viernes, 16 de septiembre de 2011

Evo visitará a Cuba el próximo domingo

Publicado el 16 Septiembre 2011

Evo Morales. Foto de archivo

El presidente de Bolivia, Evo Morales, llegará a Cuba el próximo domingo 18 de septiembre para realizar una visita de dos días, anunciaron hoy fuentes en la isla.

La llegada de Morales a La Habana está prevista para las 07:00 hora local (12:00 GMT), según el programa distribuido a la prensa extranjera por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El lunes 19, Morales recibirá el título “Honoris Causa” otorgado por la Universidad de La Habana y dictará una conferencia en el Aula Magna de ese centro docente.

La despedida del mandatario boliviano en el aeropuerto habanero internacional “José Martí” está prevista para las 19:00 hora local (24:00 GMT) del mismo día.

Evo Morales no ha visita Cuba desde junio de 2009, fecha en que se reunió con el presidente de la isla, Raúl Castro, y con el líder de la Revolución Fidel Castro.

(Con información de EFE)


Estudiantes chilenos ratifican llamado a movilización en rechazo a nueva propuesta del gobierno

Editado por Julio Pérez

Santiago de Chile, 16 sep (PL-RHC) Tras una extensa asamblea, la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) confirmó la convocatoria a una nueva jornada de paro nacional el próximo jueves en rechazo a la posición del gobierno frente al conflicto educacional.

En representación de Confech, el vicepresidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Francisco Figueroa, dijo en rueda de prensa casi entrada la última madrugada que el gobierno le dio un portazo al diálogo al no aceptar tres de las cuatro garantías demandadas por el Movimiento Social por la Educación Pública.

Concordó con Figueroa el presidente de la sureña Universidad de Los Lagos, Patricio Contreras, para quien La Moneda no tiene voluntad de solucionar el conflicto y sólo está apostando al desgaste de las movilizaciones.

La voluntad de diálogo del gobierno sólo existe en palabras, pero no hay hechos concretos, señaló.

Estamos casi igual que antes, consideró asimismo la también vocera de Confech Laura Palma, quien pronosticó un escenario muy complejo en las próximas semanas.

La víspera el ministro de Educación, Felipe Bulnes, expresó el desacuerdo del gobierno con el pedido de Confech y del gremio magisterial en relación con la necesidad de congelar la agenda legislativa sobre el tema educacional, al considerarla improcedente al desarrollo paralelo de una mesa de diálogo.

No podemos dejar de cumplir nuestra función como gobierno en relación con el envío de iniciativas legales , alegó Bulnes.

La Moneda se opuso también a la recalendarización del curso escolar solicitada por Confech.

En torno al medular punto del lucro, el Ejecutivo volvió sobre la idea de poder controlarlo a través de una Superintendencia de Educación Superior y sólo aceptó la propuesta de transparentar el diálogo, aunque mediante actas públicas y no a través de la televisión como sugerían los estudiantes.


Concluye acuerdo parcial entre El Salvador y Cuba

El Salvador y Cuba Concluyen Negociaciones de Acuerdo de Alcance Parcial (AAP). Desde la izquierda, Carlos Alberto Moreno, Director de Política Comercial del Ministerio de Economía de El Salvador; Hector Dada Hirezi, Ministro de Economía, y Pedro Pablo Prada, embajador de la República de Cuba.



Leonor Cárdenas
Redacción Diario Co Latino


Autoridades de Cuba y El Salvador dieron por concluidas las negociaciones del Acuerdo de Alcance Parcial (AAP), con el cual pretenden propiciar un mayor desarrollo de las relaciones comerciales bilaterales y contribuir a la complementariedad de las economías, permitiendo avanzar hacia una etapa superior en el proceso de integración entre ambos países.

Héctor Dada Hirezi, Ministro de Economía de El Salvador (MINEC), aseguró que el acuerdo es producto de la decisión del gobierno salvadoreño, de diversificar los mercados de destino de las exportaciones salvadoreñas.

“Este acuerdo tiene como objetivo más concreto en el caso de Cuba incrementar el flujo comercial ya existente entre ambos países”, manifestó Hirezi, quien al mismo tiempo aclaró que el acuerdo no pretende negociar un proceso de libre comercio, sino un alcance parcial en el que únicamente una parte limitada del universo de productos están incluidos.

El titular de economía de El Salvador, aseguró que en el instrumento legal del acuerdo comercial se contemplan disposiciones en materia de acceso a mercados, reglas de origen, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, defensa comercial, cooperación y solución de controversias.

Asimismo, Dada Hirezi dijo que con el acuerdo se abren las puertas para incrementar el comercio entre Cuba y El Salvador, que actualmente oscila entre los 4 y 5 millones de dólares anuales en productos de interés recíproco como lo son los del sector avícola, pesca, frutas tropicales, semillas oleaginosas, grasas y aceites comestibles, atún, chocolates, productos de panadería, preparaciones de frutas y hortalizas, jugos, ron, tabaco, cemento, medicamentos, productos de higiene, plásticos, papel, cartón, calzado, hierro, acero, entre otros.

“La posibilidad se crea por medio de la aplicación de descuentos arancelarios a las tarifas que ambos países aplican al resto de los países (arancel de nación más favorecida) y de la definición de un marco jurídico que brinda previsibilidad en las transacciones de exportación, facilitando los flujos de inversión y comercio de los operadores”, manifestó Hirezi.

El embajador de Cuba en el país, Pedro Pablo Prada, dijo que a través del APP, ambos países contarán con mecanismos de salvaguardias y soluciones de controversias que brinden protección a las industrias nacionales de ambas partes; siempre y cuando los incrementos en las importaciones generen impactos negativos en las mismas.

“Es necesaria la diversificación de los mercados, compradores y destinos de nuestras exportaciones y a su vez comprar los productos que el país necesite en los más diversos mercados, esto ha demostrado ser una forma efectiva de proteger la economía de los vaivenes de las crisis internacionales”, agregó Prada.


