viernes, 11 de noviembre de 2011

CUBA: CIENCIA Y PROBLEMA RACIAL 50 AÑOS DESPUES ( II parte )

Dr.C. Esteban Morales Domínguez

UNEAC

ALGUNAS PRODUCIONES POSTERIORES A 1959.

Algunas producciones importantes vieron la luz durante primeros años, como las de Sixto Gastón Agüero, Racismo y Mestizaje en Cuba. Editorial Lid , La Habana 1959; José Luciano Franco “Biografía de Antonio Maceo”, “ Afroamérica “( 1961), La Conspiración de Aponte ( 1963 ), Plácido ( 1964 ), La presencia negra en el nuevo mundo ( 1968 ), Esclavitud, Comercio y Trafico negrero ( 1972 ), Los palenques de los Negros Cimarrones ( 1973) , La Diáspora Africana en el Nuevo Mundo ( 1975 ) Comercio Clandestino de Esclavos ( 1980 ) y Ensayos sobre el Caribe ( 1989 ).

A mediados de los años sesenta, saldría publicado el Primer Tomo de la obra de Manuel Moreno Fraginals,” El Ingenio”, que resultó un ineludible punto de referencia, desde entonces, para el tratamiento del tema de la esclavitud. La edición definitiva, saldría en tres volúmenes, que se completarían en 1978.

También la obra de Pedro Deschamp Chapeaux, que obtuvo el Premio UNEAC de Ensayo en 1970, con El Negro en la Economía Cubana del Siglo XIX ; otras fueron, La protesta de los Negros Lucumies ( 1966) , Los Batallones de Pardos y Morenos ( 1976 ) Una obra temprana de este historiador sería: “El Negro en el Periodismo Cubano del Siglo XIX” (1963).

Otro extraordinario investigador, Juan Pérez de La Riva, aportaría resultados singulares, tales como, Contribución a la Historia de la gente sin historia (1974), El Barracón y Otros Ensayos (1975) y ¿Cuántos Africanos fueron traídos a Cuba (1976).

. De de este mismo autor es: Los recursos humanos en Cuba al comenzar el siglo: inmigración, economía y nacionalidad 1889-1906” publicada en el Anuario No. 1 de Estudios Cubanos, La Habana, Editorial Ciencias Sociales, 1975.

Mención especial amerita la obra de nuestro Poeta nacional Nicolás Guillen, porque en especial, dentro de su Poesía, aunque también en múltiples ensayos y artículos el tema racial aparece con particular fuerza.[1]

Sobre todo la obra poética de Guillen caracteriza con precisión y maestría literaria los dilemas de la discriminación dentro de la república, rescatando, al mismo tiempo, los problemas de la transculturación, la nacionalidad, los conceptos relacionados de nación y mestizaje, todo lo cual aparece muy bien recogido en la obra de la poetisa Nancy Morejón. [2]

Todas esta obras mencionadas más arriba, excepto la de Gastón Agüero, que tiene un carácter más bien teórico, tratando de caracterizar la situación racial a finales de los años cincuenta, el resto, constituyen materiales de gran valor historiográfico, en cuanto a la historia de la esclavitud y para caracterizar el racismo durante las etapas colonial y republicana, aunque no se adentran en la problemática racial como tal, sino mas bien en los elementos que después servirán para explorar en sus causas más profundas.

Durante todo ese período de los años ochenta, trabajaba en la Biblioteca Nacional, Walterio Carbonell, revolucionario muy ligado a las luchas estudiantiles contra la dictadura. Pero Walterio investigaba el tema racial, en el contexto de una situación en que no se publicaba nada que enfocara los problemas relativos a la existencia de la discriminación racial en Cuba. Por lo que sólo en el 2005, vio la luz la segunda edición de su obra, “Como surgió la cultura cubana”, en la Colección Escribanía de la Biblioteca nacional José Martí. Obra de gran importancia para el debate que se está abriendo en estos años.[3]

PRODUCCION DE LOS AÑOS OCHENTA HASTA LA ACTUALIDAD.

Desde 1980, por su parte, hasta la fecha, varias aportes historiográficos son dignos de hacerse notar: Componentes africanos del etnos cubano de Rafael Lopez Valdés (1985); Esclavitud y sociedad :Notas y documentos para la historia de la esclavitud negra en Cuba de Eduardo Torres Cuevas y Eusebio Reyes (1986); Los que volvieron a África de Rodolfo Sarracino (1988); también la obra de Julio Carreras, Esclavitud, abolición y racismo (1989 ; Burguesía esclavista y abolición, de María del Carmen Barcia ( Premio Casa en el 2004, con la continuidad de este libro); Los cimarrones en Cuba (1988) y Los palenques en Oriente, de Gabino de La Rosa (1991),[4] El negro en Cuba: 1902- 1958: apuntes para la historia de la lucha contra la discriminación racial en Cuba, de Tomás Fernández Robaina (1990)[5] ; La esclavitud desde la esclavitud, de Gloria García ( 2003 ); Yoruba. Un acercamiento a las raíces (1993) y De la africanía en Cuba (2007), de Heriberto Feraudy. Otra obra de Descham Chapeuax e seria Los Cimarrones Urbanos (1983

También son dignos de mencionar: Componentes étnicos de la nación cubana, de Jesús Guanche (1996) y Etnicidad y racialidad en la Cuba actual (1998). Tras las huellas de las civilizaciones negras en América de Argeliers León (2001), Entre esclavos libres de la Cuba colonial, de Olga Portuondo Zúñiga (2003), La Masacre de los Independientes de Color, de Silvio Castro ( 2002), El arte para mí fue un reto, de Elvira Cervera (2004), La familia y las ciencias sociales, de Ana Vera (compilación),2003; La familia cubana, de María E. Benítez (2003), La conquista del espacio cubano de Juan Pérez de La Riva (2004); Espacios, silencios y los sentidos de la libertad, Cuba entre 1878 y 1912, de Fernando Martínez, Rebecca Scott y Orlando F. García (2002), El negro y su representación social , de Sandra Morales Fundora (2001), Radiografía del Ejercito Libertador, de Francisco Pérez Guzmán (2005).

