lunes, 23 de enero de 2012

Nombrado general en retiro jefe de la policía salvadoreña

San Salvador, 23 ene (PL) El presidente Mauricio Funes juramentó hoy al general de división en retiro Francisco Ramón Salinas como nuevo director de la Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador.

   
  En una ceremonia en la Casa Presidencial, el mandatario explicó que esta mañana firmó la orden de pase a retiro del general Salinas, quien hasta este lunes era el viceministro de la Defensa Nacional.

Salinas sustituye al comisionado Carlos Ascencio, quien pasará a ocupar una misión en el servicio exterior de gran importancia para el país, según informó Funes.

El Presidente también tomó juramento a los generales de División Jaime Leonel Parada como viceministro de Defensa, y César Adonay Acosta Bonilla, como director del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA).

Funes designó al coronel Sigfrido Ochoa Pérez como nuevo miembro de la Comisión de Asuntos Limítrofes de la Cancillería.

Ochoa Pérez se encontraba en situación de retiro, pero hoy fue pasado al servicio activo para ocupar la nueva responsabilidad, de acuerdo con Funes, por su conocimiento del tema limítrofe y ser exembajador en Honduras.

El ahora militar criticó duramente la orden de Funes el pasado día 16 de revisar la historia y la doctrina de las fuerzas armadas a raíz de su pedido de perdón a nombre del estado por las masacres cometidas durante el conflicto militar por militares.

Consultado por periodistas, el mandatario explicó que cuando hizo esos pronunciamientos, Ochoa Pérez era un ciudadano y dirigente de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), por la cual busca una diputación en las elecciones de marzo.

Recordó que en diciembre pasado pidió a los funcionarios del gobierno pusieran a disposición su cargo, por lo cual decidió aceptar la renuncia del comisionado Ascencio, cuya lealtad y honradez elogió.

Aseguró también que la designación del general retirado Salinas no viola la constitución ni los Acuerdos de Paz de 1992 y tampoco significa la militarización de la PNC, que seguirá bajo el mando del Ministerio de Justicia y Seguridad.

Las críticas a la presunta militarización de la PNC surgieron en noviembre pasado por parte del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional FMLN) y otros sectores, a raíz del nombramiento del general retirado David Munguía Payes como titular de Justicia y Seguridad.

¿Quién está enfermo, Chávez o el periódico español ABC?

Publicado en Cubadebate el 23 Enero 2012

El periódico ABC, de España, ha escogido muy mal día para mentir. Justo cuando se inicia el Año del Dragón en el calendario chino, cuando astrólogos orientales vaticinan energía, prosperidad y coraje para el 2012, sus páginas publican fragmentos de cierto informe confidencial -no mencionan la fuente ni el nombre del documento, por supuesto- según el cual a Hugo Chávez le quedarían entre 9 y 12 meses de vida.

ABC basa sus elucubraciones en pruebas médicas supuestamente practicadas a Chávez el pasado 30 de diciembre, que habrían descubierto “nuevos focos cancerígenos” y darían fe del deterioro de la salud del presidente venezolano. Por si fuera poco, la intensa actividad pública del mandatario en los últimos días parece poco creíble para ABC, cuyos redactores decidieron explicarla a partir de “calmantes” y “estimulantes” presuntamente suministrados a Chávez.

ABC es, probablemente, una de las muestras más irrebatibles de la decadencia actual de la prensa española. En medio de un clima de absoluta impunidad mediática, donde se utilizan cada vez más “fuentes no confirmadas” para echar a correr rumores, el periódico español augura la muerte de uno de los Jefes de Estado más influyentes de América Latina y el mundo, como si se tratara de un ejercicio de entretenimiento periodístico.

No menciona en su artículo la más mínima prueba, ni un solo experto que pueda corroborar sus afirmaciones, pero basta que las publique para que sean reproducidas a viva voz por un coro periodístico desproporcionado. Algo similar a lo que han intentado políticos de baja calaña como Roger Noriega -bastante desvinculado de la realidad, pero bien conectado a los medios de comunicación- quien llegó a pronosticar, en el mismo estilo de entretenimiento, un pronto “escenario regional sin Chávez”.

Pero las “brujerías mediáticas” del ABC parecen chocar contra una realidad muy distinta a la de sus pronósticos. Hace pocos días, por ejemplo, el mandatario venezolano invirtió diez horas en rendir cuentas de la gestión de su gobierno en la Asamblea Nacional, en lo que rápidamente se interpretó como la confirmación de la buena salud del Presidente.

Y es que, ciertamente, su presencia pública ha aumentado en intensidad en las últimas semanas, hasta llegar a una entrevista concedida hace pocas horas al periodista José Vicente Rangel, en un programa de televisión de la cadena Televen.

Pero para algunos analistas, la condición saludable de Chávez no se mide solo por su estado físico, sino también por los resultados que arrojan las encuestas. En la medida que la recuperación del mandatario parece haberse convertido en un objetivo compartido por la mayoría de los venezolanos, su popularidad se ha disparado por encima del 60%.

En ese contexto, encuestadoras de tendencia opositora acusan a los adversarios políticos de Chávez de no conectarse con la gente, cuando restan apenas 8 meses para las elecciones presidenciales. Sin embargo, el mandatario venezolano parece no fiarse de las encuestas y prefiere medir el pulso de la opinión pública en su contacto con las bases.

Allí inaugura misiones, multiplica por cientos las viviendas entregadas a los sectores más pobres, entrega ayudas a madres solteras, discapacitados y población de la tercera edad. Mientras el ABC junto a la derecha mediática trasnacional se regodea hablando de la muerte, Chávez parece más apto que nunca para seguir repartiendo vida.

 

PETROLERA DE EEUU SE SUMA A BUSQUEDA DE CRUDO EN MALVINAS


Por Leonardo Boix

LONDRES, 23 (ANSA)- Una petrolera de Estados Unidos con fuertes vínculos con el Pentágono se unirá a una compañía británica para la lucrativa búsqueda de crudo en las Islas Malvinas, un hecho que aumenta aún más las tensiones entre Londres y Buenos Aires por la soberanía de dicho archipiélago del Atlántico Sur.

    Según informó hoy el periódico inglés The Sun, la compañía Anadarko con sede en Houston invertirá al menos 1.554 millones de dólares en la petrolera británica Rockhopper, que recientemente halló unos 700 millones de barriles de crudo al norte de las Malvinas.

    De acuerdo al Sun, el acuerdo anglo-estadounidense transformará la pelea política entre Londres y Buenos Aires por el futuro de las islas, cuya soberanía es disputada por Argentina.

    El matutino londinense informó que dos ejecutivos de Anadarko se trasladaron la semana en jet a Puerto Stanley para reunirse con directivos de Rockhopper y sellar el acuerdo comercial.

