sábado, 10 de septiembre de 2011

DIRIGENTE ESTUDIANTIL CHILENA CONFIA EN JOVENES

Por Margarita Bastías y Marianela Jarroud.

SANTIAGO DE CHILE, 10 (ANSA)- "Esto es una guerra de cuatro años y si somos jóvenes comprometidos nos vamos a tener que levantar nuevamente el próximo año, si es que tenemos una derrota", afirmó la vocera de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), Camila Vallejo, en entrevista con ANSA.

El rostro que ha liderado las movilizaciones sociales más masivas en 23 años, con una propuesta de colores, creativa e ingeniosa, tiene muy claro hacia dónde va este movimiento, que comenzó el 28 de abril con 7 mil personas y hoy moviliza a cerca de un millón de adherentes.

"Aquí se va a reflejar si hay o no maduración del movimiento estudiantil. Cuando se plantean temas tan de fondo como los cambios al sistema político eso no se logra en un año con una movilización, por más masiva que esta sea", afirmó.

La joven, de 23 años, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, la más importante del país, subrayó que "la altura de miras tiene que ser de los jóvenes que hemos participado en el movimiento: esto requiere de una proyección política mayor y eso es importante saberlo para que no haya frustración al momento de no tener una respuesta concreta del gobierno".

Vallejo reconoció que "jamás imaginamos" la gran convocatoria que tendría el movimiento y la atribuyó a que se atacaron "problemas modulares que no sólo llegaron a la conciencia sino al bolsillo de la gente y a esa aspiración del alma de querer hacer las cosas distintas en nuestro país".

"Basta de los abusos, basta de esta falsa democracia que pasa por encima de nuestros derechos. Hoy debemos ser constructores del proyecto de desarrollo que queremos para nuestros hijos", enfatizó.

DFB
10/09/2011 17:54

Un juego de damas aburrido

Por Lorenzo Gonzalo*

Foto Virgilio Ponce - Martianos - Hermes - Cubainformación

Han pasado pocos días, desde que la prensa internacional y específicamente la de Estados Unidos, ofrecía reiteradamente noticias sobre supuestas golpizas a un grupo de mujeres en Cuba.

El mencionado grupo fue acuñado internacionalmente como las damas de blanco, por la vestimenta utilizada cuando marchaban a una Iglesia Católica donde acostumbraban acudir al oficio religioso dominical, llevando consignas referentes a la libertad de sus esposos, quienes cumplían por ese entonces prisión.

Ya los esposos han sido puestos en libertad. Por cierto que muchos de ellos han reaccionado con desagradecimiento de mal gusto en contra de las autoridades españolas, las cuales se ofrecieron a recibirlos, abasteciéndolos además de comida y alojamiento, buscándoles trabajo y trasladándolos a las regiones con mayores perspectivas de empleo. Respecto a esas gestiones han tenido respuestas airadas, exigiendo condiciones que escasamente y casi nunca pueden ser ofrecidas, ni siquiera a los nacionales españoles, debido a la terrible crisis económica por las que atraviesa España.

Las esposas de los presos liberados que no quisieron abandonar el país, han continuado con las marchas, esta vez pidiendo que sean puestos en libertad todos los “prisioneros políticos, en cárceles cubanas.

En primer lugar los familiares de esos supuestos presos que aún están en las cárceles cubanas brillan por su ausencia en dichas manifestaciones. Por otra parte los “presos políticos” de esas señoras, ya liberados, trabajaban o recibían ayuda de organismos estadounidenses, fundados con la intención de dirigir los procesos políticos de terceras naciones, especialmente aquellas que no responden por entero a los intereses económicos de Estados Unidos. Por consiguiente no sabemos exactamente a qué se refieren cuando hablan de “políticos” o cuando reclaman “a los restantes que aún permanecen en las prisiones”, porque ni se trata de presos políticos ni sabemos de otros presos.

Todo indica que la presencia de esas mini protestas, responden al plan de desestabilización confeccionado desde hace más de cincuenta años por el Departamento de Estado y los órganos de inteligencia de Estados Unidos, para provocar el derrocamiento del gobierno cubano.

Significativamente, coincidiendo con una época donde se están produciendo cambios y reformas en Cuba, para ajustar precisamente la dirección del sistema político cuyo objetivo es lograr mayor justicia y participación ciudadana en los asuntos colectivos, se han arreciado estas mini demostraciones de gente aislada. Parejamente debemos recordar que el Congreso de Estados Unidos ha aprobado un presupuesto de 20 millones de dólares, con miras a subvencionar a aquellas personas en Cuba que se muestren dispuestas a realizar campañas en contra del gobierno. O sea, es un presupuesto para financiar a la oposición política en Cuba. Evidentemente ningún país tolera semejante intervención, ni está dispuesto a permitir la presencia de quinta columnistas al interior de sus asuntos políticos.

Es una coincidencia significativa, que cuando más libertades han sido introducidas en el proceso interno de gobernación cubano, la prensa internacional, especialmente aquella bajo el control de corporaciones vinculadas con Estados Unidos, otorgue tanta cobertura a personas aisladas, dando la impresión que un gran movimiento en contra del gobierno, se está produciendo en esa Isla. Realmente es un vejamen que eso suceda en contra de una nación, que durante más de cincuenta años ha estado rodeada de agresiones beligerantes, dirigidas por los organismos militares estadounidenses. No es de dudar que estemos frente a una prensa que también está pagada. De hecho han salido a la luz noticias de periodistas inmorales, recibiendo cheques de emisoras financiadas por el gobierno de Estados Unidos dedicadas a hacer propagando en contra del gobierno cubano y al propio tiempo han estado en la nómina de cierta prensa privada. Precisamente, en el caso de una apelación pendiente ante los tribunales de Estados Unidos, por falsa acusación de espionaje en contra del cubano Gerardo Hernández, una de las pruebas que presentará la defensa es la evidencia de periodistas que cobraron 250 mil dólares del gobierno de Estados Unidos quienes, durante dicho proceso judicial, se dedicaron a demonizar en sus publicaciones a los acusados, en un caso que nada tenía que ver con espionaje.

En los últimos días se han opacado un poco los supuestos escándalos sobre cacerolazos en mercados cubanos, protestas en escalinatas y palizas de ficción.

En Cuba la gente continúa con la esperanza de que los cambios y reformas para ajustar su sistema político y convertirlo en una maquinaria social eficiente constituyan un asunto serio, que el nuevo gobierno precedido por Raúl Castro, llevará a cabo con buen éxito contra viento y marea. Ese es el espíritu reinante, lo cual no significa que no existan tensiones y premuras contenidas.

La mayoría de las personas se cuestionan por qué protestan algunas decenas de gente que son multiplicadas como panes cristianos por cierta prensa que nada tiene que ver con Cristo y mucho menos con aquel milagro. Diez personas son convertidas en miles y un empujón parece una de esas moleduras a palos y trancazos que acostumbran practicar las autoridades en Europa, Estados Unidos y algunos países de Latinoamérica. Es de observar que actualmente el continente suramericano es más benigno y consecuente en términos de la represión que los “paladines de la democracia”.

Realmente no sabemos por qué esa docena de personas protesta en Cuba, cuando tantos organismos sociales existen para canalizar aportaciones ciudadanas a los ajustes que se planifican y realizan. Excepto que se trate de un trabajo asalariado o algún retruécano mental de esos que a veces nos llenan la vida de confusiones, los alaridos de estas “damas” no son explicables.

