sábado, 4 de febrero de 2012

El privilegio de tener una madre así

Percy Francisco Alvarado Godoy 

Mi madre, Martha Alicia Godoy Muñoz.
La evocación hacia mi madre es permanente en mí, pues ella vive en mi corazón como una llama siempre viva y ardiente; sostenida en las añoranzas y bellos pasajes de ternura, en los que repatió dentro de los míos dos cosas  definitorias en nuestras vidas: primero, su intenso amor a Cuba y, segundo, su antimperialismo militante, expuesto en cada minuto de su vida en las trincheras más sencillas del avatar de un revolucionario.

Comparto hoy con mis lectores estas evocaciones sobre quien fue, además de uno de los seres humanos que más nutrió a  mi vida, la anónima agente Gladys de la Seguridad del Estado de Cuba.

Son, en realidad, algunos pasajes de mi libro "Confesiones de Fraile" donde hago un recuento de momentos dolorosos para mí, aunque muestran la estatura moral de esa noble mujer curtida por una vida de amarguras, las que no pudieron matar su invencible optimismo.

●  El primero ocurrió el 26 de junio de 1954. Ese día las tropas mercenarias casi llegaban a la capital. El ejército había traicionado al pueblo negándole las armas. Mi padre intentó detenerlos en Chiquimula con unos pocos hombres, pero su esfuerzo fue en vano. Los invasores dejaban destrucción y muerte tras su paso. Con  indolencia masacraron a mucha gente humilde que sólo quiso amasar un sueño puro por primera vez en su vida. Nada se pudo hacer para evitarlo. Tal vez sólo morirse en el empeño por impedirlo.

Llegó el momento, pues, en que mi padre supo que sólo le quedaba una cosa por hacer: ir a buscar a su mujer y a sus cuatro hijos pequeños y salvarlos de la amenaza enemiga. Cuando logró hacerlo, la huida fue difícil. En un pequeño camión de volteo nos metió a todos y tomó el rumbo a Ciudad Guatemala. Un avión enemigo, piloteado quizá por un norteamericano, comenzó a disparar sus ametralladoras contra el vehículo en fuga. No les quedó a mis padres otra opción que detener el camión y escondernos debajo de unos equipos pesados ubicados a un lado de la carretera. El piloto, entonces, se ensañó con mi familia.
Disparó sus balas sin piedad sobre quienes permanecíamos ocultos entre las moles de hierro y la tierra húmeda. Los niños llorábamos de miedo, aterrados ante la muerte y el peligro. Mi madre no pudo contener la rabia que le estallaba dentro del pecho. Demasiado odio contra el invasor le inundó el corazón e, imitando a una fiera acorralada con sus cachorros, tomó en sus brazos a mi hermana más pequeña —de apenas cuatro días de nacida—, y corrió hacia el camino desprotegido. No le importó la muerte que nos acechaba, ni los desesperados gritos de mi padre ordenándole que se ocultara. Con lágrimas en los ojos, lágrimas de puro rencor, la vi alzar su crispado puño hacia el cielo y la escuché gritar desesperada:

—¡Yanquis hijos de puta! ¡No nos rendiremos!

 No sé si fue ese gesto heroico de mi madre el que impactó al piloto invasor o se hartó de tanta muerte que ya había provocado. Lo cierto es que desistió en su empeño de asesinarnos y regresó a la base tripulando
su máquina de muerte.

Entonces todos salimos al camino y nos abrazamos a mi madre. En los ojos de papá alcancé a percibir tanta desolación y tristeza que ese instante marcó mi vida para siempre. A papá nunca lo había visto así, adolorido y taciturno, abrumado por la impotencia como lo vi ese día. Se le habían derrumbado, de repente, los sueños acariciados desde la misma infancia de miserias y platos vacíos. De pronto, la frustración le carcomió el alma, cual un gusano voraz e insaciable. Era como si la propia vida amamantara —para mi viejo— sólo malas jugadas.

Siempre admiré a mi madre, desde el minuto mismo en que no le importaron las balas criminales impactando al lado de sus hijos indefensos y la vi lanzarse ante el peligro con el dolor temblándole en cada milímetro de su fogosa sangre. En su pecho de mujer se había acrecentado el odio a la injusticia y, sobre todo, un  naciente antimperialismo que marcaría para siempre al resto de mi familia. Con ese fuego nos alimentamos diariamente a partir de ese día aciago para Guatemala. Con esa amarga pero estimulante pasión justiciera sobrevivimos, desde entonces, convirtiéndola en brújula de nuestros actos del futuro.

●   Varios años después, el 15 de abril de 1961, se repitió la misma historia. El imperialismo norteamericano atacó a Cuba, otro pueblo de nuestro continente. En la pequeña isla caribeña estaban esas mismas personas y, paradójicamente, todos peleando en la misma trinchera de combate. Las circunstancias, sin embargo, eran diferentes: esta vez no había miedo en nosotros, sólo seguridad en el futuro. Tampoco había frustración en la mirada de mi padre; sólo optimismo descarnado y genuino. Ni siquiera el dolor provocado por la traición y la indiferencia. En este luminoso presente la solidaridad les latía en el pecho como sostén del porvenir y
todos ellos, mis familiares, estaban dispuestos a no dejarse arrebatar la victoria. Esta vez, no.

Durante los días de Girón mi madre se enfrentó, de nuevo, a los aviones enemigos que atacaban a Ciudad Libertad. En esta oportunidad le tocó otra vez defender a sus hijos de la muerte y a los hijos de la tierra cubana que nos acogió como a hermanos. Con un pequeño revólver calibre 38, enardecida por la misma rabia de antes, mamá disparó a esos aviones sin temor a morir. De su garganta salieron unas pocas palabras
que resonaron cual una premonición:

—¡Gringos, hijos de puta, aquí no harán lo que nos hicieron en Guatemala!

●  Junto a la brisa que me regalaban el mar y la noche cual una caricia, también me abrazó la memoria el recuerdo de la amada y lejana Argentina, erguida poderosamente en mi sensibilidad a fuerza de añoranzas y sinsabores. Las frías madrugadas porteñas regresaron para helarme el corazón, lanzándome a aquellos lejanos recodos del dolor como si yo estuviera más desarmado y malherido que ayer. De nuevo un bandoneón me lloraba en el alma con su música cruel y lastimera, hablándome de aquellos duros tiempos que yo quería olvidar definitivamente. Debo reconocer que en el Buenos Aires de los años 50, empecé a amar cada cosa sencilla de la vida.


