domingo, 4 de diciembre de 2011

Murió Sócrates, leyenda del fútbol brasileño que amaba a Fidel y al Che

Publicado el 4 Diciembre 2011

Jonathan Jurejko
BBC

Con un cariño casi incondicional a los cigarrillos y al alcohol, el estilo de vida de la leyenda del fútbol Sócrates pudo haber provocado la condena de varios entrenadores en la actualidad.

Pero, tras su muerte este domingo, lo que nadie discute es que fue un maestro del mediocampo, una leyenda.

Sócrates, quien con su visión casi telepática y su habilidad podía desbloquear una defensa con cualquiera de sus piernas, es ampliamente recordado como uno de los grandes futbolistas de todos los tiempos.

Con su banda en la cabeza y la barba poblada, el hombre que nació como Socrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira se convirtió en el símbolo de toda una generación de aficionados al fútbol.

Nunca llenó el estereotipo de los futbolistas.

Con opiniones filosóficas contundentes, haciéndole honor al gran maestro griego, Sócrates nunca se preocupó mucho por cohibirse a la hora de expresarlas.

Eso lo llevó a que se le conociera no sólo por sus habilidades con el balón, sino también por sus posiciones políticas y su activismo.

Política

Sus dos pasiones se fundieron a mediados de los años 80, en el seno del Movimiento Democrático Corinthians, cuando en el ocaso del régimen militar brasileño, el club de Sao Paulo se convirtió en el único equipo del mundo que llevaba a cabo elecciones democráticas internas. Un símbolo claro de rechazo al gobierno castrense.

Probablemente, la mayoría de los futbolistas de su edad nombrarían a Pelé o a Garrincha como sus ídolos. Sócrates tenía a otros en la lista.

Entre sus héroes estaban Fidel Castro y Ernesto Che Guevara, los hombres que lideraron la Revolución Cubana y el ex Beatle y activista por la paz John Lennon.

Como el trío anterior, Sócrates participó en la actividad política, pues sentía que era una obligación hacerlo.

“La gente me dio el poder como un futbolista popular”, le dijo a la BBC en julio de 2010.

“Si la gente no tiene el poder de decir las cosas, entonces yo las digo por ellos. Si yo estuviera del otro lado, no del lado de la gente, no habría nadie que escuchara mis opiniones”.

“Lo mejor que el fútbol me dio fue la oportunidad de conocer a los seres humanos. Conocí a personas que sufrieron muchísimo y también conocí el otro lado de la sociedad, los que lo tienen todo. Pude ver las dos caras de la sociedad en la que vivimos”.

El capitán

En su propio consultorio, Sócrates también vio el dolor.

El doctor, que se negó a jugar fútbol profesionalmente hasta que no finalizó sus estudios universitarios a los 25 años, ejerció la medicina en la ciudad brasileña de Ribeirao Preto. Lo hizo cuando decidió colgar sus zapatos deportivos en 1989.

En la cancha, fue el corazón de la selección brasileña de inicios de la década de los ochenta.

Con agonía vio sus sueños desmoronarse cuando, en España, no pudo convertirse en el cuarto capitán de la verdeamarela en alzar una copa del mundo.

El torneo buscaba marcar el regreso triunfal de las estrellas de lacanarinha a la cúspide del balompié mundial.

Brasil superó la etapa inicial del certamen con una ofensiva tan imponente y elegante como arrogante. Derrotó a su archirrival en Sudamérica y defensora del título, Argentina, con una victoria histórica de 3-1.

Pero, después, una derrota 3-2 contra Italia, complicó sus aspiraciones. Sólo necesitaban un empate para avanzar a las semifinales.

Las cosas no mejoraron cuando, cuatro años después, en México, Sócrates falló un penal en los cuartos de final contra Francia. El resto fue historia con acento argentino.

Sin embargo, su actitud ante la vida que se reflejaba en su estilo relajado al jugar, tuvo millones de seguidores, no sólo en Brasil, sino en todo el mundo.

“Cuando le puse a uno de mis hijos Fidel, mi madre me dijo: ‘Es un nombre un poco fuerte para un niño’. Y le respondí: ‘Madre, mira lo que me hiciste a mí’”, le contó a la BBC en 2010.

Sócrates en breve

  • Nació el 19 de febrero de 1954 en Belem do Para
  • Jugó en Botafogo y Corinthians en Brasil y en Fiorentina, Italia
  • Ganó 60 partidos con su país y jugó dos mundiales
  • Terminó su carrera Flamengo y Santos antes de retirarse en 1989 a los 35 años
  • Murió, a los 57 años, en 4 de diciembre en Sao Paulo, Brasil
  • Un vocero del hospital Albert Einstein confirmó que había sufrido un choque séptico relacionado a una infección intestinal.

Policía arrestó a manifestantes del movimiento Ocupemos Washington

Los manifestantes fueron arrestados porque se negaron a derribar la estructura. (Foto:occupywallst.org)

TeleSUR 04-12-2011

La policía de Estados Unidos detuvo este domingo a un grupo de manifestantes del movimiento Ocupemos DC (Washington), después de que se negaran a derribar una estructura de madera a modo de casa que construyeron en el parque público McPherson Squarem, donde acampan desde hace meses.

Los detenidos pertenecen al movimiento de protesta contra Wall Street que se inició a finales de septiembre en Nueva York como reacción a la crisis financiera y que posteriormente tuvo su réplica en otras grandes ciudades como Boston, Chicago y DC.

La policía cerró las vías de acceso al parque McPherson Square, en Washington, en el que se encuentran acampados desde hace meses en plena capital estadounidense a unos bloques de la Casa Blanca.

También este domingo, policías antimotines de Oregon arremetieron contra un campamento pacífico del movimiento estadounidense Ocupemos Wall Street, en la ciudad de Portland (noroeste).

