martes, 22 de marzo de 2011

FMLN RECHAZA Y CONDENA LA AGRESIÓN MILITAR CONTRA LIBIA

Ante los ataques militares que tienen lugar desde el pasado Sábado 19 de Marzo contra Libia, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional expresa:

1. Su rechazo y enérgica condena a la agresión militar contra un Estado soberano e independiente, miembro de la Organización de las Naciones Unidas. Bajo el pretexto de proteger las vidas de civiles, varios países han desencadenado una abierta agresión contra Libia, generando numerosas víctimas, entre muertos y heridos, de la población civil inocente y causando graves daños a la infraestructura de ese país del Norte de África.

2. De la pretendida idea inicial de crear una zona de exclusión aérea sobre el territorio libio, rápidamente se ha escalado a una agresión que se vale de inmensos y sofisticados medios militares, lesionando seriamente la soberanía del Estado libio, causando víctimas civiles e imposibilitando en la práctica una salida pacífica y negociada a la crisis política que vive esa nación desde hace varias semanas, desoyendo el clamor de numerosos gobiernos y organizaciones regionales. Ahora los atacantes no ocultan su intención de derrocar al Gobierno de la Jamahiriya Árabe Libia, violando abiertamente el Derecho Internacional al intervenir en los asuntos internos de un Estado independiente.

3. Deploramos profundamente el papel que juega en esta agresión militar la Organización de las Naciones Unidas y su Consejo de Seguridad. En lugar de salvaguardar la paz y la seguridad internacionales como lo establece la Carta de las Naciones Unidas, la ONU es ahora utilizada para intentar legitimar una guerra intervencionista, injustificada e ilegal, que amenaza la integridad territorial, la independencia, la soberanía y la unidad nacional del Estado libio. Ahora más que nunca se vuelve palpable y urgente la reforma de esa organización internacional , para que efectivamente ésta sirva a los deseos de los pueblos del mundo de vivir en paz y respetando su autodeterminación, para que la fuerza de la razón y el derecho predomine sobre la razón de la fuerza.

4. Exhortamos a la comunidad internacional a hacer sus máximos esfuerzos para procurar de inmediato una salida humanitaria y pacífica al enfrentamiento interno que vive el pueblo libio, en el marco del respeto a los derechos humanos, la democracia y la soberanía de ese pueblo.

El Salvador, 22 de Marzo de 2011.

COMISIÓN POLÍTICA


LIBIA: CONTENIDO ETICO DE LA POLITICA

Jorge Gómez Barata

Allí donde se estime que la participación de la ciudadanía, sobre todo de la juventud es un elemento decisivo para el funcionamiento del sistema, especialmente para el fortalecimiento de las instituciones en las cuales se sustenta la democracia y la legitimidad de los liderazgos, han de esforzarse por lavar el rostro a la política.

Al conocimiento de la corrupción, hipocresía, formalismo y banalidad característicos de la democracia liberal y la partidocracia, incluyendo los procesos electorales, no sólo en América Latina sino también en Europa y los Estados Unidos, se suman los decepcionantes gobiernos de la izquierda socialdemócrata, los procesos nacionalistas fallidos en Asia y África donde, excepto la India, no se ha consolidado ninguna democracia, el fiasco de la Unión Soviética y del socialismo real donde la política, presuntamente basada en el poder proletario y el accionar de las masas, se reveló como una farsa burocrática que incluyó al estalinismo.

Las personas que en todas las latitudes detestan la política o son indiferentes a ella por considerarla un comportamiento plagado de hipocresías y dobleces, en estos días han sumado abundantes municiones. Difícilmente haya un evento en el cual sea más claro y repugnante la manipulación de las ideas y las instituciones políticas que lo ocurrido en torno a Libia.

La ONU que en su momento constituyó una conquista histórica y devino esperanza de justicia y equidad en las relaciones internacionales, sobre todo por su Carta que reivindicó los preceptos de: igualdad soberana de los estados, soberanía nacional, autodeterminación de las naciones y la solución negociada de los conflictos; se desmiente una y otra vez poniendo a prueba la confianza en tales principios. Esa fe que alimenta fuerzas para luchar y razones para esperar un mundo mejor, también se agota y Libia para muchos puede ser la gota que colma la copa.

