domingo, 18 de septiembre de 2011

LA UNIVERSIDAD CUBANA EN TIEMPO REAL (II), Tiempos de Reforma

Jorge Gómez Barata


En términos estrictamente prácticos, la educación general es un derecho, mientras la enseñanza superior es una opción. Un bachiller puede hacerse médico, ingeniero, sociólogo, bailarín o cura; es una elección personal alimentada por vocaciones y conveniencias y sostenida por una combinación de esfuerzo familiar y apoyo estatal o institucional. En Cuba, durante un largo período, por razones diversas se perdieron esos límites: un millón de graduados universitarios en 50 años, 20 000 anualmente. No fue un error, sino una etapa necesaria y magnifica.

No conozco a nadie con una visión tan atinada acerca del significado de la enseñanza en sus dimensiones de: derecho humano, conquista social y respaldo al desarrollo como Fidel Castro que, no conforme con encabezar la Revolución social, se consagró por entero a impulsar una revolución educacional. Su más reciente aporte fue tratar de municipalizar la universidad, de lo cual prometo hablar.

Con la magia de las revoluciones: los analfabetos fueron alfabetizados, la enseñanza convertida en gratuita y todos los niños y jóvenes escolarizados. El sistema escolar cubano se comportó como una ola: alrededor de 1960 comenzó el boom de la primaria (1˚-6˚ grado). En los años setenta, la presión se desplazó a la enseñanza secundaria básica (6˚a 9˚grados) y a partir de tres años después al bachillerato y la formación técnica y profesional de nivel medio (grado 12˚). Desde fines de los setenta la oleada comenzó a invadir las universidades. La Revolución nunca pensó en regular el acceso sino en facilitarlo y no en crear cupos, sino capacidades.

Para apoyar primero a todas las familias, se creó un plan de becas que en su mejor momento benefició a parte de los estudiantes de secundaria, virtualmente a todos los de preuniversitario y tecnológicos, incluso a buena parte de los universitarios. Se construyeron miles de instalaciones para la educación y nunca faltaron textos, materiales ni menaje escolar, siempre hubo para los comedores que servían tres comidas en las becas y merienda y almuerzo a los externos.

Todo ello se complementaba con un masivo sistema de educación de adultos; además de escuelas para estudiantes con necesidades especiales, establecimientos para la enseñanza artística, escuelas deportivas, centros de enseñanza militar y otras instituciones docentes de todos los niveles.

No obstante, salvo áreas especificas como la medicina, algunas investigaciones aplicadas y nuevas ramas, tan colosal esfuerzo educacional no redundó en resultados económicos equivalentes ni se expresó de modo simétrico en avances y rendimientos de la industria, la agricultura, la productividad del trabajo, la innovación y la invención; tampoco en un auge de la Pedagogía, el Derecho, las Ciencias Económicas y Políticas, incluso la Historia, la Sociología y la Filosofía.

Con la crisis derivada de la desaparición del socialismo real y de la Unión Soviética, fenómenos que se sumaron al bloqueo; el voluminoso sistema educacional cubano se deterioró hasta casi tocar fondo y, si bien es cierto que la educación superior sobrevivió como una conquista de la revolución; debe ser objeto de una profunda revisión que ha de ser realizada con criterios realmente renovadores.

En la rectificación, que como parte de las reformas en el modelo de gestión económica en marcha en Cuba, la universidad deberá reinventarse: adoptar estructuras más racionales, alcanzar esquemas de financiamientos que la hagan viable, elevar las exigencias para estudiantes y profesores, priorizar la investigación, categorizar los centros, privilegiar la investigación científica, regular los estudios de posgrado y hacerlos racionales, disminuir las atribuciones de las burocracias y sintonizarse con los estándares internacionales.

Una universidad no es una escuela más grande que las demás donde las asignaturas son más complicadas, los estudiantes adultos y los profesores más viejos, sino laboratorios, talleres y espacios de creación en los cuales el talento y la energía joven empalman con la investigación, la innovación, la cultura y el pensamiento avanzado. La misión de la Universidad no termina con transmitir conocimientos sino que debe generarlos. Se trata de un espíritu y de una ética que hace de los universitarios “minorías excelentes”.

Hubiera preferido no citar ejemplos; mas no quisiera pasar por alto algunos hitos de nuestra universidad. En la época de la colonia, cuando en la isla imperaba el dogmatismo, el escolasticismo y el clericalismo, desde el Seminario de San Carlos y San Ambrosio emergió un pensamiento pedagógico y político avanzado; no conozco ninguna investigación sociológica de la realidad cubana más oportuna y reveladora que la Encuesta de Trabajadores Agrícolas (1956-1957) realizada por la Asociación Católica Universitaria, ni una revista teórica de la categoría del Pensamiento Crítico publicada por la Universidad de La Habana.

En 2005, en la Universidad de la Habana, Fidel Castro recordó: “…En esta universidad…me hice revolucionario, me hice marxista-leninista y adquirí los sentimientos que a lo largo de los años he tenido el privilegio de no haberme sentido nunca tentado, ni en lo más mínimo, a abandonarlos alguna vez.…” Una universidad que ostente semejante galardón, puede más. Allá nos vemos.

La Habana, 18 de septiembre de 2011

CUBA: ¿ES NECESARIA LA ACCION AFIRMATIVA?

