (China) y Jacob Zuma (Sudáfrica), junto al primer ministro de India, Manmohan Singh, no lograron un acuerdo para respaldar a ninguno de los tres candidatos que aspiran a presidir el Banco Mundial: un colombiano, una africana y un estadunidense.
Consideraron que la selección debe basarse en el "mérito" más que en la nacionalidad y en su disposición a "transformar el Banco en una institución multilateral", que "refleje la realidad económica y política actual".
Con la fuerza de sus economías, que este año responderán por el crecimiento del 56% de la economía mundial y representan un cuarto del PIB del planeta, los BRICS reclaman mayor participación en las instancias multilaterales.
El FMI y el BM deben "reflejar el peso de los países emergentes en la composición de las cuotas de las direcciones respectivas", dijo Dilma Rousseff, quien también abogó por una reforma del Consejo de Seguridad para dar cabida a países como Brasil, India o Sudáfrica.
Los presidentes de China y Rusia, miembros permanentes del Consejo de Seguridad, se limitaron en ese punto a "apoyar" la "aspiración" de esos tres países a desempeñar un mayor papel en esa instancia de Naciones Unidas.
Los participantes en la cumbre, celebrada bajo el lema de "Asociación de los BRICS para la estabilidad, la seguridad y la prosperidad global", coincidieron en cambio en la necesidad de un banco de desarrollo para "trabajar en temas de infraestructura, innovación, desarrollo, ciencia y tecnología e investigación".
Un grupo de trabajo se encargará de evaluar la "factibilidad y viabilidad" de ese proyecto, que competiría con el Banco Mundial. Sus conclusiones se presentarán en la Cumbre que celebrarán el próximo año en Sudáfrica. El presidente sudafricano, Jacob Zuma, espera incluso que la nueva institución vea la luz en ese encuentro.
Los emergentes, cuyo crecimiento ha acusado el impacto de la crisis de la deuda en Europa, arremetieron contra las políticas monetarias de la Reserva Federal estadounidense y del Banco Central Europeo para recapitalizar a los bancos, que han provocado un "exceso de liquidez" que provoca flujos de capital volátil en sus economías.
Tampoco ven en la austeridad una solución para resolver la crisis de la deuda y recomiendan a la Eurozona que adopte políticas de fomento del crecimiento y el empleo.
En el terreno de las realizaciones concretas, los representantes de los Bancos de Desarrollo nacionales acordaron ampliar la facilidad de créditos en monedas locales, con el fin de reducir la demanda de divisas convertibles para las transacciones entre los BRICS, y la concesión de letras de crédito para financiar sus exportaciones.
En lo que respecta a los conflictos de Oriente Medio, en particular Siria e Irán, abogan por soluciones negociadas.
"Acordamos que una solución duradera para Siria e Irán solo puede alcanzarse mediante el diálogo", dijo el anfitrión y primer ministro indio, Manmohan Singh.
En el caso de Siria, exigieron que "se ponga fin inmediatamente a toda violencia y a las violaciones de los derechos humanos" y se promueva el diálogo que "refleje las aspiraciones legítimas de todos los sectores de la sociedad siria", así como el respeto de la "independencia, integridad territorial y soberanía".
Y en cuanto a Irán, recordaron que "no se puede permitir una escalada del conflicto" pues las "consecuencias desastrosas" que se derivarían de ello "no beneficiarían a nadie".
La presidenta brasileña fue incluso más lejos y dijo que las sanciones occidentales contr Irán son "extremadamente peligrosas". Sin contar el efecto que tienen en la subida del precio del petróleo.

Silencio nuclear de Cameron

La Cancillería habló de falta de respuestas del gobierno británico

El canciller Timerman y el viceprimer ministro británico se cruzaron el martes en la Cumbre sobre Seguridad Nuclear en Corea del Sur. Ayer, el gobierno argentino alertó que Clegg no desmintió el envío de un submarino nuclear.


El canciller Héctor Timerman denunció el envío de un submarino nuclear al Atlántico Sur.

Cancillería alertó ayer sobre el silencio del Reino Unido frente al requerimiento argentino para que brinde garantías respecto de la ausencia de armamento nuclear en el Atlántico Sur. Un día después del cruce entre funcionarios de ambos países en la Cumbre de Seguridad Nuclear en Seúl, Corea del Sur, el ministerio que conduce Héctor Timerman reiteró mediante un comunicado la “preocupación de que el Reino Unido viole nuevamente la zona libre de armas nucleares en el Atlántico Sur, tal como ya lo hizo en el pasado en forma secreta, y no respete el compromiso internacional de comunicar los incidentes con material nuclear”.

