lunes, 10 de octubre de 2011

Denunciarán a presidente de México en tribunales internacionales por crímenes de guerra

Felipe Calderon inauguró instancia para atender a las víctimas de la violencia (Foto:Archivo)

TeleSUR 10-10-2011

Organizaciones gremiales y la sociedad civil de México denunciarán al presidente, Felipe Calderón, ante la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra y de lesa humanidad, anuncio que se da el mismo día en el que el Jefe de Estado puso en marcha la Procuraduría Social de Atención a Víctimas de Delito.

Este martes juristas y defensores académicos informarán los detalles sobre la denuncia contra Calderón, que sustentan en el inicio “de una guerra contra el narcotráfico, el 11 de diciembre de 2006, como resultado de ello México vive un estado de emergencia y atraviesa por la crisis humanitaria más dramática de su historia reciente que ha dejado ya más de 50 mil muertos, 230 mil desplazados, 10 mil desaparecidos y mil 300 jóvenes y niños asesinados”.

“Existe una constante violación a los derechos humanos de la población civil, en particular de los grupos más vulnerables como las mujeres y los migrantes, quienes constantemente son victimizados por las autoridades y el crimen organizado”, argumentan en la denuncia.

Además acusan “a las acciones de delincuentes dentro y fuera del Gobierno. Vivimos además una situación de impunidad estructural en la que únicamente el 12 por ciento de los delitos son denunciados y el ocho por ciento investigados. La falta de autonomía de la PGR (Procuraduría General de la República) y la inmunidad del Ejecutivo federal generan una situación en la que es prácticamente imposible juzgar dentro de las instancias nacionales a los altos funcionarios civiles y castrenses por su responsabilidad en esta crisis humanitaria”.

"Aún en las guerras existen límites y en esta se han rebasado de forma catastrófica: El ejercito mexicano ha asesinado a civiles incluso a niños completamente ajenos al conflicto, en retenes militares, y operativos. Ha torturado y asesinado a civiles a sabiendas que no guardan relación con el conflicto y además ha intentado encubrir estos hecho para no castigar a los responsables", añaden en la denuncia.

Por su parte, el presidente Felipe Calderón puso en marcha la institución de atención a las víctimas, que lleva por nombre Províctimas, cuyas instalaciones están ubicadas en la colonia del Valle de Ciudad de México, capital.

La instancia contará con una línea telefónica para recibir las denuncias de parte de las víctimas.

Esta institución unificará y potenciará las tareas del Gobierno para atender a quienes hayan sido lastimados por la violencia de manos de grupos criminales.

El Presidente hizo un llamado al pueblo mexicano para que "vaya más allá del reclamo y transforme su indignación en propuestas viables", señaló La Jornada.

En cuanto a este nuevo servicio, expuso que "el que venga aquí va a encontrar un médico, deberá encontrar una psicóloga (y) psicólogo, deberá encontrar un abogado (o) abogada y una trabajadora social. Todo lo que la víctima necesite para poder aliviar, así sea, en parte su sufrimiento".


CON INDIGNACIÓN NO BASTA (I)

Jorge Gómez Barata

Los indignados europeos reclaman en las calles lo que el capitalismo no puede darles y aspiran a conseguir con protestas lo que sólo puede lograrse con la evolución hacía formas superiores de convivencia, status al que también llaman socialismo y del que estuvieron cerca con los estados de bienestar edificados durante la posguerra. La mala noticia es que esa no es la tendencia.

No recuerdo exactamente el momento en que comencé a pensar que en la Europa Occidental de la posguerra, principalmente en los países nórdicos, Alemania y Austria, escenarios en los cuales la socialdemocracia de matriz marxista y el movimiento obrero asociado a ella contaban con profundas raíces y donde el fascismo había revelado los peores rasgos del capitalismo y desde el reformismo se avanzaba hacia un régimen que incorporaba elementos coherentes con la idea esencial del marxismo, según la cual el socialismo sería resultado del desarrollo capitalista.

