jueves, 10 de noviembre de 2011

EUROPA: REGRESO DE LAS ILUSIONES

Jorge Gómez Barata

Una de las paradojas de la unión en Europa es que al tener lugar en las condiciones del capitalismo, se atenúan ciertas contradicciones que no son suprimidas. Los bancos y las empresas alemanas, francesas o belgas lucran en Grecia o España como mismo lo hacen en Nigeria o la India. Se trata tanto de una estación del proceso civilizatorio a la que se llega en virtud de circunstancias objetivas como de un resultado de contradicciones al interior del sistema.

La posguerra se caracterizó, entre otras cosas, por la preponderancia de los Estados Unidos cuyas tropas liberaron a una parte de los países del occidente del continente, ocupando la mayor parte de Alemania. Aquellos países quedaron comprometidos al depender de la asistencia norteamericana para su recuperación.

La dependencia se acentuó durante la carrera nuclear, una competencia con la Unión Soviética que ningún país ni todos juntos podían asumir. En la medida en que, no sólo la economía sino también la seguridad europea dependieron de los misiles norteamericanos, la soberanía europea se resquebrajó visiblemente. Algunos líderes como Charles de Gaulle se percataron de aquella realidad aunque no podían cambiarla.

El hecho de que el potencial científico europeo fuera duramente golpeado por la guerra que destruyó laboratorios y centros de investigación, paralizó la enseñanza universitaria y la investigación científica y obligó a emigrar a miles de científicos, académicos, ingenieros e intelectuales y que, concluida la guerra los recursos tuvieran que utilizarse en la supervivencia y la reconstrucción, creó una brecha científica y tecnológica y una situación de dependencia de Europa respecto a Estados Unidos.

Paulatinamente la unidad fue imponiéndose como la mejor opción. La Unión Europea nació de la búsqueda de colaboración económica que procuraban racionalidad y competitividad y que derivaron hacía la adopción de políticas comunes y la creación de instituciones supranacionales. De ese modo nació la Comunidad Económica y luego la Unión Europea.

Un avance como la integración económica y la unidad política de un continente secularmente dividido, donde durante milenios la confrontación fue la regla y el espacio en el cual se originaron dos guerras mundiales y la Guerra Fría, es un proceso complejo y dilatado cuya maduración puede tomar décadas. En esa andadura habrá avances, retrocesos y rectificaciones, una de ellas puede ser relativa a las dimensiones de la zona euro.

Hoy se reconoce que probablemente haber sumado a España, Grecia y Portugal, países más pobres que el resto de Europa Occidental al mecanismo de la moneda común, puede haber sido un error. Otra noticia es que la rectificación puede ser sumamente dolorosa.

La alusión de Merkel y Sarkozy a una Europa de “dos velocidades” o a la creación dentro de ella de un “club de millonarios” expresan alternativas en las que algunos países pueden perder mucho; el problema es cómo lo asimilaran los de a pie que, por cierto son la mayoría. Cristina Kirchner tiene razón: “El anarco capitalismo también hace peligrar la democracia...” Allá nos vemos.

La Habana, 10 de noviembre de 2011


Temas migratorios en Latinoamérica y en Cuba

Por Lorenzo Gonzalo*

Foto Virgilio PONCE - Martianos-Hermes-Cubainformación

Continuando con el tema migratorio y su importancia debemos señalar brevemente su repercusión en el ámbito latinoamericano

La importancia que reviste para estas naciones se destaca en el comunicado emitido en la XXI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que tuvo lugar en Asunción, Paraguay, en estos días.

En dicha Cumbre, los Jefes de Estado pactaron “rechazar la criminalización de la migración”, reconocer la “importancia de su aporte económico, social y cultural”, así como establecer “una gestión ordenada de los flujos migratorios”.

Un aspecto que sin dudas, preocupa a muchos países, especialmente a los Centroamericanos, es precisamente qué tipo de reforma migratoria está dispuesto a hacer Estados Unidos. Una determinación de éste país para deportar a los millones de personas indocumentadas que emigraron hace decenas de años, significaría para Suramérica un desequilibrio social de gran envergadura.

Ningún país latino, tanto de Centro como Sur América, le prohíbe regresar a sus emigrados, con excepción de Cuba y por ende ninguno tiene previsto una situación de esa naturaleza.

