jueves, 20 de octubre de 2011

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 21 DE OCTUBRE DE 2011

AUDIO

Al fin la luz del sol llegó a El Salvador este jueves, luego de casi 10 días de lluvia continua que ha dejado al país en estado de emergencia por las graves afectaciones en todas las áreas de la vida productiva y social, y lamentablemente con el agravante de 34 vidas perdidas, según el último informe de las autoridades salvadoreñas.

Oficialmente se ha dado a conocer que el 70 por ciento de los municipios del país han sufrido alguna afectación, y que al menos un 10 por ciento del territorio ha resultado inundado, además de 4 puentes destruidos y otros 14 dañados.

Aparte de los fallecidos se reportan 24 personas lesionadas, 2 desaparecidas, 51,963 han sido evacuadas, y al menos 150,000 resultaron afectadas por las inundaciones. También se ha informado este jueves que 18,445 casas se encuentran anegadas en todo el país. Con todo ello se comprueba la magnitud de esta desastrosa situación en la que se encuentra el país, y que como mencionamos en el anterior reporte, se ha roto el record en lluvias acumuladas, al haber alcanzado 1,512 milímetros en los diez días del temporal.

La noche del miércoles, en un mensaje a la nación, el presidente Mauricio Funes ha explicado que aunque el impacto de las lluvias ha abarcado toda Centroamérica, ha sido El Salvador el más afectado, y que esta situación ha sido poco conocida por la comunidad internacional porque el fenómeno que ha provocado la desgracia no es una tormenta ni un huracán con nombre acreditado, lo que conlleva a la poca atención informativa de los medios de comunicación, por lo que los países amigos no han puesto los ojos en lo que los salvadoreños, de manera particular, han sufrido.

Tal es así que hasta el mismo gobierno guatemalteco ha dispuesto enviar su ayuda al país, al comprobar el resultado de esta situación. Por su lado, El Salvador convocará a través del Sistema de Integración Centroamericano – con sus siglas SICA - a la comunidad de cooperantes internacionales para exponerles la situación de toda el área, para solicitar la ayuda que permita atender las necesidades de rehabilitación y reconstrucción a la mayor brevedad posible.

Indudablemente que muchos retos deberán enfrentar los salvadoreños por esta nueva adversidad, aún sin haber determinado completamente la cuantía de los daños en los diversos rubros económicos y sociales, y así superarlos completamente con mucho esfuerzo propio, y sin faltar la mano de los pueblos hermanos y amigos.

Para los amigos de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.

ETA anuncia el cese definitivo de su actividad armada

Hace un llamamiento a los gobiernos español y francés para "abrir un proceso de diálogo directo"

Tomado de Gara

ETA acaba de anunciar que "ha decidido el cese definitivo de su actividad armada". A través de un comunicado remitido a GARA, apenas tres días después de la Declaración de Aiete, la organización armada vasca comunica que ha tomado esta decisión histórica y añade su "compromiso claro, firme y definitivo" de "superar la confrontación armada". Con ese objetivo, hace "un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo" destinado a solucionar "las consecuencias del conflicto".


La decisión ha sido comunicada por tres portavoces de la organización, y han sido remitidas también imágenes y grabación en vídeo de la lectura de la declaración, que sin duda tiene carácter trascendental. ETA recuerda en esta declaración que "no ha sido un camino fácil", cita que "la crudeza de la lucha se ha llevado para siempre a compañeras y compañeros" y apunta que "la lucha de largos años ha creado esta oportunidad".



"En adelante, el camino tampoco será fácil", anuncia ETA, que solicita la implicación de la sociedad vasca en el proceso que se abre y anticipa su convicción de que "cada paso, cada logro será fruto del esfuerzo y de la lucha" de la ciudadanía. Considera que todos los años y esfuerzos transcurridos han dotado a Euskal Herria de "experiencia y fuerza", así como "determinación" para continuar avanzando.


El reconocimiento de Euskal Herria y el respeto a la voluntad popular deben prevalecer sobre la imposición", afirma ETA, que indica que la "violencia y represión" deben dejar paso al "diálogo y acuerdo". "Estamos ante una oportunidad histórica para dar la solución justa y democrática al secular conflicto político", asegura. "Es tiempo de mirar al futuro con esperanza. Es tiempo de actuar con responsabilidad y valentía", concluye esta breve pero histórica declaración, que ha sido emitida en tres lenguas: euskara, castellano y francés. Por su interés informativo, GARA añade también la traducción al inglés.


La decisión está fechada hoy, 20 de octubre, y comienza haciendo referencia a la Conferencia Internacional de Donostia, celebrada el lunes, y que ETA sitúa como "iniciativa de gran trascendencia política". Entiende que la Declaración de Aiete firmada por los líderes internacionales "reúne los ingredientes para una solución integral del conflicto" y añade que cuenta con gran apoyo tanto en Euskal Herria como en el ámbito internacional.


