martes, 13 de marzo de 2012

FIDEL CASTRO "GUERRILLERO DE TODOS LOS TIEMPOS", CHAVEZ

CARACAS, 13 (ANSA) - El presidente venezolano, Hugo Chávez, calificó hoy al expresidente cubano Fidel Castro como el "guerrillero de todos los tiempos", en momentos en que se realiza el lanzamiento del libro "Fidel Castro Ruz, Guerrillero del Tiempo", escrito por la periodista cubana Katiuska Blanco. "Viva Fidel, Guerrillero del Tiempo, Guerrillero de Todos los Tiempos!", escribió Chávez a través de la red social Twitter. 

    El mandatario, quien anunció su regreso a Venezuela antes que finalice esta semana, permanece en Cuba recuperándose de la operación de la nueva lesión cancerosa que le realizaron en la misma zona donde le extirparon un tumor maligno en junio de 2011.

    "Hace pocos días bromeábamos. Le dije: "Eres un Guerrillero peligroso" Y me dijo: "Nada es tan peligroso como un Guerrillero con experiencia"", precisó Chávez en otro mensaje.

    Agregó en otro tweet "Un día andaba yo con Lula por las sabanas del Orinoco.Me preguntó por Fidel. Le dije que estaba bien. Y Lula dijo mirando lejos: 'Es el último Gigante'".

    El libro fue presentado a propósito de la realización de la octava edición de la Feria Internacional del Libro de Venezuela (Filven) 2012, que se realiza en Caracas.

    Según Blanco, autora del libro, la obra recoge testimonios de la niñez, la adolescencia y la juventud del líder revolucionario cubano hasta los años '50.

    "Esta es una ocasión cálida y colorida. Presentamos en esta obra conversaciones con el líder de la Revolución Cubana. Gracias al trabajo, llega a ser un escrito de arte hermoso", dijo Blanco a través de la televisora estatal que transmitió el acto que contó con el vicepresidente Elías Jaua, el ministro venezolano de Cultura, Pedro Calzadilla, y el embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco, entre otras personalidades.

    Precisó asimismo que "un país como Venezuela era una instancia obligada inicial de este libro y responde a los históricos lazos de hermandad".

    "En el primer tomo no sólo se habla de sus experiencias (en alusión a Fidel Castro). En este libro creo que es la primera vez que se escucha la voz de Fidel desde lo más profundo", expresó Blanco quien explicó que el primer tomo del texto esta constituido por 1.166 páginas y acompañado con ilustraciones de Castro.

 RBY/JMG 
13/03/2012 23:59 



“No más Cumbres sin Cuba”, exigen Cancilleres

Publicado en Cubadebate el 13 Marzo 2012


Héctor Timerman
El canciller argentino, Héctor Timerman, de visita en Brasil, y su homólogo brasileño, Antonio Patriota, manifestaron hoy su propósito de que la próxima Cumbre de las Américas, que se celebrará en Colombia en el mes de abril, sea la última sin la participación de Cuba.”Ésta tiene que ser la última cumbre en la que no participe Cuba”, dijo el ministro argentino de Exteriores en una rueda de prensa conjunta con Patriota en Sao Paulo.

Timerman, quien hoy se reunió con el jefe de la diplomacia brasileña, agregó que su Gobierno “agradece a Colombia”, país anfitrión, los esfuerzos realizados.

El ministro añadió que la presencia de la isla caribeña en la cita es necesaria para que “finalmente sea la Cumbre de las Américas”.

Patriota mostró su coincidencia con la postura de Timerman y agregó que en la cita anterior el entonces presidente brasileño, Luiz Inácio de Lula da Silva, ya había manifestado su intención de que Cuba participara en el encuentro.

Por otra parte, el ministro brasileño expresó su objetivo de visitar Argentina “en breve” y anunció reuniones más frecuentes entre los subsecretarios de ambos ministerios para “profundizar en la agenda de cooperación” entre ambos países.

El canciller brasileño también aseguró que la reunión había sido eminentemente de carácter político y que habían revisado los asuntos bilaterales, regionales y globales.