La operación represiva concluyó en horas de la madrugada de este domingo con la detención de veinte manifestantes y la confiscación de las tiendas y carpas instaladas por integrantes del grupo que protesta pacíficamente.


Por primera vez Cuba escucha la voz de Antonio Guerrero (+ Audio y Video)

Publicado en Cubadebate el 4 Diciembre 2011

Antonio Guerrero

Descargue el audio con la voz de Tony (MP3, 3.9 Mb)

Publicamos la estremecedora grabación de la voz de Antonio Guerrero, uno de los Cinco Héroes, interpretando “El Necio”, la canción de Silvio Rodríguez, a la cual se sumaron las voces de los niños de la Colmenita.

La compañía infantil de teatro La Colmenita celebró el 2 de diciembre aniversario 55 del desembarco de los expedicionarios del yate Granma y día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), en acto en el que recrearon los personajes de historietas mambisas.

Con un saludo de Elpidio Valdés a los integrantes de las FAR culminó el espectáculo en el que se mezclaron voces de varias generaciones para cantar y recordar que los niños y jóvenes de hoy son el futuro del mañana.


YouTube Preview Image

Agentes de la DEA lavan millones de dólares de cárteles

NUEVA YORK, 4 (ANSA) - Agentes antidroga de Estados Unidos participaron en el lavado y contrabando de millones de dólares procedentes del narcotráfico en el ámbito de la lucha contra los cárteles de la droga mexicanos, escribió hoy el diario The New York Times.

Según el periódico, que citaba a funcionarios federales, los agentes, principalmente del Departamento Estadounidense Antidroga (DEA), trasladaron cientos de miles de dólares de dinero ilegal a través de la frontera con el objetivo de "identificar de qué manera mueven su dinero las organizaciones criminales y quiénes son sus líderes".

Los agentes encubiertos "depositaron el dinero en las cuentas que les indicaron los traficantes o en cuentas creadas por los agentes", agregó The New York Times. La DEA realizó este tipo de operaciones en otros países y empezó a hacerlo en México en los últimos años. "Al tiempo que lava dinero del narco, la DEA a menudo permite que los carteles sigan sus operaciones por meses o hasta años antes de hacer incautaciones o arrestos", indicó.

Estas operaciones plantean cuestiones delicadas "como la efectividad de la DEA para acabar con los capos del narcotráfico, ponen de relieve las preocupaciones diplomáticas sobre la soberanía mexicana y esfuman la línea entre vigilar y facilitar el crimen", remarcó The New York Times. Varios funcionarios de la agencia declinaron hablar de su labor por la preocupación de poner en peligro las investigaciones.

"Tratamos de asegurar que siempre hubiese una supervisión cercana de estas operaciones de forma que estuviésemos cumpliendo nuestros objetivos, y los agentes no estuviesen lavando dinero sólo por lavarlo", explicó al diario Michael S.Vigil, ex funcionario de alto nivel de la DEA.

Otro ex agente que pidió, en cambio, anonimato afirmó que lo necesario a su juicio era "mostrar resultados". "Mi regla era que si había dinero que lavar, era mejor mostrar resultados, ya que de otro modo la DEA corría el riesgo de terminar siendo el mayor lavador de dinero en el negocio", dijo. Por su parte Robert Mazur, otro ex funcionario de la agencia, subrayó que los capos del narcotráfico "no son personas cuyos rostros son conocidos en la calle", por lo que "el único modo para llegar hasta ellos es seguir su dinero".

(ANSA). MRZ
04/12/2011 21:57

¡SON CRIMENES DE LESA HUMANIDAD, MR. BUSH!