Al desafuero cometido por el Consejo de Seguridad, convertido en un frívolo club de millonarios, se suman actitudes como las de la Liga Árabe, una organización de países del mismo origen étnico e idéntica cultura, unidos por la tradición, la fe en el Islam y por la milenaria resistencia a la opresión colonial, la confrontación con el sionismo y el imperialismo, que en una conducta increíblemente abyecta, sobrepasa todos los limites y pide a sus antiguos opresores y verdugos que ataquen a uno de los suyos. Algunos incluso envían sus aviones a una guerra comandada por generales de Estados Unidos y la OTAN.

En lo que respecta al Tercer Mundo, a la inesperada genuflexión de la Liga Árabe se suman el Movimiento de Países no Alineado y la Conferencia islámica que hurtan el cuerpo, se invisibilizan, miran para otro lado y callan en una actitud lamentable, compartida por decenas de países del Tercer Mundo que no sólo no han condenado la agresión, sino que ni siquiera la han comentado.

Resulta imposible no apreciar críticamente las actitudes de Rusia y China, grandes potencias, presuntamente independientes que, apenas 12 horas después de abstenerse de usar su capacidad de veto para paralizar la agresión; condenan acciones que pudieron impedir con sólo levantar la mano y Sudáfrica que levantó la suya a favor de la agresión y 24 horas después, se sumó a una comisión mediadora de la Unión Africana. A ellos se unió Líbano, conocedor del significado de ser bombardeado e invadido reiteradas veces que dio su voto para que hicieran lo mismo con un país vecino. Brasil que también se abstuvo figura entre los que ahora demandan el cese de la agresión.

De haber actuado en la reunión del Consejo de Seguridad como lo hicieron horas después; cualquiera de esos países pudo evitar el derramamiento de sangre inocente que toda guerra implica. También pudo hacerlo Muammar al-Gaddafi si hubiera tenido la visión y el coraje necesario para afrontar con altura el desafío planteado por parte de sus compatriotas y, en lugar de lanzar bravuconadas y ultimátum hubiera intentado negociar con ellos para tratar de conjurar el peligro de guerra civil provocado por el rechazo a su régimen y si hubiera declarado el alto al fuego, antes y no después de que la OTAN iniciara los bombardeos.

A la colección de asombros se añade la posición del Secretario de Defensa Norteamericano, Robert Gates quien reiteradamente señala que no corresponde a Estados Unidos comandar las operaciones ni aportar hombres, entre otras cosas porque en Libia no hay implicados intereses norteamericanos. El tira y jala en torno a quien comanda la agresión que ha llevado a Berlusconi a ordenar a sus pilotos que se limiten a tareas de exploración y no disparen en Libia y a Holanda a no participar mientras no se aclarar quién manda es otra arista de la infamia.

No obstante, lo verdaderamente imperdible son los contundentes comentarios del primer ministro ruso Vladimir Putin quien en una elaborada definición, califica a la agresión a Libia como una “Cruzada medieval” y a la Resolución 1973 como “defectuosas y viciada”. Para no quedarse corto e identificar el blanco de su ataque, el ex hombre fuerte de Rusia, subraya que en su país “la política exterior es atribución exclusiva del jefe del Estado” quien replicó inmediatamente a su primer ministro.

No faltan quienes crean que en realidad se trata de un forcejeo entre el primer ministro Putin y el presidente Dimitri Medvedev que han utilizado el escenario libio para probar fuerzas. De hecho Putin ha demostrado independencia y audacia al cuestionar al presidente en un asunto de relevancia mundial mientras el mandatario carece de entereza para destituirlo u obligarlo a retractarse.

En cualquier caso, resulta abrumadora la evidencia de suciedad, ausencia de principios y de ética que rodea a los acontecimientos en torno a Libia. Nadie supo nunca quienes eran los rebeldes, Gaddafi no mostró interés alguno por solucionar el conflicto interno sin acudir a la fuerza arriesgándose a la guerra civil, la ONU nunca intentó gestiones a favor de la paz, no se interesó en mediar ni interponer buenos oficios, las potencias occidentales actuaron con frio oportunismo y grandes países como Rusia, China, Brasil e India, el flamante BRIC, se sumaron a una mala causa.

Libia es una guerra que nadie puede ganar, excepto aquellos que se conformen con victorias pírricas; pero en la cual habrá varios perdedores, entre ellos el pueblo Libio pero también el crédito de la ONU, el buen nombre de países inconsecuentes y el prestigio de la política que una vez más ha sido enlodada.

