jueves, 31 de marzo de 2011

BREVISIMA HISTORIA DE LA ONU (V)

Jorge Gómez Barata

América Latina no estuvo vinculada a las acciones bélicas de la Primera Guerra Mundial y fue el único continente que no sirvió como teatro de operaciones en la Segunda; es la región del mundo donde menos han incidido las guerras y donde más temprano prosperó una tradición de concertación regional.

Cuando en 1945 se creó la ONU, América Latina había efectuado ya el Congreso de Panamá convocado por Simón Bolívar en 1826 y siete conferencias panamericanas. En ese período surgieron: la Oficina Internacional de Repúblicas Americanas y la Unión Panamericana. En dos de los eventos continentales. En 1945 en Ciudad México tuvo lugar la Conferencia Interamericana sobre Problemas de la Guerra y la Paz, conocida como “Conferencia de Chapultepec.

Asociadas a la II Guerra Mundial, los estados latinoamericanos efectuaron diversas actividades oficiales, entre ellas reuniones de consulta de los ministros de relaciones exteriores y, en diferentes momentos 20 países latinoamericanos declararon la guerra al eje y, de acuerdo a sus posibilidades, colaboraron con los Aliados.

Si bien las Conferencias panamericanas estuvieron marcadas con la impronta de la presencia hegemónica de los Estados Unidos, es exagerada la idea de que siempre y en todos los temas, los países latinoamericanos actuaran como subordinados, fueron convidados de piedra u obedecieron ordenes. En cualquier caso tales eventos crearon una tradición que ahora arroja frutos y sirve de base a una nueva institucionalidad.

Precisamente por esa tradición y por su capacidad para ocuparse de sus propios asuntos, en los debates previos a la creación de la ONU y sobre todo a los trabajos para la redacción de su Carta en Dumbarton Oaks y San Francisco, los países latinoamericanos abogaron por crear instancias regionales habilitadas para tratar sus problemas, en lugar de someterse a las decisiones de una entidad mundial regida por las grandes potencias.

La resistencia de los países latinoamericanos, entonces prácticamente la mitad de todos los estados independientes del mundo, a aceptar las propuestas de las grandes potencias en cuanto a la estructura, funciones y prerrogativas de la ONU, especialmente la oposición de varios países a legitimar el uso de la fuerza y las reservas presentadas frente a la pretensión de otorgar potestad de veto a las grandes potencias, aconsejó a Estados Unidos convocar una conferencia especial para examinar esos asuntos. Para los latinoamericanos fue una oportunidad para concertar sus posiciones de cara a la Conferencia de San Francisco.

A pedido de Estados Unidos y por invitación de México, del 21 de febrero al 8 de marzo de 1945, se efectuó la llamada Conferencia de Chapultepec. La cita fue presidida por el Sr. Ezequiel Padilla, secretario de relaciones exteriores de México y en la misma participaron: 18 países.

Casi todos los participantes eran brillantes diplomáticos y varios fueron luego relevantes figuras en sus países. Entre otros pudiera mencionarse a Alberto Lleras Restrepo, Galo Plaza, Joaquín Balaguer y Víctor Paz Estensoro que luego fueron presidentes, Edward Stettinius, Secretario de Estado de los Estados Unidos y Nelson Rockefeller, Gustavo Cuervo Rubio, ministro de relaciones exteriores de Cuba cuya delegación integraban, entre otros, Pelayo Cuervo Navarro, Eduardo R. Chivas, y Manuel Bisbé, Guillermo Torriello de Guatemala y otros.

La Conferencia fue inaugurada por el General de División Manuel Ávila Camacho, presidente de México y todas las sesiones fueron abiertas a la prensa.

El programa de la Conferencia incluyó dos puntos:

1- Medidas para incrementar la cooperación con el esfuerzo bélico

2- Examen de los problemas relativos a la organización internacional para el mantenimiento de la paz y la seguridad colectiva.

Respecto al segundo punto, en el espíritu y la letra de sus resoluciones, a pesar de lo acordado en la recién celebrada Conferencia de Yalta por Roosevelt, Stalin y Churchill y la insistencia de Estados Unidos, la Conferencia adoptó la Declaración de México en la cual, entre otras cosas, sostuvo que:

“El Derecho Internacional es norma de conducta para todos los Estados. Los Estados son jurídicamente iguales. Cada Estado es libre y soberano y ninguno podrá intervenir en los asuntos internos o externos de otro. El territorio de los Estados americanos es inviolable. Los Estados americanos no reconocen la validez de la conquista terri­torial. Conservar la paz y mantener las mejores relaciones posibles con todos los Estados es misión de los Estados americanos. Los conflictos entre los Estados solamente tendrán solución pacifica.”

No hace falta ser un experto para percatarse de que semejantes enunciados, en los hechos significaban un rechazo a las pretensiones de las grandes potencias de otorgar poderes desmesurados a la organización que se gestaba y de asentar la seguridad internacional sobre la base del predominio de los Cinco Grandes.