Esteban Morales

UNEAC
La llamada “acción afirmativa”, surgió en los EE.UU., con posterioridad a la lucha por los derechos civiles de la población negra en los años sesenta.1
Con independencia de donde haya aparecido, ¿es necesaria la acción afirmativa?
¿Qué la justifica?[1]
Cuando hablamos de acción afirmativa, nos referimos a un conjunto de políticas sociales, que, observando las diferencias “raciales”, étnicas o de color, las tome en cuenta y promueva acciones para borrarlas o al menos equilibrarlas. El colonialismo y el neocolonialismo engendraron tantas desventajas estructurales entre las personas de razas, etnias y colores diferentes, que resulta ahora imposible eliminarlas en el plazo de vida útil de una persona. Incluso en Cuba, donde el promedio de vida es muy alto, de no aplicarse este tipo de políticas mencionadas, muchos morirían antes de que pudieran ver eliminadas o siquiera equilibradas, las desventajas que arrastran, sufren y que tienden muchas veces a reproducirse.
En Cuba tenemos personas que por su color de la piel, o que independientemente de ello, recibieron históricamente un trato discriminatorio dentro de la vida social cubana. No había que ser negro o mestizo en la Cuba anterior a 1959, para ser discriminado. Los denominados blancos también lo eran, por pertenecer a las llamadas clases bajas, pobres, obreros y campesinos, entre ellos, la mujer negra, ha sufrido una doble y hasta triple discriminación: la del hombre, la del sexo y la del color.
Estos sectores mencionados, todos, deben ser ayudados a superar sus desventajas. Pero de acuerdo con el devenir histórico, la experiencia de la acción afirmativa debe ser reconceptualizada. No considero se deba entender ni aplicar esta, como la elevación del color, la raza, la etnia o el género a la categoría de privilegio, para otorgar ventajas por el hecho de no ser blanco o ser mujer. Ello, dentro de la propia experiencia norteamericana, expresado por muchos, con toda razón, ha tendido a comportarse como una especie de “discriminación a la inversa”,2 siendo incluso una manipulación del real objetivo con que surgió la iniciativa.
Es decir, al pasar de los años, después de su implantación, junto a la Ley por los Derechos Civiles de 1964, sobre todo luego de la administración de R. Reagan, la acción afirmativa ha sido muy atacada y tiende a diluirse dentro de un gran debate, que la ha venido modificando y eliminando paulatinamente.[2]
Muchos blancos en EE.UU. se quejan de que no tienen el privilegio que la raza, el color o la etnia, le ha otorgado a otros. Entonces surgen contradicciones:
1-Los blancos, grupo donde siempre se ha ostentado el poder y la hegemonía social, muchos de ellos, sienten que van perdiendo posición por no pertenecer a los grupos raciales preteridos.[3]
2- Se incrementa el odio racial, bajo la forma de los llamados “grupos extremistas”, que crecen, como resultado de que aquellos, que siempre fueron privilegiados por el color, ahora sienten que esos privilegios son otorgados a los que nunca los tuvieron.
3- La clase media negra en los EE.UU., en alta proporción, se opone a la acción afirmativa, a partir de considerar que esta los rebaja ante los blancos, a pesar de que muchos negros, por sus propios esfuerzos, han logrado equiparárseles, sintiendo esa situación como un lastre moral, como algo que conlleva el considerarlos siempre inferiores a aquellos que históricamente los explotaron.
Por supuesto, esta última posición lleva implícito también cierto grado de acomodamiento, al olvidar que una masa importante de negros, la mayoría de esa población, aún vive por debajo de la línea de pobreza en los EE.UU.[4]
Lo que más se ha atacado siempre de la acción afirmativa es el asunto de la preferencia. Es decir, su modo inicial de aplicación, que consistía en dar privilegios a negros, hispanos y demás minorías, por motivos de “raza”, sobre la base de un sistema de cuotas. Después que del año 1964 se implementó un mecanismo de este tipo, para otorgar empleos, ingreso en las universidades, etc., lo que trajo como consecuencia que la “raza” o la etnia, deviniera en criterio para otorgar ventajas.
Es cierto que no se justifica, desde ninguna perspectiva, que un trato preferencial basado en la raza, la etnia o el color, llegue a institucionalizarse; pero tampoco es posible dejar de reconocer que hay personas que debido a su pertenencia racial o étnica padecen un conjunto de desventajas estructurales heredadas y reproducidas por el sistema capitalista, que hay que tratar de ayudar a enmendar, si es que se desea crear una sociedad equitativa, en la que todos sus miembros marchen hacia adelante con igualdad de oportunidades y posibilidades.[5]
Pero, como una resultante del debate, aunque no existe todavía consenso al respecto, se reconoce ahora por muchos, que la acción afirmativa puede ser enfocada desde una perspectiva diferente.
Particularmente pensamos que la forma de solución del problema de la desventaja no es la cuota. Eso ya fue aplicado, incluso en Cuba, en el entorno de la segunda mitad de los años ochenta, y no dio resultado, todo lo contrario. Siendo finalmente manipulado. Luego, no parece ser la preferencia, otorgada de manera directa y sobre la base del color, lo que va a solucionar el dilema, sino otro tipo de acción afirmativa, que, sin dejar de reconocer las desventajas, vengan de donde provengan, no eleve estas últimas a criterio para otorgar preferencia. Mucho menos, tratándose de la raza.