Felizmente se han callado en los últimos días. Quizás piensen que hacen el ridículo, en un país que afanosamente busca vías para salir de sus problemas, en medio de las dificultades creadas por un bloqueo económico y las conspiraciones solapadas y manifiestas, dirigidas desde el Departamento de Estado de Estados Unidos. Quizás sea porque no ha llegado el cheque que justifique la marcha, aunque no me agrada pensar en esos términos, pero existen tantas evidencias en ese sentido, que se hace un poco difícil desconocer el hecho.

Por lo pronto, es una gran cosa que permanezcan tranquilas. No porque hagan daño, sino porque los trabajos ignominiosos pueden causar problemas a la salud y como la medicina es gratis en Cuba, es bueno que eviten enfermarse y así contribuyen al ahorro de recursos, algo que en el mundo se va convirtiendo en asunto de vida o muerte.

En realidad las damas de blanco más que significar un grupo de mujeres se han convertido en un reguero de fichas, donde solamente existe un jugador sentado en su despacho del Departamento de Estado de Estados Unidos. Es un verdadero juego de “damas”, prefabricado, dirigido y con un desenlace preconcebido. A estas alturas del conocimiento humano, sobre intrigas palaciegas, conspiraciones de los grandes poderes y corrupciones inimaginables, la partida de estas “damas” ya resulta un juego aburrido.

Miami, 9 de setiembre del 2011

*Lorenzo Gonzalo, periodista cubano residente en los EE.UU. y subdirector de Radio Miami


LA TRAGEDIA DEL 11/S QUE NOS DUELE EN LATINOAMÉRICA

Por Comité del FMLN en Suecia
Cual si de un número cabalístico o formula fatal, en la memoria del ciudadano global, desde hace 10 años se recuerda el 11 de septiembre como la tragedia con la que los ciudadanos estadounidenses y especialmente los neoyorquinos vivieron en esa fecha el acto terrorista más grande cometido en suelo americano, del cual a la fecha se han escrito versiones con autoría y detalles, que dan para escribir voluminosos libros, o llevar al cine secuencias de terror, angustia e incluso intriga, que mescladas con todos los sentimientos que en el mundo entero este hecho despertó, sigue hasta hoy sin encontrar una coherente reflexión del porqué.
La destrucción de las Torres Gemelas en Nueva York y el ataque al pentágono; por cierto este último aunque conocido, poco publicitado comparativamente; han marcado un antes y un después de la política de seguridad interna en USA así como unilateralmente por medio de sus acciones militares los gobernantes de la Casa Blanca se arrogaron el derecho de definir quiénes y donde están sus enemigos y culpables de esta agresión, así como que métodos utilizar para acabar con ellos. Para ello los derechos de sus propios ciudadanos han sido conculcados y las guerras y el patrocinio de focos de tensión casi universal made in USA, se han multiplicado; y lo que es peor con la colaboración de países y la venia de organismos como Naciones Unidas, además de muy escasa oposición en el concierto mundial.
Pero sin restarle la tragedia y lo abominable de lo que paso hace 10 años en Estados Unidos, la coincidencia histórica de la fecha del 11 de septiembre pero de 1973 del siglo pasado, también marcó un antes y un después para la lucha por la democracia en Latinoamérica que con un acto también de terrorismo, pero terrorismo de Estado, trunco en Chile un proceso de transición pacífica en la búsqueda de ese pueblo por darse para sí, los gobernantes y la sociedad que ellos libremente habían escogido a través de elecciones.
La cultura política practicado por muchos años en Chile hacía imprevisible para la ingenuidad compartida en todo el continente, un golpe militar, hasta que aparecen en ese mismo teatro, patrocinadores externos que abiertamente apoyaban e incentivaban la subversión interna en contra del Gobierno de la Unidad Popular precedido por el Dr. Salvador Allende.
Era evidente que la subversión interna contaba con ingentes recursos; pero sobre todo contaba con el apoyo y venia del gobierno de los Estados Unidos presidido por Richard Nixon, que por intermedio de su embajada y su flamante Secretario de Estado Henry Kissinger monitoreaba la actualidad política chilena y fue a él a quien los golpistas le pidieron apoyo político y la venia para la ejecución del golpe.
En la avanzada subversiva en Chile jugaron papel fundamental transnacionales como la ITT, Pepsi Cola, el Banco Chase Manhattan, así como la Central de Inteligencia Americana (CIA) quien puso en marcha El Proyecto FUBELT (también conocida como Track II) que era el Criptónimo CIA para las operaciones secreta de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) que estaban destinadas a socavar al Gobierno de Salvador Allende y promover el golpe militar en Chile.
Hay documentos hoy desclasificados en donde Henry Kissinger, transmitía órdenes al jefe de la CIA en Santiago en donde le afirmaba: “Es política firme y continua que Allende sea derrocado por un golpe de Estado. " También documentos desclasificados de la CIA revelan que el gobierno estadounidense financió desde 1970, periódicos y revistas de derecha en perjuicio del gobierno de Allende.
Incluso, un ex Boina Verde mexicano-estadounidense relató al Periódico estadounidense Berkeley Barb, que integró un comando de fuerzas especiales (834 boinas verdes, 14 rangers y 34 miembros de la CIA) trasladado a Chile, vía Panamá, para participar en el asalto a La Moneda.
Además completaba el grupo conspirativo estadounidense el embajador Nathaniel Davis, quien estuvo en Guatemala en el período en que asesores diplomáticos y militares ayudaron a organizar grupos terroristas fascistas como La Mano Blanca, Nueva Organización Anticomunista y el Consejo Anticomunista de Guatemala, que asesinaron a miles de estudiantes, trabajadores, campesinos e indígenas en las décadas de los 60s y 70s del siglo pasado.
Antes, durante y después del golpe de estado del 11/S en Chile, militares de alto rango fueron reclutados, auspiciados y apoyados por el gobierno de Nixon y los siguientes gobiernos Estadounidenses ratificaron ese compromiso de ignominia apoyando no solo a los fascistas chilenos, sino que también las subsiguientes dictaduras militares que fueron creando en todo la geografía del continente y que ahogaron a fuerza de represión y asesinatos las aspiraciones democráticas de Latinoamérica durante las últimas décadas del siglo XX.
Hoy en pleno siglo XXI y a 38 años de aquella tragedia para la democracia continental, la geografía política Latinoamericana, vuelve de nuevo a respirar aires de real independencia y la búsqueda de su propia identidad para construir sus propias sociedades, atrás han quedado las dictaduras fascistas y los gobiernos títeres ante los designios de los Estados Unidos son minoría; no obstante el mismo Chile se conmociona hoy con protestas estudiantiles que reivindican derechos y justicia social, lo que nos indica que tanto allí como en el resto de Latinoamérica nos falta mucho por andar y que el acecho subversivo externo también se juega sus cartas en cada uno de nuestros países y encuentran siempre vende patrias dispuestos a negociar la dignidad e independencia a cambio de llenar sus propias arcas.
En este 11/S latinoamericano nos sigue doliendo Chile, nos duele Latinoamérica con su pobreza, su marginación, su espolio, su violencia, su desesperanza que encamina a nuestros mejores hermanos a migrar al exterior; pero al mismo tiempo estamos llenos de optimismo por los nuevos aires que soplan en todo el continente y nos apropiamos todos de las proféticas palabras de Salvador Allende cuando aquel 11 de septiembre de 1973 como legado testamentario dijo “Superarán otros hombres este momento gris y amargo... Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, se abrirán de nuevo las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor”.
10 de septiembre de 2011

Denuncia urgente contra otra nueva provocación anticubana en Facebook

Percy Francisco Alvarado Godoy

Tomado de Rebelión

09-09-2011

Hace unos pocos días, un reducido grupo de contrarrevolucionarios radicados en el exterior, principalmente en Miami, han iniciado una sucia campaña anticubana en Facebook, creando un grupo de debate titulado: “Los cubanos solicitamos la intervención de la ONU en Cuba”, empleando para ello la página: http://www.facebook.com/groups/227008710682782/

En su mensaje provocador, expresan: “Este grupo ha sido creado con el objetivo de que todos los cubanos que amamos nuestra tierra, solicitemos una intervención de la ONU en Cuba”. Las conversaciones han fracasado, las palabras han fracasado. En Cuba funciona un grupo dictatorial donde la opinión y la verdad de un pueblo han sido secuestrados utilizando el periodismo como medio de desinformación.”

