sábado, 17 de septiembre de 2011

La absurda y cruel decisión de la Jueza Lenard contra René

Publicado en Cubadebate el 17 Septiembre 2011

Por José Pertierra*

Una jueza federal en Miami dictaminó el viernes un fallo absurdo y cruel sobre uno de los Cinco cubanos, quien termina su sentencia carcelaria este 7 de octubre. La Jueza Joan Lenard declaró que René González, quien ya ha cumplido trece años en prisión por no haberse inscrito como agente del gobierno cubano, estará obligado a vivir los próximos tres años en Miami en lo que llaman “libertad supervisada”.

El Sr. González había solicitado permiso para regresar a Cuba para estar nuevamente con su esposa, Olga, y sus hijas, Ivette e Irma. Hace varios años, el Departamento de Estado decretó que jamás le otorgaría una visa a Olga. La ha permitido visitar a René solamente una vez durante los últimos trece años: un castigo cruel e inusual para cualquier preso.

Aunque es estadounidense de nacimiento, René González se crió en Cuba y tiene doble nacionalidad. A petición del gobierno cubano, regresó a los Estados Unidos para monitorear a los grupos extremistas de Miami, quienes desde sus guaridas en el sur de la Florida llevan a cabo ataques terroristas contra la población civil cubana. Pero como no le informó al Departamento de Justicia de sus actividades en los Estados Unidos, violó la ley. En cambio, el FBI nunca arrestó a los terroristas que René monitoreaba, y ellos siguen sueltos, protegidos y gozando de la vida en Miami.

¿Qué posible interés tiene el gobierno estadounidense de seguir castigando a una persona, cuyo único delito es luchar contra el terrorismo? ¿Por qué forzarle a quedarse en Miami, un semillero de terrorismo anti-cubano, por los próximos tres años? ¿No importa que los terroristas —desde sus bases en los Estados Unidos– hayan asesinado a 3,478 cubanos e incapacitado a 2,099 más durante las últimas cinco décadas? Además, ¿cómo quiere la jueza que el Señor González cumpla con los términos de su “libertad supervisada” en Miami?

Las condiciones que la corte le ha impuesto a René González incluyen prohibirle que “se asocie con individuos o grupos terroristas, o con miembros de organizaciones que promueven la violencia”. También le prohíbe “acercarse a o visitar lugares específicos donde se sabe que están o frecuentan individuos o grupos terroristas”. ¿Eso no significa que, para cumplir con la sentencia judicial, Miami es precisamente donde no debería vivir, ya que es el santuario de los terroristas en los Estados Unidos?

Los terroristas que René estaba encargado de monitorear siguen viviendo en Miami. Abiertamente apoyan el uso de la violencia contra Cuba. Este abril, Luis Posada Carriles, el autor intelectual de la voladura de un avión de pasajeros que mató a las 73 personas a bordo y de una campaña de terror contra La Habana que incluía poner bombas en los más famosos hoteles y restaurantes cubanos, afirmó su compromiso con la lucha armada contra el gobierno cubano. Posada Carriles y sus seguidores viven en Miami.

¿Por qué poner en peligro la vida de René y obligarlo a vivir por los próximos tres años lado a lado con los mismos terroristas que monitoreaba en Miami, cuando era agente del gobierno cubano?

Terroristas cubanoamericanos son los que asesinaron en los Estados Unidos a Orlando Letelier (el ex-Canciller de Chile), Ronnie Karpen Moffitt (una ciudadana estadounidense), Eulalio Negrín y Carlos Múñiz Varela (cubanoamericanos que apoyaban un diálogo pacífico con el gobierno cubano), y también a Felix García Rodríguez (un diplomático cubano en la ONU).

En una encuesta hecha en víspera del juicio contra los Cinco cubanos, la sicóloga Dra. Kendra Brennan concluyó que los cubanoamericanos de Miami mantienen “una actitud guerrerista contra Cuba.” Además, un estudio sobre la comunidad cubanoamericana de Miami, publicado por Americas Watch, dijo que “las fuerzas dominantes e intransigentes de la comunidad de los exiliados cubanos en Miami” tratan de silenciar las opiniones discrepantes sobre Cuba con la violencia. Por ejemplo, han bombardeado emisoras de radio y oficinas de revistas. Han amenazado a muerte a los que abogan por cambios en la política hacia Cuba. “Han puesto más de una decena de bombas, enfocándose en los que favorecen una apertura más moderada hacia el gobierno de Castro”, concluyó el informe.