A esta, que pudiera considerarse un nuevo tipo de acción afirmativa, se le conoce con el nombre de “Acción Afirmativa de Desarrollo”, por contraposición a la otra denominada como “Acción Afirmativa de Preferencia”.
Mientras la Acción Afirmativa de Preferencia, que hasta no hace mucho se aplicaba, reconocía la diferencia racial o étnica y la tomaba como parámetro para otorgar la preferencia; la Acción Afirmativa de Desarrollo no elude la necesidad de la acción, ni ignora la diferencia, pero toma a esta última entonces para realizar un tipo de política que trabaja sobre la desventaja en el desempeño, para mejorarlo y así ofrecer al objeto de su acción (obrero, estudiante, etc.) la posibilidad de adquirir las capacidades que les faciliten ser evaluados por los parámetros comunes para todos los grupos. Se trata entonces de una acción afirmativa que trabajaría para reducir las desventajas a cero, con tal de evaluar el desempeño según los parámetros comunes establecidos.
Luego, partiendo de la necesidad de la acción afirmativa, como instrumento que permita contribuir a eliminar las diferencias heredadas y encontrar la equidad, su aplicación puede lograrse si no se elevan esas desventajas raciales a la categoría de principio para asignar la preferencia, sino a principios para trabajar por la eliminación de la desventaja, antes de que esta tenga que ser evaluada. Es decir, se trata de ayudar a los que tienen que ser evaluados, para que no lleguen a ese momento con las desventajas a cuestas.
De todos modos, una acción afirmativa de este último tipo, también exige de la ayuda gubernamental para que asigne los recursos que sean necesarios para llevarla adelante las acciones correspondientes.
Vale la pena analizar si este tipo de acción afirmativa se adapta a las condiciones de Cuba, tomando en consideración que en la experiencia de los llamados trabajadores sociales se aplicaron ideas de este tipo, que hoy también se aplican dentro de la labor de solidaridad en que Cuba participa a nivel internacional.
¿Pero, por qué entonces en la sociedad cubana actual es necesario poner en práctica algo similar a una acción afirmativa, a más de cincuenta años de una política social, que ha luchado contra la injusticia y la desigualdad hasta los mismos bordes del igualitarismo?
En Cuba la esclavitud duró mucho (oficialmente hasta 1886) y en la lucha por la independencia no triunfaron aquellos que querían una república “con todos y para el bien de todos”. A ello se sumó la intervención de EE.UU., que en el proceso de reorganización de la nación, al terminar la guerra de independencia, distribuyó el poder entre los cubanos blancos, negros y mestizos, de una manera muy desigual, perjudicando sobremanera a los últimos grupos. Período durante el cual la pobreza fue también masivamente blanca, pero la riqueza, como siempre, nunca llegó a ser negra. Respecto a la discriminación racial, algo, aunque muy poco se avanzó durante la república, en comparación con la etapa colonial esclavista.
Dentro de la masa de los pobres, los negros y mestizos compartían la pobreza con los blancos, pero dentro de un contexto social en el que los propios blancos pobres ejercían la discriminación racial y el racismo contra aquellos que, en última instancia, tanto desde el punto de vista económico como social, eran sus compañeros de infortunio. Junto a esto, el negro también discriminaba al blanco, aunque no pocas veces como una respuesta a su propia discriminación.[6]
Es decir, el blanco, aunque pobre, tendía a sentirse superior al negro y lo discriminaba. Lo cual obedecía a que, a pesar de ser pobre, se desenvolvía dentro de una dinámica social que le permitía a veces salir de la pobreza con menores dificultades que al negro. Todo ello por un conjunto de razones, que sería muy largo explicar y debido a las cuales, el blanco poseía una movilidad social muy superior a la del negro, quien, por lo general, en su mayoría, nacía y moría en la miseria.
La República no engendró el racismo, pero lo aprovechó muy bien para explotar al negro y al blanco, haciéndole creer a este último que era superior e inculcando las divisiones dentro de la clase obrera en particular y en toda la sociedad, basándose en el color de la piel.
Los negros y mestizos en Cuba, por su color, situación social y desventajas heredadas de todo tipo —que tienen su trasfondo más lejano en la esclavización del negro— sufrían doblemente, por ser pobres y por ser negros o mestizos, lo que los convertía en víctimas de una dual discriminación. Los negros, que vinieron como esclavos, eran todos pobres al cesar la esclavitud y así mayoritariamente permanecieron durante la república y aun muchos de sus descendientes, no han podido salir de esa situación. En ello, la explotación colonial y capitalista desempeñó un gran papel, pero también el racismo y la discriminación por el color, han tenido una gran responsabilidad.
