miércoles, 21 de diciembre de 2011

Un precioso día de los gatos en La Habana

Enrique de la Osa
Publicado en Cubadebate el 21 Diciembre 2011

Unos 150 ejemplares de las ocho razas de gatos existentes en Cuba, participaron en la Gran Exposición Felina Anual de la Asociación Cubana de Aficionados a los Gatos (ACAG), que se celebró el domingo en La Habana.

El doctor Fernando Domínguez Dieppa, vicepresidente de la organización, dijo a la AIN que la muestra, cuya sede fue la Sala Polivalente Kid Chocolate, representó la mayor cita de su tipo en el país y celebra los 20 años de la ACAG.

Los asistentes pudieron disfrutar de variedades pertenecientes a razas como la Bengalí, Persa y Azul Cubana, esta última reportada como la sexta de su tipo a nivel mundial y considerada, por su popularidad, la estrella de la muestra primaveral celebrada en junio.

Sin embargo, según el fotorreportero de Reuters, Enrique de la Osa, Chester fue el gato más popular.


Una mujer con un gato tatuado participa en la Exhibición realizada el 18 de diciembre en La Habana, donde participaron mas de 150 expositores con diferentes razas de estos animalitos. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
Una mujer con un gato tatuado participa en la Exhibición realizada el 18 de diciembre en La Habana, donde participaron mas de 150 expositores con diferentes razas de estos animalitos. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
Citrino, un gato azul cubano, gana el premio en la Exposición. Foto: Enrique de la Osa/ Rueters
Citrino, un gato azul cubano, gana el premio en la Exposición. Foto: Enrique de la Osa/ Rueters
Natalia Bannikova, de Ucrania, con su gato en la Expo. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
Natalia Bannikova, de Ucrania, con su gato en la Expo. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
Exhibición realizada el 18 de diciembre en La Habana, donde participaron mas de 150 expositores con diferentes razas de estos animalitos. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
Exhibición realizada el 18 de diciembre en La Habana, donde participaron mas de 150 expositores con diferentes razas de estos animalitos. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
Exhibición realizada el 18 de diciembre en La Habana, donde participaron mas de 150 expositores con diferentes razas de estos animalitos. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
Exhibición realizada el 18 de diciembre en La Habana, donde participaron mas de 150 expositores con diferentes razas de estos animalitos. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
Chester, el gato más popular. Foto: Enrique de la Osa/ Cuba
Chester, el gato más popular. Foto: Enrique de la Osa/ Cuba
Chester asustado con la cámara. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
Chester asustado con la cámara. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
Exhibición realizada el 18 de diciembre en La Habana, donde participaron mas de 150 expositores con diferentes razas de estos animalitos. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
Exhibición realizada el 18 de diciembre en La Habana, donde participaron mas de 150 expositores con diferentes razas de gatos. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
 Exhibición realizada el 18 de diciembre en La Habana, donde participaron mas de 150 expositores con diferentes razas de estos animalitos. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters
Exhibición realizada el 18 de diciembre en La Habana, donde participaron mas de 150 expositores con diferentes razas de gatos. Foto: Enrique de la Osa/ Reuters


Dirigente mapuche: Esperamos que no den pie atrás en prohibir las lacrimógenas

Mijael Carbone calificó la decisión de la Corte de Apelaciones como "correcta".
Vocero de la Alianza Territorial Mapuche denunció abuso de poder de Carabineros.

Tomado de Cooperativa.cl  

Mijael Carbone, vocero de la Alianza Territorial Mapuche, celebró la decisión de la Corte de Apelaciones de Temuco de prohibir a Carabineros usar bombas lacrimógenas en comunidades indígenas.

Carbone recalcó que la Corte "ha dictaminado una orden muy correcta, pero esto no deja de ser inusual, porque hace un tiempo atrás escuchamos lo mismo de (Rodrigo) Hinzpeter, en donde él prohibía las bombas lacrimógenas en las marchas de los estudiantes y al segundo día salía justificando el uso de las lacrimógenas".

"Esperamos que acá no ocurra lo mismo, en Wente Winkul Mapu se ha hecho abuso de poder y así está ocurriendo en un sinfín de comunidades que están en proceso reivindicativo de tierras", agregó.

El tribunal sancionó el uso de bombas lacrimógenas y balines de goma, por parte de Carabineros, cuando incursionó los días 2, 3 y 4 de noviembre en la comunidad Wente Winkul Mapu, afectando a mujeres y niños mapuche.

El gobernador de Malleco, Jorge Flores, comentó que se trata de "una resolución que tomó el tribunal y habrá que acatarla o Carabineros tendrá que tomar una decisión en ese sentido".

MERCOSUR: VETO EN AMERICA LATINA


Jorge Gómez Barata

Una parte de la política se alimenta de las realidades, otra de las ilusiones, a veces de las utopías y no faltan ocasiones en que lo hace de la demagogia. Quien crea que la integración y la unidad latinoamericana es un proceso sin contradicciones ni traumas, haría bien con asomarse a la Cumbre del Mercosur efectuada en Montevideo donde, otra vez en diez años, se ha negado el ingreso de Venezuela a la organización.

A pesar de la existencia de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) y de la recién creada Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), después de 10 años de insistencia, la Venezuela bolivariana no consigue que se le admita en el MERCOSUR. Primero fue por la oposición del Parlamento brasileño y ahora lo es por la del Senado paraguayo, quien estima que ese país no es suficientemente democrático.

La anécdota evidencia que un grupo de gobernantes que se lleven bien, coincidan en nociones políticas generales e invoquen a coro el legado de los próceres, no basta para dar cohesión política a una entidad internacional y unificar la voluntad política en una región donde las diferencias de intereses contrapesan las identidades culturales e históricas, con frecuencia exageradas. 

