viernes, 5 de agosto de 2011

Ratifica el Tribunal Supremo Popular sentencia contra el ciudadano estadounidense Alan Phillip Gross

Publicado en Cubadebate el 5 Agosto 2011

La Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo Popular emitió resolución definitiva en la que desestima la impugnación realizada por el ciudadano estadounidense Alan Phillip Gross y su abogada contra la sentencia dictada por el Tribunal Provincial Popular de La Habana.

Gross había sido declarado culpable del delito de Actos contra la Independencia o la Integridad del Estado y sancionado a 15 años de privación de libertad, en juicio oral y público celebrado el pasado 4 de marzo, en el que se demostró que introdujo en Cuba, de manera ilegal, medios de infocomunicaciones para crear redes internas, como parte de un programa del Gobierno de los Estados Unidos dirigido a promover acciones desestabilizadoras en el país y a subvertir el orden constitucional cubano.

La sentencia del Tribunal Supremo rechaza de manera argumentada los elementos de inconformidad expuestos por el acusado y su letrada contra la decisión de la instancia provincial, quienes tuvieron la oportunidad de exponerlos de forma directa ante los jueces que conocieron del caso, en ocasión de la vista pública que a esos efectos les fue concedida por el máximo órgano judicial del país, el 22 de julio.

Durante la tramitación del asunto, Alan Gross ha contado con todas las garantías y derechos sobre el debido proceso judicial previstos en la Constitución, las leyes cubanas y los instrumentos internacionales relativos a estos temas. En tal sentido, ha recibido el tratamiento decoroso y humanista que corresponde, tal como el propio Gross ha reconocido expresa y públicamente en reiteradas ocasiones.

Como parte de esas garantías y derechos, se le ha facilitado el contacto sistemático con sus familiares y el acceso regular a la asistencia y atención por parte de funcionarios consulares de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en nuestro país.


Recibe Machado Ventura a Vicepresidente de El Salvador

El Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura, recibió en la tarde de este jueves al excelentísimo señor Salvador Sánchez Cerén, Vicepresidente y Ministro de Educación de la República de El Salvador, quien se encuentra de visita en nuestro país.

Durante el intercambio, ambos dirigentes pasaron revista a las relaciones de amistad y de cooperación existentes entre El Salvador y Cuba, al tiempo que reiteraron la disposición de sus respectivos gobiernos de trabajar por el fortalecimiento de los vínculos bilaterales.

El encuentro fue propicio, además, para intercambiar sobre otros temas de interés del ámbito regional e internacional.

El distinguido visitante estuvo acompañado por el excelentísimo señor Domingo Santa Cruz Castro, embajador de la República de El Salvador en Cuba. Por la parte cubana estuvieron presentes Rogelio Sierra Díaz, viceministro de Relaciones Exteriores y otros funcionarios de la Cancillería.

Tomado de Granma


Gobierno chileno defiende actuación de carabineros contra estudiantes y confirma 874 detenidos

Chadwick dijo que "tenemos más de 90 carabineros heridos y tuvimos a una niña atropellada". (Foto: La Tercera)

TeleSUR 05-08-2011

El ministro chileno de Gobierno, Andrés Chadwick, confirmó este viernes que el número de estudiantes detenidos por las manifestaciones del jueves ascendió a 874 en todo el país y aseguró que el derecho constitucional a manifestar de los jóvenes "no fue vulnerado". El titular defendió la actuación de la Policía militarizada (carabineros).

Anunció que hay "más de 90 carabineros heridos" por los enfrentamientos que la propia policía militarizada impulsó contra los jóvenes quienes la víspera intensificaron sus protestas estudiantiles.

"A nivel del país los detenidos son más de 800 personas, tenemos más de 90 carabineros heridos y tuvimos a una niña atropellada. Tenemos un balance que se produjo fundamentalmente, la mayoría de las situaciones se produjeron tarde y cuando ya estaba oscuro y se había terminado el día", dijo Chadwick a un canal local.

El movimiento estudiantil retomó las acciones de calle de manera pacífica luego de la propuesta presentada el pasado lunes por el ministro de Educación, Felipe Bulnes, en la que recoge parte del Gran Acuerdo Nacional de Educación impulsado hace un mes por el presidente Sebastián Piñera.

Bulnes promovió el proyecto para intentar dar respuesta a las demandas de los jóvenes en vista de que el Gran Acuerdo del Ejecutivo no cumplió con las expectativas de los estudiantes.

Los estudiantes chilenos consideran que el documento del Gobierno que consta de 21 puntos "sólo reafirmará el modelo de mercado en la educación".

Por su parte, el vicepresidente de la Federación de Estudiantes Universidad de Chile (Fech), Francisco Figueroa, consideró que la iniciativa "refuerza el carácter ideológico que tiene este Gobierno: la concepción de la educación como un bien de consumo, que el acceso y la mantención en la educación superior dependa de la capacidad de endeudamiento de las familias".

Los estudiantes emitieron un reclamo por la represión a la que fueron sometidos el jueves con gases lacrimógenos y camiones que lanzaban potentes chorros de agua, así como a la vulneración de su derecho a reunirse.

Ante la segunda denuncia, el vocero de Gobierno chileno dijo que "el derecho constitucional a reunirse está sujeto a una solicitud, a una autorización cuando se desarrolla en lugares públicos, y eso hay que presentarlo a la intendencia, y la intendencia determina el lugar en que se ejerce el derecho".

Sostuvo que ante las expresiones de desorden público, debían resguardar "el derecho de todos".

"Nosotros sabíamos que al colocar límites se iban a producir manifestaciones en el entorno, pero creo que hay veces que la autoridad tiene que demostrar que también está protegiendo el derecho de todos".

Decenas de carabineros (policía militarizada) se ubicaron en varios lugares de la ciudad el jueves para intentar detener la marcha de los jóvenes que terminó en una cruda represión contra el movimiento estudiantil.

En más de diez puntos de Santiago, la capital chilena, los manifestantes levantaron barricadas para evitar el tránsito de vehículos mientras que los efectivos policiales intentaban frenar estas acciones.

Los estudiantes se mantienen en pie de lucha desde hace meses atrás exigiendo una transformación del sistema educativo del país, de modo que sea accesible para todos y de calidad.