lunes, 25 de julio de 2011

ODIO Y TERROR: DE AUSCHWITZ A OSLO

Jorge Gómez Barata

Mientras descendia la escalera que yo trataba de remontar, un estudiante/trabajador, visiblemente agotado y molesto porque algún burocrata con poca sensibilidad y algún poder lo ha obligado (junto con otros miles) a realizar examenes de fin de curso los domingos, me comentó:

—Profesor vio la masacre de Noruega. ¡A eso conduce la política y el radicalismo! Al lado de esos excesos las manifestaciones de la Puerta del Sol y de Atenas son fiestas.

Debido a que siguió su camino no pude escuchar los razonamientos que lo condujeron a tan tremenda y a mi juicio errada conclusión. Seguramente sospechó que lo confrontaria y prefirió ocuparse de otras prioridades más domingueras.

De haber podido le hubiera comentado que, aunque sería prudente evitar simplificaciones y generalizaciones apresuradas, el terrorismo no es hijo de la política sino de la antipolitica y quienes lo practican —en cualesquiera de sus formas, máscaras y pseudo juntificaciones— se colocan al margen de los procesos reales que, aunque imperfectos, cuentan con soportes legales, alguna participación popular, aspiraciones de transparencia, accionar social consensuado y aceptable status moral.

El fascismo con su secuela de xenofobia, chovinismo, racismo e intolerancia y la aplicación de tal ideologia durante la ocupación nazi durante la II Guerra Mundial, restaron vigencia a la violencia como opción política, incluso hicieron retroceder la idea de la lucha de clases, abriendo amplios espacios al reformismo socialdemocrata.

El eructo en el banquete provino de donde menos podía esperarse: de los judios victimizados por el fascismo y cuyos cabecillas sionistas se beneficiaron con la mayor manipulación de la historia, concluida con la partición de Palestina para obtener territiorios hacia donde, de modo indoloro, enviar a las minorias hebreas que por siglos y generaciones se asentaron en Europa y no tenian ningun deseo de dejar Austria, Alemania, Polonia, Inglaterra, Bélgica o Rusia para colonizar los desiertos árabes.

De haber podido le hubiera explicado al casi indignado joven la integralidad de los procesos sociales. La historia que comenzó en Auschwitz, continuó con el atentado al hotel “Rey David” en 1946 y la Masacre de Deir Yassin en Palestina en 1948, dio lugar a criaturas tan retorcidas como Timothy McVeigh, Osama Ben-laden y Anders Behring Breivik y a hechos tan repugnantes como la masacre de Munich en 1972, el atentado contra la Asociación Mutual Israelita en Argentina (AMIA) en 1994, la voladura de un edificio federal en Oklahoma City en 1995 y el 11/S en Nuea York que obedecen a una misma lógica.

El odio, la frustración, la violencia institucionalizada en forma de terrorismo de estado allanaron el camino que va desde las Cruzadas contra el Islam, los progons y el holocausto judio, el 11/S y Noruega.

La mala noticia es que la historia dictada por la violencia y la guerra no terminan en la espléndida ciudad del norte de Europa, habitada por uno de los pueblos más laboriosos y pacificos del mundo a cuyo parlamento, no por gusto, el creador de los galardones, concedió el privilegio de otorgar cada año el Nóbel de la Paz.

Por cuestionable que resuelte, la política es parte sustantiva de la cultura, un mecanismo de acción social, la única manera de crear grandes consensos, identificar metas que pueden ser compartidas por cientos de millones de personas y el modo de avanzar hacía la aspiración de instalar democracias funcionales en las cuales la libertad y la participación popular, la administración del poder, el buen gobierno y la transparencia, excluyan la violencia como opción.

De lo acaecido en Noruega podran extraerse muchas conclusiones pero no se necesita ninguna para condenar el más repudiable acto terrorista cometido nunca en Europa. Si hubiera manera de codificarlo, asesinar friamente a casi un centenar de adolescente en nombre de la intolerancia y el odio es mucho más que un crimen contra la humanidad.

No obstante, en gesto que indica el profundo respeto a la institucionalidad, la justicia noruega permitirá al victimario exponer sus argumentos. Esa idea de la libertad y la decencia es lo que el terror quisiera suprimir.

