miércoles, 24 de agosto de 2011

Desde La Habana, mensaje de la Casa Memorial Salvador Allende a los estudiantes secundarios y universitarios movilizados por la educación chilena y ma

La Habana, 24 de agosto de 2011

Queridos jóvenes estudiantes secundarios y universitarios, movilizados por una educación digna, pública, gratuita y de calidad en Chile:

Queridos estudiantes secundarios en huelga de hambre desde hace 36 días:

Queridos dirigentes de la Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECH), de la Federación Mapuche de Estudiantes (FEMAE), y de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES):

Querida compañera Camila Vallejo Dowling, Presidenta de la Federación de Estudiantes de Chile (FECH) y vocera de la CONFECH:

A nombre de la gran mayoría de nosotros, sus compatriotas radicados en Cuba tras el exilio o por motivos laborales, y de los cientos de jóvenes chilenos que –sin posibilidades de hacerlo en Chile – se han formado como profesionales o que actualmente están cursando estudios en diversas instituciones de enseñanza superior cubanas; a nombre de numerosos compañeros y compañeras, amigas y amigos del generoso pueblo de Cuba y de diversas latitudes de América, Asia, África, Europa y del Mundo Árabe; a nombre de todos quienes hemos estado siguiendo atentamente la histórica movilización que ustedes están protagonizando y encabezando por escuelas, liceos, facultades y calles de nuestra patria, queremos enviarles un gran abrazo solidario y de aliento en esta hora fundamental para el futuro de la educación, de Chile y de los pueblos que lo conforman, de los cuales nunca hemos dejado ni dejaremos de formar parte.

Durante estos intensos últimos cuatro meses, los chilenos hemos estado siendo testigos de uno de los episodios más bellos, conmovedores, estimulantes y de la mayor trascendencia social, política y cultural desde el retorno a la democracia en 1990.

Si bien forman parte de un largo ciclo de luchas protagonizadas principalmente por los universitarios en aras de la recuperación y mejoramiento de la educación pública en todos los niveles de enseñanza, proceso iniciado ya en los aciagos años 80s, con altos y bajos e importantes escaramuzas en las décadas siguientes, las jornadas de movilización que hoy ustedes están llevando a cabo, marcan un punto de inflexión de carácter fundacional dentro de la sociedad chilena, no sólo por la madurez y la inteligencia puestas en el empeño, la amplitud y la masividad de la convocatoria, la seriedad para el diálogo, la alegría y las formas novedosas de acción, de organización, de construcción y de manifestación de sus puntos de vista, sino también por la profundidad y el alcance – la radicalidad, en definitiva -- de vuestras demandas, las cuales vienen por primera vez a cuestionar y a poner sobre la mesa con una fuerza inusitada, uno de los puntos de sustentación más sensibles del modelo neoliberal que ha regido los destinos de Chile desde los años 70s, mucho antes que éste se propagara cual plaga por el mundo.

Y es que ustedes están inundado de cantos y de colores las calles y el abúlico paisaje social y político de Chile, demandando, no simplemente “más plata para estudiar” para quienes tienen el privilegio de hacerlo, sino poniendo en el centro del debate nacional el carácter profundamente desigual del ya insostenible modelo educacional chileno que, como ustedes muy bien dicen, conceptualiza la educación como un bien de consumo y no como un derecho social.

Al responsabilizar constitucionalmente por la educación de nuestros jóvenes, no al Estado sino a la familia; a través de la municipalización de la administración de la enseñanza primaria y secundaria; por la vía de la cada vez mayor prescindencia estatal en el financiamiento de la enseñanza superior, cuyos costos de matrícula y aranceles se encuentran entre los más altos del mundo; y a causa del incontenible e inmoral afán de lucro de una minoría rentista con poderosos intereses en el sector educativo, el actual modelo educacional chileno obliga a quienes pueden dar a sus hijas e hijos una educación de dudosa calidad y orientación, a hacerlo a cambio de contraer cuantiosas deudas que hipotecan el futuro de muchas familias de la llamada clase media chilena y – lo que es social y éticamente mucho más deplorable --, cerrando sistemáticamente sus puertas a la gran mayoría de los jóvenes provenientes de los estratos populares y más vulnerables, quienes, o acaban insertándose en condiciones de amplia desventaja en un mercado laboral cada vez más desregulado y precario, o sencillamente terminan “pateando piedras” por las esquinas de nuestros barrios y poblaciones.

