lunes, 12 de marzo de 2012

FMLN reconoce derrota en elecciones salvadoreñas

El oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional admite una pequeña ventaja de la opositora Alianza República Nacionalista


San Salvador | Lunes 12 de marzo de 2012 Notimex | El Universal  18:10

El oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) reconoció hoy los resultados de las elecciones parciales en El Salvador, que dieron ventaja a la opositora Alianza República Nacionalista (Arena) por un pequeño margen.

Con base en datos preliminares del Tribunal Supremo Electoral (TSE), indicó un comunicado de la Comisión Política del partido de izquierda, "a nivel nacional para diputados obtuvimos 2.9 por ciento menos de los votos que alcanzó nuestro principal adversario", la Arena.
El documento, leído por el secretario de comunicaciones del FMLN, Roberto Lorenzana, destacó, sin embargo, la importancia de que su partido haya ganado hasta el momento 92 de los 262 municipios del país.
El Frente resaltó las nuevas municipalidades ganadas a los areneros, pero admitió que perdieron ciudades importantes ante su adversario.
"Aceptamos los resultados con madurez y responsabilidad", dijo el partido, al agradecer la confianza de los salvadoreños que votaron por sus candidatos, y a todo el pueblo por haber acudido a las urnas a ejercer su derecho del sufragio para elegir a sus autoridades.
El FMLN expresó que estudiará con "mente fría, sus causas y las lecciones de este proceso para hacer las readecuaciones que sean necesarias y posibles con el compromiso de trabajar mejor" para la solución de los grandes problemas que aquejan a la nación.
La comisión política exhortó a su militancia, "que ha sido probada en las victorias y adversidades, le pedimos que nos comprometamos a hacer una evaluación responsable con espíritu autocrítico, poniendo por encima de todo la unidad del partido".
A los aliados y al pueblo salvadoreño, llamaron a continuar trabajando juntos para seguir el proceso de cambio que el país inició desde 2009, a fin de pactar un acuerdo nacional para "apostarle a la victoria de las elecciones presidenciales de 2014", añadió el FMLN.
La Arena obtuvo triunfos que la convierten ahora en la primera fuerza política del país, con 33 diputados, frente a los 31 del oficialismo.

COMUNICADO DE COMISIÓN POLÍTICA DEL FMLN SOBRE RESULTADOS DE ELECCIONES



Cayó en Colombia el presunto asesino de Facundo Cabral

Tomado de NoticiasCaracol - EFE - 6:38 PM - 12 de Marzo de 2012

Se trata del costarricense Alejandro Jiménez, alias "El Palidejo", quien figura como supuesto autor intelectual del asesinato del cantautor argentino, ocurrido en Guatemala el 9 de julio de 2011.

"Estamos muy complacidos por la noticia porque confirma que la cooperación internacional da resultados efectivos", afirmó a la emisora local Radio Reloj el fiscal general de Costa Rica, Jorge Chavarría.
La captura también fue confirmada a los medios locales por el viceministro costarricense de Seguridad, Celso Gamboa, quien dijo que habrá que esperar si el sujeto es enviado a Costa Rica, donde es requerido por legitimación de capitales, o a Guatemala por el crimen de Cabral.
Las autoridades costarricenses manifestaron que tienen poca información de la forma en que se dio la captura.
No obstante, el subdirector del Organismo de Investigación Judicial, Francisco Segura, comentó a la edición digital del diario La Nación que "El Palidejo" fue detenido en un puerto, que no precisó, cuando pretendía ingresar a Colombia en una embarcación.
Según las investigaciones realizadas por las autoridades de Guatemala, el atentado en el que resultó muerto Cabral iba dirigido contra el empresario nicaragüense Henry Fariña, quien resultó herido de gravedad, y supuestamente fue ordenado por "El Palidejo".
Fariña, quien había contratado a Cabral para realizar unos conciertos en Guatemala, trasladaba al cantautor argentino hacia el aeropuerto internacional La Aurora, en el sur de la ciudad, cuando fueron atacados a tiros.

