miércoles, 9 de noviembre de 2011

Brasil, Uruguay y Rusia felicitan a Daniel Ortega por triunfo electoral

Rousseff expresó a su par nicaragüense que espera seguri trabajando unidos (Foto: Archivo)

TeleSUR 09-11-2011

El reconocimiento de la comunidad internacional al triunfo del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en las elecciones del pasado domingo continúa. Este miércoles los mandatarios de Brasil, Rusia y Uruguay, enviaron misivas de reconocimiento y felicitación por su reelección con más del 62 por ciento de los votos.

La presidenta de Brasil, Dilma Roussef, felicitó este miércoles a su homólogo nicaragüense. En una misiva dirigida a Ortega, la mandataria brasileña indicó que deseaba enviarle ''mis calurosos saludos por la gran victoria electoral del Domingo último. El resultado de esa consulta expresa el respaldo que su Gobierno conquistó en los últimos años''.


''Espero que podamos dar continuidad a los muchos proyectos de cooperación en curso entre nuestros países'', añadió en la carta.

Igualmente, el jefe de Estado uruguayo, José Mujica, envió un telegrama a Ortega para extenderle su felicitación por su reelección como presidente de Nicaragua.

''El amplio apoyo popular con el que el Pueblo hermano de Nicaragua ha decidido ratificarlo en la Presidencia de su país, nos alienta a continuar el camino de la solidaridad y la integración latinoamericana'', destaca el texto emitido por la Secretaría de Comunicación en Uruguay.

Por su parte, el mandatario ruso Dmitri Medvedev, también envió un saludo y felicitación a Daniel Ortega Saavedra por su victoria.

''Reciba mis sinceras felicitaciones con motivo de su reelección al cargo del Presidente de la República de Nicaragua. La victoria convincente en las elecciones confirma que la política socio-económica llevada a cabo por el Gobierno de Nicaragua y la línea consecuente en los asuntos internacionales tienen éxito y gozan de un amplio apoyo de la población del país'', expresó Medvedev en su misiva.

Además de Brasil, Uruguay y Rusia, otras naciones como Venezuela, Cuba, Bolivia, Perú, El Salvador y el Secretario General del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), saludaron el triunfo de Ortega en los comicios del 6 de noviembre.

Sumado a esto, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ratificó este lunes sus felicitaciones al pueblo de Nicaragua por la fiesta democrática vivida este domingo, en la que resultó reelecto Daniel Ortega.

Este martes, el Consejo Supremo Electoral (CSE) ratificó el triunfo del mandatario sandinista con el 62,66 por ciento de los votos (1 millón 524 mil 146) con el 100 por ciento de las juntas escrutadas.

Pese a esto, la oposición en Nicaragua sigue sin reconocer los resultados de estos comicios, por lo que han provocado intensos enfrentamientos que han dejado un saldo, hasta el momento, de cuatro muertos y 46 policías heridos.

Mas temprano, la corresponsal de teleSUR en el país centroamericano, Adriana Sívori, explicó que de acuerdo con el último informe emitido por la Policía, los hechos de violencia se han registrado desde antes del proceso electoral.

“Los números que dan hablan de incidentes entre simpatizantes del Gobierno y de la oposición” que “no quieren reconocer los resultados avalados por la comunidad internacional”, dijo la periodista.


Fiscal General asegura que Cuba frenará la corrupción

Publicado en Cubadebate el 9 Noviembre 2011

El Fiscal General de la República de Cuba Darío Delgado Cura (c) conversa con periodistas en la inauguración del "V Encuentro Internacional sobre la sociedad y sus retos frente a la corrupción" en La Habana, (Cuba). Foto: EFE

Cuba aseguró que frenará la corrupción dentro de una ofensiva gubernamental que ha derivado en el destape de varios casos que han involucrado a empresas extranjeras.

Autoridades cubanas en meses recientes han detenido y sancionado a funcionarios, incluyendo a un exministro. Los casos han tocado de cerca a varios sectores entre los que destacan la aviación civil, la industria del níquel y los tabacos.

“Seguiremos luchando hasta el cansancio, a sangre y fuego, contra toda manifestación de corrupción en el país, ya sea cometida por extranjeros o nacionales, continuaremos perfeccionando nuestros sistemas de prevención, de control y de enfrentamiento”, dijo el fiscal general de Cuba, Darío Delgado.

En la apertura de un evento internacional contra la corrupción en La Habana, donde participan juristas de 20 países, Delgado aclaró que el Gobierno cubano no detendrá la lucha contra la corrupción.

“No renunciaremos jamás a seguir defendiendo las banderas de la honestidad y la dignidad. Ese es nuestro deber”, añadió.

Delgado no ofreció detalles sobre los casos que se están procesando, pero mencionó la investigación a la empresa alimentaria Río Zaza, cuyo principal ejecutivo, el chileno Max Marambio, fue acusado de corrupción y condenado en ausencia a una larga pena de cárcel.

“Lo que estamos haciendo en la lucha contra la corrupción es sistemático y permanente. No hay ningún compromiso negativo con los empresarios extranjeros (y) han entendido que hay que eliminarla”, dijo Delgado al inaugurar el evento.

Debaten sobre origen de la corrupción en América Latina

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, afirmó que el fenómeno de la corrupción en las sociedades latinoamericanas tiene su origen en la crisis de los fundamentos éticos promovidos por un sistema hegemónico enfermo.

La funcionaria citó al sociólogo Edgar Morin, para quien tal situación es producida y productora del deterioro acrecentado del tejido social en numerosos dominios, de la degradación de las sociedades tradicionales y la sobrevaloración del dinero.

Durante el V Encuentro Internacional sobre la Sociedad y sus retos frente a la corrupción, Ortega explicó que el sistema de valores instaurado en el mundo actual se enmarca dentro de una concepción económica, de libre mercado, que tiene como elemento fundamental el consumismo y el individualismo.

Consideró que ese hecho hace necesaria la creación de una nueva dinámica donde prevalezcan los principios de solidaridad, justicia, cooperación y ética.

A su juicio, los antivalores históricamente han llevado al ser humano al desconocimiento de su dignidad, familia, honor, Patria y deben ser erradicados con actitudes ubicadas en el plano humano del altruismo, orientadas por el principio de inclusión.

Recordó al físico austro-estadounidense Fritjot Capra, según el cual hay numerosos signos de desintegración de las sociedades, apreciado en el aumento de la criminalidad internacional, la corrupción que opera de modo ambivalente como signo y causa, el aumento de accidentes y suicidios, entre otros males.

Al abordar la situación en su país, la fiscal expresó que Venezuela, desde el comienzo de la era republicana, ha sido testigo y víctima de la corrupción.