    El jet arribó el miércoles pasado y aterrizó en la base militar del poblado.

    "Se ha llegado a un acuerdo. Anadarko contó con la aprobación para esto de altas esferas en Estados Unidos", declaró al Sun una fuente allegada a la compañía.

    "Y se les aseguró que los británicos defenderán las islas", agregó.

    JMG 
23/01/2012 18:50 


Piden en Chile esclarecimiento sobre muerte de Víctor Jara


Santiago de Chile, 23 ene (PL) La familia de Víctor Jara pidió hoy al ministro de Defensa, Andrés Allamand, que las Fuerzas Armadas colaboren en el esclarecimiento del asesinato del cantautor chileno, ocurrido el 16 de septiembre de 1973.

  Presentaron la solicitud al titular de Defensa la viuda del trovador, Joan Turner; su hija Manuela, el abogado Nelson Caucoto y la presidenta de la Fundación Víctor Jara, Gloria Konig.

Hemos llamado a que las Fuerzas Armadas tengan coraje, asuman su responsabilidad y entreguen la información que tienen, señaló Konig.

Es incomprensible que nadie sepa dónde está el listado de los que estaban a cargo del estadio Chile, comentó Koning acerca del recinto deportivo donde fue brutalmente torturado y acribillado el autor de piezas antológicas del cancionero latinoamericano como "Te recuerdo Amanda" y "Plegaria del Labrador".

Un día después del golpe militar contra el presidente Salvador Allende (1970-1973), Jara fue detenido en la entonces Universidad Técnica del Estado y llevado al Estadio de Chile, centro de reclusión y torturas de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Allí fue golpeado salvajemente e incluso le quebraron las muñecas antes de asesinarlo y arrojarlo a un camino rural, en las inmediaciones del Cementerio Metropolitano. Cuando fue encontrado tres días después, su cuerpo tenía 44 impactos de bala.

POSICIONAMIENTO DE LA COORDINADORA SALVADOREÑA DE SOLIDARIDAD POR CUBA, CSSC

ANTE LA PERMANENTE CAMPAÑA  DIFAMATORIA CONTRA CUBA

AHORA: “DE DELINCUENTES COMUNES A  MARTIRES”

De todos es conocido, que las campañas permanentes contra Cuba, van desde los más burdos señalamientos, hasta los más sofisticados montajes mediáticos, de los cuales son ampliamente difundidos sin el más mínimo decoro de ética periodística, y como es el caso, ahora han encontrado eco en calificar de disidentes a delincuentes comunes para enarbolar la supuesta falta de “democracia” en Cuba.

Ahora pues pareciera que la injerencia norteamericana y los inescrupulosos grupos terroristas de Miami han encontrado eco nuevamente en el caso del reo condenado; Vilmar Villar, condenado (en un equivalente de nuestra legislación y tipificación salvadoreña) por VIOLENCIA INTRAFAMILIAR,  LESIONES GRAVES, RESISTENCIA Y AGRESIONES.

Ante ello, el movimiento salvadoreño de solidaridad por Cuba, acucioso en sus posiciones; esgrimió los hechos pertinentes: en que el reo común fue  sometido a un debido proceso judicial y al sistema penitenciario cubano, bajo una estricto control médico y humanitario, donde pese a las atenciones de primer nivel, el imputado, falleció debido a un colapso multiorgánico de las funciones vitales.

De igual forma, observamos, con franca indignación, pero sin extrañeza,  la instrumentalización de la muerte de un ser humano, por parte de las estructuras financiadas por la oficina de intereses de Estados Unidos.

Dimos seguimiento además de cómo algunos medios tradicionales, en El Salvador y a nivel internacional hicieron de una mentira, una trágica novela de absurdos. Vimos además el cinismo de gobiernos como Estados Unidos (el mayor estado terrorista del orbe planetario), España y Chile (este último represor de la juventud y del movimiento social chileno) al eco de una campaña de desinformación. 

Reiteramos, no nos sorprende, pero si nos pone alertas y atentos.

En nuestro país, los medios tradicionales de la derecha, militarista y reaccionaria, reafirmaron su triste papel propagandistas de la mentira y la desinformación, los mismos que utilizan en sus editoriales, a terroristas como Carlos Alberto Montaner Suris como referentes de “líneas de pensamiento”, no podíamos esperar más que un eslabón de mentiras y calumnias; en sus líneas editoriales y noticiosas.

Todo ello, lo observamos con el corazón ardiente y la cabeza fría; con nuestra practica de militancia activa, solidaria y combativa,  por la defensa de la Revolución Cubana, reiterando nuestro llamado de no involucrar a Cuba en la presente coyuntura electoral y a no prestarse a las campaña difamatoria y de mentiras contra el pueblo cubano, ante ello, pese a la coyuntura compleja nuestro movimiento esta fuerte y convencido a mantener nuestra línea de solidaridad activa.

CONDEMANOS PUES, LA CAMPAÑA DIFAMATORIA CONTRA CUBA.

NO PASARAN.

COORDINADORA SALVADOREÑA DE SOLIDARIDAD POR CUBA

Los casos de Alan Gross y de los Cinco Cubanos


Salim Lamrani & Wayne S. Smith*
Center for International Policy

Compartido por Cubano 1er. Plano

Es posible un cambio en las relaciones entre La Habana y Washington. Estados Unidos levantó todas las restricciones relativas a los viajes de los cubanos-estadounidenses a la isla y las remesas destinadas a las familias. Al mismo tiempo, el gobierno cubano favorece el establecimiento de pequeñas empresas privadas. Esta realidad abre el camino al fortalecimiento de los vínculos entre ambas comunidades, y más precisamente –como subrayó un observador- a «un flujo de capital de Estados Unidos hacia Cuba».

No obstante, por un lado el caso de Alan Gross, arrestado el 3 de diciembre de 2009, y por otro lado el de los Cinco Cubanos, representan un obstáculo mayor a la mejora de las relaciones.

¿Quién es Alan Gross?

Alan Gross es un ciudadano estadounidense de Potomac, Maryland, de confesión judía, de 61 años, que trabaja para el gobierno de Estados Unidos. Es un empleado de la Development Alternative, Inc (DAI), subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), la cual a su vez depende del Departamento de Estado. En diciembre de 2009, cuando Gross estaba a punto de salir de Cuba con una simple visa turística –en lo que constituía entonces su quinto viaje del año– los servicios de seguridad lo detuvieron en el aeropuerto internacional de La Habana. Una investigación había permitido establecer vínculos estrechos entre él y la oposición interna al gobierno cubano, a la cual distribuía computadoras portátiles y teléfonos satelitales, en el marco de un programa del Departamento de Estado de «promoción de la democracia en Cuba». [1]

Experto en tecnología de comunicación de larga distancia, Gross dispone de una gran experiencia en este campo. Ha trabajado en más de cincuenta naciones y ha elaborado sistemas satelitales de comunicación durante las intervenciones militares estadounidenses en Irak y Afganistán para eludir los canales controlados por las autoridades locales. [2]

La posesión de un teléfono satelital está rigurosamente prohibida en Cuba por razones de seguridad nacional. Por otra parte, el sector de las telecomunicaciones es un monopolio del Estado en Cuba y está prohibida cualquier competencia. [3]

¿Ayuda a la comunidad judía de Cuba?

