martes, 5 de julio de 2011

Lo lógico y lo justo, Alan Gross y los Cinco Cubanos

Por Lorenzo Gonzalo*

Foto Virgilio PONCE - Cubainformación/Hermes/Martianos

Alan Gross, un estadounidense detenido y condenado en Cuba hace pocos meses, trabajaba para Development Alternatives Internacional (DAI). El nombre de la agencia es un poco confuso. Pudiera decirse que es una agencia de desarrollo internacional de alternativas. También podría tratarse de alternativas internacionales para el desarrollo o bien un organismo para el desarrollo alternativo internacional. Todo un trabalenguas. Pero no caben dudas que se trata de una agencia que se propone divulgar y llevar alternativas al desarrollo de otros países, con un estilo y una estructura determinada.

Como hemos dicho en otras ocasiones, esta agencia es un brazo de trabajo USAID, que en español pudiéramos traducirlo como Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional.

¿A qué tipo de desarrollo se dedica esta agencia? Nada más y nada menos que al desarrollo de la democracia. Dentro de ese marco, un organismo que pertenece a un Estado, en este caso es el más poderoso y agresivo del mundo, ese nombre solamente puede representar una entelequia (objetivo que no es muy común a su promotor) o dedicarse a fines pragmáticos muy concretos y estudiados. Sin temor a equivocarnos, diremos que se trata de esto último. Dicha empresa, organismo o institución estratégica, tiene un objetivo expansionista, lo cual no es ajeno a ese inmenso país, cuyo “destino manifiesto”, “propósitos comunes”, “metas compartidas” y “tierra prometida”, han sido aliciente y motor de su desarrollo y engrandecimiento territorial, desde sus meros comienzos.

La primera pregunta que debemos hacernos sobre la condena de Alan Ross es si fue justa y si existe una lógica respecto a las actividades que realizaba en Cuba.

La respuesta sin pensarlo es que la condena es justa y sus actividades carecían de toda lógica.

Su trabajo, como representante de un organismo cuyo objetivo es llevar un determinado sistema político a todos los países como supuesta condición para el desarrollo de estos, lo convierte en funcionario de un Estado que, en este caso, es Estados Unidos de América.

Dicho país ha sido un agresor permanente de Cuba desde que se iniciara el proceso revolucionario el 1ro de Enero de 1959 y tiene aprobada leyes que especifican que para el establecimiento de relaciones, primero deben irse los gobernantes y dirigentes cubanos actuales y los relevos tienen obligación de establecer un sistema político como el existente en Estados Unidos. La Ley lleva el nombre de sus gestores: Helms Burton.

No existe ninguna lógica, dentro de las normas internacionales, que justifique la agresión y la conspiración, con el propósito de alterar el orden político de un tercer país. El trabajo de Gross en Cuba no se corresponde con el marco de las normas internacionales.

A partir de aquí no tenemos nada más que analizar. No caben dudas, que una persona actuando en un tercer país, en representación de intereses políticos del suyo, es una agente del mismo. Su labor pudiera ser encomiable, pero en cualquier país constituye una trasgresión de sus leyes, especialmente en Cuba que ha sido víctima del que representa Alan Gross.

Al propio tiempo en Estados Unidos están presos estos Cinco Cubanos que a menudo los mencionamos y cuya causa ha creado conmoción en el corazón de las personas sensibles y en la inteligencia de los defensores del derecho y la justicia.

La pregunta que hacemos, es la misma planteada respecto a Alan Gross: Es justa la condena de estos cinco y es lógica la actividad que desempeñaban en Estados Unidos.

De igual manera y sin pensarlo, decimos que ninguna de las Cinco condenas es justa y que sus actividades eran consecuencia de una lógica avalada por la historia de cincuenta años de malsanas relaciones entre ambos países. Las Cinco condenas han sido injustas.