Con 20 años de creado y a pesar de ser una entidad más pequeña que cualquiera de las otras, formada por gobiernos inclinados a la izquierda, como son los de Argentina, Brasil, Paraguay Uruguay, el Mercado Común del Sur no logra alcanzar un consenso que permita el acceso de Venezuela, precisamente el país que de modo más generoso y decidido lidera los procesos integracionista. No se trata de intereses comerciales o aduaneros sino de motivaciones políticas.

Paraguay, el más atrasado y económicamente más débil de los países que integran la asociación y quien obtendría mayores beneficios con el ingreso de Venezuela, un país abiertamente importador cuyo proceso de expansión económica, necesidades sociales y solvencia económica lo hacen uno de los más apetecibles clientes en la región, es precisamente quien veta al que sería su mejor socio.      

La idea del presidente uruguayo, José Mujica de legislar para cambiar las normas de ingreso a la organización, haciendo más ejecutiva y dejándola a discreción de los jefes de estados, tropezó con la negativa de los parlamentarios del centro y la derecha “charrúa”, con el punto de vista adverso de las fuerzas políticas de oposición del resto los países asociados, principalmente de Paraguay desde donde llegaron amenazas de “juicio político” contra el presidente Fernando Lugo si llegara a aceptar la formula. 

La anécdota en la cual cinco senadores paraguayos imponen su voluntad a figuras tan influyentes como Dilma Rousseff, Cristina Fernández, José Mujica y Fernando Lugo, revela el idealismo de algunos analistas, que con pueril ingenuidad, echaron campanas al vuelo y dieron por hecho que con los acuerdos para la creación de la CELAC adoptados en Caracas, se cumplían los sueños de Bolívar y conservaron el entusiasmo luego de consumada la maniobra que puso a la organización en manos de una troika encabezada por Chile cuyo presidente, el derechista Sebastián Piñera, parece tan lejos de los sueños unitarios de El Libertador, como de sus compañeros de viaje, Cuba y Venezuela.

El problema de los problemas de las organizaciones internacionales es cómo adoptar acuerdos, hacerlos vinculantes y de qué manera lograr que los intereses colectivos prevalezcan sobre los locales, todo ello sin rozar la soberanía nacional. La idea de asumir como regla para tomar decisiones el “consenso” que busca evadir las votaciones que dividen, parece pertinente para acciones simbólicas aunque inviable para decisiones de mayor calado, a veces desagradables.

El presidente Chávez quien realiza su primer viaje al exterior desde que enfermara, fue enfático: “Alguna mano poderosa ha de haber detrás del Senado paraguayo…” que al sabotear el ingreso de Venezuela, atenta contra los intereses de su país.

Los buenos deseos y el optimismo no pueden conducir a confundir deseos con realidades. En la búsqueda de soluciones a problemas que no son de procedimientos, sino de fondo, el liderazgo chileno en la CELAC puede ser más parte del problema que de la solución.

La paradoja del “veto” paraguayo mediante el cual un país paraliza a cuatro es una alerta de lo que puede ocurrir en otras instancias. Allá nos vemos.

La Habana, 21 de diciembre de 2011

CEPAL EXIGE A EUROPA MEDIDAS COORDINADAS

Por Margarita Bastías.

    SANTIAGO DE CHILE, 21 (ANSA)- La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica Para América Latina (CEPAL), la mexicana Alicia Bárcena, exhortó a Europa a adoptar con urgencia medidas de políticas coordinadas para evitar que se concrete lo que ya se ha denominando "la década pérdida de Europa", tal como lo fue en los años 80 para América Latina.

   Advirtió que es "impredecible" el desenlace de la crisis y que es necesario que la Unión Europea implemente políticas de crecimiento para los 27 países. Al entregar hoy en Santiago el Balance Preliminar de las economías de América Latina y el Caribe, Bárcena resaltó que el principal reto que han enfrentado las economías desarrolladas ha sido la estabilización de la situación de deuda pública en un contexto de bajo crecimiento y serio cuestionamiento de la solvencia de algunos Estados para hacer frente a sus compromisos.

    En el caso de Estados Unidos, apuntó, "aún no ha sido posible resolver los desacuerdos en torno a los programas de consolidación fiscal".

   En Europa, añadió, en particular en la zona del euro, se acrecentaron las tensiones en torno a cómo abordar la solución de las crisis de deuda en cinco países (España, Grecia, Irlanda, Italia y Portugal), tras sucesivos intentos "infructuosos" de llegar a "un acuerdo creíble y con recursos suficientes para tender la magnitud de los requerimiento de economías grandes, como España e Italia".

   El Informe hizo hincapié que "ante la ausencia de un plan dotado con suficientes recursos se incrementó la probabilidad de una salida desordenada de la crisis, situación en que los Estados se verían forzados a hacerse cargo de las pérdidas de sus sistemas financieros ante una declaración de insolvencia de algún país de la zona".

   Bárcena alertó, en particular sobre la situación de Italia de caer en un default.

    En este cuadro, a la crisis de deuda se agregaría una crisis bancaria, en una coyuntura en que aún no se habría superado la crisis anterior.

   Bárcena fue enfática en señalar que "el llamado de nuestra región es que haya una verdadera coordinación en las políticas macroeconómicas" porque los canales de transmisión, si empeoran, van a impactar en la región dependiendo de cómo enfrente la crisis el viejo continente.

   El 13,1% de las exportaciones regionales van a los 27 países de la zona del euro y "si deja de comprar ese 13,1%, obviamente que Latinoamérica y el Caribe lo van a sentir".

