viernes, 25 de marzo de 2011

Coalición prepara operación terrestre en Libia según servicios secretos rusos

Publicado el 25 Marzo 2011

La coalición internacional elabora un plan de operación terrestre en Libia, la que puede comenzar a finales de abril, informó hoy a RIA Novosti una alta fuente del servicio de inteligencia ruso.

“Según información que llega por diversos canales, los países de la OTAN, con la más activa participación de EEUU y Gran Bretaña, están elaborando un plan para lanzar operación terrestre en territorio de Libia. Es de suponer que tal operación pueda comenzar si la coalición no logra capitulación del régimen de Gadafi con la ayuda de bombardeos aéreos y ataques de misiles”, dijo el interlocutor de la agencia.

“La operación terrestre puede empezar a finales de abril - comienzos de mayo”, concretó.

La víspera se supo que EEUU empezó a trasladar a más de cuatro mil marineros y marines a la zona del Mediterráneo para apoyar la operación Odisea del Amanecer.

Efectivos del grupo embarcado de tareas anfibio Bataan, en permanente disposición de combate, y del 22 cuerpo expedicionario de marines de la Armada de EEUU se trasladarán al Mideterráneo en buques anfibios desde las ciudades de Norfolk y Litle Creek, Estado de Virginia.

Durante las últimas 24 horas, las fuerzas de la coalición internacional realizaron 153 vuelos de combate, lanzaron 16 misiles de crucero Tomahawk y cuatro bombas de aviación guiadas contra la artillería, cuerpos mecanizados y la infraestructura de mando de las tropas leales a Gadafi.

El 17 de marzo, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó una resolución que autorizaba imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia y preveía la posibilidad de realizar una operación militar extranjera para defender a la población contra las tropas de Muamar Gadafi. La operación “Odisea del amanecer”, en que participan 13 países, incluidos Gran Bretaña, Francia, EEUU, Canadá, Bélgica, Italia, España y Dinamarca, comenzó el 19 de marzo.

(Con información de Ria Novosti)



WEINGLASS: LA VERDAD, EN NOMBRE DE LA JUSTICIA

Guillermo Alvarado, de Radio Habana Cuba

El verdadero aporte de las más de cuatro décadas de esfuerzos de Leonard Weinglass para mantener a salvo del lodo el sistema jurídico y de justicia de Estados Unidos sólo se conocerá con el tiempo, aunque un somero vistazo a su historial revela que se trata de alguien que nos mantiene la fe en lo mejor del ser humano, en la decencia y honestidad como valores esenciales para construir un mundo nuevo.

Testigo excepcional de algunos de los casos más importantes en las cortes norteamericanas, este jurista luchó para evitar que la justicia fuese víctima de la política, para aplicar la ley con independencia de los intereses de grupos de poder y del principio de que nadie, por alto que sea su cargo, está por encima de la verdad.

Los últimos meses de su vida los dedicó al juicio más largo y controvertido en la nación norteña, el de los cinco cubanos detenidos hace una docena de años y condenados a inusuales penas por proteger a su pueblo de ataques organizados y lanzados desde territorio estadounidense.

Weinglass fue calificado como “el mejor y más abnegado defensor de Los Cinco”, Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González, Gerardo Hernández y René González, reconocidos como Héroes en su país y en muchos otros lugares del mundo.

También estaba profunda y radicalmente convencido de que para regresarlos a su pueblo y a sus familias, antes había que vencer el enorme muro de silencio que en Estados Unidos se ha impuesto alrededor del tema y por eso impartía incesantemente conferencias dentro y fuera del país para llamar la atención de la opinión pública.

Durante una entrevista realizada en Londres, Weinglass revelaba cómo procesos anteriores que él también llevó, como el de los ocho activistas contra la guerra de Vietnam, o el de Daniel Ellsberg, quien filtró los “papeles del Pentágono” que revelaron los errores y excesos cometidos en esa contienda por el ejército de Estados Unidos, la prensa fue el centro de un gran debate nacional, algo que está ausente en el tema de Los Cinco.

Ello reviste NO poca importancia según el letrado, porque en el juicio a Ellsberg y el de los antiterroristas cubanos se va más allá de la doble dimensión del ¿qué ocurrió y quién lo hizo? Para darle una gran connotación al ¿Por qué sucedió?

En Estados Unidos la extrema derecha y el gobierno hacen esfuerzos extraordinarios para que la gente siga ignorando los motivos que llevaron a estos patriotas a ese país y eso debe y puede cambiar, sostuvo siempre el jurista.

Véase si NO este ejemplo: el ex jefe de despacho del general Collin Powel, coronel retirado Lawrence Wilkerson, asistió a una conferencia de Weinglass el 12 de septiembre de 2007 y quedó tan impactado por lo que allí se reveló que publicó una carta abierta denunciando las aberraciones jurídicas en el juicio contra los Cinco cubanos.

En su texto, Wilkerson comenta cómo el caso "llega al colmo: castigar con cadena perpetua a hombres que vinieron aquí para determinar cómo y cuándo su país iba a ser atacado por personas que violan la ley norteamericana".

Revelar la verdad es la mejor contribución que se puede hacer a la justicia, y tal fue la tarea de Weinglass durante el ejercicio de su profesión. Su muerte fue un golpe, pero su vida seguirá iluminando el camino porque, como dijo Antonio Guerrero en su homenaje al abogado y amigo: “Pensar en Weinglass me conduce a Martí: "La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida... "; "Hasta muertos, dan ciertos hombres luz de aurora".