Esta problemática en América Latina es un cáncer que fue diagnosticado por el Libertador Simón Bolívar, quien tomó acciones radicales para eliminarla o reducirla a su mínima expresión, señaló.

El problema ha sido presentado a veces como fenómeno político, otras como fenómeno social y, en ocasiones, como un fenómeno cultural, lo cual injustamente insinúa que es inherente a nuestra idiosincrasia, como si se tratara de un estigma de los pueblos en vías de desarrollo, expresó Ortega.

Al respecto, afirmó que la corrupción ha sido una creación de las élites de poder en gobiernos autocráticos y dictatoriales, que penetra a veces en lo más profundo de aquellas personas llamadas a desempeñar cargos públicos y a dirigir la nación.

Por otra parte, señaló que el nacimiento de la actual Constitución venezolana implicó el inicio de la promoción de un cambio de la cultura de la impunidad a la cultura de los valores, la ética y a justicia.

Venezuela cuenta hoy con todo el andamiaje legal necesario para atacar este mal desde todos los frentes, lo cual incluye sanciones de índole penal cuando fallen los controles para evitar los hechos contra el patrimonio público, destacó.

El encuentro internacional se celebrará hasta el próximo viernes en el Palacio de Convenciones de La Habana con la presencia de más de 350 representantes de unos 20 países de América, África y Europa.

(Con información de Reuters y Prensa Latina)


LA HABANA COMBATE LA CORRUPCION "A SANGRE Y FUEGO"

Por Francisco Forteza.

LA HABANA, 9 (ANSA)- El Fiscal General de Cuba, Darío Delgado dijo hoy a especialistas jurídicos de 20 países reunidos en La Habana que las autoridades cubanas combaten "a sangre y fuego" la corrupción para "garantizar" el socialismo.

Delgado, ante el encuentro internacional sobre la corrupción, con especialistas de países de América, Africa y Europa, dijo en un discurso inaugural que "seguiremos luchando hasta el cansancio, a sangre y fuego" contra ese fenómeno social. Subrayó además que el gobierno lo combatirá "ya sea cometido por extranjeros o nacionales".

Esa decisión oficial comenzó a aplicarse a inicios de 2011, cuando dos empresarios chilenos, los hermanos Max y Marcel Marambio, con negocios en asociaciones de capital mixto con el estado cubano fueron juzgados y condenados en ausencia a 20 y 15 años de prisión respectivamente.

"La corrupción es cruel e inhumana", expuso en otro discurso Gladys Bejerano, quien encabeza la Contraloría General nacional, fundada por el gobierno en 2007 para "supervisar, controlar y auditar entidades superiores del Estado en el ámbito del presupuesto estatal", según la descripción oficial.

Bejerano recordó advertencias de Fidel Castro antes de dejar la presidencia y el resto de sus cargos al enfermar gravemente en julio de 2006 según las cuales la corrupción sería "lo único" que puede "destruir la revolución" y el socialismo en Cuba.

Ambos funcionarios admitieron que ese fenómeno es motivo de una ofensiva del gobierno, aunque subrayaron que no es causado por el sistema socialista.

DFB
09/11/2011 20:05

Atribuyen a gobierno chileno responsabilidad por crisis

Santiago de Chile, 9 nov (PL) El presidente del Senado chileno, Guido Girardi, afirmó hoy que terminó el tiempo de legislar en el país de espaldas a la ciudadanía y responsabilizó al gobierno de la dilación del actual conflicto.

Las declaraciones del timonel de la Cámara Alta tuvieron lugar tras recibir en la ciudad de Valparaíso, sede del Congreso chileno, a los dirigentes de la Confederación de Estudiantes.

Los representantes del gremio instaron a los parlamentarios a no dejarse entrampar en un pacto con el oficialismo perjudicial al reclamo popular a favor de un sistema de educación pública y gratuita.

Girardi dijo compartir prácticamente la totalidad de los reclamos del movimiento y defendió el encuentro con el estudiantado "porque sus demandas le hacen bien a Chile".

El representante del opositor Partido por la Democracia se mostró favorable al establecimiento de la gratuidad en todos los niveles de enseñanza y dijo ser partidario de una reforma tributaria como una de las vías para lograrlo.

Girardi concordó con el Movimiento Social por la Educación y con autoridades académicas que le atribuyen al proyecto de la Ley del Presupuesto 2012 un sesgo privatizador.

"Lamentablemente con este presupuesto el Gobierno le está dando un portazo a las demandas estudiantiles, este presupuesto está hecho para que las universidades privadas sean las privilegiadas", aseveró.

El presidente del Senado chileno criticó además la postura que ha tomado el Ejecutivo en relación con el conflicto educacional y lo acusó de ser el gran responsable de la crisis que vive el país porque optó por el camino del enfrentamiento en lugar del diálogo.

"Está claro que el gobierno ha tomado la decisión de no dialogar y, por el contrario, pone barreras frente a las manifestaciones pacíficas", indicó.


¿Por qué molesta tanto el triunfo de Daniel Ortega?

Por Ingrid Storgen

Tomado de Nicaragua ayer y hoy

El pueblo es soberano, dicen los líderes de estas democracias tuteladas que gozamos los nuestramericanos, pero parece que hay gente a la que esa soberanía le molesta irrazonablemente. Y es grave, tan grave que preocupa si nos sentamos a analizar entre líneas la realidad que algunos pretenderán tapar pero sin lograrlo.

En Nicaragua se celebró el acto electoral resultando vencedor indiscutible, Daniel Ortega. Los datos indican que su victoria fue arrasadora, tanto como lo fue en Argentina la de la presidente Dra. Cristina Fernández de Kirchner.

Sobre el último triunfo nadie dijo nada, fue contundente y como tal se lo aceptó porque eso es lo que corresponde; el de Ortega lo fue también pero con una diferencia, que algunos dijeron NO y otros se sumaron.

ENTRE ESOS NONES APARECE el de la OEA, tajante, contundente, inexplicable pero, ya sabemos que cuando OEA habla es palabra santa.

Y la OEA tuvo cómplices para decir NO. Cómplices que no llegaron a Nicaragua por la fuerza, pero sí quieren imponer la voz de la fuerza para negar la voluntad de un pueblo que, al igual que el argentino, quiso decidir por si mismo.

Uno de esos cómplices es un joven de 26 años, Tomás Ottavis, líder de la agrupación conocida como La Cámpora.

Ottavis fue acompañante de la Organización de Estados Americanos y fue también obligado a dejar su misión de observador en el departamento de Río San Juan por agredir a la secretaria del Consejo Electoral Municipal de San Carlos, Eveling Pérez Enríquez.