   En contraste, durante 2011 el crecimiento en China continuó siendo fuerte (9,3%), si bien con una desaceleración, debido al retiro de ciertos estímulos a la inversión. Sin embargo, hacia fin de año, indicios de un enfriamiento mayor que el deseado llevó a las autoridades a tomar medidas para estimular la demanda interna. La India mantuvo su dinamismo con un crecimiento del 7,6%.

    La perspectiva para 2012, resumió el informe, es de otro año de bajo crecimiento de los países desarrollados, mientras la economía japonesa se expandiría después de la contracción provocada por el terremoto y el tsunami de inicios de 2011, "lo que dejaría el crecimiento en conjunto de los países desarrollados en un nivel similar al de 2011".

   El PIB mundial para 2012 crecería un promedio de 2,6%; los países en desarrollo 5,5%; Estados Unidos 1,5%; la Eurozona 0,4% y Japón 2,0%.

ACZ
21/12/2011 20:59 




Descubierto mecanismo de acción del paracetamol

LONDRES, 21 (ANSA) - Un grupo de investigadores de Francia, Suecia y el Reino Unido logró descifrar el mecanismo que hace eficaz al paracetamol contra la fiebre y las inflamaciones, abriendo la puerta a nuevos tipos de medicamentos con las mismas propiedades pero sin sus efectos colaterales.

    El paracetamol se comercializa en las farmacias desde hace unos sesenta años, pero hasta ahora su mecanismo preciso de acción -que lo convirtió en uno de los medicamentos más consumidos y prescritos en el mundo- no se conocía con exactitud.

    Derivado de la anilina, su descubrimiento se remonta incluso a 1890 y al parecer se obtuvo por azar, tras la transformación del subproducto de un procedimiento industrial.

    Los nuevos estudios abren un escenario innovador para la farmacología, que ahora podrá trabajar -aunque a largo plazo- en el desarrollo de moléculas con las mismas propiedades antifebriles, analgésicas y antiinflamatorias del paracetamol pero sin sus efectos secundarios.

    En caso de sobredosis, en efecto, el paracetamol puede causar toxicidad en el hígado, los riñones y la médula espinal.

    Los investigadores describieron la acción del paracetamol en ratones de laboratorio, en una investigación publicada por la revista Nature Communications. Pudieron comprobar que el paracetamol es eficaz gracias a una proteína, la TRPA1, que se encuentra en la superficie de las células nerviosas. La experimentación consistió en un test sobre los ratones para observar su umbral de dolor. Se midió el número de segundos necesarios para que un ratón retirara la pata de una superficie levemente caliente y se observó que el paracetamol aumentaba este período de tiempo, demostrando que reduce el dolor inducido por el calor.

    Luego los científicos repitieron el test eliminando la proteína TRPA1 y descubrieron que el paracetamol ya no tenía más efecto contra el dolor.