En México, América Latina definió posiciones que, de cara a la Conferencia de San Francisco, la colocaron en ruta de colisión con las decisiones de las grandes potencias. Luego les cuento. Allá nos vemos.

La Habana, 31 de marzo de 2011


REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 01 DE ABRIL DE 2011

AUDIO

Este jueves se dio a conocer a través de medios diplomáticos y periodísticos, los resultados iniciales de la visita que el canciller salvadoreño realiza por la República de Vietnam, donde se ha reunido con varios funcionarios de su gobierno para iniciar el proceso que fortalezca las relaciones de amistad y cooperación.

En ese sentido, esta 31 de marzo y en horario de Vietnam, el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, se ha reunido con su homólogo vietnamita Phan Gia Kheim, para suscribir importantes acuerdos que reforzarían el marco jurídico de las relaciones diplomáticas establecidas en enero de 2010.

De tal manera que se ha firmado un Memorándum de Entendimiento para el establecimiento de Consultas entre ambas naciones, por medio del cual ambas partes podrán llevar a cabo consultas regulares para examinar los aspectos de las relaciones bilaterales; esto incluye áreas de cooperación en los aspectos político-diplomático, económico, comercial, inversión, turismo, cultura, educación, deportes y tecnología, entre otros.

Así mismo se estableció la exención de visas de Vietnam a los pasaportes oficiales y diplomáticos salvadoreños para facilitar el desarrollo mismo de las relaciones. De tal manera que con la visita y la firma de los acuerdos se establece un excelente inicio de las relaciones bilaterales entre países que a aunque hace poco han establecido relaciones, desde hace muchos años han compartido los sentimientos de solidaridad, tal como lo mencionó el canciller vietnamita, sobre todo fundamentados por el Partido Comunista de Vietnam y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional como actual partido de gobierno de El Salvador.

La oportunidad también sirvió para intercambiar criterios sobre diversos asuntos regionales y globales, tras lo cual, Pham Gia Khiem y Hugo Martinez coincidieron en coordinar acciones y brindar respaldos recíprocos en las tribunas como la ONU, Organización Mundial de Comercio y el Foro de Colaboración Este de Asia- América latina, entre otras, tal como lo señala el sitio digital Vietnam Plus.

En vista de fortalecer las relaciones bilaterales, el ministro Martínez aprovechó este encuentro para formular al señor Pham Gia Khiem una invitación para que, en un futuro cercano, pueda realizar una visita a la República de El Salvador. La misma invitación se hizo extensiva para otros funcionarios de gobierno que este 31 de marzo se reunieron con el canciller salvadoreño, en búsqueda de mecanismos sólidos de intercambios de experiencias en distintos campos como la agricultura, inversiones, comercio e industria, según señala el sitio en internet del Minrex salvadoreño.

Por su lado, la Prensa Gráfica digital destaca que durante la visita oficial que realiza a Vietnam, el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, solicitó al ministro de Agricultura de ese país, Cao Duc Phat, comparta experiencias en algunas áreas del sector, con el fin de impulsar el rubro en El Salvador; todo ello, aprovechando la potencialidad de los vietnamitas en la agricultura, y a que Vietnam ha implementado nuevas tecnologías y métodos en campos como acuicultura y pesca; tecnología aplicada a la producción de especies frutícolas tropicales, así como sobre el cultivo de arroz bajo riego, entre otras.

Seguramente esta es una de las mejores noticias surgidas de la hermandad de dos pueblos que siempre se han guardado mucho respeto y admiración mutua, hecho que les gratifica a ambos.

Para los amigos de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


El Salvador y Vietnam fortalecen el marco jurídico de su relación bilateral

Con el objetivo de iniciar un proceso que permita sentar las bases para fortalecer sus relaciones de amistad y de cooperación, el ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, inició una visita de trabajo a Vietnam el día 31 de marzo, logrando importantes acuerdos que refuerzan el marco jurídico de las relaciones diplomáticas que se establecieron con esta nación asiática en enero de 2010.

“Tenemos un gobierno interesado en fortalecer los lazos de amistad, de solidaridad y cooperación entre ambos países. Pienso que tenemos una ventana de oportunidades entre El Salvador y Vietnam”, expresó el canciller salvadoreño ante su contraparte en Vietnam, el señor Phan Gia Kheim, este 31 de marzo.

En este contexto, el canciller Martínez y su homólogo vietnamita firmaron un Memorándum de Entendimiento para el Establecimiento de un Mecanismo de Consultas entre ambos países, a través de sus respectivos Ministerios de Relaciones Exteriores, mediante el cual ambas partes llevarán a cabo consultas regulares para examinar todos los aspectos de sus relaciones bilaterales. Esto incluirá la revisión de las áreas de cooperación en los campos político-diplomático, económico, comercial, inversión, turismo, cultura, educación, deportes y tecnología, entre otros.