DESDE LUEGO LA MISIÓN de Acompañamiento Electoral de la OEA en Nicaragua negó las acusaciones, pero resulta que no se sabe el motivo por el cual Ottavis, salió con sus maletas por la puerta trasera del hotel donde se hospedaba.

Según el CED, el muchachito hizo uso de agresión verbal y física, lo que de por si habla de violencia, cometiendo con su descabellado acto una falta de respeto lisa y llana ya que su función allí debería haber sido la de observador.

Sólo eso y no es poco.

La agresión se cometió a las 9 hs del pasado viernes cuando un grupo de campesinos pedían su cédula. El muchacho, equivocadamente, según versión de la propia secretaria, pretendió obligar a entregar las cédulas de una lista que el mismo mostraba a la vez que tomaba del cordón de la credencial que colgaba del pecho de la funcionaria, donde quedaron las huellas de un manotazo.

EVIDENTEMENTE MUY NERVIOSO, la zarandeó de la blusa que quedó rasgada mientras gritaba “acá vamos a hacer lo que nosotros queremos”

Epa, chiquito, ¿qué cosa es esa? ¡¡¡No estamos en casa!!! Y no fue todo porque además entró en la oficina con el mismo estado de nerviosismo exigiendo a los técnicos que le mostraran las cédulas y se las entregaran. ¿EXIGIENDO? Si.

Ottavis, ante el reclamo de la prensa dijo no poder dar declaraciones pero que no era sino un mal entendido. Y remató: “siempre acusan cuando están haciendo lo que no corresponde”.

¿Y qué era lo que no correspondía para ese razonamiento primario? Pues elegir lo que le daba la gana elegir al pueblo nicaragüense, como hizo hace pocos días el pueblo argentino.

ASÍ FUE LA HISTORIA VERGONZOSA en una elección que no admite dudas, donde el pueblo quiere seguir liderado por quien beneficiara a los pobres, mejorara la calidad de vida de quienes padecieron una guerra civil espantosa cuyo recuerdo todavía sacude y ahora hace uso de su legítimo derecho: VOTAR.

Tal vez la OEA salga a dar alguna explicación, corresponde, hechos como el mencionado nos pueden hacer pensar a los de por sí mal pensados, que no vaya a ser que a alguien se le ocurra utilizar a Argentina como punta de lanza de una feroz campaña contra el FSLN, en estas épocas de profundización del capitalismo.

Sabido es que cuando uno no quiere, dos no pueden, si a alguien se le ocurrió eso, que otro alguien se niegue por el bien del pueblo hermano. Esperemos que este análisis elemental -pero atento- pueda continuar en los próximos días y que este no sea más que una duda expresada en voz alta.

DE MOMENTO CREO que hacen falta explicaciones y queda una pregunta flotando en el mar de las incógnitas ¿Por qué molesta tanto el triunfo de Daniel Ortega?

¿Será que en las cuestiones democráticas también tendremos que empezar a pensar que hay hijos y hay entenados?

Ortega ganó, el FSLN tendrá un nuevo período y nada más ni nada menos que porque su pueblo así decidió.

No hagamos papelones ya sabemos que la OEA tiene su base, las patotas iracundas que se queden en su casa porque todavía tienen mucho que arreglar.


New York Times destaca esfuerzo de Cuba en la lucha contra el cólera en Haití

Publicado en Cubadebate el 8 Noviembre 2011

Por Randal C. Archibold
The New York Times, del martes 8 de noviembre de 2011

Traducido por Cubadebate

Mirebalais, Haití - La familia de una aldea cercana llegó al hospital pequeño aquí con unos vómitos y una diarrea incontrolable. A primera vista, parecía tal vez un caso típico de consumo de alimentos en mal estado o de agua contaminada.

Sin embargo, la pérdida de líquido fue enorme e imparable, dos de los tres hermanos ya estaban cerca de la muerte, y en pocas horas toda la familia murió. Mientras tanto, una ola de pacientes llenaron la pequeña sala de recepción, como si fuera una pesadilla, y los médicos y las enfermeras se apresuraron a rehidratarlos.

Era la tarde del 15 de octubre de 2010. Había llegado el cólera a Haití, confirmaron los médicos de la misión médica cubana que tratan la mayoría de los pacientes aquí.

“Consultamos a nuestros libros para ver si esto realmente podría ser el cólera y al confirmarlo lo reportamos de inmediato”, dijo el Dr. Jorge Luis Quiñones, miembro de la misión médica cubana aquí en el centro del brote.

Durante el 2011 año, el cólera mató a 6.600 personas y enfermó a más de 476.000 en Haití- casi el 5 por ciento de las 10 millones de personas de esa nación - en lo que funcionarios de Naciones Unidas llaman la tasa más alta de cólera del mundo. El mes pasado, Partners in Health, una organización no gubernamental, anunció que comenzará a probar una vacuna en enero, en conjunto con el Ministerio de Salud y una organización de salud de Haití.

A medida que la epidemia continúa, la misión médica cubana que jugó un papel tan importante en detectarla, sigue trabajando y ganando los elogios de los donantes y de los diplomáticos por mantenerse firme en la primera línea de combate y por su esfuerzo esfuerzo amplio de rehacer en este país destrozado el sistema de atención a la salud pública.

Paul Farmer, el enviado especial de las Naciones Unidas en Haití y fundador de Partners in Health, dijo que los cubanos fueron los que dieron la importante alarma inicial sobre el brote, ayudando a movilizar a los funcionarios de salud y reducir la cantidad de muertos.

Aún más, después que la tasa de mortalidad llegó a su punto máximo en diciembre pasado y la atención del mundo ha disminuido significativamente, Farmer notó que “mientras la mitad de las ONGs ya se han desaparecido, los cubanos siguen ahí”.

Los médicos cubanos han estado trabajado en Haití desde 1998, cuando llegaron 100 después de un huracán. Son parte de las cinco décadas que Cuba ha mantenido su programa de establecer las misiones médicas internacionales.

Desde entonces, Cuba ha trabajado con Haití y Venezuela y, más recientemente con Brasil, Noruega y otros países para construir y proporcionar personal y equipo para hospitales de varias decenas de pequeña comunidad, clínicas y otros centros de tratamiento.

Los cubanos han enviado médicos al extranjero desde la década de 1960 como una forma de “diplomacia médica”, que trae médicos muy necesarios a las áreas remotas de los países pobres, principalmente en África, así como a los países aliados como Venezuela, sembrando la solidaridad internacional, dijo Katrin Hansing , profesor de Baruch College que está escribiendo un libro sobre la ayuda exterior de Cuba.