El martes, en su discurso, el canciller Timerman denunció en ese ámbito el envío de un submarino británico con capacidad para portar armas nucleares a Malvinas, zona cuya soberanía es objeto de una disputa reconocida por Naciones Unidas y que fue declarada zona libre de armamento nuclear. Timerman alertó sobre los “recientes episodios de militarización” y exigió a Londres que “confirme la ausencia de armas nucleares” en el Atlántico Sur. La respuesta del viceprimer ministro, Nick Clegg, representante del gobierno de David Cameron en el evento, fue la descalificación de la denuncia, a la que consideró como “insinuaciones infundadas, sin basamento”.

Desde el Palacio San Martín se destacó ayer que el funcionario británico “guardó silencio frente al requerimiento argentino de que Gran Bretaña brinde garantías respecto de la ausencia de armamento nuclear en el marco del despliegue militar británico en el Atlántico Sur”. “Igual temperamento asumió el representante permanente británico ante la Organización de las Naciones Unidas en respuesta a la denuncia formulada por el gobierno argentino, el pasado 10 de febrero, ante el Consejo de Seguridad de la ONU, señalando que el Reino Unido no informaba sobre los movimientos de su armamento nuclear”, agregó Cancillería.

“La República Argentina recuerda que el gobierno británico ya violó los acuerdos que en Seúl dijo haber respetado siempre”, señala el comunicado. También recuerda que en 2003 el gobierno del Reino Unido admitió que algunos buques de la Fuerza de Tareas que operó durante la guerra de 1982 “contaban con armamento nuclear, las cargas nucleares de profundidad WE177, que no fueron desarmadas de los buques al momento de la partida de la flota hacia el Atlántico Sur”. El Reino Unido “también reconoció que durante el curso de la campaña militar tales armas nucleares fueron trasbordadas, ya dentro de la zona libre de armas nucleares, a otros navíos, por razones de seguridad, y que durante esos trasbordos algunos de los contenedores de las armas nucleares sufrieron daños externos”.

El comunicado concluye con la reiteración por parte del Gobierno de su “preocupación de que el Reino Unido viole nuevamente la zona libre de armas nucleares en el Atlántico Sur, tal como ya lo hizo en el pasado en forma secreta, y no respete el compromiso internacional de comunicar los incidentes con material nuclear”. El Gobierno exhortó “una vez más al Reino Unido a que confirme la ausencia de armas nucleares en el Atlántico Sur y se avenga a cumplir con las resoluciones de las Naciones Unidas”.

Encuentro de blogueros cubanos #BlogazoxCuba

Tomado de Cubano 1er. Plano

Póster oficial del encuentro


Motivados por la necesidad de salir de las redes y el mundo de los bits, los blogueros cubanos soñábamos con desarrollar un encuentro de carácter nacional y que fuera lo más inclusivo posible. Nos percatamos de la urgencia de crear un espacio de debate y socialización útil para los protagonistas de nuestra blogosfera, y desde ese momento, un encuentro que aglutinara la mayor cantidad de blogueros posible, se convirtió en nuestra obsesión.

Desde hace un año le planteamos la idea al rector de la Universidad de Matanzas y contamos rápidamente con su apoyo, pero un evento de tal magnitud llevaba muchos recursos y esta fue nuestra principal limitación y preocupación. Estábamos buscando con este encuentro, aprovechar las individualidades de los presentes y a partir de las experiencias, oportunidades y diferencias, encontrar las maneras de complementarnos unos a otros, sin pretender una línea única o esquemas a seguir por parte de sus participantes.

Con la premisa de que las nuevas tecnologías pueden ser portadoras de métodos revolucionarios de participación social, los blogueros cubanos debemos sentar las bases que aseguren la inserción de los cubanos en las redes sociales, algo que ocurrirá inevitablemente. Y un país que busque actualizar su modelo, difícilmente podrá hacerlo al margen o en contra de las nuevas tecnologías.

Los espacios de debate proporcionados por Internet, y en particular en los blogs, tienen más posibilidades de elaboración que otros medios. De esta forma, concebimos la blogosfera como un espacio de participación horizontal en el proyecto político cubano, asumiendo nuestro rol de blogueros como un deber cívico, portadores de ideas antimperialistas y consecuentes con un pensamiento revolucionario, no en el sentido retórico y estereotipado, sino de transformadores constantes de la realidad.