CARTA DE UN PREMIO NOBEL DE LA PAZ A OTRO

POR ADOLFO PÉREZ ESQUIVEL
WEBSITE
Estimado Barack Obama, más que una carta, la intención es tratar de darte una mano desde América Latina frente a la crisis económica, política y de valores que afecta a EEUU, Europa, Grecia y otros países del mal llamado "primer mundo". Siempre afirmé que somos un solo mundo mal distribuido y ahora la crisis les toca a los intocables.
Como Fausto que vendió su alma al diablo por un amor, lo grave es que algunos países vendieron su alma a la Bolsa que los ha embolsado, y les está reclamando el pago de la deuda más los intereses; semejante al Mercader de Venecia que reclama el pago de la deuda, con una libra de carne de su propio cuerpo.
Aclaremos las cosas Barack, América Latina no puede darte crédito alguno, está desfondada gracias a la gentileza del FMI y el BM con sus recetas. El primer consejo es que no aceptes recetas de organismos tóxicos. Lo que si podemos hacer es transmitirte algunas experiencias que pueden ayudar.
Hay que aprender a vivir con la crisis, nosotros la asumimos casi... casi... como una hermana mayor; hay veces que la amamos y otras veces la odiamos, son como problemas de familia.
Hay que revisar y ver "que el armario de las ideas está vacío", como decía alguien cuyo nombre no recuerdo, por lo tanto, debes generar ideas superadoras y aprender los mecanismos que impone la deuda externa como instrumento de dominación. En eso ustedes son maestros.
Pero los latinoamericanos sabemos bastante de las plagas bíblicas que son "ese monstruo grande que pisa fuerte, toda la inocencia de la gente", como canta León.
Heráclito decía que nunca nos bañamos en las mismas aguas a pesar de ser el mismo río. Todo cambia. Hasta tu país que se creía poderoso amo del mundo, hoy debe enfrentar la deuda externa más grande del mundo, que deja a los norteamericanos con la boca abierta y el bolsillo temblando en la angustia existencial, cuando la Standard & Poor`s les baja el pulgar en las calificaciones al mejor estilo imperial.
Tengo que decirte que no me alcanzan los dedos de las manos y de los pies para contar la deuda de tu país en billones, trillones, cifras que no entran en mi cabeza y trato de comprender que lo imposible, es posible.
Es demasiado para mis neuronas comprobar que el mayor acreedor de los EEUU es la China "capi-comunista" y entre los misterios de ese legendario país, es saber como se las ingeniará para cobrarle a los EEUU la deuda externa. Pero China también controla el mercado de metales para alta tecnología, lo eso hace a los EEUU más dependiente de China. Todo me sabe a un cuento chino.
Me pregunto: ¿Tendrán los chinos que convocar a sus dioses y magos de todas las dinastías, y al sabio Confucio que debe estar confundido con lo que ocurre en tu país?- ¡Vaya uno a saber! - en eso no podemos ayudarte. Lo que sí podemos es enseñarte el juego de la deuda externa:
1.- Debes saber que las reglas las ponen los que mandan y no tu país, que pasó a ser miembro del club de deudores, por lo que: "Bienvenido hermano al club de Deudores".
2.- En el juego los acreedores usan dados cargados y el resultado será siempre el mismo: "más pagas, más debes y menos tienes". Jugar es una forma de hacerte creer que puedes ganar.
3.- No desesperes, el juego viene con sorpresas. Estás condenado a perpetuidad como el mítico Sísifo, nunca llegarás a la cumbre, una y otra vez debes cargar el peso de la deuda que paso a paso, pesa más y más.
Saca el lápiz estimado Barack y anota, pero no desesperes, ponle todos los números que quieras y siempre obtendrás el mismo resultado.
Hasta el momento, has aplicado un duro programa de ajuste fiscal en gastos sociales, educación, salud alimentación por 2,5 billones de dólares y aumentado el gasto militar con la complicidad del Congreso, para elevar el endeudamiento hasta 16,4 billones de dólares, cifra superior en unos dos billones al PIB de tu país; según los datos que el politólogo Atilio Borón recoge en su nota "Una estafa de 16 billones de dólares". No abundaré en datos que ya tienes.
Si continúas con esa locura esperando resolver el déficit, es como poner la cabeza en la guillotina y que tú mismo te la cortes. Estimado Barack, por favor, no seas suicida. Trata de encarar políticas públicas en favor de tu pueblo para evitar que se incendie el país, como está ocurriendo en Europa y otras latitudes con los indignados... indignadísimos.
En lugar de enfrentar la pobreza, el hambre y el desempleo que alcanza a más de 54 millones de personas, envías millones de dólares para salvar a los que más tienen. 659 millones de dólares fueron abonados a instituciones bancarias y empresas financieras. Algo huele mal Barack y puede pudrirse.
Tu gobierno ha decidido continuar aumentando el gasto militar, las bases en diversas partes del mundo, para promover guerras y conflictos a costa del derecho de tu pueblo y de otros pueblos víctimas de tu país. Esta situación te lleva a un punto sin retorno, si crees que apoyando el complejo industrial-militar vas a resolver la crisis.
No debes olvidar que quien siembra violencia recoge más violencia, tu país soportando el boomerang de las recetas neoliberales que impusieron a otros pueblos. Tienes una posibilidad, en EEUU hay personas sabias y con ideas que tienen propuestas para tu armario vacío y pueden ayudar a superar la crisis.
Pero vamos a lo concreto y tratemos de aproximarnos en buscar algunas soluciones. Como el problema es mucho más complejo se necesita tener pensamiento holístico:
¿Cuánto cuesta a EEUU la guerra en Irak?
Tu antecesor George Bush, más mentiroso que Pinocho, dijo que la guerra en Irak costaría 50.000 millones de dólares. Los EEUU están gastando esa cantidad en Irak cada tres meses, como dice el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz: "Si situamos esa cantidad en su marco, resulta que por una sexta parte del costo de la guerra de los EEUU podrían dotarse de una base económica sólida para su sistema de seguridad social durante más de medio siglo, sin reducir las prestaciones ni aumentar las contribuciones". Más claro imposible.
¿Cuánto cuesta una bomba que arroja tu ejército y tus aliados sobre Libia, Irak y Afganistán?
Te recuerdo que 146 entidades financieras de 16 países han invertido y prestado servicios financieros por valor de 43.000 millones de dólares para fabricar bombas racimos entre los años 2007 y 2009.
Un misil Trident DII5 de largo alcance puede transportar una cabeza nuclear y su costo es de 30.9 millones de dólares. La empresa Lockheed Martín, es el contratista ganador a un costo de 789,9 millones de dólares.¿Cuánto cuesta un tanque de guerra y un avión de combate?
Anota Barack para no olvidar y suma las cifras inimaginables para promover la muerte y destrucción. Otra preguntita. ¿Sabe tu pueblo cuanto gasta el gobierno en guerras que tiene en diversas partes del mundo, y adónde van sus impuestos?
El AH- 64- Apache, usado por EEUU en Irak, es un helicóptero de ataque utilizado por los británicos, Israel, Japón y otros; el costo del programa fue de 10.500 millones de dólares. El costo de despegue es de 18 millones de dólares y el costo de compra de la versión AH-64D en el 2003 era de 56 millones de dólares.
Aquí viene el plato fuerte: Según TIME, en la lista del 2009, un simple caza de combate, cuesta 94 millones de dólares, y suma hasta el poderoso y letal bombardeo valuado en 2.400 millones de dólares el B-2 SPIRIT.
Ni hablar de los porta-aviones que entran en el imaginario de lo increíble, pero dolorosamente cierto, como la clase NIMITZ que alcanzan por unidad los 4.000 millones de dólares; que necesita un equipamiento anual de 150 millones de dólares. Esto sin contar los 80 aviones, que pueden aumentar su capacidad hasta 100.
Me cansé Barack, estoy agotado de tanta locura e irresponsabilidad... necesito respirar.
Pero hay que seguir nomás. Otras medidas que puedes utilizar para reducir el déficit de tu país -medidas que has prometido, pero no cumplido- es cerrar las cárceles de Abu-Graib, en Irak y en Guantánamo. Y levantar el bloqueo a Cuba y liberar a los cinco cubanos que mantienes presos por más de 10 años. Esto permitiría a tu país ahorrar millones de dólares. Dime Barack ¿Cuánto cuesta a tu país el salario de los torturadores, asesinos y carceleros formados en la Escuela de las Américas, que aunque le cambiaron el nombre continúan con los mismos métodos?
El problema más grave que afecta a tu país es el miedo. Miedo a los demás y miedo a sí mismo. Pero se empeña en aferrarse al salvavidas de plomo e inventa mecanismos de seguridad, que vuelve la vida más insegura y angustiante. El presupuesto militar de tu país para el 2011, supera los 700.000 millones de dólares.
Las guerras, el petróleo, los minerales, el agua, el poder político y económico cuestan miles de vidas humanas, provocan hambre y violencia. Pero para los que mandan, negocios son negocios, y la humanidad pasa a ser una abstracción.
Hoy es Libia, la guerra por el petróleo, ¿mañana, será por el agua, los recursos y bienes naturales?, ¡vaya uno a saber! Lo que sí sabemos es que estás hipotecando el presente y destruyendo el futuro de tu pueblo y otros pueblos del mundo.
No podemos continuar lamentando la situación que vivimos, debemos construir en la esperanza. Te propongo lo siguiente:
Dona el valor de uno de los aviones de combate y, como decía Roul Follereau, podrás ver cuantos hospitales, escuelas y empleos dignos se pueden construir para los pueblos.
Con el valor de una de las bombas que tu ejército arroja sobre Irak, Afganistán o Libia se pueden hacer centros de salud y dar de comer y educar a millones de niños, que te regalarán una sonrisa y esperanza de vida.
Si se sumasen todo los millones invertidos para la muerte, ¿cuánto más podría tu país hacer para la vida de tu pueblo y la humanidad? Podrías pagar la deuda externa e interna.
Mi saludo de Paz y Bien.

Vicente Feliú: A propósito de un muy doloroso asunto

Publicado en Cubadebate el 15 Septiembre 2011

Vicente Feliú en la Casa del Alba. Foto: Iván Soca

Vicente Feliú en la Casa del Alba. Foto: Iván Soca

Por Vicente Feliú
Tomado del blog Créeme

Últimamente he leido algunos artículos que hacen alusión a cierta polémica en la que se pretende involucrar a Silvio Rodríguez con Pablo Milanés, y estoy convencido que no existe tal, entre otras cosas por imposible. Polémica ha sido la actitud de Pablo consigo mismo y con sus canciones, las mismas que a centenares de miles de personas en el mundo conmovieron y ofrecieron asideros para la reflexión durante más de cuarenta y cinco años.

Que Silvio, trovador mayor, decida salir en defensa de los intelectuales cubanos a los que Pablo acusa de cobardes por firmar una adhesión a defender Cuba, atacada constantemente desde el Miami punta de lanza de la derecha fascista de los Estados Unidos, es la cosa más natural del mundo. (Por cierto, creo que el único intelectual miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba que no firmó fue Pablo).