Los emigrados que regresan a sus lugares de origen y que cuentan con los medios para sostenerse o para emprender un negocio, constituyen en realidad un activo nacional de mucho peso, porque la demanda a la cual dan lugar una vez instalados en sus respectivos territorios, contribuye a impulsar la creación de infraestructuras que a su vez se transforman en fuentes de empleo y crecimiento. Pero lamentablemente una disposición de Estados Unidos, que obligue a regresar a millones de ellos, resultaría un gran problema, porque la mayoría, precisamente por su carácter de indocumentados, no han podido allegar medios económicos suficientes para no convertirse, de una u otra manera, en una carga pública, si tuviesen que regresar forzados y de manera desordenada.

Estas realidades hacen que el tema migratorio entre a formar parte de las discusiones regionales y cobren cada día mayor importancia.

De todos los países quienes tienen más dificultades para buscar soluciones viables al tema, son los países desarrollados y quizás Estados Unidos, debido a su sistema de alternancia política, que brevemente hemos analizados en oportunidades anteriores, el cual obliga al “establecimiento”, o sea a ese Poder Real que dirige las cosas de Estado, a dedicar un tiempo demasiado largo a querellarse en asuntos secundarios, en aras de garantizar dicha alternancia a su favor.

La dificultad de esos países, comparados con los latinos, estriba en que ellos tienen que lidiar con legislaciones orientadas a extranjeros, gente ajena proveniente de otros lugares, que han resuelto situaciones económicas para Estados Unidos, en diferentes épocas y que, con el tiempo, han conformado grupos de influencia de mucha envergadura dentro del país.

Los países latinos a penas presentan la necesidad de transformaciones profundas en este sentido y con excepción de Cuba, es poco lo que tendrán que hacer en términos de ajustes.

Cuba es diferente, porque la agresión estadounidense sostenida por cincuenta años, caracterizada por actos de terrorismo, invasiones, conspiraciones, guerra diplomática y financiaciones ilegales a supuestos grupos de oposición, la obligó a cerrar sus puertas con el exterior. Al hacerlo quedaron del otro lado aquellos que emigraban.

Al comienzo del proceso revolucionario, un alto porcentaje de quienes se marchaban a Estados Unidos, se convertían en militantes violentos y agresivos. El resto, la mayoría, se transformaba en el apoyo moral de los primeros y juntos todos constituyeron un peligroso cuartel enemigo a menos de cien millas de las costas cubanas, aupados, financiados y protegidos por el país económica y militarmente más poderoso en aquellos tiempos.

Cuando el criminal ataque del 11 de setiembre del 2001 a las Torres Gemelas, Estados Unidos ordenó paralizar todos sus aeropuertos por cerca de 48 horas. Se vio obligado a hacerlo a pesar de la existencia de una tecnología de punta, no imaginada en los años sesenta y a pesar de que el ataque indicaba provenir de una región tan lejana como Medio Oriente. No encontró otros medios, mientras ordenaba su defensa, que cerrar toda comunicación con el exterior.

Cuando un ejército, entrenado y financiado por Estados Unidos, desembarcó en Playa Girón, al sur de la provincia de Matanzas en Cuba, en el año 1961, Cuba tuvo que recurrir a los procedimientos más primitivos, no solamente cerrando sus puertas con el exterior, paralizando virtualmente sus aeropuertos, sino alentando a los desafectos para que se fueran, como una manera de reducir así las labores de quinta columna creadas al amparo de Washington.

De todos los países latinos del Hemisferio americano, Cuba es el más necesitado actualmente de abordar una reforma a su sistema migratorio. Pero en términos realistas, el único aspecto que presentará mayores dificultades para el gobierno cubano, será el relacionado con aquellas regulaciones que controlan el derecho del emigrado a regresar definitivamente a su país de origen, o establecerse con carácter de residente transitorio. Tendrán que legislas entre otras cosas, sobre el derecho de estos repatriados nacionales a comprar vivienda así como de las obligaciones financieras que los mismos contraerán para tener acceso a los beneficios sociales, tales como la compra de seguro médico universal y las variantes que apliquen en cada ciudad o provincia.

Los centroamericanos tienen resuelta esta situación porque no le impiden la entrada a sus nacionales. El problema que podría presentarse está relacionado con una aprobación de deportación masiva por parte de Estados Unidos, pero esto es improbable y cualquier cosa que suceda tendrá una legislación que impida la creación de una crisis en esos países.

En cambio, Cuba tendrá que lidiar con la complejidad creada por sus leyes actuales de inmigración, las cuales semejan un rompe cabezas que de conjunto conforman un Nudo Gordiano.

Los cubanos establecidos en terceros territorios, no regresarán en masa, como tampoco lo hacen las personas de los otros países. En cuanto a una deportación masiva proveniente de Estados Unidos, Cuba no tiene nada que temer, porque precisamente lo que se plantea actualmente por el gobierno cubano es que ese país no permita que los cubanos penetren allí ilegalmente y luego les sea reconocido el derecho a la residencia. La Ley de Ajuste estadounidense es sin lugar a dudas una regulación agresiva típica de un estado de guerra.