No hay duda de que la misión cubana ha sido vital en Haití. Fue uno de los contingentes más grandes de ayuda internacional en responder después del terremoto de enero 2010 que precipitó una crisis en Haití. Y desde el brote de la cólera, la misión ha tratado a más de 76.000 casos de la enfermedad. Solamente 272 de esos pacientes han muerto - una proporción mucho menor, de 0,36 por ciento, que el promedio en Haití en su conjunto, en el que un 1,4 por ciento de los casos terminan en la muerte , de acuerdo con el Ministerio de Salud.

“Trabajamos mucho en la educación de la población”, dijo el Dr. Lorenzo Somarriba, jefe de la misión médica cubana. “Enviamos gente a las casas de las víctimas para educarlos sobre la enfermedad y darles fichas para limpiar el agua. Esto es absolutamente vital. “Dichas tabletas de purificación han sido fundamentales en un país donde el agua tratada es escasa.

De hecho, aquí en Mirebalais el equipo no ha visto un caso fatal de cólera desde diciembre, dijo.
Es un éxito que los cubanos promocionan, y Fidel Castro ha escrito varias “reflexiones”, comentarios personales que aparecen en los medios de comunicación estatales y sitios Web, que constituyen unas crónicas de los esfuerzos del grupo médico cubano y sus logros.

El tema geopolítico de David contra Goliat que impregna casi todo lo relacionado con Cuba está presente aquí también.

Después del huracán Katrina, Cuba ofreció enviar 1.500 médicos a Estados Unidos. Cuando no hubo respuesta, el Sr. Castro lo lamentó públicamente y creó la brigada médica Henry Reeve, en honor a un médico estadounidense que luchó por la independencia de Cuba, para que ayuden a enfrentar a los desastres naturales en todo el mundo.

En Haití, los cubanos le han pedido a Estados Unidos ayuda para financiar un hospital de $ 30 millones para los principales especialistas que estaría integrado en parte por los médicos cubanos, como parte del esfuerzo más amplio que Cuba y otras naciones se han comprometido para rehacer el sistema de salud haitiano. Pero después de intensas rondas de conversaciones no se ha logrado algún acuerdo.

“La recuperación en Haití es un esfuerzo internacional amplio, y hemos estado en contacto con muchos otros gobiernos, entre ellos Cuba, para avanzar en el apoyo del sector salud a Haití, pero no hemos entrado en acuerdos con los cubanos”, dijo en un comunicado Jon E. Piechowski, un portavoz de la embajada de Estados Unidos.

(Publicamos fragmentos del artículo. Para leer el texto íntegro, vea el original en inglés: Cuba Takes Lead Role in Haiti’s Cholera Fight )


La política de los consensos entre cuatro paredes

Camila Vallejo

"Hemos emplazado a los parlamentarios a no caer en dicha práctica, no porque estemos en contra de los acuerdos per se, sino porque rechazamos la política de los consensos tal como se ha desarrollado durante los últimos 20 años: los consensos han sido generados entre cuatro paredes, a espaldas de la sociedad, considerando solo a una minoría, con una Concertación y una Derecha que solo han representado cualquier interés menos el de la ciudadanía", afirma la presidenta de la FECH en su columna. Léela completa acá.

Con tirria reacciona la derecha chilena cuando algunos dirigentes estudiantiles hemos hecho un público llamado a los parlamentarios a no caer en la política de los consensos entre cuatro paredes.

Desde el retorno a la democracia, las instituciones políticas chilenas no habían sido puestas en tela de juicio, menos aún el modelo neoliberal. La política de los consensos y el binominal en el Congreso propiciaron un escenario cómodo tanto para la Concertación como la Derecha, quienes omitieron durante todo este tiempo debates sobre problemáticas de fondo, de carácter estructural, generando un status quo en el país que sólo ha beneficiado a los grandes intereses económicos en detrimento de la mayoría del país.

El llamado relato concertacionista bastó para mantener durante 20 años el sistema en una quietud al amparo de la idea de transición a la democracia, pero no pudo hacerle frente a la necesidad de transformaciones político-sociales que Chile necesitaba, dejando el camino libre a la Derecha y a Piñera para hacerse del gobierno.

Pero este año hemos visto cómo la sociedad ha tomado conciencia respecto a las profundas desigualdades en las cuales vivimos, donde uno de los nodos centrales que sustentan y perpetúan estas desigualdades es el modelo educacional. A seis meses de iniciadas las movilizaciones, no ha habido voluntad política capaz de dar respuestas a las demandas estudiantiles que alcanzan más de un 70% de respaldo popular.

La coyuntura actual tiene un Presupuesto de la nación entrampado en la discusión parlamentaria y frente a esto, la Derecha chilena ha hecho un llamado a la Concertación para reeditar la vieja práctica conocida como la política de los consensos. Por nuestro lado, hemos emplazado a los parlamentarios a no caer en dicha práctica, no porque estemos en contra de los acuerdos per se, sino porque rechazamos la política de los consensos tal como se ha desarrollado durante los últimos 20 años: los consensos han sido generados entre cuatro paredes, a espaldas de la sociedad, considerando solo a una minoría, con una Concertación y una Derecha que solo han representado cualquier interés menos el de la ciudadanía. Consensos que solo han profundizado o maquillado el modelo neoliberal que sustenta las grandes desigualdades en el país y que, por lo demás, hoy son responsables de la crisis que vive la educación.

La mejor representación de la política de los consensos avalada por estos dos sectores, dentro de la historia más reciente, y conocida por toda la sociedad es el denominado Gran Acuerdo Educacional del 2007, durante el gobierno de Michelle Bachelet, del cual derivó la Ley General de Educación (LGE). La imagen que nos queda en la retina es ver a todos los presidentes de los partidos de la Concertación y la Alianza por Chile de la mano junto a la Presidenta de la República, celebrando un acuerdo que excluyó todas las demandas de la Revolución Pingüina de 2006, traicionando nuevamente a una sociedad que clamaba por cambios estructurales en educación y que a la larga, solo maquilló el modelo educacional, manteniendo la crisis que presentaba y que hoy nuevamente ha emergido a la luz de las movilizaciones estudiantiles.

Si hoy la Derecha chilena y el Gobierno buscan una salida de las mismas características, sólo contribuirá a intensificar la movilización social, porque ya no se enfrentarán a una sociedad adormecida. Hoy Chile ha cambiado y esta vez no permitirá que el futuro de nuestro país se acuerde entre cuatro paredes, a espaldas de la ciudadanía. El Congreso debe saber que hoy tiene una oportunidad para acercarse a la gente y dar una discusión de cara a la ciudadanía, recogiendo sus demandas y representando realmente los intereses de la sociedad y las grandes mayorías.


