miércoles, 25 de mayo de 2011

HACIA LA CONFERENCIA DEL PARTIDO (II): CUADRAR EL CÍRCULO

Jorge Gómez Barata

El presidente Raúl Castro está decidido a resolver integral y definitivamente el problema que representa la dualidad de poderes y funciones entre el Partido, el Estado y el gobierno, asunto que será el eje de la próxima Conferencia de la organización. La pregunta es cómo lo logrará, pues como se conoce, no se trata sólo de métodos y estilos de trabajo, de declaraciones o exhortaciones sino de preceptos constitucionales, de confrontaciones; así como de rectificar deformaciones, romper con hábitos, extirpar dogmas y deshacer mitos.

Obviamente el problema no es orgánico porque el Estado y el Partido son entidades diferentes, respecto a lo cual no existe la menor confusión, se trata de relaciones y de jerarquías en materia de poder político.

El texto constitucional cubano, único en su tipo, no es sólo la Constitución del Estado, sino una especie de compendio jurídicamente normativo con elementos programáticos a los cuales se suman preceptos ideológicos.

La única Carta Magna socialista en occidente, no sólo no alude a la separación de los poderes del Estado, sino que a los tradicionales añade al Partido Comunista al cual confiere un papel excepcional: “Artículo 5. “El Partido Comunista de Cuba…es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado…”

Algunos se preguntarán por qué existiendo un precepto legal tan claro, se procura una separación y no faltarán quienes sostengan que existiendo semejante norma la anunciada separación es técnicamente imposible.

Seguramente habrá quienes estimen que estas meditaciones son ociosas, mientras otros concordarán que en Derecho, además del espíritu de las normas, la letra cuenta y tal vez se considere que, tal y como está redactado, el lacónico precepto es ambiguo. Obviamente, solucionar el entuerto creado por el Artículo 5, por su redacción o por la interpretación que del mismo se hace, rebasa la intención de estas notas que sólo advierten que se trata de un aspecto sin cuyo esclarecimiento difícilmente pueda avanzarse suficientemente.

Resuelto este asunto, tanto más escabroso al aludir a la Constitución cuya reforma parece inaplazable, abriría un debate que no parece formar parte de la agenda de la Conferencia, quedan por resolver otros asuntos sin los cuales la separación de funciones entre el Partido y el Estado aportaría poco. Se trata entre otras cosas de distinguir al legislativo, máximo órgano del poder del Estado y expresión de la voluntad popular, del gobierno, concebido como un aparato cuya función no es la de crear políticas ni trazar metas o normas a la sociedad, sino cumplir la voluntad de aquella.

No me parecería ninguna anomalía que usando los poderes que le confiere el Artículo 5, la Conferencia del Partido o el órgano partidista que corresponda, abran ese debate que alude no sólo a un elemento del funcionamiento del modelo político, sino a varios de ellos, algunos decisivos para el despliegue de una democracia socialista, no sólo representativa sino también eficaz.

Según cree el presidente Raúl Castro, cuya opinión al respecto comparto, de todo ese proceso, que naturalmente no ha comenzado por la Conferencia ni termina con ella, saldrá un Estado más legítimo, fuerte, popular y eficaz y un Partido capaz de ejercer un liderazgo que realmente nunca ha dependido de un precepto legal, sino de la ejemplaridad, la consagración y la limpieza moral de sus militantes.

Ese Partido de acero que la Revolución y la Nación necesitan y respetan, liberado de tareas operativas que no le conciernen, podrá dedicarse a perfeccionar el sistema político, velar por la cohesión social, elevar la cultura política de su militancia y de la sociedad, trazar la estrategia, elegir las tácticas apropiadas para cada momento y tareas y ocuparse a tiempo completo de lo más esencial, que es la batalla de ideas, no sólo respecto a los adversarios de siempre sino en el seno del pueblo.

Tras cincuenta años de incesante batallar, con el legado de sus precursores, el aporte de sus forjadores y las experiencias —malas y buenas— de siglo y medio de lucha por el socialismo a la luz del marxismo, el Partido Comunista de Cuba prepara su Conferencia bajo los mejores auspicios.

Seguramente el inmenso caudal de talento agrupado en su militancia y en el activo formado por juristas, filósofos, sociólogos, politólogos, historiadores, profesores y demás intelectuales comprometidos con la Revolución, se moviliza ya para, con la orientación de los órganos de dirección recién electos, abordar, resolver o como mínimo plantear todos los problemas que intervienen en la necesaria actualización del modelo político que corresponde al relanzamiento de la Revolución. Allá nos vemos.

La Habana, 25 de mayo de 2011

Partido Arena se lucró del Estado por 20 años : Foro Nacional de la Salud

Margarita Posada, Coordinadora del Foro Nacional de la Salud.

Gloria Silvia Orellana
Redacción Diario Co Latino


Margarita Posada, Coordinadora del Foro Nacional de la Salud, señaló que las evaluaciones hechas por miembros del Partido ARENA, en vísperas del segundo año del gobierno del FMLN, denotan “una amnesia selectiva porque con las medidas neoliberales utilizadas, ARENA se lucró del Estado, por 20 años”, opinó.

El Foro Nacional de la Salud y la Alianza Ciudadana contra la Privatización de la Salud, tomaron su posicionamiento frente a las declaraciones hechas por el partido de oposición de la derecha parlamentaria.

Posada señaló que desde 1989, cuando llega por vez primera el partido ARENA al gobierno, se fortalecieron los procesos de privatización y se protegen las fuerzas del mercado, derivada de una visión netamente neoliberal.

“Nadie puede olvidar que aquellas grandes empresas del Estado con altos niveles de rentabilidad, de los cuales la misma argolla de los dueños del partido se lucran personalmente, los consolidó como dueños del país”, afirmó.