Efe | Noticiascaracol.com


Movida de la Internacional “Socialista”: Lagos, Cardoso y González hacen campaña …en Venezuela

Por Ernesto Carmona*

 El ex presidente Ricardo Lagos adelantó la campaña electoral presidencial, pero no en Chile, sino en Venezuela. Este sábado participó en un encuentro público avalado por la Internacional Socialista y convocado por el banco privado Banesto, junto al español Felipe González y al brasileño Fernando Henrique Cardoso, de acuerdo a un informe de Víctor Hugo Majano en el diario venezolano Ciudad CCS.

 El trío, presentado como ex “estadistas” iberoamericanos “progresistas”, disertó en la sede caraqueña del Banesto sobre "Visiones de una economía con rostro humano", en una inyección directa a la vena de propaganda pro-capitalismo salvaje con las recetas neoliberales que pusieron en práctica cuando fueron jefes de estado en sus respectivos países.

 La conferencia, inevitablemente inserta en la campaña para las elecciones presidenciales de octubre, fue difundida por el canal opositor derechista Globovisión, el canal 5 -“Vale TV”- del Arzobispado de Caracas, una emisora del circuito Unión Radio y las redes sociales que apoyan la candidatura de extrema derecha de Henrique Capriles Radonski, de 42 años, partícipe de un asalto a la Embajada de Cuba durante el golpe frustrado de 2002.

 La propaganda de la conferencia a tres voces presentó a los invitados como gobernantes que “cambiaron la historia de sus países”. Cada uno de los conferencistas en favor del neoliberalismo ha formulado sus propias críticas al Presidente Hugo Chávez, quien se encuentra tratándose el cáncer en Cuba. González gobernó con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en 1982-1996; Cardoso, que también fue ministro de Hacienda, presidió Brasil en 1995-2003, antes de Lula; y Lagos, del Partido Socialista-PPD, quien gobernó en 2000-2006, se desempeña también hoy como co-presidente de la “Comisión para una sociedad sostenible” de la organización internacional de los socialdemócratas.

 Esta es la cuarta edición en Venezuela del programa “Visiones de una economía con rostro humano” de la social democracia internacional. La primera fue en 2002, el mismo año del golpe de abril, a la que invitaron al dirigente sindical anticomunista polaco Lech Walesa. A la de 2004, que coincidió con el referendo revocatorio, concurrió Mikhail Gorbachov, “el sepulturero de la Unión Soviética” para sus detractores.

 Los ex-presidentes social demócratas se la jugaron para ir a defender sus ideas neoliberales a Venezuela y reforzar la campaña de “marketing” que presenta al capitalismo como “opción humanista de progreso”, en oposición al socialismo del siglo 21 que pregona Chávez.

 Neoliberales con sabor a renegados

 En 14 años de gobierno, Felipe González impulsó una política económica que buscó solución a la crisis endémica del capitalismo hispano a costa de los trabajadores, con medidas extremas de ajuste y despidos masivos que desconcertaron a la base electoral del PSOE y a los poderosos sindicatos españoles. La tasa de desempleo llegó hasta 21,48% en 1985. En 1992, respondió con la congelación de los sueldos a las demandas de un aumento salarial de 4,5% de los empleados públicos. En 1993 redujo las pensiones en 5,1%.

 También apeló al “terrorismo de Estado” para combatir a grupos independentistas y entre 1983 y 1987 financió los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) que provocaron la muerte de 23 ciudadanos. Su partido tuvo su más baja votación histórica en las últimas elecciones que ganó el ultraderechista Partido Popular. Los electores le cobraron al PSOE su responsabilidad por la crisis que vive esa nación, con la gente perdiendo sus viviendas y empleos, mientras las protestas de “indignados” llenan las calles.

 El brasileño Fernando Enrique Cardoso es considerado un “héroe” por los neoliberales. En 1994, siendo ministro de Hacienda del gobierno de Itamar Franco, creó la moneda ficticia llamada “real”, que se comportaba como divisa frente a la moneda real que era el cruzeiro. Los precios y salarios se fijaban en reales pero se pagaban en cruzeiros según la tasa de cambio.

