sábado, 3 de diciembre de 2011

¿Bloqueados internamente?

Por: Alejandro Cruz

Editor del Blog Cubano1er.Plano

Recientemente sesionó en La Habana un Taller Internacional “Medios alternativos y redes sociales” el cual ha dejado la puerta abierta a muchas interrogantes.

En dicho taller se tocaron temas muy interesantes como la importancia que tiene para nuestro país mostrar al mundo la verdadera realidad cubana, allí se escucharon propuestas como estas:

“De lo que se trata es de poner el concepto de Ciberguerra en su justo lugar, y a la Ciberdefensa activa entre nuestras prioridades, metiéndonos de cabeza, responsablemente, en ese mundo que llegó para quedarse, que no podemos eludir y que en definitiva cada vez es más nuestro. (Ampliar De la Ciberguerra a la Ciberdefensa activa)”.

Vivimos asediados por el imperialismo, sumidos día a día en la Batalla Ideológica, sabemos la importancia que tiene para nuestro país la Batalla de Ideas y pienso que debemos perpetuar las palabras de Fidel Castro Ruz el 27 de noviembre de 1959 cuando dijo.

,…” a nosotros más que nada nos interesa la conciencia del pueblo... mientras mayor sea la conciencia del pueblo menos vale una mentira...”

Sabemos que la Internet que se utiliza hoy en Cuba es por vía satélite, un tipo de conectividad que según estudios realizados es usado solo por el 10% de los internautas a nivel mundial por sus altos costos, debido a esto la posibilidad de conexión es muy limitada, pronto entrará en funciones el Cable de Fibra Óptica momento éste idóneo para revolucionar el acceso a Internet sin miedo a hacer uso pleno de las redes sociales e interactuar con ellas de forma directa, eliminando trabas existentes internamente, evolucionando nuestras mentes y vinculándonos a una forma de integración y combate distinta.

Es cierto que surgirán nuevos blog que estarán en contra de la línea trazada por la Revolución, superficiales pero también abran muchos más que defenderán a capa y espada nuestros logros y conquistas alcanzados. Las limitaciones y prejuicios existentes en nuestro país hacen poco accesible la navegación por estos espacios, aun cuando la blogosfera y las redes sociales están jugando un papel importante.

Eliminar la primera barrera psicológica, lograr el fácil acceso a las páginas nacionales (intranet), a plataformas como Blogger, Wordpress, Twitter, Facebook será un reto que tenemos que asumir para poder hacerle frente a maniobras de descrédito.

Es real que por razones tecnológicas no podemos conectarnos todos inmediatamente a la red de redes desde nuestros hogares, pero en la mayoría de los centros de trabajo cuentan con algún servicio de navegación nacional y creo se debe aprovechar esta oportunidad

Recientemente en Juventud Rebelde público un artículo titulado Con Fidel al Teléfono

En algún momento del intercambio, el Comandante comentó la importancia de las tecnologías para mantenerse informado acerca del acontecer internacional. Creo que esa es una de sus obsesiones más recientes.

«La gente no puede vivir sin saber lo que está pasando en el mundo. ¿Tú crees que es posible vivir tranquilo sin saber de los desastres que están ocurriendo por todo el planeta: la guerra en Libia, las grandes huelgas. Y no tenemos ningún espacio en televisión que se dedique a hablar de estas cosas. Está la sección Hilo Directo, de Granma. Te voy a leer lo que publicaron hoy».

Leyó todos los titulares de ese día, lunes 10 de octubre, y enseguida inquirió: «¿Te parece que con eso sea suficiente? No, ¿verdad? El pueblo necesita saber mucho más».

Cómo puedo saber lo que pasa si hay políticas que prohíben y regulan el poder acceder a diferentes sitios y plataformas aun teniendo Internet ¿Cómo prestarle atención a TeleSur? si éste tiene como mínimo 24 horas de retraso en este mundo que se mueve hoy a la velocidad de la luz, con acontecimientos que ocurren y son reportados al momento.

No creo que Fidel este equivocado cuando le dice a los jóvenes que no pueden vivir tranquilos sin saber lo que esta pasando en el mundo, yo no lo estoy, creo que muchos no lo están, pero pregunto: ¿qué puedo hacer? ¿cómo cambiar la mentalidad de aquellas personas que hoy no ven que hay una nueva manera de defender la Revolución. No creo que bloqueando las plataformas y las redes sociales sea la vía de defenderla.

Hoy se pública en Cubadebate Declaración Final del Taller Internacional “Medios alternativos y redes sociales” entre los puntos finales plantea.

14.Explorar con las respectivas entidades gubernamentales responsables la conveniencia de que los mecanismos de integración que existen o nacen ahora en América Latina y el Caribe den prioridad al tema de la Comunicación y de forma especial a los medios alternativos y redes sociales, para la difusión de la nueva realidad de nuestra área geográfica.

¿Esto qué quiere decir?… Que será posible desde las entidades gubernamentales cubanas acceder a las redes sociales sin que esto sea un problema para cualquier trabajador que no esté vinculado a los medios de comunicación. ¿Cómo mostrar la realidad de Cuba si estamos bloqueados internamente?.


