jueves, 27 de enero de 2011

CAMINO AL CONGRESO (XX): CAPITAL HUMANO RECICLABLE

Jorge Gómez Barata

Aunque no abundan investigaciones al respecto, puede presumirse que con el talento de los jubilados cubanos de alta calificación, cualquier país del Tercer Mundo pudiera encarar políticas de desarrollo.

En un país donde el grupo social que más crece es el de los mayores de sesenta años, edad que hasta hace poco marcaba la jubilación para los hombres mientras las mujeres lo hacían la los 55, existen miles de ingenieros, arquitectos, agrónomos, biólogos, programadores, veterinarios, físicos, químicos y matemáticos, contadores y economistas, pedagogos, periodistas y profesionales; así como técnicos, operarios y obreros de alta calificación y larga experiencia en todas las ramas que, en un entorno de 60 años, excelente salud, magnifica disposición y grandes necesidades están de brazos cruzados o buscándose la vida en paladares, como choferes de alquiler, arrendando habitaciones de sus viviendas, actuando como mandaderos, custodios, vendedores ambulantes o remendones.

Cuentan que en cierto momento en tono crítico, alguien le señaló a Fidel Castro que algunos ex generales y coroneles, ex ministros y viceministros, incluso antiguos miembros del Comité Central y del Buro Político realizaban estas tareas, a lo cual el Jefe de la Revolución respondió con una reflexión lapidaria: “Eso prueba —dijo Fidel— que mientras ocuparon altas responsabilidades no se corrompieron ni acumularon riquezas”.

Cierta o no, la anécdota es magnífica y la moraleja de un valor moral paradigmático, aunque como hecho económico y social no es como para estimularlo. “Un ingeniero manejando un taxi —me dijo uno que realiza esa labor— es como un pura sangre tirando de un carretón”.

Seguramente muchos elementos de esa “vieja guardia” son o fueron militantes del Partido y todavía forman parte del núcleo duro de la Revolución que apuesta por el socialismo. Con certeza muchos de ellos no tendrían prejuicios para trabajar por cuenta ajena para el Estado y sus empresas en tareas para las cuales están calificados, no pedirían altas remuneraciones, cargos ni prebendas y lo más probable es que sean refractarios a la corruptela de moda. Con frecuencia se dice que esa gente magnifica está en las gradas, esperando o soñando con una segunda oportunidad.

En este orden de cosas los Lineamientos para el Desarrollo Económico y Social actualmente en debate y que serán considerados en el VI Congreso del Partido son omisos; les falta visión para penetrar en situaciones económicas y sociales extraordinarias, racionalidad para percatarse de que se trata de un capital humano derrochado e imaginación para idear formulas que permitan aprovechar ese potencial sin competir con las políticas de empleo que privilegian a los jóvenes y a los recién graduados ni promover prácticas capitalistas.

En la búsqueda de argumentos he tropezado varias veces con la categoría de “trabajo por cuenta ajena” referida a personas de determinada calificación y habilidades, sobre todo en países desarrollado como Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Taiwan y otros que, fuera de los circuitos laborales regulares, en sus domicilios o en facilidades creadas por ellos mismos, de modo individual o agrupados en cooperativas permanentes o en grupos de trabajos organizados para realizar una determinada tarea, realizan encargos, incluyendo algunos de alto valor agregado, para empresas, nacionales y extranjeras e incluso para entidades públicas.

Muchas veces debido a su elevada calificación y a la naturaleza de sus actividades, estas personas no necesitan locales ni instalaciones especiales, no emplean medios de producción, materias primas ni insumos y no requieren de vigilantes ni supervisores. Nada de eso es necesario para elaborar aplicar el talento, los conocimientos y la experiencia en la realización de proyectos o diseños de ingeniería o arquitectura, supervisar obras, crear programas de computación, formar o explotar bases de datos, prestar servicios de información, realizar defectaciones y dictámenes técnicos, sugerir cursos de acción, redactar artículos, memorias o recomendaciones y otras tareas análogas.

Francamente no veo por qué arquitectos o ingenieros jubilados no pueden agruparse y recibir del Estado, las empresas o de particulares, encargos para realizar tareas de alta calificación. Tal vez puede llegar un día en que se les autorice a tomar parte en licitaciones e incluso para tomar encargos para firmas extranjeras fuera o dentro del país.