El Departamento de Estado estadounidense, que exige la liberación del detenido, afirma que «Gross trabaja para el desarrollo internacional y viajó a Cuba para ayudar a los miembros de la comunidad judía de La Habana a conectarse con otras comunidades judías del mundo». Según Washington, las actividades de Gross eran legales y no han violado la legislación cubana. [4]

En octubre de 2010, con ocasión de la reunión anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Arturo Valenzuela, secretario de Estado asistente para los Asuntos Interamericanos, se entrevistó con Bruno Rodríguez, ministro cubano de Relaciones Exteriores, a propósito de Gross. Se trataba entonces del más importante encuentro diplomático entre representantes de ambas naciones desde el inicio de la era Obama.[5]

La familia de Alan Gross también aseguró que sus frecuentes viajes a la isla se destinaban a permitir que la comunidad judía de La Habana pudiera conseguir acceso Internet para poder comunicarse con los judíos del mundo entero. [6] Su abogado, Peter J Kahn, ratificó esas palabras: «Su labor en Cuba no tenía nada que ver con la política, sino que simplemente se proponía ayudar a mejorar la vida de los miembros de la pequeña, pacífica y no disidente comunidad judía en ese país».[7]

Seguramente Gross tenía contactos con algunos miembros de la comunidad judía en Cuba, aunque la propia comunidad judía de La Habana contradice la versión oficial de Estados Unidos y de la familia de Gross. En efecto, la comunidad afirma que no conoce a Alan Gross y que nunca se ha reunido con él a pesar de sus cinco estancias en Cuba en 2009. Adela Dworin, presidenta del Templo Beth Shalom, rechazó las afirmaciones de Washington: «Es lamentable […].Lo más triste es que se haya querido involucrar a la comunidad judía de Cuba, que es totalmente ajena».

Por su parte Mayra Levy, portavoz del Centro Hebraico Sefardí, aseguró que ignoraba quién era Gross y que éste jamás se había presentado a su institución. La Agencia estadounidense Associated Press señala por su parte que los «líderes de la comunidad judía de Cuba negaron que el contratista estadounidense Alan Gross […] hubiera colaborado con ellos». [8] Del mismo modo, la Agencia Telegráfica Judía precisa que «los principales grupos judíos de Cuba han desmentido cualquier contacto con Alan Gross y cualquier conocimiento de su programa». [9]

El reverendo Odén Marichal, secretario del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), que agrupa las instituciones religiosas cristianas así como a la comunidad judía de Cuba, ha ratificado esta posición durante una reunión con Peter Brennan, coordinador de los Asuntos Cubanos en el Departamento de Estado. Con ocasión de la Asamblea general de las Iglesias de Cristo de Estados Unidos en Washington, en noviembre de 2010, el líder religioso refutó las alegaciones de Gross. «Lo que sí dejamos bien claro es que la comunidad hebrea de Cuba, que es miembro del Consejo de Iglesias de Cuba, nos dijo: ‘Nosotros jamás tuvimos relación con ese señor, jamás nos trajo equipo de ninguna clase. Negaron cualquier relación con Alan Gross'». [10]

En efecto, la pequeña comunidad judía cubana, lejos de estar aislada, está perfectamente integrada en la sociedad y mantiene las mejores relaciones con las autoridades políticas de la isla. Fidel Castro, aunque se muestra sumamente crítico con respecto a la política israelí en los territorios ocupados, declaró al periodista estadounidense Jeffrey Goldberg que «nadie ha[bía] sido tan difamado como los judíos» en la historia. «Fueron rechazados de su tierra, perseguidos y maltratados en todo el mundo. Los judíos tuvieron una existencia mucho más dura que la nuestra. No hay nada que pueda compararse con el Holocausto», añadió. [11]

El presidente cubano Raúl Castro participó en la ceremonia religiosa de Hanuka –Fiesta de las Luces– en la sinagoga Shalom de La Habana en diciembre de 2010, la cual se transmitió en directo por la televisión cubana y fue primera plana del diario Granma. Aprovechó la ocasión para saludar a «a comunidad hebrea de Cuba y la fabulosa historia del pueblo hebreo».[12]

Por otra parte, la comunidad judía cubana dispone de todas las facilidades tecnológicas necesarias para comunicarse con el resto del mundo, gracias a la ayuda que proporcionan otras entidades judías internacionales como el Benai Brith and the Cuban Jewish Relief Project, el Canadian Jewish Congress (CJC), la World ORT, el Joint Distribution Committee (JDC) o el United Jewish Committee (UJC), con el acuerdo de las autoridades cubanas. [13]

Arturo López-Levy, secretario de Bnai Brith en la Comunidad Judía Cubana entre 1999 y 2001 y actualmente profesor de la Universidad de Denver, también se muestra escéptico a propósito de la versión estadounidense sobre el caso Gross. Al respecto, afirma lo siguiente:

"Gross no fue arrestado porque sea judío ni por sus supuestas actividades de ayuda tecnológica a la comunidad judía cubana, que ya disponía de un laboratorio informático, de correos electrónicos y de acceso a Internet antes de su llegada a La Habana. [Los judíos de Cuba] no se reúnen en una sinagoga para conspirar con la oposición política pues ello pondría en peligro la cooperación con el gobierno que es necesaria para las actividades como el programa de emigración a Israel, el proyecto de Derecho de Nacimiento, mediante el cual jóvenes judíos cubanos viajan a Israel cada año, o para tratar de la ayuda humanitaria. Para proteger lo más importante, se apartan todo lo posible de los programas de injerencia política estadounidenses en los asuntos internos cubanos. Gross viajó a Cuba no para trabajar con alguna organización judía sino para la USAID".[14]

Por su parte Wayne S. Smith, embajador estadounidense en Cuba entre 1979 y 1982 y director del Programa «Cuba» del Centro de Política Internacional de Washington, señala que «Gross, en otras palabras, estaba implicado en un programa cuyas intenciones son claramente hostiles a Cuba ya que el objetivo es nada menos que el cambio de régimen». [15]