Sin contenido y perfil ético, la política interna y externa, manejada con ausencia de principios, basada en cálculos mezquinos y en el oportunismo; de una esfera digna de respeto desde la cual se proponen metas a la sociedad, se trabaja por la formación de los consensos y se gobierna, puede tornarse repugnante. Estemos o no de acuerdo. Allá nos vemos.

La Habana, 22 de marzo de 2011


Reclama FMLN libertad de antiterroristas cubanos presos en EE.UU.

San Salvador, 22 mar (RHC-PL).- El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), de El Salvador, reiteró este martes su demanda de liberación de cinco luchadores antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos.

En un comunicado de la Comisión Política, el partido en el gobierno afirma sumarse a la petición de libertad de Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino y René González, encarcelados desde el 12 de septiembre de 1998.

Al dar la bienvenida al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante su visita al país, el FMLN expresa su deseo de que se desmonten los factores que tensionan las relaciones de su Gobierno con nuestros pueblos .

Se manifiesta porque en el mundo reine la paz, para que las diferencias entre las naciones se resuelvan por la vía política negociada, sin intromisión en sus asuntos internos .

Hacemos votos para que se concreticen los ideales de cambio del pueblo salvadoreño y el pueblo norteamericano; para que la amistad entre nuestras naciones, se fortalezca y perdure, expresa.



Obama llega a El Salvador: Temblor en la tierra y protestas en las calles

Publicado en Cubadebate el 22 Marzo 2011


Protestas en las calles contra la visita de Obama. Foto: EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó este martes a El Salvador, para una visita oficial que cierra su gira por América Latina, en medio de un sismo de 3,1 grado de magnitud y protestas en las calles contra su visita.

El sismo, con escasa profundidad y con epicentro en el área metropolitana de San Salvador, se produjojusto cuando Obama ingresaba a la casa de gobierno, informó una fuente oficial.

El movimiento telúrico que solo provocó alarma pero no víctimas, fue registrado por los sismógrafos a las 13H23 locales (19H23 GMT) con una profundidad de 2,8 km, precisó el Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET).

Mientras, diversas organizaciones, movimientos sociales, obreros y estudiantes se concentraron este martes en las calles de la ciudad de San Salvador para rechazar la visita y exigirle la legalización de los millones de inmigrantes que viven en esa nación norteamericana.

Protestas en las calles contra la visita de Obama. Foto: EFE

La enviada especial de teleSUR a El Salvador, Adriana Sívori, señaló que al pueblo salvadoreño le molesta, aún más, la visita planeada de Obama a la tumba de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, ícono de la libertad de El Salvador, y de la defensa de los derechos humanos.

El gobierno del mandatario salvadoreño Mauricio Funes explicó que la visita a la tumba se realizará para hacer un homenaje a las luchas que emprendió Monseñor Romero durante la década de los 70 y 80.

“La gente lo ve como una ofensa, porque dicen que en los años 80, cuando había guerra en este país, Estados Unidos financió al ejército nacional y avaló desapariciones y torturas (…) dicen que es una ofensa para quien denunció todas esas violaciones de derechos humanos. Por eso, quieren que, si la visita, pida disculpas por esas acciones”, informó.

También demandan que ese dinero que Estados Unidos utilizó para financiar la guerra en El Salvador, sea revertido ahora para los más de dos millones de inmigrantes salvadoreños en Estados Unidos que piden su legalización.

“Los movimientos sociales demandan respeto a los derechos humanos para los inmigrantes que viven en Estados Unidos, piden que los legalicen, porque anualmente millones de dólares llegan a El Salvador provenientes de remesas familiares”, reseñó Sívori.

Adicionalmente, los salvadoreños rechazan la visita de Obama por la posición bélica que asumió frente a los conflictos que se viven en Libia y naciones del Medio Oriente.

Piden que no haya más gasto militar y que, a raíz de las acciones militares, se detenga la intervención, ataques y bombardeos contra el pueblo libio. “Muchos se preguntan cuál será la posición del Gobierno salvadoreño frente a lo que acontece en Libia”, indicó Sívori.

La ironía se adelanta

El presidente estadounidense adelantó a este martes la visita a la tumba del asesinado arzobispo Oscar Arnulfo Romero, un incansable defensor de los derechos humanos y de los pobres, asesinado el 24 de marzo de 1980 por la extrema derecha y la CIA mientras oficiaba misa en la capilla de un hospital de San Salvador.