Ninguna de estas personas, aunque reciban algunos ingresos suplementarios, se convertiría en capitalistas o burgueses y seguramente tendrían más razones para amar a la obra realizada y agradecer a la Revolución por ofrecerle nuevas oportunidades.

Es francamente un contrasentido que cuando el país se propone utilizar al máximo sus capacidades y sobre todo su capital humano, por razones burocráticas o por prejuicios ideológicos se impida que este importante potencial realice un aporte sustantivo. Tampoco habría que resolverlo todo de una vez, aunque pudieran darse algunos pasos.

No hay nada en contra de que se autorice a las personas a que en condiciones rudimentarias se ganen la vida realizando trabajos elementales o que no requieren una alta calificación, aunque debe quedar claro que el aporte de esta gestión al PIB es insignificante y su contribución al desarrollo nula.

En cambio, los elementos calificados y altamente calificados, por su cuenta o por cuenta ajena, trabajando a su aire y por su iniciativa pueden realizar un aporte más o menos sustantivo.

Seguramente el Congreso se ocupara de poner cada cosa en su lugar. Allá nos vemos.

La Habana, 27 de enero de 2011

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 28 DE ENERO DE 2011

AUDIO

Tal como dimos a conocer la semana pasada, una serie de demandas laborales se han expresado por diferentes gremios y agrupaciones sindicales salvadoreñas pertenecientes al servicio público, algunas ya encaminadas en la esperada negociación con las autoridades y otras aún en su fase de manifestaciones y medidas de hecho, como reducción de labores.

Tal vez el conflicto de mayor preocupación y que parecía estarse saliendo de los causes civilizados, es el propiciado por el sindicato de los trabajadores del sistema judicial, que concluyó el domingo por la noche, luego de un acuerdo preliminar entre sus dirigentes y miembros de la Corte Suprema de Justicia, con la intermediación del Procurador para la defensa de los Derechos Humanos, Oscar Humberto Luna.

Como consecuencia de las fricciones que se originaron durante escaramuzas entre sindicalistas y miembros de la Fiscalía General de la República, tres trabajadores fueron arrestados a finales de semana, por supuestas agresiones a una representante fiscal, y cuya libertad fue declarada al término de inquirir de 72 horas, al no haberse realizado la audiencia preliminar a tiempo; sin embargo, su proceso judicial continuaría este viernes, mientras se han dado noticias alentadoras que indican una posible solución al conflicto, cuyo origen tiene que ver esencialmente con el incremento salarial que demandan los trabajadores.

A pesar de que durante la semana pasada se provocaron serias afectaciones en el sistema de justicia, como la puesta en libertad de supuestos delincuentes al no poder realizarse las audiencias respectivas, y las incomodidades comprensibles por la no realización a tiempo del levantamiento de cadáveres y sus respectivas autopsias, el solo hecho de haberse restablecido los servicios y el diálogo entre los empleados y sus jefes, ha traído más tranquilidad a la población que, según las encuestas de opinión de medios informativos, ha criticado la actitud de los sindicatos por los métodos empleados, y por priorizar sus demandas salariales ante una realidad de crudas dificultades económicas de la gran mayoría de salvadoreños, muchos de ellos, sin trabajo fijo.

En ese sentido se han pronunciado los dirigentes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, al advertir a las dirigencias sindicales que valoren sus justificadas demandas con medidas y propuestas acordes con la realidad del país, alejadas del oportunismo, y según las posibilidades que el estado tiene para resolverlas. Así pareciera que lo han entendido los representantes del gremio de docentes integrados en al menos 5 organizaciones, que ya se encuentran en un diálogo fructífero con las autoridades del Ministerio de Educación y de Hacienda, ante el ofrecimiento de la Presidencia de la República de satisfacer su necesidad de incremento salarial hasta la segunda mitad del año.

Este jueves se han lanzado también con medidas de presión algunas organizaciones laborales del sistema de salud, que igualmente solicitan de las autoridades prestar atención a sus demandas.

