sábado, 7 de mayo de 2011

ENTRE MAS DE DOS NO HAY SECRETOS

Jorge Gómez Barata

La forma, el carácter letal y la dudosa legalidad de la operación punitiva realizada por Estados Unidos para ultimar a Osama Bin Laden y apoderarse de una voluminosa información, ha replanteado el recurrente debate de las acciones secretas realizadas en los marcos del Estado de Derecho, una de cuyas características es la obligación de los gobernantes de dar cuenta a la sociedad de su gestión y en ocasiones de actos puntuales.

El hecho de que las constituciones, las leyes y la ciudadanía de casi todos los países, aceptan la existencia de servicios secretos y de organizaciones de inteligencia (militar, policiaca o civil) implica aceptar su actuación en secreto; lo cual no significa, como ocurre en los Estados Unidos, hacer extensiva esa facultad a operaciones en todo el mundo como cuando la Corona Británica expedía patentes de corso.

Los debates en torno a esos fenómenos son particularmente intensos en Estados Unidos donde debido a la escala planetaria de la política imperialista y la actividad militar en escenarios de todos los continentes, mares y océanos y en más de 700 bases militares, existen alrededor de 20 grandes agencias de inteligencia y servicios especiales encargados, no sólo de espionaje, acopio y análisis de información sino también de realizar todo tipo de operaciones encubiertas, incluyendo como ahora, ejecuciones extra judiciales.

Después del 11/S, a las tareas en el extranjero se añadieron prácticas de vigilancia y control de la población, intercepción de las comunicaciones y la correspondencia, detenciones arbitrarias y registros, todo ello con la excusa de la lucha antiterrorista y leyes que introdujeron mecanismos de represión y limitación de libertades y derechos desconocidos por los norteamericanos. La denuncia de las arbitrariedades en Guantánamo, las cárceles secretas y las torturas son un nefasto capitulo en la historia estadounidense.

No es extraño que con frecuencia la prensa estadounidense se muestre crítica respecto a algunas actividades de esas agencias; ponga en duda las versiones oficiales acerca de sus acciones y las contraste con fuentes independientes. Ese estilo de trabajo se realiza plenamente cuando se trata de hechos espectaculares, principalmente de acciones violentas, vinculadas con procesos políticos, con la popularidad del presidente y las elecciones presidenciales. Así ocurre con la eliminación de Osama Bin Laden.

La circunstancia de que la operación ejecutada por Estados Unidos haya partido de un país extranjero (Afganistán) y operado en otro (Pakistán) implicando a ciudadanos de varias nacionalidades, aunque debido al sometimiento de los gobiernos de esos países a Estados Unidos apenas plantea problemas políticos, crea funestos precedentes. Irak, Afganistán y Pakistán son enclaves militares que Estados Unidos puede utilizar contra otros países.

El operativo para liquidar a Bin Laden fue altamente secreto no sólo para evitar que el perseguido y las autoridades pakistaníes se enteraran, sino porque envuelve tácticas, recursos, fuentes, tecnología y hechos que los servicios secretos norteamericanos no creen conveniente revelar. Como bien señala Fidel Castro, se trata de “…Una versión cuidadosamente elaborada…” realizada mediante “…El discurso esmeradamente elaborado del Presidente…”

Es de suponer que parte de la versión, incluso del discurso fueron confeccionadas de antemano y tal vez hayan haya existido más de una, incluyendo qué informar o no en caso de que la operación fracasara, presentara complicaciones adicionales o fuera interferida por las autoridades locales que no fueron consultadas. Pakistán ha sido identificado como uno de aquellos “60 rincones oscuros” en los cuales Estados Unidos puede atacar en cualquier momento.

Aunque debido a que provenía de una fuente acreditada, el propio presidente de los Estados Unidos, era difícil poner en duda que finalmente los norteamericanos habían dado caza a Bin Laden, aunque estaba claro que, como señala Fidel Castro en su más reciente artículo, se trataba de “una versión” que oculta infinidad de elementos sustantivos y revela aquello que los jefes de la operación consideran conveniente dar a conocer.

