domingo, 21 de agosto de 2011

¿Hasta cuándo vamos a soportar estas mentiras? ¿Qué derecho tienen?


20 de Agosto de 2011

Virgilio PONCE

Martianos - Hermes - Cubainformación

Foto JFA

Cuba no es un país terrorista, ni lo ha sido jamás, bien lo sabe la C.I.A, el F.B.I., y todos los Gobiernos de los EE.UU.

Cuba no ha preparado golpes de estado, ni ha asesinado a nadie, ni ha patrocinado ninguna rebelión en los EE.UU.; no ha organizado una invasión contra su territorio y mucho menos un atentado contra su presidente.

En Cuba viven refugiados vascos, están ahí después de acuerdos con el gobierno español en los años 80, saben bien que no han realizado ninguna actividad contra el Reino de España desde que viven en Cuba.

Cuba ha realizado todo lo posible por evitar más sangre en Colombia y por la paz ha sido mediadora en las conversaciones entre el gobierno y las guerrillas.

Por el contrario, por las calles de Miami se pasea Posada Carriles, responsable de la voladura de un avión de Cubana de Aviación en 1976 (donde perdieron la vida 73 inocentes, entre ellos el equipo cubano juvenil de esgrima), de las bombas en instalaciones turísticas cubanas en 1997 (donde mataron al joven italiano, Fabio Di Celmo) y de muchas otras acciones terroristas contra Cuba. Posada Carriles fue entrenado, preparado y financiado por el Gobierno de los EE.UU. enviándole en múltiples ocasiones a realizar trabajos sucios en diferentes países de A.L.

En los EE.UU. se condecoran a los terroristas, se les hacen homenajes y les recibe el gobierno.

¿Hasta cuando van a engañar a los pueblos?, todos sabemos las acciones terroristas de los diferentes gobiernos de los EE.UU., sabemos la participación en golpes de estado, invasiones, bombardeos, asesinatos, etc., conocemos bien su apoyo a las dictaduras; de las torturas en la base Guantánamo, de como financian los movimientos contrarrevolucionarios para crear el caos, no continúo porque llenaría muchas cuartillas.

3.478 cubanos han muerto y 2.099 han quedado mutilados, por el terrorismo patrocinado por EE.UU., sin contar los muertos al tratar de llegar a sus costas, alentados por la famosa "Política de Pies secos/Pies Mojados" implementada por la administración Clinton en el año 1995.

Estamos cansados ya de que se coloque a Cuba en listas de terroristas. Terroristas son ellos, que mantienen un bloqueo criminal e inhumano contra el pueblo cubano.

Cinco antiterroristas cubanos están presos en cárceles del imperio por tratar de evitar acciones terroristas desde EE.UU. y llevan más de 13 años en sus cárceles.

El heroico pueblo cubano solo quiere continuar su proyecto martiano y socialista en paz.

Por favor señores imperialistas: ¡Basta ya de mentiras! ¡Cuba no es terrorista! ¡Cuba es un ejemplo de resistencia, de independencia y de humanismo!


Colapsos

Por Juan Gelman

“Irresponsabilidad. Egoísmo. Actuar como si los actos no tuvieran consecuencias. Hijos sin padres. Escuelas sin disciplina. Recompensas sin esfuerzo. Crimen sin castigo. Derechos sin responsabilidades. Comunidades fuera de control. Algunos de los peores aspectos de la naturaleza humana tolerados, consentidos –a veces hasta incentivados– por un Estado y sus organismos que en parte han perdido literalmente la moral.” El primer ministro británico David Cameron explicó así la violencia desatada en Tottenham, uno de los barrios más pobres de Londres, y en otras ciudades de Inglaterra (www.guardia.co.uk, 15/8/11). Calificó la situación de “colapso moral”.

Olvidó señalar que la desocupación entre los jóvenes londinenses asciende al 23 por ciento y es aún más alta en el interior del país. O que los costos de la educación universitaria la convierten en algo prohibido, salvo para los hijos de familias ricas: 15 mil dólares anuales. Olvidó sobre todo el costo de 30 años de thatcherismo para amplias capas de la sociedad británica, las comunidades devastadas por la desindustrialización cualquiera fuese el color de la autoridad, conservador o laborista. Protestar contra ese estado de cosas es “totalmente inaceptable”, para Theresa May, secretaria del Interior. La violencia de la represión policial y el apuro de la Justicia en aplicar penas desproporcionadas a los manifestantes son, en consecuencia, necesarios.

Es verdad que elementos o bandas cometieron acciones condenables como el incendio de casas y pequeños comercios del vecindario, y el saqueo de supermercados. Para Christian Guy, director del Centro para la Justicia Social (www.centerforsocialjustice.org.uk), los disturbios fueron el producto de una bien coordinada operación de las pandillas de la zona. La BBC de Londres señaló, en cambio, que “en realidad, pocos (de los arrestados) son pandilleros genuinos”. Y “toda clase de personas” –asistentes de la educación, un diseñador gráfico, estudiantes universitarios– fueron detenidas por tomar parte en el pillaje. Paul Lewis, periodista del The Guardian que pasó cinco noches observando la violencia, manifestó que es erróneo el intento de culpar a un grupo: “La única generalización plausible es que, en conjunto, eran jóvenes y pobres” (www.bbc.co.uk, 16/8/11).