A Pie de obra, de Tato Quiñones (1990); Nación y mestizaje en Guillén, de Nancy Morejón (1982); Los remanentes de las lenguas bantúes en Cuba, de Gema Valdés Acosta (2002); Los ganga en Cuba de Alexandra Basso Ortiz, 2005. Transculturación y africanía, de Jesús Guanche (2002); Retorno a las Raíces, de Isaac Barreal (2001); Cazadores de esclavos, de Gabino La Rosa y Mirtha T, González (2004); Los Ganga en Cuba, de Alessandra Basso Ortiz (2005); Rodando el coco, de Lázara Menéndez (2005); Conspiraciones y Revueltas, de Gloria García (2003); Nacionalidad e historia, de Rafael Duharte Jiménez (1991); Esclavitud, familia y parroquia en Cuba, de Aisnara Perea Díaz y María de los Ángeles Meriño Fuentes (2006).De María del Carmen barcia, Capas Populares y Modernidad en Cuba (1878-1930).

Finalmente mencionamos una obra de gran importancia referencial como lo es: Cuba y sus pueblos: censos y mapas de los siglos XVIII y XIX, de Carlos Venegas Fornias (2002), Desafíos de la problemática racial en Cuba, de Esteban Morales (2007) y La problemática racial en Cuba: algunos de sus desafíos, 2011.

Cuba: personalidades en el debate racial, de Tomás Fernández Robaina (2008); De dónde son los cubanos (2006), de Graciela Chailloux (Redactora y Coordinadora principal). De Gisela Arandia ) ; las entrevistas realizadas durante los años 1990 al 2002 a, Pedro Serviat, Eliseo Altunaga, Ignacio Ramonet, Enrique Sosa, Carlos Rafael Rodríguez, Francisco Pissani, Eusebio Leal, Regina Duarte, Eduardo Subirats, Nizia Agüero, Pedro Deschamp Chapeaux ( inéditas ).[6]

Además de las obras anteriores, existen otras, que aunque no tratando la temática racial como tal, al abordar el problema de las desigualdades sociales aportan fuertemente al tratamiento de la temática. Entre ellas se encuentran la obra de Mayra Espina “Políticas de Atención a la Pobreza y la Desigualdad” (CIPS), “Efectos Sociales del reajuste económico: desigualdad y procesos de complejizarían de la sociedad cubana de Luisa Iñiguez, Mariana ravenet, Territorio y Espacio en las desigualdades sociales de la provincia ciudad de La Habana, Osvaldo Martínez Investigación sobre desarrollo humano y equidad en Cuba 1999, José L. Rodríguez y George Carriazo, La erradicación de la pobreza en Cuba. Pablo Rodriguez ¿Pobreza, Marginalidad o exclusión? De Viviana Togores, Cuba: efectos sociales de la crisis y el ajuste económico de los 90. De María del Carmen Zabala Familia y pobreza en Cuba. De Angela Ferriol Acercamiento al estudio de la Pobreza en Cuba, Ingresos y Desigualdad en la Sociedad Cubana, también, Reforma Económica y Población en Condiciones de Riesgo en ciudad de La Habana, para solo mencionar algunas.[7]

A partir de los años ochenta, aunque la mayor parte de la producción sobre el tema, sigue prestando una atención fundamental a los problemas de la esclavitud, la pobreza y la marginalidad, parte de las publicaciones logradas durante esos años, tienden a ser más cercanas a un tratamiento del tema racial. O al menos aportan importantes elementos para el estudio de esa temática.

Tomas Fernández Robaina, Jesús Guanche, Rafael López Valdés, Gisela Arandia, con sus entrevistas a personalidades (aun inéditas), Mayra espina con sus trabajos de pobreza y desigualdad; la investigación realizada por Ángela Ferriol y Lía Añe (Reforma económica y Población en condiciones de riesgo) más arriba mencionada; las investigaciones realizadas por el Centro de Antropología (ninguna publicada hasta ahora) a las que se suma, la obra compilada por María del Carmen Zabala, Pobreza, exclusión social y discriminación étnico-racial en América latina y el Caribe, que recoge dos excelentes artículos sobre la actualidad cubana del tema.[8]Más recientemente, apareció el libro La problemática racial en Cuba, algunos de sus desafíos, de la editorial José Marti, 2011, del Autor de este ensayo, libro Dedicado íntegramente, al igual que el primero publicado en el 2007, a la actualidad del tema racial en Cuba.

Solicito disculpas si se nos quedan algunas contribuciones, pero haciendo honor a los que quizás no aparezcan en esta lista, hay que decir que es aplastante la cantidad artículos y libros dedicados al estudio de la esclavitud, la pobreza, la desigualdad, la marginalidad y sus características en Cuba. Así como a la formación de nuestra nacionalidad o a temas que en general, se encuentran en el entorno de los estudios sobre la problemática racial en Cuba. Aunque de todos modos, son muy pocas aun las obras que abordan los problemas del racismo y la discriminación racial desde la perspectiva de la supervivencia de estos problemas dentro de la sociedad cubana actual.

Comentario al margen amerita la obra de Elvira Cervera, por las extraordinarias vivencias que nos relata; así como las dedicadas a la familia, en las que lamentablemente las familias negras y mestizas están ausentes. Me pregunto, ¿Se puede hablar de la familia cubana, sin tomar en consideración el color de la piel?[9]

Muchas de las obras no referidas como ligadas al tema racial en la contemporaneidad, salvo excepciones o aspectos muy puntuales, no abordan el tema racial en el sentido en que nos sería muy necesario. Lo rodean, topan con él a cada instante, pero no lo abordan de manera directa y mucho menos contemporáneamente. Se trata de una producción de gran importancia, dado que la misma resulta un antecedente obligado y una herramienta de gran utilidad. Pero no pocas veces, resulta como producir sobre el tema racial, indirectamente y sin mencionarlo.