La I Cumbre de la Américas se celebró en Miami en 1994 con la participación de los 34 países miembros activos de la Organización de Estados Americanos (OEA), de la que Cuba fue suspendida en 1962.

El Gobierno de EE.UU. ha manifestado abiertamente su rechazo a convocar a Cuba a Cartagena de Indias, donde se celebrará la cita de abril.

(Con información de EFE)

El gran truco que usó Goldman Sachs con Grecia

Salen a la luz detalles de cómo el banco de negocios norteamericano maquilló las cuentas de Atenas

Gracias a la complicidad del organismo financiero estadounidense y de varias instancias y personalidades europeas, el país heleno pudo disimular durante varios años el “paquete” escondido de su deuda. Hoy se puede ver su peor desenlace.

Por Eduardo Febbro

Tomado de Página 12

La mendicidad, los despidos masivos, la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores: todo confluye en la actual crisis griega.

Desde París

Hay empresas que roban en nombre de la corona imperial para la cual trabajan sin que nunca les pase nada. Goldman Sachs es una de ellas. El banco de negocios norteamericano llenó sus arcas con un botín de 600 millones de euros (800 millones de dólares) cuando ayudó a Grecia a maquillar sus cuentas a fin de que este país llenara los requisitos para ingresar en el euro, la moneda única europea. La información no es nueva pero hasta ahora, se desconocían los detalles más truculentos del mecanismo con el cual Goldman Sachs engañó a todos los gobiernos europeos que participaban en la creación de la moneda única y cómo evitó luego responder ante la ley. El abanderado de la oligarquía financiera operó protegido por sólidas complicidades en el seno de las instituciones bancarias europeas y dentro del poder político, que hizo todo cuanto estuvo a su alcance para impedir las investigaciones.

Dos de los protagonistas de esta megaestafa hablaron por primera vez sobre las transacciones encubiertas mediante las cuales Atenas escondió la enormidad de su deuda. Se trata de Christoforos Sardelis, jefe de la oficina de gestión de la deuda griega entre 1999 y 2004, y de Spyros Papanicolaou, el hombre que lo reemplazó hasta 2010. El resultado de la operación es una gigantesca estafa que hizo del presunto salvador, en este caso Goldman Sachs, el operador del hundimiento de Grecia y de buena parte de Europa. Si se cuentan sólo los bancos franceses, la aventura griega les costó 7000 millones de euros: BNP Paribas perdió 3,2 mil millones, el Crédit Agricole 1,3 mil millones, la Société Générale 892 millones, BPCE 921 millones y el Crédit Mutuel 359 millones. Esto únicamente es lo que le costó al sistema bancario francés: los pueblos pagaron y pagarán en sacrificios y privaciones mucho más que esto.

El montaje financiero fue astuto. El Tratado de Maastricht de la Unión Europea fijaba requisitos rígidos para integrar el euro: ningún miembro de la Zona Euro podía tener una deuda superior al 60 por ciento del PIB y los déficit públicos no podían superar tres por ciento. En junio de 2000, para ocultar el peso gigantesco de la deuda griega que ascendía al 103 por ciento de su PIB y obtener así la calificación de Grecia para entrar en el euro, Goldman Sachs ideó un plan: trasladó la deuda griega de una moneda a otra. La transacción consistió en cambiar la deuda que estaba cotizada en dólares y en yenes por euros, pero en base a una tasa de cambio ficticia. Así se redujo de dos por ciento del endeudamiento griego y, con ello, Grecia respetó los criterios fijados por el Tratado de Maastricht para ingresar al euro. Un detalle vino a complicar el maquillaje: Goldman Sachs estableció un contrato con Grecia mediante el cual disimuló el arreglo bajo la forma de lo que se conoce como un SWAP, un contrato de cambio para los flujos financieros que viene a equivaler a una suerte de crédito. Ese esquema fraudulento llevó a que, a raíz de los llamados “productos derivados” implicados en la operación, en apenas cuatro años la deuda que Grecia contrajo con Goldman Sachs pasara de 2,8 mil millones de euros a 5,1 mil millones.