EUROPA CRISIS Y DAÑOS COLATERALES

Jorge Gómez Barata

La crisis por la que atraviesan varios países europeos será como un paréntesis dentro del cual el desarrollo económico y social se ralentizará. Ante el endeudamiento, los afectados están obligados a reducir gastos y aumentar ingresos. La pregunta es cómo hacerlo cuando nadie quiere pagar más impuestos, los trabajadores no aceptan los recortes y la banca privada no colabora. La resistencia puede remover gobiernos pero no resolver el problema. La situación no es política; la solución tampoco.

Las medidas de ajuste frente a las cuales no hay opciones, tomarán tiempo en dar resultados y aunque en las economías se mantengan a flote; nadie podrá evitar los daños colaterales. La cuantía de los déficits acumulados por Grecia, España, Portugal, Italia y otros países son de tal magnitud que con los ahorros derivados de las medidas de ajuste y el aumento de los impuestos tardarán décadas para nivelar ingresos y egresos.

Tijera en mano los estados recortarán drásticamente las partidas destinadas a obras públicas, innovación tecnológica, investigaciones científicas, educación superior y otras esferas decisivas. A corto plazo las consecuencias de tales políticas afectarán la prosperidad general, acarrearán la modificación de estilos de vida y acomodarán las expectativas a las realidades. La falta de inversión estatal se reflejará en el deterioro de las infraestructuras que soportan la producción y los servicios, envejecerán tecnologías y se hará obsoleto el equipamiento de las universidades y los laboratorios científicos que funcionan con fondos públicos.

Debido a todo ello bajará la productividad del trabajo, se reducirán las exportaciones, mermaran las innovaciones tecnológicas y los resultados científicos. De esa manera la economía será menos competitiva. Al reducirse los pedidos, muchas empresas pudieran quebrar, otras emigraran a sitios donde haya mejores oportunidades. La fuga de capitales y los retiros de depósitos bancarios no es una hipótesis sino una realidad que ya afrontan Grecia, España y Portugal.

Por ahora Europa no corre el peligro de retroceder hasta niveles previos aunque pasará algún tiempo antes de que vuelva a avanzar con el dinamismo que lo hizo en la posguerra. Obviamente nadie se alegra. El futuro de la humanidad, incluyendo el de los trabajadores, el de los pueblos, incluso el del socialismo no está ligado a las crisis sino a la prosperidad. Allá nos vemos.

La Habana, 03 de diciembre de 2011


LO QUE LOS INDIGNADOS LLAMAN WALL STREET

Por Manuel E. Yepe
El vigoroso desarrollo de las protestas contra el capitalismo mundial que, a nombre del 99% de la población, se hace sentir en muchas ciudades del mundo capitalista desarrollado provoca creciente consternación en las instituciones financieras del llamado “primer mundo” en la medida que gana nuevos adeptos.
Una adhesión particularmente significativa fue la que tuvo lugar recientemente en Nueva York cuando Ray Lewis, un capitán en retiro de la policía de Filadelfia, “harto de que los multimillonarios sigan haciendo crecer sus fortunas sobre la espalda de millones de personas empobrecidas”, se presentó sorpresivamente en la plaza Zuccotti, de Nueva York, un día de fines de noviembre, no para reprimir a los “indignados” sino para cerrar filas del lado de los manifestantes del movimiento Ocupar Wall Street (OWS) y exigir el fin inmediato de las detenciones.
Para la oligarquía estadounidense, y seguramente para las de otras latitudes, ha de haber sido motivo de alarma el hecho de que, junto a los indignados que han perdido sus empleos, sus casas o sus ahorros, comiencen a verse quienes hasta ahora los han reprimido por mostrar indignación contra el injusto sistema que las oligarquías encabezan.
Aunque al ex capitán de policía Ray Lewis el gesto le costó ser arrestado, esposado y encarcelado, también le reportó convertirse en uno de los integrantes más populares y queridos del movimiento OWS y en un símbolo del triunfo de la conciencia ciudadana sobre la estructura del sistema capitalista, que luchan contra la concentración de la riqueza y la iniquidad del poder en Estados Unidos.
El llamado de los indignados estadounidenses a ocupar Wall Street no se refiere a la calle neoyorquina de ese nombre sino a la madeja de la red capitalista que controla el mundo y ejerce control de la economía global.
A la luz de la intensificación de las protestas en todo el mundo contra los excesos del capitalismo, la revista británica The New Scientist encargó un trabajo a los periodistas Andy Coghlan y Débora Mac Kenzie que publicó con título de “La Red Capitalista que rige al Mundo” (The Capitalist Network That Runs the World).
Los autores centraron su trabajo periodístico en el análisis por un trío de expertos en sistemas complejos del Instituto Federal suizo de tecnología en Zúrich que estudiaron las relaciones entre 43.000 corporaciones transnacionales y detectaron que 1318 de ellas, principalmente bancarias, están interconectadas en complejos sistemas con un enorme poder financiero y constituyen el núcleo central que ejerce desproporcionado control de la economía global.
Estudios anteriores habían hallado que algunas corporaciones transnacionales poseen grandes segmentos de la economía mundial, pero incluían sólo un número limitado de empresas y omitían propiedades indirectas.
La idea de que unos pocos banqueros controlen la mayor parte de la economía mundial no es noticia para los indignados del movimiento OWS de Nueva York ni para quienes protestan en otras partes del mundo, pero el estudio del grupo suizo fue el primero en identificar empíricamente tal red de poder.
"La realidad es muy compleja. Hay que alejarse de los dogmas y de cualquier teoría conspirativa o de libre mercado. Nuestro análisis está basado en la realidad", afirmó James Glattfelder, jefe del equipo de Zúrich.
A partir de la base de datos Orbis 2007, que lista 37 millones de compañías y los inversionistas de todo el mundo, el trio identificó las 43.060 corporaciones y sus cuotas de participación en la propiedad de acciones, vinculándolas entre sí. Luego construyeron un modelo que muestra cuales compañías controlan a otras a través de redes de accionistas, comparando los ingresos operativos de cada una, para construir un mapa de la estructura del poder económico.
El trabajo reveló la existencia de un núcleo de 1318 empresas conectados con otras veinte como promedio que, aunque solo representan el veinte por ciento de los ingresos operativos globales, colectivamente, a través de sus acciones, representan en la llamada economía real un 60% de los ingresos globales del mundo.
Cuando el equipo siguió desenredando la madeja de la propiedad, descubrió que conducía a otra súper-entidad aún más estrechamente entretejida, integrada por apenas 147 compañías, todas ellas propiedad de otros miembros de la súper-entidad, que controla el 40% de la riqueza total de la red.
"En efecto, menos del uno por ciento de las compañías es capaz de controlar el 40% de toda la red y la mayoría son instituciones financieras”, declaró Glattfelder.
¡Vaya coincidencia con los reclamos del movimiento OWS!
La Habana, 03 de Diciembre de 2011