Además, se trata de obras logradas por los mismos especialistas cuya magnifica formación científica, nos podrían acompañar en el tratamiento investigativo directo contemporáneo de la temática racial. Pero no pocos prefieren soslayar el tema, antes que correr el riesgo que aun significaría abordarlo. Otros, no consideran que valga la pena hablar del tema racial.

No estaríamos cometiendo ningún error, si afirmamos que el contexto en que muchas de estas obras fueron concebidas, signado por la imposibilidad de poder hablar de un problema que oficialmente había sido considerado como resuelto, sin dudas limitó mucho el alcance de lo que se plasmaba como resultado de las investigaciones realizadas.

La cuestión era muy seria, el contexto social y político, producía un ambiente de verdadera represión moral y política, para los que hablaran del racismo y la discriminación racial, como fenómenos presentes en la sociedad cubana contemporánea.[10]

Tanto en cuanto al tratamiento del tema racial, como de los estudios colaterales que enriquecen su investigación, se destacan instituciones y personalidades como las siguientes:

En el Instituto de Antropología del CITMA; los investigadores Pablo Rodríguez, Rodrigo Espina, Ana Julia García (ésta última, ya fallecida), que junto a otros colaboradores, generan una producción científica extensa, que aun espera para ser publicada. Por lo que resultan esfuerzos investigativos encomiables, pero sin oportunidad de ser divulgados. Rodríguez y Espina, logran publicar, en revistas como Temas y Catauro, a modo de artículos, algunos de sus resultados investigativos más importantes acerca de la temática racial cubana.[11] Investigaciones relativas al prejuicio racial, la discriminación laboral, la política de cuadros, y otras, forman parte del quehacer de este Instituto. [12]Su propuestas arrojan luz sobre las características del tema en la sociedad cubana actual, pero apenas están al alcance de otros investigadores o de la lectura de interesados. Personalmente, en mi libro “Desafíos de la Problemática Racial en Cuba, he utilizado muchos de esos resultados.[13]

En el Instituto de Historia de Cuba, no es posible dejar de mencionar a Ohilda Hevia Lanier con su obra, El Directorio Central de las Sociedades Negras en Cuba: 1886-1894, publicada por la Editorial Ciencias Sociales en 1996. Ohilda también tiene artículos publicados en la Revista de Ciencias Sociales y otras, siendo considerada como una especialista de estos temas. También Olga garcia, quien ha dedicado mucho tiempo a los estudios sobre la esclavitud, con una obra reciente publicada por Ciencias Sociales “La esclavitud desde la eclavitud”.Considerada también una especialista sobre estos tema.

En la Universidad de La Habana, sobresale la doctora Lázara Menéndez, con su excelente investigación: “ Rodando el Coco” (Premio de Investigación ), también con otros artículos e investigaciones,destacandose con sus esfuerzos docentes, que casi se circunscriben, al marco de la Universidad, en particular, a la facultad de Artes y Letras.

Como para poner claramente de manifiesto la desconexión existente entre la formación científica y la formación humanística. Ya no sólo los economistas, ni los sociólogos, ni siquiera los historiadores reciben estos conocimientos, que tanto les ayudarían a entender mejor la historia de Cuba, junto a la importancia que tendría desplegar estos estudios dentro de la vida universitaria como parte de la formación cultural de los estudiantes.

En FLACSO (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales) desarrolla su labor la profesora- investigadora María del Carmen Zabala, quien después de saltar múltiples obstáculos, defendió su doctorado con el terma: “Aproximación al estudio de la relación entre familia y pobreza, en 1999”. Siendo hasta ahora, la única persona que ha logrado doctorarse con un tema sobre la cuestión racial en la Universidad de La habana. [14] .

En el centro de Estudios Demográficos-CEDEM- de la Universidad de La Habana, sobresalen como especialistas del tema racial, los profesores Sonia Catasús, Carlos Albizu y Eduardo R. San Marful, con sus investigaciones sobre Dinámica demográfica de la población por el color de la piel; investigaciones sobre Mortalidad y fertilidad etc. Realizando un trabajo muy ligado a la ONE (Oficina Nacional de Estadísticas) para mejorar los instrumentos estadístico-demográficos .Logrando además, introducir la problemática del color en los estudios demográficos, asunto tan poco considerado por nuestros estudios estadísticos, De modo que, las estadísticas socioeconómicas del país, se encuentran sesgadas, a partir de no considerar de manera suficiente el color de la piel, como lo que es, una importante variable de diferenciación social. Por lo cual, categorías como desempleo, ingresos, calificación laboral, etc. No están en condiciones de medir realmente el estado y nivel socioeconómico de la población. Lo que pone en duda los resultados de cualquier investigación en la que haya que trabajar con la población del país.

Por último, en estas consideraciones sobre el contexto universitario en que se desenvuelve el tema racial, en la Facultad de Filosofía e Historia, no es posible dejar de mencionar la labor docente e investigativa de dos profesoras, las dras. Digna Castañeda y María del Carmen Maseda.La primera con una extensa obra docente investigativa en el campo de los Estudios del Caribe y la segunda en los estudios sobre Africa.La labor de ambas profesoras ha servido de sostén al tema, durante más de 40 años. [15]

Ninguna otra de las Instituciones de las Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad de La Habana le presta atención al tema racial .Estando prácticamente ausente de contextos investigativos como la sociología, la sicología, el derecho, el periodismo, los estudios socioeconómicos y otros.

El resto de las Universidades del País, se encuentran en peor situación al respecto. Existiendo, en general, dentro de la Educación Superior y sus instituciones docentes y de investigación, múltiples prejuicios que no permiten otorgarle al tema el rango y la atención que debiera tener dentro de la investigación social universitaria en Cuba.