Después de mucho esfuerzo logramos materializar un encuentro en el que podrán participar 50 blogueros de todo el país. Lo más difícil fue determinar el criterio de selección para los invitados, decidimos que en primer lugar estos debían tener un blog que fuera actualizado regularmente. Buscamos que tuviera la mayor diversidad temática posible (cultura, deporte, ciencias, literatura, realizado desde universidades, etc) y que fueran los más representativos. También tuvimos en cuenta que fueran representadas la mayor cantidad de provincias posibles.

Teniendo en cuenta cada una de estas variables, invitamos a un grupo limitado de blogs, aunque estamos conscientes de que dejamos fuera otros blogueros y quedamos con la insatisfacción de no ser lo suficientemente justos. Era riesgo que tuvimos que asumir y asumiremos todas las críticas que se nos hagan al respecto.

El encuentro sesionará predominantemente en forma de talleres o paneles de discusión temáticas los días 6 y 7 de abril en una de las salas de conferencia de la Universidad de Matanzas. Se aceptan propuestas de asuntos emergentes para conformar los debates y paneles temáticos, incluso en el caso de aquellos temas que no aparezcan recogidos en la presente convocatoria, siempre que se mantenga en el perfil del encuentro.

El encuentro será trasmitido en vivo por las redes sociales. Buscaremos variantes para tener una interacción directa con todos los que estén siguiendo el evento, brindándole la posibilidad no solo que conozcan lo que está ocurriendo sino que también participen. Se crearon las cuentas en Twitter “@BlogazoxCuba” un canal de YouTube con el mismo nombre y en Facebook una pagina de evento con el nombre “Encuentro de Blogueros Cubanos en Revolución”.

Apostamos porque este no sea el único espacio y que se creen en otras provincias encuentros como este donde puedan participar otros blogueros que no tuvieron la posibilidad de participar en el #BlogazoxCuba.

Esperamos la participación de la mayor cantidad posible de blogueros cubanos, los verdaderamente revolucionarios, no los que repiten sin cesar consignitas prestablecidas sino los que desean que los cubanos tengamos el país que nos merecemos, como dijimos antes, los verdaderamente transformadores de su realidad. Los esperamos.

La foto que faltaba

Opinión
Por Washington Uranga

Tomado de Página 12

Faltaba esa foto y finalmente se dio. Es la que refleja la reunión entre Benedicto XVI y Fidel Castro, para ponerle el broche a una gira papal por México y Cuba que, aunque se promocione como “visita pastoral”, ha tenido un fuerte contenido político (como sucedió cada vez desde que Juan Pablo II inauguró este tipo de desplazamientos papales por el mundo). El encuentro con Fidel no tiene parangón con aquella primera visita del propio líder de la revolución cubana al Vaticano, en 1996, para una audiencia con Juan Pablo II que derivó luego en la visita del Papa polaco a Cuba dos años después y, allí, una nueva reunión con Castro. Este tiene menor importancia, pero sigue siendo políticamente relevante.

Aquellos acercamientos tuvieron el sentido de comenzar a desandar un camino plagado de desentendimientos entre la Iglesia y el Estado cubano, como fruto de las diferencias políticas e ideológicas, de la militancia católica contra la revolución y de la intransigencia comunista frente a la religión. Lo que parecía irreconciliable dejó de serlo y aquella foto fue la manifestación simbólica de ese hecho político. Para Cuba, la visita de Juan Pablo II fue una forma más de mostrarse al mundo y de romper la idea de aislamiento. También de echarle en cara a Estados Unidos el anacronismo del bloqueo en medio de las dificultades del llamado “período especial” que impuso fuertes restricciones a la calidad de vida de la población. A cambio, la Iglesia comenzó a recuperar espacios y reconocimientos que había perdido de manera simultánea a la disminución de su feligresía. La sociedad cubana sigue siendo profundamente religiosa, aunque la Iglesia Católica vio seriamente reducidas sus filas a favor de otros cristianos (protestantes, evangélicos) y, sobre todo, de los sincretismos que resultan de la mezcla entre las devociones populares católicas y las religiones de raíz afro.