DFB
21/12/2011 15:24




Este año Chile cambió


Por Camila Vallejo
Tomado de radio.uchil.cl - Martes 20 de diciembre 2011

Es difícil hacer el balance del presente año de nuestra federación, el solo hecho de sentarse y evaluar, repasar los contenidos, lo hecho y lo olvidado, son ejercicios que requieren de tiempo y tranquilidad, dos elementos que hasta el momento no hemos tenido y que dificultan los análisis a la hora de repasar el año transcurrido.
A esto hay que sumarle la profundidad y alcance que tuvo el movimiento social por la educación, ya que, al contrario de lo que se ha querido presentar, no abarcó tan solo lo meramente estudiantil ni tampoco se contuvo en las paredes de nuestra universidad, por el contrario, detonamos un movimiento que sacudió al país, contagió al continente y puso los ojos del mundo sobre nosotros y nuestros resultados, por lo que hacer un balance de la FECh que tan solo abarque a la FECh no es sensato ni tampoco corresponde a la realidad de nuestra gestión.
De todas maneras, para partir quisiera agradecer a todas y todos quienes han sido parte fundamental en la construcción de este proceso. A los funcionarios de la FECh por su compromiso y trabajo intachable durante el año, por su paciencia y lealtad a la organización, a pesar de lo difícil que es trabajar con estudiantes todo el día, cuando aún ellos no entienden a cabalidad las condiciones del mundo laboral. A ellos les debemos nuestro más sincero respeto y el compromiso por hacer de su trabajo un valor a cuidar y resguardar. Sin lugar a dudas, a mi familia y a Julio, que gracias a su incondicional apoyo, amor y entrega pude desempeñar gran parte de mi trabajo en la FECh, incluso en los momentos más difíciles.
A los funcionarios de la Casa Central que nos acompañaron en la toma y ayudaron a cuidar la Casa de Bello. A los académicos que se pusieron la camiseta y que desde oscuros laboratorios, bibliotecas y oficinas sacaron una voz que hace mucho tiempo no se hacía escuchar en nuestra universidad.
A los que se involucraron activamente y no sólo de palabra, a los que madrugaron por tener que preparar el trabajo del paro del día siguiente, a los se mojaron en las manifestaciones, a los que bailaron, actuaron y crearon por este movimiento.
A los secundarios por su capacidad de entrega y valentía, a los estudiantes de instituciones privadas que lograron renovar los aires de este movimiento, a los profesores por trabajar codo a codo con los estudiantes pese a los constantes ataques recibidos, a los pobladores que nos acompañaron en los cacerolazos, las barricadas y las asambleas territoriales, a los trabajadores de la educación y de otros ámbitos que hicieron tremendos esfuerzos por solidarizar y acompañarnos en las movilizaciones y muchas veces también en las discusiones.
En fin, a todas y todos quienes desde sus diferentes frentes de acción, aportaron pequeñas y grandes cosas a este movimiento. Y no quisiera dejar de lado a los que no están presentes, para compartir este importantísimo proceso, pero que, sin lugar a dudas, han sido grandes referentes de la historia, sin los cuales no habríamos tenido capacidad política, teórica, moral e histórica de poder levantar y conducir este movimiento. Hablo de Marx, de Lenin, de Recabarren, de Violeta, Víctor, Gladys, de Lucho Corvalán, de Gramsci, de Allende y tantos otros a los cuales les debemos esto y mucho más y que van siempre a nuestro lado en esta larga marcha.
En segundo lugar, quisiera compartir con ustedes algunas reflexiones que nacen de la experiencia, de las vivencias básicas que este 2011 dejó estampadas en nosotros, hoy tenemos la más profunda convicción de que la fuerza erigida a partir del movimiento debe constituirse como una verdadera posibilidad de transformación social en Chile, debe significar un cambio en la vida de nuestro pueblo y debe constituirse  en un ejemplo de lucha para todos los pueblos del mundo en su camino por conquistar más democracia, más justicia social y protección de nuestros derechos fundamentales frente a los embates y colonizaciones del mercado.
Tengo la más plena seguridad de que para todas y todos ustedes, este año ha significado uno de los más importantes procesos de maduración y desarrollo tanto personal como político. Este es un año en el que todos hemos aprendido, por lo tanto todos hemos ganado. A algunos les tocó aprender cayendo duramente, a otros les tocó aprender que lo hecho en el pasado tiene valor en el presente y se configura como determinante para el futuro, a  otros les tocó aprender que no se podía mantener por siempre al pueblo engañado y desmovilizado.
En definitiva, este es un año en que sin duda Chile ganó y eso es motivo de orgullo para los estudiantes de nuestra casa de estudios, hoy día podemos decir con más fuerza y autoridad que la Chile es de todos los chilenos, hoy podemos mirar sin vergüenza al país y decirle: esta es tu Universidad y desde ella luchamos por un Chile nuevo, desde ella luchamos porque en sus aulas vuelvan a caber los hijos de todo tu pueblo, hijos de buena familia no bastan para nuestros sueños.
Debemos decir también, que durante este proceso tuvimos aciertos y errores, alegrías, frustraciones, encuentros y desencuentros, incertidumbres y certezas, en definitiva, un sin fin de experiencias que, sin duda alguna, estarán siendo en estos momentos revisados en el fuero interno de cada uno, para constituirse posteriormente en el conjunto de elementos que servirán para la proyección de un mejor escenario político en los años venideros.
Y digo esto, porque entendiendo que cada cual de manera individual o colectiva habrá hecho o estará haciendo este análisis, proceso al cual me gustaría poder aportar algunos elementos.
A esto quiero comenzar señalando, que iniciamos este período con mucha claridad respecto al rol que debíamos jugar los estudiantes y la comunidad universitaria en general, en el proceso de transformación y democratización no solo de nuestra universidad, sino que también en el conjunto del modelo educacional, cuestión que señalábamos como un paso estratégico en la dirección de hacer avanzar nuestra sociedad hacia un modo de vida más justo, democrático y libertario.
Comprendíamos con claridad las razones del por qué en Chile se inició un proceso de desmantelamiento de la educación pública y a la vez entendíamos la importancia fundamental que tenía la configuración de ello con el resultado de la obra total del modelo neoliberal que otrora nos heredaran a sangre y fuego. Asumimos que no teníamos razones para soportar y seguir soportando las condiciones impuestas de un modelo por el cual nadie nos había preguntado y es entonces que decidimos salir a la calle una vez más, pero ya nuestro despliegue, nuestro discurso y nuestro convencimiento se encontraban fuertemente armados, ya no era solo cosa de niños, ya no era cuestión de tiempo.