Mis padres
En Buenos Aires también conocí la muerte más cerca que nunca antes. La muerte nos deja siempre un amargo sabor en los labios y nos desertifica poco a poco hasta el alma. Ahora, pues, me asaltó la memoria el recuerdo de Érico con sus cuatro años rotos para siempre, golpeándome su ausencia mortalmente.

Todo ocurrió una fría madrugada de Burzaco, pequeño pueblo situado en las afueras de la capital. Allí nos concentrábamos gran parte de los guatemaltecos que llegamos asilados a la Argentina. Las familias apenas alcanzaban a sobrevivir hacinadas en enormes galpones, grandes cobertizos de madera desprovistos de puertas y ventanas. Mientras los niños dormíamos en catres, nuestros padres lo hacían de pie, más bien recostados sobre láminas de zinc dispuestos a obstaculizar el frío nocturno, empeñado en colarse en el lugar. Unas sábanas suspendidas de finos cordeles establecían fronteras entre cada grupo, delimitando el espacio propio de cada uno y resguardando frágilmente nuestra intimidad. En uno de esos tristes y helados territorios familiares comenzó la tragedia. Érico, incapaz de soportar la glacial invasión de la noche, se levantó y trató de arrastrar una pequeña calefacción de keroseno que había en un extremo del galpón. No fue suficiente su fuerza para lograr este propósito y el pequeño, asustado, no pudo evitar que el aparato le cayera encima.
El pobre niño, convertido en hoguera, corrió desesperado por el lugar. Sus gritos aterradores y las llamas que devoraban las sábanas fronterizas, despertaron a los ocupantes del lugar. Todos trataron de salvarse del voraz fuego de la mejor forma posible. Corrieron hacia la oscuridad exterior. Y todos se salvaron, menos cuatro niños.

Un rato después, cuando la claridad del nuevo día flotó indiferente sobre nuestra pena, los cuatro niños carbonizados fueron conducidos en brazos de los hombres y mujeres al hospital Rawson. Toda la distancia se hizo a pie. Vencimos los kilómetros del camino con las piernas empapadas por el rocío de la madrugada. Mi madre llevaba en sus brazos a una pequeña de dos años, envuelta en una sábana manchada de sangre y cenizas. Nunca olvidaré ese instante. La buena mujer dejaba escapar sobre sus mejillas lágrimas desesperadas. Se sentía martirizada con saña e indolencia. Llevaba consigo a la pequeña que apenas ayer corrió entre nosotros y quiso ser la alegre compañera de nuestros juegos infantiles. Su rubio pelo había desaparecido. El breve latir de su corazón habíase apagado para siempre. Ahora, de seguro, ella flotaba en aquel mundo feliz que todos, casi sin excepción, imaginábamos lejos, muy lejos de Burzaco. No olvido a mi madre aquella mañana, caminando estremecida de dolor y con la temprana muerte sostenida entre sus brazos; dolida con creces; lacerada en su alma.

●  Al principio no alcancé a prever que las cosas serían así, de manera tan extraña. No lo concebía. Pero, a la larga, tuve que esconder el amor a mis convicciones en el rincón más olvidado y anónimo de mi corazón.
Y en un lento, amargo y costoso deterioro, mi vida dejó de ser mi propia vida y comenzó a crecer una leyenda, la del otro Percy, la vida del hombre que había cambiado, traicionando la causa de sus padres y amigos.
Con mi madre y mis hermanos. Yo, sentado, con mi hijo en brazos.
Lo más triste es que tuve la completa certeza de que jamás llegaría a conocerse la verdad de mi vida y que nunca cambiaría aquella mirada de sostenido reproche que nació en los ojos de mis padres desde que comencé a defraudarlos. Tal vez para mi madre nunca existiría ya otra oportunidad de mirarme de forma diferente, orgullosa de mí, alegrándole en algo la dulce mirada llena de profundo cansancio en sus últimos años de vida. Mamá, la pobre, murió el 1 de agosto de 1981 sin poder conocer la verdad. La acompañó, como único vínculo de su hijo con la Seguridad del Estado, una corona cuya esquela decía escuetamente: “Para Marta, de los compañeros de su hijo”.

Hoy la recuerdo con dolor. Era pequeña y frágil. Adornaban su rostro dos hermosos ojos color esmeralda. Le encantaba vestir de completo uniforme verde olivo. Más de una vez la vi marchar oronda a su guardia de auxiliar de la Policía Nacional Revolucionaria. Fue presidenta de su Comité de Defensa de la Revolución y le imprimió dignidad revolucionaria a cada pedazo de mi calle. Por ser guatemalteca y latinoamericana, se mostró muy activa en la solidaridad con Cuba. Era de esas mujeres que hacen historia de la forma más sencilla. Para ella la lucha diaria y cotidiana, casi inadvertida, nunca dejó de ser la mejor manera de ayudar a esta tierra tan querida para nosotros. No sólo porque nos dio refugio tras nuestro incansable deambular, sino porque nos enseñó a apropiarnos de cada pedazo del horizonte ofrecido a nuestros ojos.
Un buen día mi madre se nos fue de repente. Pero, no lo hizo callada y sin lucha. Ni la propia muerte pudo arrebatarle la fe que siempre tuvo.
Ya moribunda exclamó: “¡Gracias, Fidel, por dejarme morir en tu tierra! ¡Che, siento no poder morir como vos moriste!” Así era mamá. Y así fue hasta los últimos instantes de su vida. Lo sorprendente en ella, en su silencioso y sencillo proceder, sin pedirle méritos ni reconocimientos a la vida y a las gentes, es que jamás nadie le escuchó revelar su condición de agente de la Seguridad del Estado cubano, durante veintiún años, con Gladys como nombre de guerra.

Esa fue mi madre, simplemente así. Común como cualquier mujer cubana. Indestructible en sus convicciones como una inalcanzable luchadora latinoamericana. Fidel fue una de sus más grandes inspiraciones. Aún recuerdo haberla visto sentada junto a él, en privada conversación, en la acera frente a mi casa, conversando. Ella, emocionada y risueña miraba a Fidel como si con sus ojos miraba con optimismo el triunfo de su terco batallar por la vida y la justicia.

DE CÓMO BOTAN EL VOTO LOS ESTADOUNIDENSES


Por Manuel E. Yepe

El pensamiento y la acción de un destacado político socialista norteamericano que vivió de 1855 a 1926, Eugene Victor Debs, inspiró un sustancial artículo sobre el sistema electoral de Estados Unidos recién aparecido en la Black Agenda Report, de Marietta, Georgia, con la firma de Bruce A. Dixon, editor gerente de esa publicación y miembro de Comité Estadual del Partido Verde de Georgia, EE.UU.