Independientemente de los aspectos mencionados, la reforma migratoria cubana será mucho más fácil y contará con menos obstáculos que la reforma estadounidense.

La razón es obvia. Estados Unidos lidia con extranjeros que viven en el país y deberá controlar miles de kilómetros de frontera, mientras en Cuba se trata de una reforma migratoria que considere los derechos de sus nacionales a decidir actividades tan manidas como salir y entrar al país, estandarizar el status de los emigrados (actualmente en Cuba hay varias categorías de emigrados todos con una eufemística definición), cobrar los servicios migratorios en base al costo de la gestión, como hacen los demás países y no financiar a través de ellos otras actividades ajenas. Esas prácticas actuales y otras, limitan la decisión de emigrar en el mejor de los casos y en el peor, constituyen una penalización que bordea la criminalización.

Es entendible que Estados Unidos se demore para enfrascarse en una legislación de cómo tratar a los extranjeros, pero sabemos que no hay razones de sostener largas discusiones para legislar los derechos patrios de los ciudadanos y nacionales de un país.

En esto está enfrascada Cuba en estos momentos. Su Presidente, el General Raúl Castro, ya dijo lo que tantas veces mencionamos en el pasado y es que muchas de “las decisiones que jugaron un papel en su momento y que perduraron innecesariamente” deben ser “modificadas”.

El dirigente cubano expresó estas palabras haciendo alusión no solamente a las limitaciones de viaje existentes para los ciudadanos que viven en la Isla, sino en referencia a una emigración que, “en su aplastante mayoría, lo son por razones económicas” y “casi todos preservan su amor a la familia y la patria que los vio nacer”.

No hay dudas que la reforma migratoria cubana es menos complicada que la requerida por Estados Unidos, porque es más fácil reconocer la nacionalidad de quienes la tienen por derecho de nacimiento, que otorgar residencia o ciudadanía a quienes llegaron indocumentados por la frontera.

Miami, 11 de noviembre del 2011

*Lorenzo Gonzalo periodista cubano residente en los EE.UU. y subdirector de Radio Miami


FSLN Y DANIEL RECOGEN EL FRUTO DE PROMESAS CUMPLIDAS

Comité FMLN en Suecia

Las últimas semanas se han realizado en Latinoamérica diferentes procesos electorales en donde se confirma que las promesas cumplidas es el factor más determinante para el voto de confianza mayoritario que revalida al partido y al candidato en el gobierno.

Argentina, con Cristina Fernández de Kirchner, el 23 de octubre con un 54.11 % valido su reelección hasta el 2015, y este 6 de noviembre hemos sido testigos de dos elecciones en Centro América; Guatemala y Nicaragua; en Guatemala, en segunda vuelta elegía entre dos candidatos de derecha, quienes como centro de su campaña utilizaron el miedo con que la violencia delincuencial ha calado en el ciudadano de a pié, lo que califica a Guatemala cercano a un Estado Fallido. Estará por verse si la política de mano dura con la que se comprometió en campaña el General Otto Pérez Molina, del Partido Patriota, da su resultado. Este ha ganado con un aproximado al 54% de los votos válidos.

De la convocatoria cívica a los comicios electorales en nuestra hermana república de Nicaragua, hemos sido testigos cercanos, donde una participación electoral de más del 80% de los electores, se repartió entre los partidos y alianzas participantes, con la justeza que este momento histórico demanda. Aunque a muchos les sorprenda, no es casual que el FSLN con el Comandante Daniel Ortega que aspiraba a su reelección y su alianza, con el 98,71 del conteo general hayan sido abrumadoramente más votados con un 62,45% de los votos válidos contra el 31,06% obtenido por el Partido Liberal Independiente (PLI); como su oponente más cercano. Las otras agrupaciones participantes sacaron respectivamente Partido Liberal Constitucionalista (PLC) 5,91%, Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) 0,37% y la Alianza por la República (APRE) 0,21%.

Antes, durante y hoy después de las elecciones nicaragüenses, ha habido voces y voceros interesados en desprestigiar el resultado para lo que han realizado intentos de desinformación e intentos provocadores que más que resultados en las urnas, esperan la repercusión internacional, que de alguna manera desacrediten los comicios.

Es increíble la gran cantidad de periodistas internacionales que asistieron al evento electoral, observadores y acompañantes de organismos internacionales y especializados; no obstante la cobertura noticiosa en el exterior, incluso a nivel centro americano fue a cuenta gotas, proporcionalmente con lo que estaba pasando en Guatemala; a pesar que en Guatemala pudiesen haber motivo para sospechar sobre el mal funcionamiento organizativo de las autoridades electorales y que en Nicaragua no fue el caso.