Entendimos que antes de hacer educación había que pensar la educación, que antes de hablar de calidad debíamos discutir entorno a ella y no aceptar un concepto impuesto y aprendimos sobre todo a no caer en el vicio de elaborar y demandar reformas que no tuviesen coherencia política con la sociedad a la cual aspirábamos vivir y legar a nuestro pueblo.
Cuando hablábamos de cambios estructurales al modelo, hablábamos de construir un sistema educacional que pudiese contribuir a superar la odiosa condición de inequidad, segregación, exclusión y marginalidad con que aún dominan a nuestro pueblo. Que permitiese por vía de la democratización del conocimiento, en cuanto a su acceso, su apropiación y su generación, desarrollar una plaza contrahegemónica a los principios y reproducciones materiales del modelo mercantilista, catalizador de las más profundas desigualdades e injusticias de nuestra sociedad.
Este año pudimos también experimentar muy felizmente, uno de los momentos de mayor debate y participación en nuestros espacios universitarios, fenómeno materializado en los distintos claustros triestamentales y en encuentros que no sólo lograron demostrar que tenemos un gran potencial para la construcción de comunidad universitaria, sino que demostraron también que esa construcción es posible, que podemos elaborar propuestas y dar una señal al país de que lo público se evidencia en estos esfuerzos incomprables por el dinero. Ahora nuestro principal desafío será potenciarlos y hacer que lo que emane de esos espacios de integración pueda constituirse en patrimonio de la sociedad y en verdaderas herramientas de transformación para nuestro pueblo. Todo esto exige una mayor participación de toda la sociedad chilena en el cuidado y cumplimiento de sus fines.
Quiero también destacar, la necesidad que tenemos como país de avanzar hacia un cambio de paradigma en la forma de hacer universidad, la Chile ya no es la misma de antes, en cierta medida y de cierta forma, hemos cambiado de lenguaje y seremos todos nosotros, estudiantes, funcionarios, académicos y autoridades, los responsables de conducir a nuestra Universidad hacia una ruptura del statu quo y el orden actual existente. Debemos hacerla avanzar hacia la construcción de nuevos espacios de encuentro, donde se puedan analizar y poner en cuestión las más diversas formas de vida y posturas político-ideológicas; donde la diversidad debe pasar de la teoría a la práctica cotidiana y se logre la interacción intelectual y humana que nos permitirá ir abordando la complejidad de las problemáticas actuales y futuras de nuestra sociedad.
La verdad es que Chile toma cada vez mayor conciencia de que necesitamos dar pasos decididos en la construcción de un sistema de educación que termine con el progresivo cercenamiento de la identidad y diversidad cultural presentes en nuestro país, que abandone la repetición de consignas, la ejecución de órdenes y la identificación de los estudiantes y académicos con la búsqueda del logro individual, la aceptación de las reglas del mercado, el conformismo y la desmemoria, para cambiarlos por un espíritu de unidad en la pluralidad, por una nueva disposición a educar al conjunto del pueblo, cuyo fin sea su emancipación moral, intelectual y material. Para esto, nos ha resultado indispensable la toma de conciencia de que la educación debe ser entendida como un derecho universal y una inversión social y no como un bien de consumo como algunos nos han pretendido hacer creer.
Sin embargo, compañeras y compañeros, es importante tener claridad de que no podemos caer en el mismo error de los movimientos reformistas de nuestra historia. Si bien entendemos la vigencia de las demandas contra la segmentación del conocimiento y las concepciones tecnocráticas y autoritarias de la enseñanza y reeditamos las propuestas a favor de la autonomía universitaria, el pluralismo, la libertad de cátedra, la participación de los estudiantes y trabajadores en la dirección de los establecimientos, no podemos creer que ésta sea la única vía para fundar una nueva sociedad.
La tradición liberal iluminista que nos hace creer que el conocimiento es o será LA principal riqueza de Chile y, que la reforma universitaria, o de la educación en general basta para lograr la emancipación de nuestro país a través de la cultura, es algo que aunque coherente y noble, carece de sustento material.
La revolución social no es antes que nada ni tan solo una reforma intelectual y moral, sino que por sobre todo, es una transformación radical en las relaciones de poder político y de acumulación económicas vigentes en nuestra sociedad.
Nadie podría negar que un pueblo culto es menos vulnerable a la dominación y al sometimiento, sin embargo, esa democratización y acceso a la cultura no se obtienen de manera gratuita por parte de los dominados, por el contrario, se arranca con convicción y energía de la mesa del festín de los poderosos.
Cómo lograr esas conquistas debe ser una de las principales interrogantes en estos momentos y una de las mayores tareas pendientes que deja este movimiento. No es menor que después de 7 meses de movilización, durante las cuales logramos legitimar nuestras demandas y representar a más de un 80% de la población, no hayamos logrado avances en términos de nuestras propuestas y nuestras reivindicaciones más sentidas. No cabe duda que a estas alturas del año, cuando ya es compartido que el movimiento logra dar el salto cualitativo desde la demanda gremial-corporativa a una demanda estructural y de carácter político, las mayorías que salen a las calles ya no son sólo mayorías endeudadas, sino que son mayorías guiadas por la más profunda necesidad de contraponer a la avaricia y la soberbia del sistema, la dignidad de los seres humanos y la recuperación de sus derechos.
Efectivamente no es sólo una consigna decir que Chile cambió, en cada esquina y en cada calle vemos cómo Chile va perdiendo el miedo, cómo la gente vuelve a creer en la posibilidad de los cambios y en la acción colectiva como forma necesaria para alcanzarlos. Atrás queda el pueblo callado y domesticado, acostumbrado al conformismo y al individualismo, incapaz de levantar la voz ante la injusticia y los abusos, por el contrario, la gente sale con alegría a las calles a recuperar la esperanza perdida, sale a decir con fuerza: ¡ya basta de desigualdad, basta de lucrar con nuestros derechos fundamentales y basta de esta pírrica democracia de los consensos!
Sin duda que este movimiento ha logrado evidenciar con mayor fuerza las falencias del sistema, lo cual ha significado un cambio cultural en nuestro país y, aunque embrionario aún, nos permite abrirnos a la posibilidad de avanzar hacia un estado mayor de concientización y de lucha social.