Definitivamente, las necesidades postergadas por años de los trabajadores, solo pueden ser abordadas en un clima de entendimiento y comprensión de ambas partes, y sobre todo teniendo en cuenta las reales posibilidades de satisfacerlas, y no correr riesgo de ser partícipes involuntarios de la desestabilización que otros intereses oscuros siempre pretenderán provocar, para hacer fracasar al llamado gobierno del cambio.

Para los amigos de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Justicia chilena investigará por primera vez muerte de Allende

Por primera vez la muerte de Salvador Allende será investigada. (Foto: Archivo)

TeleSUR 27-01-2011

Por primera vez la justicia chilena realizará una investigación sobre la muerte del ex mandatario, Salvador Allende, después de 37 años de su asesinato durante el golpe de Estado perpetrado por Augusto Pinochet.

El caso fue incluido por la fiscal Beatriz Pedrals entre 726 querellas relacionadas a víctimas de la dictadura de Pinochet, informó este miércoles el poder judicial.

Pedrals presentó este miércoles las demandas. Entre ellas se encontraba la de Allende y las víctimas del golpe militar organizado por Pinochet el 11 de septiembre de 1973, que nunca tuvieron un proceso judicial.

Las denuncias se presentaron después de que el juez a cargo de la coordinación de los casos por violaciones a los Derechos Humanos, Sergio Muñoz, se percatara de que existían muchos casos de víctimas que no habían interpuesto ninguna demanda.

"El año pasado se revisaron los listados de víctimas del Informe Rettig, y se cruzó esta información con las querellas que habían sido presentadas hasta el momento, y ahí vieron que existían muchos casos sin representar", indicó una fuente del poder judicial.

"Es una (demanda) más dentro de las 726, y se tendrá que ver si hubo o no suicidio y en qué circunstancias", explicó.

La muerte del presidente socialista Salvador Allende nunca había sido indagada de manera judicial, por tanto, aún se desconocen muchos detalles sobre su fallecimiento.

El 11 de septiembre de 1973 los pilotos de los Hawker Hunter, de fabricación estadounidense, atacaron la casa presidencial chilena donde se encontraba la primera dama Hortensia Bussi, conocida como La Trecha y miembros del "Grupo de Amigos del Presidente" (GAP).

Los escoltas del presidente Allende ante el sorpresivo bombardeo, donde participaron también helicópteros artillados de las fuerzas golpistas, improvisaron una defensa antiaérea.

Ahora, la investigación debe esclarecer si Allende se suicidó o murió a consecuencia del bombardeo contra el palacio presidencial de La Moneda.


Alarcón: EE.UU. orquesta maniobra para que Posada Carriles no sea juzgado por terrorismo

"Lo que han montado es un show, un teatro barato", dijo Alarcón al referirse al juicio que se le sigue a Posada Carriles en EE.UU. (Foto: EFE)

TeleSUR 26-01-2011

El presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, Ricardo Alarcón, afirmó que Estados Unidos ha orquestado una maniobra mediática sobre el juicio por fraude y perjurio contra el ex agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) Luis Posada Carriles, a fin de evitar que el criminal sea juzgado por terrorismo.

Durante una intervención en el programa Mesa Redonda, transmitido por la televisión cubana, Alarcón calificó tal maniobra como un show de teatro barato, por lo cual acusó al Gobierno estadounidense de amparar al terrorista, quien sólo es procesado en un tribunal de El Paso, Texas, por ingresar ilegalmente a Estados Unidos y mentir a las autoridades norteamericanas.

"Lo que han montado es un show, un teatro barato, acusándolo de mentiroso. Supuestamente hay un juicio, pero no para juzgarlo por lo que debe ser juzgado, por terrorista, por asesino", afirmó Alarcón.

“La responsabilidad del gobierno norteamericano es enorme, porque ha estado amparando” a Posada Carriles desde que ingresó a ese país ilegalmente en 2005.

El terrorista confeso ha sido solicitado en extradición por los Gobiernos de Cuba y Venezuela, que buscan que Posada Carriles responda ante la justicia por su responsabilidad en la voladura, en pleno vuelo, de un avión de la aerolínea Cubana en 1976, acción que costó la vida a 73 personas.

Además, Cuba acusa a Posada de ser el autor intelectual de una serie de atentados perpetrados en 1997 en centros turísticos de la ciudad de La Habana, la capital cubana.