Aunque se han ejercido y deben continuar ejerciéndose, acciones encaminadas a ayudar a todos los pobres a superar su situación, en el caso de los negros y mestizos, deben desplegarse acciones dirigidas específicamente también a eliminar las desventajas adicionales, derivadas de la discriminación por el color de la piel. Hoy en Cuba, cierta acción afirmativa, se ha dirigido a todos los pobres, con independencia de su grupo racial de pertenencia, por medio de una política social extraordinariamente humanista. Pero resulta imposible olvidar que los negros y mestizos son proporcionalmente los más pobres, los que viven en las peores condiciones, los que menos probabilidades tienen de aprovechar las ventajas de la política social humanitaria de la Revolución. Son además, los que menos remesas reciben y a los que les resulta más difícil conseguir un empleo en aquellos sectores de la economía más atractivos y mejor remunerados. Teniendo además que prepararse para asimilar un proceso de restructuración económica, para el que no parecen estar suficientemente preparados, dado las desventajas históricas que arrastran y a las que se suman la de la crisis económica reciente.
Cualquier blanco pobre puede ser discriminado, pero nunca lo será también por el color, lo cual aun es una realidad para los negros y mestizos en Cuba. Aunque también existan los llamados por algunos, “blancos de orilla”, aquellos que son discriminados dentro del propio grupo racial blanco, haciendo del racismo y la discriminación no solo un asunto contra los negros, aunque preferiblemente contra ellos, sino también ejercido dentro de los propios negros y mestizos y entre los blancos, lo que convierte al racismo y la discriminación, en una disfuncionalidad de toda la sociedad cubana.
Lamentablemente, son muchas las razones históricas y contemporáneas, por las cuales, negros, blancos y mestizos, no son aun iguales dentro de nuestra realidad social. Son muchos los lastres aun insuperados y muchas todavía las imperfecciones de nuestra sociedad actual, para poder afirmar que hemos llegado a la igualdad, con independencia del color de la piel. La igualdad de derechos, sin dudas, existe en Cuba, pero la igualdad social es algo mucho más compleja y difícil de alcanzar.
No se trata de que en Cuba elevemos el color de la piel a parámetro de privilegio, pues hay también una población blanca que necesita de acciones concretas destinadas a mejorar su situación. 3
Se trata, de que por ser negros o mestizos, hay personas en Cuba a las cuales les costaría más esfuerzo y más tiempo equilibrar las diferencias con el resto de la población. La prueba más fehaciente de ello la tuvimos durante la crisis económica de finales de los ochenta y principios de los noventa. Fueron negros y mestizos entonces los que más se afectaron por esa crisis, debido a que estaban más lejos de haber logrado un nivel de vida consolidado y estable.4 La crisis económica afectó incluso, a negros y mestizos dentro de la intelectualidad, que habían logrado hacerse de un aceptable nivel de vida.
Considero que la única forma de ir mejorando la situación antes apuntada, es tomarla en consideración, mediante la puesta en práctica de una política social, que partiendo de las desigualdades existentes, ayude de manera especial a negros y mestizos. No le llamemos a esa política Acción Afirmativa, tal vez, para evitar confusiones y comparaciones no válidas en el caso de Cuba, pero tendría que ser, sin duda, una política dirigida a equilibrar las disparidades que el color de la piel aun lleva implícito en nuestra sociedad.
Como dije en mi artículoAcción afirmativa: un asunto para el debate, no comparto, ni creo que la acción afirmativa, tal y como se ha conceptualizado y aplicado en los EE.UU. por muchos años, sea lo que se aviene a nuestras necesidades; pero hacen falta acciones específicas, que reconozcan que el color de la piel es una desventaja, una variable de diferenciación social, que debe ser tomada en consideración para equilibrar la situación de una parte importante de nuestra población negra y mestiza. Es ese el único modo de nivelar puntos de partida tan diferentes, de aquellos cuyos ancestros llegaron como esclavos, prisioneros en los barcos negreros, frente a los que vinieron, por propia voluntad, buscando una fortuna, que no pocas veces alcanzaron. Situación que se ha trasladado por generaciones y que junto a los retos del ejercicio de la discriminación por el color de la piel, hacen aun de negros y mestizos los grupos raciales con mayores desventajas económicas y sociales.
La pobreza también pudo ser masivamente blanca, pero la riqueza nunca fue negra. Y esa diferencia sigue aun estando presente en nuestra realidad social.
No volvamos a cometer el error de creer que solo atacando la pobreza el problema se va a resolver.
La Habana, Septiembre 15 del 2011.
Notas:
1 Este artículo debe ser leído en combinación con mi otro trabajo “Acción Afirmativa: una invitación al debate”, en el blog de Esteban Morales.
2 Para ver esa reconceptualización, consultar el artículo mencionado más arriba.
3 Siempre hemos criticado, que, lamentablemente, nuestras estadísticas no reflejan esta situación con suficiente claridad, impidiendo hacer análisis más objetivos sobre el particular. La tendencia a no reflejar estadísticamente las diferencias socioeconómicas tomando en consideración los grupos raciales, es algo que afecta seriamente su investigación científica, así como sesga nuestra comprensión de las necesarias especificidades que debe adoptar la política social.
4 La crisis económica de la segunda mitad de los años ochenta y principios de los noventa, sirvió como un “parteaguas” para esclarecer que el racismo y la discriminación racial no se habían resuelto, y mucho menos que su solución avanzaba a la velocidad que se había supuesto. Así como también aportó mucha información respecto al modo tan diferente en que la crisis afectó a los grupos raciales.

