sábado, 10 de diciembre de 2011

Josh Hutcherson: “Estoy enamorado de Cuba”

Publicado en Cubadebate el 10 Diciembre 2011

Josh Hutcherson

El actor estadounidense Josh Hutcherson afirmó a Prensa Latina que su presencia en La Habana prueba cómo la mentalidad de la gente de su país está cambiando.

Creo que mis colegas tienen hoy una visión diferente, más abierta, expresó el intérprete, de visita en la isla para el prestreno de la cinta Siete días en La Habana, dirigida por igual número de realizadores, entre ellos el actor puertorriqueño Benicio del Toro en su debut detrás de cámaras.

Impresionado por la capital cubana, adonde viajó por primera vez en marzo último para rodar El Yuma, a las órdenes de Benicio Del Toro, Hutcherson dijo que el pueblo cubano lo flechó. Es un país hermoso, todo lo que puedo hablar de aquí es muy bueno.

Con una carrera en ascenso, el joven, de 19 años, relató que se sintió muy identificado con el personaje que encarnó, un actor que viaja a la isla por primera vez. Viví en el set lo mismo que me estaba sucediendo en ese momento, apuntó.

El protagonista de Little Manhattan acaba de finalizar la película The Hunger games, con Jennifer Lawrence y Liam Hemsworth, que estará en cartelera en la primavera de 2012, anunció.

Nacido en Kentucky, en 1992, despuntó en 2004 en El expreso polar, junto a Tom Hanks. Desde entonces se le ha visto en Un puente hacia Terabithia, Winged creatures y Cirque du freak, entre otros.

(Con información de Prensa Latina)


Llega Noriega mañana a Panamá, 22 años después de ser derrocado por EU

Estuvo dos décadas preso en Washington por narco y más de un año en París por lavado de dinero. En su país le esperan condenas de 60 años por el asesinato de opositores.

Afp
Publicado en La Jornada - 10/12/2011

Panamá. Veintidós años después de ser expulsado del poder por una cruenta invasión de Estados Unidos, el ex hombre fuerte de Panamá, Manuel Antonio Noriega, llega el domingo a una cárcel de su país extraditado por Francia, y generando sentimientos enfrentados en la población.

Noriega, de 77 años, debe llegar según lo previsto en un vuelo de Iberia a las 17:30 locales (22:30 GMT), custodiado por una delegación de seis emisarios entre funcionarios de cancillería, policías, médicos y el procurador, quienes durante una semana prepararon en París la operación de traslado.

El otrora hombre fuerte estuvo 20 años preso en Estados Unidos por narcotráfico y casi dos años en Francia por lavado de dinero del cartel de Medellín, pero en su país le esperan condenas de 60 años por el asesinato de opositores.

Bajo un estricto plan que incluye el despliegue de varios anillos de seguridad, Noriega, gobernante de facto de 1983 a 1989, sería trasladado en helicóptero del aeropuerto a la prisión de El Renacer, ubicada al noroeste de la capital, en una zona rodeada de abundante vegetación, próxima al Canal de Panamá.

"Si bien Panamá se caracteriza por ser un país pacífico, tolerante, las emociones son grandes e intensas, la seguridad del reo es nuestra prioridad. Va a tener el mismo trato que cualquier otro reo, digno, respetuoso pero firme", declaró el viernes a la prensa el canciller Roberto Henríquez.

No obstante, es incierto cuánto tiempo estará tras las rejas, puesto que la ley panameña permite a los reclusos mayores de 70 años solicitar casa por cárcel, lo que genera indignación entre familiares de las víctimas del régimen.

Vestidos de blanco, agitando pañuelos y banderitas blancas, más de un centenar de antiguos opositores y víctimas del régimen se concentraron en la Calle 50, en el sector bancario de la capital y sede de las protestas en los años 80, para exigir "justicia".

"Ni perdón ni olvido. Lo van a traer, pero le tienen una cárcel de lujo y lo que queremos es que pague por sus crímenes", afirmó Justina Rodríguez, una empleada estatal de 71 años.