Es eso lo que, entendemos, está en el corazón de sus demandas de poner fin al lucro en la educación, y que ésta sea pública, gratuita, de calidad, ética y socialmente orientada al servicio de los intereses mayoritarios de Chile y de sus pueblos. Es por ello que han logrado concitar y movilizar la simpatía y el apoyo de la mayor parte de la sociedad chilena y de la nación mapuche.

No sólo eso. Al tomar el problema en sus manos y optar por las acciones y el diálogo directos, confiando en su propia vitalidad, en su organización y en sus dirigentes, sin intermediarios de ningún tipo, ustedes, jóvenes estudiantes chilenos, están dando una gran lección de ejercicio de democracia y ciudadanía, y están transmitiendo un potente mensaje a la mayoritariamente apoltronada clase política chilena.

Salvo muy honrosas excepciones situadas entre las corrientes más progresivas del espectro, la dirigencia político-partidista no ha reparado, o no ha querido reparar aun, en el hecho de que los mecanismos de representación y participación que por más de veinte años han regido la toma de decisiones sobre los asuntos que competen al conjunto de la sociedad chilena y de la nación mapuche están ya agotados, y de que, por lo tanto, es hora de introducir reformas que permitan canalizar las voluntades y legítimas demandas de una ciudadanía que ha venido madurando y que, hasta hoy, no ha tenido expresión en los espacios institucionales establecidos.

Hasta ahora, la participación política de los chilenos se ha visto limitada al ejercicio del voto en procesos electorales cada vez más espurios, farandulizados y carentes de auténticos proyectos e ideas de país, para renovar instituciones que no expresan realmente la complejidad y diversidad de corrientes y fuerzas sociales y culturales presentes en Chile, país, por lo demás, de lobbystas y poderes fácticos de la más diversa calaña, muy dados a secuestrar y a encerrar entre cuatro paredes los debates y las decisiones fundamentales sobre el devenir nacional.

Es por ello que sectores importantes de esa juventud chilena que hoy se encuentra movilizada en las calles, convocando al conjunto de la sociedad a un debate político tan trascendental como lo es el futuro de la educación chilena, o se vienen restando sistemáticamente de participar en las contiendas electorales de los últimos años, o terminan simplemente siendo excluidos: estos últimos son los mismos niños y adolescentes que en calles, escuelas y liceos hoy están demostrando que sí tienen opinión sobre los asuntos nacionales de la mayor trascendencia, algunos a costa de poner en riesgo su salud y hasta sus propias vidas, como es el caso de aquellos 50 estudiantes secundarios sin derecho a voto que hoy cumplen 36 días de huelga de hambre, en medio de la indolencia de las autoridades y muchos de los llamados medios de prensa “independientes”, hecho que desde acá denunciamos enérgicamente.

En definitiva, jóvenes estudiantes secundarios y universitarios, ustedes están cuestionando lo que se ha dado en llamar la calidad de la política en Chile pero, al mismo tiempo, diciendo que sí tienen opinión, que es mentira eso de la apatía que supuestamente los caracteriza, y que realmente sí les importa lo político, en tanto mecanismo de construcción de identidades, sueños y proyectos colectivos.

En eso lo que no entiende la mayoría de dirigentes de los partidos de los grandes bloques que han dominado la política institucional durante estas últimas casi tres décadas. Es por ello que, desde el lado del actual gobierno (de esa derecha que está demostrando que de “moderna” no tiene ni un centímetro), las respuestas van: desde la represión bruta y llana, a través de infiltraciones de policías encapuchados, del despliegue de recursos y métodos que, creían algunos, habían quedado desterrados en el pasado o, al menos, en la Frontera, en el sur de Chile; pasando por el matonaje, la provocación, la amenaza, la criminalización de la protesta social, las acusaciones de “intransigentes”, de “manga de inútiles subversivos” que buscan el fracaso del actual inquilino de la Moneda; hasta la oferta de paquetes de medidas aisladas tipo “combo” sin ningún debate o pronunciamiento claro de las autoridades sobre los contenidos de fondo que subyacen en el problema de la educación chilena y que, como también ustedes muy bien dicen, “finalmente reflejan la manera de concebir la sociedad”.

