lunes, 22 de agosto de 2011

EMIGRACIÓN: PARA BAILAR TANGO SE NECESITAN DOS


Jorge Gómez Barata

Un extraterrestre que observe el maltrato de que son objeto los hombres y mujeres que en busca de sostén y futuro arriban a Europa y los Estados Unidos, quedaría perplejo al enterarse de que no hace mucho, otros emigrantes protagonizaron el suceso económico y social más espectacular de todos los tiempos: el nacimiento del Nuevo Mundo. La civilización humana debe más a los emigrantes de lo que ellos agradecen a cualquier gobierno o país.

A fines del siglo XV el mundo se expandió; América entró en la historia y comenzó una era conocida como Modernidad. Desde Europa llegaron cultura y audacia, aunque también injusticia, opresión y enfermedades. No obstante lo decisivo y lo que ha dejado la huella más profunda fueron los hombres y las mujeres que desde entonces y hasta nuestros días forman la magnífica noria de los que van y los que regresan; triunfadores unos fracasados otros.

Deslumbrados por las riquezas de América, los exploradores se convirtieron en conquistadores y las naciones europeas en metrópolis saqueadoras y tratantes de esclavos. Miles de toneladas de oro, plata y gemas fueron robadas de templos, palacios, hogares y tumbas incas, aztecas o mayas. A las riquezas convencionales se sumó una exuberante biodiversidad. El dinero financió el desarrollo europeo y la papa, el maíz, el tomate, los frijoles y el cacao alimentaron al Viejo Mundo.

No obstante, como parte de aquel proceso plagado de luces y sombras, nació la cultura americana y aparecieron cerca de cuarenta naciones y estados, entre los cuales sobresalieron los Estados Unidos, fruto de una revolución unitaria que convirtió en una sola entidad a las 13 Colonias de Norteamérica. Ningún país debe tanto a los emigrantes y para ninguno esa categoría representa hoy un reto mayor que para Estados Unidos que no tiene fuerzas ni razones para prescindir de ellos.

Mediante esfuerzos diversos, paulatinamente Estados Unidos ha logrado regular con razonable eficacia la emigración desde Europa, Canadá y otros países hacia su territorio; lo que no ha conseguido es administrar su relación migratoria con México. Tal vez lo que ocurre es que, en este caso, no se trata sólo de extranjeros que llegan de un modo u otro, sino de un fenómeno de profundas y complejas raíces en una escala desmesurada.

México uno de los dos países que comparten fronteras con los Estados Unidos, étnica, cultural y lingüísticamente diferente, es considerablemente menos desarrollado y el único en el mundo al que le asisten razones para reclamar consideraciones especiales. En el siglo XIX Estados Unidos se expandió adquiriendo inmensos territorios a expensas de México, sin asumir las consecuencias demográficas y humanas de un atraco semejante.

Quienes creen que la fórmula para detener la riada de emigrantes—legales e indocumentados— desde México hacía Estados Unidos puede ser unilateral o se resuelve con muros o represión, no tienen en cuenta los registros históricos que muestran como, mucho antes de que México y Centroamérica debutaran como emisores de masas de emigrantes hacía Estados Unidos, lo hicieron Alemania, Irlanda, Italia, Grecia, China y otros países.

La reducción de la emisión de emigrantes europeos y asiáticos hacía los Estados Unidos no fue resultado de legislaciones más severas ni de la construcción de cercas o muros, sino del desarrollo económico y social de esos países. En la medida en que las personas encuentran en sus países modos de realizar sus proyectos de vida, la emigración se desvaloriza como opción. En ese orden de cosas, no existen excepciones.

Sin embargo, en las últimas décadas, aunque no haya sido esa la intención, en el ámbito de las relaciones bilaterales las cosas han marchado en sentido contrario a realizaciones que pudieran haber aflojado las tensiones migratorias. El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, lejos de propiciar el progreso económico del país azteca, crear puestos de trabajo y ofrecer mejores oportunidades para sus trabajadores, campesinos y clases medias, lo ha obstaculizado, haciendo de la emigración una opción privilegiada. El TLC ha incentivado lo que debió haber limitado.