Aurelio Barría, creador en 1987 de la Cruzada Civilista de protestas contra el régimen, pidió durante la protesta del viernes manifestarse desde sus casas sonando cacerolas, como en los años 80, para expresar repudio al ex gobernantede facto y pedir que cumpla en la cárcel, y no en la casa, "por sus crímenes".

A otros, en cambio, les da igual, sobre todo en un país mayoritariamente joven, y están más preocupados por los rigores de la vida cotidiana o son movidos por la compasión, pues Noriega, quien tiene en Panamá a su esposa Felicidad Sierio y a tres hijas, ha sufrido trastornos de salud.

"Dejen vivir al viejo, lo van a llevar a la cárcel, pero después se va a su casa. Noriega no mandaba solo, a él le echan la culpa, pero está pagando lo que hizo y hay otros", señaló Elvia María Ugarte, ama de casa de 46 años, del barrio de El Chorrillo, destruido durante la invasión.

El retorno de Noriega, quien fue agente a sueldo de la CIA entre 1968 y 1986 y devino luego en enemigo de Washington, ha generado expectativa acerca de los posibles secretos que podría revelar sobre figuras políticas y grandes fortunas forjadas bajo su régimen.

"Ojalá que hable. Vamos a saber de muchas fortunas que se hicieron en este país de forma ilegal", comentó recientemente el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli.

Para el ex canciller y ex vicepresidente (2004-2009), Samuel Lewis, todo eso es parte del "morbo". "Aquí nadie debe tener temor. Si Noriega tiene todavía después de 22 años algo que decir, bueno, que eso contribuya a que la justicia haga lo que tenga que hacer", afirmó.

Entretanto las cadenas de televisión panameñas anticipan transmisiones en vivo con el operativo retorno, al mas fiel estilo policíaco hollywoodense, para seguir el regreso del Man como se lo llamaba en su época de poder absoluto, en un juego de palabras que recurría a las iniciales de su nombre.


Chávez vuelve a pedir a EE.UU. no inmiscuirse en asuntos internos de Venezuela

TeleSUR 10-12-2011

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, volvió a exigir este sábado a Estados Unidos (EE.UU.) que desista de sus proyectos injerencistas, pues su país es libre y soberano. Adviritó sobre los planes de la oposición venezolana de desconocer los resultados de las elecciones presidenciales de octubre de 2012, con apoyo de Washington, con el fin de desestabilizar a la nación suramericana.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, volvió a exigir este sábado a Estados Unidos (EE.UU.) que desista de sus proyectos injerencistas, pues su país es libre y soberano. Adviritó sobre los planes de la oposición venezolana de desconocer los resultados de las elecciones presidenciales de octubre de 2012, con apoyo de Washington, con el fin de desestabilizar a la nación suramericana.

“Quiero exigirle al Gobierno de EE.UU. que no siga metiendo sus narices en Venezuela que esta es una patria soberana y libre”, dijo Chávez en un acto público.

Chávez comentó que ''hubo elecciones en Rusia (...) acaba de ganar el partido de (Vladimir, Primer Ministro) Putin y llego la Secretaria (de Estado de EE.UU. Hillary Clinton) a decir que esas lecciones no eran transparentes''.

Ante esto, acotó que ''si eso dicen de Rusia qué van a decir de aquí cuando ganemos las elecciones en octubre''.

Sobre este tema Chávez garantizó que, sea cual fuere el resultado de las elecciones del 7 de octubre de 2011 en las que se presenta como candidato a la reelección, él y las fuerzas políticas que lo respaldan, reconocerán los resultados.

"Yo respetaré el resultado de las elecciones presidenciales sea cual fuere", dijo.

Asimismo, recomendó a la oposición ''yo, como candidato de la oposición diría que yo respetaré los resultado sea cual fuere''.

Sin embargo, el mandatario advirtió también que si los sectores que lo adversan, prentendieran llevar al país por el camino de la violencia como hace 10 años, recibirán como respuesta más Revolución.

“Si quisieran llevar a Venezuela por el camino de hace 10 años, de la violencia, la desestabilización, desconociendo al pueblo y la opinión de la mayoría, se van a arrepentir''.