La visita de Benedicto XVI ha tenido otro contexto. La revolución cubana está en pleno proceso de revisión. Y si bien antes de llegar a Cuba Ratzinger advirtió que “el marxismo ya no responde a la realidad” y una vez en territorio cubano pidió “mayor apertura” para la Iglesia, también criticó, una vez más, el bloqueo norteamericano. Los funcionarios cubanos –enfrascados en un proceso de reformas que nadie atina a decir hasta dónde llegará, pero que hoy tiene muestras evidentes en la economía– se encargaron de poner un límite. El vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo, sostuvo que “en Cuba no habrá reforma política”. Una declaración más que formal, porque lo cierto es que la reforma política comenzó junto con las transformaciones económicas. Y, en un hecho que era poco previsible una década y media atrás, la Iglesia Católica ha venido jugando un papel de mediación incluso para conseguir mejores condiciones para los disidentes. A cambio, el Papa no recibió a los opositores, aunque elípticamente se refirió a ellos cuando en una plegaria suplicó a la Virgen “por las necesidades de los que sufren, de los que están privados de libertad, separados de sus seres queridos o pasan graves momentos de dificultad”. Siguiendo un estilo muy propio de la política de equilibrios de la diplomacia vaticana, antes el arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, había hecho declaraciones a L’Osservatore Romano que dejaron mucho más conforme al gobierno que a los opositores.

Desde la otra vereda, Fidel Castro apuntó a las coincidencias entre “los marxistas y los cristianos sinceros”. Antes de irse, Ratzinger aseguró que “Cuba y el mundo necesitan cambios”. Todos de acuerdo.

La “visita pastoral” a Cuba ha sido, nuevamente, una gran puesta en escena de las nuevas condiciones del diálogo político entre la Iglesia y el Estado cubano. En un momento por demás difícil, cuando muchas cosas que parecían inamovibles entran en revisión, al gobierno le sirve mejorar sus relaciones y acercar posiciones con la Iglesia. Por lo que significa en Cuba, pero sobre todo por lo que el Vaticano representa en el mundo como poder simbólico y real, más allá de las estrechas dimensiones de su territorio. El catolicismo, en crisis institucional y de pérdida de feligresía, no puede desaprovechar ninguna circunstancia para ampliar su margen de influencia.

Salvando las distancias, la visita de Benedicto XVI a un México atravesado por la violencia, especialmente por la presencia del narcotráfico, tuvo también ribetes políticos. Ante un pueblo muy religioso, a pesar del anticlericalismo institucional heredado de la revolución mexicana, tanto el presidente Felipe Calderón como los principales líderes de la oposición hicieron cola para mostrarse junto al Papa. Y todos se apoyaron en el discurso pacifista de Benedicto XVI, aunque esto tenga pocos efectos prácticos en la caótica realidad mexicana.

Pero en México también se está cerrando un ciclo de las relaciones entre la Iglesia y el Estado laico y antieclesiástico. El deshielo había comenzando en 1979 con la primera visita de Juan Pablo II para participar de la Conferencia General de los Obispos Latinoamericanos en Puebla. En esa ocasión, la personalidad y la popularidad del Papa polaco derribaron muchas barreras formales del Estado anticlerical. Y allí comenzó otra etapa que ahora tiende a plasmar en reconocimientos institucionales a la Iglesia Católica, que llegan incluso a abrir la posibilidad de la participación de los sacerdotes en política.

En definitiva, una “gira pastoral” que, como siempre, tiene muchas lecturas y consecuencias políticas.




El Papa condenó de forma elíptica el bloqueo económico a la isla

Misa y encuentro con Fidel

Benedicto XVI dio una homilía ante 300 mil personas en la Plaza de la Revolución. Y al despedirse declaró que rechazaba “las medidas económicas impuestas desde afuera”. 


Fidel Castro se interesó por la opinión de Ratzinger sobre las dificultades que afronta el mundo.

En el último día de su gira latinoamericana, el papa Benedicto XVI hizo historia en Cuba con una homilía en La Habana para 300.000 personas y un encuentro de media hora con el líder de la Revolución, Fidel Castro. En su despedida de la Isla, el Papa rechazó “medidas económicas restrictivas impuestas desde afuera”, en alusión al bloqueo económico impuesto por Estados Unidos desde 1960. “¿Qué hace un papa? ¿Cuál es su función?”, preguntó en un clima relajado el mayor de los Castro a Joseph Ratzinger durante el encuentro de ayer.