Que hombres y mujeres de Cuba y de otros lares, para quienes Pablo ha sido una compañía sonora de dignidad, solidaridad y amor se sientan defraudados y quieran decirle su enfado, me parece la cosa más natural del mundo.

Lo que no me parece natural es que con todas las opiniones que ha tenido Pablo Milanés, no hubiera expresado siquiera alguna de ellas en la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, órgano máximo de gobierno del país de la que fue miembro aunque jamás asistió, ni tampoco en las asambleas del barrio donde se han discutido infinidad de planteamientos muy sólidos en los últimos años.

Lo que no me parece natural es que tantas opiniones no hayan dado lugar a canciones, de las que Pablo sabía componer muy bien.

Lo que no me parece natural es que no haya ofrecido opiniones a la prensa cubana, también considerada muy mal por Pablo, porque hace muchos no acepta entrevistas.

Lo que no me parece natural es que en la gira que Pablo realizó por Cuba hace pocos meses no dijera una sola de las opiniones que ofrece a la prensa española y ahora a la más recalcitrante prensa enemiga de nuestro país.

Lo que no me parece natural es que teniendo en las venas sangre del Bayamo irredento no haya pensado que a la Trova Cubana no se le debe traicionar porque es la Patria misma.

En muchas partes del mundo no se comprende bien el concepto que los cubanos tenemos sobre la Patria. Quizás pudieran leerlo en José Martí, en cualquier texto desde que era un adolescente, y ya con más definición y potencia en los textos escritos en los Estados Unidos. Quizás pudieran dar una ojeada el concepto que tienen George W. Bush o Barack Obama y hacer justamente lo contrario.

El origen de esta situación -repito que no entre Silvio y Pablo sino entre Pablo y medio mundo-, es la bronca cubana con los gobiernos estadounidenses que viene desde el Siglo XIX cuando intervinieron en nuestra guerra de independencia, ya prácticamente ganada contra el colonialismo español, arrebatándonos la victoria. Durante todo el Siglo XX intervinieron cada vez que levantábamos vuelo, cortando alas, hasta que irrumpió Fidel en la historia de Cuba. Luego en enero de 1959, los mismos yanquis que apoyaron al tirano Batista hasta el 31 de diciembre de 1958, recibieron a TODOS los asesinos batistianos que lograron huir y que habían colaborado en la muerte y desapariciones de 20,000 personas, revolucionarias o no, entre 1953 y 1958, y que se robaron el erario público de la nación cubana. Parte de esos dineros sirvieron de base después a diversas organizaciones contrarrevolucionarias en los Estados Unidos, entre ellas la Fundación Nacional Cubano Americana, la de Jorge Más Canosa, Ileana Ros-Lehtinen, Lincoln y Mario Díaz Balart, Luis Posada Carriles, José Basulto, Carlos Alberto Montaner y muchísimos terroristas y asesinos más durante estos 50 y tantos años.

Las Damas de Blanco, señoras por lo general esposas y parientes de hombres que, pagados por los Estados Unidos hacían trabajos disímiles contra el gobierno cubano (en muchísimos países a eso le llaman traición, mercenarismo y cosas por el estilo) y por ello guardaban prisión con diversas condenas, marchaban en silencio por la 5ta Avenida de Miramar, vía por donde se transita a zonas importantes de embajadas, centros comerciales y de negocios, y también por donde se mueven los dirigentes más altos del país. Bueno, ya hace un tiempo TODOS sus parientes salieron de la cárcel y la mayoría también del país, y ellas siguen marchando en silencio porque de lo contrario no cobrarían los dividendos que les siguen pagando los funcionarios de la oficina de intereses de los Estados Unidos en La Habana. (Esto puede verificarse con cables de Wikileaks, si no se quiere investigar por Cubadebate u otros blogs más o menos oficiales.)

Los Cinco cubanos presos en Estados Unidos desde hace trece años, lo están porque buscaban información que nos permitiera evitar los desmanes de los que, desde ese país e impunemente, contrataban mercenarios para poner bombas y llevar a cabo todo tipo de actos terroristas contra Cuba y a veces también dentro de los mismos Estados Unidos. La información que Cuba le ofreció al gobierno norteamericano para que detuviera a los terroristas que tenía en su territorio fue utilizada para encarcelar, exclusivamente y de manera innombrable por vergonzosa, a estos Cinco Héroes de la República de Cuba. Los terroristas verdaderos están siendo homenajeados y paseándose por Miami.

Nuestra relación con los Estados Unidos es, lamentablemente, política, y también por el lado de allá. Por lo que no podemos ni ser ingenuos ni pecar de tontos. Porque “En el imperialismo no se puede confiar ni tantico así”.

A la fauna mafiosa mencionada más arriba le rindió pleitesía nuestro Pablo, y además por Radio y Televisión Martí, engendros de la falsificación mediática. Para muchísimos de nosotros, trovadores vivos y muertos, es algo que resulta imperdonable.

Los ídolos, mientras más altura alcanzan, más bajo caen. Creo que Silvio salió en defensa de todos a quienes Pablo explícitamente tachó de cobardes y vendidos al gobierno. Nadie más podía haberlo hecho con más derecho, en nombre de la Trova Cubana desde Castillo, Céspedes y Fornaris y de la Cultura en general.

Estoy convencido que Pablo está mal de su cabeza. Nadie en sano juicio es capaz de decir que va a cantar para los cubanos en Miami, de los cuales un por ciento altísimo creció con sus canciones -entre otras- y luego hablar especialmente para los batistianos sirviendo su propia cabeza en bandeja de plata. A nadie se le habría ocurrido. Solo a un ego perdido en sí mismo le resultaría posible.

Coincidimos muchos en que quien más pierde es la Cultura Cubana, es decir, la Patria. Pero la traición es común a los hombres, y de peores Cuba, aunque lacerada, ha salido y seguirá saliendo ilesa.

Silvio, Vicente y Noel Nicola.

Silvio, Vicente y Noel Nicola.

The Washington Post publica artículo sobre los Cinco

WASHINGTON, 15 de septiembre. — Al cumplirse 13 años del encarcelamiento de los Cinco, el diario The Washington Post divulgó un extenso artículo sobre el caso, en el cual cita a Phil Horowitz, abogado de René, quien afirmó que imponerle un periodo adicional al término de su condena es un castigo.

En el texto, aparecido en la sección Nacional del sitio digital del rotativo, se explica que René "quiere regresar de inmediato a Cuba después de salir de prisión el próximo mes", cuando cumple su injusta condena de 15 años.

Empero, el periódico sostiene que "los fiscales federales insisten en que debe servir un periodo adicional de tres años de libertad condicional en Estados Unidos".

Horowitz manifestó que Irma Sehwerert, madre de René, ha expresado la preocupación de que su hijo puede estar en peligro si se le obliga a pasar el tiempo de libertad vigilada en Miami.

En esa ciudad hay miles de cubanos que son virulentamente opuestos al Gobierno cubano, recuerda el diario.

The Washington Post recordó que durante el juicio testificaron oficiales del Pentágono como Eugene Carroll, contralmirante retirado de la Marina de Guerra; Edward Breed Atkeson, general del Ejército; Charles Elliot Wilhelm, general del cuerpo de infantes de Marina, y James R. Clapper, hijo, teniente general de la Fuerza Aérea.

Todos afirmaron en la audiencia que ninguno de los acusados tuvo acceso a información clasificada ni puso en riesgo la seguridad nacional estadounidense.

Sobre esta publicación en The Washington Post, Gloria La Riva, coordinadora del Comité Nacional Free The Five, comentó a PL que la prensa estadounidense guarda un silencio casi infranqueable respecto a este caso, este artículo es "lo mejor en mucho tiempo", apuntó.

Tomado de Granma


DEBATE EN ONU: DONDE TODOS PIERDEN

Jorge Gómez Barata

A 63 años de su fundación, Israel atraviesa por el peor momento de su historia. Ahora no se trata sólo de los palestinos sino también de la ONU, la Unión Europea, Latinoamérica y ¡sorpresa! También de los israelitas. La mala noticia es que los palestinos, especialmente su liderazgo no está en mejores condiciones y, una vez más, Estados Unidos será inconsecuente. Se trata de un camino que no conduce a ninguna parte.