Comisión para ley del Trabajo

Durante el acto, el Presidente también nombró una comisión que se encargará de redactar la nueva ley del Trabajo para que sea aprobada y promulgada a la brevedad posible.

Con respecto a este proyecto de Ley, Chávez indicó que ''muchos han estado trabajando en esta idea yo voy a nombrar una comisión presidencial para que se encargue, a partir de hoy, para que vayan recogiendo comentarios (...) y recatando la nueva Ley''.

Poco antes comentó que ''hemos estado trabajando, haciendo cosas, rumbo a la elaboración y aprobación, vía Ley Habilitante, de la nueva ley socialista y Revolucionaria del Trabajo''.

''Ratifico mi compromiso, el 1 de mayo (de 2012) tendremos la nueva ley orgánica socialista y revolucionaria para los trabajadores y trabajadoras'' venezolanas, dijo.

El mandatario indicó que, dentro de la comisión estarán el canciller Nicolas Maduro como vicepresidente, María Cristina Iglesias como ministra del Trabajo, y el ministro de Finanzas, Jorge Giordani, como titular de planificación de las Finanzas, entre otros.

El presidente de Venezuela encabezó un acto en Caracas para celebrar los 10 años de la derrota del paro patronal y promulgación de la Ley de Tierras en el país, evento en el que también participaron representantes de las corrientes revolucionarias que integran el Gran Polo Patriótico.

El presidente de Venezuela encabezó un acto en Caracas para celebrar los 10 años de la derrota del paro patronal y promulgación de la Ley de Tierras en el país, evento en el que también participaron representantes de las corrientes revolucionarias que integran el Gran Polo Patriótico.


FIESTA DEL PERONISMO EN ASUNCION DE FERNANDEZ

BUENOS AIRES, 10 (ANSA) - Bajo un sol totalmente veraniego, Buenos Aires asistió hoy a un nuevo día de fiesta en la larga historia del peronismo, con la asunción para un segundo mandato de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la Cámara de Diputados de la capital argentina, entre los aplausos, los papelitos al aire y el júbilo de los militantes "cristinistas".

Además de la marcha peronista, así como de otros cánticos y los tradicionales bombos, "Cristina corazón" fue precisamente uno de los gritos que más se escuchó a lo largo del día en el recinto de la Cámara de Diputados, sobre todo desde los palcos del tercer piso donde había muchos jóvenes "kirchneristas".

Desde la mañana temprano, las calles aledañas a la Casa Rosada y al Congreso, en el centro de Buenos Aires, fueron copadas por la muchedumbre, mientras la circulación del tráfico era desviada en otras direcciones.

El día estuvo marcado por los saludos y demostraciones de afecto de los simpatizantes y militantes peronistas, quienes por cierto no olvidaron recordar -tal cual lo hizo la presidenta- la figura de Néstor Kirchner, el ex jefe del Estado muerto en octubre del 2010, compañero de vida de Fernández.

Entre las organizaciones de jóvenes que participaron en la asunción figuran la Juventud Peronista y los centros culturales de diferentes localidades del país, además de La Cámpora de la Cava, Kolina de Salta, Partido Intransigente, Movimiento Evita, Peronista Militante.

DFB
10/12/2011 21:38


El dilema del P.C

Por Juan Pablo Cárdenas

Tomado de radio.uchile.cl

Sábado 10 de diciembre 2011

Aunque Camila Vallejo obtuvo la primera mayoría entre todos los candidatos a la presidencia de la FECH, los votos de su lista fueron menos que los de la nómina ganadora que encabezó Gabriel Boric. De esta forma, la brillante líder de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile asumirá ahora solo la vicepresidenta de este referente estudiantil, luego de un proceso electoral marcado por la gran concurrencia de votantes, la radicalización y la casi imperceptible votación de derecha o centro. Casi todos los análisis de los resultados de esta contienda coinciden en que los votos que le faltaron a la lista de Camila expresan un desdén a la militancia comunista de esta destacada dirigenta estudiantil. Es decir, representarían el repudio de los jóvenes a la actitud actual de este histórico partido de Izquierda que, después de ser excluido de los pactos políticos que han administrado el gobierno y el parlamento chileno del postpinochetismo, finalmente logró un pacto con la Concertación, cuando se iniciaba la declinación de este referente de partidos mal avenidos que fue derrotado en la última elección presidencial. Y que ahora parece obligada a concordar cualquier fórmula que la libere de un nuevo descalabro electoral, cuando las encuestas le otorgan tan sólo un 14 por ciento de apoyo popular.