El otro acuerdo suscrito entre ambos cancilleres fue un Memorándum de Entendimiento para la exención de visa de Vietnam a los pasaportes oficiales o diplomáticos de El Salvador, con el objetivo de que esto facilite el desarrollo de las relaciones político-diplomáticas entre ambos países.

“Esta visita marca un hito muy importante en nuestras relaciones bilaterales. Aunque El Salvador y Vietnam han establecido relaciones hace poco tiempo, somos países que siempre hemos compartido nuestros sentimientos de solidaridad”, compartió también el canciller de Vietnam.

Durante el encuentro con su homólogo, el canciller Martínez discutió también aspectos de la situación internacional y regional, así como temas de interés multilaterales como el cambio climático y atención a desastres naturales, la reforma de Naciones Unidas, entre otros. De igual forma, discutieron mecanismos para desarrollar y ampliar las relaciones políticas, económicas y de cooperación a nivel bilateral.

En aras de fortalecer las relaciones bilaterales, el ministro Hugo Martínez aprovechó este encuentro para formular al señor Pham Gia Khiem una invitación para que, en un futuro cercano, pueda realizar una visita a la República de El Salvador.

La misma invitación se hizo extensiva para otros funcionarios de gobierno que este 31 de marzo se reunieron con el canciller salvadoreño, en búsqueda de mecanismos sólidos de intercambios de experiencias en distintos campos como la agricultura, inversiones, comercio e industria.

En ese sentido, el canciller Martínez sostuvo un encuentro con el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Vietnam, el señor Cao Duc Phat, con quien discutieron modalidades de cooperación y áreas de interés para llevar a cabo intercambios de experiencias y compartir buenas prácticas en campos como los de la acuacultura y pesca, tecnología aplicada a la producción de especies frutícolas tropicales, así como sobre el cultivo de arroz bajo riego, tomando en cuenta las potencialidades que Vietnam ofrece en estas áreas.

El ministro Hugo Martínez se reunió además con autoridades de Vietnam relacionadas a la promoción del comercio y de las inversiones, ocasión en la que se convino realizar esfuerzos por incrementar el actual nivel del intercambio comercial entre ambos países, así como el promover inversiones en sectores de interés para cada parte. En un encuentro con el viceministro de Industria y Comercio, el señor Tran Tuan Anh, ambas partes se comprometieron a compartir información de carácter económico y comunicar a cada parte los intercambios empresariales que se puedan llevar a cabo mediante visitas a ambos países, así como la participación en ferias u otros mecanismos.

Tomado de Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador


¿Intenta Obama imitar a Bush?


Angel Guerra Cabrera

Publicado el 31 Marzo 2011 - Tomado de La Jornada

Olvidémonos de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU y su zona de exclusión aérea, con toda su carga ilegal e inmoral. Lo que quería el trío de la muerte(Estados Unidos, Inglaterra y Francia) era la patente de corso de la “comunidad internacional” para sacar a Kadafi del poder y decidir a su antojo el futuro de Libia, como clamaban a coro el martes en la reunión de Londres a la que el trío convocó a la comparsa que lo acompañará en el “grupo de contacto”, supuesta dirección política de la intervención. El día antes Obama dijo en un mensaje a la nación para explicar su agresión a Libia -calcado, diríase, de su aguerrido antecesor-, que aunque la resolución no facultara a la “coalición” para derrocar a Kadafi por “medios militares”(¿por cuales entonces?) buscaremos cómo hacerlo. Fue asombrosa la cantidad de mentiras y la arrogancia obsequiadas por el comandante en jefe a su complaciente auditorio en la Universidad Nacional de Defensa. Pero en la cita de Londres esta de mister Cameron es la gran perla verbal: “La razón por la que estamos aquí es porque el pueblo libio no puede alcanzar ese futuro por sí solo…” Cecil Rhodes habría muerto de envidia.

El hecho es que el trío de la muerte ha logrado meter las garras muy cerca del corazón de la revolución árabe, justo entre Egipto y Túnez, en un país pletórico de petróleo, gas y agua fósil. ¿Y con qué cómplices? Unos simpáticos “rebeldes” que rogaron a la OTAN el bombardeo de su patria y se exasperan porque aquella no acaba de descargar su metralla sobre Sirte para luego proclamar otra victoria; que, sin inmutarse, piden armas alegremente a las potencias imperiales, si es que no las han recibido ya.

¡Y lo que falta! He aquí esta homérica frase de Obama en otro discurso pronunciado en Nueva York al día siguiente: “Hay momentos como cuando el presidente Clinton mostró su liderazgo en los Balcanes y momentos como este… donde nuestra conciencia e intereses comunes nos impelen a actuar”. La conciencia de Obama no alcanza a la población civil en Gaza masacrada una y otra vez por los cazas y la soldadesca israelíes con armas yanquis, ni la que asesinan sus aviones sin piloto en Paquistán y Afganistán… Ejemplos sobran.