La ola de asesinatos en contra de la izquierda en el país fue apoyada desde los Estados Unidos en una época donde la “Alianza para el Progreso” se instalaba como política de diálogo con la región, mientras se instigaba desde la Casa Blanca a grupos de extrema derecha que asesinaban dirigentes sociales.

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), partido gobernante, fue una de las organizaciones calificadas como “terroristas” por el gobierno norteamericano y sus dirigentes fueron perseguidos con apoyo del gobierno que hoy preside el visitante Obama.

(Con información de agencias internacionales y Telesur)


Libia

Por Nuria Barbosa León, periodista de Radio Progreso y Radio Habana Cuba

Avergüenza el mundo del siglo XXI, disfrazado de tecnología, bienestar consumista, guerras ciberespaciales e intereses mezquinos de colonización.

Repugna la existencia de un Consejo de Seguridad de la ONU parapetado en la salvaguarda de los derechos humanos para legitimar ataques sofisticados a los pueblos indefensos, donde la muerte de niños en conflictos bélicos tienen la excusa de errores.

A Libia se le decretó sentencia a muerte porque sus yacimientos de petróleo son la envidia de los grandes consumidores de combustible, en un ámbito internacional necesitado de energía para seguir malgastando.

Al pueblo libio se le mutilará la historia y será víctima de la codicia imperial. Si permite su colonización no tendrá oxígeno para respirar y su espíritu árabe será sustituido por una cultura imperial portadora de la irracionalidad consumista occidental donde dominan las leyes del narcotráfico, la mafia y la especulación financiera.

Pueblos levanten sus manos contra la “guerra humanitaria” y formen el escudo humano unido e impenetrable. Demuestren que la vida es lo más importante.

Unan el grito gutural a las fuerzas emancipadoras y aplasten con la razón de la independencia la vil decisión de una guerra para proteger civiles. La guerra sólo tiene un destino: la muerte.

Libia cava la trinchera, ahí entraremos todos.

Nuestro futuro, sólo tiene un nombre: ¡Libertad!


En Libia: de besuqueo con Gaddafi a la agresión militar

Por Andrés Gómez*

Foto Virgilio PONCE

Libia es el tercer país árabe en los últimos ocho años en ser atacado conjuntamente por las fuerzas militares de las potencias europeas de la OTAN dirigidas nuevamente por los Estados Unidos. ¿Será Libia ocupada militarmente por esas potencias como lo han sido Iraq y Afganistán? Supuestamente en estos momentos nada se sabe por cierto. Las explicaciones sobre la finalidad de este asalto militar dadas por los más altos dirigentes políticos y militares ingleses, franceses y estadounidenses son marcadamente contradictorias.

La Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU del 17 de marzo pasado en efecto dio carta blanca a los Estados Unidos y a sus aliados europeos para intervenir militarmente en Libia. El artículo 4 de dicha resolución autoriza a los Estados Miembros de la ONU a “tomar todas las medidas necesarias para proteger a los civiles y las áreas pobladas bajo amenaza de ataque” por parte del gobierno libio. Aunque “excluye una fuerza extranjera de ocupación de cualquier tipo en ninguna parte del territorio libio”… Hasta ahora es así.

Esta resolución fue aprobada por 10 votos a favor de los 15 Estados que constituyen el Consejo de Seguridad. Entre estos 10 se encuentran: Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña, Miembros Permanentes del Consejo. Cinco Estados se abstuvieron: Alemania, Brasil, India, Rusia y China, estos dos últimos son Miembros Permanentes del Consejo, con derecho al veto. Veto que no utilizaron, permitiendo así la intervención militar en Libia por parte de los países miembros de la OTAN.

Desde hace diez años el gobierno libio dirigido por Muammar Gaddafi, en un abrupto giro en su anterior política anti imperialista, decidió establecer y mantener desde entonces calurosas relaciones diplomáticas y económicas con las grandes potencias capitalistas.

Inclusive llegando a firmar en 2009, hace escasamente dos años, un acuerdo diplomático y militar con Washington. Estableciéndose por éste estrechas relaciones de inteligencia y cooperación militar entre su gobierno y Estados Unidos a través del Comando África de Estados Unidos (U.S. Africom, por sus siglas en inglés) responsabilizado por el Pentágono por el aspecto militar de los intereses estratégicos estadounidenses en ese continente. Precisamente ese es el mando militar estadounidense que en estos momentos coordina la agresión militar conjunta en contra de Libia.