Junto a todo ello, es solo muy reciente que el tema de la racialidad aparece en los Proyectos de Investigación del CITMA, de manera individualizada y jerarquizada, independizándosele de los temas de género y desigualdades sociales. En tal situación, se explica porque el tema, salvo en algunos escasos lugares de nuestro mundo académico, no ha tenido nunca la jerarquía que merece, dentro de una sociedad que jamás habría podido soslayarlo y no atenderlo como lo ha hecho, por tan largo tiempo. [16]

Las publicaciones periódicas principales que se destacan por dedicar espacio al tema racial en Cuba son: Catauro, Temas, Caminos, Biblioteca Nacional, Santiago, Estudios del Caribe y el Semanario La Jiribilla. Esta última, junto al Portal Cubarte, La gaceta, revolución y Cultura son muy activas en la divulgación del tema en los años recientes. Siendo en las publicaciones electrónicas donde más espacio han ocupado artículos sobre el tema. Existen revistas como Universidad de La Habana, C. Sociales, Casa de las Américas y otras que apenas han publicado un articulo (ejemplo Universidad de La habana, un articulo de este autor) y otras que nunca lo han abordado.

El tema por lo general ha estado ausente de la prensa periódica y de las revistas periodísticas, como por ejemplo Bohemia, que casi nunca lo había tratado. El periódico Granma, que solo dedico espacio a rememorar los discursos del compañero Fidel en marzo de 1959, en que aborda el tema ampliamente.[17]

La Revista Alma Mater por su parte, recientemente publicó sobre el tema, el trabajo de un grupo de Estudiantes de la Facultad de Periodismo y realizo una entrevista al Autor de este ensayo.[18]

.Junto a ello, la Revista Cuba Socialista, también inauguró el tema, en su nueva generación, con un artículo.[19]

La Revista Santiago y Estudios del Caribe, donde sobresale Joel James (ya fallecido) con sus excelentes ensayos históricos. Destacándose este centro por una consecuente labor investigativa y cultural, dirigida a fortalecer la presencia cubana en el Caribe y del Caribe en Cuba. Se destacan también, Olga Zúñiga, Rafael Duharte y Olga Portuondo, con importantes estudios históricos y aportes `principalmente en los estudios de la esclavitud. [20]

Se agregan múltiples estudios culturales y literarios en el Centro de Estudios del Caribe de la Casa de las Américas, donde sobresalen la profesora Yolanda Wood y la Premio Nacional de Literatura, Nancy Morejón. Con una encomiable labor de promoción del tema caribeño desde la perspectiva cultural

El Centro de Estudios de la Cultura Cubana Juan Marinello, del cual hemos mencionado aquí algunos de sus trabajos y que despliega una encomiable labor de investigación y publicación sobre temas que enriquecen la cultura nacional, acerca de lo cual nos es muy grato mencionar, Catauro de seres míticos y legendarios en Cuba, de Manuel Rivero Glean y Gerardo Chávez Spinola (2005). Obra esta última de gran valor cultural y práctico. O, para agregar un ejemplo más, investigaciones como la de Carmen V. Montejo Arrechea (lamentablemente fallecida): con su obra, Sociedades negras en Cuba 1878-1960, excelente investigación de obligada consulta para quienes pretendan trabajar el tema. También debemos mencionar la obra del joven investigador Pedro Cubas, con su Estudios sobre Ideales de una Raza

No hemos pretendido recoger todas las obras publicadas por los autores mencionados, sino solo algunas de las más representativas y fundamentalmente bajo la forma de libros.

Dentro de las Fundaciones, se destaca la Fundación Fernando Ortíz, que está dedicada a los estudios antropológicos, culturales, sociológicos y etnológicos, resultando, como fundación, la que más cerca se desenvuelve del tratamiento de la temática racial en la sociedad cubana actual. Publicando continuamente en su excelente revista Catauro, estudios sobre la racialidad contemporánea y promoviendo libros y artículos que ayuden a comprenderla, tales como: Retorno a las raíces de Isaac Barreal, Capas populares y modernidad, de Carmen Barcia y otros. Fue la Fundación Ortíz, la promotora del primer libro que aborda la problemática racial cubana en la contemporaneidad, desde 1960, titulado:” Desafíos de la problemática racial en Cuba”, del autor de este ensayo.

Muy vinculada a la Casa de África, trabajó la excelente investigadora, ya fallecida, Leyda Oquendo, promoviendo actividades, un programa radial, publicando y participando en el trabajo de investigación sobre cimarronaje.[21]

El reconocido historiador Oscar Zanetti, en libro reciente dice “...el problema racial, y en particular, la condición social del negro a lo largo de la historia cubana es un tema al que no faltan cultivadores en estas décadas, pero se pone el acento en el lado antropológico del asunto, de lo cual resultan buenos ejemplos las obras de Enrique Sosa y Rafael López Valdés “.[22]Se podrían mencionar muchas más, pero para ejemplificar es suficiente.

Idea que comparto en su totalidad. Entre los que no abordan la contemporaneidad del tema racial, solo lo abordan con un acento antropológico, o se quedan en el siglo XIX, es muy poco lo que se ha producido aun que aborde el tema como un problema de la sociedad cubana de los días que corren.

Continuará …



[1] Ejemplo de ello son, para mencionar solo algunos, Nación y Mestizaje, en casa de las Américas, No. 6, mayo agosto de 1966 y Racismo y Revolución en Granma, 18 de diciembre de 1966.

[2] Ver: Nancy Morejon.nacion y Mestizaje, Ediciones Unión, UNEAC, La habana, edición del 2005.

[3] A Walterio Carbonell, con la intención de publicar sus investigaciones, le tocó vivir la fatídica época, en que hablar de un problema como presente, que se le había dado como resuelto, se hacía imposible. Como antecedente de su libro, Walterio había publicado en 1961, Critica. Cómo surgió la Cultura Nacional, La Habana, Editorial Yaka, 1961.

[4] En 1986, nos sorprende con su obra, Pedro Serviat” El problema negro en Cuba y su solución definitiva”, que resulto ser un verdadero despliegue de optimismo.

[5] Tomás Fernández Robaina se destaca además, por un extenso trabajo bibliográfico en la Biblioteca Nacional, los cuales han resultado de gran apoyo en el estudio del tema racial en Cuba, el más importante de ellos, su “Bibliografía de temas afrocubanos”, Editado por la Biblioteca Nacional , La Habana, 1985.