Eugene Debs fue un destacado líder obrero estadounidense, fundador de la Unión Obrera Internacional y la Industrial Workers of the World (IWW) así como varias veces candidato a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Socialista de América, lo que le convirtió en uno de los dirigentes progresistas más conocidos de la nación.

Debs descartaba toda posibilidad de triunfo de una causa popular en los procesos electorales de su país por la forma en que éstos estaban concebidos y rechazaba los pactos políticos para lograr cargos en las administraciones locales. Daba mucho valor, sin embargo, a la organización de los obreros en sindicatos. Veía a la clase obrera como una clase que debía organizarse, educarse y emanciparse por sí misma.

Siendo dirigente de la American Railway Union (ARU) fue apresado durante el gobierno del presidente Grover Cleveland que utilizó fuerzas del ejército para aplacar una gran huelga de la Pullman Palace Car Company contra rebajas salariales.  En prisión, Debs se hizo socialista y, al salir de ella, emergió como el más prominente socialista de las primeras décadas del siglo XX en su país. Fue candidato a la presidencia en 1900, 1904, 1908, 1912 y 1920, en esta última ocasión desde una celda en prisión. Luego de cumplir su sentencia, dedicó los últimos años de su vida a hacer proselitismo por la causa socialista.

Decía Debs que era “preferible emitir un voto con sentido por lo que se quiere y no lograrlo, que emitir uno falso y vació por lo que no se quiere, aunque se logre”.

En su artículo, Bruce A. Dixon señala que, aunque los votantes negros históricamente han sido más opuestos a guerras en el extranjero y a las intervenciones militares, sus votos para estas próximas elecciones están comprometidos con un presidente que formuló un discurso de guerra cuando  recibía un premio de paz, que invadió países árabes y africanos con aviones no tripulados y fuerzas especiales, y que apoya de todo corazón el apartheid israelí.

Dixon sostiene que la brecha entre el poder legal y simbólico del voto y su capacidad real de cambiar las cosas para bien es enorme porque las  autoridades temen grandemente a la voz del pueblo y por ello han construido leyes y costumbres que aseguran que ésta sea rara vez escuchada y casi nunca atendida.

“Nos permitirán escoger entre un republicano ignorante, racista y maniático que promete dar carta abierta a banqueros bandidos, contaminadores y criminales corporativos, y un liberal demócrata íntegro, talentoso y ecuánime partidario del libre mercado que haga exactamente eso mismo, independientemente de que haya prometido otra cosa”.

“Los poderes que dirigen nuestra economía, nuestros medios y nuestro sistema político –escribe Dixon- no nos dejan votar acerca del regreso a casa de nuestras tropas en 140 países y en los siete mares, o si debemos continuar gastando más en armas letales de destrucción que lo que gasta el restante 95% de la humanidad. Jamás nos permitirían votar respecto al precio de la gasolina, los alimentos, la vivienda, el crédito o la matrícula en la enseñanza superior. Pero no les quita el sueño que escojamos entre candidatos republicanos financiados por las corporaciones y demócratas igualmente financiados por las corporaciones... ni que escojamos entre un blanco y un negro, siempre y cuando el blanco y el negro sean gente de ellos.

Afirma Dixon que “la imposición de elecciones falsas y sin sentido en Estados Unidos es la manera de reprimir nuestras voces, para que nuestros votos se pierden y se hagan irrelevantes. Es así como se secuestra la autoridad legal y simbólica de millones de nuestros inútiles votos en cada ciclo electoral, para hacer posibles esas guerras que no apoyamos, ratificar políticas que nunca hemos querido y  formular promesas que sabemos, o debíamos  saber, que nunca serán cumplidas”.

Concluye aseverando que “si queremos que nuestros votos tengan algún significado, es hora de rechazar la falsa opción entre dos partidos corporativos. Es tiempo de despertar, crecer y, como adultos que somos, mirar más allá de las golosinas del postre, o de las próximas dos o tres elecciones”.

La Habana, 04 de Febrero de 2012

¿Qué les hizo Cuba para merecer esto?