Es cierto que entre las personas que en los siglos XVIII, XIX y la primera mitad del XX entre los que llegaron a Norteamérica los hubo con talentos y habilidades excepcionales, no fueron ellos quienes más aportaron al despegue y esplendor de los Estados Unidos; sino los obreros y campesinos, predominantemente jóvenes que echaron los cimientos. La expresión “robo de cerebros” no aplica para una época en la cual los brazos y los deseos de triunfar era la manera en que el talento se expresaba.

En realidad, la reforma migratoria integral para la cual la sociedad norteamericana parece estar madura, no será posible sin una concertación y un componente mexicano; para lo cual tal vez en México deban ocurrir cambios políticos suficientemente sustantivos. En definitiva, para solucionar un problema bilateral, lo mismo que para bailar tango, se necesitan dos.

La Habana, 22 de agosto de 2011

Rusia pide no intervención extranjera en Libia

El ministro de relaciones exteriores de la Federación Rusa Serguéi Lavrov, y el canciller salvadoreño Hugo Martinez firman un acuerdo sobre las bases de relaciones con el que impulsarán la cooperación entre ambos paises. Foto Diario Co Latino / Josué Parada

Zoraya Urbina

Redacción Diario Co Latino


El Canciller ruso Serguéi Lavrov dijo que su país no está de acuerdo con la intervención extranjera en el conflicto interno de Libia.


El diplomático enfatizó que no apoyan la participación de “jugadores externos”, por referirse a otros países, sino que cada nación debe resolver sus problemas a través del diálogo entre todas las partes involucradas en la crisis. Esto aplica para Siria y para Yemen.


Consideró que si la comunidad internacional no hubiera tomado parte en el conflicto, y hubiera propiciado el diálogo, se habrían salvado miles de vidas. Lavrov aseguró la intervención de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), fue uno de los factores para agudizar la crisis libia.


El funcionario dio estas declaraciones esta tarde en el marco de la primera visita oficial de un canciller ruso a El Salvador. En el encuentro con su homólogo, Hugo Martínez, abordaron temas de cooperación económica y comercial, entre otros.





El Salvador y Rusia fortalecen lazos comerciales y de cooperación


Los Ministros de Relaciones Exteriores de Rusia y El Salvador, Serguei Lavrov y Hugo Martínez, respectivamente, durante el inicio del encuentro empresarial.

Zoraya Urbina
Redacción Diario Co Latino


El Canciller salvadoreño Hugo Martínez y su homólogo ruso, Serguei Lavrov, inauguraron esta mañana un encuentro entre empresarios de El Salvador y de Rusia como parte del fortalecimiento de los lazos comerciales y de cooperación entre ambas naciones.

Esta es la primera visita oficial de un canciller ruso al país, lo que marca un precedente, es una muestra de las buenas relaciones diplomáticas y un reconocimiento de la acertada política exterior de El Salvador, “abierta al mundo y sin ataduras ideológicas de ningún tipo”, dijo Martínez.

El funcionario ruso realiza una gira por Latinoamérica, en la que el país es su primera parada. Previamente, el Canciller Martínez, junto a una comitiva de empresarios, visitó Rusia donde se reunió con funcionarios de esa nación. Hubo también reuniones empresariales.

Pese a las distancias y las diferencias de los dos países, Martínez expresó la buena voluntad de ambos gobiernos para crear nexos productivos. El Salvador y Rusia mantienen relaciones diplomáticas desde hace casi 20 años, en ese lapso, las inversiones en turismo y comercio tuvieron un nivel bajo. A partir del Gobierno del Presidente Funes se han reactivado.

El encuentro empresarial de este día congregó alrededor de 60 empresas nacionales, que incluyen 12 inversionistas rusos y 48 empresas salvadoreñas. Estas pertenecen a los sectores de energía, automóviles, repuestos, telecomunicaciones, café, entre otras.

Benjamín Monge, asesor de la Dirección Ejecutiva del Consejo Salvadoreño del Café, manifestó sus expectativas de hacer negocios con Rusia, enfatizó la buena calidad del producto que ofrecen, que lo hace apto para la exportación. El empresario mostró su anuencia con las gestiones del Gobierno salvadoreño por generar un mejor clima de negocios para el gremio empresarial.

Lavrov explicó que su gobierno apoya a los empresarios rusos para que inviertan en El Salvador y que ofrecen las condiciones necesarias para generar un diálogo directo entre ambos gremios de negocios. Enfatizó en que su visita y el encuentro son parte de los resultados del acuerdo previo con el Ministro Martínez.