[6] Estas entrevistas realizadas por Gisela Arandia, son de un valor extraordinario, para tener muy interesantes opiniones sobre el tema, de un grupo de personalidades de la cultura, de las cuales incluso algunas ya han fallecido.

[7] Muchos trabajos, libros e investigaciones realizados, de los cuales hemos mencionado solo algunos, aunque no tratan de manera directa el tema racial, son de consulta obligada para tratar el tema. Se destacan en esta labor, el INIE, La Oficina Nacional de Estadísticas, el Centro de Antropología, El CIPS y el CEDEM, este último de la Universidad de La habana.

[8] Ver: María del Carmen Zabala Arguelles, Pobreza. Exclusión social y discriminación étnico-racial en América Latina y el Caribe, Ediciones CLACSO, editorial Siglo de Hombres, Bogotá, 2008.

[9] En nuestra producción intelectual del campo de las ciencias sociales, existe la tendencia a trabajar con la población como si esta fuera homogénea. Sólo se atiende al género, edades y otros atributos, o variables que no toman para nada en consideración que nuestra población está integrada por blancos, mestizos y negros; no siendo ello un simple problema de más o menos melanina en la piel, o de simples matices y rasgos hereditarios, sino de siglos de historia, que subyacen tras el color de la piel de las personas; por lo que cuando no tomamos en consideración el color, nuestras conclusiones quedan sesgadas y echamos por la borda, siglos de historia.. De qué nación podemos estar hablando, al no considerar el color de la piel, si la nación es, en primer lugar, el pueblo que la compone. Ver del autor, Cuba: estadisticas y color. La Jiribilla, febrero del 2009.

[10] Para ampliar sobre esto, ver: de Esteban Morales: Desafíos de la problemática racial en Cuba, Fundación Fernando Ortíz, ENPES, La Habana, noviembre del 2007.Donde es posible observar lo útil que fueron a su autor estas investigaciones y otras como las del INIES, el CIPS, etc.

[11] Ver artículos de estos autores en Revista Temas No. 45 y Catauro. Muy vinculada a la producción de estos autores, no es posible dejar de mencionar a Daniela Hernández con su ensayo: Raza y prejuicio racial en Santa Clara: un reporte de investigación, publicado en la revista América Negra, No.15 de diciembre de 1998, pp. 75-86.

[12] Por cierto, como producto de una situación recientemente ya superada, en Cuba durante mucho tiempo los científicos sociales producían investigaciones que se quedaba engavetadas, como si fuera privilegio sólo de algunos conocer nuestra propia realidad. Resultado de ello, existen cientos de investigaciones, que nunca han sido publicadas. Por lo que casi ante cualquier nueva investigación, lo primero que hay que hacer es sacar de las gavetas aquellas que ya se realizaron. Porque durante muchos años el interés era solo nutrir a la política, como si las ciencias sociales y humanísticas solo trabajaran para ella. Resultando este fenómeno especialmente crítico para el caso del tema racial.

Como parte de ese equipo del Centro de Antropología, también laboró, Juan A. Alvarado, con dos resultados publicados: Relaciones raciales en Cuba: notas de investigación, Revista Temas No.7, pp.34-43 y Estereotipos y prejuicios raciales en tres barrios habaneros, Revista América Negra, diciembre 15 de 1988, pp. 89-115.

[13] Recientemente , por fin, acaban de ser publicados algunos de los trabajos realizados bajo el titulo “Las Relaciones raciales en Cuba”, Colectivo de Autores, Colección Fuente Viva No. 35, Fundación Ortiz, La habana, 2011.

[14] Zabala también ha publicado en: Pobreza y exclusión social y Discriminación étnico-racial en América Latina y el Caribe, Editores Siglo del Hombre, FLACSO, 2008.

[15] Al mencionar esta labor en el campo de los Estudios Africanos sería un error imperdonable, dejar de considerar la obra del eminente profesor, ya lamentablemente fallecido, Armando Entralgo.Fundador de los Estudios sobre Africa en la Universidad de La Habana, formador de las generaciones de profesores que se han dedicado a estos temas. De no ser por el profesor Entralgo, los estudios africanos y sobre Medio Oriente, prácticamente estarían ausentes de nuestros planes de estudio,

[16] Sabemos que en La Universidad de Villa Clara y de Matanzas, algunos grupos han tratado de impulsar el tema racial, en medio de los prejuicios subyacentes. Desconocemos si han logrado alguna investigación que haya sido publicada. Siendo digna de mencionar, la excelente investigación de la Dra. Gema Valdés Acosta “Los remanentes de las lenguas bantúes en Cuba”, Colección Fuente Viva No.23, Fundación Ortiz, 2002.

[17] Solo en diciembre del 2009, el periódico Trabajadores, por primera vez, publico una entrevista el 14 de diciembre de ese año y recientemente, en junio del 2010, la Revista Bohemia publico una Mesa Redonda sobre el tema: Ver.: Revista Bohemia, No. 12, junio 4 del 2010.pp.29-36.

[18] Ver: Revista Alma Mater, No. 468, octubre del 2008, p. 3 y p. 9.

[19] Ver del autor de este ensayo en: Revista Universidad de La Habana No. 263-264 y la Revista Cuba Socialista No. 46.El autor ha publicado 12 artículos además del libro, con los cuales estaba preparando un segundo libro sobre el tema que fue publicado en el 2011.

[20] Duharte, en particular, lograría articular sus estudios de la esclavitud con el tema racial, cuando escribió: El fantasma de la esclavitud: prejuicios raciales en Cuba y América Latina”, Bonn Rugenstein, 1997.

[21] Destacamos sus publicaciones: Reflexiones para un discurso de género sobre la historia de la esclavitud Femenina en América y José Martí. Apuntes sobre el antirracismo militante”, ambos publicados en La Jiribilla.

[22] Ver: Oscar Santi, Isla en: La Historia. La historiografía de Cuba en el siglo XX, Ediciones Unión, La Habana, 2005. pp. 57-58.