Es irresponsable y arriesgado que Estados Unidos fuerce a René González a quedarse en ese ambiente de violencia y terrorismo por los próximos tres años. Su vida corre peligro.

La Jueza Lenard explicó que no puede adecuadamente evaluar “las circunstancias del delito, o la historia y las características del condenado”.

¿En serio, señora jueza? Pero si las “circunstancias del delito” son que René González no vino a los Estados Unidos para cometer espionaje contra el gobierno de lo Estados Unidos o para cometer crímenes. Su tarea fue simplemente monitorear a los terroristas, quienes operaban con total impunidad en los Estados Unidos y cuyos blancos eran civiles inocentes en Cuba. La idea fue simplemente compilar evidencia que Cuba posteriormente le entregó al FBI para que Washington procesara a los terroristas.

Los terroristas cubanoamericanos, por ejemplo, orquestaron un plan para poner una serie de bombas en los más famosos hoteles y restaurantes de La Habana, incluyendo el emblemático Hotel Nacional y el legendario restaurante que prefería Hemingway: La Bodeguita del Medio. El propósito de la campaña terrorista era destruir a la industria turística en Cuba, y de esa manera golpear a la economía del país que ya estaba debilitada después del derrumbe del bloque socialista de la URRS y Europa Oriental.

Especialmente después del 11-9, los Estados Unidos han sostenido que tienen como prioridad castigar a los terroristas y premiar a los que combaten el terrorismo. Si es así, entonces debiesen permitir que René González regrese a su familia en Cuba, en vez de obligarlo a que se quede en Miami rodeado de los terroristas que le quieren pasar la cuenta.

La Jueza Lenard también alega en su decisión que, si permite que René regrese a Cuba el 7 de octubre, no podrá evaluar si el “pueblo estadounidense estaría protegido de futuros crímenes que pueda cometer el condenado”. Pero el único crimen que cometió René fue no haberse inscrito como agente extranjero. ¿Cómo pudiera él ser un peligro para el pueblo estadounidense si regresa a su país? ¿Cuánto tiempo necesita la Jueza Lenard para evaluar adecuadamente algo tan claro como el agua de un manantial?

La jueza también alega que necesita más tiempo para que Estados Unidos le pueda dar a René “entrenamiento, educación y servicios médicos de la manera más efectiva”. ¡¿Qué?!René ya ha dicho que no tiene intención alguna de quedarse a vivir en los Estados Unidos. Su abogado expresó claramente que René ha ofrecido renunciar a su ciudadanía estadounidense con tal de poder regresar a su casa en Cuba. No necesita de la educación o el entrenamiento de los Estados Unidos, cuyo propósito sería ayudarlo a reintegrarse a la sociedad estadounidense. El simplemente quiere regrarsar a Cuba para reunirse nuevamente con su familia, y no recibir instrucciones sobre cómo vivir en este país y pasarse tres años alejado del nido familiar. Finalmente, en Cuba tendrá a su disposición la mejor atención médica, sin costo alguno para los Estados Unidos o para él mismo.

Sin sorpresa alguna, la fiscal encargada del caso, Caroline Heck-Miller, se opuso a la solicitud de René de poder regresar a Cuba al cumplir con su condena carcelaria. Esta es la misma fiscal que decidió no procesar a Luis Posada Carriles por terrorismo, a pesar de que la abogada del Departamento de Seguridad se lo pidió.

La única salvación que tiene la inexplicable y rara decisión de la Jueza Lenard es que le deja la puerta abierta a René para que vuelva a hacer el pedido de regresar a Cuba, “si las circunstancias ameritan una modificación de su sentencia”.

¿Cuáles circunstancias son las que espera la jueza? ¿Qué algún terrorista en Miami le dispare un tiro a René?

*José Pertierra es abogado en Washington DC. Representa al gobierno de Venezuela en el caso de extradición de Luis Posada Carriles.