No cambiaremos el rumbo que seguimos

Aseguró el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, tras ser declarado ganador oficial de los comicios

Tomado de Granma

MANAGUA, 8 de noviembre.— El presidente Daniel Ortega Saavedra dijo el martes que no cambiará el rumbo que sigue su Gobierno y trabajará por fortalecer el camino escogido.

ORTEGA RECIBIÓ NUMEROSAS DEMOSTRACIONES DE JÚBILO POR PARTE DE LOS NICARAGÜENSES.

En medio de las demostraciones de júbilo popular, en su primer discurso luego de que el Consejo Supremo Electoral lo declarara oficialmente ganador de los comicios presidenciales, Ortega se refirió al progreso, bienestar, salud, educación, deporte, así como al control de la delincuencia en la nación centroamericana como pilares a continuar defendiendo y conquistando en aras de la sociedad a la que aspira su pueblo y Gobierno.

Desde la Casa de los Pueblos, en Managua, el mandatario agradeció el extraordinario esfuerzo de las autoridades electorales, y el apoyo masivo del pueblo nicaragüense para llevar adelante los comicios.

Asimismo resaltó la solidaridad internacional, en particular las muestras de apoyo de los amigos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), y el ejemplo de la Revolución cubana y bolivariana, seguida por la sandinista, aseguró.

Según el escrutinio oficial divulgado hoy, con el 100 % de las mesas escrutadas, Ortega ganó la elección con un 62,66 % de los votos, seguido por Fabio Gadea, del PLI, con 31,1 %. (Con información de AP)


Las erróneas políticas de USA

Lázaro Fariñas*

Foto Virgilio Ponce - Martianos-Hermes-Cubainformación

¿Cómo llamar a la política de un país que le hace daño al propio país? ¿Cómo nombrar a los políticos que implantan y mantienen las mismas a sabiendas de que perjudican al país? Mantener una política que daña los intereses de la nación solamente por conveniencias personales es inaceptable y traición a la patria.

Basándonos en esa premisa, a mi modo de ver, en los Estados Unidos hay muchos políticos traidores a la patria. Los políticos americanos, en innumerables ocasiones, han desarrollado acciones políticas y militares que a lo único que han conducido es a dañar la imagen y los propios intereses de este país. Ejemplos sobran. ¿Por qué los congresistas norteamericanos le dieron el visto bueno al poder ejecutivo para que llevara a cabo la invasión a Irak? Invasión que ha costado miles de muertos, decenas de miles de soldados mutilados y miles y miles de millones de dólares. Todo eso, sin contar el costo a la imagen de este país al haber dejado cientos de miles de víctimas inocentes entre la población civil iraquí y ciudades destruidas. Es totalmente imposible creer que los congresistas en Washington no supieran que el gobierno de Saddam Hussein no poseía armas de destrucción masiva, cuando los observadores de las Naciones Unidas estaban reportando que no las encontraban. A los políticos que llevaron a este país a esa locura irresponsable y criminal, ¿cómo se les puede catalogar?

¿Cómo catalogar a los que alegando que había que defender la población civil libia, autorizaron que los aviones de la OTAN cumplieran miles de misiones de bombardeos sobre aquel país dejando miles de víctimas entre esa misma población civil, dejando un verdadero caos social en aquella nación? El gobierno libio tenía relaciones diplomáticas y comerciales normales con los Estados Unidos, en particular, y con todos los países que integran la OTAN, en general. Su presidente era recibido con honores en los palacios europeos y los políticos y empresarios norteamericanos se trataban de tú a tú con los gobernantes libios. Es de suponer que era de interés para los Estados Unidos dejar la situación de estabilidad que existía en la Libia de al-Gadafi. ¿Por qué adoptaron destruirla para llevar a aquella nación al caos?

Esos casos de Libia e Irak son solo dos de los muchos recientes que se pueden enumerar. Existen otros dos ejemplos de políticas erradas que no son nada recientes, pero que sin embargo se mantienen a pesar de que se ha demostrado una y otra vez que lo único que le hacen es daño a esta nación. Nada de beneficio le traen al país y sin embargo, los políticos, sabiendo la verdad, las siguen manteniendo.

Me refiero a la política que mantienen los Estados Unidos en referencia a Israel y a Cuba. No hay un político norteamericano que no sepa que van en contra de los intereses de este país. Israel solo le crea problemas y le cuesta dinero a Washington sin darle nada a cambio. Israel solo defiende sus intereses, y los defiende, aunque le cree problemas a este país. Como nación hace bien, y hace solo lo que cree que es bueno y beneficioso para su país. A los israelitas les importa tres bledos lo que es bueno o malo para los Estados Unidos, solo les importa lo que es bueno o malo para ellos. Se burlan de las resoluciones de las Naciones Unidas y ponen en aprietos a este país cuando los obligan a que las veten. ¿Cuántas veces han llevado a los Estados Unidos a buscarse problemas con el mundo musulmán, por culpa de sus acciones?

El otro ejemplo es Cuba. Hace unos años el ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, para su vergüenza y la de este país, declaró en Buenos Aires, cuando aún ocupaba la presidencia, que la política norteamericana de este país hacia Cuba estaba secuestrada en Miami.

El mundo se pregunta y hace solo unos días se lo volvió a preguntar en las Naciones Unidas cómo es posible que el país más poderoso del planeta sea capaz de mantener una política tan agresiva y criminal por más de cincuenta años contra un pequeño país que solo está a 90 millas de sus costas? Además, una política fracasada, que lo único que ha hecho es hacerle daño a la población de ese pequeño país. Todos los congresistas, ministros y presidentes que han estado en Washington a través de más de 50 años saben que esto es cierto. ¿Por qué perjudican la imagen de su país entre la comunidad internacional?

Desgraciadamente, se sabe cuál es la razón para mantener esas políticas en referencia a Israel y a Cuba. Desafortunadamente, todos sabemos la verdad. Desafortunadamente.

*Lázaro Fariñas periodista cubano residente en EE.UU.


CUBA: CIENCIA Y PROBLEMA RACIAL 50 AÑOS DESPUES. ( I parte )

Dr. C. Esteban Morales Domínguez

UNEAC

A MODO DE INTRODUCCION.

Este ensayo tiene como objetivo fundamental mostrar, desde las ciencias sociales y humanísticas, que se ha hecho en Cuba respecto al abordaje del tema racial. El presente ensayo, está en deuda con la excelente recopilación hecha por el cro. Periodista de Granma, Pedro de la Hoz, en su obra “África en la Revolución Cubana. Nuestra búsqueda de la más plena justicia”, preparado con el objetivo de ser distribuido en la Conferencia Internacional sobre Cultura y Desarrollo, celebrada en La Habana, en el 2005.[1]

Debemos, no obstante, fijar con claridad el objetivo fundamental que perseguimos con este ensayo, para evitar exigencias que no se correspondan con el mismo.