Tal pareciera que el perfil mediático que las grandes agencias noticiosas internacionales premeditadamente tenían para Nicaragua era la de ensalzar y victimizar el papel de la oposición y buscar elementos que restaran credibilidad a los comicios y describir el día de las elecciones como un día violento; a pesar que la realidad constatada es el de una fiesta cívica realizada en completo orden y que los conatos de violencia provocados por la oposición, no son un elemento contundente para desacreditar las elecciones en donde en todo el territorio solo hubo una impugnación de 13 Juntas Receptoras de votos; lo que nos da una real medida de lo que la mayoría de nicaragüenses vivió el 6 de noviembre.

Voceros de lo más recalcitrante y oscuro de la derecha internacional tenían de antemano discurso elaborados donde hablan de fraude electoral, sin ninguna prueba que lo justifique; tal es el caso de la congresista estadounidense Ileana Ros-Lethinen, quien actuando como procónsul del imperio y vocero de lo más recalcitrante de la derecha internacional, apoya a sus ahijados nicaragüenses que al verse rechazados por electorado, no les queda más que asumir el papel de una oposición pírrica y sin proyecto.

Proyecto es lo que ha hecho del Frente Sandinista desde las elecciones del 2006, la única fuerza que ha venido creciendo, un proyecto; que tal como lo dijera Daniel en su discurso de celebración el día 8 y que también conmemoro un aniversario más del martirio de Carlos Fonseca; parte de la premisa de un gobierno Revolucionario, Cristiano y Socialista en donde las promesas se han ido cumpliendo.

A la fecha son miles los nicaragüenses beneficiados por programas como “Techo Seguro” “Hambre Cero” “Bono Productivo” y tantos otros que tienen por objetivo atender las necesidades más urgentes de los más pobres.

El Frente Sandinista tiene en la juventud un sostén de relevo del proyecto de la revolución, como beneficiarios en la salud, la educación, en los deportes; pero también como protagonistas de las campañas políticas y ha sido esto un factor clave y determinante en los resultados electorales de este 6 de noviembre.

No es retórica cuando se dice del empoderamiento de los jóvenes en las tareas políticas del FSLN; es la verdad reflejada en los ríos de jóvenes que espontáneamente celebraron, desde la noche misma de las elecciones, la victoria del FSLN, la victoria de Daniel, la victoria de los candidatos sandinistas al parlamento; porque no es solo celebrar, es la claridad que son ellos la continuidad del proyecto sandinista.

La oposición olvida cuando le conviene los gestos de honor revolucionario y democrático que el FSLN ha dado desde el poder, olvidan que los sandinistas han sabido aceptar las derrotas; tal como sucediera en la más grande y significativa derrota electoral en 1990 y que fue el mismo Comandante Daniel Ortega quien reconociera su derrota electoral y cediera el gobierno a una coalición de derecha que tristemente abrió las puertas el período que hoy bien, los nicaragüenses llaman los 16 años perdidos de la revolución.

Hoy el momento histórico es distinto y desde el 2006 los vientos políticos soplan a favor del sandinismo y estas elecciones de este 6 de noviembre confirman en Nicaragua lo que ya en muchos países del continente latinoamericano se ha ratificado, que son vientos de libertad en democracia y que el proyecto político en particular en Nicaragua es de ahora en adelante Revolucionario, Cristiano y Socialista y la oposición debería de entenderlo y aceptar como tal que el tiempo de políticas liberales y neoliberales ya caducó y que el FSLN y Daniel Ortega solo recogen el fruto de promesas cumplidas.


REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 11 DE NOVIEMBRE DE 2011

AUDIO

A través de desplegados en diferentes periódicos del país, la Comisión Política del FMLN ha hecho público este jueves 10 de noviembre, un Comunicado dirigido a su militancia y al pueblo salvadoreño, con motivo a que este día el Tribunal Supremo Electoral ha convocado a participar en las elecciones a diputados y concejos municipales del 11 de marzo de 2012.

En dicho documento se refiere a que el lunes de la presente semana la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ha emitido dos nuevas sentencias con relación al sistema de cocientes y residuos, y sobre la votación y formas de escrutinio, y ante las cuales manifiesta su total acatamiento, independientemente de sus discrepancias con relación a ellas.

Además anuncia que como siempre, realizará una campaña cívica, propositiva y positiva, con la seguridad que sus candidatos ganarán por ser las mejores propuestas, honestos, probos y trabajadores, destacando también que el FMLN y su bandera son símbolos de las aspiraciones populares de justicia social, democracia y paz.