FMLN mantiene su compromiso con el pueblo y mártires

Sigfrido Reyes, Presidente de la Asamblea Legislativa y de la Comisión Política del FMLN, y dirigentes, militantes y simpatizantes efemelenistas, conmemoran los 22 años de la ofensiva guerrillera.


Leonor Cárdenas
Iván Escobar
Redacción Diario Co Latino


Con un minuto de silencio, militantes, dirigentes y simpatizantes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), conmemoraron en el monumento a los Caídos del Cementerio La Bermeja, San Salvador, 22 años de la ofensiva del 89 y recordaron a las víctimas y mártires fallecidos durante el conflicto armado de ese entonces.

Entonando a todo pulmón el himno del FMLN honraron la memoria de quienes aseguran entregaron lo más preciado de todo ser humano, “su vida”, por la justicia, democracia y paz del país.

“Son 22 años de una gesta que cambió el rumbo político del país y que los veteranos de guerra del FMLN lo celebramos con mucha alegría porque en esa gesta contribuimos todos y el país cambió para no volver a ser como antes”, manifestó José Luis Merino, dirigentes del FMLN.

Merino aseguró que como partido mantienen su compromiso con el pueblo y mártires, en relación a la visión de país que esperaban crear con su lucha contra la injusticia y la desigualdad social.

Asimismo, Sigfrido Reyes, Diputado presidente de la Asamblea Legislativa y dirigente del FMLN, dijo que la única salida al conflicto armado estribaba en una sincera y genuina negociación, y así desmontar las causas que dieron origen al conflicto.

Según Reyes, el fruto de la ofensiva fue el desmoralizar al régimen y a la cúpula militar de ese entonces y votarles el sueño de que iban a logran un triunfo sobre el FMLN.


“En el mediano plazo el resultado fue la paz en El Salvador, porque la ofensiva puso de manifiesto que solamente a través de una negociación política, con un testigo o mediador internacional, era posible finalizar el conflicto, desmontando los factores que dieron origen, entre ellos: los fraudes electorales, ausencia de democracia y libertades cívicas, represión salvaje contra los derechos humanos de los salvadoreños, que se practicaban todos los días por el ejército y fuerzas de seguridad de ese entonces, entre otros”, agregó Reyes.

El FMLN sigue luchando por esa sociedad justa


Como es costumbre, el FMLN conmemoró este 11 de noviembre una de sus principales operaciones militares durante el conflicto armado que vivió el país. Con actos especiales y remembrando a sus caídos, la izquierda busca que la fecha no quede en el olvido.
En horas de la noche, hace 22 años, la entonces guerrilla salvadoreña, impulsó la mayor operación militar que le permitió por varios días mantener combates con el ejército salvadoreño, en zonas urbanas, llegando hasta la capital; operación que en algunos momentos imposibilitó la reacción de los militares.

El 11 de noviembre, las columnas guerrilleras ingresaron al corazón de la capital, muchos combates fueron apoyados por población civil, en barrios populares y colonias periféricas a San Salvador. El ejército se vio obligado a realizar un contraataque que incluyó bombardeos y operaciones militares en zonas populosas.

La lucha se prolongó por varios días, las bajas de ambos bandos se materializaban, sin embargo, la entonces guerrilla decidida a llegar hasta el tope, como se denominó la operación, enfrentó una cadena de ataques sistemáticos, del entonces gobierno arenero, liderado por el empresario Alfredo Cristiani, ahora presidente del COENA.

La ofensiva “de grandes proporciones” como la define el investigador salvadoreño Oscar Martínez Peñate, en uno de sus libros, era la segunda que el FMLN desarrollaba en el marco del conflicto armado. Tomando en cuenta que en enero de 1981, impulsó una ofensiva militar, que se preparó por muchos meses atrás, pero que no se logró el objetivo programado, es decir “la insurrección popular esperada… sin embargo, con esta primer ofensiva a nivel nacional y a gran escala, el conflicto armado entró en una nueva etapa de grandes dimensiones militares”, relata en el libro: “El Salvador Diccionario”.

En el 89, el FMLN llegó a demostrar su fuerza ante los militares, “…y se llegó a demostrar que la única vía para la solución del conflicto armado era a través de la negociación”, se añade en esa misma investigación.

En el marco de esta ofensiva, se dio la masacre de seis sacerdotes jesuitas, y dos de sus colaboradoras. En un primer momento se hizo ver que la entonces guerrilla era la responsable, sin embargo, investigaciones posteriores demostraron que en la masacre estaba involucrado el alto mando de las Fuerzas Armadas, y que era una táctica para tratar de frenar la ofensiva guerrillera. Se ha dicho que esta ofensiva ha sido una de las más organizadas a nivel de Latinoamérica, e impulsada por una guerrilla.

La conmemoración


Los actos de conmemoración iniciaron esta mañana en el cementerio La Bermeja, y a las dos de la tarde continuarán en el monumento de Los Héroes y Heroínas de la ofensiva del 89, situado en Unicentro, Soyapango.

Y para las 7 de noche el FMLN desarrollará un acto especial en la Plaza Cívica, donde se llevará a cabo una vigilia en recuerdo del 22 aniversario de la ofensiva. La jornada la ha organizado la Secretaría de Veteranos de Guerra del FMLN.



Un honor que el Papa venga a Cuba, afirma Ricardo Alarcón

Publicado en Cubadebate el 11 Noviembre 2011

Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional de Cuba. Foto de archivo

El presidente del Parlamento cubano Ricardo Alarcón, dijo este viernes que la próxima visita del papa Benedicto XVI causa a la Isla una “gran alegría” y es un “honor”.

Esa visita anunciada por el Vaticano “nos causa francamente una gran felicidad, una gran alegría”, dijo Alarcón, quien asistió a la clausura de un encuentro internacional sobre corrupción que se realizó esta semana en La Habana.

Agregó que la próxima llegada de Benedicto XVI es “una gran noticia” y que “para todos los cubanos será un honor”.

“Esperamos recibirlo para brindarle la hospitalidad y el cariño que los cubanos sienten por él”, añadió el también miembro del Buró Político del Partido Comunista (PCC).