Pues de lo que se trata es de caracterizar sintéticamente la producción intelectual cubana sobre el tema racial en los últimos 50 años. Entendiendo como tal, no las producciones literarias, plásticas, cinematográficas, de escultura o danzarias, producidas por una parte importante de nuestra intelectualidad, dirigidas a rescatar el impacto de África en nuestra cultura nacional y nuestra identidad, sino de aquellas producciones científicas, que desde las ciencia sociales abordan el tema racial, en la Cuba actual. En su connotación relativa a los estereotipos raciales, los prejuicios raciales, la discriminación y el racismo. Tratándose de obras producidas en Cuba y por autores cubanos. Con independencia de que podamos extender un poco el análisis, no obstante, el compromiso es solo el fijado en los párrafos precedentes.

Otras obras podrán ser mencionadas, sobre todo aquellas referidas al tema tal y como lo hemos connotado, incluso, aunque hayan sido producidas fuera de Cuba, ya sea por cubanos residentes fuera de la Isla; o por otros investigadores extranjeros.

Esa producción intelectual, para nuestro estudio, queda acotada en tiempo a lo producido entre 1959 y la actualidad; pudiendo ésta referirse al período anterior a 1959, aunque priorizaremos aquellas cuyo marco de análisis se enmarca la realidad cubana contemporánea. Que es precisamente el fenómeno menos abordado en nuestra producción intelectual sobre el tema.

Lo anterior nos permitirá valorar a profundidad el tratamiento del tema racial, más que como una cuestión puramente histórica, como un problema actual de la sociedad cubana, que es precisamente la necesidad más apremiante que se nos presenta para trabajar por su solución definitiva.[2]

Son varios los asuntos relativos a la historia del tema racial, insuficientemente abordados o que aun no son comprendidos a profundidad, pero ello deberá irse solucionando, en la medida en que resulte necesario para entender a fondo sus manifestaciones y dinámicas contemporáneas.

Investigación Científica y Racialidad en la Academia Cubana.

Pensamos que para adentrarnos en el análisis, debemos tomar en consideración algunos parámetros de partida, como los siguientes:

a- ¿Cómo ha sido la producción intelectual interna sobre el tema racial en Cuba, y sus relaciones con la producción externa?

b- ¿Qué producción no rebasa el tratamiento del tema como un asunto histórico? Realizándose un análisis de la esclavitud, que en ella se queda, o una valoración que no traspasa los límites antropológicos. Ni tampoco valora las consecuencias que este fenómeno ha tenido para la sociedad cubana actual.

c- ¿Qué producción intelectual se adentra en el tratamiento contemporáneo del tema? Sus tropiezos y limitaciones científicas e institucionales.

También deberemos tomar en consideración, que el tratamiento de la racialidad en Cuba., aun hoy tropieza con una serie de obstáculos, para abordarla científicamente, sobre todo en su contemporaneidad.

A nuestro entender algunos problemas principales son los siguientes:

1- Insuficiente apoyo aun de las instituciones académicas dentro de la educación superior y de su estructura de investigación en general. Aun se encuentran obstáculos dentro de los centros de investigación y de las Universidades en general, para que se entienda que el tema debe ocupar un espacio destacado en los planes de estudio y en la política de investigación.

2- Insuficiencia de una base estadística elaborada, que permita cruzar variables, sociales, económicas y políticas. Con una larga tradición ya de no consideración o de consideración insuficiente de la variable” Color de la Piel” en nuestras estadísticas económicas y sociales.

3- Cierta tendencia a tratar de facturar la realidad a los investigadores, así como a monopolizar el trabajo de las Ciencias Sociales, como si éstas sólo trabajasen para la politica.Olvidando que las Ciencias Sociales trabajan también para la educación, la cultura, el pueblo y hasta para sí mismas.

4- Ausencia casi total de tratamiento del tema racial a nivel de los medios: la prensa y la televisión sobre todo. El tema no está en los medios y aun encuentra resistencia e ignorancia para su abordaje dentro de los mismos.

5- Limitada cantidad de especialistas sobre el tema. Sobre todo para introducirlo en la educación y en los programas de estudio en general.

6- Ausente tratamiento del tema dentro del Sistema Nacional de Educación. Apenas se menciona y los factores que deben apoyar el tratamiento requerido por el mismo, en terminos de personal, biblografia y conocimientos, es totalmente insuficiente.

7- Prejuicios sociales no superados con el tema racial. El que por lo general es asumido solo como algo que provoca división social.

8- El tema racial, aun está ausente de la agenda de debate de las organizaciones políticas, de masas, sociales y culturales.

Todo ello contribuye a generar un ambiente social negativo, que hace aun del tema, prácticamente, un tabú. Relegándolo a un pequeño conjunto de espacios interesados. Aunque es justo reconocer, que desde bien entrada la década de los años 80 y primeros años de los noventa, se ha venido avanzando en su tratamiento.

LA PRODUCCION INTERNA SOBRE EL TEMA RACIAL.

La producción interna sobre el tema ha atravesado por múltiples vicisitudes.

Aunque no murió definitivamente, cuando a la altura de 1962[3], idealistamente al tema racial, se le declaró como resuelto. Encontró refugio en la literatura, la danza, el teatro, la plástica, la escultura, la fotografia y el cine. Manifestaciones de la cultura, que con sus lenguajes específicos, continuaron abordándolo. Observándosele en el contexto de una extraordinaria producción intelectual, dirigida al rescate de las raíces africanas de la cultura cubana y de la identidad cultural en general. Lo cual lleva siempre implicito un fuerte autoreconocimiento de lo cubano.

Las condiciones impuestas por el enfrentamiento político, durante un largo período, produjeron la priorización de los problemas relativos a la identidad nacional. Sin embargo, el tratamiento de los asuntos de la identidad cultural y del rescate de las raíces africanas, continuaron siendo objeto de atención por una parte importante de nuestra intelectualidad.

Hay que decir, que el tema racial, durante las primeras décadas del siglo XX, había tenido una gran presencia, sobre todo en la prensa. Con una participación importante de periodistas negros como, Rafael Serra, Serafín Portuondo Linares y otros.[4]

Mención especial requiere hacerse de “Ideales de una Raza “, proyecto concebido por Gustavo Urrutia, orientado a continuar la tradición de publicaciones cubanas, dirigidas por intelectuales negros y mestizos, en pro de hacer valer públicamente sus derechos civiles. Lo que se había iniciado en el siglo XIX, y que llegó a su máxima expresión con Juan Gualberto Gómez, en publicaciones como “La Fraternidad”, “la Igualdad “,” “Minerva” y otras.