En el mejor de los casos, por el otro lado del espectro, se adoptan posturas paternalistas, se los subestima, se los llama a mantener la “cordura” y a sentarse a discutir como ellos saben: entre cuatro paredes y de espaldas a sus bases. Definitivamente, son ellos los que poco y nada entienden sobre lo que está sucediendo, por lo que no sería raro que siguieran empecinados en mantenerse atrincherados en su nula capacidad de diálogo y buscando respuestas por la vía de la represión, la aplicación y/o ampliación de la nefasta Ley Antiterrorista, etc.

En fin, está por verse si Chile – ese “modelo” de país que, como tanto les gusta alardear a sus elites económicas y políticas, presenta altas tasas de crecimiento económico, siendo al mismo tiempo uno de los más desiguales del mundo –, es capaz de distribuir más equitativamente sus riquezas – que las tiene de sobra –, y de entregar a sus hijos una educación pública, digna, gratuita y de calidad, al servicio de un nuevo proyecto de país que ustedes, de algún modo, también han comenzado a esbozar. Ese sería el gran legado de ésta, la suya, a las futuras generaciones de chilenas y chilenos, y es por ello que, en Chile y en la diáspora, estar con ustedes y apoyarlos en esta hora fundamental constituye el mayor imperativo moral y político.

Las agencias de noticias informan sobre el desarrollo de la primera jornada del Paro Nacional de dos días que se ha iniciado en el día de hoy, jornadas históricas que no se veían desde los últimos años de la dictadura y que vienen a coronar el esfuerzo de miles y miles de compatriotas luchadores sociales que por muchos años, con parciales victorias y numerosas derrotas, han tratado de reconstruir voluntariosa y silenciosamente el tejido del campo popular en faenas, servicios, industrias, poblaciones, liceos, escuelas, universidades, campos, ciudades y pueblos. No sabemos a dónde irá a parar todo esto. Es quizá el inicio de un proceso de maduración y articulación del descontento con ribetes insospechados pero, con toda seguridad, no hubiera sido posible sin el empuje y el ejemplo de ustedes que han remecido la conciencia nacional, y han hecho resurgir las simpatías y el entusiasmo de nuestros amigos en América Latina y en el mundo, hacia un Chile que despierta y que empieza lentamente a abrir y a transitar por las grandes alamedas.

Especialmente los 50 estudiantes secundarios en huelga de hambre desde hace 36 días, por cuyas vidas que corren grave peligro demandamos el apoyo y la solidaridad internacional, reciban todos nuevamente el abrazo solidario y de aliento y todo el apoyo de sus compatriotas, desde el primer territorio libre de Nuestra América.

Adelante queridos estudiantes. No aflojen, que todo Chile y los chilenos estamos con ustedes.

Casa Memorial Salvador Allende


FMLN presenta la Iniciativa para la Integración Metropolitana (IIM)


Jorge Schafik Handal, candidato a la alcaldía de San Salvador por el FMLN, presenta la Iniciativa para Integración Metropolitana a los alcaldes y diputados de dicho partido.

Iván Escobar
Redacción Diario Co Latino


Lograr una ciudad moderna, un nuevo San Salvador, como bloque sólido, en las 14 municipalidades que integran el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS), se propone el FMLN, como principales objetivos de ganar esos municipios en las próximas elecciones, 12 de los cuales gobierna actualmente, cuya propuesta fue presentada esta mañana por el candidato a alcalde capitalino, Jorge Schafik Handal.

Handal, candidato a alcalde por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), presentó a los 12 alcaldes de su partido que gobiernan municipios del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS), así como a los nuevos postulantes, la Iniciativa para la Integración Metropolitana (IIM), con la cual buscan un desarrollo municipal y garantías directas a la población como una estrategia de bloque o de región.

“Con esto tenemos una ganancia para todos, una mayor articulación de gobiernos municipales, ofreciendo al mismo tiempo atracciones turísticas, y elevando la calidad de vida de la ciudadanía”, expresó Handal, luego de la presentación pública del proyecto.

La propuesta que será liderada por Handal, en caso de que el partido FMLN gane la totalidad de municipalidades del AMSS, en las elecciones de 2012, consta de siete ejes: Seguridad, Espacios Públicos, Transporte, Desarrollo de una ciudad productiva, una ciudad con rostro humano, y fortalecimiento institucional.