Actividades ilegales según las autoridades cubanas

Por parte de las autoridades cubanas, la versión oficial no ha convencido y Gross es sospechoso de actividades de espionaje y de subversión interna. [16] Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento cubano, afirmó que el ciudadano estadounidense había violado la legislación del país. «Él violó leyes cubanas, la soberanía nacional, cometió delitos que en Estados Unidos son muy, muy castigados». [17]

En efecto, el empleado de la USAID proporcionaba equipos tecnológicos altamente sofisticados. La distribución y el uso de teléfonos satelitales están reglamentados en Cuba y está prohibido importarlos sin autorización. Por otra parte, el Artículo 11 de la Ley 88 cubana estipula que «El que, para la realización de los hechos previstos en esta Ley, directamente o mediante tercero, reciba, distribuya o participe en la distribución de medios financieros, materiales o de otra índole, procedentes del Gobierno de Estados Unidos de América, sus agencias, dependencias, representantes, funcionarios o de entidades privadas, incurre en sanción de privación de libertad de tres a ocho años».[18]
Este rigor no es específico de la legislación cubana. En efecto, la ley estadounidense prevé sanciones similares para este tipo de delitos. La Ley de Registro de Agentes Extranjeros (Foreign Agents Registration Act) sanciona a todo agente no registrado por las autoridades que «en Estados Unidos solicita, recolecta, proporciona o gasta contribuciones, préstamos, dinero u otro objeto de valor en su propio interés», con una pena de cinco años de prisión y una multa de 10.000 dólares.[19]

La legislación francesa también sanciona este tipo de actuación. Según el Artículo 411-8 del Código Penal, «el hecho de ejercer, por cuenta de una potencia extranjera, de una empresa u organización extranjera o bajo control extranjero o de sus agentes, una actividad con el objetivo de conseguir o proporcionar dispositivos, informaciones, procedimientos, objetos, documentos, datos informatizados o ficheros cuya explotación, divulgación o reunión tengan la naturaleza de atentar contra los intereses fundamentales de la nación se castiga con diez años de cárcel y 150.000 euros de multa». [20]

El 4 de febrero de 2011, el fiscal de la República de Cuba acusó formalmente a Alan Gross de «actos contra la integridad y la independencia de la nación», y pidió una pena de veinte años de cárcel. El 12 de marzo de 2011, Gross recibió finalmente la sentencia de quince años de prisión tras su juicio. [21] El abogado defensor, Peter J. Kahn, lamentó que su cliente estuviera «atrapado en el medio de una larga disputa política entre Cuba y Estados Unidos».[22]

El New York Times recuerda que Gross «fue arrestado en diciembre pasado durante un viaje a Cuba en el marco de un programa semiclandestino de la USAID, servicio de ayuda extranjera del Departamento de Estado destinado a socavar al gobierno de Cuba». El diario neoyorquino subraya también que «las autoridades estadounidenses han reconocido que el señor Gross entró en Cuba sin visa en regla, y han declarado que distribuía teléfonos satelitales a disidentes religiosos». [23]

Desde 1992 y la adopción de la ley Torricelli, Estados Unidos admite abiertamente que su objetivo con respecto a Cuba es un «cambio de régimen» y uno de los pilares de esta política consiste en organizar, financiar y equipar a una oposición interna. [24]

La USAID, encargada de la administración de este plan, admite que financia a la oposición cubana en el marco de este programa. Según la Agencia, para el año fiscal 2009, la suma de la ayuda destinada a los disidentes cubanos se elevó a 15,62 millones de dólares. En total, desde 1996, se han dedicado 140 millones  de dólares al programa destinado a derrocar al gobierno cubano. «La gran mayoría de esta suma se destina a individuos que se encuentran en Cuba. Nuestro objetivo es maximizar la suma del apoyo del cual se benefician los cubanos en la isla». [25]

La organización gubernamental enfatiza también el siguiente punto: «Hemos formado a centenares de periodistas en un periodo de diez años cuya labor ha aparecido en grandes medios de comunicación internacionales». Formados y estipendiados por Estados Unidos, responden ante todo a los intereses de Washington, cuyo objetivo es un «cambio de régimen» en la isla. [26]

Desde un punto de vista jurídico, esta realidad ubica de hecho a los disidentes que aceptan los emolumentos ofrecidos por la USAID en una situación de agentes al servicio de una potencia extranjera, lo que constituye una grave violación del código penal en Cuba. La Agencia es consciente de esta realidad y se limita a recordar que «nadie está obligado a aceptar o formar parte de los programas del gobierno de Estados Unidos». [27]

Judy Gross, la esposa de Alan Gross, fue autorizada a visitarlo en prisión por primera vez en julio de 2010. [28] Aprovechó la ocasión para transmitir un correo al presidente cubano Raúl Castro. Expresó su arrepentimiento y pidió disculpas por los actos de su marido. «Reconozco hoy que el gobierno cubano no aprecia el tipo de trabajo que Alan hacía en Cuba. Su intención nunca ha sido dañar a su gobierno».[29]

Judy Gross acusa al Departamento de Estado de no haber explicado a su esposo que sus actividades eran ilegales en Cuba. «Si Alan hubiera sabido que algo le pasaría en Cuba, no habría hecho eso. Pienso que no lo han informado claramente de los riesgos». [30]

¿Una salida de la crisis ?

Obviamente Groos violó la ley. No hay dudas al respecto. Por otra parte no parece que haya ocasionado un verdadero perjuicio y su encarcelamiento no beneficia en nada a Cuba. En cambio su liberación podría mejorar sensiblemente las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, sobre todo si Gross pidiese disculpas por sus actos.

El asunto Gross-USAID parece vinculado a la suerte de los cinco agentes cubanos condenados a severas penas de prisión en Estados Unidos y encarcelados desde 2008. Igual que Estados Unidos, que señaló que no ocurrirá ningún cambio sustancial mientras no se solucione el caso de Gross, las autoridades cubanas también parecen renuentes a cualquier acercamiento mientras los Cinco Cubanos permanezcan en prisión. Después de una serie de atentados con bombas contra los centros turísticos de La Habana, el gobierno cubano envió a los cinco agentes para que se infiltraran en los grupos terroristas anticastristas de Florida y recogieran información sobre sus planes. La idea era entregar después dicha información al FBI para que pudiera neutralizar a los grupos terroristas. En junio de 1998 tuvo lugar en La Habana un encuentro de varios días entre representantes del FBI y las autoridades cubanas. Se entregaron casi 42 informes al FBI. Entonces las autoridades cubanas esperaban que Estados Unidos actuara contra los terroristas, pero no ocurrió nada de eso. Poco después el FBI arrestó a los cinco agentes cubanos, es decir, encarcelaron a los que proporcionaron las pruebas en vez de a los terroristas. Los Cinco Cubanos fueron «juzgados» y declarados culpables. El juicio fue un escándalo. La fiscalía no tenía pruebas, por esa razón acusó a los Cinco de «conspiración» para cometer actos ilegales (cargo que no requiere pruebas, basta con convencer al jurado). Además los juzgaron en Miami, donde el sentimiento anticastrista está tan exacerbado (véase el caso de Elián González) que resultaba imposible reunir un jurado imparcial. Los abogados de la defensa solicitaron una deslocalización del juicio pero, contra toda previsión, se la denegaron.