Por alguna razón, la Autoridad Nacional Palestina, no ha reivindicado el punto de vista de que la creación del estado árabe en territorio de Palestina es un asunto ya acordado por la Asamblea General de Naciones Unidas, que el 29 de noviembre de 1947 adoptó la Resolución 181 mediante la cual se asumió el Plan para la Partición de Palestina presentado por una comisión integrada por: Australia, Canadá, Checoslovaquia, India, Irán, Guatemala, Holanda, Perú, Suecia, Uruguay y Yugoslavia.

Entones el acuerdo se adoptó por: 33 votos a favor, 13 en contra y 10 abstenciones. A favor de la partición votaron: Australia, Bélgica, Bielorrusia, Bolivia, Brasil, Canadá, Checoslovaquia, Costa Rica, Dinamarca, República Dominicana, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Guatemala, Haití, Holanda, Islandia, Liberia, Luxemburgo, Nueva Zelandia, Nicaragua, Noruega, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Suecia, Sudáfrica, Unión Soviética, Ucrania, Uruguay y Venezuela.

En contra: Afganistán, Arabia Saudí, Cuba, Egipto, Grecia, India, Irán, Irak, Líbano, Pakistán, Siria, Turquía y Yemen.

Se abstuvieron: Argentina, Colombia, Chile, China, El Salvador, Etiopía, Honduras, México, Reino Unido y Yugoslavia. Tailandia estuvo ausente.

De los 20 estados latinoamericanos, 13 votaron a favor, seis se abstuvieron y sólo Cuba alzó la mano en contra. Todos los países árabes e islámicos presentes estuvieron en contra y de los seis estados ex socialistas, cinco votaron a favor (incluyendo a la Unión Soviética), sólo Yugoslavia se abstuvo.

De los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad: Estados Unidos, Unión soviética y Francia votaron a favor, Gran Bretaña se abstuvo alegando su condición de potencia ocupante y lo mismo, por sus propias razones, hizo la entonces “China Nacionalista” que usurpaba el escaño de la República Popular China.

Todo indica que en los próximos días la Autoridad Nacional Palestina, con la oposición de Hamas, presentará a la Asamblea General la solicitud de reconocimiento del Estado Palestino, cosa redundante, pues la propia Asamblea General ordenó crearlo en 1947.

Es poco probable que el Secretario General se acoja a lo ya acordado y pida una votación nominal en el plenario para dar por zanjado el asunto. Seguramente se aplicará el Artículo 4 de la Carta que establece:

“Podrán ser Miembros de las Naciones Unidas todos los demás (se excluye a los fundadores) Estados amantes de la paz que acepten las obligaciones consignadas en esta Carta, y que, a juicio de la Organización, estén capacitados para cumplir dichas obligaciones y se hallen dispuestos a hacerlo. La admisión de tales Estados como Miembros de las Naciones Unidas se efectuará por decisión de la Asamblea General a recomendación del Consejo de Seguridad”.

De este modo se forzará un debate y una votación en el Consejo de Seguridad en la cual, con toda probabilidad, debido al anunciado veto de Estados Unidos, la moción será rechazada.

En ese momento tal vez Estados Unidos, que actuará desmintiendo su voto de 1947, se quedará solo. Rusia (heredera de la Unión Soviética) votará a favor como hizo entonces y lo mismo hará Francia, que de paso no romperá la posición común europea. Gran Bretaña puede ratificar su abstención y con más razón lo hará China.

De ocurrir el debate en el Consejo de Seguridad, en esta oportunidad y como mínimo hasta el próximo año, la cuestión no llegará a la Asamblea General por lo cual los 56 países que votaron en 1947 no se verán obligados a ratificar o cambiar el voto de entonces.

Debido al veto de Estados Unidos, una vez más las aspiraciones del pueblo palestino de disponer de su propio Estado, no se realizará. Aislado de la Comunidad Internacional, Israel, obtendrá una victoria pírrica y Estados Unidos, al desmentirse hará el más sonado papelazo en la historia de la ONU. Para el presidente Barack Obama aplicar el veto (cosa probablemente ilegal) será una derrota personal.

¿Acaso tiene sentido un ejercicio que nadie puede ganar? Mañana cuento más.

La Habana, 16 de septiembre de 2011

El derecho a la censura sobre la información de Cuba

Pascual Serrano

Publicado en Cubadebate el 15 Septiembre 2011

Tomado del blog de Pascual Serrano

Cuando la información de Wikileaks ha dejado de ser exclusiva del cártel de periódicos al que Julian Assange cedió la información comenzamos a conocer cosas muy interesantes sobre Cuba. Se trata de informaciones que desde noviembre de 2010 los diarios El País, The Guardian, The New York Times, Le Monde y el semanario Der Spiegel tenían sobre la mesa de sus directivos y que ocultaban a los ciudadanos.

Los cables ahora conocidos han mostrado dos de las tesis que el gobierno cubano llevan manteniendo desde hace años: que los grupos anticastristas están siendo financiados por el gobierno de Estados Unidos y que el denominado periodismo independiente cubano que se jalea desde el exterior es solo otro departamento de colaboración con los gobiernos agresores a la Revolución cubana. En uno de los documentos, fechado el 31 de julio de 2008, se solicitan fondos destinados a una de las portavoces de las denominadas “Damas de blanco”.

En el mismo cable se pide además dinero para una institución educativa con el objetivo de que continúe su labor de agresión a la revolución. Otro cable, de fecha 15 de septiembre de 2008, contiene la solicitud de 5000 dólares con destino a una llamada “Agenda de Transición”, con los datos de Martha Beatriz Roque, Vladimiro Roca y Elizardo Sánchez, quien por cierto había suministrado a la prensa extranjera acreditada en Cuba supuestos listados de “presos políticos” donde se incluían futbolistas bolivianos, un pintor del siglo XVIII y voleibolistas peruanas.

Pero quizás el más curioso de todos los cables es el que protagoniza la bloguera Yoani Sánchez. En él se revela que la entrevista que Yoani Sánchez hiciera al presidente Barack Obama en 2009, y que le supuso todo un espaldarazo periodístico por los grandes medios mundiales fue un montaje. Las preguntas y las respuestas, incluida la felicitación de Obama por el premio María Moors Cabot de la Universidad de Columbia, fueron redactadas por funcionarios de la oficina diplomática de EEUU en La Habana. Conocer este hecho hubiera supuesto el fin de la carrera de cualquier periodista, pero en el caso de Yoani Sánchez, al contrario, fue silenciado por el periódico donde publica y que conoció el fraude, El País. Y para más inri ahora es contratada por Radio Nacional de España.

Otro cable de los EEUU filtrado por Wikileaks y silenciado por los medios incluye el aplauso del ex jefe de la Oficina de Intereses de Washington en La Habana, Michael Parmly al entonces corresponsal del diario El País,Mauricio Vicent. Se trata del cable 08HAVANA329, donde Parmly afirma que que Vicent “es en general considerado entre los mejores, sino el mejor informado de los corresponsales extranjeros en la ciudad. Vicent es bien conocido por la SINA (él fue un invitado a cenar en la COMR -residencia del jefe de la SINA- a principios de este semana, donde mostró una curiosidad inusual en materia migratoria) y ha demostrado ser fiable en informes anteriores sobre inminentes ‘cambios’ de Raúl (Castro)”.

Es necesario insistir que todo lo anterior ha sido información que tuvieron desde hace meses los cinco grandes medios aliados de Wikileaks y que censuraron a la opinión pública mundial. Ahora, cuando se difunden todos los cables estos defensores de la libertad de prensa emiten un comunicado donde condenan la publicación de todos los cables sin su censura. Y es que, una vez más, lo que ellos reivindican es el derecho a la censura no la libertad de prensa.

Pascual Serrano es periodista. Sus últimos libros son ¿El mejor del los mundos? Un paseo crítico por lo que llaman “democracia” (Icaria) y Traficantes de información(Foca)


NOTAS SOBRE EL TEMA RACIAL EN LA REALIDAD CUBANA DE HOY

Por: Esteban Morales

UNEAC

En la Cuba actual, el racismo está en la conciencia de las personas. Pero lamentablemente también en la realidad. Conciencia y realidad se retroalimentan. Produciendo una situación en que resulta indispensable trabajar sobre los dos planos del fenómeno, para lograr comprenderlo y eliminarlo. Por supuesto, lograr avances en la conciencia será siempre mucho más difícil que en los marcos de la realidad objetiva.[1]

A ello se agrega, que durante muchos años, desde 1959, la realidad que se vivía no contribuía a la persistencia de los estereotipos raciales, discriminación y racismo. El ambiente social predominante presentaba las características propias de una sociedad que avanzaba en sus proyectos de crear un nuevo modo de producción y junto con él, nuevas formas de vida y de convivencia social. El triunfo revolucionario en 1959 había abierto esas posibilidades. El líder de la revolución también había alertado sobre la existencia de la discriminación racial y sus consecuencias. En momentos tan tempranos, como marzo s de 1959, había abordado profundamente el problema racial. Legado que hoy nos acompaña en la lucha re emergente.