El Vaticano informó el jueves que el Papa prepara para la próxima primavera boreal un viaje a Cuba y México, los dos únicos países de Latinoamérica que visitará en esa ocasión.

El Papa “le ha dado prioridad a Cuba. México era como una deuda, pero Cuba es una prioridad”, dijo el cardenal Jaime Ortega tras hacer el anuncio de la visita papal a los fieles congregados en el templo Jesús de Miramar, en el oeste de La Habana, el jueves.

La primera y única visita papal a Cuba la hizo Juan Pablo II en enero de 1998, donde pidió el fin del bloqueo estadounidense contra la Isla.

Ayer, la Oficina de Prensa de la Santa Sede, informó que el viaje será confirmado en las próximas semanas.

También comentó que en esta nación se cumplirán 400 años del descubrimiento de la imagen de la virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de la isla antillana.

Respecto al itinerario, lo consideró apropiado, al encontrarse Cuba y México en la misma dirección con respecto a Roma.

(Con información de AFP)


IGUAZU Y AMAZONAS, ENTRE LAS 7 NUEVAS MARAVILLAS

BUENOS AIRES, 11 (ANSA) - Sudamérica alberga desde hoy a dos de las nuevas siete maravillas naturales del mundo -la Amazonia y las Cataratas del Iguazú que comparten Argentina y Brasil-, dadas a conocer a partir de una votación mundial por Internet, de la que participaron mil millones de personas en todo el mundo.

Completan la lista Halong Bay (Vietnam), Jeju Island (Corea del Sur), la isla de Komodo (Indonesia), Puerto Princesa Underground River (Filipinas) y Table Mountain (Sudáfrica).

Habrá que esperar hasta 2012 para conocer los resultados definitivos y saber cuál fue la maravilla más votada, pues recién entonces se terminará el escrutinio definitivo de los votos enviados a través de Internet y mensajes de texto. Las nuevas siete maravillas fueron seleccionadas sobre un total de 28 finalistas. El proyecto, en la fase inicial, tenía 454 nominadas. En una segunda fase quedaron 261, hasta que se redujeron a 77 candidatas. Un panel de expertos, a partir de allí, seleccionó las 28 finalistas que fueron sometidas a una votación abierta por Internet, controlada por la página www.new7wonders.com, que llevó adelante la evolución de la consulta.

La votación se había cerrado hoy, 11.11.2011, a las 11.11 GMT.

La iniciativa partió del suizo Bernard Weber, fundador de la empresa suiza, New Open World Corporation (NOWC), organizadora del evento inicial.

Las Cataratas del Iguazú están formadas por 275 saltos -la "Garganta del Diablo" es el salto mayor, con 80 metros- y fueron declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

Además, tienen una certificación del Sistema de Gestión Ambiental como la única concesionaria de un Parque Nacional en alcanzar el estándar de calidad ISO 14.001:2004.

Las Cataratas del Iguazú se encuentran en la provincia de Misiones, en el Parque Nacional Iguazú, de Argentina, y en el Parque Nacional do Iguaçu del estado de Paraná, Brasil. Ambos parques son selvas subtropicales y sus cientos de especies de flora y fauna están en vías de extinción. Además, están cerca de la frontera entre Paraguay y Argentina, a solo 13,8 km en línea recta.

Las Cataratas del Iguazú, en su lado argentino y brasileño, fueron promovidas bajo el lema "Votá Iguazú", en una campaña que contó con el apoyo de destacados deportistas argentinos, como la estrella del fútbol Lionel Messi y el basquetbolista Emanuel Ginobili.

El gobernador de Misiones, Maurice Closs, agradeció hoy a los "millones y millones de personas" que votaron en todo el mundo a las Cataratas del Iguazú, al conocerse el resultado preliminar de la votación en todo el planeta.

"Hoy los argentinos, los brasileños, los misioneros estamos orgullosos de que nos hayan considerado como corresponde. Las Cataratas son una de las siete maravillas del mundo", declaró.

El gobernador dijo que se organizará una gran fiesta en Puerto Iguazú, en Brasilia y en Buenos Aires para celebrar la designación.

"Esto no tiene precio. La promoción que nos va a dar este premio. La gente va a querer saber por qué somos una de las siete maravillas", dijo.

La selva amazónica, también conocida como la Amazonia, comprende 7.000.000 de km2; la jungla misma ocupa alrededor de 5.500.000 km2 y nueve países del continente americano. La Amazonia representa más de la mitad de la selva tropical que queda en el planeta y contiene el mayor y más rico en especies sistema de selvas tropicales del mundo.

ACZ
11/11/2011 21:01

Manifiesto de la Coordinadora Salvadoreña de Solidaridad por Cuba

Ante el sentimiento de esta fecha, el 22 aniversario de la gesta heroica de Liberación, soberanía, justicia y paz, CONOCIDO EN LA HISTORIA COMO LA OFENSIVA HASTA EL TOPE Y PUNTO, el movimiento salvadoreño de solidaridad por Cuba MANIFIESTA, ante nuestro pueblo y al MUNDO:

I.- Que la lucha Revolucionaria Salvadoreña del pueblo, se enmarca en los procesos de realización plena de todos los pueblos del mundo; siendo en este caso; nuestra Primera escuela de AMOR, JUSTICIA, VERDAD Y SOLIDARIDAD, la sangre hecha PAZ, y ejemplo GUIA de todos los movimientos sociales salvadoreños.

II.- Manifestamos ante el mundo, que la mística de: sacrificio, entrega, lealtad y firmeza de los Veteranos de guerra del FMLN, son inspiración para nuestro movimiento social de solidaridad por Cuba.

III.- Dialécticamente, la inspiración de esa fuerza humana salvadoreña inspirada en la Revolución Cubana, en Fidel, el Che, como en los Líderes históricos Salvadoreños, y en otros procesos, son expresión sublime: “de que Patria es Humanidad”, y que juntos luchamos contra un enemigo común: el Imperialismo y sus Oligarquías; los cuales son eslabones de sometimiento, explotación y pérdida de soberanía de nuestros pueblos.