Difícil resulta explicarse por qué el Partido Comunista se empeña en alcanzar un nuevo pacto electoral con la Concertación, cuando en estos partidos se suceden las desafiliaciones y escisiones luego de 20 años de gobierno en que el sistema institucional cambió poco o nada de cómo lo dejara instituido por Pinochet en la espuria Constitución todavía vigente; cuando los niveles de desigualdad todavía resultan más oprobiosos que al término del Régimen Militar y luego de que los gobiernos de este sector fueran corrompiéndose en la inconsecuencia ideológica y en las prácticas reñidas con la probidad administrativa, que tanto han afectado el prestigio de toda la política.

A pesar de la pésima imagen pública de Piñera, el gobierno de derecha y sus organizaciones partidistas, la situación de la Democracia Cristiana, el Partido Socialista, el PPD y del radicalismo todavía es más precaria. Difícil resulta entender, entonces, que justamente con éstos los comunistas busquen establecer alianza, renunciando a buscar alternativa con las numerosas expresiones del vanguardismo que, pese a su atomización, parecieran tener ahora la oportunidad de construir opción política al duopolio del oficialismo actual y de ayer. Cuando centenares de miles de chilenos han irrumpido en las calles para demandar un cambio político radical en un país que sienten anquilosado en sus instituciones y completamente fracasado en el deber que tienen los estados de perseguir igualdad, justicia social y libertad. Cuando alcanzan hasta un 80 por ciento de apoyo popular las demandas por una educación pública de calidad y gratuita, por la renacionalización del cobre, una Asamblea Constituyente, como por un sistema de salud y de previsión que les garantice a toda la población acceso a buenos hospitales y una jubilación digna. O cuando a lo largo de todo el país se repudia la criminal iniciativa de Hidroaysén, la ominosa represión a los mapuches y la colusión de las grandes empresas. Escándalos sucesivos que se demuestran sólo posibles por la connivencia funesta de los políticos y gerentes inescrupulosos, cuanto la existencia de un régimen económico que se nutre del trabajo mal remunerado, de la usura del crédito, la indefensión de los consumidores y de leyes laborales contrarias al sindicalismo y la negociación colectiva. En el marco, además, de un sistema tributario que se funda en esquilmar los recursos de los más pobres y otorgarle todo tipo de privilegios al capital foráneo.

Una realidad nacional de la cual, sin duda, abomina el Partido Comunista y que es denunciada a diario por sus dirigentes sindicales y estudiantiles. Cuyo discurso rupturista de repudio al conjunto del sistema institucional y la clase política fuera expresado persistentemente en las marchas, protestas y debates públicos que han dado origen a lo que ya se identifica como la Primavera de Chile. Donde, por cierto, las personalidades de Camila Vallejo y otros jóvenes comunistas han jugado un papel relevante.

¿Valdrá la pena asegurar unas pocas alcaldías y concejales poniéndose de espaldas a esta explosión social de descontento y posibilidad de un profundo cambio? ¿Valdrá la pena conservar unos pocos asientos en la Cámara de Diputados después de que quedara tantas veces demostrado que, en lo fundamental, oficialismo y Concertación tienen coincidencias fundamentales? ¿Valdrá la pena echar por la borda una trayectoria política consistente de servicio al pueblo para enredarse en las prácticas cupulares del cuoteo electoral?