Contrario de Alan Gross, los cinco cubanos estaban en Miami realizando acopio de información relacionadas con grupos y personas de origen cubano, que planeaban y de hecho muchos de ellos cometieron, actos terroristas contra la sociedad y el Estado cubano. Sus actividades eran la lógica respuesta de otro Estado como defensa frente al capricho de Estados Unidos por imponer su sistema político, sus prácticas económicas, sus limitaciones a la justicia laboral, su oposición a la salud universal de sus ciudadanos, su educación basada en la capacidad de pagos de sus estudiantes y en fin estilos de vida que deben ser escogencia de cada país y no el resultado de una imposición unilateral venida del exterior. China, Japón, algunos de los países poderosos de Europa y muchos otros, no imponen condiciones políticas para sus inversiones económicas en otras naciones y para el sostenimiento de relaciones diplomáticas normales. Para Estados Unidos esto se convierte en una condición previa, excepto que el otro país sea muy poderoso, tenga armamentos, le suministre petróleo, afecte esencialmente a sus grandes corporaciones o le represente, de algún otro modo, un reto extraordinario.

La condena en Cuba de Alan Gross es justa y sus actividades en la Isla no eran lógicas. Las condenas de los Cinco Cubanos en cárceles estadounidenses son injustas y sus actividades en Miami respondían a una indiscutible lógica.

Miami, 5 de Julio del 2011

*Lorenzo Gonzalo, periodista cubano residente en los EEUU y subdirector de Radio Miami


Chávez ante su prueba más difícil

Atilio Boron

ALAI AMLATINA, 05/07/2011.- El inesperado retorno de Chávez y su reciente declaración admitiendo haber sido operado de un tumor canceroso han conmovido a la opinión pública dentro y fuera de Venezuela. La derecha vernácula, fuertemente respaldada por sus soportes financieros y políticos radicados en Estados Unidos y España y descaradamente apoyados por Washington y Madrid se entusiasma (y se engaña) pensando que lo que no pudo lograr en doce años: la destitución del líder bolivariano –por cualquier método, sea por la vía electoral o por la sediciosa del golpe militar o el paro petrolero- lo lograría ahora gracias al cáncer.

El pueblo chavista, en cambio, fue víctima de la incertidumbre provocada por la inexplicable ausencia de noticias sobre la salud de Chávez y, sobre todo, ante la cada vez más inverosímil versión de que su prolongada estadía en La Habana obedecía a la extirpación de un absceso pélvico. Los peores presagios se confirmaron cuando una declaración del Canciller Nicolás Maduro reveló que el presidente estaba librando “una gran batalla por su salud.” No obstante, poco después y en vertiginosa sucesión se produjeron cuatro novedades de importancia, de signo contradictorio: primero, la difusión de un video grabado el 28 de Junio en donde se ve a Chávez conversando animadamente con Fidel, el cual aportó una transitoria dosis de tranquilidad que sería alterada, apenas dos días después, por el anuncio hecho por el propio líder bolivariano de que está luchando contra un cáncer. Cuando el pueblo se esforzaba por metabolizar esta pésima noticia el oportuno “operativo retorno” de Chávez, producido sorpresivamente en la madrugada del 4 de Julio, volvió a fortalecer el ánimo de sus seguidores, lo que se ratificaría, en horas de la tarde de ese mismo día, con la impresionante manifestación de apoyo popular reunida para darle la bienvenida al país. Una vez más el tablero político venezolano experimentaba un abrupto cambio.

La enfermedad de Chávez redobló la ofensiva (des)informativa de los medios del imperio y sus aliados locales, arrojando por la borda sin escrúpulo alguno sus poco creíbles pretensiones de objetividad y profesionalidad y asumiendo plenamente su lugar en la lucha de clases y su papel de agentes de la manipulación política al servicio de la restauración oligárquica. Como bien lo anotara Modesto Emilio Guerrero, la CNN tergiversó maliciosamente la información al tomar fuera de contexto la declaración del Canciller bolivariano y reducirla a cinco palabras para titular la noticia con un mensaje apocalíptico: "Chávez batalla por su vida". Cabe recordar que lo mismo dijeron de Fidel en numerosas ocasiones, pero según parece la frase resultó ser un tanto prematura. La impotencia para derrotar a la revolución bolivariana hace que los guardianes del viejo orden apelen a cualquier recurso con tal de hacer avanzar un milímetro su innoble causa.

La prensa de derecha en Venezuela se regodeó anunciando con títulos de catástrofe el padecimiento del presidente, exigiendo junto a la alucinante e impresentable colección de políticos opositores (de lejos, la mejor carta de triunfo de Chávez para las presidenciales del 2012) que el Vicepresidente Elías Jaua asumiera la presidencia y se le concediera una licencia por enfermedad al presidente bolivariano dado que, siempre según la opinión de estos celosos custodios de la república y la democracia, el hombre ya estaba fuera del juego.