 Superada la crisis inflacionaria, este intelectual identificado en los años 60 con las tesis desarrollistas y crítico de la dependencia de América Latina hacia EEUU, se convirtió en presidente en 1995, por el Partido Socialdemócrata de Brasil (PSDB), y aplicó una política económica decididamente neoliberal. Bajo su gobierno (1995-2003), el crecimiento fue bajo y en 1998, 1999 y 2003 no superó el 1%.

 La tasa de desempleo subió de 6% en 1995 hasta 10% casi todos los años. La pobreza nunca bajó de 34%, pero se redujo sustancialmente con Lula y en 2005 descendió al 26%, según datos del Banco Mundial citados por Ciudad CCS. Durante la campaña que llevó al poder a Lula, Cardoso lo atacó duro, incluso llamó “amenaza para la patria” al líder del Partido de los Trabajadores (PT) para impedir su elección. Lula después reclamó que le había dejado un país en quiebra.

 A Ricardo Lagos Escobar se le proclama como “estadista con profundo sentido humanista” desde su cargo en la Internacional Socialista, pero en 2000-2006 gobernó Chile con las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI). Firmó tratados de libre comercio con Estados Unidos, la Unión Europea y Corea del Sur para ampliar la apertura externa. Al igual que Cardoso, en su juventud proclamó otras ideas, las suyas muy contrarias a la concentración de los grandes grupos económicos y abogó por la estatización de la economía, pero en su gobierno hizo exactamente lo contrario.

 “La única y verdadera solución es, entonces, la abolición de la propiedad privada sobre los medios de producción, los cuales deben pasar al Estado. En la medida en que dicha propiedad subsista, todas las leyes que se dicten serán paliativos que jamás conseguirían la eliminación definitiva de las diversas formas de concentración”, escribió Lagos en la página 135 de “La Concentración del Poder Económico” (Editorial del Pacífico, 1961), su tesis de grado como abogado.

 La política de Lagos hizo gratuita y obligatoria la enseñanza media, pero excluyó de la gratuidad al nivel universitario. Asimismo, profundizó el carácter comercial y privado del sistema de seguridad social y de salud e hizo desaparecer por completo la gratuidad de la universidad pública. Como todos los gobiernos de la Concertación, mantuvo las líneas de liberalización y privatización implantadas por la dictadura de Pinochet. También legitimó con reformas la vigencia de la constitución de 1980.

 Al salir Pinochet de la escena ejecutiva (porque se quedó casi una década más a cargo del ejército), la pobreza marcaba en 1990 una diferencia de 130 veces en el ingreso del 5% más pobre respecto al 5% más rico, según un estudio de la Fundación Terram. Pero en 2004 esa diferencia se elevó a 209 veces. La continuidad y desarrollo de la privatización de la educación provocó las protestas estudiantiles de gran magnitud en 2011, a consecuencia de las políticas que promovió Lagos. Su gobierno estuvo alineado con la política exterior de Estados Unidos y ante el golpe del 11 de abril de 2002 en Venezuela, la cancillería de su gobierno emitió un comunicado responsabilizando de la asonada… al gobierno de Chávez. Como resultó un fallido golpe, de algo más de un día, después no hubo forma de enderezar tamaño entuerto diplomático con un país y un gobierno “amigo”…

 * Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno

HERENCIA SOVIETICA EN CUBA VII: ARQUITECTURA DEL SISTEMA POLITICO CUBANO

Jorge Gómez Barata
Entre los antecedentes del sistema político vigente en Cuba constituidos por tres siglos de administración colonial española, la república en armas, la ocupación norteamericana y 50 años de vida republicana, prevalecen las experiencias de la Unión Soviética trasladadas a Cuba en los años setenta. De allí, con algunos retoques procede el diseño arquitectónico; así como los criterios funcionales vigentes en las instituciones políticas cubanas, lo cual para unos es legado y para otros, lastre.
Lo más avanzado de la cultura política cubana se forjó no sólo en la manigua redentora sino también en las ciudades y universidades de Europa y los Estados Unidos en las cuales, estudiaron, vivieron y trabajaron los retoños de las clases criollas y los independentistas que allí moldearon su cultura y sus convicciones políticas.
A tales procesos contribuyeron los emigrantes europeos e hispanoamericanos potadores de ideas liberales, anarquistas, socialistas e incluso marxistas. Esas fuentes diversas y plurales nutrieron la formación política de los patriotas y revolucionarios cubanos de los cuales Carlos Manuel de Céspedes, Ignacio Agramonte, José Martí y el joven Fidel Castro son exponentes.
En cambio, la asimilación de la experiencia institucional soviética no es resultado de influencias culturales que en largos períodos forman sustratos que alimentan la evolución de ideas e instituciones, sino de un acto jurídico emanado del acatamiento del magisterio soviético respaldado por una Constitución que instaló aquel modelo.
El hecho de que la Constitución cubana fuera sometida a referéndum popular en el cual el 97,7 votó a favor, si bien confiere legitimidad al documento, no lo hace perfecto. La inmensa mayoría de los cubanos respaldaron la propuesta de la dirección de la Revolución como mismo han respaldado lo demás.
Es significativo el hecho de que una nación entre cuyas raíces patrióticas y culturales figura una práctica política en la cual las constituciones (7 en menos de 150 años), han sido instrumentos de las luchas emancipadoras, se afiliara a la experiencia de un país que carecía de esa tradición.
La experiencia democrática liberal de la sociedad rusa se limita a los ocho  meses transcurridos entre la abdicación del zar en febrero y la Revolución Bolchevique en octubre de 1917. La primera Asamblea Constituyente en Rusia  de la cual donde surgió su primera Constitución tuvo lugar en 1919, es decir 50 años después de que en Cuba se adoptara la Constitución de Guáimaro y cuando habían transcurrido casi 20 años de la fundación de la República y de la proclamación de la Constitución de 1901, donde los constituyentes cubanos dieron la batalla contra la Enmienda Platt.   
Por efecto de una fehaciente creencia en las virtudes del sistema soviético, los designados para redactar la actual Constitución cubana, tres de los cuales (Blas Roca, Juan Marinello e Idalia Romero Lamorut) habían participado de la Asamblea Constituyente de 1940, uno de los eventos políticos más importantes ocurridos en Cuba en el período entre la independencia y la Revolución, se inspiraron más en la Constitución Soviética de 1937 que en la tradición cubana y latinoamericana. 
Lo ocurrido en el ámbito institucional es resultado de un proceso más amplio mediante el cual, excepto en el campo de la cultura artística y literaria, las ciencias medicas y biotecnológicas, la experiencia soviética, su concepción de las instituciones y la teoría revolucionaria fue asumida como un paquete que incluye una interpretación errónea del papel del Estado y de su papel en la dirección de la sociedad.   
Una característica de la cultura política soviética que tendría funestas consecuencias es el rechazo nihilista a todo cuanto tenga algún vínculo con el pensamiento liberal. Al exagerar el papel de la vanguardia, limitar el desarrollo de las instituciones y no separar sus funciones, excluir la crítica y el control social al poder y hacer depender al sistema de una voluntad colocada más allá del Estado y de la sociedad, se abrieron espacios para las prácticas autoritarias y se devaluó el significado de la participación social.
La adopción de aquellos puntos de vista como base para la  institucionalización de la Revolución Cubana, proceso realizado a marcha forzada, en poco tiempo y sin el debido debate conceptual calificado, condujo a que en el diseño de la arquitectura del sistema político cubano, con razones o sin ellas, se tomara distancia de su propia tradición para adoptar otra, no sólo ajena sino también menos desarrollada.
Aunque la Constitución ha sido reformada en tres oportunidades, ninguna de ellas ha abordado la revisión de algunos preceptos generales, conceptos acerca del funcionamiento de algunos órganos y la actualización de otros, la remodelación de las instituciones y la adopción de prácticas más acordes con el desarrollo de la sociedad cubana.
El hecho de que las tareas legislativas y ejecutivas no estén claramente deslindadas, el parlamento no desempeñe con eficacia las tareas de control del ejecutivo, la independencia del sistema judicial no esté respaldada por regulaciones claras y precisas y que las mismas personas puedan ser a la vez diputados y desempeñar funciones ejecutivas y otras anomalías, son elementos que es preciso resolver.
Aunque según fue manifestado en la Conferencia del Partido Comunista,  la reforma constitucional y los cambios en el funcionamiento de los poderes del Estado no urgen, se trata de asignaturas pendientes por lo cual avanzar en los estudios y debates necesarios es ganar tiempo para el perfeccionamiento del socialismo, terreno en el cual no existe otra alternativa que mirar adelante y crear. El expediente de la copia está agotado. Allá nos vemos.
La Habana, 12 de marzo de 2012