De los 14 municipios que integran el Gran San Salvador, el FMLN gobierna 12. En los últimos 18 años el partido de izquierda ha gobernado la mayoría de las municipalidades de la región metropolitana.

Handal aspira a gobernar la comuna capitalina, luego que el FMLN la perdiera ante la derechista ARENA, en los comicios municipales de enero de 2009.

Handal destacó ante los alcaldes salientes y candidatos a un nuevo periodo municipal, así como algunos diputados del partido de izquierda, que es necesario dar apoyo a esta iniciativa, que busca aprovechar aspectos como: que el 32% de la población reside en el AMSS; el 64% de los impuestos que se pagan al Estado, salen de estos municipios; y un 40% de la actividad económica del país “está concentrada aquí”.


Por ello, dijo, es importante desarrollar la relación entre municipios, compartir experiencias, que “permitan dar un salto de calidad integral, tener una sola visión, y operación articulada, para desembocar en la IIM”.


Medardo González, Secretario General del FMLN, quién estuvo presente en el evento, destacó que la propuesta que liderará el candidato Handal, cuenta con el respaldo de la dirigencia y la secretaría municipalidad del partido. Los alcaldes se mostraron optimistas con la propuesta.


“El FMLN con visión global, integral del país, venimos trabajando en la descentralización del Estado, en una Ley de Desarrollo Territorial, generando polos de desarrollo… a seis meses de las elecciones municipales tenemos una ventaja, un gobierno central que no obstaculiza, sino que coopera con todos los gobiernos municipales. Tenemos un punto a favor”, aseveró el político.


Con esta iniciativa, el FMLN aspira a contar con municipios trabajando por la población, y sobre todo, articulando y compartiendo experiencias que a futuro garantizarán una propuesta sostenible en el tiempo y que no se pierde por el cambio de partido en los gobiernos.


¿Libia: sangre, sudor y lágrimas?


Atilio A. Boron

Rebelión - 24-08-2011

La suerte del régimen libio está echada. A estas horas la única cuestión pendiente es el destino de Muammar Gadafi: ¿se rendirá o luchará hasta el fin?, ¿será Allende o Noriega?, ¿vivo o muerto? y, si vivo, ¿qué le espera? El exilio es altamente improbable: no tiene quien lo reciba y, además, su inmensa fortuna, depositada en bancos de Estados Unidos, Inglaterra, Francia e Italia está bloqueada. Lo más probable será que siga la suerte de Slobodan Milosevic y termine enfrentando las acusaciones del Tribunal Penal Internacional, que lo acusará de genocida por haber ordenado a sus tropas que disparen contra de su pueblo. Haciendo gala de una obscena doble moral, el TPI va a acoger una petición de un país, Estados Unidos, que no sólo no ha firmado el tratado y que no le reconoce jurisdicción sobre sus nacionales sino que lanzó una pertinaz campaña en contra del mismo obligando más de un centenar de países de la periferia capitalista a renunciar a su derecho a denunciar ante el TPI a ciudadanos estadounidenses responsables de violaciones semejantes -o peores- que las perpetradas por Gadafi. Una infamia más de un supuesto "orden mundial" que se está cayendo en pedazos gracias a los continuos atropellos de las grandes potencias. Y una lección para todos aquellos que confían –como en su momento lo hizo la Argentina de los noventa- en que consintiendo las "relaciones carnales" con el imperialismo se gozaría para siempre de su protección. Craso error, como se comprobó en el derrumbe de la Convertibilidad y como hoy lo experimenta en carne propia Gadafi, atónito ante la ingratitud de aquellos de quienes se había convertido en obediente peón.

Siendo esto así, ¿por qué Obama, Cameron, Sarkozy y Berlusconi le soltaron la mano? En primer lugar, por oportunismo. Esos gobiernos, que se habían alineado incondicionalmente con Mubarak en Egipto durante décadas, cometieron el error de subestimar el fervor insurreccional que conmovía a Egipto. Cuando cambiaron de bando, dejando en la estacada a su gendarme regional, su desprestigio ante la revolución democrática se hizo ostensible e irreparable. En Libia tuvieron la ocasión de reparar ese mal paso, facilitado por la brutal represión que Gadafi descargó en las primeras semanas de la revuelta. Esto ofreció el pretexto que estaban buscando para desencadenar la no menos brutal intervención militar de la OTAN -con su funesta secuela de víctimas civiles producto de los "daños colaterales" de sus “bombas inteligentes”- y, por otro lado, dando pie al inicio de las actuaciones del TPI a cuyo fiscal general ni por asomo se le ocurriría citar al comandante de la OTAN para que rinda cuentas de crímenes tanto o más monstruosos que los perpetrados por el régimen libio.