De acuerdo a Cancillería, en 2010 el monto de las exportaciones hacia Rusia alcanzaron $18,8 millones, de los que el 97% corresponde a la venta de azúcar. El Salvador es uno de los cinco proveedores principales de azúcar en Rusia. En tanto, El Salvador importó de Rusia $ 14,9 millones, de los que el 83,8% fue de compra de abono.


Un grito mudo


Frei Betto

Escritor y asesor de movimentos sociais

Adital 22.08.11 - Mundo

Una foto del periódico me horrorizó: un niño somalí que parecía un extraterrestre desnutrido. El cuerpo, con sus huesitos remarcados bajo la piel. La cabeza, enorme, desproporcionada con el tronco reducido, se asemejaba al globo terráqueo. La boca -¡ay la boca!-, abierta por el hambre, emitía un grito mudo, la amargura de quien no tuvo la vida como un don, sino como dolor.

Al lado de esta foto iban titulares acerca de la crisis financiera del casino global. En diez días las bolsas de valores perdieron US$ 400 mil millones. ¡Estremecedor! ¿Y ni un centavo para aplacar el hambre del niño somalí? ¿Ni una mísera gota de alivio para tamaño sufrimiento?

Me dio vergüenza. Vergüenza de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que dice que todos nacemos iguales, sin proponer que vivamos con menos desigualdades. Vergüenza de que no haya una Declaración Universal de los Deberes Humanos. Vergüenza de las afirmaciones solemnes de nuestras Constituciones y discursos políticos y humanitarios. Vergüenza de tantas mentiras que saturan nuestras democracias gobernadas por la dictadura del dinero.

¡US$ 400 mil millones esfumados en la ruleta de la especulación! El PIB actual del Brasil sobrepasa los US$ 210 mil millones. Dos Brasiles derrochados por los desaciertos de los devotos del lucro e indiferentes al niño somalí.

En este mundo injusto una élite privilegiada dispone de tanto dinero que se da el lujo de invertir lo superfluo en el vaivén financiero en espera de que el movimiento sea siempre ascendente. Sueña con ver su fortuna multiplicada en una proporción que ni Jesús fue capaz de hacerlo con los panes y los peces. Basta con decir que el PIB mundial es hoy de US$ 62 mil billones. Y en el casino global se negocian papeles que suman ¡US$ 600 mil billones!

Ahora bien, la realidad habla más alto que los sueños y la necesidad más que lo superfluo. Toda la fortuna invertida en la especulación explica el dolor del niño somalí. Le quitaron el pan de la boca con la esperanza de que la alquimia del baile financiero lo transformara en oro.

Al niño le faltó el más básico de todos los derechos: el pan nuestro de cada día. A los dueños del dinero, que vieron sus acciones hundirse estrepitosamente en la bolsa, ninguna pérdida. Apenas una cierta desilusión. Ninguno de ellos se ha visto obligado a privarse de sus lujos.

Todos sabemos que la cuenta de la recesión de nuevo va a ser pagada por los pobres. Son ellos los condenados a sufrir por la falta de puestos de trabajo, de préstamos, de servicios públicos de calidad. Ellos padecerán el desempleo, los cortes en las inversiones del gobierno, las medidas quirúrgicas propuestas por el FMI, el bajón de las ayudas humanitarias.

La miseria nutre la inercia de los miserables. Sin embargo preveo el inconformismo de la clase media que, en los EE.UU. y en la Unión Europea, acariciaba el sueño de enriquecerse. La periferia de Londres entra en ebullición, las plazas de España y de Italia son ocupadas por gente protestando. ¡Tantos ahorros se volatilizaron como humo en las chimeneas del casino global!

Temo que la ola de protestas dé luz verde al neofascismo. En nombre de la recuperación del sistema financiero (dirán: "volver al crecimiento”), nuestras democracias apelarán a las fuerzas políticas que prometen más oro a los ricos y sueños, meros sueños, a los pobres.

En los EE.UU. la derrota de Obama en las elecciones del 2012 reavivará el prejuicio contra los negros, y el fundamentalismo del ‘tea party’ incrementará el belicismo, la guerra como factor de recuperación económica. La derecha racista y xenófoba tomará los gobiernos de la Unión Europea, dispuesta a contener la insatisfacción y las protestas.