Este año, también ha quedado demostrado que con un gobierno de derecha los avances sociales a favor del pueblo son un imposible, el sistema político presidencialista logra que el ejecutivo tenga la sartén por el mango y puedan hacer y deshacer según como le venga en gana.
Por otra parte, las consecuencias del binominalismo se hacen sentir con fuerza en el parlamento, configurando mayorías opuestas a la ciudadanía y dejando un margen de acción muy estrecho para fuerzas sociales y políticas contrarias al dictamen de los poderosos. Alterar este orden, también es una tarea pendiente de nuestro movimiento, ya que las consecuencias de ello se harán sentir con fuerza en proyectos de ley que ya están siendo tramitados en el parlamento, tales como el proyecto de desmunicipalización, Superintendencia, Ley de Universidades Estatales, Democratización, Fin al Lucro, entre otros, los cuales de no mediar una acción política y social poderosa y eficaz por nuestra parte, serán arreglados al gusto de unos pocos y para el desmedro de millones, tal como se han venido haciendo las cosas en nuestro país a lo largo de estos últimos treinta años.
Y he aquí un punto de maduración importante que hemos adquirido con este movimiento: nuestroprincipal problema no es de recursos, es de democracia. La reproducción del poder político sobre sí mismo con independencia de la inclusión y participación de las grandes mayorías ciudadanas ha hecho a nuestra democracia perder valor y a nuestros ciudadanos perder interés por ella. Lo que ayer fue un profundo anhelo de generaciones enteras que entregaron su vida por obtenerla, hoy es solo un mal recuerdo por el que no vale la pena ni siquiera interesarse.
La clase política contra la cual algunos creen luchar, no es más que el reflejo del ordenamiento del poder existente en nuestra sociedad, para nosotros no existe “la clase política”, existen las clases sociales, donde se inscriben dominados y dominadores, explotadores y explotados. No podemos seguir aceptando el uso de un concepto vago y poco definido, que viene por sobre todo a atenuar y confundir el centro de las preocupaciones que como pueblo debemos tener para superar el actual esquema de dominación existente en nuestro país.
Es a esos sectores a los que hay que desplazar de la toma de decisiones, a quienes gozan de la acumulación de capital, sumado a la acumulación de poder político, comunicacional y cultural. A los que hoy toman decisiones por nosotros y no nos permiten participar directamente en la construcción de nuestro propio futuro. Ellos son la geometría del poder que se constituye como la gran mordaza a los avances del pueblo chileno en materia de derechos y reivindicaciones y es contra sus privilegios por lo que luchamos.
Por lo mismo, es que no entendemos como aceptable la renuncia a la disputa de espacios de representación dentro de la institucionalidad política, no podemos negarnos a subvertir la correlación de fuerzas al interior de esta espuria institucionalidad burguesa, muy por el contrario, ello debe constituirse en uno de los pasos fundamentales que este movimiento logre dar, no el único, pero sin lugar a dudas debemos trasladar la mayoría de las calles al interior del parlamento y el aparato del Estado, y que vuelvan a ser los trabajadores, pobladores y estudiantes quienes manejen las riendas de su propio futuro, participando, sin otros intermediarios, en la elaboración de las leyes y normas que nos devuelvan nuestros derechos.
Hoy, producto de la histórica movilización desencadenada en nuestro país, hemos logrado provocar fisuras y resquebrajar la construcción hegemónica neoliberal dominante, instalada hace ya más de treinta años por la dictadura. Sin embargo, esta aún no está derrotada, tiene fisuras y está agotada, pero nada indica que no pueda recomponerse sobre sus propias fuerzas, como históricamente lo ha hecho y vuelvan por tanto, nuevamente las fuerzas neoliberales y reaccionarias a ganar poder para reestablecer su hegemonía e incluso blindarla. Existe una crisis de legitimidad del neoliberalismo, eso está claro, ahora de nosotros y de las fuerzas democráticas depende avanzar con convicción y fuerza para derrotar a la maquinaria vil que ya no se puede seguir sosteniendo.
La fuerza y presión democratizadora que están generando los actuales movimientos y organizaciones sociales ya no son sólo en demanda de reformas sectoriales al modelo, sino que por sobre todo, son para hacer avanzar al país hacia la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, ahí está el desafío estratégico de nuestro movimiento.
No quiero terminar, sin antes enunciar algunos de los desafíos que como país tenemos pendientes.
Chile debe avanzar hacia un modelo de sociedad que sustituya el principio de la competencia por el de la cooperación, que sustituya al individualismo por la solidaridad y la acción colectiva, a los bienes privados por los públicos, que permita la socialización de las fuerzas productivas y el reparto equitativo del trabajo común, el reconocimiento efectivo del derecho de cada persona a vivir plenamente su vida intelectual y moral. Se requiere urgente renovar la vida pública para recomponer el tejido social, ensanchar los cimientos de la justicia, y construir una nueva geografía del poder, donde no se permitan más abusos ni explotaciones.
Las esperanzas del pueblo están en todos nosotros, y los estudiantes, los demócratas y la izquierda chilena no pueden desconocer el nuevo escenario en el cual estamos inmersos, menos todavía repetir viejas recetas que con la experiencia histórica ya se han visto fracasadas. Debemos ser capaces de fijar un nuevo horizonte para nuestro desarrollo, un nuevo camino por el cual transite nuestro modelo de sociedad y nuestra democracia, necesitamos un nuevo marco en el cual todos por igual tengamos los mismos derechos y las mismas libertades.
Para finalizar, quiero decir que lo que viene es tanto o más importante que lo pasado, quizás el próximo año no haya movilizaciones tan masivas como las de este, pero ello no será excusa para que la lucha no se intensifique. Quiero darle mis saludos a Gabriel, decirle que cuenta con todo mi apoyo en este año de gestión que le tocará vivir, que pese a los inventos mediáticos y diferencias de pasillo que pretenden instalarnos, ambos sabemos que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa y que puede esperar de nosotros, los comunistas, todo el apoyo y la lealtad en esta enorme lucha que juntos enfrentamos, que tal como hace cien años, seguiremos estando firmes junto a los trabajadores y el pueblo, articulando la lucha social en sus más diversas formas, para así proyectar una alternativa de democracia real para todos los chilenos.
La primavera promete nuevos frutos, dependerá de todos nosotros, cuán dulces puedan ser.