El regreso de Chávez y la formidable movilización popular con que lo recibiera su pueblo fueron suficientes para demostrar el absurdo contenido en aquellas afirmaciones animadas por un afán, tan incontenible como inocultable, de desestabilizar al gobierno. Su aparición ante una multitud reunida en la Plaza Bolívar habla con elocuencia de su extraordinaria capacidad de convocatoria, de ninguna manera atribuible al fantasmal aparato partidario bolivariano, el PSUV, cuya capacidad de movilización y organización se aproxima peligrosamente al cero. La gente concurrió “por las suyas” dando rienda suelta a la inmensa satisfacción que le producía el regreso de su líder. Hay que señalar también otro dato muy significativo: Chávez lucía sorprendentemente bien para un hombre que está siendo sometido a un duro tratamiento oncológico. Pudo entonar el himno nacional con su habitual enjundia y arengar con apasionamiento a sus seguidores. Fiel a su estilo, hasta llegó a disculparse en su alocución, por no haber tenido tiempo para chequear si el sonido llegaba hasta los últimos confines de la manifestación. Sus ministros saben muy bien de esta vocación por estar al día hasta de los menores detalles de su gestión, algo que en esta fase de convalecencia en que se encuentra deberá ser rigurosamente dosificado. Malas noticias pues para el imperialismo y la reacción que apostaron a su alejamiento de la escena política o a la parálisis del aparato gubernamental. Ni lo uno ni lo otro. Chávez volvió, y demostró que su mística y su carisma siguen intactos. Y en relación a lo segundo, lo que salta a la vista es que durante los 29 días que duró su tratamiento médico en La Habana el gabinete ministerial –que incluye a un buen número de promisorios jóvenes ministros y ministras- respondió muy bien ante el desafío y continuó funcionando en consonancia con sus parámetros habituales. Ni “vacío de poder”, ni “ingobernabilidad”, ni “parálisis de la gestión”, “ni inevitable torbellino político”, como profetizaban las Casandras de la oposición a través de sus múltiples medios que, incidentalmente, controlan el 85 por ciento de la audiencia de la prensa gráfica y los medios radiales y televisivos, lo que no es óbice para que la derecha y el imperialismo siguen diciendo que Chávez ejerce un control dictatorial sobre los medios de su país.

El líder bolivariano debe ahora priorizar su salud y ganar esa batalla antes de lanzarse con fuerza al ruedo electoral del 2012. La estrategia de sus enemigos será la provocación constante, para tentarlo a que se involucre y desangre en las escaramuzas previas y hacer que llegue física y psicológicamente debilitado a la compulsa electoral del año próximo. Ojalá que su volcánico espíritu, que tanto le ha ayudado en el pasado, pueda ahora ser controlado para responder con frialdad ante el desafío de su salud y las provocaciones de la oposición. Se lo vio muy bien durante su discurso del 4 de Julio. Pero sería un error fatal creer que podrá mantener sin cambios el hiperactivismo presidencial del pasado. Asumir a plenitud su enfermedad y las elevadas chances que tiene de curarse sería uno de los más grandes servicios que podría prestar a la revolución bolivariana. Venezuela y América Latina y el Caribe necesitan de Chávez por largos años. Su visión estratégica y global, su fuerza de voluntad y su capacidad para generar iniciativas que fortalecen la autodeterminación de nuestros pueblos (como el ALBA, Petrocaribe, Telesur, la Radio del Sur, el Banco del Sur, Petrosur y tantas otras más) hacen de Chávez un aporte irreemplazable en las luchas por la definitiva emancipación de Nuestra América. Es un hombre que hace décadas viene librando exitosamente grandes batallas, pero esta es algo especial. Dependerá en gran medida de él que podamos contar con su valiosísima presencia en los tiempos decisivos que se avecinan.

- Dr. Atilio Boron, director del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales (PLED), Buenos Aires, Argentina www.centrocultural.coop/pled http://www.atilioboron.com


EL SALVADOR.- Relatora ONU interpreta como “obligación impuesta” Decreto 743

David Pérez
Redacción Diario Co Latino

Gabriela Knaul, Relatora Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), advirtió la posibilidad que el Decreto 743 atente contra la independencia del poder judicial en el país, al establecer la unanimidad en las resoluciones de inconstitucionalidad de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El 743 fue aprobado el jueves 2 de junio en la sesión plenaria de la Asamblea Legislativa, con los votos de ARENA, PDC, PCN Y GANA, y la abstención del FMLN. Posteriormente fue sancionado por el Presidente Mauricio Funes.