Pero, a partir de la segunda mitad de los años ochenta, las cosas empezaron a cambiar, trayendo un conjunto de problemas que comenzaron a afectar seriamente el curso del desarrollo de la nación.

No se trataba de la contrarrevolución, ésa había comenzado a afectarnos desde el propio año 1959, pero lejos de desmembrar el proyecto revolucionario, sirvió para cohesionar al pueblo alrededor de la Revolución y su liderazgo político. La contrarrevolución, en esos años, sirvió para radicalizar el proceso, elevar la conciencia antiimperialista, cohesionar al pueblo alrededor de las tareas principales, elevar la capacidad de respuesta ante los intentos por destruir a la revolución, comprender la capacidad del internacionalismo como arma de defensa y contraataque.

Los proyectos sociales desplegados, con profundo sentido de justicia, sirvieron para formar a un pueblo que se núcleo más profundamente que nunca alrededor de una identidad nacional rescatada y de una identidad cultural fortalecida e inclusiva. Que elevo a planos insospechados la instrucción y el nivel cultural del pueblo. Que hizo de la solidaridad un principio básico de la convivencia social. Que logro hacer creer, sobre una base de realizaciones objetivas, que las lacras del pasado desaparecerían. No todo fue bueno, en términos de experiencias acumuladas. Se cometieron errores, hubo fallas y desaciertos de todo tipo, que ahora nos laceran y obstaculizan las rectificaciones y los avances pero avanzamos mucho y con rapidez. Ahora, nos percatamos de que muchas cosas deben ser cambiadas, rectificadas, incluso desplazadas de nuestra realidad. Pero se avanzo y la sociedad cubana comenzó a ser diferente, mejor, más solida. Dentro de ello, aunque las preocupaciones sobre la cuestión racial permanecieron en muchas personas, reclamar el tratamiento de los asuntos negativos que aun sobrevivían no parecía tener la prioridad, que tal vez si ameritaba darles. Porque en medio de los avances que se iban obteniendo, no parecía legitimo ni prudente reclamar sobre un problema que al parecer se iba solucionando .Y que siempre había encerrado el peligro de dividirnos. Por eso, negros blancos y mestizos, todo el pueblo dio su voto de confianza a la altura de 1962, cuando se declaro que el problema racial estaba resuelto.

Algunas cosas, que al parecer estaban muy bien, más adelante, no lo estaban en realidad. Entre ellas:

-Casi nadie se cuestionaba de que las cosas podían hacerse de otro modo y los pocos que se atrevían a manifestar sus discrepancias, terminaban aplastados por el pensamiento social único, que casi todos apoyaban.

-Creíamos que el proceso que llevábamos adelante era irreversible y todo lo que parecía cuestionárselo terminaba “demonizado”.

-De los Países Socialistas parecía venir todo lo mejor. Reproducíamos sus errores y modelos casi con religiosa disciplina. Particularmente en el trabajo científico de las Ciencias Sociales Cubanas, así como en el campo de la economía y no poco en los métodos de trabajo.

-Nuestro socialismo vestía un uniforme que no podía diferenciarse ni en el detalle del uniforme que vestían los llamados Países Hermanos. A alguien debíamos parecernos y al principio no seleccionamos mal.

-Comenzamos a tener conciencia de nuestras diferencias, solo cuando asumir estas últimas se convirtió en mecanismo de defensa. “La revolución a Cuba no vino con las tropas del Ejército Rojo”. El llamado campo Socialista comenzaba a desmoronarse y nos negábamos casi intuitivamente a caer como fichas de domino. Entonces, como mecanismo de defensa, comenzamos a insistir más en lo que teníamos de diferente y con ello, a saber que debíamos apoyarnos más en nuestros propios valores nacionales.

-Así emerge el llamado “Periodo de Rectificación de Errores y Tendencias Negativas”, que hacia mediados de los ochenta, comenzó a diferenciarnos definitivamente, porque se apartaba de un camino por donde comenzaban a moverse los ex países socialistas europeos y que nosotros teníamos la idea bien clara que se trataba de un camino que no debíamos seguir. Ganando así la conciencia de no copiar, de la que antes casi carecíamos. Ya habíamos copiado demasiado y por ese camino, sobre todo, con Estados Unidos al lado y sin los aliados socialistas, llegaríamos al laberinto que ya conocíamos y que no queríamos repetir. Pues volveríamos a ser, como antes de 1959, una neo colonia de Estados Unidos.

-Ese mismo liderazgo político, bajo el cual se construyeron los importantes avances, aunque también los errores, fue el que en definitiva nos salvo. Porque Fidel Castro, “con su foco de visión de al doblar de la esquina”, intuyo el derrumbe, lo vio venir con meridiana claridad y comenzó a prepararnos y a prepararse él mismo para lo que se avecinaba.[2]

-Pero lo que más nos afecto fue el derrumbe económico. Con el perdimos casi todas las seguridades. Nuestro PIB cayó un 35% en tres años y se esfumo el 85% de nuestro mercado. El golpe fue brutal, pero aunque “chocamos con la terapia”, no usamos “la terapia de choque”, pues el estado absorbió el costo de la crisis y el pueblo sufrió bastante, pero mucho menos de lo imaginable bajo aquellas condiciones. Aunque se derrocharon recursos y sobre todo petróleo, de todos modos se puso de manifiesto que también se crearon capacidades técnicas, materiales y sobre todo humanas, que desempeñaron un papel clave para detener la crisis económica en 1994 y comenzar a crecer nuevamente.

- Los resultados sociales de aquella crisis económica, con atisbos de crisis social, nunca política, nos sirvieron para percatarnos de que nuestro patio era particular “pero que en el llovía y nos mojábamos como en los demás”. Se agudizaron las diferencias sociales, apareció la prostitución, hizo su emergencia algo de droga, corrupción, creció la delincuencia, bajo el nivel de vida y en ese contexto, los grupos raciales negros y mestizos, comenzaron evidenciar, que a pesar de lo que habían avanzado, no habían logrado todavía un proyecto de vida equilibrado y sostenible, a la par con mucha de la población blanca.[3]Aunque la pobreza no dejaba de afectar también a esta última. Aunque siempre más a negros y mestizos.[4]

De ese contexto social y sobre todo económico de la crisis de finales de los años ochenta y principios de los noventa, re emergió el racismo. Nos percatamos de que no había desaparecido, o de que no estaba desapareciendo al ritmo que habíamos presupuesto, sino que lo ocurrido, era que se había “escondido, esperando situaciones propicias para su re emergencia. Como las que entonces se presentaban.

Cuba, en la cuestión racial, devenía así en un paradigma. Ningún país del hemisferio había cambiado tanto como Cuba, En ningún lugar como en la Isla se había desplegado una política de justicia social, que persiguiera la desigualdad hasta los mismos bordes del igualitarismo. En ninguna nación del hemisferio en que vivimos se había logrado hacer retroceder el racismo y la discriminación de todo tipo como en Cuba. Y sin embargo, se ponía claramente de manifiesto que no había sido suficiente. Mostrando fehacientemente, que 50 años de revolución, aunque muy radical, no eran suficientes para borrar más de 400 años de esclavitud y neocolonialismo.

Hoy, a nivel de los años transcurridos del 2000, las estadísticas recogidas muestran claramente, que no solo fueron negros y mestizos los más golpeados por la crisis, sino que esas diferencias se mantienen y que en los años más recientes, incluso se han agravado.