Camila y Ana Diego

Publicado en Cubadebate el 21 Diciembre 2011


Ana Palacio y Camila

Juan Cendales
Rebelión

Esta semana han sido exaltadas y reconocidas dos jóvenes mujeres, estudiantes ambas, hermosas las dos, una de 22 años y otra de 23. Ambas militantes de las juventudes comunistas de sus respetivos países, Argentina y Chile.

La de 23 años se llama Camila Vallejo y fue la voz y el rostro de las multitudinarias marchas del estudiantado chileno en defensa de la educación pública, de su gratuidad y su calidad. Llamó la atención su belleza pero ante todo su claridad política, la firmeza del discurso y la profundidad de sus argumentos. La revista “Time” la ha ubicado dentro de los personajes más influyentes del año 2011. Y ha ganado la encuesta realizada por “The guardian” de Londres para designar al personaje del año. Camila es integrante del Comité Central de las Juventudes Comunistas de Chile.

La otra joven estudiante se llama Ana Teresa Diego. 22 años. Estudiante de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad de La Plata, Argentina. Militante de la Federación Juvenil Comunista Argentina. Inteligente, alegre y solidaria. Pero esto fue hace 35 años. Cuando salía de la Facultad fue secuestrada por encapuchados que después se supo eran militares de la dictadura. Nunca se encontró su cuerpo. Desde este mes de diciembre un asteroide descubierto por un astrónomo argentino llevará su nombre. Se llamará Anadiego por decisión unánime de la Unión Astronómica Internacional.

El profesor uruguayo Julio Ángel Fernández, miembro del Comité de Denominación de Astros Menores de la UAI, expresó:

“Es la primera vez que el nombre de un desaparecido por una de las dictaduras del Cono Sur se asigna a un cuerpo del sistema solar. Hoy, de las entrañas de la tierra, Ana Teresa renace para ocupar para siempre un lugar en el cielo, como símbolo y recuerdo de la barbarie de ayer y advertencia de que no se vuelva a repetir en el mañana.”

“Uno de los astros que ella soñó algún día comprender llevará de ahora y para siempre el nombre Anadiego para que quien mire el cielo nocturno encuentre el recuerdo de su amor y de su lucha -dijo Adrian Brunini, Decano de la Facultad donde estudiara Ana Teresa.

“El oprobioso genocidio cometido por las bestias infames sólo recibirá de la historia la más absoluta oscuridad.”

Parodiando a Rubén Blades quien en su canción “Los desaparecidos” se pregunta “Y cuando vuelven los desaparecidos?” responde: “Cada vez que los trae el pensamiento”.

Ahora cuando nos preguntemos que cuando volverán los desaparecidos y desaparecidas de todos nuestros pueblos podremos sonreír y decir:

Cada vez… que miremos ¡el firmamento!


Ganamos, pero la lucha continúa

Andrés Gómez, director de Areítodigital

Miami.-  Decisiva fue la batalla ganada la semana pasada en el Congreso sobre nuestro derecho constitucional como cubanos residentes en Estados Unidos de poder viajar a Cuba libremente, sin restricciones de ningún tipo, así como la posibilidad de poder enviar remesas a nuestras familias y a cualquier persona en Cuba, también sin restricciones, como es también nuestro derecho.

El presidente Obama se le paró bonito a la pandilla liderada en el Congreso por Iliana Ros que ostenta el cargo de presidenta del poderoso Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.  Esta pandilla de media docena de congresistas y senadores cubano americanos, tanto republicanos como demócratas, se había unido tras la enmienda adjunta a la ley de presupuesto federal para el 2012 presentada por el congresista Mario Díaz Balart que nos hubiera impuesto nuevamente las restricciones de viaje a Cuba establecidas por el presidente Bush, hijo, en mayo de 2004 y en vigor hasta el 2009, cuando fueron derogadas por el presidente Obama, las cuales nos restringían viajar a Cuba sólo una vez cada tres años, por 15 días, y además solamente si teníamos en Cuba familiares en primer grado de consanguinidad.

¿Recuerdan aquella pesadilla?  Seguro estoy que la recuerdan vivamente. Pues bien, esa pandilla de congresista y senadores cubano americanos, quienes no tienen familias en Cuba y si las tienen no les importan, con fuerte respaldo político de la derecha del partido republicano en la Cámara de Representantes, estuvieron a punto de reimponernos esas crueles prohibiciones de viaje.

Sólo la irrevocable decisión del presidente Obama de vetar la ley de presupuesto federal de 2012 si la enmienda de Díaz Balart estuviese incluida en esta ley impidió que esta vez fuese incluida.

No es éste el espacio para analizar las razones que motivaron la decisión del presidente Obama de no permitir que se volviera restringir a los emigrados cubanos poder viajar a Cuba libremente.  El asunto es que en esta oportunidad Obama se mantuvo firme en su compromiso con la libertad de viajes a Cuba por parte de los cubano americanos residentes en este país.

Pero la lucha por asegurar nuestro derecho de viaje sin restricciones continúa.  Y continúa porque los congresistas y senadores cubano americanos en el Congreso volverán a la carga para nuevamente intentar prohibirnos viajar a Cuba.

Así que no podemos quedarnos sentados en los laureles.  Tenemos que confrontar políticamente a aquellos que atentan contra nuestros derechos fundamentales de poder estar y ayudar a los nuestros en Cuba.  Tenemos que erradicar, organizándonos de diferentes maneras, el poder político que les permite amenazar continuamente estos derechos nuestros.  Tenemos que derrotarlos en las urnas.  Tenemos que sacar de sus puestos en el Congreso en las próximas elecciones generales de noviembre próximo, en solamente menos de once meses, a David Rivera, quien es muy vulnerable porque huele al tufo de la corrupción, a Mario Díaz Balart y a Iliana Ros.

Quizás derrotar a los tres en estas próximas elecciones generales sea un tanto ambicioso. Pero, al menos, uno de ellos si es muy posible que sea derrotado.  Y reemplazarlo con un individuo que represente el sentir de la inmensa mayoría de la comunidad cubana emigrada con relación a nuestro derecho a poder viajar a Cuba libremente.

Aunque es imprescindible para lograr derrotar a estas fieras en las urnas y llevar al Congreso al menos una voz que represente el verdadero sentir mayoritario de la comunidad cubana sobre estos asuntos, que votemos en las elecciones generales, y para poder votar hay que ser ciudadano de Estados Unidos.