Los años desde 1910 a 1930, se caracterizaron por un debate importante en la prensa de la época. El que incluso trascendió hacia los momentos de la Constituyente de 1940, lo que fue muy bien aprovechado por los negros y mestizos para presionar por sus reivindicaciones civiles. Algo que despues de muchas promesas, finalmente se diluiría dentro del saco de la burocracia parlamentaria.[5]

Después de haber luchado en tres guerras por la independencia y haber contribuido a la formación de la nación cubana y su cultura, la principal reivindicación de los negros en la Constitución del Cuarenta, era que se le incorporara a la nacionalidad cubana; haciendo constar que la república estaba formada por ciudadanos de todas las razas.[6]

Para entonces el insigne intelectual revolucionario Juan Marinello, declaraba:

“Un Estado cubano que se pueda decir democrático sin rubor no puede seguir viviendo esta farsa grotesca de aparecer en nuestra representación como pueblo de blancos cuando no somos tal cosa”[7]

No obstante, los negros y mestizos arribaron a 1959 con cientos de sociedades en todo el país, organizados para encarar el racismo, incluso institucional y una ideología antirracista que los preparaba para las múltiples batallas que aun tendrían que librar.

No generaban estas sociedades una producción académica intelectual importante sobre el tema racial, aunque si un batallar contínuo por las reivindicaciones sociales, que de un modo u otro encontraba su reflejo en muchos artículos en la prensa de la época y en algunos libros.

Durante los años anteriores y posteriores a 1940, fueron importantes las producciones, entre otras, las de Juan René Betancourt y Alberto Arredondo.[8] Los negros contaban con ideólogos que nutrían su accionar contra la discriminación.

En 1959, ve la luz el libro de Sixto Gastón Agüero “Racismo y Mestizaje en Cuba”, tambien aparecen algunas producciones ya escritas por Juan René Betancourt y Alberto Arredondo, que analizaban el tema racial tambien desde una perspectiva teórica y sociológica.[9]

En el propio año 1959, en el contexto de los planteamientos de Fidel Castro sobre la discriminación laboral, Ramón Cabrera Torres, publicaba “Hacia la Rehabilitación Económica del Cubano Negro”.

Pero toda esa producción intelectual orientada hacia el debate desapareció, en la misma medida en que la Dirección Revolucionaria asumía la defensa del tema .También desaparecían poco a poco, no sin resistencia a veces, las sociedades de “Color” y el tema dejaba de ser un asunto de la lucha política de los negros y mestizos por sus reivindicaciones sociales, para pasar a ser parte de la lucha general por la igualdad y la justicia social.

¿Por qué desaparecían, desde los primeros años de la Revolución, las asociaciones de los negros y mestizos y sin embargo otras, como las asociaciones de gallegos, asturianos, entre otras, no corrían la misma suerte y sobreviven hasta hoy algunas de ellas? ¿Operó entonces el mismo tipo de prejuicio que ha perseguido durante tantos años a las religiones de origen africano?

En medio de la reinstitucionalización, respecto a estas asociaciones, que caracterizaron a los primeros años de la Revolución, las únicas que no lograron sobrevivir, ni se revitalizaron después fueron las sociedades de negros y mestizos. Es que a las mismas, comenzó a considerárseles como una lacra del pasado, que no tenía sentido mantenerlas, en medio de una situación en que todos los cubanos pasaban a ser considerados como iguales. Un indudable avance, comparado con la república, pero también una trampa, que no dejaba comprender la esencia de la desigualdad que la nación había heredado.

Todo parece indicar que la velocidad a que tenían lugar los acontecimientos del cambio revolucionario, confundió a mucha gente, que creyó que lacras de siglos, como la discriminación racial, podían desaparecer en cuestión de meses. Sin que fuera ni por asomo su intención, los discursos del Co. Fidel Castro, atacando a la discriminación racial, contribuían a alimentar esa visión idealista de que todo había terminado, o al menos, de que pronto terminaría.

Los negros y mestizos, al parecer, ya dejaban de necesitar que nadie los defendiera, ni defenderse a sí mismos, se consideraba que los defendía la propia institucionalidad revolucionaria. Por lo que se acogieron a esa nueva institucionalidad, que al parecer, podría satisfacer hacia el futuro todas sus aspiraciones. Pero en realidad, desde la cual, finalmente ha resultado, que aún tienen que luchar mucho para ocupar el lugar que les corresponde dentro de la sociedad cubana actual.[10] El proceso mencionado, despojó a los negros de sus armas de lucha, sin aun haber desmontado el mecanismo que la discriminación y el racismo.

Por lo cual, no sería nada negativo rescatar parte de esa institucionalidad, que pensamos aun nos hace falta, y sobre todo, en lo relativo a la participación que la prensa tenía en el debate de los temas alrededor de la cuestión racial durante la república.

En ese contexto, el tema racial como tal, dejó de ser abordado. Tarea que empieza a replegarse y ceder su espacio a las labores de rescate de las raíces africanas, que comienza con fuerza a hacer su aparición, alrededor de los que más tarde serían los fundadores del Instituto de Etnología y Folclore de la entonces naciente Academia de Ciencias de Cuba. [11]

Personalidades como Argeliers León, su director fundador, Rogelio Martínez Furé, Alberto Pedro, Rafael López Valdés, y el entonces aun muy joven, Miguel Barnet.[12]

La labor de este grupo recuperaria trabajos de Rómulo Lachatañere, quien había sido un adelantado durante los años treinta.[13]

A lo largo de 1961, en doce números, algunos de ellos dobles, se publicó la Revista Actas del Folklore, que dio cabida, entre otros, a Isaac Barreal, Rogelio Martínez Furé, Alberto Pedro y Rafael Valdés, entre otros.

Pero a la proclamación del tema racial como un asunto resuelto, a partir de 1962, le siguió un largo período de silencio, para retornar a la producción y publicación , en la segunda mitad de los años ochenta, aunque muy enmarcada estas producciones, por un retorno al tratamiento de los asuntos relativos a la esclavitud (José Luciano Franco, Julio Carreras, Carmen Barcia y Eduardo Torres, Olga Portuondo y otros) sin adentrarse en las consecuencias del fenómeno esclavista para la sociedad cubana actual.