Puedo creer que Osama Bin Laden estuviera desarmado, lo que no puede creerse es que no tuviera escolta. Puede aceptarse que el jefe de Al-Qaeda estuviera dormido, lo que es difícil creer es que lo estuviera también su seguridad. El helicóptero norteamericano lo mismo pudo caer por defectos técnicos que por haber sido alcanzado por un lanzacohetes.

Por razones de prestigio y para restarle vigencia a la imagen violenta y letal de la operación, Estados Unidos declaró que no hubo ningún norteamericano herido. No sería la primera vez que un ejército oculta sus bajas cosa más bien usual. Es casi obvio que el Comando tendría instrucciones de, al retirarse, cargar con los muertos y los heridos propios y los de la escolta o los colaboradores de Bin Laden, cosa que hicieron contando incluso con un helicóptero menos.

En el lugar de los hechos se abandonaron las mujeres y los niños y algunos cadáveres, entre otras cosas porque no los necesitaban, eran un componente molesto y había que dejar algo para entretener a la seguridad de Pakistán. Lo mismo ocurre en cuanto al destino del cadáver del líder Al- Qaeda y los argumentos para no difundir las imágenes. Se trata de parte de la versión. Probablemente los documentos, fotos y filmaciones de este operativo sean clasificados, tal vez por cincuenta años y sean revelados cuando ya a nadie le interesen.

Ojalá los sangrientos sucesos en Pakistán sirvan a los norteamericanos como motivación para debatir acerca de la necesidad de reducir las atribuciones de su gobierno para realizar acciones secretas letales en el extranjero, limitar las facultades de las agencias de espionaje e inteligencia secretas que operan sin rendir cuentas, en especial la CIA y acerca de la necesidad de respetar la soberanía nacional, base del derecho internacional. Fidel Castro tiene razón: “Están ocurriendo hechos verdaderamente preocupantes”.

La Habana, 07 de mayo de 2011

En el 50 aniversario del primer encuentro de Guayasamín con Fidel

Quito, 6 de mayo de 2011

Compañero

PEDRO MARTÍNEZ PÍREZ

Subdirector General de Radio Habana Cuba

Miembro de Honor de la FUNDACION GUAYASAMIN

La Habana – Cuba

Apreciado amigo:

Ante la histórica celebración del medio siglo del primer encuentro en La Habana de mi padre con el Comandante Fidel Castro y a propósito de la exposición fotográfica que será inaugurada este viernes en la Casa Museo Oswaldo Guayasamín de La Habana Vieja, llegue hasta todos ustedes el abrazo fraterno de la Fundación y de toda la familia del Pintor de Iberoamérica.

Saludamos con emoción la iniciativa de la Sociedad Cultural José Martí que preside el doctor Armando Hart y el esfuerzo personal y entusiasta realizado por la compañera Nadia Batista, así como el sólido apoyo brindado por nuestro embajador en Cuba, compañero Edgar Ponce, así como por el realizador Roberto Chile, por la directora de la Casa Guayasamín Aliana Martínez Rodríguez y sus colaboradores, la Oficina del Historiador Eusebio Leal Spengler y la Asociación española Cultura y Cooperación Internacional, que preside nuestro amigo Gabriel Navarrete.

Es histórica la inauguración de esta muestra fotográfica en una fecha como la de hoy, cuando se cumplen 50 años del primer encuentro de Fidel y Guayasamín en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, ocasión en que mi padre, gracias a la intervención de Pedro Martínez Pírez, Giraldo Mazola y la inolvidable Celia Sánchez Manduley, pintó el primero de los cuatro retratos que hizo al Comandante a lo largo de su vida.

Es excelente támbién que la primera fotografía sea la que recoge el momento en que Oswaldo y Fidel, en la Embajada de Ecuador en La Habana, muestran el primer retrato, en una instantánea en blanco y negro donde se pueden ver entre los presentes al Canciller de la Dignidad Raúl Roa García y al Poeta Nacional Nicolás Guillén.

En lo personal esta exposición tiene para mí un gran recuerdo porque entre las fotografías está la que fue tomada en el avión en que Fidel y mi padre volaban desde Santiago de Cuba a La Habana luego de participar en los actos por el aniversario cuarenta del triunfo de la Revolución. En ese vuelo, invitados por Fidel, tuve el inmenso honor de acompañar a mi padre con mi esposa Patricia.