Ofrendas florales de Fidel y Raúl a Martí en el Día de las FAR

EDUARDO PALOMARES CALDERÓN

SANTIAGO DE CUBA.— Ofrendas florales del Comandante en Jefe Fidel Castro, del General de Ejército Raúl Castro, los Consejos de Estado y de Ministros, y del pueblo cubano, fueron depositadas en el homenaje que en ocasión del aniversario 55 del Desembarco del Granma y Día de las FAR, rindiera la institución armada al Apóstol de nuestra independencia, José Martí, ante el mausoleo que guarda sus restos.

El acto político y ceremonia militar fue iniciado con el cambio de la Guardia de Honor, rendida esta vez en el monumental mausoleo del cementerio Santa Ifigenia, por cadetes de la Escuela Interarmas de las FAR General Antonio Maceo, Orden Antonio Maceo, y alumnos de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos, de Guantánamo, como estímulo a sus resultados integrales.

Con motivo de la fecha los principales dirigentes políticos y del gobierno en el territorio, trasmitieron en nombre del pueblo santiaguero un reconocimiento a las gloriosas Fuerzas Armadas Revolucionarias, que fuera recibido por el jefe de la Región Militar de Santiago de Cuba,.

Al evocar el legado martiano en nuestras FAR, el presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, en el territorio, coronel de la reserva Adolfo Pérez Pestana, dijo que han sido ejemplo al mando de Fidel y Raúl en la lucha revolucionaria, y al lado del pueblo en el desarrollo y consolidación de nuestro proyecto socialista.

Lázaro Expósito Canto, primer secretario del Partido en la provincia y el presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Reynaldo García Zapata, encabezaron la colocación de rosas blanca al pie del nicho cubierto por la Bandera Cubana, en homenaje seguido por otros dirigentes, combatientes de la Revolución Cubana, estudiantes y trabajadores.


¿Cuándo se interesará el TPI a los asesinos de América Latina que encubre EEUU?

Jean-Guy Allard

TeleSUR 03-12-2011

El Tribunal Penal Internacional, fiel servidor de EE.UU., de las potencias europeas y de la OTAN a la hora de perseguir a quien molestó sus intereses, padece de ceguera crónica cuando Washington, mientras denuncia al terrorismo, hospeda en su territorio connotados autores de crímenes contra la humanidad.

Hace unos días, el Gobierno de Estados Unidos expresó que se comprometía a descongelar el trámite de extradición del ex presidente boliviano Gonzalo “Goni” Sánchez de Lozada, solicitado hace más de tres años por el Gobierno boliviano para ser sometido a proceso judicial por actos de genocidio.

Bolivia reclama a “Goni” desde que huyó en octubre de 2003 a Estados Unidos, donde recibió de inmediato la protección del Departamento de Estado, tras la muerte en la ciudad de El Alto de 67 campesinos en una verdadera masacre que también dejó centenares de heridos.

Hasta ahora, Washington ni contestaba a las solicitudes de extradición. Con las conversaciones sobre el “acuerdo marco” que normaliza las relaciones con Bolivia, la potencia imperial consintió a renunciar a su mutismo criminal y eventualmente a “estudiar el caso”. Sin más.

El caso de Sánchez de Lozada  es sólo uno de los numerosos casos de protección otorgada por Washington a autores de actos de terrorismo de Estado mientras publica una llamada “lista de patrocinadores del terrorismo” que utiliza para difamar a quien se niega a arrodillarse ante su poder hegemónico.

Un caso saturado de pruebas

En Caracas, cajas y cajas de documentos conservados en los archivos de la Fiscalía nacional demuestran la absoluta culpabilidad de Luis Posada Carriles, como autor intelectual, con el fallecido Orlando Bosch, de la destrucción en pleno vuelo de un avión cubano, en 1973, que provocó la muerte de 76 personas.