Debido a todo ello, el niño somalí verá sanado su dolor por la muerte precoz. Y Somalia se multiplicará en las periferias de las grandes metrópolis y de los países periféricos afectados en sus frágiles economías.

Pero bueno, dejemos el pesimismo para días mejores. Es hora de reencender y organizar la esperanza, de construir otros mundos posibles, de sustituir la globocolonización por la globalización de la solidaridad. Sobre todo de transformar la indignación en acción efectiva por un mundo ecológicamente sustentable, políticamente democrático y económicamente justo.

[Frei Betto es escritor, autor de "El amor fecunda el Universo. Ecología y espiritualidad”, junto con Marcelo Barros, entre otros libros.
http://www.freibetto.org twitter:@freibetto.


Copyright 2011 – Frei Betto - No es permitida la reproducción de este artículo por cualquier medio, electrónico o impreso, sin autorización. Le invitamos a que se suscriba a todos los artículos de Frei Betto; de este modo usted los recibirá directamente en su correo electrónico. Contacto – MHPAL – Agência Literária (mhpal@terra.com.br)

Traducción de J.L.Burguet].


La actual batalla diplomática entre palestinos e israelíes intenta transformarse en una guerra fabricada


Percy Francisco Alvarado Godoy

La ola de violencia desatada entre palestinos e israelitas en los últimos días ha desplazado del foco de atención de la comunidad internacional el tema del debate diplomático sobre la admisión del Estado Palestino como miembro pleno de la ONU en septiembre próximo. En mi caso particular albergo serias dudas sobre los hechos que originaron estos acontecimientos y sobre quienes fueron realmente sus autores pues, en realidad, la compleja situación actual no solo pone en peligro la votación en las Naciones Unidas sobre el caso palestino, sino también a cualquier negociación entre las partes.

En efecto, sin lugar a dudas, no creo que los hechos que detonaron esta escalada de violencia con los ataques a varios autobuses en Eilat, el lanzamiento de más de un centenar de misiles desde Gaza hacia Israel y la brutal respuesta de la aviación sionista contra los palestinos, haya sido fruto de una espontánea casualidad. Hay mucho más detrás del telón y todo apunta a una clara intención de enrarecer las relaciones entre ambos bandos por una parte y de confundir a la opinión pública internacional, por otra parte, previamente a la venidera votación en la ONU. Se trata de cambiar opiniones, de condicionar percepciones políticas de muchos estados que aún dudaban sobre la posición a asumir en la Asamblea General el 20 de setiembre. Fue un golpe a las soluciones pacíficas y un espaldarazo a un diferendo militar que ha desangrado a ambos pueblos, sobre todo a los palestinos. Fue en triunfo de la intolerancia y el extremismo que niega espacio a la razón y a la lucidez política.

El culpable original de estos hechos aún permanece en la sombras y sabe bien que logró su cometido. Por una parte sospecho que el ataque contra los autobuses en Eilat y el lanzamiento de los misiles contra el sur israelí, bien pudieron ser una operación montada por el Mossad o el Shit Ben, siguiendo indicaciones de la alta jerarquía política ultraconservadora, como alternativa militar para apoyar las posiciones de Israel en la actual batalla por impedir la aceptación del Estado Palestino en la ONU. Las propias características de la operación lo hacen sospechar. Fue una operación rápida como rápida fue la respuesta de las fuerzas policiales sionistas. Era como si todo estuviera calculado. Por otro lado el costo en vidas, aunque doloroso, fue irrelevante y permitió un sobredimensionamiento mediático dirigido a dos objetivos muy precisos: distraer al pueblo israelí de sus luchas por reivindicaciones sociales y plegar a la opinión pública internacional a favor de Israel. Este tipo de operación puede bien haber sido montada por agentes israelíes que han logrado penetrar a facciones de línea dura dentro de los palestinos y que les han servido de cabeza de turco o de instrumentos ocasionales.