Por la mañana, en una Plaza de la Revolución con la escultura del Che y una verdadera marea de cubanos como testigos, el Papa ofició una misa y pidió cambios para la isla y el mundo. “Es de reconocer con alegría que en Cuba se han ido dando pasos para que la Iglesia lleve a cabo su misión insoslayable de expresar pública y abiertamente su fe. Sin embargo, es preciso seguir adelante y deseo animar a las instancias gubernamentales de la Nación a reforzar lo ya alcanzado y a avanzar por este camino de genuino servicio al bien común de toda la sociedad cubana”, pidió el Papa. A la plaza también llegó el presidente Raúl Castro, secundado por el canciller Bruno Rodríguez y autoridades eclesiásticas de La Habana. Peregrinos de todos los puntos, así como de otros países, incluido Estados Unidos, arribaron a ese teatro de grandes epopeyas revolucionarias. Benedicto también pidió mayores libertades para la Iglesia Católica, cuyas relaciones con el gobierno cubano fueron hostiles durante décadas luego de la Revolución de 1959, lo que incluyó en su momento la excomunión del entonces presidente Fidel Castro por parte de Juan XXIII en 1962. Aquellas sanciones se aplicaban automáticamente a quienes profesaban el comunismo. Sin embargo, la Iglesia cubana ocupó un rol más protagónico de mediación entre la sociedad y las autoridades con la llegada al poder de Raúl Castro, que alcanzó su máxima expresión en 2010, cuando el cardenal Ortega negoció con el mandatario la libertad para decenas de opositores presos.

A bordo del “papamóvil”, el Sumo Pontífice recorrió la explanada antes de llegar al altar levantado para la ocasión. Durante el breve trayecto, los fieles saludaron con pañuelos y banderas de Cuba y El Vaticano a Benedicto, quien devolvió a su paso aquellas demostraciones de afecto. Poco antes de su llegada, los manifestantes habían traído en procesión desde la Catedral de La Habana la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, uno de los motivos de la visita del Papa, al celebrarse este año el 400º aniversario del hallazgo de su imagen.

Sin embargo, el punto álgido de la visita de Benedicto XVI a Cuba se dio horas después, cuando el Papa mantuvo una reunión con Fidel en la Nunciatura Apostólica, embajada de la Santa Sede. A catorce años de su entrevista con Juan Pablo II, Fidel le dio la mano a otro papa, Benedicto XVI, de quien dijo que tenía la cara de un ángel. El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, fue el encargado de informar sobre el encuentro, del que se filtraron algunos detalles. Según Lombardi, el comandante tenía mucho interés en conocer el pensamiento de Ratzinger sobre diferentes aspectos y le hizo numerosas preguntas.

La primera pregunta fue sobre el cambio de la liturgia de la Iglesia Católica y el Papa le explicó a Castro la puesta al día de la misma para afrontar los nuevos tiempos de evangelización.

También le preguntó “¿Qué hace un papa? ¿Cuál es su función?”. Benedicto XVI le expresó el sentido de sus viajes por el mundo para confirmar en la fe a los cristianos, así como el servicio de la Iglesia a los pueblos.

Fidel Castro se interesó por la opinión de Ratzinger sobre las dificultades que afronta el mundo actualmente, la multiplicidad de religiones o la problemática de la ciencia que no logra dar respuesta a todos los problemas de la humanidad.

El Papa habló de la dificultad que encuentran los hombres en las sociedades en las que Dios está ausente, así como de la relación entre fe y razón y de libertad y responsabilidad. Fidel le pidió que le envíe algunos libros sobre esos temas. El ex presidente cubano fue recibido en la Nunciatura por el cardenal secretario del Estado vaticano, Tarcisio Bertone, con quien ya se ha visto en otras ocasiones. Mientras llegaba el Papa, Fidel le dijo que deseaba ardientemente las beatificaciones de Juan Pablo II y la madre Teresa de Calcuta. “Ambos hicieron mucho por Cuba, especialmente la monja, que entregó su vida por los más pobres de los pobres.” El Papa dijo que estaba muy contento por cómo había sido recibido en Cuba y expresó su gratitud por la bienvenida. Fidel le contó a Benedicto XVI que había seguido por televisión todo el viaje del Pontífice a la isla caribeña. En un momento del coloquio se produjo una broma que demostró, según Lombardi, la cordialidad de la cita. Fue cuando Castro bromeó sobre las edades de ambos. El Papa tiene casi 85 años, la edad del líder de la Revolución. El pontífice, sonriendo, le respondió: “Sí, soy un anciano, pero todavía sigo haciendo mi deber”. Fidel acudió a la Nunciatura acompañado de su esposa, Dalia Soto, y dos de sus hijos, que también saludaron a Ratzinger y después posaron para los fotógrafos.

Ya en el epílogo de su histórica visita, el Papa cumplió con el deseo de Raúl Castro y el pueblo de Cuba, al criticar el bloqueo comercial y económico impuesto por Washington a la Isla desde 1960. A punto de abordar su vuelo hacia Roma, y sin mencionar a Estados Unidos, Ratzinger se manifestó en contra de lo que llamó “medidas económicas restrictivas impuestas desde afuera”.