¿No le resultará mejor a los dirigentes del P.C. hacerse eco de la sensibilidad y de las expresiones de sus jóvenes líderes que, como la inmensa muchedumbre que sale a las calles prefiere romper con el orden actual que mantenerse en la ilusión de que los cambios pueden producirse desde dentro del sistema? Como lo prometieron, en su hora, quienes que llegaron a La Moneda y el Parlamento para administrar la herencia institucional del Dictador. A quien, ciertamente, le garantizaron morir en la impunidad.


El fantasma de Karl Marx comienza a recorrer otra vez el mundo

Publicado en Cubadebate el 10 Diciembre 2011

El socialismo, como opción del buen vivir, es posible sólo si existe una participación radical y democrática del pueblo, sostiene el politólogo y filósofo Marcello Musto.

Esto es algo de lo que Marx estaba completamente convencido y sobre lo cual nunca cambió de opinión. En sus diferentes escritos, siempre habla de la autoemancipación de las clases obreras, explica el docente e investigador italiano.

Esto es una diferencia radical con el marxismo dominante del siglo pasado, el de los líderes, de las figuras carismáticas o dramáticas, como Stalin, Lenin o Mao, o el de los partidos de vanguardia, lo cual se debe al leninismo en la sociedad soviética.

Académico en el Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de York, en Toronto, Canadá, Marcello Musto, a sus 37 años, es una de las más importantes figuras jóvenes en el estudio y la enseñanza del marxismo.

Destacan, entre otras, sus investigaciones sobre la nueva edición histórico-crítica de las obras completasMarx y Engels Gesamtausagabe, en la Berlin-Brandenburgische Akademie der Wissenschaften, en Alemania.

La presencia del investigador en México tiene que ver precisamente con lo anterior, pues ayer participó en la mesa redonda en torno del libro Tras las huellas de un fantasma: la actualidad de Karl Marx, del cual es compilador y en el que se presentan las más recientes investigaciones filológicas sobre la publicación de la obra íntegra de ese par de autores referenciales, conocida como la Mega 2, por sus siglas.

Dicha mesa tuvo lugar en el auditorio II de la Torre de Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), como parte del seminario permanente Marx hoy: nuevas lecturas a partir de los trabajos de la Mega 2, el cual concluyó este viernes.

Uno de los coordinadores de ese seminario es el filósofo mexicano Gabriel Vargas Lozano, quien escribió el prólogo de la edición en español del citado volumen, publicada por Siglo XXI, en la cual se incluye asimismo un texto de Guillermo Almeyra.

Crisis, no caída del neoliberalismo

En entrevista conjunta con La Jornada, Marcello Musto y Gabriel Vargas Lozano expresan su convencimiento de que el capitalismo, como sostenía Karl Marx, tarde o temprano tendrá que sucumbir, y consideran al socialismo como una alternativa viable.

Sin embargo, ambos especialistas asumen que el derrumbe del modelo capitalista aún está lejano, no obstante los movimientos de protesta que tienen lugar hoy en el mundo, como los indignados en España o en Wall Street: Es una crisis del neoliberalismo, severa, más no su caída.

Agrega Musto: No soy optimista de que existan ahora las condiciones para un cambio drástico. Estamos en un tiempo de crisis, no vamos a ver un cambio radical del sistema económico. Pero lo que está ocurriendo es importante porque hay puntos que tienen que ser arreglados, entre ellos la cuestión económica, algo muy importante.

Vargas Lozano, por su parte, cita al desaparecido filósofo Adolfo Sánchez Vázquez para resaltar que el llamado socialismo real, el de la ex Unión Soviética, no fue un real socialismo.

Reitera que para posibilitar el modelo socialista es necesario buscar una solución para una democracia radical, no una democracia política liberal como la que prevalece, en la que las elites son las que deciden y los demás acuerdan que sí.

Al respecto, afirma que es indispensable un nuevo modelo de democracia como centro de una nueva construcción del socialismo, aunque considera que se deben establecer las bases.

Es decir, los filósofos y científicos sociales deben imaginar cuáles son las instituciones socialistas. Así como los pensadores ilustrados del siglo XVIII imaginaron las nuevas instituciones, ahora se tienen que perfilar las nuevas instituciones, buscar soluciones concretas, agrega el pensador mexicano.