Gracias queridos amigos de Cuba por mantener permanentemente encendida la luz que pidió mi padre antes de morir el 10 de marzo de 1999. Y hacerlo este seis de mayo en la Casa inaugurada por Fidel y Guayasamín.

Un fuerte abrazo desde las alturas de Quito, donde tuvimos el inmenso honor de escuchar en la voz de Fidel, en el acto inaugural de la Capilla del Hombre, , las palabras más bellas que se han pronunciado jamás sobre mi padre.

Con toda emoción,

Pablo Guayasamín

Presidente Ejecutivo de la Fundación Guayasamín


Exposición fotográfica conmemora 50 aniversario del primer encuentro entre Fidel y Guayasamín


La muestra está conformada por 50 imágenes que devienen testimonio gráfico de la entrañable amistad que unió a esas personalidades

Hart en la apertura de la muestra. Autor: Roberto Suárez

Lourdes M. Benítez Cereijo
digital@juventudrebelde.cu
6 de Mayo del 2011 23:21:27 CDT
Una muestra fotográfica que conmemora el primer encuentro entre Fidel Castro y el pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, hace 50 años, fue inaugurada este viernes en la sede de la Casa Museo que lleva el nombre del artista.
La exposición, iniciativa de la Sociedad Cultural José Martí, está conformada por 50 imágenes que devienen testimonio gráfico de la entrañable amistad que unió a esas personalidades.
El periodista Pedro Martínez Pírez leyó una misiva enviada por Pablo Guayasamín, en la cual el hijo del pintor evoca aquel momento en que su padre realizara, medio siglo atrás, en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), el primero de los cuadros que hizo a Fidel.
En la muestra se develan instantes de la trayectoria creativa de Guayasamín, y momentos que inmortalizan la trascendencia de su amistad con Fidel.
Antes de quedar oficialmente inaugurada la ex-posición, Edgar Ponce, embajador de Ecuador en Cuba, expresó que aquel memorable encuentro, en 1961, «contribuyó al mejor conocimiento de los dos pueblos y dio inicio a una amistad profunda y solidaria, que ha perdurado por décadas y que puede erigirse como testimonio de los vínculos y sueños latinoamericanos».
A la inauguración asistieron, entre otros, Armando Hart Dávalos, presidente de la Sociedad Cultural José Martí; Kenia Serrano, presidenta del ICAP, y Eusebio Leal, Historiador de La Habana.

Reflexiones del Compañero Fidel: Las mentiras y las incógnitas en la muerte de Bin Laden

Los hombres que ejecutaron a Bin Laden no actuaron por su cuenta: cumplían órdenes del Gobierno de Estados Unidos. Habían sido rigurosamente seleccionados y entrenados para misiones especiales. Se conoce que el Presidente de Estados Unidos puede, incluso, comunicarse con un soldado en combate.

Horas después de realizar la acción en la ciudad paquistaní de Abbottabad, sede de la más prestigiosa academia militar de ese país e importantes unidades de combate, la Casa Blanca ofreció a la opinión mundial una versión cuidadosamente elaborada sobre la muerte del jefe de Al Qaeda, Osama Bin Laden.

Como es lógico, la atención del mundo y la prensa internacional se centraron en el tema, desplazando las demás noticias de la esfera pública.

Las cadenas de televisión norteamericanas divulgaron el discurso esmeradamente elaborado del Presidente, y mostraron imágenes de la reacción pública.

Era obvio que el mundo se percataba de la delicadeza del asunto, ya que Pakistán es un país de 171 millones 841 mil habitantes -[donde Estados Unidos y la OTAN llevan a cabo una devastadora guerra que dura ya diez años]- poseedor de armamento nuclear y tradicional aliado de Estados Unidos.

Sin duda que el país musulmán no puede estar de acuerdo con la sangrienta guerra que Estados Unidos y sus aliados llevan a cabo contra Afganistán, otro país musulmán con el que comparte la complicada y montañosa frontera trazada por el imperio colonial inglés, donde tribus comunes viven a ambos lados de la línea divisoria.