Tomado de RHC - Editado por Maite González

Por Edmundo García              
Todos los días repito en la radio de Miami que yo creo que la gente se ubica según el compromiso con las ideas. Si me fuerzan, digo que también por la constancia y habilidad con que las defiendan. Ya esto es cosa de voluntad y de suerte. Por eso quiero comentar un poco sobre la historia de algunos artistas, periodistas y comunicadores cubanos llegados al Miami reciente.
Precisamente sobre la suerte de esos que alguna vez fueron exitosos en Cuba gracias a su talento y al cariño de su pueblo, y después aquí se dedicaron a politiquear contra su país. Por casi nada.        
El trompeta Arturo Sandoval es uno de ellos. Sandoval integró en Cuba una orquesta elite como Irakere, fue un destacado militante del Partido Comunista, obtuvo o le dieron casa, carro y rodaba una moto japonesa en La Habana en época prohibitiva. Sandoval tuvo en sus manos, y muy bien que lo usó en su beneficio, el Festival Jazz Plaza. En tertulias y fiestas ostentaba su amistad con altos oficiales del MININT y una foto junto a Dizzy Gillespie y el Comandante en Jefe Fidel Castro, que publicó el periódico Granma.
Y todavía Sandoval aprueba desde Miami una película sobre su vida, llena de mentiras, donde le presentan como un opositor muy crítico del gobierno; además de reunirse con los políticos más oscuros de la ciudad y hablar mal de su país donde quiera que puede. Quizás por eso Paquito de Rivera se niega a coincidir con Sandoval bajo un mismo techo. Por cierto Paquito, otro ex Irakere que disfrutó similares privilegios y se manifiesta públicamente como el Sandoval en contra del intercambio cultural con Cuba, terminó afinándole el violín o el piano al maestro Chucho Valdés para que le permitiera acompañarlo en el escenario. Como consta por todos lados, Paquito y Sandoval eran ya músicos hechos cuando vinieron a EEUU; ambos son productos de las escuelas de arte y conservatorios de la Revolución que constantemente difaman.
Pero mucho menos se entiende el raro concubinato con la derecha extremista de artistas y periodistas más jóvenes, graduados y captados por centros e instituciones de la Revolución; comunistas o castristas, como se les dice en Miami. Es incomprensible que Carlos Otero, que tuvo fama nacional en Cuba gracias a la Televisión, con acceso personal a altos dirigentes del ICRT, tenga que hincarse de rodillas a su llegada a Miami y decirle a Oscar Haza que todo lo que sabe de historia de Cuba se lo debe a su programa. Hay que ser cretino. Pero Otero no se conformó, después de eso se convirtió en Damo de Blanco y se coló en la marcha de los Estefan en la Calle 8. En su programa en el Canal 41 no pasa un día sin que diga o haga algo contra Cuba; o que use trampas para poner en entredicho a invitados residentes en la isla, como bochornosamente hizo con el cantante Cándido Fabré.
Es culpa del propio Otero que ni Cándido ni otros artistas le quieran ver cuando visitan Miami. Prefieren irse con Alexis Valdés a su show, un conductor que generalmente ha mantenido su compostura ética antes las presiones de la politiquería de Miami, apoyando limpiamente el intercambio cultural, y recibiendo a los artistas cubanos sin trampa, aunque ocasionalmente ha hecho tontadas para complacer a la extrema derecha, como cuando lazó huevos contra la imagen del Presidente cubano Raúl Castro, solo para imitar a unos vulgares humoristas argentinos del canal de la competencia.
Sin embargo, todo esto es poco comparado con las declaraciones recientes de la actriz Ana Lidia Méndez, al programa de Pedro Sevcec en el Canal 41 de Miami, donde intentó rebajar la calidad artística y moral de la agrupación La Colmenita reconocida en el mundo entero, criticando sin rigor a su director Juan Carlos Cremata y cuestionando a Los 5 luchadores antiterroristas cubanos prisioneros en EEUU. ¿Sabrá Ana Lidia Méndez que Cremata era un niño cuando su padre fue asesinado como parte de la tripulación del avión explotado por Posada Carriles frente a las costas de Barbados? No lo sé. Lo que sí me consta es que Ana Lidia Méndez fue en Cuba una actriz triunfadora, conocida en los círculos del teatro, el cine y la televisión a nivel nacional.
No debe ser casual que el programa de Pedro Sevcec donde participó Ana Lidia sea dirigido por el una vez periodista y ahora reportero y activista anticastrista Wilfredo Cancio Isla. Un humilde guajiro de Sancti Spíritus a quien la Revolución becó en La Habana, le hizo periodista, lo empleó como profesor universitario y le pagó un doctorado en el extranjero. El mismo Cancio Isla que citando una fuente dudosa dijo que Los 5 eran dirigidos por telepatía desde La Habana cuando vio que ninguno se iba a doblegar, y que Cuba guardaba armas biológicas para usar contra EEUU. El mismo Cancio Isla que presentó a Antonio de la Cova como escritor, sin aclarar que además había sido convicto de la justicia norteamericana por terrorismo. El mismo Cancio Isla que después de ser descartado de la prensa escrita de Miami, empezó a editar un blog llamado Café Fuerte para seguir haciendo las mismas fechorías.
La amplia nómina anticubana del Canal 41 no está completa si no menciono a Alejandro Ríos, en Cuba especialista en crítica cinematográfica del ICAIC, regularmente publicado en revistas culturales y que hoy en Miami se dedica, además de imitar a Zoe Valdés, a pasar materiales filmados en la isla, públicos o muy fáciles de obtener, que muestra a la teleaudiencia de Miami como producidos en clandestinidad y facilitados exclusivamente a él  por una red de colaboradores. Es decir, una estafa cultural y una falta de respeto a los televidentes.
Miami se ha convertido en un reservorio ideológico de derecha para célebres vedettes como Mirtha Medina y Annia Linares, que llenaban los teatros América, Mella y Karl Marx de La Habana y no salían de la radio, la TV y las placas de la EGREM. ¿Es necesario convertirse en un objetor de su país para sobrevivir en Miami? No siempre. Leonor Zamora, por ejemplo, no ha llegado a extremos bochornosos. Ni Maggie Carles, que lucha en discreto y viaja incansablemente con su conocida y solicitada versión del Ave María de Schubert a donde le llamen. Farah María tampoco. Farah pasó de visita por Miami y ciertamente complació a su público, pero sin desaguacatarse. Y eso que un gran converso, el reportero de Univisión Mario Vallejo, el golden boy de Univisión para servir sopa anticubana a la derecha, le apretó la garganta a la Farah en busca de una declaración política. Es hasta gracioso porque este periodista, que hoy se disputa con Nelson Rubio la sucesión a Silvio Armando Pérez Roura y a Ninoska Lucrecia Pérez Castellón, presentaba a muy altos dirigentes revolucionarios en los actos públicos. Un día en la escalinata de la Universidad de La Habana, donde Fidel se acompañaba del entonces canciller Robertico Robaina, rompió un coro de “el que no brinque es yanqui” donde Mario Vallejo alarmó a los escoltas por la altura que alcanzaba; y de paso a Javier Sotomayor, que por entonces acababa de poner el record mundial en salto alto. Ese mismo Mario Vallejo, el saltarín, es el que hoy busca desde Miami a un cambio de régimen en Cuba.
Sobre el otro pretendiente a dirigir la Caverna Mambisa, Nelson Rubio, la cosa es seria. Resulta que el gran comentarista, que no deja dirigente ni institución cubana sin criticar, es graduado de la Escuela Antonio Briones Montoto de la Policía Nacional Revolucionaria, destacado miembro de la estación policial de El Bosque de La Habana, ex Secretario de la UJC de la Sección Política 1900 de la Brigada Especial. En cuanto a su currículo profesional, Nelson Rubio era conductor del programa “Juventud 2000” dedicado a ganar jóvenes para la propia Policía Nacional Revolucionaria.
Se entiende que a artistas como Celia Cruz y Olga Guillot, no les gustara el proyecto revolucionario; ellas ya tenían una carrera en alza cuando el triunfo popular de 1959. Y se comprende además que otros como Willy Chirino, Gloria y Emilio Estefan, guarden su distancia: ellos tienen raíces cubanas pero son producto de otra circunstancia. Lo que sí carece de lógica es que un joven artista como Amaury Gutiérrez, continuador del Movimiento de la Nueva Trova, que nunca tuvo un problema para componer y cantar en Cuba, ni para viajar al extranjero donde finalmente se quedó, se convierta en la nueva voz del anticastrismo miamense, llegando a homenajear al terrorista Luis Posada Carriles.
Varios de estos artistas y otros no nombrados en este artículo han participado gratuitamente en actividades en el Miami Dade County Auditorium con el objetivo de recaudar fondos para el US-CUBA DEMOCRACY PAC. Este grupo es un comité político derechista que se dedica a hacer presión en Washington DC para prohibir viajes y remesas y poner sanciones a Cuba. Acciones como estas demuestran que dichos artistas están desconectados de la base social que debería resultarles más cercana, de su público natural, representado por esa mayoría de cubanos llegados en los últimos tiempos al sur de la Florida y que desean una relación normal con su país de origen.
En esta galería miamense me queda por mencionar, por ahora, al grupo más penoso, más triste. Inmensas figuras del arte cubano que en Miami han tenido que realizar trabajos sin relación alguna con su profesión, o de muy poca relevancia en el mundo del arte. Me refiero a los casos de Orlando Casín, Reynaldo Miravalles y Carlos Cruz, actores de primera que se merecen mucho más y que, como nunca es tarde, están dando pasos para reencontrarse con su público y lograrlo.