[1] Cada país tiene su historia y por tanto sus peculiaridades. No hay dos naciones iguales. Pero cada sociedad puede aprender siempre algo de las demás. Incluso, con independencia de su régimen social. Nosotros en Cuba tendemos casi siempre a mirar con prejuicio soluciones que vengan de afuera. Pero un país, que como el nuestro, trabaja para consolidar un modelo de desarrollo económico y social estable, no puede despreciar ninguna experiencia. Porque las soluciones pueden no ser iguales, pero los problemas pueden ser los mismos, por lo que siempre valorar experiencias resulta útil. La mejor sociedad no existe aun, por lo que estoy convencido de que la mejor sociedad saldrá de la capacidad de combinar y adaptar lo mejor que cada una de las que existen haya creado. (El Autor).

[2] William Clinton, durante su mandato, trató de evitar la eliminación de la Acción Afirmativa, promoviendo su impulso. Incluso lanzó la iniciativa llamada “Una sola América para el Siglo XXI”, la cual Bush hijo sepultó en el olvido.

[3] Incluso, ha emergido una corriente de extrema derecha que comienza a hablar de la pobreza, las desventajas y la discriminación de los blancos. Mientras resulta evidente estadísticamente, que la pobreza de los negros continúa creciendo.

[4] Es decir, surge en los Estados Unidos una clase media, incluso poderosa, aunque no equiparable a los blancos, pero que desde su cómoda posición, a muchos no les interesa que aun hoy más del 80% de los negros vivan por debajo de la línea de la pobreza. Aquí el llamado “Black Capitalism” desempeñó un papel importante. Finalmente, la elección de Barack Obama a la presidencia ha servido también para que muchos confirmen su tesis de que los negros pueden llegar a compartir con los blancos el poder en igualdad de condiciones en los Estados Unidos.

[5] No es seguro y está más bien comprobado lo contrario: que a las elites de poder en los Estados Unidos no les preocupa este problema. La propia acción afirmativa, si bien fue un resultado de la lucha de los negros, las elites la aceptaron también como una maniobra para tranquilizar a los negros y tener un “compás de espera” que les permitiera descabezar el Movimiento por los Derechos Civiles.

[6] En realidad, el racismo ha sido siempre más de blancos contra negros. Estos últimos discriminaron también, aunque más bien, como un mecanismo de defensa y sin tener el poder para ejercer la a discriminación con la misma intensidad.


J.V Rangel denunció escalada conspirativa de la derecha contra orden constitucional

Caracas, 18 Sep. AVN .- El periodista José Vicente Rangel denunció este domingo que en Venezuela la campaña desestabilizadora, repetida constantemente por la derecha y apoyada de manera descarada por el gobierno de Estados Unidos, deja ver claramente que hay sectores conspirando abiertamente contra el orden constitucional de la nación.

“Es impresionante la manera como se repite la campaña desestabilizadora de los años 2002, 2003, a casi 10 años de lo que entonces sucedió. El lenguaje, las acciones que a diario se realizan, el barraje mediático descalificador de las instituciones, los ataques a los mandos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, al Jefe de Estado y la descarada injerencia del Gobierno norteamericano en los asuntos internos del país tienen las mismas connotaciones. Hay una escalada subversiva en marcha, sin duda”, alertó Rangel.

En su programa José Vicente Hoy, transmitido por el canal Televen, comentó que al igual que en 2002, “cuando en aquella época la trama era denunciada y se alertaba sobre la conspiración que estaba en marcha, que lo que era evidente fue negado por los que estaban comprometidos en la conjura, la situación hoy se repite con iguales características”.

“Sería insensato que los desmentidos hipócritas que hacen algunos sectores comprometidos en el golpe o en la subversión, o en la desestabilización, sean admitidos como válidos. Precisamente la campaña busca confundir y debilitar la capacidad de respuesta del Estado y del Gobierno, así está planteada actualmente la situación”, remarcó el periodista.

Al respecto, manifestó que “hay personas en la oposición que están dando claras muestras de desesperación”, lo que se evidencia fundamentalmente en los factores de la ultraderecha interna y externa.

Aumento de la popularidad de Chávez incrementa conspiración

Rangel explicó que la actitud conspirativa de estos sectores obedece al crecimiento sostenido de la popularidad del presidente Chávez Hugo, quien tiene casi 60% de aceptación en la población venezolana.

“Lo que alimenta y determina esa actitud es la sensación que les invade de que sus cálculos sobre la caotización de Venezuela por la acumulación de problemas, y la posible caída del presidente Chávez a corto plazo o su derrota electoral el próximo año, prácticamente se ha derrumbado", expresó.

Añadió que,"por el contrario, todo indica que el Gobierno se fortalece y las encuestas, incluso aquellas que son manejadas por grupos empresariales hostiles al proceso bolivariano, confirman el crecimiento sostenido de la opinión favorable al Jefe del Estado”.

El periodista agregó que a la creciente popularidad del Mandatario venezolano se suma “la compleja situación del órgano de dirección de la oposición, la Mesa de la Unidad Democrática, debido a la carencia de liderazgo y de propuestas claras al país, y a las luchas que se libran en su seno”.

“Sin duda que este cuadro alienta a la aventura. Hay gente conspirando abiertamente, aun cuando lo nieguen, como suele ocurrir casi siempre en estos casos", indicó.

Puso como ejemplo que hay "dirigentes adelantando contactos para captar militares, reiterados mensajes desestabilizadores, campañas de descrédito de los poderes públicos, de instituciones como la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y en contra de los logros del proceso revolucionario como el poder popular y la participación ciudadana”.

Se repite el mismo guión

Rangel señaló que en la actualidad las aventuras conspirativas de la derecha venezolana se ajustan al mismo guión que ejecutaron en abril de 2012.