Luego continúa con los tradicionales ataques: “Todos los periodistas que “operan” estos medios son cómplices de esa dictadura y tendrán que responder en tribunales internacionales por su participación en esconder, “maquillar”, justificar los crímenes de ese régimen monárquico, así como por tratar de desviar la atención de los que aquí acusamos con pruebas y argumentos. Los cubanos hoy estamos regados por el mundo, de la misma forma que tenemos nuestros derechos como cubanos, pues podemos probar nuestra ciudadanía de nacimiento, también ostentamos la ciudadanía del país donde residimos, y por lo tanto tenemos derecho a que la ONU nos escuche”.

La primera ofensa de estos monigotes es pensar que podrían ganar adeptos sinceros para integrar este grupo, cuya pretensión es que, estimulados en las sucias campañas mediáticas anticubanas, pretenden lograr un desenlace como el ocurrido en Libia o que ambicionan obtener en Siria o Irán. Cuba no es Libia. Aquí el pueblo mayoritario apoya a su Revolución, la defiende con su propia vida, y no permitirá que esta sea derrotada, ni mediante las armas, ni con las mentiras.

Nosotros, periodistas e intelectuales cubanos y de todo el mundo, repudiamos cualquier diálogo con traidores y vende patrias, capaces de solicitar a la ONU medidas como el genocidio que se está llevando a cabo en Libia. Los asesinatos de niños, mujeres y ancianos a manos de fuerzas extranjeras, no ocurrirán en Cuba. Aquí cada cuadra será un bastión inexpugnable a tomar por el enemigo.

La segunda ofensa de estos quiméricos servidores del Imperio radica en que, violando las condiciones legales de Facebook, han incorporado al grupo, sin consultárseles y sin su consentimiento, a centenares de personalidades cubanas y de otros países, de probada condición revolucionaria y progresista a su famélico grupo. También han sido usurpados diversos órganos de prensa y medios informativos cubanos, pretendiendo de esta manera ofrecer la falsa imagen de que nosotros aceptamos la pertenencia a este grupo. Paradójicamente, tuvieron el descaro de colocar mi nombre encabezando esta falsa lista, a los que se suman renombrados amigos de Cuba como Graciela Ramírez, Alicia Jrapko y muchos otros, quienes luchan con denuedo por la liberación de nuestros Cinco hermanos prisioneros injustamente en cáceles norteamericanas. La falsa lista puede encontrarse en el link: http://www.facebook.com/groups/227008710682782/members/. Obviamente, si nos salimos de esta lista, aquellos que pensamos con plena convicción en nuestro amor a Cuba y su Revolución, quedarían solo cuatro gatos en ella. Nunca estaremos en un mismo grupo de debate de ideas con quienes pretenden ver a su pueblo ultrajado por las botas de cualquier invasor.

Por las razones antes expuestas denuncio al quinteto de contrarrevolucionarios que administran este grupo, integrado por individuos, algunos de los cuales emplean perfiles falsos, tales como Armando Guerra Cassidy, nacido en Holguín y que reside actualmente en Volgogrado, en Rusia; al nada misterioso y payaso que dice nombrarse Tetoko Tutoto, de origen cubano y nacido el 5 de febrero de 1962, quien esconde su cobardía detrás de un supuesto samurái; a Gilberto Gutiérrez, de origen cubano, oriundo de Santiago de las Vegas, en La Habana y quien actualmente reside en Miami, graduado en la Universidad de La Habana en 1989 y que se encuentra actualmente trabajando como camarógrafo y fotógrafo en Univisión Network; al mercenario y provocador Dionisio de la Torre Jr., actual presidente de Dicardi Management y detractor de la realidad cubana en el programa radial “La Visita”, en Miami, quien ofende a los holguineros al haber nacido allí el 7 de enero de 1955 y buscar una agresión contra su Patria; y, por último, la contrarrevolucionaria Esmeralda Rodríguez Campos, mercenaria y supuesta periodista, quien se graduó en la Universidad de la Habana en el 2006 y luego marchó a disfrutar de sus ruines méritos como falsaria y traidora a su pueblo.

La digna respuesta que recibirán de todos nosotros será la de salirnos de su ignominiosa lista y no prestarnos al juego de quienes elaboran una plataforma de debate cargada de mentiras, de suplantación de identidades y llena de la malsana hediondez que transpiran los traidores.


¿Será hoy la próxima balacera?

JACINTO GRANDA

MÉXICO.— Las balaceras con armas de alto poder de fuego y su saldo de muertes son comunes en México, expresión del drama que conmueve hoy a todo el país. En estos últimos días ocurrieron tiroteos en lugares tan aparentemente apacibles como la puerta de una escuela primaria y la entrada a un estadio de fútbol.

LOS SUCESOS EN EL CASINO DE MONTERREY CONSTITUYEN LA MÁS RECIENTE EXPRESIÓN DE LA PREOCUPANTE SITUACIÓN QUE VIVE HOY LA NACIÓN AZTECA.

A estos dos sucesos se une la más reciente irrupción de criminales que portaban armas largas en el casino Royale, de la ciudad de Monterrey, el cual fue incendiado con el resultado de 52 personas muertas.

El crimen organizado mexicano se caracteriza por su extrema violencia, que tiene escalofriantes pasajes como las masacres de emigrantes, ciudadanos y rivales, cuyas víctimas a cada rato aparecen enterradas en fosas comunes.

El caso de uno de esos ejecutores es el de El Compayito, jefe de la banda La Manos con Ojos, quien confesó tranquilamente su participación en 600 asesinatos. Otro, quizás más escalofriante aún, es el de El Ponchis, un sicario de 14 años de edad, quien degolló a cuatro personas.

Ambos son solo ejemplos de una conducta que se repite en muchos integrantes de los poderosos cárteles de narcotraficantes y otras bandas delictivas que operan en casi toda la nación.

En los últimos seis años se calcula la muerte de unas 50 000 personas en la ola criminal que inunda el país. Pero, obviamente, esos actos son posibles por la posesión de armas de alto poder de fuego en manos de la delincuencia.

Entre esos instrumentos de muerte se incluyen fusiles, ametralladoras, granadas, bazucas y hasta lanza cohetes. Esa fuerza mortífera en posesión de los criminales les permite con la mayor eficacia asaltar a los civiles, combatir a sus enemigos y enfrentar a las autoridades. Además de exacerbar el sentido de poder que a los delincuentes les da poseer estos instrumentos de muerte, como comentó un especialista.