La izquierda mexicana debería de empezar a leer este nuevo Marx (el de la Mega 2), porque solo leen a John Dewey; se ha quedado en el pragmatismo. La izquierda en nuestro país se ha derivado a una socialdemocracia que ya vimos que fracasó o a un pragmatismo sin vías de salida.

En ese sentido, sostiene que los políticos mexicanos de izquierda harían bien en recuperar sus viejos libros de Marx y leer los nuevos; tienen que ponerse al día, deben recuperarse. De plano, expulsaron al marxismo; hicieron bien al deshacerse del marxismo dogmático, pero no hay que tirar al niño con el agua de la bañera.

Publicarán la obra completa

De acuerdo con Marcello Musto y Gabriel Vargas Lozano, la vigencia de Karl Marx es cada vez más palpable y se refieren a él como un fantasma, en sentido figurado, porque se trata de un pensador que ha sido dado por muerto varias veces.

Por ejemplo, el 1938, lo intentó matar José Stalin con su folleto sobre materialismo dialéctico y materialismo histórico que convirtió al marxismo en una versión dogmática que se impuso como interpretación oficial y la mantuvieron como Lenin, embalsamada en su mausoleo, abundan.

“En Occidente se le ha dado por muerto varias veces. La última fue tras el derrumbe del llamado socialismo real en Europa del Este y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Allí se dijo que Marx había muerto definitivamente bajo los escombros del Muro de Berlín y se celebraron piadosas misas aquí, allá y acullá; pero ahora, a partir de la severa crisis del capitalismo en su fase neoliberal un fantasma empieza a recorrer, otra vez, el mundo: el fantasma de Marx.

–¿Cuáles son los indicios de su presencia?

–El principal indicio –responde el filósofo mexicano– es el cumplimiento de muchos de sus análisis y predicciones: las crisis recurrentes del capitalismo (y hoy estamos en una de las más fuertes desde 1929); la polarización extrema entre riqueza y pobreza en los ámbitos nacionales e internacional; el incremento de la explotación de la clase trabajadora y la profundización, en niveles insospechados de la enajenación pública y qué decir de la mercantilización de todas las relaciones humanas y la conversión de la ciencia en fuerza productiva. La realidad actual es el testimonio vivo de sus planteamientos.

“Pero hay otro indicio de que Marx se va a transformar de fantasma en acción política es la publicación de la nueva Mega (Marx-Engels Gesamtausgabe, es decir, la obra completa) o Mega 2.

La Mega 1 empezó a publicarse entre 1922 y 1939, primero por Riazanov y luego por Adoratsky. La Mega 2 empezó en 1972 en la República Democrática Alemana; sufrió una interrupción, por el derrumbe; en 1991 se volvió al proyecto y en 2000 fue retomada por la Akademie Verlag para ser publicada con todos los cuidados filológicos y sin condicionamientos políticos en 114 volúmenes y cada uno consta de varios tomos. Hasta ahora han sido editados 54 volúmenes.

(Tomado de La Jornada, de México)