En una entrevista reciente Samir Amin manifestó que toda la operación montada en contra de Gadafi no tiene que ver con el petróleo porque las potencias imperialistas ya lo tienen en sus manos. Su objetivo es otro, y esta es la segunda razón de la invasión: "establecer el Africom (el Comando Militar de Estados Unidos para África) actualmente con sede en Stuttgart, Alemania, dado que los países africanos, no importa lo que se piense de ellos, se negaron a aceptar su radicación en África". Lo que requiere el imperialismo es establecer una cabeza de playa para lanzar sus operaciones militares en África. Hacerlo desde Alemania aparte de poco práctico es altamente irritante, por no decir ridículo. Ahora tratarán de que el régimen lacayo que se instale en Trípoli acepte la amable “invitación” que seguramente le cursará la OTAN. De todos modos, el operativo no será para nada sencillo, entre otras cosas porque el Consejo Nacional de la Transición (CNT) es un precipitado altamente inestable y heterogéneo de fuerzas sociales y políticas débilmente unidas por la argamasa que sólo le proporciona su visceral rechazo a Gadafi, pese a que no son pocos quienes hasta hacía pocos meses se contaban entre sus más obsecuentes y serviles colaboradores. Hay fundadas sospechas de que el asesinato aún no aclarado del ex jefe militar de los rebeldes, Mohammed Fatah Younis, ex ministro del Interior de Gadafi y ex comandante de las fuerzas especiales libias, fue perpetrado por un sector de los rebeldes en represalia por su actuación en el aplastamiento de una revuelta islamista en la década de los noventa. Otro ejemplo, no menos esclarecedor que el anterior, lo ofrece el propio presidente del CNT. Según Amin, Mustafá Abdel Jalil es “un curioso demócrata: fue el juez que condenó a las enfermeras búlgaras a muerte antes de ser promovido a Ministro de Justicia por Gadafi," cargo en el que se desempeñó desde 2007 hasta 2011. El CNT, en suma, es un bloque reaccionario y oportunista, integrado por islamistas radicales, socialistas ("estilo Zapatero o Tony Blair"), nacionalistas (sin nación, porque Libia no lo es) y, como señala el analista internacional Juan G. Tokatlian, "bandidos, empresarios, guerrilleros y ex militares" por no hablar del faccionalismo tribal y étnico que ha marcado desde siempre la historia de ese territorio sin nación que es Libia. Por eso no existen demasiadas razones para suponer que el CNT inaugurará un período democrático. Sus miembros no tienen mejores credenciales que Gadafi y pesa sobre ellos la irredimible infamia de haber invitado a las potencias imperialistas a bombardear sus ciudades y aldeas para viabilizar su derrocamiento. Por eso, lo más probable es que una vez derrotado el régimen, las sangrientas luchas intestinas y la ingobernabilidad resultante tornen inevitable para las potencias imperialistas entrar en otro pantano, como Irak y Afganistán, para establecer un mínimo de orden que permita organizar su rapiña. Desgraciadamente, lo que espera a Libia no es la democracia sino un turbulento protectorado europeo-estadounidense y, como dijo Winston Churchill de su país en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, sangre, sudor y lágrimas.


El «camello» de los helados


Una singular iniciativa comercial para extender la venta de helados hacia las comunidades ha encontrado la aceptación de los holguineros durante este verano

¿Un ómnibus-heladería?, es la pregunta de todos cuando ven los servicios que ofrece este singular establecimiento rodante. Autor: Héctor Carballo Hechavarría