Esas armas para los criminales mexicanos mayoritariamente entran al país procedentes de Estados Unidos a través del llamado "tráfico hormiga", un apelativo que caracteriza muy bien por su constancia a ese tan impune comercio.

Tanto fuentes oficiales mexicanas como estadounidenses coinciden en que entre el 70 y el 80 % de las armas que posee el crimen organizado en México llegaron desde Estados Unidos. Incluso otras versiones aseguran que esa cantidad es aún mayor.

Durante el pasado año, las autoridades mexicanas ocuparon unas 30 000 armas a las bandas delictivas.

Pero el flujo de armas que pasaron por esa ruta en el 2010 ascendió a unas 2 000 cada día, según un cálculo del Instituto Brookings, publicado por el diario Excelsior.

Entre las armas que cruzan a territorio mexicano este año se encuentran las 2 000 autorizadas por la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego de Estados Unidos durante la fallida operación denominada Rápido y Furioso.

La raíz de todo es que la venta libre de armas proporciona multimillonarias ganancias para los productores y armerías estadounidenses. Entre más letales, más caras.

Estados Unidos es el mayor consumidor de drogas del mundo y el narcotráfico a través de la frontera entre ambos países proporciona suficiente dinero a estos bandoleros para comprar su armamento.

El propio presidente Felipe Calderón, integrantes del Gobierno y del Congreso, así como numerosos representantes de sectores civiles mexicanos, han denunciado reiteradamente ese tráfico y exigido a la administración estadounidense que tome medidas urgentes para suprimirlo.

Estos culpan a Estados Unidos por ser también responsable de la delincuencia y la violencia en México, tanto por su alta demanda de drogas, como por abastecer el armamento de los delincuentes.

Todos esos reclamos mexicanos, apoyados por otras muchas personas en los propios Estados Unidos y en el mundo, provocaron una declaración del presidente Barack Obama en el sentido de que se tomarían medidas contra el tráfico de armamento. Es así que recientemente entró en vigor una normativa según la cual las armerías en California, Arizona, Nuevo México y Texas deberán reportar a cualquier persona que compre más de dos rifles semiautomáticos de calibre superior al 22. Se calcula que hay aproximadamente 8 000 armerías en esos cuatro estados fronterizos con México.

Sin embargo, esa medida de la administración estadounidense es considerada por numerosos observadores como la conocida "curita de mercurocromo" ante un problema tan grave. Alegan que es muy fácil de vulnerar por los comerciantes y los compradores de armas, ya que pueden no informar ventas por parte de los primeros y comprar una pero hacerlo en varias armerías por parte de los segundos.

Además, únicamente comprende una pequeña parte del territorio estadounidense, por lo que en última instancia solo servirá para que las armas se adquieran en comercios más alejados de la frontera.

No obstante, hasta esa exigua normativa provocó una gran oposición por parte de la Asociación Nacional del Rifle y los dueños de las armerías, que entablan procesos judiciales para suprimirla.

Mientras, el ciudadano mexicano puede preguntarse angustiado al despertar cada día: ¿será hoy la próxima balacera? (PL)

Tomado de Granma


11 de septiembre: Una página oscura en la historia estadounidense

Por Luis Beatón*

La Habana (PL) Los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra objetivos en Nueva York y Washington se mantienen aún como una página oscura en la historia estadounidense pese a varias investigaciones y las más variadas interpretaciones sobre las versiones dadas por el gobierno.

En el décimo aniversario del más mortífero atentado contra objetivos en territorio de Estados Unidos, son más las personas que ponen en duda la versión oficial de cómo fueron destruidas las Torres Gemelas de Nueva York y atacado el Pentágono por un avión que no dejó rastro.

Asimismo proliferan análisis sobre quien tuvo la responsabilidad, qué conocía el gobierno y cuándo lo supo.

Lo más real es que el 11-9 cambió el mundo y fue el inicio de 10 años de guerra donde importantes sectores norteamericanos salieron favorecidos, en especial el complejo militar industrial, que llenó sus arcas con el dinero de los contribuyentes para financiar las aventuras militares contra otras naciones presuntamente terroristas.

Un reciente sondeo del Centro de Investigación Pew evidenció que para gran parte de la población, un 43 por ciento, Estados Unidos actuó de forma equivocada en sus relaciones con otros países, aunque un 45 por ciento descartó esa posibilidad como detonante de los hechos.

Después de los trágicos ataques contra el World Trade Center, en Nueva York, y el Pentágono, en Washington, el 55 por ciento de los consultados descartaba esa teoría

La misma encuesta midió otro de los aspectos todavía motivo de controversia, la influencia de la acción para impulsar acciones y escribir normativas que restringieron las libertades civiles con el pretexto de enfrentar el terrorismo.

En los meses posteriores a la fatídica acción, el 55 por ciento de los entrevistados opinaron a favor de sacrificar las libertades civiles, situación que ahora solamente es aceptada por el 40 por ciento de los preguntados por el Centro Pew, de un universo de mil 500 personas abordadas entre el 17 y el 21 de agosto último.

El estudio confirmó opiniones de líderes políticos, académicos y la población en general al valorar que después del 11-9 el mundo cambió. Seis de cada 10 estadounidenses aseguran que los atentados cambiaron significativamente la vida en el país.

Los sectores más conservadores apuntaron posiciones e impulsaron medidas como la denominada Ley Patriótica, que restringieron las libertades civiles y dieron carta blanca al gobierno para reprimir y torturar bajo el pretexto de la lucha contra el terrorismo.

El juicio sobre la actuación de la administración del presidente George W. Bush durante la crisis también es demostrativo de que la gente comenzó a pensar con más frialdad y analizó diferente este acontecimiento.

Después de los ataques, el 86 por ciento apoyaron a aquel mandatario y ahora solo el 56 por ciento está de acuerdo con las acciones de respuesta.

La encuesta mostró, además, una tendencia entre la población más joven de Estados Unidos, a pensar que las agresiones contra Afganistán e Irak incrementaron las posibilidades de un atentado, lo cual puede alimentarse ahora más con situaciones como la de Libia y otras naciones árabes.

Al respecto, la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, reflexionó que aunque el país ahora es más seguro "no hay garantías en un mundo de amenazas siempre cambiantes''.

Los sucesos del 11 de septiembre, pese a los informes con recomendaciones, incluidas la de una comisión congresional, despiertan todavía muchas interpretaciones y no son pocos los temerosos de otros ataques, así como los proclives a que aún debe escudriñarse para descubrir los autores intelectuales de estos hechos.

Como cada aniversario, en los días previos no faltan los que opinan y hablan de teorías conspirativas del gobierno de Bush en momentos en que su popularidad descendía alarmantemente y ponía en tela de juicio su continuidad durante otro mandato en la Casa Blanca.

Aún hoy persiste una teoría que vincula al principal socio de Washington en el Oriente Medio. El día de los hechos, plantea, ninguna persona de religión judía murió en los ataques contra las torres porque no fueron a trabajar, luego de ser alertados por servicios secretos israelíes.

Otra de las versiones sugiere que el 11-9 fue parte de un plan diseñado por la elite en el poder: el presidente Bush, los republicanos, la CIA, el FBI y el departamento de Justicia.

Según el comentarista Earl Hutchinson, estos tenían el objetivo de imponer un estado de seguridad nacional, crear una justificación para las agresiones a Irak y Afganistán, aterrorizar al público estadounidense y reforzar el poder del lobby israelí en la política local.

La organización 11/9 Truth asegura que elementos al interior del gobierno de Estados Unidos deben haber orquestado o participado en la ejecución de los ataques para que ocurrieran de la manera que sucedieron.