Hace un llamado a su militancia a sumarse a la campaña llamada “Victoria 2012”, que asegurará la profundización y perfeccionamiento de los cambios que se han iniciado desde 2009. En ese mismo sentido convoca al pueblo salvadoreño a protagonizar esta gran jornada para sepultar de manera definitiva el pasado de corrupción, inseguridad y pobreza que se han heredado de los 20 años de administraciones de Arena.

En otro sentido, y según declaraciones de dirigentes de la primera fuerza política del país, vertidas a través de entrevistas en medios de radio y televisión al inicio de esta semana, el FMLN ha patentizado su apoyo a Manuel Melgar, quien ha presentado su renuncia como Ministro de Seguridad y Justicia, en medio de una feroz y persistente campaña de sectores empresariales y la ultraderecha, que le han culpado de la situación actual de los niveles de la delincuencia que abate al pueblo salvadoreño.

Para el caso, Sigfrido Reyes, también Presidente de la Asamblea Legislativa, ha reconocido los avances logrados durante los más de 2 años y medio de su gestión a la cabeza del gabinete de seguridad, en especial al interior de la Policía Nacional Civil y el sistema penitenciario, haciendo énfasis en la depuración de los malos elementos, y la mejoría de las condiciones de trabajo y la elevación de las capacidades en su funcionamiento.

Además el diputado Reyes ha sido enfático en rechazar cualquier posibilidad de que el cargo dejado vacante por el también diputado del Parlacén, pueda ser ejercido por algún militar, tal como algunos sectores conservadores y desafectos al gobierno han querido insinuar como única posibilidad para lograr el control de los niveles delincuenciales. Ante tales versiones la dirigencia ha recordado que desde la firma de los acuerdos de paz de 1992 quedó establecido que el ejército nacional tiene funciones bien definidas para la defensa de la soberanía del país, y que la seguridad pública es una función eminentemente civil, y que no se debe retroceder al pasado de la dictadura, cuando la seguridad era militarizada, época lamentable de la historia salvadoreña.

Para los amigos de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


La ciencia cubana sirve a la paz

Celebran en el país Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo

El humanismo de la ciencia cubana se dedica a salvar vidas en el mundo. Autor: Roberto Suárez

Mayte María Jiménez
digital@juventudrebelde.cu
10 de Noviembre del 2011 2:38:52 CDT
Cuando los tambores de la guerra no dejan de repicar, cuyo más reciente y peligroso capítulo es la amenaza de agresión contra Irán, Cuba se une a quienes en el mundo promueven una ciencia con fines pacifistas, por la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible.
Esa vocación de los científicos del archipiélago fue resaltada por Carlos Amat, quien encabeza la Asociación Cubana de las Naciones Unidas, en la sede de esa institución, en la capital, por el Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo, que se celebra cada 10 de noviembre.
Qué tipo de sociedad necesitamos para vivir en desarrollo sostenible es la interrogante a la que estamos convocados todos en un mundo que cambia cada día con rapidez. Este fue el llamado de Irina Bokova, directora general de la UNESCO, con motivo de la fecha.
Herman van Hooff, director de la Oficina Regional de Cultura de la UNESCO para América Latina y el Caribe, dio a conocer la misiva, en la que se destaca la importancia de las sociedades ecológicas inclusivas, en pos del desarrollo económico, social y cultural.
José Altshuler, presidente de la Sociedad Cubana de Historia de la Ciencia y la Tecnología, explicó en una conferencia magistral las grandes contradicciones del mundo moderno en torno a la ciencia y a los grandes descubrimientos, que no siempre están al servicio de la paz.
Reiteró que la ciencia ha de emplearse para fines pacíficos, en el avance de las sociedades y la búsqueda de solución a los problemas ambientales, biológicos y económicos que se pueden presentar, y no para la guerra y la matanza de seres inocentes.

Presidente Chávez denuncia incursión ilegal de un submarino en aguas venezolanas


Caracas, 10 Nov. AVN.- El presidente de la República, Hugo Chávez Frías, denunció que un submarino, no identificado, violó las aguas territoriales de Venezuela.

Dijo que, gracias a las rápidas acciones de nuestra flota submarina y la marina de guerra, se logró detectar a esta nave. Indició que la misma fue perseguida, pero se dio a la fuga.

"Detectamos un submarino en aguas venezolanas. No podemos acusar a nadie, pero sospechamos. Esta nave se dio a la fuga, fue perseguida pero se escapó porque era mucho más rápida que los nuestros. Por la velocidad que adquirió este aparato y el tamaño, creemos que era un submarino de propulsión nuclear", indicó el Jefe de Estado, durante un contacto telefónico con el programa Contragolpe, transmitido por Venezolana de Televisión.