LO QUE SE LE VIENE ENCIMA AL MUNDO

Por Manuel E. Yepe
Según Mark Weisbrot, co-director del Center for Economic and Policy Research (Centro para Investigaciones de Económicas y de Política), de Washington D.C., la reciente crisis de la deuda del gobierno de Estados Unidos no fue real, fue fabricada por los representantes republicanos en la Cámara como recurso técnico para lograr recortes impopulares que no podrían ganar en las urnas.
“Nunca hubo posibilidad alguna de que EE.UU. realmente incumpliera los pagos de su deuda. La estrategia funcionó: lograron un acuerdo que compromete a grandes recortes del gasto público, ningún aumento en los impuestos para los ricos o los súper ricos que han incrementado considerablemente su porción del ingreso nacional durante las últimas tres décadas.
“La derecha ganó porque el presidente Obama decidió colaborar con ellos, tratando de aprovechar la ‘crisis’ fabricada para implementar otros recortes que ofendieron y dolieron a la gente que votó por él.
Por supuesto, él también quería aumentar los impuestos a los ricos pero, por haber aceptado la legitimidad de la extorsión de los republicanos, él también perdió”.
En un artículo publicado el 2 de agosto, Weisbrot pronosticaba que, si el presidente Obama perdiera ambas Cámaras del Congreso y/o la presidencia en las próximas elecciones, ello sería el resultado de la debilidad de la economía y del alto desempleo, pero también porque dejó que sus oponentes, no sólo sabotearan la economía sino que redefinieran el debate económico para que en el futuro se culpe al presidente y su partido por esa debacle.
Por su parte, el economista y escritor marxista estadounidense Zoltan Zigedy, apunta que la elección de Barack Obama marcó el regreso a una política anterior basada en la promesa liberal de establecer una coalición de los desposeídos y los que menos tienen en la sociedad para contrarrestar el pillaje de los poderosos y los muy ricos. Pero casi tres años después de la elección, las promesas de Obama y las esperanzas de los liberales han desaparecido, dejando apenas conmoción y la decepción.
Para los liberales que militan en el partido demócrata la culpa de la debacle de Obama es de la ultraderecha que, con una base seducida por un estridente fervor ideológico, oportunista e hipócrita, viola las reglas de juego limpio en un momento de profunda crisis económica y política.
Más, lo cierto es –según Zigedy- que Barack Obama, príncipe del civismo y la concesión, no garantiza a los liberales posibilidad alguna de éxito frente a esa ultraderecha en un mundo inundado de compromiso y concesiones.
En política exterior, el liberalismo nunca ha abandonado las metas imperiales, solo que las enmascara con nociones vagas y difusas de libertad para imponer sus valores y conceptos de una manera más suave, menos beligerante, en los países que les están subordinados y en los potencialmente opuestos, considera Zoltan Zigedy.
Por su parte, el economista Nouriel Roubini, célebre por sus pronósticos acerca de la crisis inmobiliaria y la recesión de 2008, dijo en una entrevista con la cadena Bloomberg publicada en varios diarios de Francia a partir de este 7 de septiembre que en 2013 sobrevendrá un cataclismo financiero mundial y que de aquí a cinco años habrá una debacle en la zona euro. Explicó que ello será consecuencia devastadora a mediano plazo de la ralentización del crecimiento de la economía internacional.
Roubini opinó el 12 de agosto en otra entrevista que le hizo el Wall Street Journal que “Carlos Marx tenía razón al decir que, en un momento dado, el capitalismo puede autodestruirse”.
“Los economistas del sistema creíamos que los mercados en esos momentos (de crisis) actuaban contra la autodestrucción, pero no lo están haciendo”, consideró.
En su opinión hay más de un 50% de posibilidades de que el mundo caiga en una nueva recesión global y dijo que dentro de dos o tres meses se podrá saber si la economía va en esa dirección. “Estamos a velocidad mínima y no sabemos si habremos de salir o nos hundiremos más”, confesó.
Abogó por políticas monetarias por parte de los bancos centrales para evitar una nueva crisis, pero apuntó que ellas, por si solas, no bastan cuando ni los negocios ni los gobiernos cooperan.
Los países desarrollados están implementando programas de austeridad para tratar de componer sus economías afectadas por deudas cuando, por el contrario, debían estar aplicando estímulos monetarios. “Al reducir los costos laborales e inmovilizar sus capitales, los negocios estadounidenses han creado una parálisis”, aseguró Roubini.
Analícense las predicciones de estos tres conocidos expertos estadounidenses y sáquense conclusiones acerca de lo que se le viene encima al mundo.
La Habana, 17 de Septiembre de 2011.