La mencionada normativa fue inaplicada por los Magistrados de lo Constitucional, argumentando vicios de ilegalidad desde el momento en que nace la ley, hasta la violación de principios constitucionales tales como la independencia de poderes, al tiempo que pone un muro en el acceso a la justicia.

Las reformas a la ley Orgánica Judicial contenidas en el 743 provocaron la negativa del Diario Oficial de publicar el último fallo de la Sala de lo Constitucional referente a la inconstitucionalidad de los artículos 307, 321, 322 y 324 del Código Electoral, que fue divulgado en uno de los rotativos de mayor circulación.

Todas las situaciones descritas fueron analizadas por la Relatora de la ONU, quien considera que puede tratarse de: “un atentado a los principios de separación de poderes e independencia del poder judicial, elementos fundamentales de toda democracia y de todo estado de derecho.”

A juicio de Knaul, El Salvador debe observar con atención la independencia de los tres poderes del Estado y la dinámica que estos desarrollen en concordancia con los tratados internacionales y la legislación nacional.

Asimismo, la experta cree que el Legislativo y Ejecutivo no pueden obligar al Judicial a adoptar los fallos por unanimidad, ya que la complejidad de los casos atañe a conflictos de envergadura nacional, lo que ya había sido señalado por el Magistrado Rodolfo González, quien forma parte de la Sala de lo Constitucional.

“Los otros poderes del Estado no pueden obligar al máximo órgano judicial del país a adoptar fallos judiciales por unanimidad, pues las materias que le competen suelen ser, por su propia naturaleza y complejidad, controvertidas,” explicó Knaul.

Al mismo tiempo, la Relatora dijo que la vigencia del 743 “equivaldría a bloquear la actividad y el funcionamiento efectivo del máximo tribunal del país” limitando el acceso a la justicia constitucional y derechos fundamentales. Por lo anterior, exhortó a respetar la separación de poderes y a garantizar el acceso a la justicia de los ciudadanos.


Chávez da inicio al desfile cívico-militar en honor al Bicentenario de Independencia de Venezuela

Presidente Chávez inició el acto desde el placio de Miraflores (Foto: teleSUR)

TeleSUR 05-07-2011

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dio inició este martes, desde su despacho en el Palacio de Miraflores (sede de Gobierno), al desfile cívico-militar por el Bicentenario de la Independencia del país, que se realiza en el paseo Los Próceres de Caracas, ubicado al oeste. El mandatario agradeció a Dios por estar en la nación para celebrar la fecha, pese a las dificultades.

El jefe de Estado que se recupera de las operaciones a las que se sometió en La Habana, Cuba, se dirigió al país con un mensaje de unidad acompañado del alto mando militar.

Asimismo invitó a todo el país a iniciar otra larga marcha hacia la cumbre de la Patria plena e independiente.

"Hemos iniciado otra larga marcha, y pudiéramos decir que hoy iniciamos un nuevo año de la gran escalada hacia la cumbre de la Patria plena, independiente, soberana, desarrollada, socialista y humanista", exclamó el mandatario venezolano.

"Los invito a que con el morral de la Patria, del fuego patrio, con nuestro espíritu, voluntad, sabiduría y esfuerzo en un todo individual y colectivo fortaleciendo la unidad nacional en cuerpo y alma, en un todo venciendo el imperialismo y las conspiraciones, derrotando en mil batallas a quienes pretenden debilitar y echar abajo la Patria, siempre derrotarlos con alegría, con hermosura de manera sublime con esplendor", destacó.

Chávez reconoció que luego de 200 años "hemos recuperado la independencia y hoy lo digo a nombre de (Simón) Bolívar, esa independencia recuperada debe ser la puerta que debemos mantener abierta y esplendorosa para recuperar en los próximos años y décadas todos los bienes de la Patria y el pueblo, para vivir bien, vivir viviendo en la Patria plena".

Desde el salón Simón Bolívar del Palacio de Miraflores, el jefe de Estado saludó a los presidentes y representantes de Gobiernos de Latinoamérica y del Caribe presentes en la celebración del Bicentenario .