Pero sugerí que en la Universidad de Defensa calcó a Bush junior y para que no me acusen de falta de objetividad aquí va en sus propias palabras: “Nunca dudaré en usar nuestros militares rápidamente, decisivamente y unilateralmente… para defender a nuestra gente, nuestros aliados y nuestros intereses esenciales… cuando nuestra seguridad no esté directamente amenazada pero nuestros valores y nuestros intereses lo estén… (para)prevenir el genocidio, garantizar la seguridad regional y mantener el flujo de comercio”. Después de esto queda claro a quién habría que imponer con urgencia una zona de exclusión. Ya lo había anticipado Bob Herbert en The New York Times(David Brooks, La Jornada, 28/3): “la avaricia ilimitada, el poder empresarial sin restricción y una adicción feroz al petróleo extranjero nos han llevado a una era de guerra perpetua y declive económico. Cuando al país más poderoso… le es fácil entrar al horror de la guerra pero casi imposible encontrar empleo… para su gente y educar… a sus jóvenes, ha perdido el camino por completo.”

Debe haber personas honestas entre los alzados libios. Lo grave es que el imperialismo se ha apropiado de lo que parecía inicialmente una protesta social legítima en Bengazi para así justificar los bombardeos a mansalva en Libia, la destrucción de gran parte de su infraestructura, el jineteo descarado de sus reservas internacionales, la injerencia ilegal y grosera en ese país y -como en Irak y Afganistán- imponerle un gobierno títere. Aún no tenemos datos confiables sobre la revuelta y lo que ocurrió en los días posteriores. Escuché a Said, uno de los hijos de Kadafi, reconocer en la tele que el ejército se excedió con los civiles al ver asaltados sus cuarteles en Bengazi y que hubo bajas de ambas partes. Pero nadie ha mostrado pruebas del supuesto ataque de la aviación libia a las protestas, que hizo a Obama mencionar cuatro veces la palabra “masacre” en su mensaje(recordé las “armas de destrucción masiva”). Sí sabemos que la tribu Sinussi, con sede en Bengazi y alrededores, ha sido enemiga de Kadafi desde que derrocó al probritánico rey Idris. Por su parte los líderes “rebeldes” -por lo que hacen, dicen y se desdicen- parecen cualquier cosa menos revolucionarios.

aguerra_123@yahoo.com.mx



Fidel a Carter: “La Revolución apreció siempre su gesto valiente” (+ Fotos)


Alex Castro

Publicado el 31 Marzo 2011

encuentro de Fidel y Carter en La Habana, al término de una visita de tres días que realizara el ex Presidente de Estados Unidos. Foto: Alex Castro

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana, al término de una visita de tres días que realizara el ex Presidente de Estados Unidos. Foto: Alex Castro

Cubadebate comparte nuevas fotos del encuentro de Fidel y Carter en La Habana, al término de una visita de tres días que realizara el ex Presidente de Estados Unidos a Cuba.

“Las circunstancias no eran ciertamente propicias en nuestro complejo mundo. La existencia de un país verdaderamente libre y soberano en nuestro hemisferio no se conciliaba con las

ideas de la extrema derecha fascista de Estados Unidos, que se las arregló para hacer fracasar los propósitos del Presidente Carter, que lo hicieron acreedor del Premio Nobel de la Paz. Nadie se lo obsequió gratuitamente.

“La Revolución apreció siempre su gesto valiente. En el año 2002 lo recibió calurosamente. Ahora le reiteró su respeto y aprecio.

“¿Podrá realmente la oligarquía que gobierna esa superpotencia renunciar a su afán insaciable de imponer su voluntad al resto del mundo? ¿Podrá hacer honor a ese propósito un sistema que genera con creciente frecuencia presidentes como Nixon, Reagan y W. Bush, cada vez con mayor poder destructivo y menos respeto por la soberanía de los pueblos?

“La complejidad del mundo actual, no deja mucho margen a recuerdos que son relativamente recientes. La despedida de Carter, hoy miércoles, coincidió con noticias preocupantes del accidente nuclear desatado por el sismo y el tsunami de Japón, que continúan llegando y no pueden ni deben ser ignoradas, no solo por su importancia, sino también por la repercusión práctica y casi inmediata que se deriva de ellas para la economía mundial.” (Fragmento de las Reflexiones de Fidel)

encuentro de Fidel y Carter en La Habana, al término de una visita de tres días que realizara el ex Presidente de Estados Unidos.