QUIÉN CAPTA A QUIÉN


Por Manuel E. Yepe
Se conoce, porque las encuestas reiteradamente así lo indican, que la mayoría de los ciudadanos estadounidenses desearía tener relaciones de amistad con Cuba no obstante el veneno que hace mas de medio siglo les han estado inyectando los medios masivos de información.
Son muchos los que en Estados Unidos se preguntan la razón del bloqueo económico y comercial impuesto al país vecino y para qué sirve a la superpotencia la prohibición de viajar a Cuba que pesa sobre los ciudadanos estadounidenses.
Es lamentable que no todos los que así piensan fundamenten sus criterios en que esas políticas violan elementales normas de convivencia humana y principios básicos del derecho internacional. Por efecto de la propaganda hostil a Cuba son muchos los que solo ven el asunto desde el punto de vista de lo que conviene a los intereses de Estados Unidos, o a partir de consideraciones humanitarias.
John Layfield, un empresario que transmite su propio programa radial de comentarios en la Internet, escribió el 9 de marzo último en la cadena Fox Business que “nuestra política cubana es la perfecta definición de una locura: hacer algo por más de cincuenta años consecutivos –día por día, semana tras semana, año tras año, década tras década- esperando siempre obtener un resultado distinto... ¿Qué tiene Cuba que se nos hace imposible tomar decisiones decentes y siempre tomamos decisiones equivocadas por motivos políticos?”
Es incuestionable que la gigantesca maquinaria desinformativa contra la independencia de Cuba es responsable de que millones de estadounidenses sigan creyendo que es la isla la que sufre una exclusión a nivel global (que ya Washington no puede imponer), sin advertir que es ahora la política anticubana de Estados Unidos la que padece un profundo y creciente aislamiento.
Es raro encontrar un ciudadano estadounidense, incluso entre los que logran incluirse en las licencias que otorga su gobierno para viajar a Cuba, que esté informado de que cada año casi la totalidad de los más de 190 gobiernos del mundo, con la sola excepción de Washington y Tel-Aviv, votan en la Asamblea General de Naciones Unidas un resolución de condena al bloqueo impuesto a Cuba.
Tanto el bloqueo económico y comercial, como la prohibición de viajar a la isla vecina han tenido, a lo largo del medio siglo de su imposición, atenuantes temporales fijadas de acuerdo con la correlación de fuerzas en torno a los Presidentes de turno. Pero siempre manteniendo inalterable el meollo de ambas políticas que parece dictada por un súper gobierno que nadie ha elegido pero es el que más manda.
Así, desde 2001, por efecto de una fuerte campaña del lobby agrícola en el Congreso, apoyada por organizaciones humanitarias que destacaban la sevicia de negar medicinas y alimentos a la población cubana, el gobierno de Estados Unidos ha permitido que, previa engorrosa tramitación burocrática para cada operación, se vendan a la isla productos agrícolas en condiciones que no son propias de una relación comercial normal. Cuba no puede exportar a EEUU y debe pagar sus compras sin crédito, por adelantado y en efectivo, por lo que no se trata de una relación de intercambio comercial verdadero o normal.
Cuba es la única nación del mundo a donde les está prohibido por su propio gobierno viajar a los estadounidenses. Pueden hacerlo incluso a países con los que la superpotencia ha tenido o tiene graves conflictos como Vietnam, China, Corea del Norte, Irán o Birmania, siempre que obtengan visas de esos estados.
Pero, quizás porque tal prohibición es violatoria de una libertad que garantiza la Constitución, todos los presidentes que han tenido que lidiar con esta restricción han sido propensos a dictar algunas excepciones que han dado cierta flexibilidad a la medida. En no pocas circunstancias lo han hecho argumentando la idea de que los contactos entre ciudadanos de los dos países tributarán al propósito de socavar el sistema político que se han dado los cubanos al acercarlos a través de los visitantes a las bondades del capitalismo para debilitar en ellos el aprecio por sus logros socialistas.
Naturalmente que, si este fuera verdaderamente el criterio del gobierno de Estados Unidos, lo más lógico sería que levantara la prohibición de los viajes de sus ciudadanos a Cuba para que del libre cotejo de ideas entre los ciudadanos de ambos países y la confrontación de sus respectivos sistemas económicos derivara lo que es mejor para todos.
En Cuba nunca han existido dudas acerca de cual será el resultado de una tal confrontación y el gobierno de la Isla ha apostado siempre por la amistad con el pueblo de los Estados Unidos y unas relaciones respetuosas en pie de igualdad.
La Habana, 12 de Marzo de 2012
 