No solo los puntos de partida que han caracterizado la situación de blancos, negros y mestizos, continúan siendo diferentes, sino que las desigualdades existentes continúan constituyendo el parámetro fundamental, que como punto de partida debe ser tomado en consideración para la política social y que dentro de esa política, hay que tener en cuenta el color, pues continua siendo una fuerte variable de diferenciación social.[5]

Hoy los cubanos somos más que nunca antes iguales ante la ley, pero continuamos siendo desiguales, en términos raciales, para alcanzar las oportunidades que la propia política social pone a nuestra disposición.[6]

Negros y mestizos son los que peor viven, los que menos remesas reciben, los más representados en la población penal, los que menos tienen a su alcance un empleo en la llamada economía emergente ( del dólar y las corporaciones), los que menos representados estuvieron hasta hace muy poco en las estructuras del poder político y administrativo.[7]

Sin embargo, continúan existiendo problemas y deficiencias que afecta más a los grupos negros y mestizos que al resto de la población y que impacta negativamente en el trabajo a realizar para solucionar la situación, especialmente en nuestros jóvenes: ellos son:

1- El racismo y la discriminación racial aun existente provienen también de la limitada atención, que de manera específica, le dimos a este problema durante muchos años, hasta que a la altura de mediados de los años ochenta el Liderazgo Político de la Revolución se percato de que había que hacer serios ajustes en la política social seguida hasta esos momentos. Tomando en consideración el color de la piel, como lo que es, una variable de diferenciación social.[8]

2- Que es necesario fortalecer la identidad cultural y racial, dentro de la identidad nacional. Priorizada esta ultima dentro del enfrentamiento político, pero un tanto descuidadas las otras

3- Que son necesarios ajustes en la educación a todos los niveles, entre ellos, fortalecer la enseñanza de la historia. Articulándola mas como sistema, en el que entra no solo la escuela, sino también los medios, la familia, la cultura y sus manifestacones.

4- Que es necesario que el color y los estudios raciales entren en la escuela a todos los niveles. Fortaleciendo los estudios etnoraciales en las universidades. Los estudios sobre África, Asia y Medio Oriente. Desterrando el occidentalismo, ese fenómeno de absolutización de un componente ideológico y cultural que nos induce a una forma maniquea, “hegemónicamente blanca” y racista de asimilar la cultura occidental, la universal y nuestra propia cultura.

¿Cómo es posible que en una nación multicolor, como Cuba, con una herencia neocolonial tan cercana, no haya un tratamiento científico de esos problemas en nuestra educación superior?[9]

¿De qué desarrollo de la ciencia podemos hablar en nuestras universidades, si el núcleo de ese desarrollo, que es, en primer lugar, auto reconocernos como pueblo y como nación, se presenta incompleto, apenas se aborda o se les da un tratamiento prejuiciado, a esta parte esencial de la identidad nacional?

¿De qué cultura general e integral podemos hablar hoy en Cuba, con esos lastres neocoloniales en nuestra enseñanza?

Se trata de que un abordaje científico de los problemas de la llamada “raza” y el color, aspectos esenciales de la identidad, deben entrar en la escuela cubana, a todos los niveles, para que puedan pasar definitivamente a la cultura, lográndose así combatir a fondo las aristas negativas, que aun permiten espacio al racismo, los estereotipos raciales, la tendencia al blanqueamiento y la discriminación racial existente en nuestro país. No se trata simplemente de dar a nuestro estudiantes una formación cultural, sino de una formación cultural antidiscriminatoria y antirracista.

5- - Nuestro sistema estadístico debe aun mejorar considerablemente, para que el color, pueda quedar recogido en las mediciones socioeconómicas que generamos. No basta que contemos a nuestra población, esta también tiene que ser registrada en todos sus rasgos, siendo particularmente el color una variable de diferenciación social muy importante en un país como Cuba .No tomar en consideración esta variable mencionada, deja fuera del análisis de la población un conjunto importante de indicadores de diferenciación social, que impiden caracterizar de manera real la situación socioeconómica de la gente, introduciéndose entonces sesgos inadmisibles, que afectan a la política social y a la dirección de la sociedad en su conjunto.[10]

Categorías económicas y socioeconómicas como, desempleo, calidad del empleo, niveles de ingreso, salario, estado y calidad de la vivienda, marginalidad, violencia familiar, remesas, acceso a los niveles de educación superior, migración interna, migración externa, promedio de vida, mortalidad infantil, mortalidad materna, mortalidad general, niveles de la jubilación, acceso a la recreación, equipamiento domestico y otros, deben ser estadísticamente cuantificados tomando en consideración el color de la piel.[11]

No toda la población cubana disfruta, al mismo nivel, de las ventajas que la política social pone a su disposición. Porque la distribución social, durante muchos años, fue igualitaria, pero la población no es homogénea, por lo que debido a razones, que también puede ser también de orden racial, no todos los ciudadanos han estado en similares condiciones para alcanzar las oportunidades puestas a su disposición. Lo cual en la educación se observa con claridad. Pues, no es lo mismo provenir de una familia de universitarios, que de una familia obrera o campesina sin antecedentes de contacto con la vida intelectual. Lamentablemente, aun, no es lo mismo vivir en Nuevo Vedado que en Parraga o Pogolotti.[12]

Aquello de que “todos somos iguales” fue un slogan de la demagogia republicana. No, todos los cubanos no somos iguales. Hay que reconocer, que por término medio, según seamos blancos, mestizos o negros, aunque iguales ante la ley y frente a una política social extraordinariamente humanitaria, hemos tenido puntos de partida históricos diferentes, que se trasladan de generación en generación y que aun arrastramos de una historia colonial y neocolonial de 500 años. Por lo que, el único modo de borrar esa compleja realidad, es fundamentar la política social en las desigualdades aun existentes. Por lo tanto, hay que tener caracterizadas, cuantificadas y bien localizadas esas desigualdades. Para lograr atacarlas allí donde se estén produciendo.[13]

Nuestras estadísticas, de todos tipos, tanto demográficas como socioeconómicas, deben recoger el color. Pues ellas tienen que ser el reflejo de la nación, que no es otra cosa que al pueblo que la compone. Cuba no es Suecia ni Holanda .Estamos en el Caribe. Con una historia muy peculiar. No se trata de un simple deseo; no, es que cuando no reflejamos el color, estamos echando al cesto del olvido siglos de historia. Por lo que estamos de hecho ignorando la reproducible herencia del colonialismo que aun padecemos todos.[14]

Me pregunto ¿cómo entender y dirigir científicamente a la sociedad cubana actual sin tomar en consideración el color? ¿De qué pueblo estamos hablando? ¿A qué nación nos estamos refiriendo, cuando no tomamos en consideración el color?[15]Pongamos un ejemplo que nos ilustra un poco.

En los Estados Unidos, la nación económicamente más desarrollada del planeta, cuando a nivel federal la tasa de desempleo es un 7 %, entre los hispanos es de un 10 o 12 % y entre los negros de un 15 a un 20%.¿ A qué se deben esas diferencias? Incluso en la nación más rica del mundo. Si introducimos al estado, en el análisis, la comparación se hace aun más compleja.

La multicoloridad, rasgo que caracteriza a nuestra nación, tiene que estar presente en todos los escenarios en que el pueblo se desenvuelve. Y cuando no este, debemos exigirla, todos los que tengamos conciencia de su importancia: blancos, mestizos y negros .Pues se trata de que nuestra sociedad no sería definitivamente democrática, culta ni para todos, sin considerar ese ingrediente. Democracia, justicia social, derechos humanos y equilibrio racial, son inseparables.[16]De lo contario, aunque no lo queramos, contribuimos a perpetuar el desequilibrio, que no es solo de color, sino clasista, que subyace como herencia del colonialismo. Pues clase y color se dieron siempre la mano en la historia de nuestro país. Donde decir blanco, era decir hegemonía cultural, riqueza, cultura; mientras que negro y mestizo era decir esclavitud, pobreza, deculturacion, cultura sojuzgada.

Entonces, la llamada Acción Afirmativa debe tener su espacio entre nosotros .De lo contrario va a ser imposible que, dentro de un periodo de tiempo medianamente aceptable, podamos equilibrar los diferentes puntos de partida histórico de los grupos raciales que componen hoy nuestra sociedad.[17]

Un problema social, que aun no esté resuelto, adopta siempre expresiones concretas, que no pocas veces son directamente políticas. Vivimos hoy momentos muy difíciles y complejos. Estos se caracterizan porque los problemas tienden a institucionalizarse. Razón por la cual, la sociedad civil cubana actual está hoy generando, paulatinamente, respecto a la cuestión racial, una institucionalidad propia, al margen del estado, sus dispositivos y aparatos. También al margen del gobierno y las organizaciones políticas y de masas. Lo cual quiere decir, que existen sectores de la sociedad, especialmente afectados por la cuestión racial, blancos, negros o mestizos, que no encuentran en ella la institucionalidad que termine de dar respuestas a sus nuevas necesidades, inquietudes y preocupaciones.[18]

Entonces, particularmente los afectados directamente o aquellos para los cuales el tema racial es un objeto de preocupación, con independencia del grupo racial al que pertenezcan, no encuentran todavía una respuesta política en las instituciones existentes. Siendo este uno de los retos a que hoy se tiene que enfrentar la sociedad cubana y que no puede dejar de formar parte del debate para su perfeccionamiento.