Parece clara la intención de disimular las razones de fondo, agravadas por el nuevo plan de austeridad –que The Financial Times calificó de “brutal”–, y el gobierno conservador no encuentra mejor camino que proponer algunos cambios sociales de corto alcance y, sobre todo, revigorizar la represión. “La policía tendrá más poderes”, insistió la secretaria May. El gabinete de Cameron estudia la posibilidad de imponer toques de queda en zonas específicas y aplicar medidas restrictivas a los menores de 16 años (www.bbc.co.uk, 16-8-11). Ninguna atención presta a lo que el sindicato de trabajadores de los servicios públicos Unisom de Londres considera necesario: “Debemos preguntarnos por qué nuestros jóvenes están tan enojados y cómo podemos unir a nuestra comunidad” (//lambethunison.blogspot.com, 9/8/11).

Abundan las disquisiciones psicologizantes sobre la razón de los saqueos: “La gente sin poder se siente de pronto poderosa y eso intoxica mucho”, dice el profesor John Pitts, un criminólogo que asesora a diversas autoridades londinenses en materia de jóvenes y pandillas (www.bbc.co.uk/news/magazine, 9/8/11). O: “Hay evidencias que sugieren que los líderes de una pandilla padecen tendencias psicopáticas”, anota el Dr. Lance Workman. Es otra forma de demonizar la violencia de jóvenes excluidos de un mañana. Como señala el doctor Raúl Zaffaroni, miembro de la Corte Suprema de Justicia de Argentina y distinguido penalista, el sistema castiga los delitos que provoca (La palabra de los muertos, Ediar, Buenos Aires, 2011).

Cabe preguntarse dónde radica el verdadero “colapso moral” del Reino Unido. “La clase política poco explora su propia responsabilidad en la creación de la marginación social que conduce a la ‘anarquía’ –advierte la investigadora Michelle Chen (www.inthesetimes.com, 10/8/11)–. Se supone que el problema no es el exceso policial, sino su insuficiencia, que no es la falta de oportunidades educacionales o de programas para la juventud en esos barrios, sino los padres que no pueden controlar a sus hijos.”

Es posible, sin embargo, coincidir con el premier David Cameron en que un Estado y sus organismos que han perdido en parte la moral toleran, consienten y aun incentivan algunos de los peores aspectos de la naturaleza humana. Así lo muestran los bombardeos de la R. A. F. contra poblaciones civiles inermes en Irak y Afganistán.

Tomado de Página 12


La UNEAC es el Moncada de la Cultura

Presidió Raúl este sábado la gala por el aniversario 50 de la institución que cohesiona la vanguardia artística cubana. Será transmitida hoy, a las 8:30 p.m., por el canal Cubavisión

El Ballet Juvenil Lizt Alfonso regaló su virtuosismo y elegancia. Autor: Raúl Pupo

Lourdes M. Benítez Cereijo
digital@juventudrebelde.cu
21 de Agosto del 2011 2:47:10 CDT
La Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) desde su génesis no ha hecho otra cosa que servir a los ideales más nobles de la Revolución socialista, asaltando los cuarteles de la ignominia y la mediocridad; la UNEAC es el Moncada de la Cultura.
La afirmación la hizo este sábado, su presidente, Miguel Barnet, en la gala por el medio siglo de la organización que cohesiona la vanguardia artística cubana.
Encabezada por el General de Ejército Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, la celebración, que tuvo lugar en el Gran Teatro de La Habana, devino muestrario de toda la riqueza cultural de nuestra nación, desde Sindo Garay hasta el Ballet Juvenil Lizt Alfonso, sin dejar de rendir homenaje a los maestros Gonzalo Roig, Ernesto Lecuona, Leo Brouwer y Eduardo Saborit, entre otros.
Es un privilegio —afirmó Barnet— para un país pequeño y en vías de desarrollo, tener una institución como la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, la cual ha progresado y sobrevivido a tantas contingencias sin claudicar, gracias a la Revolución que creó sus bases, y a Fidel Castro, su autor intelectual.
El también escritor, etnólogo y poeta rememoró aquella luz fundacional que constituyó el discurso Palabras a los intelectuales, del líder histórico de la Revolución en el año 1961, donde quedó plasmada la concepción de la política cultural del proceso revolucionario.
Asimismo destacó la labor desempeñada por la UNEAC en su interés de promover la unidad dentro del sector artístico e intelectual.
Momento emotivo resultó la evocación y reconocimiento al trabajo de fundadores como Roberto Fernández Retamar, José Lezama Lima, Alejo Carpentier, René Portocarrero, y a su primer presidente, el Poeta Nacional Nicolás Guillén.
Amparados en el principio de ser coherente con la ideología de la Revolución Cubana y con la diversidad estética de escritores y artistas, Barnet afirmó: «hemos estado unidos en lo esencial: el apego a los valores más legítimos de la cultura y en la reafirmación de la identidad personal y cultural».
Una vez concluida la gala, Raúl invitó a los presentes en el Gran Teatro de La Habana a reencontrarse en la conmemoración del centenario.
A la celebración del 50 aniversario de la UNEAC asistieron también los miembros del Buró Político Esteban Lazo, Marino Murillo, y Lázara Mercedes López Acea, el vicepresidente del Consejo de Ministros José Ramón Fernández, el ministro de Cultura Abel Prieto, entre otros ministros y dirigentes del Partido y el Gobierno, así como personalidades de la cultura cubana.