Rechaza Jueza Lenard moción de René sobre regreso a Cuba

Publicado en Cubadebate el 17 Septiembre 2011

René González y sus hijas Ivette e Irma, durante una visita que ellas hicieran a la prisión.

El 16 de septiembre de 2011 la Jueza Joan A. Lenard, del Distrito Sur de la Florida, rechazó la Moción para Modificar las Condiciones de la Libertad Supervisada presentada por René González el 16 de febrero de 2011, afirma hoy el sitio digital Antiterroristas.cu

El 7 de marzo el Gobierno había presentado su respuesta oponiéndose a esta moción, a la cual la defensa respondió el 25 de marzo de 2011.

En la respuesta de la defensa, René solicitó modificar las condiciones de su libertad supervisada de forma tal que se le permitiera viajar a y residir en Cuba, en lugar de cumplir los tres años de libertad supervisada en Estados Unidos después de salir de prisión el próximo 7 de octubre.

La Jueza consideró que la moción de René es prematura porque el período de libertad supervisada no comienza hasta tanto el individuo salga de prisión y se necesita que pase cierto tiempo antes que la Corte sea capaz de evaluar de forma apropiada las características del acusado.

René fue sentenciado a 15 años de prisión más tres años de libertad supervisada que incluye condiciones especiales que le prohíben “acercarse a o visitar lugares específicos donde se sabe que están o frecuentan individuos o grupos terroristas,” lo cual es reiterado en la decisión de la Jueza.

¿Qué sucederá entonces a partir del 7 de octubre? ¿Irán los agentes del FBI a capturar a los terroristas en los lugares donde ellos “saben que están o frecuentan”? ¿O se dedicarán a vigilar a René para asegurarse que él no moleste a los terroristas?

Para leer la nota en inglés, pinche aquí

Arriba Cuba a los 2 millones de turistas

Este número de visitantes se obtiene por octavo año consecutivo. Ahora ocurrió con 32 días de antelación con respecto al 2010

Turistas se toman fotos junto a estatua en bronce de Benny Moré en el Paseo del Prado, en Cienfuegos. Autor: Modesto Gutiérrez

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
16 de Septiembre del 2011 23:34:59 CDT
El país recibe este 17 de septiembre al turista 2 millones del año 2011. Por octavo año consecutivo desde 2004 se sobrepasa ese número de visitantes, que esta vez se alcanzó con 32 días de antelación respecto al 2010.
Aunque es ya una costumbre para el archipiélago alcanzar esa cifra, no por ello se deja de celebrar, pues la persistencia del acontecimiento evidencia el posicionamiento de Cuba como destino para los vacacionistas, algo que sustenta además el alto índice de repitencia, afirma un comunicado del Ministerio del Turismo.
El acontecimiento, afirma la notificación de esa instancia, alienta a brindar un turismo más competitivo y eficiente, y permite, a su vez, reconocer la colaboración que en ese empeño brindan amigos de todo el mundo: clientes, socios de la operación turística, turoperadores, agencias de viajes, líneas aéreas y cadenas hoteleras asociadas, trabajadores del turismo, funcionarios, prensa y comunicadores, entre otros, que han hecho posible lo logrado hasta hoy.
Durante 2011 se obtuvieron importantes crecimientos de arribos de turistas canadienses, rusos y sudamericanos. También se experimentaron avances con respecto al turismo nacional, una de las principales líneas de trabajo.
La comunicación indica que Canadá se consolida como principal mercado emisor hacia Cuba, y Reino Unido, como el más importante de Europa, seguidos de Italia, España, Francia, Alemania, México, Argentina y Rusia, entre otros.
Arribar nuevamente a esta cifra de visitantes, próximos al inicio de la temporada invernal 2011-2012, manifiestan las autoridades turísticas del país, ratifica el compromiso con un turismo de paz, salud, seguridad y confianza para quienes nos eligen.