“El guión del mensaje subversivo y la praxis de la política de esos sectores se corresponde con el que se usó en otras oportunidades. Basta comparar lo que se difundió en los meses previos al 11 de abril y al sabotaje de la industria petrolera en el año 2002, así como la campaña mediática de carácter insurreccional que alentó el espectáculo grotesco de los oficiales reunidos en Plaza Altamira llamando a la rebelión de los cuarteles, a la guarimba y a los actos terroristas”, recordó.

Añadió que todos aquellos actos se efectuaron “de manera abierta, desvergonzada, acompañando una acción con un lenguaje enmascarado, ejecutando la conjura y al mismo tiempo disfrazándola, atentando contra la constitución y simultáneamente invocándola”.

Por tal razón, expresó que “este dualismo nefasto, fríamente calculado, desnaturalizador de la democracia es inaceptable, y lo verdaderamente inaceptable es que después de lo que sucedió en Venezuela, del costo humano y económico de aquella conspiración del 2002 que aún está viva en el recuerdo de la colectividad nacional, que pudo generar una cruenta guerra civil, haya dirigentes de oposición en abierta o disimulada actitud conspirativa, pretendiendo repetir esa experiencia y, sobre todo, creyendo que pueden engañar de nuevo a los venezolanos”.

Rangel consideró que “no debe haber engaño posible permitido” y, por ende, el Estado venezolano “está obligado a actuar con decisión en el marco de la Constitución para preservar la democracia, la libertad y las conquistas sociales logradas con tanto sacrificio. Es tiempo de estar alertas para cerrarle el paso a los aventureros de siempre”.


Masivo apoyo popular a reelección de Daniel Ortega como presidente de Nicaragua

Editado por Julio Pérez

Managua, 18 sep (PL-RHC) Bajo torrencial lluvia, cientos de miles de nicaragüenses acompañaron al presidente Daniel Ortega en la presentación de su programa de gobierno para los próximos cinco años, en el occidental municipio de Chichigalpa, Chinandega.

Habitantes del vecino departamento de León también acudieron a la cita, en un escenario incapaz de acoger a tanta gente, como mismo sucedió hace pocos días en Matagalpa durante el primer acto de campaña del sandinismo con vistas a los sufragios generales del venidero 6 de noviembre.

Una plaza abarrotada desafió el temporal: "Aquí nadie se corre", dijeron los asistentes a la concentración, donde celebraron los resultados del proyecto socialista, cristiano y solidario que impulsa la administración del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y sus proyecciones para el venidero lustro.

Ortega aseguró que las transformaciones sociales en esta nación son también por el bienestar de los otros pueblos de América Latina y el Caribe, cuando "estamos librando la batalla por la unidad, la integración y la soberanía, por erradicar la pobreza y el hambre".

Nominado por la alianza Unida, Nicaragua Triunfa, el líder del FSLN recordó que durante su actual mandato el occidente del país ha sido objeto de múltiples inversiones en carreteras y caminos, con fondos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), de la cuenta Reto del Milenio y del presupuesto del Estado.

Entre las metas para 2012-2016, el dirigente incluyó la entrega de más títulos de propiedad para familias pobres del campo y la ciudad, a fin de eliminar la zozobra de los desalojos y los campesinos tengan un pedazo de tierra donde producir sus alimentos.

En casi cinco años de gobierno, el FSLN convirtió en propietarios de sus lotes a 136 mil núcleos familiares, y en los próximos días recibirán similar beneficio 10 mil 313 habitantes de Chinandega y casi dos mil en el departamento de León.

Para los cinco años por delante, la meta nacional es proporcionar otros 150 mil títulos, precisó el dignatario.

En el Plan Techo, dijo, también habrá continuidad; no podemos sentirnos en paz mientras existan familias que tengan que aguantar estos aguaceros en casas de zinc agujereado o de plástico en mal estado.

Además, dio cuenta de nuevos planes para ampliar las redes de transmisión y distribución eléctrica y recuperar obras energéticas que dejaron destruir los gobiernos neoliberales.

Igualmente ratificó el propósito de multiplicar atenciones de salud, ejecución de hospitales, puestos médicos, centros educativos, así como las becas para educandos de bajos ingresos.

Unido a ello, refirió nuevos proyectos turísticos, sustentados en la belleza natural, las tradiciones históricas, cultura y obras de valor patrimonial en Nicaragua.


Buena acogida vuelos directos de Avianca Taca a Cuba

Editado por Adriany Hernández

La Habana (RHC-PL) Tras un mes en funcionamiento, la iniciativa de AviancaTaca de enlazar con vuelos directos La Habana y El Salvador, y aumentar las frecuencias de viajes rumbo a las capitales peruana y costarricense cosecha buenos frutos, aseguró Vivian Soublette González, quien labora en la oficina de la compañía aérea en Cuba, ubicada en el hotel Habana Libre Tryp.

Apuntó que la ruta La Habana-El Salvador fue muy solicitada en este período, esencialmente por los estudiantes que van de vacaciones a su país. Para septiembre, dijo, tenemos llenos los vuelos de entrada a Cuba.

El pasado 5 de agosto una aeronave de AviancaTaca partió desde el aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, rumbo a El Salvador. La compañía latinoamericana inició así esta nueva ruta con tres frecuencias semanales.

El gerente de venta de AviancaTaca en la Isla, Lisandro Otero, informó que los vuelos saldrán de La Habana hacia la capital salvadoreña los lunes, miércoles y viernes a las 18:00 horas.

En sentido inverso, dijo, lo harán los martes, jueves y sábados a las 9:00 horas.