ADRIANA VEGA
A principios de 2011, fuentes de defensores de Derechos Humanos aseveraron que el ex presidente Bush cancelaba una visita a Suiza por recibir amenazas de acciones legales, tema que fue desfigurado por los creadores del evento.
Aún al tanto de que Amnistía Internacional lo acusa de perpetrar, entre otras funciones tremebundas como es el uso de la asfixia simulada con detenidos, que él consideraba terroristas, Bush comenzó, junto con su cónyuge, una gira a Lusaka (Zambia) para visitar hospitales.
La ONG, durante medio siglo, ha efectuado campañas intensas de lucha contra la pena de muerte, lapidación de mujeres, control de armas, denuncia de graves violaciones de derechos humanos en la “guerra contra el terror” y ha realizado numerosos esfuerzos amparando la auténtica honradez, el pudor y la ecuanimidad Internacional.
No dejó de lado la pobreza y todo derecho humano a vivir con dignidad, la rendición de cuentas de empresas que contribuyen a la escasez, los desalojos forzados de poblaciones marginadas y la violencia contra las mujeres en sus múltiples formas. Tampoco desistió de advertir al gobierno de EEUU que revisara esos temas y atenuara cualquier injusticia.
En un informe publicado el 13 de octubre, Amnistía manifestó estar preocupada por la falta de equidad en el juicio del que fueron declarados culpables en 2001 los Cinco Patriotas Cubanos, acusados, entre otros cargos, de ser agentes de inteligencia.
Estos Patriotas que no actuaron en contra de USA sino para resguardar ataques contra su país, cumplen condenas desde 15 años hasta sentencias eternas en prisiones federales de los EE.UU.
En los últimos tiempos, Amnistía encabeza un proceso enérgico contra el ex mandatario estadounidense, y lo acusa de "actos de tortura cometidos contra detenidos ilegalmente en cárceles secretas operadas por la CIA entre 2002 y 2009", hechos nacidos desde un programa acreditado por la Casa Blanca.
Amnistía también responsabiliza a Bush de justificar técnicas perfeccionadas de interrogación y que fueron aplicadas a ciertos individuos en particular, agregando que los malos tratos no sólo ocurrieron en instalaciones secretas de la CIA, sino también con prisioneros de Guantánamo en el contexto Irak- Afganistán, mientras ejercía como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.
Durante su directiva, (2001 hasta 2009), el entonces presidente ejerció gran poder durante la mayoría del juicio, cubrió sentencias y el confinamiento de los Cinco Cubanos. Estas maniobras delictivas y muchas más que no conocemos pero intuimos, han sido aplicadas contra Gerardo, Fernando, Antonio, Ramón y René, este último librado sin poder moverse del país que lo enjuició y condenó sin pruebas como a sus compañeros.
Por circunstancias del juicio, la organización Amnistía Internacional declaró en un comunicado que "durante el mismo no se presentó ninguna prueba legal que demostrase que los acusados hubieran manejado o transmitido realmente información clasificada y denunció que los acusados "tuvieron acceso limitado a sus abogados y a documentación, lo que podría haber menoscabado su derecho a la defensa".
En todo “su” tiempo, Bush desparramó por el mundo el salvajismo de la tortura en acciones que de sólo recordarlas llevan a pensar en Franskestein, Drácula, Godzilla, la Criatura de la Laguna Negra, etcétera, monstruos tenebrosos que no lo superan desde la ficción por haber permitido, recompensado y alentado dar puñetazos, bofetones y patadas a los detenidos para terminar saltando sobre sus pies desguarnecidos con el fin de grabarlos y fotografiarlos desnudos, hombres y mujeres. Forzarlos a posiciones de acto sexual y fotografiarlos. Desvestirlos y mantenerlos así durante varios días. Obligar a hombres a usar ropa femenina y a masturbarse para fotografiarlos y grabar. Colocar collares y correas de perro a prisioneros desguarnecidos mientras los 'pasea' una mujer soldado. Amontonarlos y saltar sobre ellos. Ponerlos sobre cajones con un bozal en la cabeza y amarrar cables eléctricos a pies, manos y penes para traspasar corriente eléctrica. Violar mujeres detenidas por la Policía Militar. Celebraciones y brindis sobre cuerpos de prisioneros muertos. Riego con agua helada a detenidos desnudos. Golpearlos con escobas y sillas. Echarles líquidos fosfóricos y luces químicas sobre la piel. Coserles las heridas por mano de los guardias. Sodomizarlos con luces químicas y palos de escobas. Usar perros entrenados sin bozales para intimidarlos.
Todos hechos, quebrantamientos y ultrajes al género, la religión, el ideal político, la defensa personal y otras muchas violaciones a sus Derechos Humanos.
Todo con patrocinio del “Ejército Libertador” y la Gran Democracia del Norte que osa acusar a otros países de transgredirlos.
Sobre estas fechas navideñas, Mr. Bush, el moderno Jack el Destripador, anda o intenta dar un paseo por África.
Amnistía Internacional ha instado a Etiopía, Tanzania y Zambia a que detengan al ex presidente estadounidense durante su visita, por autorizar crímenes de lesa humanidad, como las torturas mencionadas a las que agregaría desatar guerras incomprensibles.
Durante los dos mandatos de Bush (2001-2009), Amnistía lo acusa de aprobar, entre otras medidas, el uso de la asfixia simulada (water-boarding) contra detenidos sospechosos de terrorismo, por lo que debe ser llevado a juicio. La ley internacional indica que no debe existir un refugio para los responsables de actos de tortura. Etiopía, Tanzania y Zambia deben aprovechar esta oportunidad para cumplir con sus obligaciones y poner fin a la impunidad que ha disfrutado George W. Bush, dice Matt Pollard, asesor legal de la organización, en un comunicado.
Y quien esto escribe se hace esta pregunta, no pensando sólo en los Cinco sino sumando a nuestros 30.000 desaparecidos, las matanzas de Chile, Panamá, El Salvador, Guatemala, Colombia (y no por parte de la guerrilla),México, Ecuador, Perú y casi todo el resto de Nuestra América, por lo que cabe preguntarse:
¿No son crímenes de LESA HUMANIDAD? ¿Nadie se acuerda de Abu Ghiran? ¿No ha llegado el momento de enjuiciar a las inteligencias de todos estos horrores y acusarlos por cometer esos crímenes, principalmente a Mr. Bush que sigue muy comodito paseando y regando líquidos fosfóricos y luces químicas por todos lados? ¿No han recibido sus huestes un Premio Nobel antes de comenzar otra guerra? ¿Por qué le estamos echando culpa a nuestras sociedades sobre sus histerias de crueldad y asesinatos de niños, mujeres y ancianos? ¿Por qué los medios de todos los días informan con un morbo que induce al crimen perfecto? ¿De dónde han aprendido los psicópatas todo este evangelio de maldad y crueldades? ¿Acaso no han tenido su “buen” ejemplo?
Es hora de señalarlos, imponérselos, juzgárselos y hacer miles de imputaciones. No existe justicia verdadera si sólo se codifica a favor de los poderosos. Hay que denunciar a estos chicos “bonitos” del Norte por crímenes de Lesa Humanidad.
Bush debe ser juzgado por una puerta grande y no salir escondido por ninguna otra. Lo pide sin ensañamientos, pero con mucha bronca, la Humanidad.
Bs. As. 3 de diciembre de 2011
Día del Médico Internacional en memoria de Carlos Finlay, cubano y eminente científico. ...

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE YA NO ES PATIO TRASERO DE NADIE

Luis Britto García

¡Una Comunidad de 33 países latinoamericanos y del Caribe! ¡Una alianza de 540 millones de personas sobre 20 millones de kilómetros cuadrados! ¡Una unión regional que posee los mayores recursos naturales del mundo! ¡Una hermandad de pueblos con una sola religión sincretizada mayoritaria y dos lenguas predominantes, sin insalvables diferencias culturales! ¡Una fraternidad sin la tutela de Estados Unidos! ¡Un millar de tareas en el camino de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños hacia la culminación de nuestra Independencia!