IV.- Podemos dar fe, nosotros generaciones conjuntas, conglomerados, en las distintas expresiones sociales y de entre ellas de solidaridad, que la expresión genuina de las heroínas y héroes de los veteranos de guerra del FMLN, fortalecen, nuestra lucha de solidaridad, por Cuba, dando templanza, a la firme exigencia al imperio de la inmediata liberación de los 5 héroes antiterroristas cubanos, que su mano firme, se alza junto con nosotros a la bandera de la exigencia del cese genocida del bloqueo, que juntos formamos un solo frente de defensa ante las campañas permanentes y sostenidas, contra Cuba.

V.- Nos causa orgullo, que además de la referencia internacionalista del pueblo cubano, para las gestas de la guerra civil, en la atención de Lisiados de guerra como en la formación de cuadros, nos UNA EL VINCULO QUE UN COMBATIENTE SALVADOREÑO CUBANO, COMO TOMAS ROBERTO GARCIA, COMANDANTE FELICIANO, HALLA COMBATIDO, CON LA FIRMEZA DE LA SANGRE CUBANA Y SALVADOREÑA, FUNDIDA EN SANGRE, VALOR Y FUSIL; ¿Qué seríamos nosotros sin esa identidad, de bandera cobijada en sangre? ¿Qué seríamos nosotros, sin esa tradición guerrera?; en respuesta Manifestamos, que la estirpe guerrillera anda aun entre nosotros, y entre las futuras generaciones, COMO LO ANDA NUESTRA BANDERA.

VI.- Los veteranos de guerra del FMLN, son el ejército moral de nuestros pelotones, batallones, compañías y divisiones; de lucha política, social y de solidaridad; son los que en juventud permanente de ánimos, nos recuerdan, que hemos de evitar como lo decía José Martí; impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América”. Es decir, un llamado crítico y actual QUE ANTE EL IMPERIO NO DEBEMOS CEDER EN SUS PRESIONES, ALGO QUE EN LA ACTUALIDAD ES UN LLAMADO MORAL PARA ESTE GOBIERNO, Y PARA TODOS NOSOTROS, LOS TAMBIEN MIEMBROS DE BASE Y DIRIGENTES DEL PARTIDO VANGUARDIA DEL PUEBLO SALVADOREÑO: FMLN, COMO DEL MOVIMIENTO DE SOLIDARIDAD.

VII.- Debemos de recordar; que el aprendizaje de la solidaridad internacionalista para con los pueblos; nos lo dejo la guerra civil pasada; y que el deber de todo militante de izquierda es luchar en UNIDAD y contra el imperio y todas sus formas de dominación, desde la sutil hasta la evidente; desde la sofisticada hasta la grosera; sea en forma disfrazada de cooperación o asocio. Nuestros principios no están en venta, eso lo demuestran los procesos revolucionarios propios de CUBA, NICARAGUA, VENEZUELA, ECUADOR, BOLIVIA ARGENTINA y otros pueblos en resistencia y nuestro principal consulta; LA CAIDA DE NUESTROS COMBATIENTES.

VIII.- Otro ejemplo que aspiramos a asimilar de los héroes de la estirpe guerrillera, es su desinterés; su entrega y sacrificio, su combate al comodísimo y al arribismo, ningún combatiente se empuño en esta guerra, por la mezquina ambición individual de componerse; se empuño por amor. LA SOLIDARIDAD POR CUBA COMPARTE ESE DESINTERES, POR LA CAUSA DE LA REVOLUCION CUBANA, la cual no vacilamos en reafirmarla, desde la actividad de un comité, o frente a cualquier funcionario en su sede en la embajada norteamericana.

IX.- FINALMENTE; pueblo en ofensiva; faltan aún otras operaciones por ejecutar; desde las nacionales; la que nos toca defender los logros alcanzados, y conquistar electoralmente con ejemplo moral y político los votos, de EVITAR QUE EL ENEMIGO NOS DIVIDA, DE EVITAR QUE EL ENEMIGO; CON SUS MONOPOLIOS MEDIATICOS, CONFUNDAN AL PUEBLO, DE CONJUGAR LA UNIDAD DE TODOS LOS SECTORES DEL PUEBLO EN SOLIDARIDAD AL MISMO PUEBLO. Y de manera INTERNACIONAL; con sabiduría y permanente calculo constante, DE MOMENTOS de mantener la lucha por los 5 , CONTRA EL BLOQUEO Y POR CUBA, como también LA DEFENSA DE PROCESOS QUE ESTAN SIENDO ATACADOS; COMO LO SON VENEZUELA, de la mano del comandante Chávez y su pueblo, Nicaragua, con el FSLN y Daniel Ortega, Honduras, donde Francisco Morazán resiste, en persecución, y LATINOAMERICA TODA COMO TAMBIEN AL PUEBLO SUFRIDO DE PALESTINA, EL CUAL DEBEMOS EN SOLIDARIDAD INTERNACIONALISTA APOYAR SU RECONOCIMIENTO COMO ESTADO, DEBEMOS DE DENUNCIAR LA MASACRE DE LIBIA, TAMBIEN EXIGIR AL IMPERIO Y AL SIONISMO; QUE NO AMENAZE A IRAN, Y QUE EL CONJUNTO DE LOS PAISES ARABES, NO ES UNA TIENDA DE SAQUEO, ES PUEBLO, COMO NOSOTROS Y COMO ELLOS.

No me queda más, que a nombre de LA COORDINADORA SALVADOREÑA DE SOLIDARIDAD POR CUBA; AGRADECER, EL APOYO QUE REALIZA EL SECTOR DE VETERANOS DE GUERRA DEL FMLN A LA SOLIDARIDAD POR CUBA, COMO TAMBIEN AL EJEMPLO HISTORICO, DE SU LUCHA.

UNIDOS PARA COMBATIR

HASTA LA VICTORIA FINAL,

VIVA EL SALVADOR

VIVA CUBA

VIVA LA SOLIDARIDAD INTERNACIONALISTA.