Dos periodistas de la agencia Bloomberg, Nick Dunbar y Elisa Martinuzzi, llevaron a cabo una paciente investigación al cabo de la cual pusieron al desnudo este oscuro mecanismo. Según explicó a los periodistas el jefe de la oficina de gestión de la deuda griega entre 1999 y 2004, Christoforos Sardelis, en ese momento la arquitectura de la propuesta de Goldman Sachs se le escapó de las manos. Luego, dice Sardelis, los atentados del 11 de septiembre y una mala decisión de los bancos sembraron la semilla del desastre actual. La conclusión de la investigación es contundente: Grecia y Goldman Sachs hipotecaron el porvenir del pueblo griego y pusieron una bomba de tiempo que, 10 años más tarde, explotaría en las manos de la sociedad.

En materia de grandes estafas organizadas por los bancos de inversión la impunidad es la regla. Nadie fue ni será condenado. Christoforos Sardelis afirmó que “el acuerdo con Goldman Sachs es una historia muy sexy entre dos pecadores”. Goldman Sachs sacó jugosos beneficios de esa truculenta organización. Sin embargo, el banco de negocios norteamericano afirma en su defensa que nada hizo de ilegal, que todo lo realizado respetaba al pie de la letra las directivas de Eurostat, el organismo europeo de estadísticas. Eurostat alega que recién tomó conciencia en 2010 de los niveles de endeudamiento griego. La defensa parece pobre porque las primeras denuncias sobre el maquillaje de las cuentas griegas y el papel que en él jugo Goldman Sachs datan de 2003. En un informe de 2004, Eurostat escribió: “falsificación generalizada de los datos sobre el déficit y la deuda por parte de las autoridades griegas”.

Gracias a la complicidad del organismo financiero norteamericano y de varias instancias y personalidades europeas, Grecia pudo disimular durante varios años el “paquete” escondido de su deuda. En 2010, Jean Claude Trichet, entonces presidente del Banco Central Europeo (BCE), se negó a entregar los documentos requeridos para conocer la amplitud de la verdad. Ocurre que en el medio de esta gran mentira hay un personaje que hoy es central: se trata de Mario Draghi, el actual presidente del Banco Central Europeo y gran partidario de terminar de una buena vez por todas con el modelo social europeo. Draghi es un hombre de Goldman Sachs. Entre 2002 y 2005 fue vicepresidente de Goldman Sachs para Europa y, por consiguiente, estaba al corriente de la falsificación de los datos sobre las finanzas públicas de Grecia. Fue su mismo banco quien estructuró la falsificación. El liberalismo premia muy bien a sus soldados. Durante dos años, el Banco Central Europeo y los lobbies políticos usaron cuanto truco fuera posible para proteger a Draghi y no permitir que se llevaran a cabo auditorías en torno de las irregularidades cometidas en Grecia. Las comisiones del Parlamento europeo designadas para investigar esta megaestafa chocaron sistemáticamente contra las redes que protegían el secreto.

El desenlace final de esta complicidad entre las oligarquías financieras es conocido por todos: casi un continente sumido en la crisis de la deuda, un país, Grecia, expoliado y de rodillas, recesión, despidos masivos, pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores, reestructuraciones, sacrificios de los beneficios sociales, planes de ajuste y miseria. Mientras tanto, los 600 millones que Goldman Sachs ganó con esta estafa han seguido fructificándose en la apuesta suicida que el capital hace en beneficio propio contra la humanidad.

La gesta del 13 de marzo


Hoy nuestros estudiantes y todo nuestro pueblo conmemorarán un nuevo aniversario de las acciones revolucionarias del 13 de marzo de 1957, las cuales se insertan en la historia de la Patria, como expresión de heroísmo del estudiantado universitario en la lucha por la libertad y la independencia.

A 55 años de aquel acontecimiento que conmovió a la capital y a toda la nación, la imagen de los protagonistas del asalto al Palacio Presidencial y la Operación Radio Reloj se agiganta ante los ojos de todo el pueblo, como ejemplo de heroísmo sin límites, de valor a toda prueba, de entrega absoluta al cumplimiento del deber.

"Si caemos, que nuestra sangre señale el camino de la libertad. Porque tenga o no nuestra acción el éxito que esperamos, la conmoción que originará nos hará adelantar en la senda del triunfo. Pero es la acción del pueblo la que será decisiva para alcanzarlo."