TERRORISMO Y SUS PROMOTORES

Por Manuel E. Yepe
Como cada año desde 1982, el Departamento de Estado de Estados Unidos incluyó hace algunos días a Cuba en su “lista negra” de países patrocinadores del terrorismo internacional.
El fariseísmo de tal inserción es evidente e indignante para quien, de alguna forma, logre escapar del sistema de dictadura mediática que ejerce la elite del poder estadounidense con alcance global.
Aún sin tomar en cuenta que la superpotencia norteamericana es el Estado terrorista mas amenazador del mundo y el pueblo cubano uno de los que más intensa y largamente ha sido víctima de la brutalidad del terrorismo de Estado que patrocina Washington, para los pueblos de todo el mundo tal acto ha sido nuevamente motivo de reproches, burlas e ironías que erosionan el precario prestigio y la autoridad de la política exterior de la Casa Blanca.
No existe una definición jurídica universalmente aceptada del terrorismo más allá del escueto entendido de que se trata del “uso real o la amenaza de recurrir a la violencia con fines políticos”.
Tampoco hay una instancia internacional autorizada para calificar los actos terroristas, por lo que la humanidad está muy lejos de poderse plantear una estrategia antiterrorista mundial dirigida a lograr la extinción del flagelo.
Aunque la acusación de “terrorismo” históricamente se ha pretendido aplicar por las potencias coloniales y las oligarquías opresoras en cualquier parte del mundo a buena parte de los métodos insurreccionales que escogen los revolucionarios y patriotas para sus enfrentamientos emancipadores, los pueblos saben distinguir, por intuición, los métodos revolucionarios de lucha de los actos terroristas.
La diferencia es muy natural y se identifica por sobre las campañas cotidianas de los medios corporativos en todo el mundo: los primeros se identifican o representan las aspiraciones del pueblo, los segundos; los terroristas, carecen de escrúpulos, hieren sus sensibilidades y son por ello rechazados por la población.
Califican como métodos insurreccionales populares los que llevan a cabo unidades secretas o irregulares que, debido a su inferioridad militar evidente para el combate contra las instituciones armadas gubernamentales que defienden los intereses oligárquicos, operan fuera de los parámetros universalmente aceptados de las guerras.
Los métodos revolucionarios buscan transformar el escenario y las asimétricas condiciones de la lucha para elevar la moral combativa de las masas, atraer nuevas huestes a la lucha, ridiculizar a las fuerzas represivas de los regímenes tiránicos, llamar la atención del mundo a la guerra revolucionaria que se libra al tiempo que desnudan el carácter impopular de las oligarquías y sus servidores contra los cuales se combate.
El terrorismo genera pánico y provoca sufrimientos y muertes de personas inocentes. Los métodos revolucionarios, en cambio, se identifican con las aspiraciones populares, engendran admiración por el altruismo de quienes ejecutan las acciones y convocan a la lucha y al sacrificio en aras de una causa justa.
Esta dicotomía no debe confundirse con la práctica a que Estados Unidos ha acostumbrado al mundo para salvaguardar a las dictaduras amistosas (“friendly dictatorships”), porque ellas en verdad no son más que tiranías impuestas para proteger a las oligarquías cuando éstas ven amenazada su dominación al amparo de los métodos habituales de la democracia burguesa.
El punto de vista estadounidense que sitúa a Cuba como un Estado promotor del terrorismo se hizo oficial en 1982 cuando el Departamento de Estado de EEUU incluyó a Cuba en la lista de naciones que Washington supone que brindan apoyo crítico a las actividades terroristas.
Washington jamás ha podido presentar pruebas de tal apoyo, y por ello nunca ha acusado formalmente al gobierno cubano de brindarlo; solo argumenta que Cuba asume una posición neutral con respecto al terrorismo porque no bloquea ni incauta los activos de quienes son acusados por Estados Unidos de ser miembros de grupos terroristas.
Obviamente Cuba no admite que Estados Unidos le presione a acatar su arbitraria definición del terrorismo y modificar el carácter de sus nexos en función de la óptica imperial y su lista de países, entidades o personas patrocinadores del terrorismo, elaborada a partir de los intereses políticos y económicos de Washington.
Cuba no acepta la idea que practica Estados Unidos de que pueda haber terroristas buenos y terroristas malos, según actúen a favor o en contra de quien los califica.
Es un acto prepotente pretender que, por el solo hecho de que la política exterior de Estados Unidos acuse de terrorista a otro país, los demás deban aceptarlo y actuar en consecuencia. Menos aun cuando quien se atribuye el derecho a la definición clasificatoria es reconocidamente el líder del terrorismo de Estado a nivel mundial.
La Habana, 10 de Diciembre de 2011

La flotilla de la provocación

Por Lázaro Fariñas*

Foto Virgilio Ponce-Martianos-Hermes-Cubainformación

Con globos, pitos y matracas salieron los payasos desde Cayo Hueso, hasta los límites de las aguas territoriales cubanas. La intención pública fue lanzar algunos fuegos artificiales para que los habitantes de La Habana vieran a los "patriotas defensores de la democracia" en pleno carnaval. La intención privada es provocar algún tipo de incidente para crear un conflicto entre Cuba y los Estados Unidos. La pública es un hazme reír, la privada es algo más serio. Siempre ha sido la intención de estos personajes el provocar un conflicto que lleve a una confrontación entre ambos países.