De la administración del Expresidente Alfredo Cristiani, Posada dijo, que las medidas tomadas entre 1989 a 1994, se caracterizaron por las privatizaciones en : exportaciones del azúcar y café; la banca nacional, la Escuela Nacional de Agricultura (ENA), así como, el Hotel Presidente y el cierre del Instituto Regulador de Abastecimiento (IRA) y el Instituto de Vivienda Urbana (IVU:

Sobre el periodo del Expresidente Armando Calderón (1994 a 1999), recordó que esa administración propició la privatización de los ingenios azucareros, el sistema de energía eléctrica y telecomunicaciones, y se abandonó del agro nacional.

“Se descubre la corrupción del ex director del ISSS, Romeo Majano Araujo que estafó al Estado con la adjudicación de medicamentos por 21 millones de colones, eso no lo puede olvidar la gente, porque era patrimonio de la población”, dijo.
Mientras, en el mandato del ex presidente Francisco Flores, se ejecutó la dolarización, lo que fue un golpe grande a la economía de los salvadoreños, que dejó sin poder adquisitivo a las grandes mayorías.

“No olvidemos que el Expresidente Flores intentó privatizar el sistema nacional de salud, y fue contrarrestado con las Marchas Blancas, que fueron la mayor presión ciudadana; instauraron las mal llamadas Cuotas Voluntarias y violentaron la ley LACAP, con la compra de servicios hospitalarios, bajo la responsabilidad del ex ministro de salud, José López Beltrán”, acotó.

La firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC), recortes al presupuesto de hospitales de 238 a 151 millones de dólares y la desviación de los fondos para reconstruir el Hospital de Maternidad, son los señalamientos de las organizaciones sociales contra la administración del Expresidente Antonio Saca.

“El exministro de salud Guillermo Maza ha sido capturado y acusado por irregularidades en el manejo del presupuesto de la cartera de Estado, y fue señalado por el Tribunal de Ética por vender los servicios del Ministerio de Salud, y por toneladas de medicamentos vencidos que fueron enterrados”, dijo

Para Posada, el discurso de los miembros del partido ARENA, tiene un “tinte electorero” que trata de obviar la responsabilidad que han tenido en la crisis económica que afecta a la población

“Que no venga ARENA a decir que en dos años, este gobierno o la Cartera de Salud, no ha hecho nada, cuando todos sabemos que de 20 años de un gobierno, no se puede cambiar en un corto tiempo, ofende que quieran engañar a la gente, es un insulto a la inteligencia de la población”, reiteró.


Convocatoria de la Fundación Guayasamín y de la familia del Pintor de Iberoamérica: Serenata de la Fidelidad

PEDRO DE LA HOZ

La Fundación Guayasamín lanzó en La Habana la convocatoria a la Serenata de la Fidelidad, evento artístico que tendrá lugar en el teatro Karl Marx de la capital cubana el próximo 12 de agosto, en vísperas del cumpleaños 85 del Comandante en Jefe Fidel Castro.

ALFREDO VERA DA LECTURA A LA CONVOCATORIA DE SERENATA DE LA FIDELIDAD, FLANQUEADO POR PABLO GUAYASAMÍN, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN QUE LLEVA EL NOMBRE DEL INSIGNE PINTOR; MARUJA MONTEVERDE, SU PRIMERA ESPOSA; Y BERENICE, UNA DE SUS HIJAS.

Al dar a conocer este martes el llamamiento en la Casa Guayasamín, radicada en el centro histórico de la urbe, Alfredo Vera, director de Relaciones Internacionales de la Fundación, recordó "como el mundo entero conoce, que él es adverso a los honores y alabanzas personales, pero no ha dejado de reconocer que la amistad que se gestara hace 50 años con el artista ecuatoriano es tan fuerte y profunda que lo condujo a permitir que nuestra familia e institución pudiera conmemorar sus 62 años en Quito en 1988, sus 70 en 1996 estando el maestro vivo y sus 80 años en La Habana en el 2006".

Precisó que "con esta propuesta homenajeamos la vida de un hombre, de un pueblo, de una nación, de la Revolución que ha levantado a los más altos niveles de la historia humana los valores de la dignidad, la soberanía y la solidaridad internacional".

Los organizadores aspiran a que participen como protagonistas los cantautores iberoamericanos que respaldaron las tres ediciones anteriores de los conciertos titulados Todas las voces, todas, cuya última versión festejó el octogésimo aniversario del líder de la Revolución cubana.

"Pero estamos seguros —apuntó Pablo Guayasamín, presidente de la Fundación— de que no solo esos y otros músicos, sino cultores de otras expresiones artísticas y del campo de la reflexión intelectual se congregarán en La Habana en agosto próximo".

Pablo aclaró que la cobertura financiera del acto no implicará erogación alguna del Estado cubano, "inmerso como está —dijo— en un proceso de relanzar su economía", pero no dudó del éxito de la convocatoria, pues "son muchos los que desean manifestar admiración y respeto" a quien consideran "hermano de la Humanidad".

Al saludar la iniciativa, el doctor Armando Hart, presidente de la Sociedad Cultural José Martí, resaltó "el importantisimo papel de la Fundaciòn Guayasamín al llevar adelante este empeño y es nuestra obligación contribuir a la más amplia movilización internacional de escritores, artistas, intelectuales y ciudadanos de nuestra América".

Además de Pablo Guayasamín y Alfredo Vera viajaron a La Habana, para solicitar la aprobación del proyecto y hacerlo público, los hijos del maestro, Saskia y Verenice y la primera esposa del genial pintor, Maruja Monteverde.

Tomado de Granma