En estas palabras plasmadas en el Testamento Político del inolvidable José Antonio Echeverría, quedaron expresados el sentido revolucionario, el desprendimiento y la grandeza de ideales de los atacantes del Palacio Presidencial, cuyo ejemplo inmortal se inscribe con letras doradas, fundidas con balas y con sangre, en la tradición de rebeldía, intransigencia y dignidad de que es heredero nuestro estudiantado, y constituye estímulo y bandera para la tarea gigantesca que aún tiene por delante —como ha dicho Fidel— la de preservar la Revolución, la de construir el socialismo.

Los combatientes del 13 de marzo fueron al asalto y a la acción con el compromiso contraído en la Carta de México entre el Directorio Revolucionario y el Movimiento 26 de julio —que ya desarrollaba su energía vital en la Sierra Maestra— con el compromiso contraído de sus convicciones revolucionarias, con el compromiso contraído con el pueblo.

Esos compromisos representaban una militancia antiimperialista, una continuidad de las tradiciones de lucha de lo más puro del estudiantado cubano y una identificación con las masas populares y sus aspiraciones. Y representaban enfrentar a los verdugos del pueblo y desafiar la cal viva de la tiranía, y convertir la idea en fragua, la voluntad en mármol y en acero los principios revolucionarios. Representaban retar la muerte y estar en disposición de realizar el acto supremo del patriotismo: dar la vida por la Patria.

Los combatientes del 13 de marzo —hay que decirlo alto, en el tono que ellos en la muerte le imprimieron a la vida— cumplieron sus compromisos.

La huella de los mártires del 13 de marzo está entre nuestros estudiantes, en nuestros recintos universitarios. Acerca de ellos, en este aniversario 55 de la heroica acción que protagonizaron, podría repetirse lo que Martí escribió en el primer aniversario del fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina de 1871:

"... hay un límite al llanto sobre las sepulturas de los muertos , y es el amor infinito a la Patria y a la gloria que se jura sobre sus cuerpos, y que no teme ni se abate, ni se debilita jamás; porque los cuerpos de los mártires son el altar más hermoso de la honra."

Elecciones estilo USA


Por Lorenzo Gonzalo*

Foto Virgilio Ponce-Martianos-Hermes-Cubainformación

La Guerra de Vietnam terminó en 1975. Fue una derrota militar para Estados Unidos, porque tal y como observara Carl Von Clausewitz, la guerra es una continuación de la política y políticamente no quedó más remedio que mandar a retirar las tropas. Desde la Guerra de Corea, Estados Unidos no ha ganado una sola guerra y todas, de una u otra manera, han sido resultado de maniobras turbias de las Administraciones para controlar geopolíticamente determinadas áreas geográficas.

En el juego sucio de los Partidos Políticos de Estados Unidos, asuntos tales como las guerras han sido instrumentos de campaña y también de intrigas.

Cuando cumplía su último período Lyndon B. Johnson en 1968 y se enfrentaban Richard Nixon y Hubert Humphrey, la Guerra de Vietnam se había convertido en un dolor de cabezas. Siempre se ha comentado que parte de las maniobras tras bambalinas optadas por los republicanos, fue hacerle llegar a los vietnamitas la información de que con ellos serían más fáciles las negociaciones que con los demócratas. Fue una jugada en medio de un conflicto social de gran envergadura, enfrentado entonces por Estados Unidos en aquel entonces.

Lo mismo ocurrió cuando al final de la Administración de Jimmy Carter en relación con el conflicto en ese entonces con Irán. Al parecer los republicanos durante la campaña de Reagan a la Presidencia, hicieron saber a los Ayatolas que con ellos sería más fácil llegar a acuerdos.

En medio de las Primarias Republicanas, en las que se sigue vislumbrando a Mitt Romney como ganador, el caso de Irán está en el centro. Esta vez, sin embargo, no parece que las intrigas y maniobras vayan dirigidas a Irán sino a Israel.

Las actitudes beligerantes asumida por los aspirantes presidenciales y otros dirigentes de los republicanos, indican un abierto desafío a la cuna del Imperio Parto y Sasánida, ese territorio que hoy conocemos como Irán.