Tales obras acompañaban brillantemente la tarea de rescate del componente africano de la cultura cubana, apoyándola desde los estudios de las ciencias históricas, pero dejaban al margen el análisis de los problemas de la racialidad en la sociedad cubana actual, al no continuar con una proyección de las consecuencias de la esclavitud, que son todavía presentes, múltiples y complejas.

Al mismo tiempo, cientos de obras literarias, plásticas., danzarías, escultoricas teatrísticas y cinematográficas, reivindican la herencia africana, obra, que recogida por Pedro de la Hoz, no puede ser calificada menos que de extraordinaria. Pero esa obra no está enfocada a tratar el tema racial como tal. No se adentra, a veces, incluso en las causas más profundas que nos obligan aun hoy a defender el componente africano de la cultura cubana. Lamentablemente, de manera escasa y sólo intermitentemente, esta obra, brillantemente realizada y reflejada, articula con la problemática del racismo y la discriminación en la actualidad. Se trata de una obra que de por si nutre la lucha contra el racismo y la discriminación racial, pero lo hace de un modo, que a veces su propia comprensión no está al alcance de muchos.[14]

A pesar de existir obras emblemáticas de la cinematografía cubana, como “La Última Cena”, de Tomás Gutiérrez Alea, “El Rancheador”, “Maluala”, y otras. Casi sólo en la película “La Decisión “, o “Playas del Pueblo” de 1960, se abordan de manera crítica la realidad de las barreras de clase y el racismo, dentro de la sociedad cubana contemporánea; o en la obra de Sara Gómez “Guanabacoa, crónica de mi familia”. Mucho del resto de una larga producción, en que se tratan los problemas de la esclavitud, y de la sociedad colonial cubana, sin embargo, ello, con algunas excepciones, se hace con una cierta desconexión entre el tratamiento de los asuntos relativos a la herencia africana, y el tratamiento de los estereotípos raciales negativos, los prejuicios y el racismo, dentro de ellas, con esos mismos problemas presentes en la sociedad Cubana de hoy. Más recientemente la cineasta Gloria Rolando, retoma el tema con sus documentales sobre los Independientes de Color, “La raíces de mi Corazón” y otros. El documental “Raza” del joven cineasta Eric Corvalán, resulta ser el primero dedicado íntegramente a reflejar el tema racial en la contemporaneidad.

Continuará…


[1] Se trata de una recopilación ciclópea, donde prácticamente, no queda fuera nada importante, que nos impida tener una visión, bastante completa, acerca de casi todo lo que nuestro país ha hecho en los marcos del rescate de las raíces africanas de la cultura cubana y de la identidad cultural.

Cuando hablamos de racialidad, nos estamos refiriendo a toda una problemática que incluye a los ingredientes humanos que conforman a la población cubana; es decir: blancos, negros, mestizos y chinos que forman la base fundamental de nuestra nacionalidad, así como a otros grupos, antillanos, europeos etc. que también formaron parte de nuestra poblaciones En este ensayo, nos referimos solo a los negros, blancos y mestizos.

[2] No despreciamos la historiografía, al contrario, la consideramos vital a la hora de caracterizar los fenómenos contemporáneos, pero no es nuestro interés hacer historiografía del tema.

[3] La II Declaración de la Habana proclamo el tema como resuelto. Coincidentemente, en 1962, José Felipe Carneado publica el articulo “La Discriminación Racial en Cuba no Volverá”, Revista Cuba Socialista, 25, enero de 1962, pp. 54-67.Todas las condiciones se coaligaban para que el tema desapareciera de la palestra.

[4] Serafín Portuondo Linares, es el mismo que escribió “Los Independientes de Color “. Editorla Caminos, La Habana, 2002.Esa presencia de muchos periodistas girando en torno al tema racial, está muy bien recogida en el libro de Aline Helg, “Lo que Nos Corresponde, La Lucha de los Negros y Mulatos por la Igualdad en Cuba 1886-1912”, Editorial Imagen Contemporánea, La Habana, 2000.

[5] Durante la constituyente se habían tomado medidas para mejorar tambien la situación laboral de los negros. Pero finalmente todo quedo en mera letra, porque no se lograron leyes que sirvieran para instrumentar tales reivindicaciones recogidas en la Cosntittucion.

[6] Para ampliar ver: Tomas Fernández Robaina, “Cuba: personalidades en el debate racial”, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 2007, pp. 129-130.

[7] Tomado de Tomas Fernández Robaina, ob. P. 129.

[8] Durante el periodo previo a 1959, resulta importante mencionar la obra de este intelectual, que se concretó en parte en producciones como: Doctrina Negra; la única teoría certera contra la discriminación racial en Cuba; Mi opinión y mi raza; El negro ciudadano del futuro; Prejuicio: ensayo polémico. Alberto Arredondo, “El negro en Cuba”, Editorial Alfa, La Habana, 1939.Una de las últimas producciones de Betancourt sería “Castro and The Cuban Negro. La Crisis.”, mayo de 1961. En 1953, vería la luz el libro “Los independientes de color” de Serafín Portuondo Linares. Por una iniciativa de Raúl Roa García.

[9] Sixto Gastón Agüero “Racismo y Mestizaje en Cuba “, Editorial Lid, La Habana, 1959. Un antecedente de esta obra lo fue el libro de David Grillo “El Problema del Negro Cubano” de 1953 y de Juan René Betancourt, “El Negro ciudadano del Futuro”, Editorial Cárdenas y Compañía, La Habana, 1960.

[10] Esa tendencia a que sea la institucionalidad y el gobierno los que luchen por el pueblo, ha traído cierta quietud y acomodamiento, ante la realidad de que son los dolientes directos, los primeros que deben organizarse para luchar por sus reivindicaciones. Por lo que con esa actitud, se está olvidando que la Revolución, en primer lugar, somos nosotros mismos. Recientemente la sociedad civil cubana comienza a retomar un dinamismo al respecto.

[11] Ya esta lucha había tenido a un gladiador incansable, Don Fernando Ortíz, que para entonces todavía continuaba su obra. Con producciones como “Los negros Brujos”, “El engaño de las razas”, y otras.

[12] Miguel Barnet, años después, sería el autor de una obra emblemática de la cultura cubana, “Cimarrón”, que posiblemente sea la obra cubana más veces editada en el mundo y en casi todas las lenguas.

[13] Para ampliar Ver: Pedro de la Hoz, “África en la Revolución Cubana”, Editorial Letras Cubanas, 2005, La Habana, p.41. Lachatañere tiene un excelente artículo en Actas del Folklore titulado “ Nota sobre la Formación de la Población Afrocubana “, Fundación Fernando Ortíz, 2005.p. 107

[14] El trabajo realizado por Pedro de la Hoz, en realidad no tiene antecedentes y está bastante completo.