La aerolínea es la única que enlaza directamente a El Salvador con la capital cubana.

Otero explicó, además, que en sentido general a partir de esa fecha la compañía aérea amplió de nueve a 12 los vuelos directos semanales a Cuba desde centros de conexión situados también en Perú y Costa Rica.

El enlace entre Lima y el aeropuerto habanero, dijo, incrementó desde tres hasta seis las frecuencias en la semana. Saldrá de la ciudad peruana a la 10:30 y desde la Isla lo hará a las 16:20 horas.

El itinerario Habana - San José será, en esa dirección, los martes, jueves y domingos en el horario de las 17:45. Desde Costa Rica hacia la Mayor de las Antillas partirán vuelos los lunes, miércoles y viernes a las 10:35.

El funcionario subrayó que estas transformaciones beneficiarán a los viajeros, al ampliar las opciones y la conectividad con múltiples destinos, incluso ubicados en otros continentes.

AviancaTaca Holding S.A. es resultado de la fusión de la aerolínea colombiana Avianca y la centroamericana Taca, con sede en Bogotá, Colombia.

Posee una flota de más de 140 aeronaves de corto, mediano y largo alcance que llegan a un centenar de puntos ubicados en América y Europa, los cuales se conectan con alrededor de 750 sitios en todo el planeta.


Sara González envía mensaje a sus seguidores: “Gracias por tanto cariño”

Publicado en Cubadebate el 18 Septiembre 2011

Mensaje de Sara González a nuestra redacción:

A los amantes, amigos, socitos, conocidos y por conocer, a todos los que preguntan, porque ya van siendo bastantes, y aunque la salud es algo privado, parece que por su interés y buenos deseos, la mía no lo es; así que les cuento:

Estoy hospitalizada desde el día que ya olvidé porque quiero, fui operada del colon y ahora me corresponde la parte de recuperación con la ayuda de los maravillosos seres que habitan y me cuidan en el CIMEQ.

Les prometo, disciplina, humildad, tolerancia y todo aquello indispensable para recuperar las fuerzas, las cuales obtengo sobre todo de ustedes, las sacaré de ustedes y las recuperaré para entregárselas en canciones y en acciones por la Cultura de nuestro país que tanto se merece.

Sus buenos pensamientos los pondré en mí para mejorar y poder incorporarme con calidad de vida que ya he aprendido a valorar e intentaré cultivar.

Muchas gracias por tanto cariño.

Les amo.

Vuestra gorda,

Sara.

Autorizo a los medios de prensa y de divulgación para que hagan uso de esta nota escrita en La Habana, en el Hospital CIMEQ, el sábado 17 de setiembre de 2011. Gracias.


Anticastrista ALPHA 66 abrió sede legal en Madrid: ¿Qué pasaría si ETA o FARC hiciesen lo mismo en Cuba o Venezuela?

La organización ALPHA 66 tras 50 años de existencia protagonizando todo tipo de acciones armadas y actos terroristas contra Cuba ha abierto una oficina legal en Madrid violando todo marco del Derecho Internacional.

Aníbal Garzón
Tomado de Kaos en la Red | 17-9-2011

¿Qué pasaría si ETA, una organización considerada como terrorista según la legislación española, inaugurara una sede en La Habana o Caracas? Escándalo mundial, seguramente. Pero cuando una organización es etiquetada de terrorista por el gobierno de Cuba y está inaugurando una sede legalmente en la capital de Madrid se forma una ocultación política y un silencio de los medios de comunicación internacionales.

El 18 de Mayo[1] nació en Madrid una nueva sede de la organización terrorista anticastrista ALPHA 66, donde mantiene su oficina central en Miami. ALPHA 66 tiene 50 años de historia y fue conformada por cubanos contrarios a la Revolución Cubana justo después de su derrota en el intento de invasión en la Batalla de Playa Girón dado que el ejército liderado por Fidel Castro los neutralizó. Después de esta improductiva estrategia bélica de ocupación planificada por los Estados Unidos, se hizo un cambio táctico y la Central de Inteligencia Americana (CIA) fundó grupos terroristas como herramientas para desestabilizar con ataques espontáneos al gobierno socialista cubano.

Según un informe público del estado cubano[2], desde la década de los 60 ALPHA 66 ha realizado diferentes acciones criminales como asesinatos de pescadores, ataques contra embarcaciones e instalaciones económicas costeras, e incluso contra un albergue de estudiantes en la ciudad de Tarará en 1963. Más recientemente, en los años 90 organizaron varios intentos para asesinar a Fidel Castro, otros ataques contra pescadores para generar pánico en este sector productivo y sobre todo atentados contra servicios turísticos, principal fuente de ingresos de la isla, como al Hotel Guitart Cayo Coco, o amenazas a las embajadas cubanas en México, Ecuador, Brasil o Canadá. Además, muchos de sus cabecillas como Andrés Nazario, han sido vinculados al negocio del narcotráfico. Desde la muerte del ex-líder Nazario Sargen, la organización ALPHA 66 es dirigida por Ernesto Díaz Rodríguez de 66 años.