"Hago llegar mi saludo a los camaradas y compañeros, presidente de Bolivia, Evo Morales; de Paraguay, Fernando Lugo; de Uruguay, José Mujica; primeros ministros de Dominica; de Antigua y Barbuda; de Curazao; todos los Cancilleres de la Patria Grande que hoy nos acompañan hermandados; desde aquí un abrazo solidario y fraterno de la América de Bolívar", señaló el Ejecutivo de Venezuela.

Asimismo, envió un saludo y reconocimiento en este 5 de julio, al "heroico pueblo venezolano que desborda el Paseo Los Próceres y más allá, todos los espacios de la historia venezolana, con ustedes estoy en cuerpo, nervios, alma y espíritu".

"Gracias pueblo mío y vida mía por habeme permitido a pesar de las grandes dificultades estar aquí plenamente en esta fiesta patria, este festejo sagrado de Dios, de Patria, pueblo y revolución", dijo.

El presidente venezolano resaltó la unidad que se desprendió no sólo de los 200 años de Independencia "sino de todos los 500 años de lucha de nuestros pueblos aborígenes, de su sacrificio, de pueblos pardos, negros, blancos indios, invoco a (Francisco de) Miranda y su espíritu libertario, a Simón Bolívar que resucitó y se hizo pueblo a Josefa Camejo, heroínas y héroes que hicieron posible este camino hace 200 años".

"No tenía mejor manera para celebrar soldados de de armas, conmemorar este día de hoy tan largamente esperado que celebramos siendo independientes, ya no somos colonia de imperio alguno ni lo seremos nunca más gracias a Dios, nuestro pueblo y soldados", recordó.

El Presidente con el emotivo discurso dio el permiso para iniciar el desfile, que contará con la participación de 12 mil efectivos de los cuatro componentes de las Fuerzas Armadas del país que junto al pueblo, invitados internacionales y autoridades de la nación suramericana marcharán en honor a la fecha.

Hacia el Bicentenario de la Batalla de Carabobo

El Presidente llamó a retomar la larga marcha hacia el 24 de junio de 2021 para conmenorar dentro de 10 años los 200 años de la Batalla de Carabobo "con la Patria plena, bolivariana y socialista."

En este hecho histórico las fuerzas patriotas vencieron a las fuerzas españolas del Mariscal Miguel de la Torre, e inició el camino para la independencia plena de la República venezolana.

"Para allá vamos con la ayuda de Dios, del Cristo redentor, de los santos de la sabana, con el amor del pueblo, de los soldados, la voluntad colectiva, con nuestros hijos e hijas, niños y niñas, juventudes, trabajadores y pueblos aborígenes con el acompañamiento de los pueblos de América Latina y el Caribe", dijo Chávez.

La corresponsal de teleSUR en Venezuela, Madelein García informó este martes que “los militares, los 12 mil combatientes de los cuatro componentes de las Fuerzas Armadas están acompañados por los 18 países de la Patria Grande que han sido invitados como Bielorrusia, Nicaragua, entre otros”.

La corresponsal informó que se espera que el desfile cívico-militar “dure entre 1 y 2 horas”.

Por su parte, la corresponsal de teleSUR en Venezuela, Rosa Colmenares reportó que “centenares de personas de distintos puntos del país están presentes para celebrar los 200 años de independencia”.

“Los venezolanos están celebrando con tambores, sonidos y consignas como 'Volvió, volvió, volvió' en referencia de que el Presidente ya está en el país”, luego de haber sido intervenido de un absceso pélvico y una lesión cancerígena el pasado mes de junio en La Habana, Cuba, indicó Colmenares.

En el desfile del Bicentenario, entre los equipos que se mostrarán están los vehículos lanzacohetes múltiples de gran alcance, de comando y observación, de mantenimiento y logística, tanques para la defensa, vehículos blindados TC72, tanques anfibios y vehículos de reconocimiento, así como los helicópteros y aviones de caza Sukhoi y los aviones chinos 8W.

El Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, dedicó varias semanas a embellecer varios espacios públicos en Caracas y a remodelar algunos edificios históricos en el centro de la capital.

Las actividades del Bicentenario se extenderán a lo largo del mes y empezaron a tempranas horas de la mañana de este martes con la lectura del acta de la Independencia.