Otra posibilidad, aunque todavía fracción palestina alguna ha reconocido su autoría, pudiera ser que el ataque haya sido fraguado por miembros extremistas que reniegan a ultranza la existencia del estado israelí o conversaciones entre la ANP e Israel. Sabido es que existen profundas fisuras dentro del movimiento palestino en relación con el histórico diferendo existente con el país hebreo. Por ejemplo, las Brigadas An Nasser al Saladín, brazo armado de los Comités de Resistencia Popular, dijo haber reivindicado el ataque del sábado contra la ciudad israelí de Beer Sheva, que dejó un muerto y 12 heridos. Sin embargo, los ataques detonantes permanecen sin alguien que cargue la culpabilidad, como es el caso de la agresión a los autobuses israelíes en el sur de Israel. Desde luego, sus declaraciones han servido para que los sionistas les culpen de la muerte de ocho israelitas en la ciudad de Eilat, buscando de esta forma alguien a quien endilgarle el inicio de la contienda actual.

LA ACTUAL PECULIAR SITUACION MILITAR ENTRE ISRAEL Y LOS PALESTINOS.

Lo cierto, después de todo, es que la situación se ha caldeado a extremos ya superados anteriormente mediante negociaciones y los culpables no aparecen. A partir de los ataques en la carretera estatal 12, que conecta Mitzpe Ramon con Eilat, cerca del cruce de Ein Netafim, todo ha sido un desencadenamiento de sucesos, de acción y reacción descontrolada, de obstinación y prepotencia, cuya principal víctima es la propia malograda y dudosa paz alcanzada hasta hace un tiempo.

Estos momentos requieren de todas las partes involucradas una verdadera madurez política, pues hay mucho que perder sobre el tapiz. El arrogante Israel debe abandonar sus posiciones de fuerza que la hacen usar cualquier excusa para arremeter impunemente contra el pueblo palestino. El movimiento palestino debe tener en cuenta que la unidad política es y será esencial para lograr su anhelado sueño de alcanzar su ansiado Estado. Es cierto que hay viejas y dolorosas heridas, odios ancestrales, recelos latentes y todo tipo de suspicacias que hacen de la región un permanente polvorín.

La situación en la franja de Gaza y en las zonas cercanas a Israel se ha agravado en extremo. Hamás y otras facciones palestinas, como era de esperarse, anunciaron el abandono de la tregua con al Estado hebreo luego de los ataques sionistas a Gaza. Por su parte, Israel ha ampliado su capacidad misilera en las ciudades israelíes de Ashdod, Ofakim, Netivot, Beer Sheva y Ashkelon, fortaleciendo así a la llamada Cúpula de Hierro, la planea ser ampliada durante el 2012. De la misma manera, el arresto de decenas de palestinos en Hebrón, incluyendo a varios líderes de Hamás, por las tropas sionistas hace todavía más peligrosa la situación. Esto condujo a que el movimiento Hamás se desvinculara inicialmente del acuerdo de tregua alcanzado entre Israel y el gobierno de Gaza tras la operación Plomo Fundido, entre diciembre de 2008 y enero de 2009, dando luz verde a todo tipo de acciones contra Israel.

Aunque luego del desangramiento sucedido parece primar en las últimas horas un poco de cordura, al establecerse por Hamás, los Comités de Resistencia Popular (CRP) y otros grupos, una tregua transitoria con Israel en Gaza, débil y llena de fracturas, de la cual poco debe esperarse, pues la obstinación de algunos extremistas palestinos y la prepotencia sionista mantienen aún enfrentamientos aislados. El propio CRP lanzó, luego de su adhesión a la tregua, 15 misiles de tipo Grad y cohetes Qassam contra varias ciudades israelíes sin provocar víctimas. Por su parte, la Yihad Islámica condicionó la tregua al cese de todo tipo de ataque de Israel a Gaza. En resumen la paz camina ahora por una cuerda floja y con peligro de ser echada a un lado por los odios y resentimientos.

Como era de esperarse, el canciller israelí, Avigdor Lieberman, responsabilizó directamente a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) por la supuesta espiral de violencia en la región, con la clara intención de prejuiciar a la opinión pública internacional dentro del marco de la batalla diplomática que libran ambas partes en torno a la votación del próximo 20 de septiembre. Sin ambages, lanzó su falaz acusación: “Los líderes de la ANP están embarcados todo el tiempo en una campaña de incitación contra Israel y alaban a los terroristas, y son completamente responsables por el atentado terrorista asesino contra israelíes inocentes que se iban de vacaciones”.