EL ESPIRITU DE RESISTENCIA VIVE


Por Manuel E. Yepe
La Cumbre de Organización de Cooperación de Shanghái (SCO, por sus siglas en inglés) de junio de 2011 en Astana, Kazajstán, terminó con un histórica expansión: India y Pakistán se unieron a China, Rusia y las repúblicas ex soviéticas de Asia Central como miembros plenos de la organización, en tanto que Afganistán se le incorporó en calidad de observador, junto a Irán y Mongolia.
Esta organización, casi ignorada por la prensa corporativa de Occidente, nació como “Los cinco de Shanghái” (China, Rusia, Kazakstán, Tayikistán y Kirguistán) a raíz de un tratado fronterizo suscrito en 1996 y avanzó en 2001 a la formación de la SCO con la incorporación de Uzbekistán, ocasión en que definió la ampliación de la cooperación entre sus miembros en asuntos económicos y militares como su objetivo existencial.
En 2005 se habían agregado India, Pakistán e Irán como observadores.
Estados Unidos intentó lograr un status de observador pero su solicitud fue rechazada.
Hoy, las naciones que componen la SCO representan a la mitad de la población del mundo.
Pese a la oposición sistemática de Estados Unidos, los afganos estaban decididos a ingresar en la SCO. Su Ministro de Relaciones Exteriores se reunió durante cuatro días con oficiales chinos en Beijing antes de que el 15 de mayo último el Ministro de Relaciones Exteriores ruso anunciara la inclusión de Afganistán como observador.
En los días iniciales de la Cumbre, Moscow Times publicó una declaración del Presidente Nazarbayev de Kazakstán en la que subrayaba la importancia de Afganistán en la SCO: “Creemos que la prosperidad de Asia Central y los estados circundantes solo puede lograrse mediante un Afganistán fuerte, independiente y estable… Es posible que la SCO asuma responsabilidades en muchos asuntos en Afganistán luego de la partida de las fuerzas de la coalición en 2014”, dijo.
El veterano diplomático indio M. K. Bhadrakumar consideró que este desarrollo había logrado desarticular la política de Washington en el Asia Central que pretendía convertir a Afganistán en plataforma desde donde Estados Unidos podría dominar el espacio estratégico y las rutas comerciales entre Rusia, China, Irán. India y Pakistán.
De hecho, Afganistán parece haberse posicionado como la futura plataforma para una ruta terrestre y una red de oleoductos que sortearía el control de las rutas marítimas comerciales por la marina estadounidense y permitiría a todos los países de la región desarrollar sus relaciones sin interferencia de la superpotencia norteamericana.
Al regreso de la Cumbre de SCO, el premier afgano Hamid Karzai sostuvo conversaciones con representantes de Estados Unidos sobre el status de sus fuerzas en Afganistán luego de las cuales, en un discurso televisado nacionalmente, condenó la guerra de la OTAN en Libia, y criticó la actuación de las tropas de la OTAN que ocupan su país.
“Están aquí para sus propios objetivos y propósitos, usan nuestro suelo para eso”, aseguró a la prensa Karzai cuando anunció que se propone someter a la aprobación del gran consejo tribal “Loya Jirga”
el proyecto de status de las fuerzas de EEUU, en vez de hacerlo al Parlamento, como pretende Estados Unidos. Aseguró que será rechazado cualquier intento por imponer un acuerdo que suponga la prolongación de la permanencia de las fuerzas militares estadounidenses.
Todo parece indicar que se está logrando posicionar a Afganistán como la futura plataforma para una ruta terrestre y una red de oleoductos capaz de sortear el control de las rutas marítimas comerciales por la marina estadounidense y permitir a todos los países de la región desarrollar sus relaciones mutuas sin interferencia norteamericana.
Pero, en contradicción con lo anterior, el 19 de agosto, el diario británico The Daily Telegraph anunció que Washington y Kabul suscribirían un pacto estratégico según el cual miles de soldados norteamericanos junto al personal de asesoramiento militar, fuerzas especiales del Ejército y los aviones de combate permanecerán en Afganistán hasta al menos el año 2024 y que a tal efecto se han registrado "importantes avances" por las presiones de Estados Unidos, que insiste en tener este acuerdo antes de la conferencia que tendrá lugar en diciembre en la ciudad alemana de Bonn sobre Afganistán.
Sin dudas, el espíritu de resistencia de los pueblos es capaz de sobrevivir las bombas inteligentes, la brutal ocupación y las torceduras de brazo a los dirigentes locales que han servido al imperio.
La Habana, 21 de Agosto de 2011.