EN LO ECOLÓGICO Y TERRITORIAL

Concluir un censo integral de la biodiversidad y recursos de la región y fijar los límites para su explotación. Declarar reservas forestales y aguas bienes del dominio público no susceptible de privatización Ni explotación. Anular las concesiones extranjeras, expulsar industrias predatorias y contaminantes y promover el control nacional de las empresas que extraigan y transformen recursos naturales y desarrollen fuentes alternativas de energía renovable. Limitar o erradicar agrocombustibles. Excavar un segundo canal interoceánico bajo control regional, integrar en una sola arteria fluvial los grandes ríos suramericanos, aprovechar a plenitud el potencial hidroeléctrico, concluir la red ferrocarrilera que comunique todos nuestros países. Adoptar políticas comunes para contrarrestar el cambio climático y enfrentar los desastres causados por él.

EN LO SOCIAL

Aunar esfuerzos para acabar con la pobreza y disminuir la desigualdad. Reforma Agraria integral y control social sobre la tierra dirigidos a obtener la soberanía alimentaria y combatir la crisis mundial de alimentos. Desarrollar políticas poblacionales y abrir oportunidades que eviten a los pueblos la migración forzosa a las urbes y al exterior. Proteger formas de producción tradicionales. Promover la desconcentración urbana mediante centros de desarrollo alternativos y técnicas de gerencia a distancia. Humanización de las ciudades. Reconocimiento e institucionalización de los Movimientos Sociales.

EN LO ECONÓMICO

Reformulación de los parámetros del Desarrollo en función de la sustentabilidad y renovabilidad. Apertura e intensificación de las relaciones e intercambios comerciales hacia Asia, África y el Pacífico. Revisión y cesación colectiva de pagos de la Deuda Externa. Fortalecimiento y extensión de alianzas comerciales internas, con exclusión de los países que tengan Tratados de Libre Comercio con potencias foráneas, y denuncia de estos acuerdos. Nulidad de los Infames Tratados contra la Doble Tributación, que inmunizan a las transnacionales contra los impuestos. Sometimiento de las maquilas a las leyes y derechos laborales locales. Iniciativas para el progresivo control social de industrias básicas y estratégicas. Lanzamiento del SUCRE y del Banco del Sur.

EN LO POLÍTICO

Recuperación plena de la soberanía territorial, legislativa, judicial y administrativa disminuida por tratados y acuerdos internacionales. Democracia social y económica participativa. Armonización entre movimientos sociales, partidos y Estados. Prohibición de subsidios foráneos a organizaciones políticas y de entes financiados por ellas. Informatización del Estado para garantizar que la información esté disponible para administradores y ciudadanos y que la mayoría de los trámites puedan ser cumplidos a distancia. Reconocimiento del derecho del Estado a intervenir en cuestiones económicas y sociales, proteger las industrias y regular y controlar al capital financiero.

EN LO ESTRATÉGICO

Declaración de América Latina y el Caribe como Zona de Paz. Presión colectiva para el retiro de las bases militares de Estados Unidos. Exigencia del cese de los sobrevuelos por naves militares foráneas. Exclusión de flotas militares extrañas a la región en nuestros mares territoriales. Refuerzo de la seguridad informática y creación de redes regionales independientes fundadas en el software libre. Denuncia del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca y sustitución por pactos mutuos de no agresión, solución pacífica de los conflictos, y respuesta colectiva a las agresiones de potencias externas. Acceso para todas las clases a la carrera militar. Milicias populares. Formulación de doctrinas y planes de guerra popular de resistencia, guerra asimétrica y conflicto de baja intensidad. Creación de industrias propias de implementos defensivos. Desmantelamiento del narcotráfico clausurando las vías de transferencia a Estados Unidos y Europa, los principales financistas y consumidores del planeta.

EN LO CULTURAL

Revisión y divulgación de nuestra Historia mancomunada. Libertad y fomento de la circulación de bienes culturales entre nuestras repúblicas. Rescate, preservación y enaltecimiento de nuestro patrimonio cultural. Desarrollo de políticas para eliminación definitiva del analfabetismo, gratuidad de la enseñanza en todos sus niveles, sistemas masivos de educación a distancia y normas integrales de validación y reválida de estudios. Rescisión de todos los acuerdos y tratados mediante los cuales Estados Unidos y Europa ejercen influencia o control sobre los contenidos y métodos de nuestros sistemas educativos y de investigación. Orientación de la investigación académica y científica hacia nuestros problemas regionales. Protección para la música, la cinematografía, la televisión producidas en la región. Red de agencias informativas regionales. Rigurosas normas de responsabilidad social para los medios de comunicación. Multiplicación de emisoras libres, alternativas y de servicio público con alcance continental. Creación de redes de Institutos de Estudios Latinoamericanos y del Caribe.