La propia prensa de Estados Unidos comprendió que el Presidente ocultaba casi todo.

Las agencias de noticias occidentales: ANSA, AFP, AP, Reuters y EFE, la prensa escrita e importantes sitios Web expresan interesantes informaciones sobre el hecho.

The New York Times asegura “que los hechos difieren significativamente de la versión oficial presentada el martes por la Casa Blanca y altos funcionarios de inteligencia, según los cuales la muerte de Bin Laden -que finalmente reconocieron no iba armado aunque aseguraron que se ‘resistió’- se había producido en medio de un intenso tiroteo.

“Más según el rotativo neoyorquino, la operación, ‘aunque caótica y sangrienta, fue extremadamente unilateral con una fuerza de más de 20 miembros de los SEAL rápidamente despachando el puñado de hombres que protegía a Bin Laden’.”

“…el ‘Times’ asegura ahora que ‘los únicos disparos efectuados por los que se encontraban en el complejo residencial se produjeron al principio de la operación’.

“Exactamente, tuvieron lugar ‘cuando el mensajero de confianza de Bin Laden, Abu Ahmed al Kuwaiti, abrió fuego desde detrás de la puerta de la casa de huéspedes adyacente a la casa donde Bin Laden se escondía’.

“‘Después de que los SEALs mataron a Kuwaiti y a una mujer en la casa de huéspedes, los estadounidenses no fueron atacados con disparos ni una sola vez más’, sostiene el rotativo en base a dichas fuentes, cuya identidad no revela…”

“El martes, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, había asegurado en una ‘narrativa’ de los acontecimientos de la madrugada del domingo al lunes que el comando estadounidense sufrió un tiroteo ‘a lo largo de la operación’.

“También el director de la CIA, Leon Panetta, había hablado de ‘algunos tiroteos’ mientras los militares de élite estadounidenses iban despejando las plantas de la residencia donde se escondía Bin Laden.”

“De otro lado sin embargo, el diario asegura que aunque Bin Laden no había alzado un arma cuando fue abatido, los comandos que lo localizaron en una de las habitaciones vieron que el líder de Al Qaida tenía una ‘AK-47 y una pistola Makarov al alcance de la mano’.”

Hoy 6 de mayo continúan las noticias.

Desde Washington una de las agencias informa que solo un hombre disparó contra las fuerzas estadounidenses. A continuación narra que “En plena noche del domingo, varios helicópteros con 79 miembros de un comando estadounidense a bordo se acercan a la residencia de Osama Bin Laden en Abbottabad, al norte de Islamabad. Habían partido desde un lugar no especificado y volaban bajo para evitar ser detectados por radar, ya que Pakistán no había sido informado de la redada.

“- Dos helicópteros liberan a más de 20 efectivos Seals de la Marina en el recinto de la residencia, que tiene paredes de cuatro a seis metros de alto cubiertas con alambres de púa. Uno de los helicópteros, un MH-60 Blackhawk, aparentemente modificado para evitar radares, aterriza bruscamente a causa de una “falla mecánica” y queda fuera de uso, según un primer informe de funcionarios estadounidenses.

“- Un grupo de efectivos se dirige hacia un edificio anexo a la residencia principal. El mensajero de Bin Laden lo ve, abre fuego contra los miembros del comando y es abatido junto a su mujer. Este hombre es el único ocupante de la residencia que dispara contra los estadounidenses. Esta afirmación contrasta con un primer informe de Washington en el que se describía una intercambio de disparos en los 40 minutos que duró la operación.”

“…otro equipo entra a la casa principal de tres plantas.”

“…se topa con el hermano del mensajero, quien también es abatido, según un funcionario estadounidense que no dio más precisiones. Según la cadena de televisión NBC, el hombre tenía una mano en su espalda cuando el comando entró a la habitación donde se encontraba. Por eso los efectivos creyeron que tenía un arma, aunque no era el caso.