Señaló que la Fuerza Armada no cayó en provocación y realizó todos los esfuerzos por comunicarse y alertar a esta nave hasta hacerla huir.

Indicó que este incidente se está investigando.

"No podemos señalar a nadie porque no tenemos las pruebas, pero sin duda era un submarino. Saben cómo son los imperios que se acostumbraron andar por el Mar Caribe y entrar por todos lados", destacó.

Recalcó que es deber de la Fanb resguardar y defender la soberanía de nuestro territorio dentro del mar, en el aire o en la tierra.

Asismismo recordó que la Armada Nacional Bolivariana se encuentra realizando maniobras en la Isla de La Orchila, ubicada a unos 160 km de la capital venezolana, Caracas, y al este del Archipiélago de Los Roques, como parte de las acciones para la defensa de la soberanía marítima del país.

AVN 09/11/2011 22:19


EUROPA: MISIÓN IMPOSIBLE

Jorge Gómez Barata
Para los países del occidente y del norte de Europa la derrota de Hitler significó no sólo el retorno a la democracia liberal y el restablecimiento de las condiciones políticas previas a la II Guerra Mundial, sino el fin de la experiencia que significó la dictadura fascista. Tan dura escuela reforzó el apego a las prácticas democráticas y explica el clima de tolerancia y apertura que matizaron las primeras décadas de la reconstrucción económica y política europea.
La relampagueante prosperidad económica de la posguerra se asocia no sólo a la voluntad de los gobernantes, empresarios y agricultores de recuperar la industria y la agricultura, tampoco es obra exclusiva del respaldo norteamericano, sino también de los esfuerzos de la clase obrera, el campesinado, los comerciantes y la sociedad civil de cada país que convirtieron la obra de restañar las heridas de la guerra y la ocupación nazi en empeños nacionales.
En aquellos procesos, al eficaz desempeño económico característico de la cultura europea se sumó el ambiente político nacional donde, a pesar de obvias diferencias de clase, prevalecieron la avenencia y la cohesión que en Alemania, Austria, los países nórdicos y otros, hicieron posible que las administraciones socialdemócratas aplicaran estilos de gobierno que condujeron a los estados de bienestar.
Se llamó “estados de bienestar” a las circunstancias creadas durante la reconstrucción en varios países europeos que al restablecimiento de la democracia sumaron la intervención de los estados nacionales en el diseño de la economía y la aplicación de legislaciones laborales y de políticas sociales de beneficio popular que contribuyeron a la supresión de la pobreza y a la elevación del bienestar y la calidad de la vida. Aquel esquema, basado en una más justa redistribución de los ingresos fue a veces presentado como una especie de socialismo alternativo.
Aquellos procesos unidos a la fuerza cohesionadora que representó la presunta amenaza soviética y a la no menos perturbadora presencia norteamericana definida bajo el slogan de “El desafío Americano”, que representaba el peligro de una virtual colonización o dependencia económica de Europa por los Estados Unidos, crearon un entorno ideológico propicio al progreso económico e incentivaron las aspiraciones de integración y unidad europea.
Es preciso acotar que a la condición de ser los países más pobres de Europa occidental, en España Portugal y Grecia, se sumaron las dictaduras de Franco y Oliveira Salazar, así como la inestabilidad política, incluida la lucha armada guerrillera en Grecia que obstaculizaron el restablecimiento de la democracia y la reconstrucción económica. De hecho esos países omitieron aquellas etapas y no desarrollaron los “estados de bienestar”, alguno de cuyos rasgos fueron tardíamente importados como resultado de la integración y unión europea y no resultado de procesos endógenos.
Al margen de la diversidad de tesis y opiniones políticas que circulan para comprender y explicar la actual crisis de Europa y del capitalismo en su conjunto, existen evidencias históricas de que: sin cohesión social y mínimos de identificación entre los pueblos, las fuerzas políticas y los lideres que los gobiernan es imposible enfrentar exitosamente una crisis de las proporciones de las que hoy viven algunos países. El gran desafío para las élites políticas que, probablemente sea una “misión imposible”, es construir consensos sociales y políticos cuando prevalen absurdos, impopulares y mezquinos enfoques neoliberales.
No es ocioso recordar que Franklin D. Roosevelt, el hombre que condujo a los Estados Unidos durante la crisis económica de los años treinta, la Gran Depresión y la II Guerra Mundial, fue el único presidente electo en cuatro oportunidades y que gobernó el país a lo largo de 12 años. Otras experiencias análogas dan cuenta de que: Konrad Adenauer condujo a Alemania durante 14 años, Bruno Kreisky a Austria por 13 y Charles De Gaulle a Francia durante diez.
Tal vez no exista un clima menos propicio para enfrentar una crisis existente que el descontento popular que prevalece en España, Grecia, Italia, Francia e incluso Gran Bretaña, países gobernados por partidos desacreditados, lideres impopulares e incompetentes entre los cuales y los pueblos cansados de engaños y manipulaciones, existen enormes abismos.
Ninguna retorica que llame a la unidad surtirá efecto y difícilmente haya algún pueblo europeo dispuesto a asumir sacrificios para que banqueros, empresarios y políticos corruptos aumenten sus respectivos patrimonios y sus privilegios. Alcanzar la cohesión social que las circunstancias requieren parece hoy una misión imposible para las castas dominantes europeas. Allá nos vemos.
La Habana, 10 de noviembre de 2011