Hace unos años atrás, en un programa de televisión, le dije a José Basulto, jefe de aquel grupo de provocadores que se llamaba Hermanos al Rescate, que él sabía perfectamente que todo lo que había estado haciendo con sus vuelos en el espacio aéreo de Cuba era provocar un incidente. Recuerdo que, en una ocasión, ese grupo enseñó un video en el que se veía a Basulto y a otras personas que lo acompañaban volando sobre el malecón habanero y tirando volantes sobre la capital cubana. Incluso, después, iban a los programas de radio en Miami para afirmar que los aviones cubanos no tenían gasolina para interceptarlos. Claro, todos sabemos, que aquellas provocaciones, permitidas por el gobierno norteamericano, trajeron consigo el incidente de las avionetas derribadas.

El gobierno de este país fue advertido por el gobierno revolucionario, en varias ocasiones, que esas provocaciones no eran aceptables, sin embargo, el gobierno del presidente Clinton nada hizo para prohibir que las avionetas de Basulto siguieran con sus provocadoras acciones. No hay forma de entender que las autoridades norteamericanas no tuvieran el poder de mantener en tierra a Basulto y compañía. Tal pareciera que querían que ocurriera el incidente que, a la larga, ocurrió.

Tampoco hay forma de entender que no le puedan negar a los "flotilleros" de los fuegos artificiales que no salgan a provocar incidentes frente a las costas cubanas. Ya, en varias ocasiones anteriores, ha habido choques entre las autoridades cubanas y los participantes de estas payasadas, cuando estos han tratado de violar el límite de las aguas territoriales de Cuba.

Después de lo que se ha visto sobre cómo han sido desalojados a palo limpio de los parques de diferentes ciudades los manifestante de Ocupemos Wall Street, no hay forma de aceptar que las autoridades norteamericanas no tengan formas de evitar las provocaciones de estos personajes. Pero es que no solo no las evitan, sino que las cuidan y las respaldan. El día antes de salir a las aguas del Estrecho de La Florida, los miembros de la Guardia Costera le hicieron una inspección a fondo a cada una de las embarcaciones para asegurarse de que tenían todo lo necesario para hacer un viaje seguro. Querían comprobar que llevaban los chalecos salvavidas necesarios, las luces de emergencia, los motores que estuvieran en orden, etc. Nada de decirles que no podían salir, sino al contrario, que estuvieran bien protegidos y seguros en su aventura provocadora. Con una sola llamada del Departamento de Estado a Cayo Hueso, esos barcos no hubieran salido del puerto. Evidentemente, no existía ni la menor intención de evitar la provocación. Parece que aquello de "Es mejor precaver que tener que lamentar" no les interesa a las autoridades de este país.

Me pregunto: ¿Qué pasaría si una flotilla de barcos cubanos se pusiera a doce millas de las costas de los Estados Unidos a tirar fuegos artificiales o si unas avionetas procedentes de la isla y con permiso de su gobierno, volaran sobre el río Potomac, en Washington, a solo una pequeña distancia de La Casa Blanca, tirando volantes incitando a los ciudadanos para que se rebelen contra el sistema imperante en este país? ¿Cuál sería la actitud del gobierno norteamericano ante tales hechos provocativos? Todos sabemos la respuesta.

Bueno, pues el gobierno cubano tiene todo el derecho de indignarse con el gobierno de acá por éste permitir que estos personajes vayan frente a sus costas para realizar esos provocativos actos, y también de actuar de la misma forma que actuaría este país, si alguien, desde el extranjero, violara su espacio aéreo o sus aguas territoriales.

En definitiva los flotilleros llegaron a la pista del circo, hicieron sus payasadas sin que nadie los molestara y regresaron a sus camerinos, sin penas ni glorias.

*Lázaro Fariñas periodista cubano residente en EE.UU.