También es llamativo ahora que después del 11-9 la industria militar haya tenido una época de prósperos negocios.

Durante la década transcurrida, el presupuesto anual de defensa aumentó a más de 700 mil millones de dólares, y las ganancias anuales de la industria militar casi se cuadruplicaron, acercándose a unos 25 mil millones de dólares el año pasado, según cifras del Pentágono.

Esa época de "vacas gordas" contribuyó a que hoy el país enfrente una seria crisis y grandes déficit fiscales. No por gusto el Congreso aprobó recientemente reducir el gasto militar en 350 mil millones de dólares en los próximos 10 años.

En otro orden destacan que el país gastó la astronómica cifra de 1,3 billones de dólares en 10 años y lanzar dos guerras que a la vista de muchos no tuvieron justificación real.

Si algo resulta ilustrativo de lo que desencadenó el 11-9 es el aumento del presupuesto de defensa, el cual se empinó de 316 mil millones de dólares en 2001 hasta 708 mil millones en 2011, por sólo citar un ejemplo de la bacanal de gastos que fueron justificados en una pretendida lucha contra el terrorismo internacional.

Los aniversarios seguirán llegando para miles de familiares de las víctimas inocentes de los ataques, mientras serán muchos los que esperan que el tiempo permita levantar el telón para descubrir a los culpables de la tragedia que marcó un momento oscuro en la historia de Estados Unidos.

* Periodista de la Redacción Norteamérica de Prensa Latina.


Fidel Castro: “Mientras más tiempo pase, más fuerza tendrán las ideas que he defendido” (+ Audio)

Publicado en Cubadebate el 10 Septiembre 2011

Conversación del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, con Mario Silva, conductor de La Hojilla, de Venezolana de Televisión, el 6 de septiembre de 2011, “Año 53 de la Revolución”.

Mario Silva. Bueno, iremos saliendo dentro de una hora.

Cmdte.- Sí. ¿Y vas para la loma aquella?

Mario Silva. Exacto, para arriba, para El Junquito, allá donde dicen… Y sobre todo, estábamos hablando de esas noticias donde a usted prácticamente lo ponían como con un derrame cerebral.

Cmdte.- ¡No me digas!

Mario Silva.- Sí señor.

Cmdte.- Ah, pues no me han dicho nada (Risas).

Mario Silva.- De eso estaban hablando, supuestamente, de que usted tenía un derrame cerebral. Yo les dije que teníamos…

¿Qué planes tiene ahorita, Comandante?

Cmdte.- ¿Pero tú creíste eso?

Mario Silva.- No, no, en absoluto, usted sabe muy bien… Más bien les dije que había una sorpresa, que había una sorpresa, precisamente.

Cmdte.- ¿Y por qué lo sabías tú?

Mario Silva.- Ah, para que usted vea, como están los miameros…

Cmdte.- Bueno, ¿y si a uno le pasa algo? Quedarías tú muy mal.

Mario Silva.- Quedo yo mal, ¡pero vea usted ahora! (Risas.)

Cmdte.- Pero no averiguaste nada.

Mario Silva.- No, no, en absoluto, lo que pasa es eso, es la guerra que vienen dando con relación a las noticias.

Cmdte.- Sí. Cuéntame, sigue.

Mario Silva.- Ah, bueno, entre otras cosas, lo que se viene hablando con relación al Comandante Chávez, que está más grave de lo que, según ellos, de lo que nosotros decimos en la calle; que usted está con un derrame. Es decir, hay una especie de noticias necrológicas que vienen dando, no solamente en Miami, sino también en Venezuela, runrunes de Nuevo País, Teodoro Petkoff y compañía.

Cmdte.- ¿Pero yo me he vuelto, acaso, alguien tan importante, compadre?

Mario Silva.- Parece que es pesadilla de ellos.

Cmdte.- Me dan demasiada importancia.

Mario Silva.- Parece que es pesadilla de ellos usted y el Comandante Chávez y todo lo que se está haciendo en Latinoamérica.

Cmdte.- Bueno, pero es un pueblo que aprendió a leer y a escribir, ¡no te olvides!

Mario Silva.- ¡Ajá!

Cmdte.- No te olvides de los millones de venezolanos que están estudiando. No te olvides de que en unos años ese pueblo ha cambiado.

Mario Silva.- Sí señor. Lo que era antes el pueblo analfabeta, incluso, que podía ser dominado hasta por los medios de comunicación.

Cmdte.- Bueno, yo creo que Venezuela es uno de los mejores lugares del mundo, más que Estados Unidos, en cuanto a conocimientos de la gente y cultura general de la gente; más que Europa. Tú no te encuentras a la gente esa que no sabe leer y escribir; encontrar un analfabeto allí es muy difícil, y no es lo mismo un pueblo analfabeto que un pueblo que sabe leer y escribir.

Mario Silva.- Un pueblo que estudia.

Cmdte.- Ellos están acostumbrados a tratar con pueblos que no saben leer ni escribir, ¿y alguna vez tuvieron un pueblo como ese, o como este mismo? Oye, nosotros llevamos ya más de medio siglo aquí. Yo he estado conversando contigo, contándote cosas de hace casi 50 años y desde antes de 50 años.

Mario Silva.- La Crisis de Octubre que ahora mismo cumple un nuevo aniversario.

Cmdte.- Sí, yo te dije que habían pasado 500 años.

Mario Silva.- Quinientos años.

Cmdte.- Porque, oye, los cambios no se miden por el tiempo, hay años que valen por 100.

Mario Silva.- ¿De allá hasta acá, Comandante, qué encontraron, sobre todo, en el pueblo latinoamericano?, porque vemos que hay una baja, incluso, intelectual en relación al pueblo norteamericano, porque les conviene a las mismas transnacionales de la comunicación mantener a ese pueblo ignorante de todo lo que está pasando en Latinoamérica.

Cmdte.- Mira, va a llegar el momento en que Estados Unidos se quedará en el último, en cuanto a niveles de cultura y de conocimientos, sin que tenga culpa el pueblo norteamericano; porque tú no vas a culpar al hijo de una familia pobre, de una familia del sur de Estados Unidos o de cualquier parte de Estados Unidos, o a un esquimal en Alaska que no sepa leer ni escribir, sencillamente porque es pobre.

¿Cuál es la situación, por ejemplo, de la población negra en Estados Unidos?

Mario Silva.- Ajá, y de la latina.

Cmdte.- ¿Cuál es el nivel de empleo de la población negra? ¿Cuál es el nivel de acceso a las carreras científicas, a las de profesores universitarios, a las de investigadores? Ellos no tienen la culpa; sin embargo, fíjate, tú analizas: trabajadores norteamericanos en la industria muy productivos, y te encuentras la población, dos poblaciones: la población negra y la población latina. No te olvides de que hay decenas de millones de latinoamericanos que la pobreza obligó a emigrar a Estados Unidos, y allí los seleccionan, hacen una selección a la inversa, separan a los padres de los hijos, el hijo norteamericano para allá; separan a las familias.

Mario Silva.- Están ocupando hasta los puestos de trabajo que antes eran destinados a negros y a latinos.

Cmdte.- Pero seleccionan a los que delinquen y los mandan… yo me opongo, porque hace muchos años venimos lidiando con estos problemas. Ellos, por ejemplo, son los responsables del número de armas…, son armas norteamericanas.