Reflexiones del Compañero Fidel: La aplastante victoria de Daniel y el FSLN

Hace 72 horas, el domingo 6 de noviembre hubo una elección general, en la que Daniel Ortega y el FSLN de Nicaragua obtuvieron una aplastante victoria.

Quiso el azar, que al otro día se cumpliera el 94 aniversario de la gloriosa Revolución Socialista Soviética. Páginas imborrables de la historia fueron escritas por obreros, campesinos y soldados rusos, y el nombre de Lenin brillará siempre entre los hombres y mujeres que sueñan con un destino justo para la humanidad.

Estos temas que son cada vez más complejos, y nunca serán suficientes los esfuerzos que se inviertan para educar a las nuevas generaciones. Dedico hoy por ello, un espacio para comentar este hecho, en medio de tantos que ocurren diariamente en el planeta y de los que llegan noticias por un número creciente de vías apenas imaginadas hace unas décadas.

Debo decir que las elecciones en Nicaragua fueron al estilo tradicional y burgués, que nada tiene de justo o equitativo, ya que los sectores oligárquicos, de carácter antinacional y proimperialistas disponen como norma del monopolio de los recursos económicos y publicitarios, que en general, y de modo especial en nuestro hemisferio, están al servicio de los intereses políticos y militares del imperio, lo cual resalta la magnitud de la victoria sandinista.

Es una verdad que se conoce bien en nuestra Patria desde que Martí cayó en Dos Ríos, el 19 de mayo de 1895, para “impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América”. No nos cansaremos nunca de repetirlo, especialmente después que nuestro pueblo ha sido capaz de soportar duramente medio siglo de bloqueo económico sostenido y las más brutales agresiones de ese imperio.

No es sin embargo el odio lo que mueve a nuestro pueblo, son las ideas. De ellas nació nuestra solidaridad con el pueblo de Sandino, el General de hombres libres, cuyos hechos leíamos con admiración, cuando hace ya más de 60 años éramos estudiantes universitarios y sin las maravillosas perspectivas culturales de los que dentro de pocos días, junto a los de la enseñanza media, participaran en lo que ya es hermosa tradición: el Festival Universitario del Libro y la Lectura.

La muerte heroica del héroe nicaragüense que luchó contra los ocupantes yankis de su territorio, fue siempre una fuente de inspiración para los revolucionarios cubanos. Nada tiene de extraño, nuestra solidaridad con el pueblo nicaragüense, expresada desde los primeros días del triunfo revolucionario en Cuba, el 1º de Enero de 1959.

El diario Granma nos recordaba ayer día 8 la caída heroica en noviembre de 1976, apenas dos años y medio antes del triunfo, del fundador del FSLN Carlos Fonseca Amador, “tayacán vencedor de la muerte”, como dice una bella canción escrita en su memoria “novio de la Patria Rojinegra, Nicaragua entera te grita presente”.

A Daniel lo conozco bien; nunca adoptó posiciones extremistas y fue siempre invariablemente fiel a principios básicos. Responsabilizado con la Presidencia a partir de una dirección política colegiada, se caracterizó por su conducta respetuosa ante los puntos de vista de los compañeros de tendencias surgidas dentro del Sandinismo en determinada etapa de la lucha antes del triunfo. Se convirtió así en un factor de unidad entre los revolucionarios y sostuvo constantes contactos con el pueblo. A eso se debió la gran ascendencia que adquirió entre los sectores más humildes de Nicaragua.

La profundidad de la Revolución Sandinista le ganó el odio de la oligarquía nicaragüense y el imperialismo yanki.