EN LO INTERNACIONAL

Un mecanismo de unión no opera por sí mismo los milagros que requiere un mundo. No repitamos las experiencias de la Liga Árabe o de la Unión Africana, que más de una vez abandonaron a sus miembros ante la agresión imperial. Latinoamericanos y caribeños son sometidos en otros países a discriminatorios y draconianos regímenes de visado e inmigración: deberíamos aplicar siempre y en todo caso a los nacionales de ellos la estricta reciprocidad. Todavía hay territorios en Nuestra América sometidos a esclavitud colonial, como Puerto Rico y las Malvinas: debemos apoyar su independencia y la incorporación a la CELAC. Concurren en ésta países con orientaciones distintas, algunos abiertos hacia el futuro, otros todavía uncidos a pactos, compromisos y dependencias con los poderes hegemónicos que hoy entran en decadencia. Algunos de sus miembros tienen Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos o con la Unión Europea. A través de tales acuerdos podrían entrar en nuestras economías como caballos de Troya. Otros tienen gobiernos surgidos directa o indirectamente de la fuerza contrarrevolucionaria. Delicada será la tarea de concertar entre tan distintas perspectivas. Seguramente la CELAC subsumirá la incipiente organización de UNASUR, añadiéndole a México y Centroamérica. Entre otros cometidos, queda planteado el de la progresiva desvinculación hacia la OEA, que durante toda su existencia sirvió para legitimar las injerencias de Estados Unidos y agredir, aislar o deslegitimar las experiencias progresistas. La potencial unidad de la CELAC le asignaría un peso determinante en la Organización de Naciones Unidas. Esta nutrida coalición de países podría aspirar a ejercer posiciones decisivas en el Consejo de Seguridad, en el Consejo de los Derechos Humanos, en la Organización Mundial del Comercio y en otras secciones claves del organismo mundial. El nuevo ente tendrá sin duda una actitud menos obsecuente hacia la Alianza Atlántica, que se hunde en el desastre de la crisis económica, y más abierta hacia China, Rusia, India, Japón y en general el Asia, África y las potencias emergentes. Bien podría asumir el liderazgo de un revitalizado Movimientos de los Países no Alineados. América Nuestra es el camino hacia Nuestro Porvenir. América Latina y el Caribe ya no es patio trasero de nadie.


Allende y la CELAC

Matías Bosch

Tomado de radio.uchile.cl

La economía de los países latinoamericanos han permanecido desde siglos en una cruel paradoja: producimos riqueza hacia afuera y hacia arriba, mientras reproducimos pobreza hacia adentro y hacia abajo. Como diría Eduardo Galeano, nuestra derrota ha estado siempre implícita en la victoria ajena. Los gobiernos que intentan cambiar ese plan de vuelo son boicoteados y, generalmente, derrocados y aniquilados.

De todo eso fue hablar Salvador Allende un 4 de agosto de 1972 en las Naciones Unidas. Pronto se cumplirán cuatro décadas de aquel hecho.

Su discurso fue una denuncia del coloniaje, la dependencia y la subordinación en que el Norte se relaciona con el Sur. Los países periféricos, que producen miles de millones en ganancias para transnacionales y pagan la deuda externa, no tienen cómo superar la pobreza. Decía Allende que, en esos años, “600 mil niños jamás podrán gozar de la vida en términos normalmente humanos, porque en sus primeros ocho meses de existencia no recibieron la cantidad elemental de proteínas”.

El proyecto liderado por Allende sufrió las más despiadadas embestidas de adentro y de afuera, encabezadas por la ITT, la Kennecott Copper y la Anaconda, entre otros colosos del poder de la globalización en ciernes. Planearon y financiaron la subversión fascista.

Ante todo aquello, como ante ningún golpe de Estado ni genocidio, han jugado jamás un papel medianamente digno cualquiera de las instituciones mal llamadas multilaterales. Desde la Conferencia Internacional Americana celebrada en Washington DC entre 1889 y 1890, hasta la célebre OEA, fundada en 1948 en Bogotá, todas las iniciativas tomadas en el marco “panamericano” han subvertido el espíritu del Congreso de Panamá impulsado por Bolívar, amparando invasiones, derrocamientos, atentados terroristas, boicots económicos y rebeliones militares.

Esos mismos organismos, junto al FMI, el Banco Mundial y el Banco Interamericano, han tenido en sus manos la función de garantizar la hegemonía del colonialismo sobre la producción, el comercio y los flujos financieros sobre cada uno de nuestros países. Los acuerdos de libre comercio (TLC) han sido, como señala Hugo Fazio, el amarre de este modelo y los instrumentos más potentes de neocolonialismo en plenos siglos XX y XXI. Tal como Allende denunciara: “se ha desvirtuado la naturaleza de los organismos internacionales, cuya utilización como instrumentos de la política bilateral de cualquiera de sus países miembros, por poderosos que sean, es jurídica y moralmente inaceptable. Significa una forma de intervención en los asuntos internos de un país. Esto es a lo que denominamos imperialismo”.

Hoy Chile no es el que Allende trató de construir. Sus recursos naturales (desde el cobre hasta el salmón) están entregados a las empresas multinacionales, que no guardan compromiso alguno con los humildes y despojados que el Presidente reivindicaba. No hay salud ni educación pública universales y de calidad, mientras el país es saqueado. Sus factores de inserción económica son la transnacionalización y los emporios privados, y la agenda geopolítica de sus élites es la contención de los proyectos de cambio en la vereda del Pacífico.

Con todo, este 2 de diciembre nace en Caracas la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC), un esfuerzo obstruido por todos aquellos agentes locales y foráneos que apostaron más por los pactos, el ALCA, los TLC y la entrega de las riquezas nacionales(petróleo, oro, cobre, etc.), pero que se explica por el esfuerzo titánico de quienes, como decía Allende, dejaron atrás “la época de las protestas, quebrado los propósitos divisionistas y aislacionistas” y avanzan con “el afán de coordinar la ofensiva y la defensa de los intereses de los pueblos en el continente, y con los demás países en desarrollo”.

El proyecto de Allende, que apoyó la unidad de los países productores de cobre, la discusión del Derecho al Mar como patrimonio de la Humanidad y de la celebración en Chile de la UNCTAD, de seguro está encarnado hoy en el esfuerzo de países que, como Venezuela, Ecuador, Bolivia, y otros, recuperan el programa transformador latinoamericano y a la vez reconocen la urgencia de un nuevo pacto regional sobre políticas alternativas en materia energética, militar, financiera, económica y cultural. Por ello la justeza de dejar fuera de esta iniciativa a las potencias que, como Estados Unidos y sus pares, tienen sus intereses más en relaciones de subordinación que de paridad, y sus políticas del “gran garrote” y la “fruta madura” penden hoy sobre Haití y Libia como ayer sobre El Salvador, Chile y Panamá. Todo esto hace a la CELAC, y particularmente a sus impulsores, tremendamente amenazantes y por tanto, vulnerables.