La citada Declaración, descalificada sobre todo desde portavoces del PP, incluía en su primer punto una apelación directa a ETA para "el cese definitivo de la actividad armada" y le instaba a "solicitar diálogo con los gobiernos de España y Francia para tratar exclusivamente las consecuencias del conflicto". Estos emplazamientos han sido recogidos expresamente por ETA, según demuestra esta declaración. Los líderes internacionales liderados por Kofi Annan instaron además a Madrid y París a que, si esto ocurría, den la "bienvenida" a la posición de ETA y acepten iniciar conversaciones, y sugirieron también que los partidos abran un diálogo político con consulta a la ciudadanía para que se pueda lograr una "paz duradera".



Cristina Kirchner: “No es una lucha de imparciales, no soy neutral”

La Presidenta convocó a “la unidad nacional” y a los dirigentes a dejar de lado las “diferencias menores”. Compartió escenario con los protagonistas de sus spots de campaña. Se emocionó al recordar a Néstor Kirchner y mencionar a sus hijos.

Por Julián Bruschtein y Nicolás Lantos

La presidenta Cristina Kirchner destacó los logros de estos ocho años y se emocionó al hablar de sus hijos.

Con un fuerte llamado a “la unidad nacional”, a tono con lo que fue toda la campaña, la presidenta Cristina Kirchner encabezó ayer su último acto antes de los comicios del domingo en los que, según todos los pronósticos, será reelecta. “Yo no le guardo rencor a nadie, las cosas que han pasado me obligan a abrirme cada vez más, a tender la mano, a superar las diferencias”, sostuvo al borde de las lágrimas, en un llamado a los distintos sectores que conforman la sociedad a que colaboren durante los próximos cuatro años para aprovechar lo que calificó como “una oportunidad histórica” para la Argentina. “Por primera vez podemos pensar a mediano y largo plazo”, destacó al pedir “gestos de grandeza” para “articular los intereses de 40 millones de argentinos”, aunque aclaró: “Siempre con políticas inclusivas. Esto no es una lucha de imparciales, yo no soy neutral”.

El Teatro Coliseo estaba repleto. El escenario era el mismo en el que cerró la campaña previa a las primarias de agosto, pero el clima era otro: con los resultados de las PASO en el bolsillo y la certeza de una victoria en primera rueda, en la platea los rostros de funcionarios, dirigentes y otros personajes de la política y la cultura se veían más relajados. Las pantallas gigantes mostraban spots de la campaña mientras en las tres bandejas llenas de militantes de la juventud (en cualquiera de sus versiones, sea La Cámpora, Descamisados, Kolina, el Evita y la Juventud Socialista) se entonaban los cantitos habituales y hasta algunos novedosos.

Hubo otra diferencia con agosto: en aquella ocasión, los asientos ubicados sobre el escenario fueron ocupados por miembros del gabinete, gobernadores y legisladores oficialistas, que ayer tenían sus butacas en las primeras filas de la platea. Una vez que comenzó el acto, esos lugares fueron ocupados por los protagonistas de los spots de campaña, que subían a medida que se proyectaban los avisos que protagonizaban.

Así, pasaron Jorge, el dueño de una fábrica de termos; Federico, el programador de software; Ariel, el “geniecillo”, como lo llamó CFK, y sus compañeros en las olimpíadas de matemáticas; Jesica, la flamante dueña de una casa propia; Atilio, el viejo trabajador del astillero; Cecilia, la científica repatriada; Haydée, la costurera que pudo jubilarse; Elena, la correntina con su casa “supersónica” por la antena de TV digital; y Victoria Montenegro, hija recuperada, junto a otros y otras con historias similares y que ocuparon ayer un lugar de privilegio, desde el que no se privaron de saltar y cantar como si estuviesen en la tribuna. El último en sumarse fue el ministro de Economía y candidato a vicepresidente, Amado Boudou, que se acomodó entre los demás para recibir a la Presidenta. A un costado del escenario, el vocero presidencial Alfredo Scoccimarro supervisaba todo con sonrisa de misión cumplida.

Con esa escenografía de fondo, tres minutos después de la hora anunciada, apareció la Presidenta en medio de una lluvia de papelitos celestes y blancos. En todo el teatro retumbó un canto: “Para Cristina, la reelección”. Antes de meterse de lleno en su discurso, saludó a cada uno de sus invitados, recordando el momento en el que los conoció. También mencionó al único ausente, el atleta Brian Toledo, que se encuentra en Guadalajara compitiendo en los Juegos Panamericanos. Luego habló durante algo más de media hora, combinando momentos emotivos con definiciones políticas.