Entonces, en entornos dominados por la lectura soviética del marxismo que asimiló la confrontación y la ruptura de Lenin con la socialdemocracia europea, un hecho político coyuntural, como si fuera una irreversible cuestión de principios, la idea no tenía ninguna oportunidad, incluso en lugares como Cuba donde aquella lamentable interpretación de Marx se ha incorporado a la cultura política y todavía funciona como dogma, tampoco la tiene hoy.

El fondo de la cuestión es que, para asumir la tarea de reinventar el socialismo y sobrepasar las interpretaciones torcidas, no basta con la evidencia práctica que significa la desaparición de la Unión Soviética, sino que se requiere de una mutación cultural que haga posible la reinterpretación del marxismo, una poda de las simplificaciones adoptadas en la era soviética y la exclusión de los dogmas que la impusieron como una pseudo ciencia social, incluyendo una revisión de las concepciones de Lenin acerca del partido, el Estado, la democracia y otros aspectos asociados más a la táctica y a las coyunturas políticas que a una reflexión teórica del devenir social del calado de la sugerida por Marx.

Meditaciones de tal naturaleza no son posibles en la Europa de hoy donde, debido a la crisis que puso fin a la experiencia socialista, con el agua sucia botaron la criatura, dando lugar a la restauración de un capitalismo sumamente atrasado que liquida no sólo lo realizado en los espacios ex soviéticos, sino que amenaza con barrer lo alcanzado por el reformismo socialdemócrata que, para evadir el termino socialismo asumió el eufemismo de “estados de bienestar”, cuyos restos defienden hoy no sólo las enardecidas masas europeas, sino también algunos líderes que, tal vez sin saberlo, asumen posiciones más próximas al socialismo pensado por Marx que al capitalismo salvaje.

Desde hace años intento comprender a dónde conduce el discurso que promueve y trabaja por el socialismo y a la vez llama a deshacerse de las herramientas por medio de las cuales se alcanza el progreso económico y el status político que lo hace posible. Nadie, en ninguna parte (excepto algunos exponentes de una anacrónica izquierda nostálgica) desea restablecer los modelos suprimidos en la URSS y en Europa Oriental: ¿De qué se trata entonces? ¿Cuál es el menú? Una y otra vez encuentro las respuestas en el Marx del Manifiesto Comunista y de la Crítica al Programa de Gotha, que no es el mismo que leyeron en la URSS.

En sentido estricto, los “Estados de Bienestar” adoptaron las propuestas de Marx, incluso algunas de Lenin que sirvieron para compatibilizar la vigencia del mercado con la presencia de un Estado fuerte, legitimado por prácticas democráticas y que actuando como árbitro entre los diferentes actores sociales, impuso aceptables márgenes de justicia social a partir de los cuales, en unos lugares más que en otros y en todas partes de modo imperfecto, asumió el rol de garante del bien común.

Ese estado de cosas, defendido en su tiempo tanto por figuras emblemáticas de la socialdemocracia y el comunismo como Proudhon, Rosa Luxemburgo, incluso por el Papa León XIII, son los últimos reductos del socialismo, que desmonta la corriente neoliberal que pretende instaurar una variante del capitalismo salvaje y a la cual, de modo consciente o no, se enfrentan los indignados que saben lo que no quieren, sin admitir que desean el socialismo sin saber cómo alcanzarlo.

En términos teóricos y prácticos, en los países latinoamericanos gobernados por la nueva izquierda, la tarea más revolucionaria es progresar, crear riquezas, generar bienestar, establecer paulatinamente márgenes de justicia social, principalmente de equidad distributiva, elevar el nivel y la calidad de la vida, de lo cual la democracia y la participación decisoria, no formal, ni exclusivamente electoral o laudatoria forman parte.

Debido a que no obedece a una doctrina, el proceso que tiene en común los ideales y el pragmatismo, asume un patrón que toma distancia del enfoque neoliberal y evade los dogmas del marxismo empobrecido, auspicia el crecimiento económico, avanza en la erradicación de la pobreza, aplicando políticas sociales que aseguren el acceso del pueblo a la educación y la salud, instaurando derechos económicos y sociales y democracias de última generación.