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana, al término de una visita de tres días que realizara el ex Presidente de Estados Unidos. Foto: Alex Castro/ Cubadebate

James Carter, durante el encuentro con Fidel en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Encuentro de Fidel y Carter en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

Carter, su esposa Rosalynn y Fidel en La Habana. Foto: Alex Castro/Cubadebate

James Carter, su esposa Rosalynn y Fidel Castro en La Habana. Foto: Alex Castro/ Cubadebate

James Carter, su esposa Rosalynn y Fidel Castro en La Habana. Foto: Alex Castro/ Cubadebate

James Carter, su esposa Rosalynn y Fidel Castro en La Habana. Foto: Alex Castro/ Cubadebate



EL LABERINTO POLÍTICO DE LA DERECHA TIENE DE TODO, MENOS INGENUIDAD

Comité FMLN en Suecia

Este mes de marzo nos deja a los salvadoreños la efemérides de la visita de 23 horas que hiciera el Presidente de los Estados Unidos Barack Obama, lo más significativo a nivel mediático de este acontecimiento ha sido la visita a la Catedral de San Salvador, que hiciera Obama, donde yacen los restos de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, que este año cumplió 31 años de su martirio y los mismos años de impunidad para sus asesinos.

Al margen de lo cargado de simbolismo político de esta visita a la cripta de Monseñor, también en esto la derecha salvadoreña se pintó tal cual es, reclamando por medio de sus voceros que de igual forma Obama visitara la tumba de Roberto d'Aubuisson; esto no solo es un exabrupto sino sobre todo inmoral! Pues todos sabemos cuál fue el papel del fundador de ARENA en este crimen.

Está claro que cuando en política se habla de Derecha o Izquierda, se está hablando sobre todo de ideología, que ha través de grupos y partidos impulsan un modelos de desarrollo social.

En El Salvador, como en la mayoría de países latinoamericanos lo que predomino en todo el siglo XX fue la influencia y poder de ideologías de derecha que vetaban la participación de la izquierda ya sea de forma legal o de facto, e incluso demonizando palabras como socialismo y comunismo y deformando la real concepción de democracia asumiendo de hecho y de derecho que muchas de las dictaduras del continente eran “democráticas”.

Cuando las fuerzas de izquierda cobraban poder e influencia en la sociedad por medio de elecciones, estas eran anuladas por fraudes o por Golpes de Estado incluyendo el magnicidio, tal como sucediera con Salvador Allende en Chile aquel fatídico 11 de septiembre de 1973.

En El Salvador también tuvimos lo nuestro, que culminando con descarados fraudes en los años 70s y acompañados de permanente represión, obligaron a las fuerzas de izquierda a replantearse los métodos para hacer valer sus justas reivindicaciones sociales. La lucha armada fue efectivamente la continuación de la lucha política como el único medio que la derecha le dejo a la izquierda salvadoreña para defenderse y hacer prevalecer los derechos conculcados a los salvadoreños.

La guerra civil en nuestro país es un pedazo de nuestra historia desbordado por el esfuerzo de miles de compatriotas, miles de los cuales ofrendaron su vida en este empeño de construir un país con iguales derechos y oportunidades para todos.

Desde la firma de los acuerdo de paz el espectro político salvadoreño cambio exactamente porque el FMLN como fuerza beligerante en el conflicto, asumió su desmovilización militar, e incorporación como partido para competir y luchar de forma abierta y legal por sus postulados e ideas. A la fecha nuestro Partido es la única fuerza política en permanente crecimiento y fruto de ello en las elecciones del 2009 obtuvimos el grupo parlamentario más grande, así como gobiernos locales en 96 municipios y el desplazamiento de la derecha arenera del gobierno central.

Estamos orgullosos de nuestra participación en este gobierno de Unidad y más que eso, somos la fuerza más importante que realmente está comprometida con el verdadero cambio para nuestro país.

Esto lo tiene muy claro la derecha y especialmente ARENA, que no digiere su rol de oposición y procura por todos sus medios hacer fracasar, sobre todo el rol del FMLN por impulsar la construcción de la democracia participativa.

En buen salvadoreño diríamos que mientras la derecha tuvo la sartén por el mango y todo el “mango” utilizo su poder e incluso “resucito” Partidos afines, con la clara intención de frenar y mantener en desventaja el ascenso del FMLN, aduciendo lo importante de la pluralidad y rol de los partidos.

Las motivaciones de Funes vetando el 635, pueden tener explicación, a partir de las conclusiones de su equipo de asesores técnicos; que como en otras oportunidades no coinciden con la postura efemelenista; lo que sí es preocupante es que al tenor de ese veto, las posturas de ARENA, ANEP y FUSADES, coincidan con el ejecutivo.

Esta postura de derecha ha dado un giro de 180 grados en el rol que según ellos tienen que tener los Partidos; por ejemplo ANEP no quiere tratar el Pacto Fiscal en el Consejo Económico y Social, pues argumenta en sus declaraciones que esto le corresponde tratarlo a los Partidos políticos; y por su parte FUSADES, como tanque de pensamiento de la derecha desde siempre ha patrocinado el “desarrollo de la democracia” con el fortalecimiento del rol de los partidos políticos en la sociedad.

Más clara esta la intención de ARENA que al estudiar su descalabro, quiere de alguna manera deslegitimar la autoridad política y moral del FMLN y su prestigio creciente.