Editorial diario Granma: Bienvenido a Cuba Su Santidad Benedicto XVI


El pueblo cubano recibirá el próximo lunes 26 de marzo, con afecto y respeto, al Papa Benedicto XVI, Sumo Pontífice de la Iglesia Católica y Jefe del Estado de la Ciudad del Vaticano, como invitado del Gobierno y de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

Nuestro país se sentirá honrado en acoger a Su Santidad con hospitalidad y mostrarle el patriotismo, cultura y vocación solidaria y humanista de los cubanos, en que se sustentan la historia y la unidad de la Nación.

Acogeremos asimismo, con la amistad que nos caracteriza, a los miles de peregrinos que estarán junto a nosotros en esas jornadas seguramente memorables.

Catorce años atrás recibimos con iguales sentimientos al Papa Juan Pablo II, quien, antes de su partida, se refirió a la "profunda huella" que le dejó su estancia y agradeció la "cordial hospitalidad, expresión genuina del alma cubana".

La visita apostólica del Papa Benedicto XVI, que se extenderá hasta el 28 de marzo, está motivada por la conmemoración del aniversario 400 del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre.

Recientemente, la "Virgen Peregrina" recorrió todo el país en compañía de creyentes y no creyentes.

Estamos seguros de que Su Santidad guardará con cariño el recuerdo de esta Isla del Caribe, que valora su visita como una manifestación de confianza y expresión renovada de las excelentes e ininterrumpidas relaciones entre la Santa Sede y Cuba.

En los últimos meses, las autoridades de la Iglesia Católica, del Vaticano y de nuestro Gobierno hemos venido trabajando para que la visita del Papa Benedicto XVI sea un éxito.

Desde su llegada a Santiago de Cuba, en el Oriente del país, tierra heroica y cuna de las gestas emancipadoras por nuestra libertad, las cubanas y cubanos recibiremos y acompañaremos al Papa.

La presencia masiva de la población de Santiago de Cuba y La Habana, junto a compatriotas de otras provincias, expresará la satisfacción que representa recibir al Sumo Pontífice de la Iglesia Católica y mostrará nuestra unidad, civismo y cultura.

Su Santidad conocerá a un pueblo seguro en sus convicciones, noble, instruido, ecuánime y organizado, que defiende la verdad y escucha con respeto.

En el recibimiento, en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo y Grajales, de Santiago de Cuba, en la Plaza de la Revolución José Martí, en La Habana, y en la despedida, el Papa Benedicto XVI encontrará a una Nación que lucha por la dignidad humana, la libertad, la independencia, la solidaridad y el bien común, por conquistar toda la justicia y por un mundo mejor, que no solo es posible, sino imprescindible.