El debate racial aun no es promovido desde esos niveles. El tema racial no está en las agendas de ninguna de las organizaciones políticas y de masas, ni en la de la Asamblea Nacional del Poder Popular. El tema racial no aparece en ninguno de los documentos puestos a debate público recientemente. No se debatió en el Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, aunque Raúl Castro lo menciono; ni en los Comités de Defensa de la Revolución. Tampoco aparece en el trabajo del Movimiento Sindical.[19]Salió al calor de las críticas realizadas por Raúl Castro a la política de cuadros en el VI Congreso del Partido y continuara emergiendo cuando se discutan los problemas sociales y políticos en la próxima Conferencia del partido.[20]

Salvo para un número muy limitado de instituciones, como el Ministerio de Cultura, la UNEAC y la Fundación Fernando Ortiz, junto a otras fundaciones, Proyectos Comunitarios y grupos informales, el tema racial no tiene una presencia explicita amplia en la vida nacional. Los medios de información lo reflejan muy limitadamente y sin ninguna sistematicidad, así como tampoco son muy divulgadas aun las actividades que se realizan sobre el tema.[21]

Sin embargo, el marco de las preocupaciones respecto al tema racial se está ampliando y sus expresiones en el trabajo cultural van ocupando cada vez mayor espacio.

Se ha venido formando un consenso alrededor del tema, su importancia y necesidad de su tratamiento, sobre todo, en medio de la compleja situación económica actual. Se van acumulando expresiones de los líderes principales del país, en los discursos de Fidel y Raúl; la institucionalidad gubernamental y política, están reaccionando. Existiendo múltiples señales de que se están generando medidas y potenciales políticas que tienen que ver directa o colateralmente con el tema racial, dando continuidad a las ya existentes.[22]

Entonces, se ha comenzado a trabajar fuertemente para institucionalizar el tema y sus posibles soluciones, desde una perspectiva que contribuya y forme parte del conjunto de políticas que el país está debatiendo para hacer avanzar el socialismo. Sobre todo, porque también hay que brindar batalla a ciertos grupos, que lo están enfocando como un problema de ausencia de democracia, derechos humanos y libertades civiles para los negros, en nuestro ambiente social actual.[23]Con posiciones que están vinculadas a un manejo contrarrevolucionario del tema. Aprovechando las consecuencias del debate recientemente abierto en la Comisión de Derechos Humanos y Raza, celebrada en Ginebra. Se está produciendo aquello sobre lo que tantas veces han alertado varios intelectuales revolucionarios en Cuba: tema de nuestra realidad, que nosotros mismos no abordemos, otros lo toman en sus manos y no siempre con las mejores intenciones.

Tratándose, sobre todo, de un asunto en el que existen diferentes posiciones ideológicas y puntos de vista políticamente contrapuestos. Que vinculan ya el asunto racial con la actual política de subversión de Estados Unidos hacia Cuba. Por lo que pensamos que hay que trabajar fuertemente en las direcciones siguientes:[24]

- Hay que terminar de abrir fuertemente el debate público del tema y prepararse para los impactos que en este periodo nos puede traer.

- Hay que llevar el tema racial a los debates de la Conferencia del Partido.[25]

- Hay que tratar los asuntos del tema a través de los mecanismos de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular a todos los niveles.[26]

- El tema tiene que terminar de formar parte de la agenda en las organizaciones políticas y de masas y dentro del Movimiento Sindical en particular.

- Hay que continuar trabajando para adoptar medidas inmediatas que nos permitan avanzar de manera integral en el marco de la educación a todos los niveles, en su divulgación y el trabajo cultural.

- Hay que tratar de crear un dispositivo específico, a nivel estatal del gobierno o de ambos, para atender el tema racial. Dándole también un carácter institucional a la atención del tema. [27]

Finalmente, los cubanos tampoco podemos limitarnos a ser meros espectadores, del llamado Movimiento Afro descendiente, bajo el pretexto, sobre todo, de que en Cuba no hay pueblos originarios o de que en Cuba todos somos afro descendiente.

En cada uno de los tres encuentros continentales de la campaña “500 años de resistencia indígena, negra y popular “, y en otras conferencias Internacionales sobre los Afro descendientes, se han producido declaraciones de solidaridad con Cuba. Porque un movimiento que tiene como eje la reivindicación del derecho de autodeterminación de los pueblos indígenas y afrodescendientes, perciben al pueblo cubano como un símbolo de la resistencia continental en la defensa de la soberanía y la dignidad. Entonces, ¿Cómo podría Cuba no identificarse con este movimiento?, ¿Cómo podría no considerarlo un aliado importante en la lucha antiimperialista, es decir, en la lucha liberadora del continente?

La Habana, Septiembre del 2011


Esteban Morales es Economista, politólogo y ensayista. Nacido en Cárdenas, Provincia de Matanzas el 26 de Agosto de 1942. Dr. en Ciencias (Universidad de la Habana) y Dr. en Ciencias Económicas. Miembro de la Academia de Ciencias de Cuba. Miembro de la UNEAC.



[1] Ver: Esteban Morales “Cuba: raza después de 1959”, Enciclopedia sobre Cuba, en proceso de publicación, septiembre 2011.El tema está tanto en la conciencia de la sociedad, casi del mismo modo en que falta conciencia sobre el tema. Tratándose de algo sobre lo cual, no pocas veces, las personas no desean hablar. El Cro. Raúl Castro lo acaba de calificar como de “vergüenza” y estoy convencido que eso es lo que siente mucha gente cuando se ve obligada a aceptar que el problema existe. Otros, lamentablemente, siguen cerrando los ojos para no verlo, como si quisieran exorcizarlo.

[2] Alguien dijo en una ocasión, y yo lo comparto, que “Fidel va al futuro, regresa y nos lo cuenta”. Un ejemplo de ello lo tenemos muy reciente. Ver: periódico Granma, jueves s 8 de septiembre del 2011, “Tres preguntas de Fidel en 1999 a los Jefes de Estado de la OTAN que no fueron respondidas “.p.5

[3] No sería justo ni cierto decir que la población blanca no sufrió también; sino que negros y mestizos, masivamente sufrieron más.

[4] Ver: Reforma Económica y Población en Condiciones de Riesgo en Ciudad de La habana, de Ángela Ferriol, Maribel Ramos y Lía Añes., INIES, La habana, 2004.

[5] ver Niurka Núñez González, Pablo Rodríguez Ruiz, María M. Pérez Álvarez, Odalys Buscaron Ochoa, Lazara Y. carrazana Fuentes, Ana.J. García dally, “Las Relaciones Raciales en Cuba: Estudios Contemporáneos”, Colección Fuente Viva No. 35, editorial fundación Fernando Ortiz, 2011, pp.13-84.

[6] Ver: esteban Morales. Frente a los Retos del Color en Medio del Debate por el Socialismo.IPS.

[7] En la última asamblea nacional y el Congreso del partido, se ha dado un salto considerable, incrementándose sustancialmente la representación de negros y mestizos en las estructuras políticas y administrativas. Ver: Revista Bohemia, 6 de mayo de 2011, donde aparecen las cifras.

[8] La política social inaugurada en 1959 fue igualitaria, trato la pobreza en general y a todos los pobres como iguales, con independencia de su raza o color de la piel. Todos avanzaron, pero con puntos de partida desiguales, según fueran blancos, negros o mestizos, las brechas se mantuvieron. Solo que a más altos niveles.

[9] Lamentablemente existen muy pocos especialistas de estas materias en nuestras universidades. Se cuentan con los dedos de una mano los profesores que serian capaces de ofrecer una buena conferencia de historia de África, Asía y Medio Oriente. Lamentablemente, quien fuera nuestro mejor especialista de historia de África y Medio Oriente, el Dr. Armando Entralgo, con una obra reconocida, falleció hace pocos años .En la Escuela Secundaria y los preuniversitarios, no se les presta suficiente atención a estas materias.

[10] Si el color de la piel, por término medio, diferencia a los cubanos, en su status socioeconómico, dejarlo a un lado, significa no estar en condiciones de reflejar en nuestras estadísticas las diferencias sociales, u ocultarlas, que es aun peor.