Chávez llama a eso Socialismo del Siglo XXI, Evo le dice Refundación, Correa Revolución Ciudadana, mientras Lula, los Kirchner y la Rousseff, rehúyen las etiquetas y Raúl Castro prefiere no levantar grandes expectativas y cubre sus reformas bajo el manto de un “ajuste del modelo”. En definitiva los títulos pudieran ser la forma cuando lo importante es el contenido. Ahora la historia se ha invertido: Europa indignada da golpes a ciegas y latinoamericana, en unos lugares más que en otros, sabe lo que quiere y sobre todo como alcanzarlo. Allá nos vemos.

La Habana, 10 de octubre de 2011

FMLN conmemora 31 años de fundación

Medardo González, secretario general del partido Frente Farabundo Martí Para la Liberación (FMLN), acompañado de la diputada Norma Guevara, colocan la ofrenda floral en el monumento de héroes y mártires que ofrecieron su vida en la lucha del pueblo salvadoreño.

Leonor Cárdenas
Redacción Diario Co Latino


Con música y consignas, dirigentes, simpatizantes y militantes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) conmemoraron hoy sus 31 años de fundación como frente revolucionario.

Durante el acto que se desarrolló en el Monumento a los Caídos, ubicado en el Cementerio la Bermeja, San Salvador, el secretario general del partido FMLN, Medardo González, recordó a los cientos de compañeros que ofrendaron sus vidas por la justicia e igualdad social.

González aseguró que el fin de una lucha no es la guerra, sino la construcción de un país soberano, independiente y democrático.


“El objetivo de nuestra lucha fue quitar la vieja dictadura militar y montar una democracia que permitiera construir una verdadera patria para todos los salvadoreños y no sólo para los grandes millonarios”, manifestó González.

Nidia Díaz, integrante de la Comisión Política del FMLN, dijo que la conmemoración de los 31 años, es un reconocimiento al trabajo y la lucha, no sólo de los que murieron durante el conflicto armado, sino también en agradecimiento a los que aún continúan trabajando por la justicia y el respeto a los derechos humanos.


“Después de tantas batallas de lucha que hemos enfrentado, llegar a este momento de transformación es muy importante para el partido, porque nos acerca cada día más a esos sueños que forjamos siempre, de construir una sociedad con democracia, libertad y justicia”, agregó Díaz.

Asimismo, aseguró que otro de los objetivos de la conmemoración es reafirmar que el frente está en disposición de continuar luchando para alcanzar nuevas reformas electorales en el 2012.

“Estamos contentos porque los 31 años encuentran al FMLN, más posicionado, más fuerte y con más participación en la transformación del país”, señaló Díaz.


Jorge Shafick Hándal (hijo), candidato a la Alcaldía de San Salvador, expresó su compromiso con la población salvadoreña, y aseguró que es importante rendir homenaje a los héroes que murieron en la lucha social del país en los años 80.


Encuentro de solidaridad con Cuba emite declaración de condena al bloqueo y a favor de Los Cinco

Editado por Julio Pérez

Ciudad de México, 10 oct (RHC) El VI Encuentro Continental de Solidaridad con Cuba aprobó en la capital mexicana, una Declaración que condena el bloqueo de Estados Unidos a Cuba y demanda la inmediata liberación de los Cinco.

En la jornada final participaron Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento cubano, invitados especiales y Jesús Escamilla, de la dirección del Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba, informó Prensa Latina.

El documento, que consta de 16 puntos relativos a principios de la solidaridad con la Isla, fue suscrito por los delegados de los 25 países participantes.

La Declaración, al reafirmar la inconmovible solidaridad con Cuba, condena al bloqueo estadounidense contra la nación caribeña y la denuncia de esa política injerencista que mantiene la actual Administración norteamericana.

Afirma que René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González y Antonio Guerrero luchaban contra los planes terroristas dirigidos hacia su patria desde la Florida y por esa justa causa fueron detenidos hace más de 13 años y sancionados a largas condenas de cárcel.

Asimismo, reprueba la decisión que obliga a René González, a permanecer en Estados Unidos, a pesar de haber cumplido su condena, bajo el régimen de libertad supervisada por tres años. Su vida corre peligro, de lo cual se responsabiliza al gobierno de ese país, advierte el texto.