No hay posibilidad para la recuperación de las riquezas y la reparación de los derechos de los pueblos sin otra comunidad latinoamericana. La idea de Allende permanece vigente y cobra energía: “El nuevo cuadro político crea condiciones favorables para que la comunidad de las naciones haga, en los años venideros, un gran esfuerzo destinado a dar renovada vida y dimensión al orden internacional. La acción futura debe acentuar una política que tenga como protagonista a todos los pueblos. La acción internacional tiene que estar dirigida a servir al hombre que no goza de privilegios sino que sufre y labora”.

En la CELAC, que nace tras siglos de aspiraciones, está la visión de Allende que, como Bolívar, sabía bien: O nos salvamos juntos, o nos hundimos solos.


Ignacio Ramonet: “Algo se ha puesto a andar y era totalmente inesperado”

Publicado en Cubadebate el 4 Diciembre 2011

Ignacio Ramonet en La Habana. Foto: Archivo

Por Mabel Machado
La Jiribilla

Un censurado por los medios de prensa tradicionales podría hablar apologéticamente de las llamadas nuevas tecnologías y redes dentro de la Web, ahora que la cibergalaxia parece el escenario más factible para la democracia. Ignacio Ramonet, analista internacional, periodista y semiólogo, ha sido vetado por varios periódicos, entre ellos El País de España; sin embargo, no milita en el bando de los tecnoentusiastas. Apuesta por un equilibrio: el futuro del periodismo y la comunicación pasan, efectivamente, por la Red, pero la información es la que cambia, no la ética ni la función de los medios y sus profesionales.

El último libro de Ramonet, La explosión del periodismo, no habla de finales catárticos, sino de un momento diferente en el que la crisis de inseguridad informativa y credibilidad de la prensa convencional se hace evidente cada vez más a partir de la acción de medios como Wikileaks. El cambio de “los medios de masa a la masa de los medios”, la información como “acto colectivo”. Las sacudidas comunicacionales y tecnológicas son parte de lo que Ramonet identifica como el nuevo sistema mundo. Conversamos sobre el tema, a propósito de su visita al Festival de Cine.

-¿Cómo describe el nuevo escenario comunicacional y tecnológico en el que se produce y se distribuye el cine hoy?

-Estamos en una era tecnológica muy diferente, pero esencialmente lo que cambia es el consumo. Durante mucho tiempo el cine solo se consumió en las salas de cine, luego pasó a la televisión, más tarde al casset, el DVD y más recientemente al blu-ray. Pero ahora estamos pasando a una tercera fase, en la que prima la complejidad: por una parte, existe la idea de regresar a salas ultraequipadas, en particular, para ver películas en 3D. Esto también se puede hacer en televisión, pero aunque progresan con rapidez, se crean dificultades porque se necesitan determinados dispositivos como gafas, etc. La idea entonces es volver a las salas, pero ahora con pantallas muy grandes; o construir cines como uno que acabo de visitar en Brasil, para que unas 50 personas vean la película acostados en camas forradas de cuero, con las pantallas ubicadas en el techo, tecnologías Imax, y en los cuales el precio es ya semejante al que se paga por el teatro o por la ópera.

La medida del nuevo cambio tecnológico que estamos viviendo es que hasta ahora solo utilizamos Internet en la pantalla de la PC, el ordenador portátil o el Ipad. Este dispositivo de Apple permite acceder al claud (la nube), un lugar donde se pueden consumir películas sin que ocupen espacio en la memoria del aparato. Pero la nueva fase es la de hacer que la persona pueda utilizar su ordenador a través de la pantalla de su televisor, es decir, Internet está en su tv, que cada vez es más grande, tiene mejor calidad de imagen, etc. Todos estos cambios hacen que haya un problema en términos de qué tipo de cine, qué tipo de relatos se deben construir.

Por otro lado, los videojuegos, que hasta ahora eran eminentemente digitalizados, con imágenes no-reales, presentan ahora prototipos y ambientes casi tan perfectos como la realidad misma. De hecho, los videojuegos son ahora relatos muy semejantes a los de las películas de acción.

Curiosamente hay un regreso masivo al consumo de las series de televisión. La idea es que una serie permite desarrollar más los caracteres y las situaciones, en una temporada que va a durar 15 horas o en varias temporadas.

El último aspecto tiene que ver también con las salas de cine, que no están concebidas en la actualidad para ver películas solamente, sino para que, en la medida en que están equipadas de medios de difusión digital, puedan utilizarse para difundir un espectáculo como la ópera, en directo, con una imagen de muy alta fidelidad y con un sonido digital perfecto. Lo mismo pasa con un partido de fútbol o con un partido de béisbol, es mejor verlo en el cine, porque en casa no existe el ambiente de la cancha que sí logra trasmitir una sala con estas características.

Cada vez más hay una especie de fusión en la medida en que todo se digitaliza y se usa la misma tecnología para casi todos los productos de comunicación.

-¿Qué implicaciones trae esto para el consumidor?

-El consumidor se encuentra evidentemente ante una oferta muy variable desde el punto de vista técnico. Claro que el acceder a esas salas tan bien equipadas, con Imax, sillones magníficos y tres dimensiones, evidentemente cuesta mucho más caro que ir a ver la película en una sala normal. Lo mismo ocurre en la televisión, la primera vez que una película se difunde por este medio, se hace a través de un canal de pago y solo pasa en segunda instancia por un canal de televisión gratuita, intervenida además por los anuncios publicitarios. El espectador, por consiguiente, disfrutará mejor de una creación cinematográfica en función de su inscripción en determinado nivel de la sociedad.