[11] Es asombroso, la cantidad de estadísticas, que Cuba envía a Naciones Unidas, en las que la población no es clasificada por el color de la piel. Por lo cual, la verdadera obra social de la revolución, pierde la oportunidad de ser mostrada. ¿Cuáles son las razones que explican esa garrafal ausencia? Cuba es una sociedad multicolor y ello no es simple asunto de pigmentación, sino de historia. Ver del Autor, Cuba: color de la piel, nación, identidad y cultura. ¿Un desafío Contemporáneo?, libro Contracorriente V, editorial Ciencias Sociales, La Habana, 2008, pp.163-189, nota 58.Se trata además, de que nuestros censos no consideran para nada las diferencias lingüísticas, la mezcla subyacente en nuestra población entre cubanos y descendientes de antillanos (jamaicanos, haitianos etc.).La población china, al representar menos de un 1% fue eliminada del censo. No se toman en consideración los lugares de procedencia. Por todo lo cual, el censo es aún muy deficiente culturalmente. Un censo no es solo un asunto estadístico-cuantitativo, sino más que ello, una problemática cultural.

[12] En el contexto de la Crisis de 1989-1994, el aun Presidente del Consejo de Estado, Fidel Castro, se percato de esta situación y oriento realizar varias investigaciones, buscando el trasfondo de estas diferencias, lo que ha permitido hacer ajustes importantes dentro de la política social. Y tener una mayor conciencia de las diferencias que se ocultan tras la ausencia o la homogeneidad de las estadísticas sociales, que aun recogemos y que no las aportan...

[13] Han pasado solo 51 años desde que una revolución radical decidió atacar las desigualdades generadas por la sociedad cubana, provenientes de un régimen colonial esclavista, primero y de una república neocolonial después, que no impidieron que avanzar a la modernidad, pero solo para un porciento muy bajo de la población. El resto, la formaban un pequeño grupo de potentados, una exigua clase media y una gran masa de trabajadores asalariados y campesinos pobres, blancos, mestizos y negros, junto a una gran masa de negros y mestizos, que salvo poquísimas excepciones, nunca tuvieron acceso a la riqueza. La pobreza fue también masivamente blanca en la Cuba anterior a 1959, pero la riqueza nunca fue negra. Negar esa realidad, aun no superada, por demás, agravada entonces por la discriminación racial, llevaría a una falta de realismo político, que terminaría afectando, no solo el proyecto social de la revolución, sino incluso la estabilidad política de toda la nación. Fidel castro se percato de ello a tiempo y oriento actuar en consecuencia. (Nota del Autor).

[14] Hay que decir además que la historia de Cuba como parte del Caribe tuvo sus peculiaridades. Para ampliar ver: Orbita de Moreno Fraginals, capitulo “Peculiaridades de la esclavitud en Cuba”, Edición Alfredo Prieto, Ediciones UNION, UNEAC, La Habana, pp.154-167.

[15] Ver del Autor. Estadísticas y Color de la Piel. Jiribilla, 2010.No es tan importante que detrás de un color negro se esconda un componente genético mayoritariamente blanco o a la inversa. Eso es importante desde el punto de vista ético, moral, cultural, antropológico, pero no se ve y es como sino existiera. Lo que se ve es el color de afuera y la discriminación en Cuba no es un problema de componente genético ni sanguíneo, sino de color Lo predominante en Cuba es la llamada “línea del color” .Se discrimina por el color, a simple observación. Ni siquiera por otros rasgos. En Cuaba se pueden tener los ojos azules, pero si el color es negro o mestizo, ello basta para ser discriminado.

[16] En el Informe al VI Congreso del PCC Raúl castro Ruz, dice: que “… la dirección del Partido, a todos los niveles, debe hacerse una severa autocritican Y adoptar las medidas necesarias para evitar la reaparición de tales tendencias. Ello a su vez es aplicable a la insuficiente sistematicidad y voluntad política para asegurar la promoción a cargos decisorios de mujeres, negros, mestizos y jóvenes, sobre la base del merito y las condiciones personales. No haber resuelto este último problema en más de medio siglo es una verdadera vergüenza que cargaremos sobre nuestras conciencias durante muchos años, porque sencillamente no hemos sido consecuentes con las incontables orientaciones que desde los primeros días del triunfo revolucionario y a lo largo de los años nos impartió el compañero Fidel… Porque además, la solución de esta desproporción formo parte de los acuerdos adoptados por el Trascendental Primer Congreso del Partido y los cuatro que le sucedieron no aseguramos su cumplimiento. Asuntos como estos, que definen el futuro, jamás deberán volverse a guiar por la espontaneidad, sino por la previsión y la más firme intencionalidad política de preservar y perfeccionar el socialismo en Cuba”.

El propio Congreso y sus resultados, han sido una expresión clara, a partir de una considerable presencia de negros, mestizos y jóvenes en todos sus órganos de dirección al máximo nivel .Periódico Granma, domingo 17 de abril del 2011, p. 6 del Informe Central al VI Congreso del Partido.

[17] Ver del Autor: Cuba Acción Afirmativa: ¿Invitación al Debate? , Jiribilla, enero, 2011.

[18] La sociedad civil, tiene sus propios mecanismos de auto movimiento, pudiera decirse de auto empoderamiento, al margen de las instituciones establecidas y siempre está generando como expresar sus necesidades, las que brotan de una dinámica propia que no necesariamente esta siempre bajo el control de quienes la lideran. Esa dinámica es permanente, por tratarse de un organismo vivo en continuo movimiento. No hay cuerpo más vivo y dinámico que la sociedad. (El Autor).

[19] Aun y cuando nuestros principales líderes, Fidel y Raúl, lo han mencionado en múltiples ocasiones. Ver, Discurso de Raúl, Clausura VIII Congreso de la UJC, Periódico Granma, p.02.

[20] Ver Informe Central al VI Congreso del PCC, periódico Granma, abril 17, p. 6.Recientemente el Cro, Ricardo Alarcón ofreció una entrevista al Cro. Heriberto Feraudy, en la que expresa claramente que el tema racial será objeto de debate por los mecanismos de trabajo de la Asamblea Nacional. Ver: Periódico Cubarte, 23-8-2011.

[21] Recientemente, al calor del Año de los Afro descendientes, el tema ha comenzado a tomar una fuerte presencia en los medios del País. Existiendo todo un Programa Nacional para impulsarlo.

[22] Fidel Castro y Raúl Castro, se han referido abiertamente al tema en múltiples ocasiones, habiendo mostrado su preocupación, por impulsar las soluciones. Recientemente el Cro. Ricardo Alarcón, presidente de la asamblea nacional dl Poder Popular, concedió una entrevista al Presidente de la Comisión Aponte de la UNEAC, donde deja establecido que el tema será objeto de trabajo del poder popular a nivel nacional y que formara parte del debate en la próxima Conferencia del Partido en enero del 2012.

[23] Ver: Declaración del CIR, posted, 24 de febrero del 2011, en Negra Cubana tenía que ser. Donde aparecen documentos y pronunciamientos en solidaridad con Orlando Zapata, Guillermo fariñas y Oscar Elías Bicet, que al ser negros, se les trata de categorizar como luchadores raciales y por los derechos humanos en Cuba. Pretendiendo desviar la lucha verdadera por la solución del problema racial, hacia una cuestión antigubernamental que está conectada a la actual política subversiva de Estados Unidos contra Cuba.

[24] Ver: Esteban Morales, “Frente a los retos del Color en Medio del Debate por el Socialismo”.IPS.

[25] Sin duda, el tema ha estado presente en los debates del congreso y según las orientaciones que se desprenden del Informe Central al VI Congreso del Partido, presentado por el Cro. Raúl castro Ruz, el 17 de abril del 2011, este asunto será tema de seguimiento en cada chequeo que se haga de la marcha del trabajo del partido en cada una de las reuniones de su Comité Central. Como parte del chequeo de la Política de Cuadros.

[26] Suponemos que lo orientado por el Cro. Raúl Castro, también es válido para las sesiones de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Recientemente, en entrevista paraperiódico Cubarte, el Cro. Ricardo Alarcón se refirió ampliamente al tema, agosto 23 del 2011.

[27] Estas experiencias de institucionalización ya existen a nivel gubernamental. En Brasil hay un ministro, en Caracas un instituto, así como otras instituciones en varios países del hemisferio.