¿Por qué el brusco cambio por parte de Estados Unidos y sus aliados europeos de su política de besuqueo y cooperación con el gobierno libio dirigido por Gaddafi?

Pudiera ser oportunismo, como hacen los tiburones cuando ven sangre. La oportunidad magnífica de adueñarse al fin del petróleo libio dada la debilidad del gobierno libio ante una impresionante insurrección popular, como otras ocurriendo en varios países árabes, cuyos represivos gobiernos –todos- han sido firmes y valiosos aliados de Estados Unidos.

De acuerdo a fuentes estudiosas de estos vitales asuntos, Libia tiene hasta ahora el 3.5% de las reservas de petróleo del mundo: entre 47 mil millones a 60 mil millones de barriles, más que las de Nigeria y las de Argelia. En comparación las reservas petroleras de Estados Unidos son de alrededor de 20.6 mil millones de barriles. Las reservas libias de gas son estimadas en 1,500 millares de millones de metros cúbicos.

La gran mayoría de esas reservas se encuentran en el oriente libio, el Este, de ese país, precisamente la región libia donde se encuentran los famosos civiles opuestos al gobierno libio dirigido por Gaddafi, quienes han formado otro gobierno libio, el de los rebeldes, el Consejo de Transición Nacional, con sede en Bengasi, ya reconocido por Francia y Portugal. La partición de Libia ha sido mencionada por el secretario de Defensa, Robert Gates, como una posibilidad para lograr la estabilidad en ese país.

Una nota interesante. ¿Por qué China optó por la abstención que permitió la intervención militar de las grandes potencias capitalistas en Libia en vez de vetarla? Esa decisión da pie a conjeturas. Una de ellas pudiera ser la siguiente. Según expertos, la Corporación Nacional de Petróleo de China tiene importantes intereses en la industria petrolera libia y juega un papel central en la misma. Anteriormente a su reciente evacuación, en la industria petrolera libia trabajaban 30 mil trabajadores chinos. Además, el 11% del petróleo libio es exportado a China. Quizás el gobierno chino recibió ciertas garantías sobre esos intereses capitalistas suyos por los presuntos nuevos conquistadores de Libia y de su petróleo. Quién sabe.

Una última nota de interés. Una de las razones que se alega por la que originalmente el Pentágono y el secretario de Defensa, Gates, se oponían a la intervención militar favoreciendo a los famosos civiles opuestos a Gaddafi, es que es esa región oriental donde se encuentran la mayoría de esos opositores a Gaddafi, es la región árabe que más voluntarios ha contribuido en hombres a al Qaida. Ocurrentes esos famosos civiles… Veremos lo que pasa.

Miami, 22 de marzo de 2011

*Andrés Gómez, periodista cubano residente en EEUU, director de Areítodigital (http://www.areitodigital.com/)



Reflexiones del Compañero Fidel: Los zapaticos me aprietan

Mientras los reactores siniestrados despiden humo radiactivo en Japón, y aviones de monstruosa estampa y submarinos nucleares lanzan mortíferas cargas teledirigidas sobre Libia, un país norteafricano del Tercer Mundo con apenas seis millones de habitantes, Barack Obama le hacía a los chilenos un cuento parecido a los que yo escuchaba cuando tenía 4 años: “Los zapaticos me aprietan, las medias me dan calor; y el besito que me diste, lo llevo en el corazón”.

Algunos de sus oyentes quedaron pasmados en aquel “Centro Cultural” en Santiago de Chile.

Cuando el Presidente miró ansioso al público tras mencionar a la pérfida Cuba, esperando una explosión de aplausos, hubo un glacial silencio. A sus espaldas, ¡ah, dichosa casualidad!, entre las demás banderas latinoamericanas, estaba exactamente la de Cuba.

Si se volteaba un segundo sobre su hombro derecho habría visto, como una sombra, el símbolo de la Revolución en la Isla rebelde que su poderoso país quiso, pero no pudo destruir.

Cualquier persona sería, sin duda, extraordinariamente optimista si espera que los pueblos de Nuestra América aplaudan el 50 aniversario de la invasión mercenaria de Girón, 50 años de cruel bloqueo económico de un país hermano, 50 años de amenazas y atentados terroristas que costaron miles de vidas, 50 años de proyectos de asesinato de los líderes del histórico proceso.

Me sentí aludido en sus palabras.

Presté, efectivamente, mis servicios a la Revolución durante mucho tiempo, pero nunca eludí riesgos ni violé principios constitucionales, ideológicos o éticos; lamento no haber dispuesto de más salud para seguir sirviéndola.