El caso de Gerardo Hernández, acusado de «conspiración» de asesinato –en relación con la destrucción por el ejército cubano de dos aviones de la organización anticastrista «Hermanos al Rescate» en febrero de 1996- y condenado a dos cadenas perpetuas más 15 años, es sin lugar a dudas el peor de todos. El hecho de que no se pudiera presentar ninguna prueba que demostrara su implicación no fue importante para el jurado. Gerardo sigue tras las rejas, a veces en aislamiento, y después de tantos años todavía no le han autorizado a ver a su mujer ni una sola vez.

Esta injusticia contradice la fama de Estados Unidos de estar al servicio de la ley. Hay que encontrar una solución. El mantenimiento en prisión de esas personas después de tantos años, sin ninguna prueba que las incrimine salvo el hecho de ser agentes sin registrar de una potencia extranjera, es digno de la Guerra Fría (una práctica injustificable incluso en aquella época). Ahora, después de más de dos décadas del final de la Guerra Fría, mientras aparece una oportunidad sin precedentes de instaurar una nueva relación entre Cuba y Estados Unidos, esta detención es moralmente injustificable y singularmente contraproducente. Ya es hora de emprender un proceso de revisión de todos esos casos y permitir a esas personas que se reúnan con sus familias. Uno de ellos, René González, ya fue liberado tras cumplir su pena. Todavía tiene que cumplir una condena de tres años de libertad condicional. Por increíble que parezca, no le han autorizado el regreso a Cuba para encontrarse con su esposa, a la que no ve desde hace más de una década. Permitirle regresar a Cuba debería ser la primera decisión a tomar en este proceso de reconciliación. Si Estados Unidos decide actuar con respecto a los Cinco Cubanos, naturalmente Cuba también deberá liberar a Alan Gross para que se reúna con su familia.

Conviene señalar que el propio Alan Gross sugirió una iniciativa de ese tipo, «Cuando se enteró del reciente intercambio de Gilad Shalit (el soldado israelí) por más de 1.000 palestinos encarcelados (Gross) expresó su idea de que Estados Unidos y cuba podían hacer lo mismo con respeto a él y los Cinco Cubanos», explicó el rabino David Shnever que había visitado a Gross en La Habana. [31]

Notas

[1] Jeff Franks, «Scenarios-U.S. Contractor Jailed in Cuba Still in Limbo», Reuters, 24 de octubre de 2010.

[2] Phillip J. Crowley, «Statement on Anniversary of Alan Gross’ Incarceration in Cuba», U.S. Department of State, 3 de diciembre de 2010; Saul Landau, «The Alan Gross Case», Counterpunch, 30 de julio de 2010. http://www.counterpunch.org/landau07302010.html (sitio consultado el 18 de febrero de 2011).
[3] Ibid.
[4] Phillip J. Crowley, «Statement on Anniversary of Alan Gross’ Incarceration in Cuba», op. cit.
[5] Paul Haven, «U.S., Cuban Diplos Met About Jailed U.S. Man», The Associated Press, 18 de octubre de 2010.
[6] Anthony Broadle, «Exclusive: American Held in Cuba Expresses Regret to Raul Castro», Reuters, 24 de octubre de 2010.
[7] Juan O. Tamayo, «Pedirán 20 años de cárcel para Gross», El Nuevo Herald, 5 de febrero de 2011.
[8] Andrea Rodríguez, «Judíos niegan haber colaborado con Alan Gross», The Associated Press, 2 de diciembre de 2010.
[9] Jewish Telegraphic Agency, «Cuba to Seek 20- Year Prison Term for Alan Gross», 6 de febrero de 2011.
[10] Andrea Rodríguez, «EEUU pide Iglesias de Cuba interesarse por contratista preso», The Associated Press, 2 de diciembre de 2010.
[11] Jeffrey Goldberg, «Castro: ‘No One Has Been Slandered More Than the Jews’», The Atlantic, 7 de diciembre de 2010. http://www.theatlantic.com/international/archive/2010/09/castro-no-one-has-been-slandered-more-than-tthe-jews/62566/ (sitio consultado el 18 de febrero de 2011).
[12] The Associated Press, «Raúl Castro Celebrates Hanukkah With Cuban Jews»; Juan O. Tamayo, «Raul Castro asiste a fiesta de Janucá en sinagoga de La Habana », El Nuevo Herald, 6 de diciembre de 2010.
[13] Comunidad Hebrea de Cuba, «Quienes ayudan». http://www.chcuba.org/espanol/ayuda/quienes.htm (sitio consultado el 18 de febrero de 2011).
[14] Arturo López-Levy, «Freeing Alan Gross: First Do No Harm», Agosto de 2010. http://www.thewashintonnote.com/archives/2010/08freeing_alan_gr/ (sitio consultado el 18 de febrero de 2011).
[15] Wayne S. Smith, «The Gross Case and the Inanity of U.S. Policy», Center for International Policy, marzo de 2011. http://ciponline.org/pressroom/articles/030411_Smith_Intelligence_Brief_Gross.htm (sitio consultado el 18 de febrero de 2011).
[16] Paul Haven, «U.S. Officials Ask Cuba to Release Jailed American», The Associated Press, 19 de febrero de 2010.
[17] Andrea Rodríguez, «Contratista de EEUU violó soberanía de Cuba, dice alto dirigente», The Associated Press, 11 de diciembre de 2010.
[18] Ley de protección de la independencia nacional y la economía de Cuba (LEY N˚. 88), Artículo 11.
[19] U.S. Code, Title 22, Chapter 11, Subchapter II, § 611, iii <>, § 618, a, 1 <>.
[20] Code Pénal, Partie législative, Livre, Titre Ier, Chapitre I, Section 3, Article 411-8.
[21] William Booth, «Cuba Seeks 20 Year Jail term for Detained American», The Associated Press, 4 de febrero de 2011.
[22] Paul Haven «Cuba Seeks 20-Year Jail term for Detained American», The Associated Press, 4 de febrero de 2011.
[23] Ginger Thompson, «Wife of American Held in Cuba Pleads for His Release and Apologizes to Castro», The New York Times, 24 de octubre de 2010.
[24] Cuban Democracy Act, Titre XVII, Article 1705, 1992.
[25] Along the Malecon, «Exclusive: Q & A with USAID», 25 de octubre de 2010. http://alongthemalecon.blogspot.com/2010/10/exclusive-q-with-usaid.html (sitio consultado el 26 de octubre de 2010); Tracey Eaton, «U.S. government aid to Cuba is the spotlight as contractor Alan Gross marks one year in a Cuban prison», El Nuevo Herald, 3 de diciembre de 2010.
[26] Ibid.
[27] Ibid.
[28] Jessica Gresko, «U.S. Man Jailed in Cuba Can Call Home More Often», The Associated Press, 26 de octubre de 2010.
[29] Anthony Boadle, «Exclusive: American Held in Cuba Expresses Regret to Raul Castro», op. cit.; Jeff Frank, «Factbox: Jailed U.S. Contractor, Sour U.S.-Cuba Relations», Reuters, 24 de octubre de 2010.
[30]Anthony Boadle, «Exclusive: American Held in Cuba Expresses Regret to Raul Castro », op. cit., EFE, «EEUU no negocia liberación de Alan Gross», 8 de febrero de 2011.
[31] Agence France Presse, «Contratista de EE UU en Cuba sugiere intercambio de espías», 8 de noviembre de 2011. 
*Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor encargado de cursos en la Universidad Paris-Sorbonne-Paris IV y en la Universidad Paris-Est Marne-la-Vallée y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su último libro se titula Etat de siège. Les sanctions économiques des Etats-Unis contre Cuba, París, Ediciones Estrella, 2011, con un prólogo de Wayne S. Smith y un prefacio de Paul Estrade. Contacto: Salim.Lamrani@univ-mlv.fr
Diplomático de profesión, Doctor de la Universidad de George Washington, Wayne S ; Smith es profesor en la Universidad Johns Hopkins de Washington y Director del Proyecto Cuba del Centro de Política Internacional. De 1979 a 1982, fue jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba. Es autor de varios libros sobre Cuba entre los cuales se encuentra The Closest of Enemies (New York: W. W. Norton, 1987).