El candidato republicano de mayores probabilidades para competir por la Presidencia en Noviembre del 2012 es Mitt Romney, quien ha sostenido un discurso beligerante respecto a Irán.

En sus alegatos el probable candidato, no dice una sola palabra sobre negociaciones con la comunidad internacional para llegar a acuerdos con aquel país y salvar el diferendo en relación a su industria nuclear. Sus planteamientos van desde incitar a la oposición para que se rebele, rompiendo las normas institucionales del país, hasta la realización de ataques preventivos.

Los otros candidatos no se quedan atrás. Es el manido discurso imperial, hegemónico, practicado hasta hoy por las Administraciones estadounidenses y asumido con mayor énfasis por los dispersos miembros del Partido Republicano de hoy.

Pero este discurso no presentaría un peligro real de conflicto bélico si no existiese Israel.

Durante todo el trayecto de las negociaciones internacionales, de múltiples amenazas mutuas, desafíos y exigencias, racionales unas e irracionales otras, para encontrarle solución a las demandas de Irán y a las de la comunidad internacional, Israel ha mantenido una posición amenazante, con manifiestas intenciones bélicas y desconociendo los esfuerzos menos agresivos de los otros países.

El mundo árabe todavía recuerda la cuenta pendiente con el Estado Sionista y en medio de las negociaciones para encontrar una salida al conflicto con un país que no es Irak y que además cuenta con Rusia y China de su lado, esa actitud de los sionistas israelitas es irresponsable.

Hasta tal punto llega a serlo, que hace a penas unas horas el gobierno sueco advirtió a Israel que no continuase “saboteando” las gestiones que se hacen con Irán.

Israel, supuesto aliado de Estados Unidos, equivale en física a los radicales libres. Fue amamantado por conveniencia de las potencias occidentales, incluso por los soviéticos al comienzo de su fundación, quienes vislumbraron un posible Estado socialista que podría serles entonces un buen aliado. Al final ha resultado insaciable en sus pretensiones.

Sostenido gracias a las dádivas estadounidenses y la estructura sionista internacional, cada día demuestra más su intención de convertirse en un director hegemónico de Medio Oriente, sin importarles al parecer, las consecuencias de semejante actitud.

Los republicanos lo saben y muy posiblemente enamoren a las fuerzas que en Estados Unidos representan al único Estado artificial creado por la humanidad, ofreciéndoles carta abierta para atacar a Irán si ellos resultaran electos.

No dudemos que asuntos como estos podrían ocurrir entre las luces y sombras de estas campañas facciosas en que se han convertido las elecciones de Estados Unido.

Las facciones de poder en que se han transformado definitivamente los dos Partidos que gobiernan en Estados Unidos, no paran mientes para garantizar la permanencia de su dirección.

Con ese propósito negocian guerras, conceden poderes dictatoriales, conspiran cuando realizan sus conciliábulos estratégicos disfrazándolos de maniobras legítimas en el desarrollo de sus campañas electorales y hacen todo lo posible, incluso inmiscuyéndose en asuntos de política exterior, en un país donde la Constitución establece con total claridad, que la misma es patrimonio exclusivo del Ejecutivo.

Por esos caminos casi seguro se encaminarán las gestiones de la campaña electoral cuando esta comience, una vez terminada la Primaria del Partido Republicano. Ya ambos partidos ambos Partidos han comenzado a mover sus corredores para el gran evento de alternancia tradicional en el poderoso país. Pura alternancia. Ninguna novedad. Algo más de lo mismo, pero esta vez con ligeras variantes que pueden ser decisivas entre la Guerra y la Paz.

Nadie en su sano juicio duda que, al menos, en un segundo período, el Partido Demócrata es la promesa de paz más creíble.

Solamente un loco internacional pudiera alterar esa ecuación y sabemos también que el líder de Irán podrá ser un convencido religioso, un fanático quizás en este orden de cosas, pero no es un loco político. Lo ha demostrado hasta hoy y no tenemos elemento para pensar que abandonara su estilo.

*Lorenzo Gonzalo periodista cubano residente en EE.UU. y subdirector de Radio Miami