“- Las fuerzas estadounidenses suben las escaleras, y en una de las habitaciones encuentran a un hijo adulto de Bin Laden, Khalid, quien también es abatido…”

“- En el último piso, los efectivos encuentran a Osama Bin Laden y a su esposa en el dormitorio. Su esposa intenta interponerse y es herida en una pierna. Bin Laden no da señales de rendirse y recibe un disparo en la cabeza y, según algunos medios estadounidenses, también en el pecho. Las primeras versiones de la redada indicaron que Bin Laden ‘se resistió’ y que había usado a su mujer como escudo humano, pero esta información fue desmentida más tarde por la Casa Blanca.

“- El presidente Barack Obama, que sigue los acontecimientos desde la Casa Blanca, es informado de que el comando identificó a Bin Laden. Un reporte de la revista Time, basado en una entrevista con el director de la CIA, Leon Panetta, sugiere que Bin Laden fue asesinado menos de 25 minutos después de iniciada la operación.

“- En la habitación de Bin Laden, los Navy Seals encuentran un fusil de asalto soviético AK-47 y una pistola rusa de 9 mm. También hallan otras armas en la residencia, pero no trascienden detalles.

“- Las fuerzas especiales también encuentran dinero y números de teléfono cosidos en la ropa del jefe de Al Qaida…”

“- El comando recoge todo lo que puede servir como fuente de información: bloc de notas, cinco ordenadores, 10 discos duros y un centenar de dispositivos de almacenamiento (CD’s, DVD’s, USB).”

“…trasladan a un lugar seguro a una veintena de mujeres y niños presentes en la residencia y destruyen luego el helicóptero accidentado.

“…38 minutos después del inicio de la operación, los helicópteros parten con el cadáver de Bin Laden.

La AP publica datos de interés político y también humanos:

“Una de las tres esposas que vivían con Osama Bin Laden dijo a sus interrogadores paquistaníes que permaneció durante cinco años en la vivienda donde se escondía el prófugo, y podría ser una importante fuente de
información sobre cómo evitó la captura durante tanto tiempo, dijo el viernes un funcionario del espionaje paquistaní.”

“La esposa de Bin Laden, Amal Ahmed Abdullfattah, nacida en Yemen, dijo que nunca abandonó los pisos altos de la casa en los 5 años que residió en ella.

“Ella y las otras dos esposas de Bin Laden están siendo interrogadas en Pakistán tras ser detenidas en el asalto del lunes perpetrado por comandos navales estadounidenses contra la residencia de Bin Laden en la aldea de Abotabad. Las autoridades paquistaníes tienen detenidos además a ocho o nueve niños encontrados en la vivienda cuando se retiraron los comandos.

“Debido a los relatos cambiantes e incompletos de los funcionarios estadounidenses sobre lo sucedido en el asalto, las declaraciones de las esposas de Bin Laden quizá aporten detalles de la operación.

“Además, sus relatos podrían ayudar a ilustrar cómo pasaba el tiempo Bin Laden y lograba permanecer oculto en una vivienda grande cercana a una academia militar en una ciudad acuartelada, a dos horas y media de coche de la capital, Islamabad.

“El funcionario paquistaní dijo que agentes de la CIA no tuvieron acceso a las mujeres detenidas.”

“La proximidad del escondite de Bin Laden a la guarnición militar y la capital paquistaní levantó sospechas en Washington que el fugitivo fue protegido quizá por las fuerzas de seguridad de Pakistán.”

La agencia EFE indaga sobre lo que piensan los habitantes de Pakistán:

“Un 66 por ciento de los paquistaníes no creen que las fuerzas especiales de EEUU mataran al líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, sino a otra persona, según un sondeo conjunto del instituto demoscópico británico YouGov y de Polis, de la Universidad de Cambridge.

“El sondeo se llevó a cabo entre usuarios de internet, que suelen tener mayor cultura, de tres grandes ciudades, Karachi, Islamabad y Lahore, con exclusión de grupos demográficos rurales, lo que hace que los resultados sean más sorprendentes, según los investigadores.

“Un 75 por ciento dice desaprobar además la violación de la soberanía paquistaní por EEUU en la operación para capturar y dar muerte a Bin Laden.

“Menos de tres cuartas partes de los encuestados no cree que Bin Laden autorizase los ataques del 9 11 contra Estados Unidos, que justificaron la invasión norteamericana de Afganistán y la lucha contra el terrorismo islamista.