"Estados Unidos está pisoteando las convenciones de lucha contra el terrorismo, debe juzgarlo por asesino o extraditarlo. Pero Posada Carriles goza de la hospitalidad de ese país", dijo Alarcón, al recordar que el criminal ha sido solicitado en extradición.

Posada Carriles, quien se fugó de la cárcel y salió de Venezuela en 1985, enfrenta un juicio acusado de mentir a las autoridades al haber negado en esos interrogatorios cualquier participación en atentados en La Habana en 1997, que dejaron un turista italiano muerto.

Alarcon además recordó que, mientras Posada Carriles está en libertad, Estados Unidos mantiene en prisión desde septiembre de 1998 a los Cinco héroes antiterroristas cubanos condenados en 2001 a penas de entre 15 años hasta dos cadenas perpetuas.

Estos Cinco ciudadanos vigilaban a los grupos contrarrevolucionarios que operan en Florida, en el sureste de Estados Unidos, desde donde se planean la mayoría de las acciones dirigidas a desestabilizar la Revolución Cubana.


Diario de El Paso: Abascal para rato

José Pertierra

Publicado en Cubadebate el 27 Enero 2011

Hoy el abogado de Luis Posada Carriles le dedicó el día entero al contra-interrogatorio de Gilberto Abascal, el testigo que sostiene haber viajado hasta Miami en el Santrina con Posada en marzo de 2005. El testimonio se extendió excesivamente, pese a que el abogado Arturo Hernández solamente le hizo tres preguntas. Lo que pasa es que se las hizo unas 300 veces cada una.

Harto de tantas horas respondiéndole al abogado Hernández las mismas preguntas, Abascal exasperado lo increpó: “Esa pregunta se la he respondido 300 veces y usted vuelve a repetirla”. Abascal se quejó varias veces, pero Hernández no le hizo caso y continuó su interrogatorio por la misma senda, hasta el hartazgo.

LAS TRES PREGUNTAS

Hernández le había prometido al jurado, hace dos semanas, que le iba a demostrar que Abascal es un mentiroso y un ladrón. Que tiene serios problemas mentales y que además es un espía del gobierno cubano. Es estrategia socorrida. Si al abogado no le gusta el testimonio de un testigo, lo primero que trata de hacer es alegar que es un mentiroso. Si puede insinuar que el testigo es un ladrón y que está loco, mejor. La cosa es proyectarle una imagen distorsionada del testigo al jurado.

El testimonio de Abascal contradice directamente lo que Luis Posada Carriles había declarado sobre su forma de ingreso ilegal a los Estados Unidos, y es el sostén de varios de los cargos de perjurio contra el terrorista. Por eso el afán de Hernández para impugnarlo. Abascal admitió desde le principio, sin embargo, que le ha mentido al gobierno anteriormente sobre sus verdaderos ingresos, que ha hecho declaraciones falsas en sus impuestos, y que tiene lesiones mentales debido a un accidente que sufrió.

El propósito de un contra-interrogatorio en los tribunales estadounidenses no es establecer tales hechos, sino enfatizar las debilidades del carácter del testigo con la esperanza que el jurado se lleve una mala impresión de él. Por eso tantas preguntas de Hernández. Las respuestas ya se sabían, pero Hernández quería seguir dándole leñazos a un árbol caído. Manchar la reputación del testigo, machacando sus vulnerabilidades. Esa es la táctica que utilizó Hernández hoy.

Las preguntas de Hernández se centraron en tres líneas de ataque: (1) que Abascal le mintió al gobierno sobre sus ingresos, (2) que debido a la venta de una granja de pollos en la Florida, recibió 90 000 dólares en 10 cheques de 9 000 para no tener que hacerle una declaración fiscal a la contraloría, y (3) que sufre de problemas mentales.

¿A QUIEN LE TIENE MIEDO GILBERTO ABASCAL?

Abascal admite que sufre “de insomnio y depresión”, y dijo que se encierra en su casa a veces, porque tengo miedo. “‘¿A quién le tiene miedo?”, le preguntó el abogado de Posada Carriles. “A usted, porque me tiene bajo vigilancia hace seis años”, le contestó Abascal al abogado Hernández.