TRAMPAS CONTRA PALESTINA

Jorge Gómez Barata

Como quien amenaza con el “coco”, el presidente Barack Obama anuncia que, en caso de debatirse en el Consejo de Seguridad el ingreso del Estado palestino cuya existencia fue aprobada por la Resolución 181 de la Asamblea General de la ONU en 1947, hará uso del veto. De ese modo confrontará una decisión auspiciada por Harry Truman, creando un precedente poco visto en Estados Unidos donde no se acostumbra que unos mandatarios enmienden las acciones de otros.

En realidad no existen antecedentes de que el Consejo de Seguridad de la ONU haya vetado el ingreso de algún Estado a la organización; sin embarco se recuerda que, desde 1945 hasta 1971, año tras año, Estados Unidos utilizó la “mayoría mecánica” de que disponía en la Asamblea General para impedir el ingreso de la República Popular China, cosa finalmente fue resuelta por la Resolución 2 758 de la Asamblea General de aquel año.

El antecedente de la ONU fue la Sociedad de Naciones, diseñada por el presidente norteamericano Woodrow Wilson y que fracasó al no poder evitar la Segunda Guerra Mundial, entre otras cosas por carecer de autoridad y medios materiales para dar carácter vinculante a sus resoluciones.

Al negociar el texto fundacional de la ONU, cuyo borrador fue la Carta del Atlántico adoptada por Roosevelt y Churchill en agosto de 1941 y a la cual poco después se sumó Stalin, se tuvo en cuenta aquella limitación, lo cual dio lugar a la inclusión del Capítulo VII de la Carta de la ONU que autoriza el uso de la fuerza.

Al conocerse el borrador de la Carta, los gobiernos latinoamericanos, invitados por México se reunieron en la Conferencia de Chapultepec (febrero de 1945) para adoptar un punto de vista común acerca del texto. En la cita se patentizó la preocupación de algunos líderes porque la fundación de las Naciones Unidas endosara el liderazgo ejercido por las potencias aliadas en la II Guerra Mundial, presunción que se hizo certeza con la propuesta de otorgar a aquellos países la prerrogativa del veto. Colombia, representada por Alberto Lleras Camargo, entonces embajador en Washington, lideró aquella corriente que entre otros, secundaron México y Cuba.

En Dumbarton Oaks (agosto-octubre de 1945) se trabajó en la redacción de la Carta de la ONU adoptada luego en la Conferencia de San Francisco (abril-junio de 1945) donde, a pesar de la oposición de varios países latinoamericanos se aceptó la llamada “clausula de unanimidad” que dio lugar al derecho al veto reservada para los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

Por tratarse de una medida que entrañaba enormes peligros para la región, los países latinoamericanos asumieron con reservas el derecho al uso de la fuerza por las Naciones Unidas. Consultados al respecto, Roosevelt, Churchill y Stalin determinaron que la “clausula de unanimidad”, es decir el veto no era negociable. De ese modo las grandes potencias monopolizaron la decisión sobre el uso de la fuerza y se curaron en salud al impedir que pudiera ser utilizada contra alguno de ellos.

Realmente, el espíritu que llevó a la introducción del veto (palabra no mencionada en la Carta), parece haberse referido exclusivamente a la cuestión del uso de la fuerza o a situaciones en que existiera un peligro inminente para la paz y la seguridad internacional, cosa que las grandes potencias ha corrompido; abusando de tan exótica prerrogativa.

Durante la Guerra Fría el veto fue usado en unas 250 oportunidades: Unión Soviética 120, Estados Unidos unas 80, Reino Unido 32 y Francia en veinte ocasiones. La mitad de los vetos ejercidos por Estados Unidos han sido para evitar condenas a Israel.

Ayer se conoció la excusa del Secretario General que alegó que por ser su función “meramente técnica:” “Cuando llegue a sus manos la solicitud de Ingreso del estado Palestino la trasladará al Consejo de Seguridad”, donde según se ha anunciado Estados Unidos ejercerá el derecho al veto que en 1945 obtuvo prácticamente por la fuerza.

Tal vez, en términos estrictamente procesales, el veto no sea aplicable al caso y el procedimiento ideado por el inefable Ban Ki-moon no sea el correcto. La Autoridad Nacional Palestina que también tiene en contra el voto de Hamas, está como ante un problema de ajedrez: “Juegan las blancas y matan en dos”: los palestinos son las blancas. Allá nos vemos.

La Habana, 17 de septiembre de 2011