No tengo dudas de que Noruega; un pequeño país que afrontó con herosimo impar la ocupación nazi y su conmocionada juventud de hoy que, sin conocer pobreza ni violencia ni dañar nunca a nadie, es sometida a una situación extrema; resurgirá y como mismo un poeta quizo para su hogar arrasado por la guerra y la violencia: “Regresará del llanto…” y vivirá libre y orgullosa, cuando ya nadie recuerde a los terroristas que la han enlutado. Allá nos vemos.

La Habana, 25 de julio de 2011

Cuba: Transmitirán en vivo acto por día Rebeldía Nacional

La Habana, 25 jul (PL) La televisión y la radio cubanas transmitirán en vivo desde las 7:00 hora local (11:00 GMT) de mañana el acto por el Día de la Rebeldía Nacional.

En la Plaza de la Revolución Máximo Gómez, en la central ciudad de Ciego de Ávila, se realizará la ceremonia conmemorativa por el asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Santiago de Cuba y Bayamo, respectivamente, hace 58 años.

La provincia homónima fue la ganadora de la emulación por el 26 de Julio al lograr avances en los programas socioeconómicos de la Revolución.

Decenas de miles de avileños en representación de los habitantes del territorio y del país participarán en la ceremonia, dijo el periódico Trabajadores.

También el programa Mesa Redonda Informativa dedicará su espacio estelar al destaque de los resultados económicos y sociales del territorio.


VIAJE AL CENTRO DE LA ISLA

Por Guillermo Alvarado, de Radio Habana Cuba

Faltan pocas horas para conmemorar en Cuba el aniversario 58 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, acontecimientos que marcan el 26 de Julio como “Día de la Rebeldía Nacional” y que este año tienen una connotación especial en tres provincias de la región central de la isla caribeña.

Ciego de Ávila, sede del acto central y galardonada nacional, junto a Villa Clara y Cienfuegos, calificadas como destacadas por sus resultados en materia económica y social, desbordan de júbilo por estos méritos conseguidos en una complicada situación del país, que está inmerso en un proceso de actualización de su modelo económico, sometido a las presiones de la crisis global y el bloqueo impuesto por Estados Unidos.

Si bien en el período de tiempo transcurrido desde aquella madrugada de 1953 se ha acumulado experiencia, sabiduría y recursos, sobre todo capital humano de una alta calificación, los retos de hoy día podrían NO ser menores a los que siguieron a aquel 26 de Julio cuando, al decir del máximo líder de la Revolución, Fidel Castro, el motor chiquito encendió y puso a andar al motor grande de la historia.

Tal coyuntura NO pasó desapercibida en la evaluación que el Buró Político del Partido Comunista de Cuba hizo de los resultados obtenidos en 2010 y que apuntan a que en el centro del país se están alcanzando los avances más sustantivos.

Ciego de Ávila es una provincia relativamente joven, fundada en 1976, se convirtió muy pronto en uno de los puntales de la industria azucarera, aunque en los últimos años su producción se ha diversificado en varios renglones agrícolas, industriales y de servicios, en particular en el turismo.

Desde 2004 la economía crece de manera ininterrumpida gracias a un positivo balance entre el incremento de los ingresos y la disminución de gastos. Es en la actualidad el tercer polo turístico de Cuba con instalaciones muy prestigiosas en las costas del norte, y también hace un aporte energético desde los campos petroleros de Cristales, un yacimiento con más de 55 años de historia.

Funcionan en su territorio tres importantes centros de estudios superiores, la Universidad Mayor General Máximo Gómez, la de Ciencias Pedagógicas Manuel Ascunce Domenech y la de Ciencias Médicas.

No están muy por debajo en cuanto a sus indicadores económicos y sociales las provincias de Villa Clara y Cienfuegos, donde se desarrollan proyectos que en un corto plazo deben tener un impacto muy fuerte para todo el país.

De particular importancia es el polo energético que se está levantando en Cienfuegos, donde además del refinamiento del crudo se elaboran una buena cantidad de derivados del petróleo de gran demanda internacional.

Un dato que revela cuánto se ha avanzado en la preservación de los derechos elementales de la población cubana lo ofreció Villa Clara, al lograr al año pasado el primer lugar nacional en cuanto al índice de mortalidad infantil, con un inobjetable 2,5 por cada mil nacidos vivos.

A nadie escapa el largo trecho que aún queda por recorrer y las dificultades, tensiones y carencias que aún existen, pero con justo derecho estas tres provincias del centro de la Isla están ahora de manteles largos para festejar la fecha más importante de los tiempos modernos de Cuba, cuando Fidel Castro y un centenar de valientes tomaron por asalto la historia y conquistaron su derecho a transformarla.