Un crimen ocurrido mientras George Bush padre se encontraba de jefe de la CIA, Â comparable al atentado aéreo de Lockerbie, ocurrido mientras el mismo Bush era vicepresidente de Estados Unidos encargado de seguridad nacional, y del cual se acusará a Libia...y a la CIA.

EE.UU. no sólo sigue negándose a enjuiciar por terrorismo o a extraditar a Posada, a pesar de las repetidas solicitudes presentadas por José Pertierra, el abogado que representa a Venezuela en el caso, sino que sus funcionarios, encabezados por el activista de extrema derecha Roger Noriega, le fabricó un caso judicial que llevó a su virtual absolución de sus crímenes por un jurado tejano.

“Ex” agente de la CIA, Posada fue formado en la School of the Americas (SOA), institución militar del Gobierno norteamericano dedicada a enseñar técnicas que hicieron de este psicópata caracterizado un terrorista en serie y un represor, torturador y asesino de élite. Sus crímenes están ahora documentados no sólo en Venezuela, sino también en El Salvador, en Guatemala, en Honduras y en Panamá.

El vertedero de Miami

En toda América, la responsabilidad de Estados Unidos en actos terroristas es proporcional a la actividad de sus servicios de inteligencia.

La CIA mantiene desde décadas en Miami una verdadera base de operación, un auténtico vertedero de sicarios desde que se gastó, en los años 60, cientos de millones en operaciones de inteligencia y terrorismo destinadas a provocar la destrucción de la Revolución cubana.

En esta ciudad enfermiza donde un enorme clan de matones, ex mercenarios formados para matar, sueña de una hecatombe que reduciría en polvo la isla de Cuba, ni se denuncia a los crímenes de estos herederos de la dictadura cubana de Fulgencio Batista, sino que se rinde homenaje. .

A esta tropa innumerable de veteranos cubanoamericanos, se ha aglomerado en el curso de los años, un número indeterminado de “refugiados políticos” procedentes de regímenes dictatoriales latinoamericanos cuya paternidad, aunque patente, Washington se niega a reconocer.

Las décadas no borran los crímenes. Son innumerables los casos de asesinos de Estado que viven en territorio norteamericano, incluso con la protección de la ley. A título de ejemplo, sigue radicado Michael Townley, ex-agente de la policía secreta de la dictadura de Augusto Pinochet, y asesino confeso del ex canciller chileno Orlando Letellier, quien dirigió la operación criminal ejecutada por cubanoamericanos luego indultados por George Bush hijo.

Vive en Miami, Roberto Guillermo Bravo, militar argentino, quién se encargó de rematar a 16 jóvenes revolucionarios  en lo que después se llamó la Masacre de Trelew. Los tribunales de la ciudad mafiosa siempre encontraron la vuelta para proteger a este asesino de una eventual extradición al país donde sus cómplices tuvieron que responder de sus crímenes.

Miami santuario de conspiradores

Fue en Miami que se conformó el intento de golpe de Estado contra el presidente ecuatoriano Rafael Correa, al margen de un foro donde se exhibió en septiembre de 2010 el ex presidente golpista al lado del prófugo cubano Carlos Alberto Montaner, con documentado pasado terrorista, y del torturador Gustavo Lemus.

Siguen protegidos en Miami los conspiradores del asesinato del fiscal venezolano Danilo Anderson, ejecutado con una bomba bajo su vehículo según la técnica CIA privilegiada por el terrorismo norteamericano. Ahí están no sólo los conspiradores golpistas Patricia Poleo y Nelson Mezerhane que encabezaron la conspiración sino los ex poli. Mientras viola con frecuencia la soberanía de otros países bajo el pretexto de “los derechos humanos” y se niega a someter a sus ciudadanos a procesamiento ante el Tribunal Penal Internacional por crímenes de guerra, Estados Unidos encubre a criminales - que buscaron refugio o que invitó a radicarse en su territorio - que confeccionaron el artefacto destructor.

En Miami están hospedados y protegidos por el Departamento de Estado, golpistas tales como Joaquim Chaffardet -el ex represor de la DISIP asesina- y el golpista Salvador Romani, que mantienen al lado de Posada Carriles su disponibilidad para “operaciones” magnicidas contra líderes progresistas.

El 11 de julio pasado, cuatro senadores demócratas estadounidenses enviaron una carta a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en la que solicitan al gobierno de Barack Obama, que ubique a uno de los asesinos que buscaron refugio en EE.UU., en el caso de los seis jesuitas ejecutados en El Salvador.

¿Cuántos ex represores salvadoreños o guatemaltecos, responsables de las masacres genocidas que marcaron la historia de Centroamérica, reciben protección en territorio estadounidense? ¿Cuándo se interesará el TPI en los “derechos humanos” violados por Estados Unidos en el continente que considera su patio y que pretende dominar? ¿Cuándo se interesará el TPI en los asesinos en América Latina que Estados Unidos preparó, orientó, financio, y encubrió?

¿Hará falta que América Latina, con su soberanía nuevamente expresada, tenga sus propios medios para juzgar a aquellos delincuentes que, orientados por poderes ajenos, la desprecian y la ofenden?


La gran regresión

Ignacio Ramonet

Le Monde Diplomatique

03-12-2011

Está claro que no existe, en el seno de la Unión Europea (UE), ninguna voluntad política de plantarle cara a los mercados y resolver la crisis. Hasta ahora se había atribuido la lamentable actuación de los dirigentes europeos a su desmesurada incompetencia. Pero esta explicación (justa) no basta, sobre todo después de los recientes “golpes de Estado financieros” que han puesto fin, en Grecia y en Italia, a cierta concepción de la democracia. Es obvio que no se trata sólo de mediocridad y de incompetencia, sino de complicidad activa con los mercados.