EL MUNDO ANTE EL ACTUAL CONFLICTO

El pasado 20 de agosto, La Liga Árabe anunció una reunión de urgencia en El Cairo, Egipto, para discutir la nueva escalada de violencia entre las fuerzas armadas israelíes y las milicias palestinas. Lo mismo hizo el presidente palestino, Mahmoud Abbas, al solicitar al Consejo de Seguridad de la ONU un llamado a Israel para que detuviera los ataques aéreos contra Gaza.

Por su parte, los principales líderes del Congreso Judío Mundial condenaron fuertemente el ataque terrorista en Eilat, aunque no se compadecieron de las decenas de palestinos asesinados por la aviación sionista en Gaza. El propio presidente del CJM, Ronald S. Lauder, declaró: “Es tiempo de que la comunidad internacional actúe contra los terroristas en Medio Oriente”. Por supuesto, ignoró al terrorismo de estado ejercido por Israel contra el mundo árabe y el pueblo palestino.

Lo cierto es que la anunciada solicitud de reconocimiento del Estado Palestino en el marco de la reunión anual de la Asamblea General de la ONU, ha desatado una fuerte batalla diplomática, en la que los Estados Unidos e Israel pretenden obstruir a toda costa la solicitud palestina, relegando la solución del diferendo entre israelíes y palestinos a una negociación bilateral en la que los últimos serán claramente los destinados a perder. La pretensión palestina de formar un estado independiente que incluya a Cisjordania, a la Franja de Gaza y a Jerusalén Este, territorios ocupados por Israel tras la guerra de 1967, no conviene a los sionistas, quienes se niegan a dividir a Jerusalén.

Los Estados Unidos, el principal aliado de Israel, anunciaron anticipadamente su veto en el Consejo de Seguridad para bloquear dicha petición. Ante esta contingencia, los palestinos aspiran, al menos, a que se les reconozca cono Estado no miembro, en calidad de observador, lo que se podría conseguir mediante votación en la 66 Asamblea General de la ONU, eludiendo pasar la moción por el Consejo de Seguridad y evitar así el veto norteamericano, siempre que se consigan los dos tercios a favor en el sufragio.

No es desconocido que el presidente palestino Mahmoud Abbas se encuentra sometido a varias presiones no solo en la arena internacional, sino dentro del movimiento palestino donde Hamás, el Movimiento de Resistencia Islámica, mantiene serias diferencias de punto de vista sobre su estrategia diplomática y el futuro de la nación, ya que este último se niega, a la vez, a reconocer al estado de Israel. Estas diferencias, que debilitan sobremanera a los palestinos son un lastre que beneficia a sus propios enemigos y demuestran la incapacidad de este movimiento de echar a un lado sus diferencias en un momento crucial de su historia. De estas divergencias y ceguera política sacan beneficios Israel y sus aliados, ya que mientras Al Fatah y Hamás mantienen congeladas sus negociaciones hacia la unidad, Israel lanza una fuerte campaña diplomática a nivel internacional para obstruir cualquier aprobación del Estado Palestino, ya sea como miembro pleno o como Estado no Miembro.

LOS ACTUALES CAUCES DE LA BATALLA DIPLOMATICA ENTRE ISRAEL Y PALESTINA.

Israel ha iniciado desde hace meses una fuerte campaña diplomática que incluye a todo tipo de presiones, chantajes y ardides para lograr que los palestinos no logren su objetivo en la ONU. Uno de sus principales lobistas ha sido el actual embajador israelí ante la ONU, Ron Prosor. Este diplomático confía en la labor de proselitismo proisraelí, encaminado a presionar a los palestinos a no solicitar su inclusión en la ONU e ir a la mesa de las conversaciones bilaterales, impulsada por el ex premier inglés, Tony Blair, reporte algunos beneficios.