Tú analizas casos como el de México, cuya historia conocemos, historia que admiramos, una historia tan bella como la de México: la Revolución mexicana, los personajes de aquella historia, desde la conquista española; porque en México había una cultura que estaba muy encima de la que tenían en Estados Unidos.

Mario Silva.- Exacto.

Cmdte.- Bueno, cuando la conquista, desgraciadamente, la población indígena de México tenía una cultura elevadísima, sus conocimientos agrícolas competían con los conocimientos agrícolas de ahora, ¿qué queda de aquello? Xochimilco. ¿Dónde se produce el maíz que se consume en México? En Estados Unidos. ¿Dónde se produce el trigo? En Estados Unidos. ¿Dónde se producen los alimentos fundamentales? Allí en Estados Unidos.

Yo a veces he leído, México tiene casi 3 millones de kilómetros cuadrados y tiene más de 100 millones de habitantes; pero, últimamente… A mí me gustaba leer mucho de México, desde la época de la conquista, y hemos leído libros extraordinarios sobre la conquista de México. De México me han mandado esos libros, la propia directora de La Jornada -es una excelente lectura- ella me ha obsequiado algunos de los libros.

Dalia Soto del Valle.- Carmen Lira.

Cmdte.- Y en uno de esos libros, La conquista de México, algo de eso, es uno de los títulos que me envió, y ahí está toda la historia de Hernán Cortés, de la Conquista, de las guerras contra la población indígena; de la zona de Guatemala, que era una cultura…

Mario Silva.- Luego, la misma invasión norteamericana.

Cmdte.- Después, México, una historia llena de interés.

Mario Silva.- Y ahora con la droga. Con el narcotráfico prácticamente hay un Estado dentro de un Estado.

Cmdte.- Fíjate, Mario…

Mario Silva.- y son mercados del Norte.

Cmdte.- En México están muriendo -algo que no existió nunca en toda la historia de México-, en México están muriendo más de 10 000 personas anualmente ya como consecuencia del tráfico de drogas y el crimen organizado. Adquiere la forma más horrible que no adquirieron nunca.

Nosotros estuvimos en México, allí nos organizamos antes de regresar a Cuba después del ataque al Moncada; de allí salió el Granma, que nosotros trabajamos allí con la mayor discreción posible, tuvimos dificultades, pero esos problemas no existían. En aquella época existía el problema del contrabando, no de las drogas. La policía era muy activa tratando de evitar el contrabando en la frontera. Yo te lo digo, porque una vez crucé la frontera aquella -casi fui “espalda mojada” (Risas)-, crucé el río, me ayudaron para entrevistarme con unos cubanos del lado de allá; tenía que tener esa reunión, que era un grupo de un partido que era opuesto a nosotros, eran del partido que estaba en el gobierno derrocado por Batista, y nosotros buscando la unidad de todas las fuerzas, y sobre todo después que tuvimos problemas con la ley mexicana, no porque estuviéramos cometiendo delitos. Bueno, técnicamente eran delitos, pero no eran delitos deshonrosos, estábamos organizándonos para luchar contra Batista, estábamos entrenándonos, íbamos a los campos de tiro; aprendimos algunas cosas allí muy interesantes. Allí conocimos buenos amigos mexicanos y en un momento dado tuvimos problemas serios; y yo era muy crítico de algunos de los adversarios, la gente derrocada por el propio régimen de Batista, pero estaban en la oposición; no era lo que más deseaba, pero no nos quedó más remedio que discutir, porque sencillamente corríamos el riesgo de quedarnos más de 100 hombres allí, alrededor de 100, sin recursos y sin nada, porque las dificultades que tuvimos con las autoridades mexicanas como consecuencia de nuestra organización y nuestro entrenamiento, nos condujeron incluso a la prisión en México.

El Che y yo estuvimos presos, Miguel Schultz creo que se llamaba aquel.

Mario Silva.- ¿Obligó también a adelantar la expedición del Granma?

Cmdte.- No. Esa expedición se dio el día más o menos que teníamos planeado, lo que la hizo muy complicada y muy peligrosa.

Entonces, teníamos un barco que lo compramos con hipoteca porque ya no nos alcanzaba el dinero. Un mexicano se hizo responsable, “El Cuate”, como le llamaban, amigo nuestro. Vendieron el yate y una casa que estaba en la orilla del río.

Nosotros salimos por el Tuxpan, pero cuando salimos estaba prohibido porque había una tormenta, un norte. Esa es una historia larga, no la voy a hacer ahora; pero solo te digo que tuvimos dificultades, y después de aquello tuve que cruzar el río como “espalda mojado”.

Conseguir un fusil era muy difícil, fusiles de cacería, fusiles deportivos, no eran fusiles automáticos, ni los… super armas esas que tienen ahora que disparan en unos segundos 30 tiros. Hay que ver las fotos de los fusiles que Estados Unidos ha metido allí, sin decirles nada a los mexicanos; hay que ver los arsenales esos.

Mario Silva.- ¡Lo que se ha vendido en armamento a todas estas mafias!

Cmdte.- ¡Tremendo!

Entonces nosotros, conseguir un fusil era muy difícil. La policía andaba detrás del contrabando, no de la droga, porque no había el problema de la droga en ese tiempo allí.

Entonces, llegué, hablé, regresé por la carretera. Ir para México era fácil, ir para Estados Unidos era muy difícil. Crucé ilegal, a lo mejor me hacen juicio por eso, por la ilegalidad de haber cruzado como “espalda mojada” y me expulsan. Entonces regresé muy bien y seguí, ya había conseguido. Pero déjame decirte que la misma semana que íbamos a partir se produce una traición, por un tipo que nos hace una traición, un tipo que había estado en Estados Unidos, había estado creo que en el ejército, pero no era ni buen soldado, ni valiente, lo único que simpatizaba. Ahora, ¿qué quería? Manejar. “Pero, bueno, tienes que entrenarte.” “No.” “Tienes que entrenarte. No puede ir nadie si no se entrena.” Entonces lo que hace es que deserta; pero era muy amigo y mucha gente pensaba que no, que él no traicionaría. Yo, por si acaso, tomé todas las medidas de precaución con relación a lo que él sabía; pero había una cosa muy difícil, él sabía dónde estaba el Granma, porque manejó muchas veces, y yo tenía dos o tres compañeros que manejaban, y uno buenísimo, Cándido, Chuchú Reyes; pero este se marchó y yo traté de que rectificara, de que regresara; pero no regresó, lo que hizo fue vender la información, lo que sabía.

¿Sabes cómo fue el negocio? Él por 5 000 dólares daba unas informaciones, entonces la policía actuaba y comprobaba de que eran verídicas las informaciones de él y ocupaban un número de armas.

Ahora, fíjate, después el negocio era: la policía le entregaba 25 000 dólares y él decía las otras cosas que sabía, pero, sobre todo, el barco que íbamos a utilizar, y en ese ínterin…, fíjate.

Mario Silva.- Es cuando arranca el barco.

Cmdte.- No te voy a contar cómo lo supimos, porque había gente honorable y hubo gente que era de la Federal, ¿y sabes que reaccionaron?, eran simpatizantes de Cárdenas -Cárdenas estaba vivo. Yo no quiero mencionar nombres ahora, porque tendría que mencionar muchos nombres; pero eran cardenistas y eran policías y cumplieron. Estaban admirados de la precisión que tenía la policía de Batista -claro, si se la vendió un traidor-, entonces tal cosa y me dicen: “El barco no lo sabemos hasta tal fecha.” Cuando zarpamos la policía había obtenido alguna información, porque la policía aquella seguía todas las pistas y la Federal era eficiente. No sé cómo será ahora, pero era eficiente.