“Háganmelo fácil, muchachos, en este año tan peculiar que me tocó vivir como Presidenta y como mujer quiero agradecer a los 40 millones de argentinos que en cada casa, en cada provincia, en cada fábrica que inauguramos, me decían: ‘Fuerza Cristina, no aflojes’”, comenzó CFK, que agradeció después a sus hijos Florencia y Máximo, “sin los cuales no hubiera sido posible seguir”. “A él lo veo en todas partes, pero mucho más en ellos”, explicó. En este punto, se le quebró la voz y tuvo que beber un trago de agua antes de continuar. Pero no fue la única: entre el público también abundaban los ojos vidriosos.

Al igual que en sus anteriores apariciones durante la campaña, la Presidenta puso énfasis en que “estamos en un momento difícil, complejo y turbulento del mundo” y, sin embargo, acotó, la Argentina está en mejores condiciones ante la crisis que los países desarrollados. En este contexto fue que realizó el llamado a la unidad, que no se dirigió solamente a opositores, sino también a quienes han apoyado al gobierno desde sus perspectivas sectoriales. “Les pido a todos los que tienen responsabilidades institucionales que dejemos de lado las cuestiones menores. Les pido mayor inteligencia –machacó CFK–. Todos tienen derecho a defender sus intereses pero tienen que entender que esta Presidenta tiene que articular los deseos de 40 millones de argentinos.”

Hizo un repaso de los logros obtenidos durante los últimos ocho años, entre los que destacó la democratización del acceso a los medios de comunicación, la incorporación de dos millones y medio de jubilados al sistema, un crecimiento del 9,1 por ciento en este año de crisis internacional y se guardó un anuncio como frutilla del postre: la desocupación del tercer trimestre cayó de 7,3 por ciento a 7,2 por ciento, para ubicarse en su nivel más bajo de los últimos veinte años, es decir, desde el inicio de la convertibilidad.

No faltó espacio para la autocrítica, entendida como la revisión de necesidades y objetivos en base a la nueva situación del país. Entre los ítems que mencionó, destacó “adecuar el sistema educativo a esta Argentina”, junto a que, debido a la inclusión creciente, “faltan cosas” como escuelas, viviendas, megavatios para alimentar a la industria, hospitales, rutas y fábricas. “Queremos más industria argentina. Queremos agregarle valor a esta producción que se ha convertido en la más competitiva del mundo”, resumió.

Cristina Kirchner cerró su discurso con la promesa de profundizar las “políticas que incluyan más pluralidad y derechos humanos. Vamos por más patria, más libertad y más igualdad”. A sus espaldas, “los representantes de la Argentina real” –como los calificó– se despegaron de sus asientos e improvisaron un pogo mientras que en las primeras filas hacían lo mismo gobernadores (estaban todos los alineados con el oficialismo), el gabinete en pleno, legisladores afines, intendentes del conurbano, buena parte de la cúpula de la CGT y la CTA, además de personalidades de los derechos humanos y la cultura. Más atrás todavía se sucedían funcionarios de segunda línea con militantes, todos aunados bajo la lluvia de papelitos celestes y blancos, mezclados en abrazos que parecían réplicas del que la Presidenta, entre lágrimas, les dio a sus hijos Máximo y Florencia no bien terminó de hablar.

Tomado de Página 12


La sociedad civil cubana exige el cese del bloqueo

LEANDRO MACEO LEYVA

Representada por 171 organizaciones, la sociedad civil cubana exigió el levantamiento del bloqueo norteamericano contra la Isla, y en ese sentido aprobó una Declaración, al sesionar este miércoles su VIII Foro contra la política hostil de Washington, en el teatro del Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

EL PIONERO REINIER GUZMÁN FRÓMETA RESALTÓ LA ATENCIÓN CONSTANTE DE LA REVOLUCIÓN A LOS NIÑOS DISCAPACITADOS, PESE A LOS OBSTÁCULOS IMPUESTOS POR EL BLOQUEO.

En un panel conducido por Carlos Amat-Forés, director general de la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU), los participantes se refirieron al negativo impacto del bloqueo en la vida de nuestro pueblo, y denunciaron cómo esa injusta política de un marcado carácter extraterritorial ha causado pérdidas millonarias en medulares sectores a la Mayor de las Antillas.

Al pronunciar las palabras de clausura, Abelardo Moreno, viceministro de Relaciones Exteriores, condenó el bloqueo como "la peor de las violaciones del derecho de todo un pueblo a la vida" y destacó la particular significación de que tan importante número de integrantes de la sociedad civil cubana, se reúnan año tras año para denunciarlo, como un "hecho ilustrativo del repudio que concita la política norteamericana contra Cuba en nuestra población".

El vicecanciller indicó que la Declaración aprobada será llevada a la Asamblea General de las Naciones Unidas, —donde el próximo 25 de octubre se votará la resolución Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba— para ser publicada como documento oficial de esa Organización.

Tomado de Granma