Otro de los puntos recogidos en la Declaración es que la administración norteamericana juzgue a los terroristas que protege, expresión de su doble moral en este asunto.

Igualmente el encuentro se pronunció por requerir a Washington la eliminación de la Ley de Ajuste Cubano, que promueve la peligrosa emigración ilegal de cubanos hacia el norteño país.

Por otra parte denunció la campaña mediática de calumnias y distorsiones de la realidad cubana, a la vez que apoyó la política económica trazada por la dirección del gobierno de La Habana y se solidarizó con la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Agrega la fuente que la Declaración reclama sea devuelto a Cuba el territorio de la base estadounidense en Guantánamo, que usurpa en contra de la voluntad del pueblo cubano.

Posteriormente, los delegados emprendieron una masiva marcha hasta el Monumento a la Revolución Mexicana, escenario del Concierto de la Solidaridad.


Mahmoud Abbás agradeció a El Salvador apoyo al reconocimiento del Estado palestino ante la ONU

Presidentes de El Salvador y de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, se reunieron este fin de semana. (Foto:elsalvador.com)

TeleSUR 09-10-2011

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbás, agradeció a su homólogo salvadoreño, Mauricio Funes, su apoyo por el reconocimiento del Estado palestino ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), durante una visita oficial que realiza a ese país como parte de una gira latinoamericana que inició en República Dominicana en busca de apoyo a esta iniciativa política y que continúa este domingo en Colombia, donde arribó en horas de la tarde.

Durante el encuentro con el mandatario de El Salvador, Abbas, confirmó su intención de establecer una embajada de Palestina en El Salvador, ya que atualmente la región cuenta sólo con una en Nicaragua.

Por su parte, el presidente Funes dijo sentirse orgulloso por haber tomado la decisión de reconocer al Estado de Palestina como libre, sobrerano e independiente, y reiteró que el Gobierno hará todo lo posible por ayudar a reestablecer la paz entre ese país e Israel.

Funes también afirmó que ya giró instrucciones al canciller, Hugo Martínez, para iniciar con los trámites e incluir una embajada de El Salvador en Palestina.

Abbas giró una invitación a Funes y a la Primera Dama para visitar Palestina en el momento que ellos estimen conveniente.

Entretanto, el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, destacó que "esta es la primera visita de un presidente de Palestina y eso marca un hito histórico”.

En agosto pasado, el presidente de la República, Mauricio Funes, hizo el anuncio oficial de reconocimiento a Palestina como Estado libre, soberano e independiente

En horas de la noche de este sábado, el líder palestino llegó al aeropuerto internacional de El Salvador, donde fue recibido por el Canciller.

Llegada a Colombia

Colombia es la próxima parada del presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, quien llegó al aeropuerto miltar de Bogotá a las 18H50 (hora local), este domingo.

Para el próximo martes se espera una reunión con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos.

La jefa de prensa del despacho de la Embajada Palestina en Colombia, Estrella Vallejo, explicó que Abbás se reunirá este lunes con la alcaldesa de Bogotá, Clara López, y que en la noche de ese mismo día asistirá a una cena que le ofrecerá la comunidad palestina en Colombia.

El gobierno de Santos ha dicho reiteradamente que Colombia sólo reconocerá un Estado palestino cuando haya una negociación y compromiso para un acuerdo de paz con Israel.

Santos hace una semana dijo que apoya la propuesta presentada por el llamado "cuarteto" que integran Estados Unidos (EE.UU), la Unión Europea (UE), las Naciones Unidas (ONU) y Rusia, de que las partes reanuden negociaciones directas y tengan un compromiso de sellar la paz.

Con esa declaración, Santos pareció zanjar dudas respecto de si Colombia votaría en las Naciones Unidas a favor del reconocimiento del Estado palestino.

Colombia ha mantenido una posición de abstenerse y aunque Santos no ha mencionado específicamente esa opción, ésta se dio por descontada cuando reiteró que sólo votarán a favor del reconocimiento palestino cuando exista un acuerdo entre las dos partes: palestinos e israelíes.