Rusia y China vetan por segunda vez resolución de la ONU contra Siria



TeleSUR 04-02-2012

Rusia y China vetaron este sábado en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) por segunda vez resolución de la ONU contra Siria. Moscú insistió en eliminar ambigüedades en el texto presentado a las delegaciones.
Rusia y China vetaron este sábado en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) por segunda vez resolución de la ONU contra Siria. Moscú insistió en eliminar ambigüedades en el texto presentado a las delegaciones.
Trece países votaron a favor del proyecto propuesto por los países árabes y europeos. Sin embargo, Rusia y China (que tienen derecho a veto del máximo órgano de la ONU) volvieron a votar en contra, tal como lo hicieron el pasado 5 de octubre.
Las potencias occidentales estuvieron dispuestas a llevar a votación un nuevo proyecto de resolución sobre Siria, pese a la conocida oposición de Rusia a la aprobación del proyecto por considerar que incluye una amenaza implícita contra Siria.
El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, afirmó previo a la votación que el consenso sobre la resolución contra Siria era posible  "si nuestros colegas del Comité de Seguridad de Naciones Unidas muestran un ánimo constructivo en relación con las modificaciones propuestas por la Federación de Rusia".
“Si nuestros colegas expresan un ánimo constructivo, entonces no tendremos una resolución como la de Marruecos, sino una aceptada colectivamente por el Consejo de Seguridad, que estoy seguro será firmado por todos los países sin excepción alguna. Y de tal modo concluiremos el proceso consensual, que inició con la introducción de la resolución rusa el año pasado”, anunció Lavrov a los periodistas.
El fin principal de las enmiendas rusas a la resolución de Siria es elaborar un documento en el Consejo de Seguridad de la ONU que abra un camino pacífico para salir de la crisis siria desde marzo pasado, así lo anunció el viceministro de Exteriores de Rusia, Gennadi Gatílov, en su cuenta de Twitter.
Según fuentes oficiales del organismo, la última versión discutida en el Consejo de Seguridad omite partes esenciales de propuestas iniciales hechas por Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Marruecos y que obligaban entre otras cosas, a la salida del presidente Al Assad, del poder.
También elimina los reclamos de las potencias occidentales y de algunos Estados árabes para imponer sanciones y un embargo de armas a Siria.
Las discusiones en la sede de la ONU del proyecto de resolución sobre Siria habían quedado suspendidas cuando una nueva redacción del texto fue enviada a las naciones de cada miembro para que sus gobiernos decidieran sobre su letra.
El borrador del texto que fue enviado a los países miembros del organismo para que lo analizaran y así buscar su aprobación, incluye una amenaza implícita: Si durante 21 días las autoridades sirias no cumplen con los requisitos de la resolución, el Consejo puede considerar "medidas adicionales".

Túnez expulsa a embajador sirio tras desconocer gobierno de Al Assad



TeleSUR 04-02-2012

El Gobierno de Túnez expulsó este sábado al embajador de Siria en su país debido a la crisis social que afecta a esa nación por los enfrentamientos ocurridos en Homs (oeste). Agencias de noticias señalaron que Túnez retirará además el reconocimiento diplomático al gobierno sirio.

El presidente tunecino, Moncef Marzouki, anunció su decisión a través de un comunicado que fue transmitido este sábado por la televisión local.

Tras calificar de "masacre sangrienta en Homs", Marzouki pidió al presidente de Siria, Bashar Al Assad que abandone el poder para dar salida a la crisis que afecta a esa nación desde marzo pasado.

Una fuente que pidió mantenerse en el anonimato, declaró a la agencia oficial siria Sana que la información que algunos medios extranjeros están haciendo circular este sábado sobre una supuesta "masacre" en la occidental ciudad de Homs es parte "de la escalada de grupos armados y sus instrumentos mediáticos para utilizar esas falsas noticias en el Consejo de Seguridad (de Naciones Unidas) en contra de Siria".

De acuerdo a la misma fuente, las imágenes con restos de personas que fueron difundidos por varios canales "pertenecen a inocentes ciudadanos que fueron secuestrados por grupos armados terroristas que los asesinaron y los filmaron como si fueran cuerpos de víctimas del supuesto bombardeo".

Además dijo que "algunos canales emprendieron una campaña histérica de provocación y movilización para derramar más sangre siria y por lo tanto influir sobre las posturas de algunos países en el Consejo de Seguridad".

El corresponsal de teleSUR en Medio Oriente, Hisham Wannous, reportó que en un contacto realizado con residentes de la provincia de Homs, "dijeron que el Ejército sirio no está en esa provincia, Lo que sí hay son barreras militares que fueron atacadas por grupos armados terroristas".

Wannous señaló también que las personas de Homs desmintieron que el Ejército sirio supuestamente haya bombardeado esa zona como se dijo por medios internacionales que causaron la presunta muerte de 300 personas, centenares de heridos y daños materiales a varias casas.

Agregó el propósito de transmitir falsas informaciones es "influir sobre la decisión que tomará este sábado el Consejo de Seguridad sobre Siria, decisión que Rusia rechaza por considerar que es una violación e injerencia a los asuntos internos del país" y para justificar una eventual intervención militar.

El Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas votará este sábado una resolución para llamar a una transferencia de poder en Siria.

El Gobierno ruso aseguró que vetará cualquier resolución que pida la dimisión del presidente Bashar Al Assad.

La OTAN logra un acuerdo para financiar su programa de aviones espía

El proyecto, con el que se trabaja desde 1992 y que tendrá base en Italia, contará con cinco aparatos


LaVanguardia.com - Internacional | 03/02/2012 - 17:23h

Bruselas (Efe).- Los países de la OTAN lograron hoy un acuerdo para comprar cinco aviones espía no tripulados y poner así en marcha su programa de vigilancia terrestre, en el que trabajan desde 1992. El proyecto, cuyos aviones tendrán su base en Sigonella (Italia), tiene como objetivo ofrecer a los responsables militares una imagen global de la situación sobre el terreno obtenida a gran altura e independientemente de las condiciones meteorológicas y de luz.