La razón principal porque los congresistas de  la extrema derecha cubano americana quienes se oponen a nuestros derechos de viajes a Cuba son los que ocupan esos escaños en el Congreso, es que la inmensa mayoría de los que viajamos a Cuba y vivimos en Miami Dade, no somos ciudadanos de Estados Unidos.  El Buró del Censo estima que sólo el 20% de los no menos de 320 mil cubanos que han inmigrado legalmente a EE.UU., a raíz de los acuerdos migratorios de 1995, han adquirido la ciudadanía de este país.  Y son estos emigrados cubanos los que más viajan a Cuba.

Así que a organizarse, a manifestar, a mantener constante, de diferentes maneras, nuestra voluntad de viajar a Cuba libremente durante todos estos largos meses que restan antes de las elecciones generales de noviembre próximo, y a asumir la ciudadanía de Estados Unidos para entonces poder votar y así proteger no sólo nuestros derechos de viajes a Cuba sino también otros derechos fundamentales.

21 de diciembre de 2011




Con la gran Campaña de Alfabetización se demolieron cuatro siglos y medio de ignorancia


TIENEN LOS educadores un gran y merecido privilegio. Muchas son las glorias y verdades revolucionarias que honramos mañana en su día de homenaje, una de las conmemoraciones más sentidas y ejemplares para nuestro pueblo, una conmemoración por siempre ligada a la visión histórica y el aliento de Fidel: la Campaña de Alfabetización que culminó exitosamente el 22 de diciembre de 1961, fecha en que nuestra Patria proclamó ante el mundo su victoria en la primera batalla de la Revolución cubana por la educación, la cultura y el desarrollo en general.

Esa fecha evoca el espíritu de combate de aquellos heroicos meses; recuerda aquel éxito formidable de nuestra línea de masas en la educación; exalta la labor abnegada y entusiasta de nuestra juventud, de nuestros trabajadores, de nuestros maestros, y destaca de manera singular la decisiva importancia que para un país como el nuestro tiene la educación.

Las cifras del Censo de 1953 —último antes del triunfo de la Revolución—, expresan elocuentemente cuál era la dramática situación en que se encontraba Cuba en el campo de la educación.

Con una población de 4 millones 376 mil 529 habitantes, los analfabetos —en 1953— ascendían a un millón 32 mil 848, o sea, el 23,6 % de los cubanos.

La condena al terrible mal del analfabetismo —heredado por la Revolución de la República mediatizada y sometida al imperialismo norteamericano—, fue enunciada en La Historia me absolverá. También está inserta en la Primera Declaración de La Habana (2 de septiembre de 1960), digna y combativa respuesta de nuestro pueblo a las maniobras contrarrevolucionarias del imperialismo yanqui y sus cómplices de la OEA. En ese histórico documento —aprobado por aclamación de más de un millón de personas—, se declara, además, el derecho de los niños a la educación; el derecho de los estudiantes a la enseñanza libre, experimental y científica; y el derecho de los pueblos a convertir sus fortalezas militares en escuelas.

Más tarde, Fidel, en su memorable e histórica comparecencia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) el 26 de septiembre de 1960, dijo:

"En el próximo año nuestro pueblo se propone librar una gran batalla contra el analfabetismo, con la meta ambiciosa de enseñar a leer y a escribir hasta el último analfabeto y con ese fin, organizaciones de maestros, de estudiantes, de trabajadores, de todo el pueblo, están preparándose para una intensa campaña y Cuba será el primer país en América que a la vuelta de algunos meses pueda decir que no tiene un solo analfabeto".

Sin experiencia alguna, pero con un método organizado por la Revolución, nuestro pueblo tomó en sus manos las armas de la cultura, plasmadas en las cartillas Venceremos y en el Manual Alfabeticemos, y se lanzó por lo más dilatado de los llanos y lo más alto e intrincado de las montañas, para llevar la luz de la enseñanza a los que hasta ese momento habían permanecido sumidos en la ignorancia, en el atraso y la incultura, producto de la explotación del imperialismo y de los gobiernos lacayos sometidos a sus desmanes.

A la campaña se incorporaron 125 mil alfabetizadores populares; 100 mil brigadistas "Conrado Benítez"; 35 mil maestros y 13 mil trabajadores en las "Brigadas Obreras Patria o Muerte".

Nada ni nadie pudo detener la hermosa epopeya alfabetizadora. Ni los crímenes monstruosos contra los jóvenes alfabetizadores —instigados por el imperialismo—, ni la invasión mercenaria por Playa Girón detuvieron la gran batalla contra la ignorancia.

Victoriosamente culminó la gran Campaña Alfabetizadora, abonada con la sangre heroica y generosa de Conrado Benítez (maestro voluntario), de Manuel Ascunce Domenech (brigadista Conrado Benítez), de Pedro Lantigua (campesino), de Delfín Sen Cedré (brigadista-obrero Patria o Muerte), Pedro Miguel Morejón Santana, Modesto Serrano Rodríguez y otros más, como Leonte Guerra, responsable de finanzas de la Comisión Nacional de Alfabetización.

Mañana evocaremos ese día en que ante una extraordinaria multitud reunida en la Plaza de la Revolución, Fidel declaró que se había cumplido el histórico compromiso. Dijo entonces:

"Vamos a proceder a izar la bandera con la que el pueblo proclama ante el mundo que Cuba es ya territorio libre de analfabetismo¼ Ningún momento más solemne y emocionante, ningún instante de júbilo mayor, ningún minuto de tan legítimo orgullo y de gloria como éste en que cuatro siglos y medio de ignorancia han sido demolidos".

Así ganó la Cuba revolucionaria su primera gran batalla por la educación y la cultura, acontecimiento histórico que nunca antes pueblo alguno logró con tanto éxito.