Para nadie es un secreto que el premier israelí, Benjamín Netanyahu indicó a sus ministros el realizar un periplo mundial para presionar a diversas naciones para votar contra las intenciones palestinas. Estas visitas abarcaron prácticamente todos los continentes, sobre todo de Asia, África y América Latina, y más de medio centenar de mandatarios recibieron exhortaciones, presiones y promesas para ser comprados. El procedimiento fue la entrega de una carta firmada por Netanyahu, particularizada según el destinatario, en la cual se les invita a plegarse a los designios sionistas. Siguiendo esta táctica, el vice primer ministro Moshe Ya'alon, ex jefe del ejército israelí, entregó dicha misiva a los presidentes de Perú y Brasil, en ocasión de visitas a estos países; el ministro de Inteligencia y Energía Atómica, Dan Meridor, se las entregó a los mandatarios de México y Jamaica; el gobernador del Banco de Israel, Stanley Fischer, lo hizo con el presidente de Cote d'Ivoire, Alassane Ouattara; el ministro israelí Yossi Peled lo hizo con las autoridades de Paraguay, Uruguay, Guatemala y Costa Rica; el embajador de Israel concurrente en Honduras, Eliahú López, quien presionó a varias naciones centroamericanas; el asesor de Seguridad Nacional israelí, el ex general Yaakov Amidror su primera reunión de trabajo con los embajadores de la Unión Europa, quien por su falta de diplomacia hizo que 27 embajadores enviaran cartas a sus jefes de estado expresando ciertos recelos por el tono y arrogancia del prepotente israelí; el propio Netanyahu mantiene comunicación directa con Obama con respecto al avance del esfuerzo diplomático y donde ha recibido la preocupación del mandatario estadounidense y de sus socios europeos en relación con la construcción de nuevas viviendas en barrio de Har Jomá, en Jerusalén este.

Previamente, el ministro de Relaciones Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, y el viceministro, Danny Ayalon, así como otros diplomáticos que están viajando por el extranjero, han estado planteando las posiciones de Israel a varios mandatarios en recorridos que han realizado por el mundo.

Los palestinos ya tienen el reconocimiento de 122 países que han confirmado su apoyo a su solicitud. Rusia ha sido uno de los primeros en hacerlo, a la par que ha instado a la unidad entre los palestinos y su aceptación ulterior de negociaciones de paz con Israel. A este reclamo palestino se han sumado Siria y el resto de los países árabes, Noruega, China, Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, y muchos otros, fundamentalmente países africanos y asiáticos.

Otros, como Bosnia, permanecen dubitativos. Otros, como Australia, ya han manifestado su posición anti palestina, sumándose a EE.UU., Colombia, Francia y Gran Bretaña.

Por su parte, la reunión de representantes y jefes de Estado de los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y CARICOM, no han puesto todavía sobre el tapete cuál será su posición conjunta sobre la votación del próximo septiembre. En uno de los casos, Honduras, éste ha recibido fuertes presiones y acciones de agravio por parte de diplomáticos israelíes.

Queda una cierta incertidumbre sobre cómo se comportará finalmente la votación, aunque es de esperarse que los palestinos salgan airosos en la prueba ante la ONU.

CONCLUSIONES

Mucho ha hecho Israel, junto a sus aliados para impedir el justo reclamo palestino de ser reconocido como el estado 194 en la ONU. Desde provocaciones militares y auto ataques, represión descontrolada contra Gaza y otras zonas, la construcción apresurada de asentamientos judíos en Jerusalén Este y Cisjordania, conspiraciones diplomáticas, hasta propuestas cuyo desenlace solo conducirá a negociaciones que, a la larga, se estancarán. Así ha de suceder con las futuras negociaciones programadas para el 4 de octubre, según conversaciones secretas entre ambas partes..

En turbia componenda con Estados Unidos y sus aliados, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, aseguró estar dispuesto a viajar a Ramallah, para reunirse con el presidente palestino Mahmoud Abbas, en una maniobra para viciar, mediante una negociación, la aspiración palestina en la ONU. El marco propicio fue el contacto con un grupo de congresistas norteamericanos que en número de 81 visitarán a Israel. Sabido es que varios de estos congresistas como Ileana Ros-Lehtinen, Marcos Rubio y Bob Menéndez ya han declarado su oposición al reconocimiento del Estado palestino en la ONU y han hecho labor de lobby a favor de las posiciones sionistas.

Toda la trama de engaños y trampas han conducido al fracaso de una negociación entre las partes y de nada ha servido la presión internacional para lograrla, ya que muchos de los impulsores de las mismas se pliegan y apoyan la prepotencia y apetencias territoriales de Israel. El fracaso de la Cuarteto para el Medio Oriente, integrado por Rusia, la ONU, la UE y EE UU, es una prueba de ello.