¿A qué llamamos “mercados”? A ese conjunto de bancos de inversión, compañías de seguros, fondos de pensión y fondos especulativos (hedge funds) que compran y venden esencialmente cuatro tipos de activos: divisas, acciones, bonos de los Estados y productos derivados.

Para tener una idea de su colosal fuerza basta comparar dos cifras: cada año, la economía real (empresas de bienes y de servicios) crea, en todo el mundo, una riqueza (PIB) estimada en unos 45 billones (1) de euros. Mientras que, en el mismo tiempo, a escala planetaria, en la esfera financiera, los “mercados” mueven capitales por un valor de 3.450 billones de euros. O sea, setenta y cinco veces lo que produce la economía real...

Consecuencia: ninguna economía nacional, por poderosa que sea (Italia es la octava economía mundial), puede resistir los asaltos de los mercados cuando éstos deciden atacarla de forma coordinada, como lo están haciendo desde hace más de un año contra los países europeos despectivamente calificados de PIIGS (cerdos, en inglés): Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España.

Lo peor es que, contrariamente a lo que podría pensarse, esos “mercados” no son únicamente fuerzas exóticas venidas de algún horizonte lejano a agredir nuestras gentiles economías locales. No. En su mayoría, los “atacantes” son nuestros propios bancos europeos (esos mismos que, con nuestro dinero, los Estados de la UE salvaron en 2008). Para decirlo de otra manera, no son sólo fondos estadounidenses, chinos, japoneses o árabes los que están atacando masivamente a algunos países de la zona euro.

Se trata, esencialmente, de una agresión desde dentro, venida del interior. Dirigida por los propios bancos europeos, las compañías europeas de seguros, los fondos especulativos europeos, los fondos europeos de pensiones, los establecimientos financieros europeos que administran los ahorros de los europeos. Ellos son quienes poseen la parte principal de la deuda soberana europea (2). Y quienes, para defender –en teoría– los intereses de sus clientes, especulan y hacen aumentar los tipos de interés que pagan los Estados por endeudarse, hasta llevar a varios de éstos (Irlanda, Portugal, Grecia) al borde de la quiebra. Con el consiguiente castigo para los ciudadanos que deben soportar las medidas de austeridad y los brutales ajustes decididos por los gobiernos europeos para calmar a los “mercados” buitres, o sea a sus propios bancos...

Estos establecimientos, por lo demás, consiguen fácilmente dinero del Banco Central Europeo al 1,25% de interés, y se lo prestan a países como, por ejemplo, España o Italia, al 6,5%... De ahí la importancia desmesurada y escandalosa de las tres grandes agencias de calificación (Fitch Ratings, Moody’s y Standard & Poor’s) pues de la nota de confianza que atribuyen a un país (3) depende el tipo de interés que pagará éste por obtener un crédito de los mercados. Cuanto más baja la nota, más alto el tipo de interés.

Estas agencias no sólo suelen equivocarse, en particular en su opinión sobre las subprimes que dieron origen a la crisis actual, sino que, en un contexto como el de hoy, representan un papel execrable y perverso. Como es obvio que todo plan de austeridad, de recortes y ajustes en el seno de la zona euro se traducirá en una caída del índice de crecimiento, las agencias de calificación se basan en ello para degradar la nota del país. Consecuencia: éste deberá dedicar más dinero al pago de su deuda. Dinero que tendrá que obtener recortando aún más sus presupuestos. Con lo cual la actividad económica se reducirá inevitablemente así como las perspectivas de crecimiento. Y entonces, de nuevo, las agencias degradarán su nota...

Este infernal ciclo de “economía de guerra” explica por qué la situación de Grecia se ha ido degradando tan drásticamente a medida que su gobierno multiplicaba los recortes e imponía una férrea austeridad. De nada ha servido el sacrificio de los ciudadanos. La deuda de Grecia ha bajado al nivel de los bonos basura.

De ese modo los mercados han obtenido lo que querían: que sus propios representantes accedan directamente al poder sin tener que someterse a elecciones. Tanto Lucas Papademos, primer ministro de Grecia, como Mario Monti, Presidente del Consejo de Italia, son banqueros. Los dos, de una manera u otra, han trabajado para el banco estadounidense Goldman Sachs, especializado en colocar hombres suyos en los puestos de poder (4). Ambos son asimismo miembros de la Comisión Trilateral.

Estos tecnócratas deberán imponer, cueste lo que cueste socialmente, en el marco de una “democracia limitada”, las medidas (más privatizaciones, más recortes, más sacrificios) que los mercados exigen. Y que algunos dirigentes políticos no se han atrevido a tomar por temor a la impopularidad que ello supone.

La Unión Europea es el último territorio en el mundo en el que la brutalidad del capitalismo es ponderada por políticas de protección social. Eso que llamamos Estado de bienestar. Los mercados ya no lo toleran y lo quieren demoler. Esa es la misión estratégica de los tecnócratas que acceden a las riendas del gobierno merced a una nueva forma de toma de poder: el golpe de Estado financiero. Presentado además como compatible con la democracia...