-Pensando en esos desniveles, ¿es posible la difusión del cine fuera del control de los grandes monopolios del audiovisual?

-Claro, porque ahora hay muchas posibilidades diferentes. Los grandes productores y distribuidores están en crisis por esto mismo. Entonces tratan de hacer películas muy complejas que no se puedan difundir aún por ordenadores, como las de 3D. Por eso se hacen tantas películas de este tipo hoy y se piensa que en esta variante está la salvación de Hollywood, pero en realidad hoy el público se ha hecho inmenso con los centenares de millones de personas que tiene acceso a una computadora y a Internet. De otro lado, el público puede ver muchas otras cosas que no son cine, que ya ha dejado de ser el espectáculo dominante.

Si continuamos pensando que el cine está hecho para las salas, seguiremos diciendo que la cinematografía latinoamericana no tiene -o consigue poco- acceso a esas salas. Pero si decimos que el cine ahora puede difundirse mediante el ordenador, veremos que el número de espectadores potenciales se ha multiplicado. Basta que alguien pueda tener acceso a la Cinemateca de Cuba desde otro lugar del mundo, aunque sea pagando un pequeño precio, porque esa película que antes tenía una difusión limitada ahora tiene un alcance mayor, mucho más importante. La realidad ha cambiado. El problema está en saber si vamos a estar digitalizados para tener acceso a ese mercado.

-Tal vez podríamos acudir al concepto de webactor que usted apunta en su último libro, La explosión del periodismo…

-He hablado del webactor a propósito de la información. Hasta ahora los periodistas tenían el monopolio de la información y los simples ciudadanos solo podían recibirla de ellos; podían protestar en sus rincones, pero sin impacto social, porque la información de los medios era la que llegaba a todo el mundo. Ahora, por el contrario, mientras más personas tienen la posibilidad de acceder a un ordenador, de emitir criterios o visiones de los hechos para el planeta entero, aparecen nuevas maneras de intervenir sobre la información que se recibe, añadiendo un comentario que corrige la información, la desmiente, da argumentos con hechos probados o publica en otro lugar lo que piensa, como ocurre con el caso de los blogs, que pueden ser leídos potencialmente por el mundo entero.

Con el cine pasa igual. El espectador que está en África y tiene interés por conocer el cine que se hace en Cuba en este momento, generalmente no puede aspirar a que una película cubana llegue a su país por las vías convencionales, porque ningún productor, distribuidor o propietario de sala la va a encargar. Pero puede buscarla él mismo desde su computadora. O sea, tenemos una actividad por parte del ciudadano que antes no existía.

-¿Esta participación más activa del ciudadano en la producción y gestión de comunicación, no pudiera también hacerle el juego a la sobreinformación, que es en sí misma una forma de censura?

-La sobreinformación es tan fuerte que efectivamente nos paraliza, y por otra parte, nos hace creer que como es tan abundante está toda. Esa es mi tesis de la censura democrática. Como uno tiene tanta información, parte del principio de que podrá seleccionar lo que le interese; pero en realidad eso mismo está ocultando la información que falta. Por consiguiente, el sistema va a tratar de ocultar su censura a base de información.

-Es un elemento dentro del “haz de crisis” que usted menciona en sus reflexiones sobre el nuevo sistema mundo…

-El nuevo sistema mundo se caracteriza, en primer lugar, por los “seísmos”, eventos enormes que están teniendo lugar y que podríamos ejemplificar desde la actualidad inmediata. En este momento se celebran tres congresos importantes que sirven para ejemplificar.

1) Durban, la cumbre del clima, donde se debate el cambio climático, el peligro principal que enfrenta la humanidad; hace veinte años no se tenía conciencia de ese cambio, que ha ido demasiado rápido y no hay aun responsabilidad sobre que es necesario detenerlo.

2) En este momento en Caracas, se reúne la CELAC, el primer foro de ámbito americano en el que no aparecen los Estados Unidos ni Canadá, las dos grandes potencias anglosajonas de América. Este es un signo de lo que yo llamo la desoccidentalización del mundo.

3) El tercer elemento se puede comprobar en Europa. ¿Quién hubiera dicho hace apenas dos años que el Euro podía desaparecer? Hoy se puede pensar en un posible fin del Euro y una posibilidad de que la Unión Europea se descomponga. Esta también es una parte de la crisis.

Son algunos de los aspectos climáticos, geopolíticos, monetarios y financieros, que indican que nos encontramos en un mundo muy diferente. El nuevo escenario ha estado marcado en particular por las revueltas de los jóvenes este año en el planeta entero: lo del mundo árabe es un enorme seísmo, porque es una región donde hace décadas no pasaba nada además de las dictaduras y las represiones y, de repente, este universo se pone en marcha como ocurrió en América Latina al principio de los 60. No sé qué podrá dar esta situación, es posible que no se logre el resultado que pensamos, pero algo se ha puesto a andar, y era totalmente inesperado.

No se pensaba que los jóvenes españoles pudieran protestar, o que podían hacerlo los israelíes en una sociedad demasiado presa de sus problemas políticos. Los chilenos, los colombianos, los mexicanos demuestran que viven en una sociedad donde se rechaza el modelo neoliberal. Hemos visto que una generación nueva está preocupándose por su futuro, porque piensa que no lo tiene asegurado.

Efectivamente, hay una angustia hoy ante este modelo neoliberal que está venciendo a los estados a pesar de la crisis, y hasta viejos estados democráticos como los de Grecia e Italia los mercados han puesto a banqueros en el poder sin ningún tipo de elección, en verdaderos golpes de estado financieros.

Todo esto es lo que yo llamo el nuevo sistema mundo: cambios ecológicos, económicos, geopolítcos, generacionales, etc.