La OTAN había encontrado hasta ahora grandes dificultades para financiar esta iniciativa, que en 2010 definió como un objetivo prioritario. Finalmente, trece países (Bulgaria, República Checa, Estonia, Alemania, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Noruega, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Estados Unidos) se harán cargo de la compra de cinco "drones" Global Hawk Block de fabricación estadounidense.
Aunque sólo esos Estados pagarán por los aviones, éstos serán mantenidos y operados por la OTAN en beneficio de los 28 miembros, que se harán cargo de forma conjunta de esos costes operativos. Está previsto que los aparatos estén disponibles entre 2015 y 2017, informó la organización. Reino Unido y Francia aportarán al dispositivo sistemas de vigilancia adicionales que ya tienen a su disposición. 
España, que originalmente estaba involucrada más directamente en el proyecto, decidió abandonarlo en 2009 junto con otros socios, al considerar que los cambios introducidos sobre los planes originales habían disminuido su interés desde el punto de vista de los retornos industriales, como en la generación de puestos de trabajo. El ministro francés de Defensa, Gérard Longuet, culpó hoy a la delegación española de las dificultades finales para sacar adelante el acuerdo, haciendo referencia a sus problemas presupuestarios.
Según fuentes diplomáticas, España reclamó que los costes operativos del sistema se repartiesen entre todos los aliados, y que no se excluyese a Francia y Reino Unido por aportar sus propios programas. Aunque todos los países -incluida España- se han comprometido a participar en esa financiación, queda por resolver exactamente qué aportación económica corresponderá a cada uno, algo que se pretende cerrar de aquí al mes de abril, según las mismas fuentes. El programa, denominado Alliance Ground Surveillance (AGS), se sumará a los sistemas de vigilancia aérea con los que ya cuenta la Alianza Atlántica.

Venezuela festeja 20 aniversario de Rebelión militar comandada por Chávez (+ Video)

Publicado en Cubadebate el 4 Febrero 2012

Foto: Archivo
Foto: Archivo



Este sábado Venezuela conmemora los 20 años de la rebelión cívico-militar del 4 de febrero, con concentración popular y un desfile cívico-militar en el paseo Los Próceres, en Caracas.

A partir de las 11 de la mañana (hora local), se iniciará el desfile que contará con las presencia de varios mandatarios de la región que se encuentran de visita en la capital venezolana, para asistir a la XI Cumbre de La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba).



YouTube Preview Image

«El deber nuestro es luchar hasta el último minuto»

En el Palacio de las Convenciones tuvo lugar la presentación del libro de memorias del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz: Guerrillero del tiempo, dos volúmenes de las conversaciones sostenidas con la escritora y periodista Katiuska Blanco