Héctor Carballo Hechavarría
digital@juventudrebelde.cu
23 de Agosto del 2011 21:22:32 CDT
HOLGUÍN.— «¿El último para el Charangón?», indagó ante la hilera de personas una embarazada, mientras su pequeño hijo le tiraba de la mano. Entonces, un señor alto y grueso le respondió pausadamente que no hiciera cola, pues las «barrigonas» tenían preferencia.
En la fila nadie se inmutó, y cuando pidieron ¡tres!, el primero en «perderse» por el pasillo del gigantesco rumiante con ruedas fue el inquieto chico aludido. Sin embargo, si algún despistado caminante les hubiese seguido los pasos a los supuestos pasajeros, tal vez la escena habría acabado por sorprenderle.
¿Cómo era posible que en lugar de correrse hacia la «cocina», o de que el menudo pasara hasta la alcancía, todos los viajeros se encontraran sentados, y para colmo, degustando plácidamente helados de distintos sabores?, se habría preguntado a sí mismo.
La respuesta a tales incógnitas nos las ofreció el conductor-administrador de este curioso ómnibus-heladería, Jorge Luis Casas Alayón, quien vestido de completo uniforme y con sombrero de yarey nos recibió a bordo.
«Sí; este carro pertenece a la empresa de Transporte, pero, con excepción del chofer, el resto somos trabajadores de la cremería Guamá-Komodidad, de la ciudad de Holguín. Y si aquí hubiese magia, sería solamente la que sale de nuestro esfuerzo, por prestar un servicio de excelencia a los clientes», sentenció Casas Alayón.
Lo cierto es que cuando JR asistió a la última parada de esta heladería rodante, se encontraba detenida nada menos que en áreas de Playa Blanca, uno de los balnearios localizados en el municipio costero de Rafael Freyre y de los más concurridos por los holguineros en los meses de julio y agosto.
Sentado a una de las siete mesas posicionadas junto a las ventanillas, para el usuario Alfonso Vigueras la oportunidad había resultado doblemente grata: «Traje a mis hijos a bañarse en la playa, pero nunca me imaginé que viajáramos también a la cremería Guamá, de Holguín», nos comentó sonriente.
La referida iniciativa comercial se ha puesto en práctica por la Empresa Municipal de Recreación y Alimentación Pública (EMRAP), de Holguín, a lo largo de esta temporada veraniega, y la aceptación no se hizo esperar, principalmente en las comunidades suburbanas y rurales de la provincia donde no se presta este tipo de servicio.
«Además de los consejos populares de la ciudad hemos visitado caseríos como Mayabe y Güirabo, y los poblados cabecera de los municipios de Báguano y Rafael Freyre. Igualmente, dedicamos una jornada a los asociados de la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores (ACLIFIM)», agregó Casas Alayón.
Según informó el administrador de la principal heladería de la Ciudad de los parques, el convenio entre las empresas de Transporte y Alimentación establece el pago por cada día de servicio del «camello» y es mutuamente rentable. Desde el comienzo del verano, las ventas de esta unidad gastronómica itinerante superan los 749 700 pesos por concepto del expendio de helados y otras golosinas.
Lo cierto es que el origen del proyecto se remonta a la pasada temporada veraniega, cuando el vistoso medio de transporte, ataviado con caricaturas de destacados humoristas del país, funcionó inicialmente cual extensión del afamado restaurante Polinesio, de Holguín, una propuesta que volvió a las calles al calor de los jolgorios del Carnaval 2011.
«¿Lo más difícil? Quizá, separarnos de la familia, a veces por tres días consecutivos, cuando trabajamos en otros municipios; pero en general rompemos la rutina y ganamos nuevas experiencias. La población se comporta muy agradecida», aseguraron los trabajadores Mirtha Cruz, Osmany Pupo e Isabel Arencibia.
«En Báguano, por ejemplo, algunos vecinos nos llegaron a instalar sus propios ventiladores dentro de la guagua, para aliviarnos el calor. Nos brindan café, almuerzo… Tampoco nos ha faltado el agua», contó Yusneydis Pérez, de 26 años de edad, la más joven integrante del colectivo.
Otro reconfortante criterio de los obreros se relaciona con el cumplimiento de los suministros por parte de la empresa láctea del territorio, tanto en cuanto a las cantidades de helado pactadas, como en el surtido de sabores.
Para la trabajadora Minerva Cobas lo más divertido ha sido escuchar las constantes e ingeniosas bromas de los usuarios, como si en realidad se dirigiesen a algún acariciado destino o viajasen en una guagua.
«Este “camello” es muy conocido en Holguín; es uno de los pocos de su tipo que quedan. No sabemos porqué, pero a este en particular le llaman el Charangón. Cuando llegamos a los lugares, nos encanta oír a los niños coreando: ¡Llegó el “camello” de los helados!», aseguró Minerva.