ARENA sabe que como Partido político no volverá a tener la relevancia y poder que le daba el manejar el Estado a su conveniencia y beneficio; pero por el contrario ningún sector de la derecha ha puesto sus influencias y buenos oficios para impulsar por ejemplo la depuración del padrón electoral que tal como lo han analizado la OEA y Naciones Unidas, en El Salvador, no solo votan extranjeros, sino que milagrosamente lo hacen los ciudadanos ya fallecidos, o los que portan dos o más identidades y todos lo hacen a favor de la derecha. Se ha dicho que esta cifra, bien puede alcanzar la bicoca de 900,000 empadronados.

Para el caso de la reforma electoral, la Corte Suprema de Justicia en su sentencia constitucional sobre las candidaturas independientes, en ningún caso le resta importancia al rol de los listados de los Partidos, por tanto el decreto 635, tal como fue aprobado, contempla la libertad del votante para decidir su voto por un independiente, uno de la lista de un partido, o por la bandera del Partido de su preferencia. Valga las comparaciones, es así como se vota por ejemplo en Suecia.

Naturalmente, que tal como lo decimos al principio, los Partidos tienen ideología y defienden un modelo de desarrollo y eso es lo que realmente les preocupa a la derecha arenera; pues el modelo de desarrollo defendido por el FMLN, se contrapone con el modelo que ARENA ha impulsado en sus cuatro gobiernos, con claro beneficio para grupos exclusivos representados por esas cúpulas que hoy alegremente celebran el veto presidencial al decreto 635. Claro está que esto se ha hecho acompañado de una campaña mediática que ha encontrado adeptos de lo más gallo pinto, a los cuales se les está vendiendo que esta medida impulsara más democracia; lo inverosímil es el que la derecha arenera de pronto esté por ello.

Dentro del laberinto político en el que la derecha está metida por su descalabro desde el 2009 parte de su estrategia es quitarle fuerza y beligerancia al FMLN y para esto cualquier estratagema cuenta; lo que sí está clarísimo es que dentro de su arsenal político vamos a ver de todo menos ingenuidad.



Conferencia de prensa ofrecida por James Carter, expresidente de Estados Unidos

30 de marzo de 2011, "Año 53 de la Revolución"
(Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)

James Carter.— Permítanme decir, primeramente, que agradezco la oportunidad de regresar a Cuba.

Cuando era presidente hice todo lo posible para mejorar las relaciones diplomáticas entre mi país y Cuba. Eliminé todas las restricciones de viajes para que los estadounidenses viajaran acá, y Fidel Castro y yo trabajamos juntos para establecer Secciones de Intereses en Washington y en La Habana, que continúan brindando comunicación de algún tipo entre nuestros dos países.

Considero que deberíamos eliminar inmediatamente el embargo comercial que Estados Unidos ha impuesto al pueblo de Cuba y también que deberíamos tener viajes sin ningún tipo de límites de los estadounidenses hacia Cuba y viceversa, así que creo que es importante que haya venido. En esta ocasión, quería aprender de los principales funcionarios del gobierno cubano sobre el venidero Congreso del Partido, que se realizará a mediados de abril, y he recibido información por parte del Presidente de la Asamblea Nacional, el Presidente Raúl Castro y el expresidente y Comandante Fidel Castro y otros dirigentes del gobierno cubano sobre los planes para el futuro.

Los funcionarios cubanos están muy orgullosos del hecho de que han tenido buenos comentarios del pueblo de Cuba, y muchas sugerencias han sido incorporadas, según tengo entendido, al texto que se analizará durante su Congreso.

Yo espero que en el futuro esto se añada a esos documentos y que haya una completa libertad para que todos los cubanos puedan expresarse, reunirse y viajen, según las normas internacionales de los derechos humanos que se apliquen en Cuba.

Además de reunirme con el presidente Raúl Castro, en una conversación muy extensa, y de reunirme esta mañana con Fidel Castro, que parece estar en buena salud, y nos vimos como viejos amigos, me reuní esta mañana con algunos de los grupos que critican al gobierno cubano, y espero, en gran medida, que en el futuro algunas de sus quejas reciban una respuesta por parte del gobierno.

Me reuní con alrededor de 12 de los prisioneros que fueron liberados por orden del presidente Raúl Castro y con el auspicio del Cardenal. Evidentemente, ellos quisieran ver a otros que regresen desde España o a otros lugares. Me reuní y discutí con el presidente Raúl Castro y lo haré nuevamente tras esta sesión.

Para mí es importante también que las relaciones entre nuestros dos países mejoren.

Creo que la retención de los cinco cubanos no tiene sentido, ha habido dudas en los tribunales estadounidenses y también entre las organizaciones de derechos humanos en el mundo. Ahora, ellos han estado en prisión 12 años y yo espero que en el futuro cercano sean liberados para que regresen a sus hogares.

Me reuní con dos de las madres de los prisioneros y tres de las esposas de los prisioneros y expresé mis sentimientos a ellas, y espero que en el futuro sean liberados, según el derecho estadounidense.