Es poco probable que los tecnócratas de esta “era post-política” consigan resolver la crisis (si su solución fuese técnica, ya se habría resuelto). ¿Qué pasará cuando los ciudadanos europeos constaten que sus sacrificios son vanos y que la recesión se prolonga? ¿Qué niveles de violencia alcanzará la protesta? ¿Cómo se mantendrá el orden en la economía, en las mentes y en las calles? ¿Se establecerá una triple alianza entre el poder económico, el poder mediático y el poder militar? ¿Se convertirán las democracias europeas en “democracias autoritarias”?

Notas

(1) Un billón = un millón de millones.

(2) En España, por ejemplo, el 45% de la deuda soberana lo poseen los propios bancos españoles, y los dos tercios del 55% restante, los detentan establecimientos financieros del resto de la Unión Europea. Lo cual significa que el 77% de la deuda española ha sido adquirida por europeos, y que sólo el 23% restante se halla en manos de establecimientos extranjeros a la UE.

(3) La nota más elevada es AAA, que, a finales de noviembre pasado, sólo poseían en el mundo algunos países: Alemania, Australia, Austria, Canadá, Dinamarca, Francia, Finlandia, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Suiza. La nota de Estados Unidos ha sido degradada, en agosto pasado, a AA+. La de España es actualmente AA-, idéntica a la de Japón y China.

(4) En Estados Unidos, Goldman Sachs ya consiguió colocar, por ejemplo, a Robert Rubin como Secretario del Tesoro del Presidente Clinton, y a Henry Paulson en esa misma función en el gabinete de George W. Bush. El nuevo presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, fue también vicepresidente de Goldman Sachs para Europa de 2002 a 2005.


Líder religioso estadounidense ratifica su postura sobre Cuba

Dalia González Delgado

El Secretario General del Consejo de Iglesias de Cristo en Estados Unidos, Michael Kinnamon, ratificó este jueves en conferencia de prensa que el bloqueo estadounidense contra Cuba debe terminar.

Casi al final de su visita, el reverendo recordó que la posición favorable a Cuba por parte la organización que representa no es nueva, pues desde 1968 han emitido declaraciones oficiales contra el bloqueo.

Asimismo, desempeñaron un papel relevante en la lucha por el regreso de Elián González y han presionado para que Olga Salanueva y Adriana Pérez, esposas de René y Gerardo respectivamente, puedan visitar a sus esposos.

El Consejo de Iglesias de Cristo en Estados Unidos agrupa a alrededor de 50 millones de personas, por lo que, según Kinnamon, esperan tener alguna influencia en la divulgación del caso de los Cinco.

Además, ratificó su intención de comunicarle al Departamento de Estado de su país la necesidad de que se normalicen las relaciones entre La Habana y Washington.

El reverendo explicó que en noviembre del 2010 él y otros líderes religiosos tuvieron un encuentro con el presidente estadounidense Barack Obama, donde abordaron tres temas: la pobreza, la situación en Oriente Medio y Cuba.

Entonces, no hablaron de una posible liberación de los Cinco, pero Kinnamon pidió a Obama una revisión del caso, por las irregularidades legales que ha habido.

En la conferencia de este jueves el líder religioso respondió a preguntas de la prensa extranjera sobre su visita al norteamericano Alan Gross, y aseguró haber hablado de ese tema con el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro Ruz.

Gross fue condenado en Cuba a 15 años de cárcel por el delito de Actos contra la Independencia o la Integridad del Estado, pues introdujo en el país, de manera ilegal, medios de infocomunicaciones para crear redes internas, como parte de un programa dirigido a promover acciones desestabilizadoras en el país y a subvertir el orden constitucional cubano.

Durante su estancia en Cuba, Kinnamon se reunió además con Esteban Lazo Hernández, Vicepresidente del Consejo de Estado, y con el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Ricardo Alarcón de Quesada, así como con el Ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, y también con líderes religiosos.

Declaración conjunta

Tomado de Granma


La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños es nuestra obra más preciada

Discurso del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) / Caracas, Venezuela, 2 de diciembre de 2011, Año 53 de la Revolución

El Presidente cubano, Raúl Castro, agradeció la designación de Cuba como presidenta pro témpore de la comunidad latinoamericana y caribeña en el año 2013. Autor: Cortesía de Producciones de la 5ta. Avenida