HERNANDEZ PIDE QUE LA JUEZA ANULE EL JUICIO

Rápidamente se levantó el fiscal para quejarse de que Hernández estaba “hostigando y acosando al testigo con la idea de confundir y ofuscar al jurado”. Hernández aprovechó esa oportunidad para pedirle a la Jueza Kathleen Cardone que declare un juicio nulo.

Es la segunda vez que Hernández le pide a la jueza que anule el proceso contra Posada Carriles. “No es apropiado que Teresinski me acuse de hostigamiento. Lo único que yo estaba haciendo era preguntándole al testigo sobre su salud mental”, replicó Hernández. “Además, las declaraciones de Abascal contra mi persona me marcan de forma desfavorable ante el jurado.”

El abogado no solo se quejaba de la revelación que lanzó Abascal esta tarde -que lo habían estado vigilando por seis años-, sino de una afirmación anterior de Abascal que mortificó especialmente a Hernández: “Este jurado tiene que entender que usted está disfrazando la verdad”, dijo Abascal.

La jueza Cardone se veía visiblemente molesta con las interrupciones, las quejas de los abogados y las mociones. Era notable que el jurado estaba bastante perturbado por las demoras. Desde la mañana, ciertos incidentes debieron advertir que la sesión iba derecho a este atolladero. Timothy J. Reardon, el fiscal que encabeza el equipo legal del gobierno, había advertirdo a la jueza que algunas de las preguntas de Hernández estaban diseñadas para que el jurado “simpatice indebidamente con su cliente. Contienen referencias inapropiadas a la edad de Posada Carriles y la posible sentencia que pueda recibir”.

Teresinski planteó que las preguntas de Hernández buscan el “sensacionalismo”. La queja de Reardon y Teresinski es la misma: que el abogado de Posada Carriles tiene un guión prefabricado para convertir el proceso en un teatro, y que eso va contra la ley.

EL MIEDO, EL CORAJE Y LA BOMBA

La fiscalía confirmó que Abascal “fue vigilado por seis años. Tiene razón en tener miedo. Hay que reconocerle el coraje que ha demostrado para venir a este tribunal y declarar que tiene miedo”.

Nadie mencionó que hace cuatro años Abascal encontró una bomba en su camioneta. La agencia AP reportó el 18 de enero de 2007 que Abascal detectó el artefacto explosivo, elaborado con un tubo y le avisó a la policía de la ciudad de Hialeah. Un equipo de especialistas del condado Miami-Dade hizo detonar la bomba.

LA DECISIÓN DE LA JUEZA

La Jueza Cardone rechazó la petición de Hernández de anular el proceso contra Posada Carriles, pero le advirtió a los fiscales que ella no piensa limitar la amplia libertad del abogado defensor para hacer un contra-interrogatorio vigoroso. “A veces las emociones pueden calentarse”, le dijo la jueza a los abogados, “pero no voy a imponerle límites al Sr. Hernández sobre lo que puede preguntarle al Sr. Abascal”.

Amenazó con sancionar a los abogados si ellos siguen interrumpiendo el flujo natural del caso. “He estado presidiendo litigios en los tribunales por más de 20 años”, dijo la jueza molesta con los abogados, “y estoy preocupada sobre la cantidad de objeciones y las conferencias privadas que han pedido ustedes”.

Al paso que vamos, este caso puede durar varias semanas más. Hoy, por ejemplo, uno de los abogados de Posada Carriles pidió que la jueza concediera un día de descanso a la semana, aparte de sábado y domingo, para poder hacer los arreglos necesarios de traer a los testigos a El Paso.

“Tenemos una lista de 38 testigos, Su Señoría”, dijo Arturo Hernández, “pero no los vamos a citar a todos. Quizás solamente a diez”, explicó. Los fiscales anunciaron que les faltan algunos testigos más y que se tardarán dos semanas para completar el proceso. Hernández dijo que él pudiese completar su parte del caso en una semana.

Esto quiere decir que en la mejor de las circunstancias todavía nos faltan tres semanas más de litigio. Mañana comenzamos a las 9 de la mañana. Anticipamos más preguntas para Abascal sobre su salud mental y también sobre su supuesta relación con el gobierno de Cuba. Hernández aún está por hacerle a Abascal las preguntas sobre el viaje de Luis Posada Carriles en el Santrina, desde Isla Mujeres hasta Miami. Creo que tenemos Abascal para rato.