También esta mañana pude reunirme con Alan Gross, un hombre que pienso es inocente de ser una amenaza seria para el pueblo y el gobierno cubanos; ha sido sentenciado a una larga sentencia en prisión, y espero que él también pronto sea liberado.

O sea, hay muchas cosas que pueden hacerse entre nuestros dos países para mejorar las relaciones y llegar a relaciones normales en todas las formas posibles.

Repetiré mi expresión de gratitud hacia el presidente Raúl Castro y a otros funcionarios cubanos, por permitirme venir y tener conversaciones con ellos, y espero, para el futuro de Cuba, que todos los cubanos sean completamente libres y que todos los estadounidenses sean libres para viajar adonde quieran; ahora ustedes saben que muchos de nosotros no podemos viajar libremente a Cuba y estas limitaciones en nuestro país deben ser eliminadas.

Estos son mis comentarios iniciales y ahora me complacería responder dos o tres preguntas de los medios de difusión.

Si no hay ninguna pregunta, terminamos.

Andrea Rodríguez (AP).—Señor, usted mencionó que había visitado al señor Gross. Quisiera saber si usted tiene alguna idea de cuándo sería liberado, si usted, incluso, se lo llevaría a casa, por un lado, y por otro lado, ¿qué posibilidades hay de un canje entre esta persona y los Cinco agentes detenidos en Estados Unidos? ¿Y ha tenido alguna indicación del presidente Raúl Castro en esta dirección? Gracias.

James Carter.—No vine aquí con la idea de coordinar ningún tipo de intercambio. Creo que los dos casos, el de Gross y el de los Cinco, son separados, distintos y no deben interrelacionarse. Creo que Alan Gross debe ser liberado porque es inocente de un delito serio y creo que los cinco cubanos deben ser liberados porque han estado 12 años en prisión ya y las circunstancias originales de sus juicios, que se consideraron dudosas, incluso por los jueces y el sistema judicial estadounidense. Por lo tanto, no he venido con ese objetivo.

Tuve un encuentro muy bueno esta mañana con Alan Gross, evidentemente él profesa su inocencia, como lo hizo en su juicio. Hará una apelación a través de sus abogados a los tribunales de nivel superior en Cuba. Espero que estos tribunales de mayor nivel declaren que él es inocente de cualesquiera de los delitos por los que ha sido castigado, y si este no es el caso, entonces, posiblemente en el futuro, se emita una orden ejecutiva para concederle un indulto o una liberación por motivos humanitarios. Su hija está muy enferma, a otros miembros de su familia los ha perdido; él ha perdido como 40 kilogramos de su propio peso corporal, pero parece estar de buen ánimo y plantea su inocencia.

No he venido con la expectativa de llevármelo a casa. De hecho, los funcionarios cubanos dijeron claramente, antes de que yo saliera de mi casa, que la liberación de Alan Gross no será concedida.

Fernando González (Associated Press Television).—Tengo entendido que no vino como visita oficial o gubernamental, pero quisiera saber si usted piensa reunirse con el gobierno de Obama y, si lo hace, qué es lo que le va a decir.

James Carter.—Bueno, antes de salir he hablado ampliamente con la Asesora de Seguridad Nacional y Secretaria de Estado Clinton sobre las circunstancias que existen entre nuestros dos países. Como ha sido mi costumbre siempre, en cualquier viaje al extranjero, antes de salir voy a la Casa Blanca y doy un informe completo del viaje al Presidente de Estados Unidos y al Secretario de Estado. Esto se hará uno o dos días después que regrese a Estados Unidos y expresaré los criterios que les he expresado a ustedes en este auditorio, más otros asuntos más confidenciales que debo compartir solo entre mi persona y los funcionarios estadounidenses.

Periodista.—Sobre la base de sus conversaciones en Washington antes del viaje y sus conversaciones aquí con el presidente Raúl Castro, ¿qué pasos piensa usted que deben darse, qué debe hacer cada país para mejorar las relaciones?

James Carter.—Quisiera ver que en las leyes actuales se dé un paso más en la eliminación de las restricciones a los viajes por parte de ciudadanos estadounidenses a Cuba; quisiera ver que las restricciones que existen hoy sobre la transferencia de los fondos humanitarios a Cuba se eliminaran.

Me reuní con un gran número de embajadores radicados aquí en La Habana y representantes de las Naciones Unidas, y dijeron que les ha sido muy difícil en los últimos dos años depender de los canales normales para la ayuda humanitaria al pueblo cubano, porque los estadounidenses restringen las transferencias. Esto también me lo dijeron los líderes de la Unión Europa, el Embajador de Brasil y otros en el grupo. Esto es algo que podría hacerse inmediatamente por parte del Presidente de Estados Unidos con respecto a la ley existente.

Tengo entendido, a partir del Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba y también de todos los embajadores, que estas restricciones sobre la transferencia normal de fondos humanitarios al sistema bancario se han restringido mucho en los últimos dos años. Desde que el presidente Obama está en el cargo he compartido esta información con él.