Renuncié sin vacilación a todos mis cargos estatales y políticos, incluso al de Primer Secretario del Partido, cuando enfermé y nunca intenté ejercerlos después de la Proclama del 31 de julio de 2006, ni cuando recuperé parcialmente mi salud más de un año después, aunque todos continuaban titulándome afectuosamente de esa forma.

Pero sigo y seguiré siendo como prometí: un soldado de las ideas, mientras pueda pensar o respirar.

Cuando a Obama lo interrogaron sobre el golpe de Estado contra el heroico presidente Salvador Allende, promovido como otros muchos por Estados Unidos, y la misteriosa muerte de Eduardo Frei Montalva, asesinado por agentes de la DINA, una creación del Gobierno norteamericano, perdió su presencia de ánimo y comenzó a tartamudear.

Fue certero, sin duda, el comentario de la televisión de Chile al final de su discurso, cuando expresó que Obama ya no tenía nada que ofrecer al hemisferio.

Yo, por mi parte, no quiero dar la impresión de que experimento odio a su persona, y mucho menos hacia el pueblo de Estados Unidos, al que reconozco el aporte de muchos de sus hijos a la cultura y a la ciencia.

Obama tiene ahora por delante un viaje a El Salvador mañana martes. Allí tendrá que inventar bastante, porque en esa hermana nación centroamericana, las armas y los entrenadores que recibió de los gobiernos de su país, derramaron mucha sangre.

Le deseo buen viaje y un poco más de sensatez.












Fidel Castro Ruz

Marzo 21 de 2011

9 y 32 p.m.



COMUNICADO DEL FMLN: ANTE LA VISITA DEL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS, SEÑOR BARACK OBAMA.

La Comisión Política y la militancia del FMLN, por este medio expresa una cordial bienvenida al excelentísimo Presidente de los Estados Unidos de América, Señor Barack Obama, augurando que tenga una estadía exitosa y placentera en nuestro país.

El FMLN, tomando en cuenta el enorme significado que tiene la visita del mandatario de los Estados Unidos a El Salvador y su encuentro con el Presidente Mauricio Funes, le patentiza lo siguiente:

1- Valoramos significativamente su presencia para el fortalecimiento de las relaciones entre nuestros pueblos y gobiernos y no dudamos que es un reconocimiento al gran esfuerzo que hace la sociedad salvadoreña para la consolidación de su democracia.

2- Agradecemos su ponderación positiva del liderazgo del Presidente Mauricio Funes como conductor de una etapa que marca el inicio de las transformaciones en nuestro país para alcanzar niveles más altos de justicia social.

3- Vemos, como una muestra de altísima sensibilidad humana su decisión de visitar la cripta de Monseñor Oscar Arnulfo Romero cuyo asesinato es el “máximo símbolo de la violación de los Derechos Humanos en nuestro país”. Este hecho sin precedentes será agradecido enormemente y por siempre por el pueblo salvadoreño.

4- Apreciamos sus esfuerzos por apoyar a nuestros compatriotas en los Estados Unidos, y esperamos que en el abordaje de este tema con el Presidente Funes, se concreten nuevos logros en pro de la humanización de la migración salvadoreña y centroamericana.

5- Reconocemos que su Gobierno está situando a América Latina en un nivel más alto de prioridad en la política exterior de su país, le deseamos éxitos y le expresamos nuestro deseo de que se desmonten los factores que tensionan las relaciones de su Gobierno con nuestros pueblos. En ese sentido, nos sumamos a la petición de indulto y liberación de los cinco presos cubanos que permanecen en las cárceles de su país.

6- Le deseamos éxitos en su gira por América Latina y en su jornada de trabajo con nuestro Gobierno, especialmente en la lucha contra la pobreza, el narcotráfico y el crimen organizado, en lo que el FMLN contribuye de acuerdo a sus posibilidades.

Sr. Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos de América, le reiteramos nuestra bienvenida, hacemos votos para que en el mundo reine la paz, para que las diferencias entre las naciones se resuelvan por la vía política negociada, sin intromisión en sus asuntos internos.

En el mismo sentido, hacemos votos para que se concreticen los ideales de cambio del pueblo salvadoreño y el pueblo norteamericano; para que la amistad entre nuestras naciones, se fortalezca y perdure.

San Salvador, 21 de marzo de 2011

Comisión Política

FMLN