Mario Silva.- ¿Ellos son los que le avisan a Batista?

Cmdte.- ¿Quiénes?

Mario Silva.- Los de la policía Federal.

Cmdte.- No, Batista es el que les avisa a ellos dónde están las armas, porque el traidor les dio la información.

Mario Silva.- ¿Pero la salida hacia Cuba…?

Cmdte.- No, bueno, la salida hacia Cuba cuando nosotros desaparecemos de todos los lugares donde tenemos que estar es porque hemos desaparecido, estamos en el golfo, 82 hombres. Sabíamos tan poco de navegación, a pesar de que llevábamos un comandante que había sido de la marina, graduado de academia, ¡Ave María!; tenía parentesco con una familia de allí que se había portado bien, pero el hombre después se portó muy flojo. Teníamos otro que había sido marino, que era subteniente o teniente; uno que había sido comandante, y Pichirilo, un dominicano que conocí en Cayo Confites, que después murió luchando contra la invasión yanki allí.

Mario Silva.- En Playa Girón.

Cmdte.- No, esos vinieron, yo los había conocido allí; los invité y vinieron, vino Pichirilo, vino el otro, y vino el comandante, bueno, el que era comandante de la Marina. Era un barco para 20 o qué sé yo, 10 o 12 gente, y había 82 hombres, más las armas. Lo que menos había era comida, porque nosotros creíamos que eran cinco días, calculando la velocidad, hasta Oriente, y entonces el barco, que era como de 11 o 12, bajó la velocidad como tres millas. Estaba hundiéndose. ¿Tú sabes por qué se estaba hundiendo?, porque al calar más, entre las paredes filtraba el agua, y yo veía que aquello no tenía remedio. Era de madrugada y nosotros, que cantamos el Himno cuando salimos de México, no obedecimos la orden de que no se podía salir porque había norte; salimos, amaneció, y seguimos navegando, y el barco empieza a coger agua. Yo llego y me siento allí, al lado de la… La comida estaba debajo de las armas. Bueno, esa es una historia para contar aparte, no la voy a contar ahora. El barco empieza a coger agua, y yo dije: “Bueno, a sacar.” Era una lucha, yo estaba viendo, mientras en un cuarto allí sacaban el agua en una parte que tenía acceso al fondo, a ver quién ganaba, si el agua que nosotros sacábamos o el agua que estaba entrando, y yo dije: bueno, si esto… Estábamos a 70 millas de la costa.

Pasa un barco de guerra que no sabíamos de quién era, cerca, si era americano, si era mexicano, no sabíamos. Pusimos una línea de fusileros, que no había barco que nos agarrara, estábamos listos. Entonces, pasó como a 1 000 metros, nada, no hubo nada extremo. Estábamos a 70 millas de la costa, y como después de dos horas observé que el agua que sacábamos era más. Ahora, ¿tú sabes por qué se salva el barco? Porque al empezar a mojarse las tablas empezó a inflarse, y yo dije: “¿Quién resiste esto?” Pero empezó y ya no entró más agua. Con sus 82 tripulantes en el barco, entonces era, bueno, buscar la comida, a vomitar todo el mundo. Por suerte, no me entró vómito a mí, que nada más faltaba eso.

El Che no había llevado sus medicamentos, y eso le pasó como tres veces aquí, era casi como un destino, se le olvidaban o no los llevaba, no se preocupaba y después venían los ataques de asma, que eran muy fuertes.

La comida estaba abajo, no duraba para 82 hombres, no había comida ni para dos días, con hambre. Como la gasolina no alcanzaba, tenía un montón de bidones con combustible, ¿y sabes con cuánto combustible llegamos a Cuba?, con dos pulgadas de combustible en los tanques. Fíjate cuántas cosas cuando van a ocurrir.

Bueno, entonces llegamos después de siete días. En Oriente se produce el levantamiento; no cumplieron la orden, esa es la verdad, excelente gente, de verdad. Fue la única vez en que avisamos cuando íbamos a salir. Decía: “Obra pedida, edición agotada.” Eso significaba qué día y hora exactos habíamos salido. Calcularon cinco días y a los cinco días, se levantaron en armas; se levantaron en armas, el ejército fue para allá -de Batista- y nosotros no habíamos desembarcado, llegamos 48 horas después y estaban movilizados los perversos esos. Nos buscaron por todo aquello, pero nosotros estábamos bien lejos de la costa sur. Pasamos por Caimán, se nos cae un hombre al agua y llegamos al amanecer. Como decía Juan Manuel Márquez, aquello no fue un desembarco, fue un naufragio.

Después vino lo de Alegría de Pío, la dispersión, y después el resto de la historia.

Mario Silva.- Y encima un manglar.

Cmdte.- Pero, bien, el hecho es que ocurrieron todas estas cosas y llegamos. Después aquella gente se unió toda, incluso aquellos que…, pero nosotros dijimos: Bueno, vamos a unir toda la fuerza; ya era formal, porque habíamos derrotado al ejército de Batista, y habíamos constituido una fuerza y estábamos invadiendo el país, entonces todo el mundo ya reconocía aquel ejército, y hubo un espíritu amplio con todas las organizaciones, con todo el mundo, los que estaban contra Batista. Fue así que se produjo el Primero de Enero.

Pero en México era así, no había drogas, y ahora mueren 10 000 y de qué forma, de forma horrible, son personas que desaparecen en masa, gente pobre, humilde que va y los desaparecen; matanzas en grupos; jóvenes de 14 y 15 años convertidos en asesinos.

Mario Silva.- Una cosa, Comandante, la gente, los latinos que están emigrando ahorita a Estados Unidos, que llevan sangre del latino, ¿eso no se convierte, digamos, en un caballo de Troya dentro?

Cmdte.- Figúrate, tienen que escoger entre el hambre que ha promovido el imperio en este hemisferio, el subdesarrollo y el empleo en Estados Unidos a favor de las grandes empresas transnacionales, y después los seleccionan, separan las familias, hacen cosas horribles.

El pueblo de Venezuela lo conoce, porque ha visto todo eso en muchas películas. Yo veo Telesur y veo Venezolana de Televisión, y películas de aquella época, y películas de América Latina. Te advierto que la mejor televisión, la más seria son las que tienen TVes y Telesur, sin anuncios comerciales, sin nada de eso, todo es político y de verdad; deportes, políticos, instructivas de verdad. Esas vistas que ustedes toman de América Latina, de paisajes preciosos, las cosas que la gente ha hecho, las cosas históricas, las noticias internacionales, Libia, Siria; dondequiera que hay un problema están ustedes con los mejores documentales, mientras las televisiones son hoy grandes empresas al servicio de las grandes empresas. Antes era una imprentita, hoy es una cadena que vale cientos de millones de dólares y no están al servicio del pueblo.

¿Dónde está la libertad de prensa en todo eso? Y yo conocí a Ted Turner, fundador de la CNN, era amigo nuestro, y un tipo serio, deportista. Él mismo no debe haberse imaginado lo que es hoy las estaciones. Hay algunas estaciones que dedican programas científicos, son útiles, norteamericanas, pero los medios masivos son colosales empresas.