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
3 de Diciembre del 2011 3:11:26 CDT
(Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)
Compañero Hugo Chávez Frías, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela;
Estimados Presidentes, Primeros Ministros y Jefes de delegaciones:
Saludamos, en primer lugar, al hermano pueblo venezolano y a la Revolución bolivariana. Venezuela nos recibe hoy hospitalaria y orgullosa, en el año que celebra el bicentenario de su independencia y nos ofrece la oportunidad de reunir a los gobiernos de toda América Latina y el Caribe.
Tenemos el privilegio de asistir a un acto fundacional de carácter trascendental. Con las decisiones que aquí adoptamos y el trabajo conjunto de los últimos tres años, reivindicamos más de dos siglos de luchas y esperanzas. Llegar tan lejos nos ha costado esfuerzo, pero también sangre y sacrificio.
Las metrópolis coloniales de antaño y las potencias imperiales de hoy han sido enemigas de este empeño. Han intentado desafiar el ideario de Simón Bolívar quien, con larga visión, sentenció: “La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino”.
La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños es nuestra obra más preciada. Simbólicamente, consolida el concepto de una región unida y soberana, comprometida con un destino común.
En términos estratégicos, nos brinda el instrumento político requerido para aunar voluntades, respetar la diversidad, resolver diferencias, cooperar por el bien de nuestros pueblos y solidarizarnos los unos con los otros. Su éxito dependerá del carácter y la sabiduría de sus miembros, que somos las 33 naciones independientes situadas entre el Río Bravo y la Patagonia.
En la unidad en torno a la soberanía, el desarrollo y la equidad estará nuestra fuerza y de ella dependerá la prosperidad con justicia de los ciudadanos de esta vasta y rica región. No tenemos un ideario plenamente homogéneo, ni coincidimos en todas las posiciones políticas. Esa es parte de la realidad y con ella debemos trabajar en un clima de respeto y cooperación.
Vivimos en una zona libre de armas nucleares, privilegio que disfrutan muy pocas regiones del mundo. Es una contribución fundamental a la causa de la humanidad por la eliminación total de esta amenaza, que pone en peligro la supervivencia humana.
Debemos aspirar a declararnos también, un día no muy lejano, territorio libre de bases militares extranjeras, como aporte adicional a la identidad regional.
El patrimonio común de nuestras tierras y mares atesora una riqueza natural extraordinaria que, utilizada de forma sostenible, con responsabilidad y solidaridad, ofrece a las futuras generaciones las bases de un porvenir de prosperidad y justicia. Contamos con una cultura diversa e interrelacionada, con valores ancestrales autóctonos. Existe un potencial técnico y científico de alto calibre e insuficientemente aprovechado.
A pesar de todo esto y de índices de crecimiento económico no despreciables, América Latina y el Caribe, con más de 20 millones de kilómetros cuadrados de extensión territorial y más de 580 millones de habitantes, avanza lentamente y no logra superar las deformaciones que obstaculizan su desarrollo.
Habitamos en la que se considera la región del mundo con mayor desigualdad en la distribución de la riqueza. Junto al reconocimiento de que hemos sobrellevado en mejores condiciones los efectos de la crisis económica global, está la gran brecha que significa la extrema concentración de la riqueza en pocas manos frente a la inmensa pobreza de las mayorías.
La prosperidad de nuestra región depende de la solución de este problema. Actualmente hay 180 millones de latinoamericanos y caribeños pobres y, de ellos, 72 millones en extrema pobreza. Es una tragedia que no tendrá solución incluso si cumpliéramos todos con los Objetivos de Desarrollo del Milenio establecidos por las Naciones Unidas.
Hoy, la pobreza afecta a 81 millones de nuestros niños y unos 13 millones de ellos ni siquiera pueden acceder a una alimentación adecuada, en una región que produce más nutrientes de los que necesita. Esos niños son los acreedores del futuro de esta región. Nosotros, sus deudores.
La reciente evolución económica de América Latina y el Caribe muestra que, a pesar de la profunda crisis global, han crecido los ingresos por exportaciones, principalmente de productos básicos; que la carga de la deuda externa, aunque injusta y agobiante, ha sido menor, y que se ha incrementado la acumulación de reservas. Este escenario nos brinda una oportunidad si actuamos con responsabilidad y verdadero espíritu solidario.
Y es con ese espíritu que debemos encarar la situación en Haití, que representa una prueba para todos nosotros. América Latina y el Caribe tienen una responsabilidad histórica y ética con esa república hermana, la primera en independizarse del yugo colonial en nuestra región, donde se produjo, dirigida por esclavos, la primera revolución victoriosa en la historia de la humanidad. Haití requiere y merece que nos esforcemos para contribuir, con aportes más sustantivos, a su reconstrucción y desarrollo, y con estricto apego a la voluntad de su gobierno y a las necesidades de su pueblo.
En nuestro caso, ya lo expresamos en la pasada Cumbre de Cancún, en febrero del 2010, y lo ratificamos hoy: “la colaboración cubana y su modesto esfuerzo permanecerán en Haití los años que sean necesarios, si el Gobierno de esa nación así lo dispone. A nuestro país, férreamente bloqueado, no le sobra ningún recurso, más bien le falta de todo, pero está dispuesto a compartir su pobreza con los que tienen menos, en primer lugar con quien hoy más lo necesita en el continente”.