Militar de EU se declara culpable de matar a 24 iraquíes; dan 3 meses de prisión

Tras aceptar su responsabilidad, Frank Wuterich redujo la sentencia; además, le descontarán dos tercios de su salario y la pérdida de grado de sargento, para recomenzar como infante.

Notimex 
Publicado en La Jornada - 23/01/2012 13:22

San Diego. El sargento Frank Wuterich, jefe de un pelotón de infantes de marina, se declaró hoy lunes culpable de haber matado a 24 iraquíes desarmados en un operativo en 2005.

Wuterich se declaró culpable de la muerte de los iraquíes en el poblado de Hadita, poco después de que una mina antipersonal en un sendero matara a un infante de marina e hiriera a otros dos.

La declaración de culpabilidad mediante un acuerdo con fiscales militares redujo la sentencia al mínimo de tres meses de prisión, el descuento de dos tercios de su salario y la pérdida de grado de sargento, para recomenzar como infante regular de marina.

Con el acuerdo se le retiraron los cargos de asesinato que originalmente enfrentaba el militar. El juicio donde Wuterich aceptó su culpabilidad se realiza en la base naval de Camp Pendleton, la mayor fuerza en el suroeste estadunidense.

La defensa de Wuterich comentó que el todavía sargento "ha tenido que soportar durante seis años que su nombre sea enlodado", al relacionarlo con las 24 muertes de civiles.

El ataque contra el poblado de Hadita ocurrido el 19 de noviembre de 2005 dejó también un número no especificado de civiles heridos, incluidos menores de edad.

CUBA: CONGRESO CONTRA PREJUICIOS HOMOFOBICOS

Por Francisco Forteza

LA HABANA, 23 (ANSA)- Un congreso sobre sexualidad iniciado hoy en Cuba alienta, entre otros temas, cambios en el código nacional de la familia contra la homofobia, un fin que defiende la especialista Mariela Castro, hija del presidente cubano.

    "Sí. Los estoy esperando hace mucho tiempo", expuso sobre esos cambios la doctora Castro en una rueda de prensa antes del congreso. Mencionó "los prejuicios...sobre todo de funcionarios del Ministerio de Justica" como los obstáculos más importantes ante esas transformaciones.

    La directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), primer organizador del congreso, aclaró que los cambios "profundos solicitados por la población" que aplica el gobierno del presidente Raúl Castro desde 2008, "han hecho que se estén priorizando otras necesidades" distintas a los cambios en el código familiar.

    "No creo que por ello se vaya a esperar mucho más porque esto también es una demanda de la sociedad cubana", estimó. Dijo que entre las nuevas medidas que defiende para el código de la familia está que las "parejas del mismo sexo tengan los mismos derechos" que las heterosexuales.

    No obstante, aclaró que "no estamos hablando de matrimonio ni tampoco de adopciones de niños. Por el momento es hasta donde se puede llegar", explicó. Recordó que estos son problemas "no resueltos aún en el mundo".

    Pero el asunto no solo es escabroso en el ámbito oficial. "No creo que deban gastar tiempo en eso. Hay que preocuparse por cosas mucho más relevantes como los salarios y los precios", comentó a ANSA María Hernández, de 43 años de edad.

JMG 
23/01/2012 18:51 


Ley de inscripción automática y voto voluntario en Chile

Margarita Bastías 

SANTIAGO DE CHILE, 23 (ANSA) - El presidente chileno, Sebastián Piñera, promulgó hoy la Ley de Inscripción Automática y Voto Voluntario, con lo cual se incorporan cuatro millones de nuevos votantes, en su mayoría entre 18 y 35 años, al actual padrón electoral de ocho millones de personas.

    Analistas y políticos consultados por ANSA se mostraron cautos sobre el efecto que tendrá esta nueva ley y si cambiará el escenario político.

    Guillermo Tellier, presidente del Partido Comunista, dijo que encargaron estudios "y todo indica que la inclinación del votante sería la misma, por lo que no habría mucho cambio, se mantendrían las tendencias, pero hay que esperar".

    Cristián Larroulet, ministro secretario general de la Presidencia, dijo hoy a la prensa internacional que ésta es la reforma política más importante de los últimos 50 años y la comparó con la ley que otorgó el voto a las mujeres, en 1949.

    Larroulet subrayó que la nueva ley es "un instrumento muy potente -por el número que se incorpora- para mejorar la participación ciudadana".

    Opinó que el cambio que produce el voto voluntario es que "obliga a los candidatos a acercarse al ciudadano. Estamos firmemente convencidos de que esta es la reforma más profunda y que valora la noble actividad política".