Mario Silva.- Porque es más fácil enseñar la diversión que enseñar el estudio. En el caso, por ejemplo de Venezuela, hoy tenemos la telebasura de la televisión que está más ligada a lo que es el mundo del espectáculo, chabacana, que no tiene ningún tipo de mensaje social, novelas, que son alienantes, muchas justificadoras del mismo clasismo; la otra es la de los concursos, que rayan no solo en la chabacanería, sino en la deformación del individuo. No hay, realmente, televisoras, incluso Venevisión, que se mantiene, supuestamente neutral y lo que está haciendo es alienante.

Cmdte.- Y ustedes con los satélites estos… Pero, claro, para poder trasmitir hace falta una estación que les trasmita. Hay muchas que les trasmiten, pero es una lástima. Nosotros retrasmitimos programas de ustedes que llegan a China, pueden llegar al Sudeste Asiático, pueden llegar a Rusia, a muchos lugares. Desde luego, es un beneficio para nosotros cuando tomamos un material de ustedes, pero lo divulgamos; sin embargo, ¿cuántas estaciones divulgan esos mensajes?

Pero yo confío en la cultura de la gente, yo confío en la educación mucho, es el arma contra la perversión, contra esa apelación a los instintos, que es la publicidad que hoy se usa en el mundo.

Ahora, mira dónde están metidos, Europa, los problemas que tienen con Grecia, con Escocia, bueno, con Inglaterra, persiguiendo a los maestros; hasta en Escandinavia.

Mario Silva.- Se hablaba del milagro económico irlandés, ¿dónde está?

Cmdte.- Ahí lo tienes. Problemas en España, problemas en Portugal, problemas en Francia, problemas en Irlanda, problemas en dondequiera. ¿Dónde no hay problemas? ¿Y cómo los van a resolver?

Mario Silva.- La misma Alemania, pensando que tiene… el lastre con toda la Unión Europea.

Cmdte.- No, y que ahora ha renunciado a la energía nuclear, se ha comprometido. Un loco cualquiera… puede ser víctima el pueblo alemán, de los desastres por imprevisión.

Ahora, a mí me hacen gracia los tipos esos, que se ponen a hacer augurios, como si para mí fuera una mala noticia morirme, entonces…

Mario Silva.- Es la perversión de la noticia, como para satisfacer cierto sector, el mantener la gente…, es más o menos, yo lo decía en el programa, cuando se dice: “A Fidel le dio un derrame cerebral.” ¿A usted lo están matando desde cuándo?

Cmdte.- ¡Ah!, bueno, hace más de 50 años, cuando desembarcamos en el Granma me mataron ya. No, a mí me han matado unas cuantas veces. Espérate, no es problema el que me hayan matado, han preparado mi muerte no se sabe cuántas veces. Me voy a conformar con decir decenas de veces; pero, además, el fracaso de sus planes es una prueba de su incapacidad. No había nada más fácil que liquidarme. Entonces, creen que me van a dar una mala noticia; cuando muera me tocó el descanso, será el día del descanso, mientras tanto, bueno, me he comprometido a mí mismo… toda la vida lo he dicho.

Mario Silva.- Eso es igual, Comandante, que nos están acusando, Comandante, de que somos hacker, entonces hay una expresión que ellos utilizan mucho allá, que nos dicen chavestia, y nos dicen brutos, torpes.

Cmdte.- ¿A quién le dicen bruto?

Mario Silva.- A nosotros nos dicen brutos.

Ahora, la pregunta es si nosotros estamos, por ejemplo, poniendo los bombillos cubanos, por donde usted personalmente vea 16 o 17 millones de personas en sus casas o, por ejemplo, nosotros supuestamente acabamos de intervenir la web y estamos jaqueando, supuestamente, a todo un equipo de opositores, entonces no podemos ser tan bestias ni tan torpes.

Cmdte.- Yo me río.

Conviene que hagan eso, conviene que hagan eso, porque es estúpido hacerlo, como cuando se ponen a insultar a los militares; es estúpido, porque no es lo mismo un hombre disgustado, un hombre irritado o que lo estén insultando todos los días…, y eso es lo que hacen aquellos. ¿A quién perjudica eso? A ellos; hacen el ridículo más grande del mundo, y entonces no van a cambiar las ideas. Porque yo digo, por mí ya, descanso, pero las ideas que uno ha defendido mientras más tiempo pase más fuerza van a tener, sin que uno esté pensando en ningún sitial, en ningún santuario, ¿para qué?

Mario Silva.- El mismo hecho, Comandante, que hayan atacado al Comandante Chávez, decir que supuestamente el Comandante Chávez está fingiendo la enfermedad, que todo fue un plan orquestado por el Comandante Fidel desde Cuba, todo eso de estarse burlando y llegar, incluso, a hacer un artículo de prensa, abiertamente provocador, donde se pedía que Chávez no muriera antes de pagar todas sus culpas; lo único que hicieron fue, dentro de la misma oposición, desatar reacciones adversas a ese tipo de comentario; porque la gente no puede ser tan malvada.

Cmdte.- La gente no quiere que personas tan imbéciles los dirijan, esos están descalificados, realmente. Y las ideas que ellos están combatiendo, ya te digo, no se apagan así, te lo digo por experiencia, hablo en nombre de no se sabe cuántos años ya, lo que he observado, y es, realmente, que las ideas son muy poderosas, y que los hombres por defender sus ideas son capaces de grandes sacrificios.

Mario Silva.- Y que no es fácil, esa era una guerra dura, no es fácil; usted lo alertó la vez pasada con lo de Iraq.

Cmdte.- Escribí bastante y pienso volver a escribir, pero ahora estoy trabajando en cosas que me parecen muy importantes, en cosas de interés con un beneficio para las personas, cosas que sean útiles, no me gusta perder el tiempo, no quiero hacer publicidad, es lo único que me puede apartar un tiempito de escribir, porque me gusta escribir, me gusta explicar; pero pienso que en este momento el deber es trabajar, profundizar en ideas que pueden ser útiles a mucha gente, pueden ser útiles a nuestro pueblo y a otros pueblos, y por eso estoy tranquilo, contento y feliz de haber podido conversar contigo, haber almorzado; creo que te sometimos a la dieta que tú tienes.

Mario Silva.- Estricta.

Cmdte.- Frutas, vegetales.

Y, como tú viste, la pasé muy bien, y hemos conversado de todo.

Mario Silva.- Sí señor.

Cmdte.- Bien, ahora te deseo buen viaje. Salúdame a Walter y salúdame a todos los amigos.


Usted puede descargar las fotos en alta resolución, en nuestro sitio en Picasa. Para ello, pinche aquí

Fidel Castro (D) y Mario Silva, de VTV, el domingo 4 de septiembre de 2011. Foto: Estudios Revolución

Fidel Castro (D) y Mario Silva, de VTV, el domingo 4 de septiembre de 2011. Foto: Estudios Revolución

Fidel Castro (D) y Mario Silva, de VTV, el domingo 4 de septiembre de 2011. Foto: Estudios Revolución

Fidel Castro (D) y Mario Silva, de VTV, el domingo 4 de septiembre de 2011. Foto: Estudios Revolución

Fidel Castro (D) y Mario Silva, de VTV, el domingo 4 de septiembre de 2011. Foto: Estudios Revolución

Fidel Castro (D) y Mario Silva, de VTV, el domingo 4 de septiembre de 2011. Foto: Estudios Revolución

Fidel Castro (D) y Mario Silva, de VTV, el domingo 4 de septiembre de 2011. Foto: Estudios Revolución

Fidel Castro (D) y Mario Silva, de VTV, el domingo 4 de septiembre de 2011. Foto: Estudios Revolución