Yo recuerdo en una ocasión que visité Ecuador, en una de esas tantas reuniones internacionales en que hemos coincidido, que aproveché y visité la Capilla del Hombre, fundada por ese magnífico pintor del continente, Osvaldo Guayasamín, y me impresionó un letrero de un pensamiento que no era de él —según me explicó su hijo mayor— y que estaba en una de las paredes de tan importantísimo centro cultural e histórico. Decía el letrero: “Cuando era niño, lloraba porque no tenía zapatos, hasta que un día vi un niño que no tenía pies.” Quiere decir que siempre, por muy difícil que sea la situación de un país, por muy compleja y grande que sea nuestra pobreza, siempre hay alguien más pobre que nosotros, siempre hay un niño sin pies y que no necesita zapatos.
Estimados colegas:
Hemos asumido el compromiso de oponernos con firmeza a todo intento de desestabilización del orden constitucional en nuestros países.
No es una manifestación fortuita, sino de genuina respuesta al golpe de Estado contra Venezuela del 2002 y luego la asonada petrolera, la sedición en Santa Cruz en Bolivia, el golpe militar perpetrado en Honduras, el intento de golpe en Ecuador y las constantes acciones de desestabilización contra gobiernos legítimamente constituidos, firmemente comprometidos con los reclamos de justicia social de sus pueblos, defensores de la soberanía de sus países y expresiones de la más limpia y efectiva democracia.
Se conoce la naturaleza y las motivaciones de quienes impulsan estos ataques a la institucionalidad soberana y contra los derechos constitucionales de los pueblos. Se sabe también que reciben el apoyo de Estados Unidos y de algunos gobiernos europeos, así como la complicidad de poderosas organizaciones privadas de la industria de la información y la publicidad.
Recuerdo que en una reunión que sostuvimos en Nicaragua, en la capital Managua, por los acontecimientos recientes similares sucedidos en América Central, llamé la atención cuando hice uso de la palabra: ¡Qué casualidad que todos esos intentos han sido contra países del ALBA!, y me viré para el presidente Correa, que estaba a mi izquierda, y le dije: “El próximo serás tú.” Me puso cara de sorpresa, como diciendo: “¿Pero por qué?” Él mismo y todos ustedes conocen por qué.
Es la pugna entre mezquinos intereses oligárquicos, con apoyo del capital transnacional y los derechos legítimos de los pueblos. Sería un grave error desconocer que América Latina y el Caribe han cambiado, que no se nos puede tratar como en el pasado. Nos ha costado trabajo enfrentar el lastre del colonialismo y el neocolonialismo y debe esperarse una firme determinación regional de defender la independencia duramente alcanzada. La Carta Bicentenaria que hoy adoptamos debe asumirse como expresión de esa realidad.
Más allá de nuestro entorno regional, compartimos un mundo complejo y convulso, en el que los pueblos se rebelan contra las injusticias —lo que vemos en Europa, en otras regiones del mundo y en el propio Estados Unidos con la población norteamericana lo demuestra—, las políticas imperialistas de saqueo, la concentración de la riqueza, la corrupción y el abuso del poder. Se trata de un fenómeno expresado particularmente en el Norte de África, el Medio Oriente, casi toda Europa y Norteamérica. Es expresión del colapso de despiadados modelos económicos neoliberales ya conocidos y repudiados en nuestra región.
Es también un mundo en el que las grandes potencias violan el Derecho Internacional, ejercen su dominación mediante el uso de la fuerza y agreden a naciones soberanas al amparo de pretextos y manipulaciones.
En Libia, la OTAN ha cometido un crimen internacional que ahora amenaza convertirse en modelo. (Se escuchan explosiones de fuegos artificiales.)
Esa es la guerra que está echando Chávez contra los mosquitos o no sé contra qué (Chávez le dice que es un cohetazo en Caracas en homenaje a la CELAC).
Para vergüenza de las Naciones Unidas, se ha bombardeado durante ocho meses consecutivos a ciudades indefensas, masacrando civiles, destruyendo servicios sociales, mutilando la infraestructura y llevando a la condición de desplazados y refugiados a cientos de miles de personas.
Para Cuba, no es noticia la actitud de Estados Unidos. Es la misma de siempre. Llevamos enfrentando más de cinco décadas de hostilidad y agresión. Sufrimos el bloqueo económico, comercial y financiero más abarcador y duradero que se haya impuesto a país alguno. Nuestra región lo sabe y no ha dejado de pronunciarse con firmeza, lo cual los cubanos agradecemos a todos ustedes.
Voy a terminar leyendo un párrafo que lo puse, después lo quité, pero después de lo dicho por Chávez lo leeré.
Deseo agradecer la reunión de Cancilleres del día de ayer, sus generosos planteamientos sobre Cuba y la recomendación de una futura presidencia cubana de la CELAC en el 2013. Iba a dejarlo para mañana o después que ustedes, presidentes, primeros ministros y jefes de delegaciones se manifestaran; pero Chávez, el presidente de Venezuela, el país sede, aquí sacó acuerdos, me hizo votar a mí, yo estuve de acuerdo, voté, y ahora interpreto... ya le pregunté a Correa si está de acuerdo con ese tipo de votación, si se le cede a Cuba la celebración de la próxima CELAC, después de Chile.
Les doy las gracias además, en este caso, no solo a los cancilleres sino a todos los presidentes, primeros ministros y jefes de delegaciones presentes.
Por fin, ¿cómo queda la cosa, Correa? Está de acuerdo, como diría Chávez, ¿no?
¿Están de acuerdo todos o retiro este párrafo? No quiero dar las gracias y que después uno levante la mano y diga: no, no estoy de acuerdo.
(Chávez afirma que estarán en Cuba en el 2013)
Bien, entonces lo mantenemos.
Muchas gracias a todos (Aplausos).
Reconocemos a Venezuela el inmenso esfuerzo desplegado para crear las bases y organizar esta Cumbre, así como al liderazgo del presidente Hugo Chávez Frías al conducirnos hasta aquí, hacia resultados tan prometedores para el futuro de la región y su aporte a favor de la integración y la unidad de América Latina y el Caribe.
En la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Cuba trabajará con dedicación, altruismo y compromiso por la unidad de nuestros pueblos, por un futuro de paz y justicia social, y por el empeño irrenunciable de consolidar la plena independencia de lo que José Martí definió para el porvenir como “Nuestra América”.
Muchas gracias (Aplausos).