La protección del gobierno de los Estados Unidos a grupos terroristas anticastristas como ALPHA 66, los Comandos F-4 o La Fundación Nacional Cubana Americana, se hizo todavía más manifiesta al detener a 5 cubanos antiterroristas (René, Ramón, Antonio, Gerardo y Fernando)[3] el 12 de septiembre de 1998, acusándolos de espías contra el gobierno y de cometer delitos de injerencia. Mientras el objetivo de los cinco cubanos era extraer información sobre los planes terroristas de estos grupos, quienes se movían con plena libertad en los Estados Unidos, para transmitir información al gobierno cubano y así evitar nuevos ataques a la isla. El vínculo entre gobierno y organizaciones terroristas anticastristas se hizo más visible el 20 de mayo de 2003[4] cuando el presidente norteamericano George W. Bush, invitó al líder de ALPHA 66, Díaz Rodríguez, a una reunión en la Casa Blanca, donde también participó otro miembro, Eusebio de Jesús Peñalver Mazorra, que fue arrestado en California el 12 de diciembre de 1995 pero no encarcelado a pesar de disponer de arsenal militar ilegal para hacer un ataque terrorista contra Cuba. Si Eusebio hubiese sido comunista o islamista hubiese dejado de caminar libremente por las calles, y hoy estaría entre barrotes.

Además, el 2 de junio de 2005, el Presidente Bush dirigió una carta pública de agradecimiento confirmando su compromiso político con ALPHA 66 y resaltando que apreciaba conocer las ideas y estrategias del grupo paramilitar. Ejemplos como la detención en los Estados Unidos del terrorista que hizo servicios para el ALPHA 66, Luis Posada Carriles, pero que simplemente fue juzgado como inmigrante irregular y no por acciones armadas ilegales; como los varios intentos de asesinar a Fidel Castro, su intervención con los paramilitares de Nicaragua contra los sandinistas, el atentado contra el vuelo 455 de Cubana Aviación que hacía el trayecto Barbados-Jamaica-Cuba donde murieron mas de 80 personas, o el asesinato del turista italiano Fabio Di Celmo en la explosión de la bomba que instaló un mandado en el Hotel Copacabana de La Habana, refleja, una vez mas, el vínculo del gobierno de los Estados Unidos y todas sus estructuras políticas con las organizaciones terroristas anticastristas.

La historia se repite en el estado español. Los vínculos del gobierno del Partido Popular (1996-2004) con organizaciones anticastristas como la Fundación Nacional Cubano Americana fundada por Jorge Mas Canosa, totalmente anexionada a las acciones de ALPHA 66, ha sido constante. El PP lideró la política de Posición Común de la Unión Europea para ejercer un bloqueo continental en la isla inspirado en el que trae Estados Unidos desde los años 60. A pesar de perder el PP las elecciones de 2004, al continuar controlando regiones como la Comunidad Autónoma de Madrid con la ultraconservadora Esperanza Aguirre desde las instituciones de la capital española se continuó financiando a la FNCA e indirectamente a ALPHA 66 en acciones por una “Cuba Libre” por medios de la cooperación internacional.

No existe la objetividad del derecho nacional e internacional para etiquetar quién es el terrorista, sino que el terrorismo se nombra y se escoge a la carta según los intereses subjetivos de los imperios. En Libia los actores armados han sido definidos por los gobiernos occidentales y por la prensa como rebeldes y no como terroristas como si son etiquetados los palestinos de base que luchan contra la invasión de Israel. En Colombia la guerrilla de las FARC-EP son narcoterroristas mientras el Presidente Uribe, vinculado a los paramilitares y narcotraficantes, recibió la medalla de la Libertad por parte de Bush en la Casa Blanca[5]. Las diferencias continúan a nivel estatal, cuando Irán se identificada como dictadura islámica pero el socio de Arabia Saudí que hace duras represiones religiosas es denominado como monarquía tradicional. Y lo mismo se puede decir, en esta comparación de valores subjetivos políticos según Estados Unidos y la Unión Europea, que en Cuba existe represión política pero las represiones actuales en el Estado Español, Chile o Inglaterra contra los “antisociales” del 15-M, estudiantes, o inmigrantes, son para mantener el orden social. Y añadiendo, el gobierno español de Zapatero es demócrata, a pesar de reformar el Artículo 135 de la Constitución junto con el PP sin convocar ningún referéndum popular, pero el de Hugo Chávez es una dictadura militar venezolana a pesar de que ha convocado a más de 3 referéndums constitucionales y un revocatorio en 10 años, aceptando Chávez la derrota del que se celebró en diciembre de 2007.

En definitiva, la organización terrorista ALPHA 66 contra la Cuba Socialista recibe apoyo legal, económico e institucional tanto en Miami como en Madrid siendo etiquetada como organización de los Derechos Humanos, mientras hace uso de atentados. Las acciones en si no son la base que hace nombrar quién es terrorista, la causa es el tipo de sujeto qué hace estas acciones y contra qué objeto las hace.


[1] http://www.kaosenlared.net/noticia/organizacion-terrorista-alpha-66-inaugura-sede-madrid

[2] http://www.ahora.cu/secciones/agregados/terroristas-made-in-usa/268-organizaciones-terroristas.html

[3] http://es.wikipedia.org/wiki/Los_cinco_cubanos_presos_en_los_Estados_Unidos

[4] http://www.diariouniversal.net/2011/03/22/roger-noriega-socio-de-posada-y-alpha-66-se-inventa-una-%E2%80%9Cred-de-terror%E2%80%9D-de-venezuela/

[5] http://www.elespectador.com/alvaro-uribe/articulo104500-bush-condecoro-uribe-medalla-presidencial-de-libertad