Los crímenes más atroces se llevaron a cabo contra su país y su pueblo, en la guerra sucia que Reagan y Bush promovieron desde la presidencia y la Agencia Central de Inteligencia.

Numerosas bandas contrarrevolucionarias fueron organizadas, entrenadas y suministradas por ellos; el tráfico de drogas se convirtió en instrumento de financiación de la contrarrevolución y decenas de miles de armas introducidas en el país ocasionaron la muerte o la mutilación de miles de nicaragüenses.

Los sandinistas mantuvieron las elecciones en medio de aquella desigual e injusta batalla.

A esta situación se añadió el derrumbe del campo socialista, la inminente desintegración de la URSS y el inicio del Periodo Especial en nuestra Patria. En tan difíciles circunstancias y a pesar del apoyo mayoritario del pueblo nicaragüense, expresado en todos los sondeos de opinión, se hizo imposible una elección victoriosa.

El pueblo nicaragüense se vio obligado a soportar nuevamente casi 17 años de gobiernos corrompidos y proimperialistas. Los índices de salud, alfabetización y justicia social instaurados en Nicaragua, comenzaron a descender dolorosamente. No obstante, los revolucionarios sandinistas bajo la dirección de Daniel continuaron su lucha a lo largo de aquellos amargos años, y de nuevo el pueblo recuperó el gobierno, aunque en condiciones sumamente difíciles que exigían el máximo de experiencia y sabiduría política.

Cuba continuaba bajo el brutal bloqueo yanki, sufriendo además las duras consecuencias del Periodo Especial y la hostilidad de uno de los peores asesinos que ha gobernado a Estados Unidos, George W. Bush, el hijo del padre que había promovido la guerra sucia en Nicaragua, la libertad del terrorista Posada Carriles para distribuir armas entre los contrarrevolucionarios de Nicaragua e indultó a Orlando Bosch, el otro autor del Crimen de Barbados.

Una nueva etapa se iniciaba sin embargo en nuestra América con la Revolución Bolivariana en Venezuela y el ascenso al poder en Ecuador, Bolivia, Brasil, Uruguay, Argentina y Paraguay, de gobiernos comprometidos con la independencia y la integración de los pueblos latinoamericanos.

Con satisfacción puedo afirmar además, que la solidaridad de Cuba con la patria de Sandino jamás cesó en el campo de la solidaridad política y social. Debo señalar con toda justicia que Nicaragua fue de los países que mejor utilizó la colaboración de Cuba en la salud y la educación.

Los miles de médicos que han prestado sus servicios en ese heroico país hermano, se sienten realmente estimulados por el excelente uso y el empleo que los sandinistas han dado a sus esfuerzos. Lo mismo puede afirmarse con relación a los miles de maestros que un día en la primera fase del proceso mandaron a las más apartadas montañas para enseñar a leer y escribir a los campesinos. Hoy las experiencias educativas en general, y de modo especial las prácticas de la enseñanza médica derivada de la Escuela Latinoamericana de Medicina, donde se forman miles de excelentes médicos, han sido trasladadas a Nicaragua. Tales realidades constituyen un excelente estímulo para nuestro pueblo.

Estos detalles que menciono no constituyen más que un ejemplo del fecundo esfuerzo de los revolucionarios sandinistas en pro del desarrollo de su Patria.

Lo fundamental del papel de Daniel y la razón a mi juicio de su aplastante victoria, es que nunca se apartó de los contactos con el pueblo y la incesante lucha por su bienestar.

Es hoy un líder verdaderamente experimentado que fue capaz de manejar situaciones complejas y difíciles a partir de los años en que su país estuvo de nuevo bajo la égida del capitalismo rapaz. Sabe manejar problemas complicados de forma inteligente, lo que puede o no puede, lo que debe o no debe hacer para garantizar la paz y el avance sostenido del desarrollo económico y social del país. Conoce muy bien que a su pueblo heroico y valiente debe la arrolladora victoria, por su amplia participación y casi dos tercios de los votos a su favor. Fue capaz de vincularse estrechamente con los obreros, los campesinos, los estudiantes, los jóvenes, las mujeres, los técnicos, los profesionales, los artistas y todos los sectores y fuerzas progresistas que sostienen y hacen avanzar al país. Es a mi criterio muy correcto el llamamiento a todas las fuerzas políticas democráticas dispuestas a trabajar por la independencia y el desarrollo económico y social del país.

En el mundo actual los problemas son sumamente complejos y difíciles. Pero mientras el mundo exista los países pequeños podemos y debemos ejercer nuestros derechos a la independencia, la cooperación, el desarrollo y la paz.


Fidel Castro Ruz
Noviembre 9 de 2011
8 y 12 p.m.