Fidel presenta dos tomos de Guerrillero del tiempo.  Autor: Roberto Chile
Varios Autores 
4 de Febrero del 2012 1:40:54 CDT 
“Buenas”, saludó alegremente Fidel al auditorio, y con esa palabra mágica se abrió en una de las salitas del Palacio de las Convenciones la presentación del libro de memorias del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz: Guerrillero del tiempo, dos volúmenes de las conversaciones sostenidas con la escritora y periodista Katiuska Blanco.
En el mismo tono risueño, Fidel alertó: “Van a hablarles de dos libros de los que ustedes ni han tenido noticia”. Son, en efecto, dos tomos que abren con los primeros recuerdos de la infancia del líder y cierran en diciembre de 1958, previo al Triunfo de la Revolución. Suman casi mil páginas en las “que yo tuve alguna participación”, bromea el Comandante, y ese tono distendido animó todo el encuentro, que se prolongó por casi seis horas y al menos una con el Comandante en pie saludando personalmente a un buen número de asistentes, entre ellos viejos compañeros de lucha del Moncada y el Granma, y los familiares de los Cinco cubanos presos en los Estados Unidos.
Fidel viste con un ligero suéter deportivo negro sobre una camisa a cuadros predominantemente azules. La expresión de su rostro refleja las emociones que le inspiran las palabras y anécdotas que van reconstruyendo los presentadores de cada tomo de esta edición, Abel Prieto, Ministro de Cultura, y Miguel Barnet, Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. A veces levanta las cejas y le brillan los ojos, como cuando Abel recuerda pasajes de la infancia en Birán, o se ríe sin más preámbulo, por ejemplo, al evocar Barnet las palabras del Che Guevara sobre el desembarco del Granma: “Fue un naufragio”.
En realidad la razón por la que esté aquí, y lo repetirá de diverso modo en el encuentro, responde a una única pregunta: “¿En qué más puedo ayudar?”. Y si hubiera que escoger una sola frase que dé una idea de a dónde nos llevará este libro —una joya de la edición y la impresión de la Casa Editora Abril y la Imprenta Federico Engels, con fotografías y dibujos de Ernesto Rancaño, a quien se debe la portada—, quizás ayude esta que en algún momento de las conversaciones le dice a Katiuska: “Prefiero el viejo reloj, los viejos espejuelos, las viejas botas, y en política, todo lo nuevo”.
Mientras Katiuska presenta brevemente las ediciones e intervienen los presentadores, por momentos Fidel se muestra tan emocionado como nosotros, como si de pronto, tras aquel viaje apretado por las páginas de los dos libros, viera en su conjunto, “como en una película en tercera dimensión” —diría Barnet—, su propia vida. “Es que resalta todo el valor de lo que se hizo, pero lo que más me interesa es ser útil.”
Comenta que lee cientos de despachos de agencias todos los días. Literalmente devora toda la información que le llega. Sigue con particular detalle la situación en Venezuela, que este 4 de febrero conmemorará el 20 aniversario de la Rebelión militar comandada por Hugo Chávez: “Nunca nadie hizo más por el pueblo venezolano, que el Movimiento Bolivariano”, comenta.
De muchas cosas habló Fidel  con entusiasta disposición al diálogo a partir de los comentarios y preguntas del auditorio: de las admirables luchas que hoy libran los estudiantes latinoamericanos y del mundo por sus derechos; de su profunda oposición a la enseñanza pagada; de su firme creencia en que los conocimientos adquiridos y desarrollados en nuestro país pueden multiplicar las producciones, los bienes y el nivel de vida de la sociedad, incluso en la agricultura; de lo equivocados que estábamos todos al creer que en el socialismo los problemas económicos estaban resueltos; de los Nobel que raramente premian a los que creen en un sistema social más justo; de las sorprendentes novedades de la ciencia y la tecnología; del riesgoso gas esquisto y las fabulosas perspectivas de la nanotecnología; de las visitas de líderes mundiales y la impresión que le han causado; de Las Malvinas, “ese pedazo de tierra arrebatado a Argentina”, donde ahora los británicos pretenden extraer petróleo y, por supuesto, de las terribles amenazas que se ciernen sobre Siria e Irán, mientras Estados Unidos y Europa pretenden convencer a Rusia con la ridícula idea de que el escudo antimisiles es para proteger a ese país de las amenazas de Irán y  Corea del Norte.
Es para él imprescindible seguir al tanto de los acontecimientos, y reconocer que “ya no hay espacio solo para los intereses nacionales, sino están enmarcados en los intereses mundiales… El deber nuestro es luchar hasta el último minuto, por nuestro país, por nuestro planeta y por la humanidad”.
Hablando de los cinco y con los cinco
En dos ocasiones, Fidel habló de Juan Cristóbal, de Romain Rolland, como una de sus lecturas favoritas. La primera fue al descubrir en la fila detrás de sus compañeros moncadistas, a las madres de los Cinco. Aquella novela estuvo entre sus lecturas en prisión. Fue una de las que sobrevivió a la censura del jefe de la cárcel, un “tipo odioso, imbécil, ladrón…” Tanto que le prohibió libros como el Stalin, de Trotsky y en cambio dejó pasar El Capital, de Carlos Marx.
“Aquí estamos viendo a los familiares de los Cinco. Hay que ver lo que han resistido esos hombres”, exclamó con admiración.  Y aunque dijo que no había comparación entre los casi dos años en que permaneció preso con los 13 que llevan confinados Gerardo, Ramón, Fernando, Antonio e incluso René —al que no le permiten volver a Cuba— se le sintió particularmente interesado en la situación actual de ellos.
“Ahora mismo estaba leyendo lo que escribió Antonio, sobre el  traslado de prisión, ¿cómo está él?”, preguntó con marcado interés aquel que como preso político también sufrió atropellos y hasta amenazas de muerte.
Mirta, la madre de Tony, le explicó que era un cambio al que tenía derecho y que él había pedido al reducirse su condena. El estuvo 13 años en la prisión de máxima de Florence, Colorado —tan dura que le llaman el “Alcatraz de las Rocosas”—, lo que obligaba a tomar tres aviones a sus familiares de visita. Ahora está en Marianna, Florida, la misma donde estuvo René hasta su salida el     7 de octubre pasado.
“Ha resultado muy favorable el cambio por el clima y porque ahora solo tengo que tomar un avión y después seguir por carretera”, explicó la madre del poeta prisionero, una admirable mujer que este año cumple 80 de edad y ya estaba resintiéndose de las agotadoras jornadas de viaje para visitar a su hijo. En cuanto a él, comentó que tiene muy buen ánimo y que le pidió transmitir a todos las gracias por el apoyo a la lucha por la causa de los Cinco, que ha entrado en una fase crucial y decisiva.
“Se mantiene, como sus compañeros, con la misma fidelidad, resistencia, buen ánimo y el deseo de que por fin llegue la victoria”, dijo Mirta.
La visión íntima de la historia
La escritora Graziella Pogolotti, presidenta de la Fundación Alejo Carpentier, inició la ronda de preguntas. Uno de los problemas del acercamiento a la Historia —así en mayúscula— es que se sigue la secuencia de los grandes acontecimientos, pero casi nunca los recovecos, aquellos detalles íntimos, la memoria, esas cosas que no solo tocan la mente, sino el corazón. Propuso al líder de la Revolución que siga escribiendo, que continúe esta saga testimonial y que cuente más de su experiencia como luchador y el intercambio con grandes personalidades del mundo.
“Tengo que aprovechar ahora, porque la memoria se gasta”. Otra vez afloró el magnífico humor de esta tarde, y prometió: “Estoy dispuesto a hacer todo lo posible por transmitir lo que recuerdo bien… He estado expresando todas las ideas que tenía y los sentimientos por los que atravesé”. Más adelante añadió: “Tomo conciencia de la importancia de relatar todo eso para transmitirlo, de modo que sea útil.”
Llamó la atención sobre la enorme revolución que se ha producido en el pensamiento, en una época signada además por avances científicos inusitados. “Internet es un instrumento revolucionario que permite recibir y transmitir ideas, en las dos direcciones, algo que debemos saber usar”, y comentó sobre el enorme potencial que tiene el país para participar en estos desarrollos. Por ejemplo, solo la Universidad de Ciencias Informáticas, entre estudiantes y docentes, posee 14 000 personas en sus aulas. “¿Estamos aprovechando esos valores y recursos para transmitir ideas?”, se preguntó.
En diálogo con Mirthia Brossard, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media, dijo que “debemos apoyar las ideas de la joven chilena —Camila Vallejo— en el sentido de luchar para que la educación alcance igual para todos. Que no sea solo una educación general y gratuita, sino preocuparnos por lo que se enseña”.  Y añadió: “La educación es la lucha contra el instinto. Todos los instintos conducen al egoísmo, pero solo la conciencia nos puede llevar a la justicia. Esta no es solo una fórmula práctica, sino que teóricamente la única aceptable.”
El pintor Alexis Leyva Machado (Kcho) le comentó, ya casi al cierre del intercambio, que este libro expresa cómo Fidel se convirtió en un líder de talla mundial no por la fuerza, sino por su inteligencia. Cuando el artista le pidió a Fidel que expresara una recomendación para bregar con este mundo loco que nos ha tocado en suerte, el Comandante respondió: “Tú mismo lo has dicho, hace falta, más que un acto de valentía, un acto de inteligencia.”
Lamentó el líder de la Revolución que se agotara el tiempo, pero el encuentro cerró tal y como se había abierto, con risas: “¡Qué lástima, se va a acabar esto! Me he sentido muy feliz, pero yo soy un colaborador de los médicos (que lo atienden). Y conste que lo hago no como un acto de valentía, sino de inteligencia.”
Conversaciones al margen: El valor de Sara
Diana Balboa, compañera de Sara González, cuyas cenizas serán lanzadas este sábado en la mañana a las aguas de la Bahía de La Habana, subió al estrado a pedido de Fidel, quien la abrazó y elogió su consagración al cuidado de la emblemática trovadora cubana durante los intensos meses que duró su batalla contra el cáncer.
“Sé que fuiste muy valiente”, le dijo Fidel, a lo que ella respondió: “Valiente ella, Comandante. Ella se portó muy valiente y mientras tuvo lucidez, estuvo preocupada por su trabajo, por su condición de cubana y patriota y se fue tranquila, no tuvo un final trágico”.
Mirándose ambos a los ojos, Diana quiso hacerle saber al líder de la Revolución que Sara fue muy feliz cuando supo por el  Dr. Cepero, director del CIMEQ y el profesor Elliot, médico de cabecera, de la permanente preocupación personal de él por ella. “Yo solo quería saber que no le faltaba nada”, fue su respuesta.
Lo demás, como todo lo esencial, no era visible. Según Diana, “la conversación estuvo más en la ternura que en las palabras. Yo sentí esa ternura y una emoción muy profunda en su mirada. Quién no sabe cuánto se querían mutuamente Fidel y Sara.”
¿Con Antonio o con René?
Ya se retiraban Fidel y los invitados cuando entró una llamada de René al celular de su esposa Olga, que le pasó el teléfono al  líder de la Revolución. Inicialmente él creyó que era Antonio y después de enviarle un fortísimo abrazo, le preguntó por sus lecturas y por “cómo va la poesía”. Seguramente su interlocutor le explicó que no era el poeta porque Fidel dijo enseguida: “Ah, caramba, te había confundido. Pensamos mucho en ustedes y particularmente en ti, vas a recibir dos libros que te vas a leer en medio día”, le comentó entre otras cosas. Junto a Fidel, todos trataban de escuchar la voz del otro lado, pero solo alcanzamos a escuchar las últimas palabras de René: “Cuídese, Comandante y nos vemos allá.”
“Un fortísimo abrazo”, reiteró  él. Después indagaría con Olga si alguien lo acompaña en esta obligada retención en territorio estadounidense. Ella le comentó que lo visitan sus familiares que reciben visa, pero que en su “libertad vigilada”, él tiene muchas restricciones, la peor de todas, la negativa a concederle visa a ella para que pueda acompañarlo.
“¿No te la han dado ni una sola vez?”, quiso saber. “Visa no, Comandante. Me la han negado siempre, desde que me deportaron en el año 2000. Adriana tampoco la ha recibido para visitar a Gerardo desde que está preso.”
Al despedirlas, Fidel insistió en su convencimiento de que en la lucha por el regreso de los Cinco “vamos a tener éxito.”