Son 108 países en el mundo, de un total de 194 miembros de las Naciones Unidas, que reconocen a Palestina.

Colombia y México son las únicas naciones que no han reconocido a Palestina en Latinoamérica con las fronteras demarcadas en 1967.

Abbás entregó el pasado 23 de septiembre al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, la petición formal de adhesión de Palestina al mencionado organismo multilateral como un Estado libre e independiente.

Una vez el documento pase al Consejo de Seguridad, la iniciativa tendrá que tener el respaldo de una mayoría de nueve de sus 15 miembros y que no sea vetada por ninguno de sus cinco miembros permanentes (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y Rusia).

Tras la decisión de las Naciones Unidas de partir el territorio, Palestina quedó con Jerusalén Este, Gaza y Cisjordania, que suman un total de seis mil 200 kilómetros cuadrados, de los cerca de 15 mil que inicialmente pertenecían a los palestinos.

Durante la Guerra de los Seis Días en junio de 1967, Israel invadió Jerusalén Este, que había sido asignada a Palestina para que formara su propio Estado. Actualmente, la ANP pide que se restablezcan los límites fronterizos.


Cuba libre, nunca jamás esclava

Hace 143 años, el 10 de octubre de 1868, Cuba vio nacer su primera gran Revolución. A media mañana, y ante un puñado de hombres valientes reunidos en La Demajagua, cerca del pueblo de Manzanillo, Carlos Manuel de Céspedes legó a los revolucionarios cubanos el ineludible compromiso de luchar por la independencia nacional y la justicia social.

Allí se proclamó el decoro pleno y sin condiciones. Los esclavos, negros y mestizos, se hicieron un brazo más en la manigua y quedó como único camino el emblemático ideal de la libertad junto a la dignidad y la igualdad humanas, la soberanía y el bienestar, la independencia y la nacionalidad.

Como dijo Fidel en el Centenario de aquellos acontecimientos: Nada nos enseñará mejor a comprender lo que es una revolución, nada nos enseñará mejor a comprender el proceso que constituye una revolución, nada nos enseñará mejor a entender qué quiere decir revolución, que el análisis de la historia de nuestro país, que el estudio de la historia de nuestro pueblo y de las raíces revolucionarias de nuestro pueblo.

El único tributo para Céspedes y nuestros libertadores, el más honesto, el más sincero, el más profundo, es que las nuevas generaciones mantengan en alto esa bandera de Cuba Libre y nunca jamás esclava.

Tomado de Granma


ALBA defiende salida pacífica al conflicto en Siria

DAMASCO, 9 de octubre.— Representantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) se reunieron este domingo con el presidente de Siria, Bashar al Assad, en la búsqueda de una solución pacífica al conflicto interno que vive este país y que ha sido manipulado por los medios de comunicación.

En esta ciudad, las delegaciones de Venezuela, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Bolivia expresaron su voluntad de respaldo al pueblo sirio en la recuperación de su estabilidad política, informó Telesur.

Los titulares de Relaciones Exteriores del ALBA expresaron su alerta sobre las amenazas de que se repita el mismo procedimiento de Libia contra el pueblo sirio, aprovechando las dificultades políticas que vive esa nación.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, resaltó el apoyo de La Habana al pueblo sirio "respecto a su derecho a la autodeterminación sin ninguna intervención o injerencia extranjera", reportó EFE.

"Cuba, como parte de la ALBA, siente la necesidad de defender el derecho internacional y de instar al Consejo de Seguridad a que se atenga a su mandato y de exhortar a la Asamblea de la ONU y al Movimiento de Países no Alineados a que respalden al pueblo sirio", añadió.

Por su parte, el canciller venezolano Nicolás Maduro aseveró que la ALBA no se va a quedar "de brazos cruzados" por lo que está ocurriendo en Siria, y ratificó la importancia de decir la verdad ante "la guerra mediática y psicológica" que hay contra el estado árabe, agrega EFE.

Al Mualem, ministro de Exteriores sirio, advirtió que las autoridades de Damasco "adoptarán medidas severas contra cualquier país que reconozca al Consejo Nacional Sirio" (CNS), al que calificó de "ilegal".

Tomado de Granma