    Larroulet insistió en la existencia de "una batería de proyectos" para aumentar la participación ciudadana y respecto a la demanda de cambio al sistema binominal, el ministro fue enfático en manifestar que "uno de los éxitos de la democracia ha sido formar grandes mayoría con dos grandes bloques e incentivar a buscar acuerdos y consensos".

JMG
23/01/2012 18:44


Las elecciones del 2012 en los Estados Unidos: ¿Galgos o podencos?

RAMÓN SÁNCHEZ-PARODI MONTOTO (*)

Tomado de Granma

La incuestionable victoria de Newt Gingrich en las primarias de South Carolina (Carolina del Sur), reflejo de la incapacidad de cualquiera de los aspirantes a la presidencia por el Partido Republicano de consolidar la posición como favorito de las bases del partido, hace recordar la conocida fábula del español Tomás de Iriarte sobre los dos conejos que discutían interminablemente si sus perseguidores eran galgos o podencos.

NEWT GINGRICH Y MITT ROMNEY.

En este caso la discordia se centra en las contradicciones entre los elementos que controlan la maquinaria del Partido Republicano, que sin declararlo abiertamente actúan a favor de Romney, y las bases social conservadoras y del Tea Party, que desconfían de los políticos tradicionales y ponen en duda las convicciones conservadoras de Romney en asuntos como el aborto, la oposición a los programas federales de atención a la salud, el matrimonio entre personas del mismo sexo, y en general las ideas de poner cada vez más en manos del sector privado la actividad que realiza el poder estatal y reducir el papel del gobierno en los asuntos de la nación.

Ejemplo de la preferencia del establishment republicano por Romney fue la maniobra del Partido Republicano de declararlo vencedor por ínfimo margen del caucus de Iowa, con lo cual contribuyeron sustancialmente a impulsar la campaña de aquel en New Hampshire para, después, el día antes de la primaria de South Carolina, tener que emitir una declaración del Presidente y del Comité Central del Partido en Iowa oficializando que el ganador real en el caucus de Iowa había sido Rick Santorum.

Se ha mantenido en las primarias de South Carolina lo señalado en artículo anterior (Lo que nos dicen Iowa y New Hampshire, Granma, 13 de enero del 2012) acerca del descontento de las bases con la actuación de los líderes y la incapacidad de los "rebelados" de presentar un candidato de consenso. Cada uno de los comicios celebrados hasta el momento (Iowa, New Hampshire y ahora South Carolina) ha sido ganado por un candidato distinto pero, además, en el proceso los aspirantes han ido cayendo uno tras otro. En la boleta para las primarias republicanas de South Carolina estaban inscritos nueve aspirantes y solo cuatro estuvieron activos. Las más recientes bajas fueron Michele Bachmann, Jon Huntsman y Rick Perry.

A pesar de tener el estado una población total de solo algo más de cuatro y medio millones de habitantes y menos de tres millones de votantes registrados, la primaria de South Carolina atrae cierta atención porque se le caracteriza como la que "abre" la votación en los estados del sur de Estados Unidos. Se ufanan los sudcarolinos de que desde la primera primaria en 1980, el candidato elegido por ellos ha sido el nominado como candidato presidencial en la Convención del Partido Republicano. Se produjo una votación record en la historia de las primarias del estado con cerca de 600 mil votantes, superando en unos 23 mil votos la del 2000, que había sido la de más alta votación desde 1980, lo que señala un alto grado de movilización de las bases (un 35 % más de votos que los del 2008).

Más del 71 % de los que ejercieron el voto se identificaron como republicanos; el 25 % como independiente y el 4 % como demócratas. El 91 % de los votantes republicanos del estado se caracterizaron ellos mismos de moderados a muy conservadores. El 98 % de los que votaron son blancos (en un estado donde el 27,9 % de la población es negra).

Con el 100 % de los precintos contados, Gingrich ganó con el 40 % de los votos, seguido por Mitt Romney (28 %), Rick Santorum (17 %), Ron Paul (13 %) y Herman Cain (1 %). Las preferencias de los votantes se mantuvieron estables en los 46 condados del estado y Gingrich fue triunfador en 43 de ellos; solo perdió ante Romney en los condados costeros de Beaufort y Charleston y en Richland, donde está situada la capital, Columbia, lo que muestra la influencia del respaldo a Romney del establishment republicano y es quizás el único aspecto favorable que el ex gobernador de Massachussets puede presentar de los resultados de la votación.

Gingrich ofreció una demostración de fuerza que le permite continuar la batalla por la nominación e intentar consolidarse como la alternativa republicana a Romney si consigue una buena votación en las primarias de Florida el 31 de enero próximo. Fue ayudado por el hecho de que quedaban solo cuatro aspirantes.

En South Carolina los social conservadores, los evangélicos fundamentalistas blancos y algunas fuerzas del Tea Party, luego que Rick Perry retirara su aspiración, lograron articular a última hora un remedo de frente unido para apoyar a Gingrich, marginando a los dos restantes aspirantes "antiestablishment": Santorum y Paul.

Los conservadores y fundamentalistas constituyeron, como es tradición en South Carolina, más de las dos terceras partes de los votantes y de ellos obtuvo Gingrich prácticamente la absoluta mayoría de la votación a su favor; 40 % del voto evangélico vs. 20 % Romney; 50 % de los que afirmaron era importante que el candidato compartiera sus creencias religiosas vs. 20 % por Romney. Sin embargo, el 25 % de los votantes que se declararon de filiación política independiente votaron con menor diferencia: 30 % eligieron a Gingrich, 25 % a Romney y 25 % a Paul. De paso, Gingrich le propinó una soberana derrota a la gobernadora Nikki Haley, una figura de influencia entre los Tea Party, que apoyó fuertemente a Romney y no pudo lograr que este triunfara en la mayor parte de las áreas donde concentra su fuerza, lo que es una muestra de la desarticulación entre los grupos del Tea Party.

Santorum ocupó un distante tercer lugar en la votación; no pudo ganar ningún condado; y tampoco superó a Romney en la preferencia de los votantes conservadores sociales o del Tea Party. Resultados que poco ayudan a su objetivo de usar la primaria de South Carolina como un trampolín para mejores desempeños en las de Florida y siguientes. A pesar de haber anunciado la decisión de dar la batalla en Florida y después en Arizona, sus perspectivas son cada vez más tenues. Posiblemente Florida diga la última palabra en cuanto a sus aspiraciones futuras.

En cuanto a Paul, ya ha dejado ver que no piensa gastar sus escasos recursos en Florida y ha puesto la mira en el más modesto estado de Nevada, reconociendo indirectamente que abandona de hecho la puja por la nominación republicana.