Yo espero, respecto a otras posibilidades, como ya he expresado, ver, bueno, que el señor Gross sea liberado y que los cinco cubanos regresen a Cuba.

Además de esos aspectos, yo personalmente quisiera que la Ley Helms-Burton fuera derogada completamente. Creo que fue un serio error cuando fue aprobada y firmada por el presidente Clinton.

Cualquier esfuerzo por parte de Estados Unidos para mejorar la vida del pueblo cubano con ayuda financiera u otros medios es sospechoso o ilegal, según la Ley Helms-Burton, porque esa Ley, como ustedes saben, expresamente tiene el objetivo de poner fin al régimen de Castro, de cambiar el régimen. Por lo tanto, esta Ley —en mi opinión— es contraproducente. No existía cuando yo era presidente, y yo podía hacer lo que quisiera básicamente con las restricciones de los viajes y el establecimiento de las relaciones, etcétera.

Estas son algunas de las cosas que son evidentes para todos, y los líderes del Congreso que tienen un origen cubano actúan de manera muy contraproducente al tratar de culpar o castigar al régimen cubano, cuando en realidad están castigando al pueblo cubano con sus restricciones.

Periodista.—Señor Carter, usted es una de las pocas personas, de los pocos políticos que tiene el respeto de las dos partes, ¿aceptaría jugar un papel mediador entre los dos países?

James Carter.—En la posibilidad, muy poco probable, de que ambos países soliciten mi servicio, yo me complacería en ayudar; pero creo que esto es bastante poco probable.

Periodista.—Señor Presidente Carter, cuando usted era presidente no estuvo de acuerdo con las actividades de exiliados violentos contra Cuba. ¿Usted tiene opiniones sobre quitar a Cuba de la lista de los países terroristas?

James Carter.—Sí creo que se debe sacar a Cuba de la lista de los países que auspician el terrorismo. Como ustedes posiblemente sepan —no sé si lo saben—, ha habido una cooperación muy estrecha, tengo entendido, entre los servicios de inteligencia cubanos y estadounidenses para enfrentar las amenazas de Al Qaeda y otras organizaciones en la región del Golfo.

Los únicos alegatos de Estados Unidos en cuanto a terrorismo contra el gobierno cubano se relacionan con algunos de los grupos en Colombia, las FARC, y la ETA en España.

Cuando yo me reuní con los embajadores de España y Colombia, ayer por la mañana, me dijeron que no tenían objeción en lo absoluto, que pensaban que la capacidad de los miembros de la ETA y de las FARC en Colombia de venir a Cuba era algo muy positivo para ellos, porque les daba la oportunidad de comunicarse de manera amistosa en Cuba con personas que causaban problemas en sus propios países. Por lo tanto, los alegatos estadounidenses, sus afirmaciones de terrorismo no tienen base alguna, y ese es otro aspecto que el Presidente de Estados Unidos podría hacer, o sea, eliminar la declaración de que Cuba está promoviendo el terrorismo, porque evidentemente es una afirmación incierta.

Puedo responder una pregunta más.

Michael Boston (BBC).—Usted se ha reunido con el presidente Raúl Castro y el expresidente Fidel Castro. Ha hablado sobre su deseo de ver la libertad de expresión, la libertad de reunión, el derecho de los cubanos a viajar al exterior; ha hablado también sobre los cambios económicos que deben analizarse en el Congreso, ¿ha tenido algún indicio de que habrá algún cambio político que se analice?

James Carter.—En lo absoluto.

Bueno, yo diría que tanto los líderes que usted mencionó como las autoridades familiarizadas con mis propias opiniones sobre las libertades de viajes, de reunión y de expresión en Cuba —cuando estuve hace nueve años hablé ante el pueblo de Cuba, en la televisión, en la radio, y mis palabras fueron presentadas en el Granma tal y como las dije, expresando estos deseos y estas recomendaciones hacia los cubanos—, conocen mis propios criterios de que debe haber cambios, y lo repetí en la conferencia de prensa.

Yo no estoy familiarizado con los detalles o los aspectos del texto que ahora se analiza para el Congreso del Partido. Me han dicho que aproximadamente 8 millones de cubanos participaron dando opiniones. El Ministro de Relaciones Exteriores me dijo que hubo miles de enmiendas propuestas al texto original. También se dice que más del 65 % de los párrafos han sido modificados a partir de las propuestas; pero no conozco el texto original ni la versión modificada.

Los grupos disidentes esta mañana, sin embargo, dijeron que muchos se han abstenido de expresar sus solicitudes sobre las libertades personales, porque no quieren que los asocien con el procedimiento, porque no están de acuerdo con la integridad de este.

Otros grupos con quienes me reuní esta mañana sí han expresado su solicitud de que la libertad internacional estándar debe ser promovida. Por lo tanto no estoy familiarizado con lo que tienen intención de hacer.

Muchísimas gracias a todos.