-Entre los seísmos mencionaba a los jóvenes, que son los protagonistas de los movimientos de “indignados” y también los mayores afectados por la crisis. Las tecnologías de las que hablábamos al inicio han tenido un papel importante a la hora de movilizar o canalizar las preocupaciones de estos grupos… ¿En qué medida puede ser este un camino que conduzca hacia nuevas formas de participación democrática?

-Esa es la cuestión. No hay que darle a las redes más de lo que son. Lo que han permitido es organizar la protesta, no son su causa, sino el instrumento que las permite. En un régimen represor, en una tiranía, es muy difícil que una persona sola salga a protestar, porque si lo hace, inmediatamente lo agarran y se lo llevan. Lo mismo pasa con los pequeños grupos, pero si son 20 mil o 30 mil personas las que se convocan, no se les puede acallar. Entonces, ¿cómo se hace para que en el mismo lugar se reúnan de repente miles de personas que protestan con los mismos lemas y que no se han organizado para que el sistema no los localice? Para eso sirven las redes sociales.

La situación política y social de larga duración es la que crea malestar. Las redes lo que permiten es detonar la protesta. Esto va a demostrar la incapacidad del sistema a oponerse a una masa. El sistema tiene que preguntarse si va a disparar a la multitud. Muchos regímenes mientras dudaban se cayeron, otros no han dudado y la evidencia de lo que vino después está en Siria, Yemen o la propia Libia. Las redes han creado en muchos casos una parte de las condiciones materiales para estas protestas, siendo un instrumento fundamental para las movilizaciones en una realidad que necesita cambiar.

-Por otra parte, nos interesa usted, que conoce a varios de los líderes de gobiernos progresistas de América Latina y que ha estudiado el continente ¿nos comenta sobre las posibilidades que ofrece la constitución de la CELAC?

-Esto viene a completar todo un dispositivo que se ha ido instalando en la última década, si tomamos como fecha de referencia la llegada al poder de Hugo Chávez. En este tiempo se ha producido la llegada al poder, democráticamente, de gobiernos con políticas progresistas desde el punto de vista social y de crítica contra el neoliberalismo. Luego, hemos visto ponerse en su lugar una serie de organizaciones y dispositivos como Petrocaribe, el Banco del Sur, el ALBA y Telesur. Los estados latinoamericanos han empezado a conocerse mejor, a trabajar mejor, a cooperar mejor en muchos aspectos, en los que Cuba ha tenido una participación fundamental.

En definitiva coexistíamos con algo que era la OEA, la cual se había creado después de la II Guerra Mundial, con dominación norteamericana, que esencialmente se ha opuesto a todos estos proyectos. Lo que se ha logrado en materia de integración en América Latina, ha sido contra la voluntad de Estados Unidos, que ha tratado de oponerse a los procesos de colaboración y soberanía económica latinoamericana. Por consiguiente, había que culminar esto con algo como la CELAC.

Ahora se debe pensar en qué forma va a tomar la CELAC, ¿un foro?, ¿una organización de estados? Por el momento tiene el nombre de comunidad, se sabe que se va a discutir de los problemas latinoamericanos y que evidentemente va a tratar de avanzar hacia la integración, que es una manera de evitar las tensiones y que esas tensiones puedan llegar a enfrentamientos. Estamos en una fase diferente: definir cómo vamos a cooperar en proyectos comunes y cómo vamos a hacer que las diversas organizaciones que ya existen se integren mejor.


Los indignados ocupan Broadway

Los activistas presentaron en la famosa avenida exposiciones de obras de arte, música y representaciones teatrales

Solo unas jornadas antes los indignados exigieron empleos en las calles de la urbe estadounidense. Autor: Getty Images

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
3 de Diciembre del 2011 21:55:20 CDT
WASHINGTON, diciembre 3.— El movimiento de protestas pacíficas Ocupa Wall Street (OWS) mantuvo ocupada este sábado la famosa avenida Broadway de Nueva York con una jornada de presentaciones artísticas en lo que denominan «resistencia creativa», reportó PL.
Acampados cerca de la Plaza Times Square desde las seis de la tarde del viernes, los activistas presentaron exposiciones de obras de arte, música y representaciones teatrales.
Según la convocatoria del evento, Ocupar Broadway deviene un intento simbólico de recuperar el espacio del teatro como una forma accesible y de arte popular para el ciudadano común, precisó el portal digital del movimiento occupywallst.org.
El grupo convocó a residentes y visitantes en la Gran Manzana a apoyar las actividades, con el objetivo de mostrar a la gran metrópoli estadounidense como una obra de arte, y no solo como un centro comercial de compras al por menor.
OWS prevé para el próximo 6 de diciembre una jornada de solidaridad con las familias que perdieron sus viviendas producto de la crisis hipotecaria.
Para el 12 de diciembre planifica, además, bloqueos coordinados de los puertos de la costa oeste de Estados Unidos en las ciudades de Portland (Oregon), Tacoma y Seattle (Washington), Anchorage (Alaska), así como en Oakland y Los Ángeles (California).
En fechas recientes, los activistas sufrieron violentos desalojos y represiones de las autoridades, como ocurrió recientemente en Filadelfia y Los Ángeles, donde fueron apresados casi 300 ciudadanos que se oponen a la desigualdad generada por el sistema capitalista.
Las acciones de los llamados indignados se iniciaron el 17 de septiembre frente a la sede del poder financiero estadounidense, en Manhattan.
Exigen a la administración del presidente Barack Obama medidas favorables a la clase trabajadora, severamente afectada por la crisis económica y una elevada tasa de desempleo de 8,6 por ciento.
Protestan, asimismo, contra el uso de dinero público para rescatar a bancos privados, que explotan, aseguran, al 99 por ciento de la ciudadanía.
Las manifestaciones se extendieron a las principales ciudades de la Unión y trascendieron las fronteras para instalarse en Canadá, donde también se reclama al Gobierno reducir los impuestos bancarios en varias provincias.