China no va a ir al rescate de Europa

El premier chino le dijo a la canciller alemana que van a ayudar, pero no dijo cómo

China no tiene ni la intención ni la capacidad de “comprar Europa”, declaró Wen Jiabao durante un foro económico en Cantón, en el que participó junto a Merkel, en el segundo día de la visita de la canciller alemana.

Publicado en Página 12

Merkel con Wen Jibao en una fábrica de tuneladoras en Cantón, durante la visita oficial de la alemana.

En Occidente, a los chinos se les atribuye una paciencia casi infinita, pero eso no significa que sea inagotable. De hecho, podría estar llegando a su límite, porque parece que Estados Unidos y Europa han abusado de la paciencia china al pensar que sus reservas de divisas los iban a sacar de la crisis. Así se desprende de las palabras del primer ministro, Wen Jiabao, instando a la canciller alemana Angela Merkel a solucionar de forma “urgente” la crisis de la deuda soberana, que ha llevado a Grecia al borde de la bancarrota y se ensañó con Portugal, Italia y España.

Para China, que tiene en el Viejo Continente el principal mercado de sus exportaciones, es una prioridad resolver la delicada situación económica que sufre la Unión Europea. Pero eso no significa que el régimen de Beijing vaya a darle un cheque en blanco a Bruselas para salir del atolladero mediante la adquisición de su deuda pública.

De hecho, China aún no ha decidido su participación en el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) ni en su recién creado organismo sucesor, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEE), encargados de rescatar a los Estados con problemas. “A través del Fondo Monetario Internacional (FMI), estamos investigando y evaluando la forma de involucrarnos más profundamente en resolver el problema de la deuda europea”, explicó Wen Jiabao sin dar más detalles.

China no tiene ni la intención ni la capacidad de “comprar Europa”, declaró Jiabao durante un foro económico en Cantón, en el que participó junto a Merkel, en el segundo día de la visita de la canciller alemana al gigante país asiático. Wen destacó la voluntad de su país de ayudar a Europa a superar la crisis de la deuda, pero lamentó que “algunos piensen que esto significa que China quiere comprar Europa”.

“Es una preocupación que no se corresponde con la realidad. China no tiene esa intención y carece de la capacidad para hacerlo”, agregó, pese a que las empresas chinas multiplican las adquisiciones en el Viejo Continente. El primer ministro había subrayado el jueves en Beijing “la urgencia” de Europa en resolver su crisis de deuda e indicó que China deseaba una “mayor participación” en los dos mecanismos de rescate implantados por la Unión Europea, el FEEF y su sucesor a partir de julio, el MEE. Merkel, por su parte, trató de enviar un mensaje de tranquilidad sobre la viabilidad del euro y la capacidad de Europa para superar la crisis, asegurando que las reformas van por el buen camino.

El premier chino destacó que su país está dispuesto a elevar el nivel de su comunicación con Alemania a través de los mecanismos existentes de cooperación bilateral financiera, y también a mantener un estrecho contacto con todas partes interesadas para abordar el problema, añadió.

China poseería más de 550.000 millones de dólares de deuda soberana europea, según las informaciones de expertos no confirmadas oficialmente.

En el foro que se celebra en Cantón participaron, además de los jefes de los gobiernos chino y alemán, los presidentes de Siemens, Peter Löscher, y de Volkswagen, Martin Winterkorn, así como el presidente del fabricante chino de ordenadores Lenovo, Yang Yuanqing, y el de China Development Bank, Chen Yuan. El primer ministro chino intentó en esta reunión tranquilizara a sus interlocutores sobre el respeto a la propiedad intelectual en China, primer mercado mundial de la falsificación.

“Aunque sólo llevemos 30 años de reformas, nos damos cada vez más cuenta de que la protección de la propiedad intelectual no está únicamente reservada a los extranjeros, sino que beneficia también a China”, aseguró el jefe del ejecutivo chino. Así lo hizo saber el premier en la conferencia de prensa que brindó junto a Merkel en la histórica sede del Palacio del Pueblo de Beijing.

Merkel reveló en una reunión con la prensa que Irán también estuvo en la mesa de discusión con la dirigencia china, un tema de su agenda que concita especial relevancia no sólo para Berlín, sino también para otras importantes capitales de Occidente. Afirmó, al respecto, que también mantuvo “largas” conversaciones con el presidente chino, Hu Jintao, sobre la imposición de sanciones a Irán por su amenaza de bloquear el estrecho de Ormuz, vía fundamental para el flujo de petróleo, y por su política nuclear.

La canciller alemana, que afirmó no querer eludir la cuestión de los derechos humanos durante esta visita, esencialmente económica, no pudo sin embargo entrevistarse con determinadas personas debido a los impedimentos por parte del poder comunista chino. Mo Shaoping, abogado del encarcelado Premio Nobel de la Paz, Liu Xiaobo, afirmó que la policía le impidió el jueves acudir a una recepción en la embajada alemana en honor de la canciller, y a la que había sido invitado. Merkel se entrevistará el sábado con el obispo católico de Cantón, antes de regresar a Alemania.