La suerte está echada y solo basta esperar el desenlace de los acontecimientos. Poco, es cierto, se logrará si se reconoce al Estado Palestino como miembro pleno o como Observador en la ONU. Israel permanecerá como invasor y represor dentro de los territorios palestinos, sin lugar a dudas, con el espaldarazo de EE y las grandes potencias europeas. Todavía queda mucho trecho para lograr una paz duradera y esa condición está en manos, sobre todo, de la comprensión de que las dos partes deben reconocer la existencia de ambos como estados, dejando atrás odios ancestrales, apetencias territoriales y otros lastres políticos donde el extremismo no debe cegar a la concordia y a la pacífica convivencia.

El proceso de movilización social dentro de Israel contra el gobierno ultraconservador puede influir de cierta manera en el logro de la paz, en la medida en que se canalicen las demandas a disminuir los altos presupuestos de guerra y se dirijan al bienestar social. A la par, la unidad de los palestinos y la aceptación de que Israel debe existir como debe hacerlo Palestina, más allá de apreciaciones chauvinistas, extremistas, intolerantes y viejos odios, que solo sirven para encender los tambores de la guerra, lo que no beneficia ni palestinos ni a judíos, sino más bien a los intereses hegemónicos del Imperio, es la mejor manera de evitar tanta sangre derramada.

La Paz, la verdadera paz, reclama urgentemente ser tenida en cuenta.

La Habana, 22 de agosto de 2011.

España crea una Consejería de Trabajo en Cuba para atender a españoles


EFE-19 de agosto de 2011

Una nueva Consejería de Trabajo e Inmigración adscrita a la Misión Diplomática Permanente de España en La Habana atenderá a los españoles residentes en la Isla, ya que se ha producido un incremento de los españoles que residen en el país.

Así lo decidió hoy el Gobierno en el Consejo de Ministros mediante un real decreto que crea esta consejería que reforzará la sección existente en el Consulado de La Habana.

Según datos del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero, en enero de 2010 residían en Cuba 52.638 españoles, y doce meses después la cifra se elevaba a 75.433.


Un ejército imprescindible: La mujer constituye el 66 % de la fuerza técnica y profesional

Nuestras compañeras son el 47, 3 % de los trabajadores del sector estatal

"Las mujeres constituyen un verdadero ejército al servicio de la Revolución. La mujer es una Revolución dentro de la Revolución. Cuando en un pueblo pelean los hombres y pueden pelear las mujeres, estos pueblos son invencibles, y la mujer de este pueblo es invencible."

Es Fidel en el acto de constitución de la Federación de Mujeres Cubanas, el 23 de agosto de 1960. Y hoy mismo sus palabras vuelven a confirmarse, ante el empuje manifiesto de ese ejército imprescindible en todos los ámbitos de la vida.

Baste decir que ellas constituyen el 66 % de la fuerza técnica y profesional de la nación; el 47, 3 % de los trabajadores del sector estatal; el 40,2 % del total de dirigentes —en la Salud, el 58,2 % de los cargos de dirección están ocupados por mujeres—; en el reciente VI Congreso del Partido, se elevó al 41,7 % la representación femenina en el Comité Central...

Sin ellas no habríamos podido emprender la campaña de alfabetización ni declarar al país libre de analfabetismo; no serían una luminosa realidad los niveles educacionales alcanzados por los cubanos; no habríamos logrado un índice de 4,5 % de mortalidad infantil, con el que no estamos conformes, pero sí orgullosos porque ha sido conquistado a pesar de la despiadada guerra económica del imperio.

En el actual proceso de actualización de nuestro modelo económico y social, ellas están en el centro, porque la mujer es Revolución.

La FMC ha sido en sí misma un logro de nuestro proceso revolucionario, pero es tanta la impronta de nuestras mujeres organizadas en su seno que, a nadie ya puede caberle duda, sin ellas la Revolución misma no habría sido posible.

Porque como dijera el propio Fidel en aquel Primer Congreso de la Federación, "no solo es justo que la mujer tenga oportunidad de desarrollar su capacidad en beneficio de la sociedad, sino que también es necesario para la sociedad que la mujer encuentre todas las posibilidades de desarrollar plenamente sus capacidades".

Tomado de Granma