“El 74 por ciento opina que el Gobierno de Washington no respeta el Islam y se considera en guerra con el mundo islámico y un 70 por ciento desaprueba la política paquistaní de aceptar ayuda económica de EEUU.

“El 86 por ciento se opone además a que el Gobierno paquistaní permita en el futuro o critica que haya autorizado antes ataques con aviones no pilotados contra grupos militantes.

“Un 61 por ciento de los paquistaníes interrogados dice simpatizar con los talibanes o creer que éstos representan puntos de vista respetables frente a sólo un 21 por ciento que se muestra radicalmente en contra.”

La agencia Reuters aporta igualmente interesantes datos:

“Una de las esposas de Osama Bin Laden dijo a sus interrogadores pakistaníes que el líder de Al Qaeda y su familia vivieron durante cinco años en la villa donde fue abatido por comandos estadounidenses esta semana, dijo el viernes un funcionario de seguridad.

“La fuente, que identificó a la mujer como Amal Ahmed Abdulfattah, dijo a Reuters que la más joven de las tres esposas de Bin Laden resultó herida en el operativo.

“Según el funcionario, Abdulfattah dijo a los investigadores pakistaníes que ‘Vivíamos allí desde hacía cinco años’.”

“Las fuerzas de seguridad pakistaníes detuvieron a entre 15 y 16 personas que vivían en el complejo, después que los comandos estadounidenses se llevaron el cuerpo de Bin Laden, dijo el funcionario. Entre los detenidos se encuentran las tres esposas de Bin Laden y varios niños.”

Un avión yanki sin piloto mató hoy no menos de 15 personas en Waziristán, al norte de Pakistán, según la agencia ANSA. Otras sufrieron heridas graves. Pero, ¿quién se va a ocupar de esos asesinatos diarios en aquel país?

Me hago sin embargo una pregunta. ¿Por qué tanta coincidencia entre el asesinato realizado en Abbottabad y el intento de asesinar simultáneamente a Gaddafi?

Uno de sus hijos más jóvenes, que no se mezclaba en los asuntos políticos, Saif al Arab, estaba reunido en la casa donde residía con un hijo pequeño y dos primos menores; Gaddafi y su esposa lo habían visitado hasta poco antes del ataque de los bombarderos de la OTAN. La casa fue destruida; murieron Saif al Arab y los tres niños; Gaddafi y la esposa se habían retirado poco antes. Era un hecho sin precedentes. Pero el mundo apenas se ha enterado.

¿Fue acaso una simple casualidad la coincidencia de ese hecho y el ataque contra el refugio de Osama Bin Laden, que el Gobierno de Estados Unidos conocía perfectamente y lo vigilaba con todos los detalles?

Un despacho de hoy, procedente de Ciudad del Vaticano informaba:

“Mayo 6 (ANSA)- Giovanni Innocenzo Martinelli, el vicario apostólico de Tripoli, dijo hoy a la agencia vaticana Fides que no tiene intención de ‘interferir con la actividad política de nadie’, pero afronta el deber de advertir que los bombardeos a Libia ‘son inmorales’.

“‘Me sorprende que se hayan hecho declaraciones sobre el hecho de que debería ocuparme solo de cuestiones espirituales, y que los bombardeos fueron autorizados por la ONU. Pero esto no significa que la ONU, la OTAN o la Unión Europea tengan la autoridad moral para decidir bombardeos’, agregó.

“‘Quisiera subrayar -agregó- que bombardear no es un acto dictado por la conciencia civil y moral de Occidente, o más en general de la humanidad. Bombardear es siempre un acto inmoral’.”

Otro cable de la agencia ANSA informa sobre la posición de China y Rusia.

“Moscú, Mayo 6 -Los gobiernos de China y Rusia se declararon hoy ‘extremadamente preocupados’ por la guerra en Libia y dijeron que actuarán en conjunto para reclamar un cese del fuego.”

“‘Nuestra convicción es que el objetivo más importante es obtener el cese del fuego inmediato’, declaró Jechi Yang, canciller chino”.

Están ocurriendo hechos verdaderamente preocupantes.

Fidel Castro Ruz

Mayo 6 de 2011

8 y 17 p.m.