Ahora el campo de batalla se traslada a Florida donde se llevará a cabo la próxima primaria el 31 de enero. La experiencia de South Carolina no se repetirá en Florida, un estado, aunque también sureño, con el 70 % más de territorio y cuatro veces más población, de una demografía política bien distinta, que requiere mayor organización y mucho más dinero para hacer la campaña.

Fatalmente, habrá un triunfador entre los tres candidatos restantes: Romney, Gingrich y Santorum, pero lo más que puede esperarse de este próximo evento es que uno de los tres anuncie su retiro de la contienda y, las circunstancias indican que, en ese caso, sería Santorum. Eso nos dejaría no con dos elefantes sino con dos conejos.

(*) Fue Jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington entre 1977-1989 y Viceministro de Relaciones Exteriores.

American Curios: El precio de la democracia

David Brooks

Tomado de La Jornada 

Militantes del movimiento Ocupa Wall Street protestaron en Nueva York el pasado fin de semana en el segundo aniversario de un fallo de la Suprema Corte que ha desatado lo que un analista llamó un tsunami de dinero privado en el proceso electoral Foto Mike Fleshman 

Bienvenidos al país de un dólar, un voto, como afirma una de las pancartas de los que protestan contra la compra de la democracia por las empresas y de los más ricos. Al arrancar el año electoral en Estados Unidos hay un olor verde muy particular: aquí el proceso democrático apesta a dinero.

Una muestra reciente de este aroma: el debate hace un par de días en CNN entre precandidatos republicanos fue patrocinado por American Petroleum Institute, la asociación de las empresas petroleras estadunidenses: Barack Obama anunció que aceptará la nominación de su partido en un estadio que lleva el nombre del Bank of America; el precandidato Mitt Romney tiene millones de su fortuna en un paraíso fiscal para evadir contribuir al tesoro público de su país; un fallo de la Suprema Corte ha desatado lo que un analista llamó un tsunami de dinero privado en el proceso electoral.

Se pronostica que ésta será la elección más cara en la historia de la humanidad, tal vez superior a los mil millones de dólares. Pero esta ronda democrática tiene algo nuevo que explícitamente comprueba que las elecciones aquí se tratan más de dólares que de votos. Hace justo dos años, la Suprema Corte de Estados Unidos emitió un fallo en el caso Citizens United en el cual otorgó a empresas y a ricos el derecho a invertir montos ilimitados para influir en el proceso electoral, al determinar que las empresas son personas y por lo tanto gozan del derecho individual a la libre expresión. Aunque se mantienen límites estrictos sobre cuánto se puede donar a las campañas de candidatos individuales, no hay límite sobre gastos para promover o atacar a otros aspirantes, siempre y cuando no se haga en coordinación con una campaña especifica.

Los efectos de este fallo se vieron de inmediato en las elecciones legislativas y estatales de 2010, cuando al amparo de ese fallo de la Suprema Corte aparecieron nuevas entidades legales llamadas supercomités de acción política (Súper PAC), por donde se canalizan esos fondos sin límite, sobre todo en publicidad política. Según la Fundación Sunlight, los Súper PAC gastaron un total de 455 millones de dólares, de los cuales nunca se ha divulgado el origen de 126 millones, porque el Congreso no ha promovido una ley que obligue a reportar el origen de este tipo de contribuciones a los Súper PAC.

En el ciclo electoral presidencial de 2012 se espera que estos montos sean mucho mayores. Los Súper PAC ya han gastado hasta la fecha casi 30 millones de dólares (la elección es en noviembre).

El Sunlight, centro de investigaciones no partidista dedicado a dar seguimiento a este asunto, realizó una investigación de quiénes son los principales donantes de los procesos electorales federales a través de sus aportaciones a campañas, partidos, PAC y otros grupos. En 2010 descubrieron que poco menos de 27 mil individuos, un grupo muy reducido, contribuyeron cada uno con 10 mil dólares como mínimo, para un total de 774 millones de dólares. Cuando se trata de política, éstos son el 1 por ciento del 1 por ciento, afirma Sunlight.

“Creo que lo que uno ve en el sistema de financiamiento político es el acceso desigual y sin precedente de los ricos e influyentes a los que toman las decisiones en el gobierno. Son los que hacen las grandes contribuciones a las campañas… Ellos determinan quién se postula para los puestos y quién gana, qué hace el Congreso”, afirma Ellen Miller, de la Fundación Sunlight, en entrevista con Bill Moyers en su programa Moyers & Company.

Los ejecutivos e inversionistas que conforman este 1 por ciento del 1 por ciento en el financiamiento de la política están ligados con un número reducido de empresas. En 2010, de las 10 principales compañías, seis eran del sector financiero, encabezadas por ejecutivos de Goldman Sachs, seguidos por otros de Citigroup. Otras empresas cuyos empleados forman parte de este grupo de donantes son Microsoft, RJ Reynolds Tobacco, American International Group y Bear Stearns.

Esta compra del proceso político por medio de recursos para cabildear, contribuir a campañas y las guerras de propaganda política en los grandes medios por empresas, ejecutivos, abogados y cabilderos de los sectores más ricos de este país siempre ha existido, pero se ha vuelto aún más marcada y hasta explícita en las últimas décadas, y con el fallo de la Suprema Corte en 2010 ahora llega a niveles obscenos. Hasta el ex director de la oficina del presupuesto federal de Ronald Reagan, David Stockman, alerta que hoy día en Estados Unidos no tenemos ni capitalismo ni democracia. Tenemos un capitalismo clientelista.

La población repudia todo esto. Varias encuestas han registrado que la mayoría de ciudadanos opina que el gobierno federal no representa sus intereses ni comparte sus preocupaciones, y que hay demasiado dinero privado en las elecciones. Hay protestas por todo el país sobre este asunto, las cuales se han multiplicado durante los últimos meses mediante el movimiento Ocupa Wall Street, que repudia lo que llama el secuestro de la democracia por el 1 por ciento, y en sus manifestaciones se burla de un sistema con pancartas como no tengo con qué contratar a un cabildero, sólo tengo esta pancarta.

Es cierto que nada de esto es nuevo. Tenemos el mejor Congreso que el dinero puede comprar, afirmó el humorista Will Rogers hace más de 70 años. El músico Frank Zappa afirmó hace un par de décadas que la política es la rama de entretenimiento de la industria. El cómico George Carlin tal vez resumió todo al afirmar que “los dueños de este país conocen la verdad: se llama el sueño americano porque uno tiene que estar dormido para creérselo”.

Pero quizás esta vez, por ser ahora tan extremo y obsceno, habrá un despertar; mientras tanto, por ahora hay una pausa en esta democracia mientras se ofrece otro mensaje más de sus patrocinadores empresariales. Como afirma el dicho básico para todo periodista, detective y cualquiera que desea descubrir los misterios del poder: follow the money.