martes, 4 de enero de 2011

OBAMA NO ES VÍCTIMA SINO PARTICIPE

Por Manuel E. Yepe

Un colega y buen amigo mío, el profesor Nelson P. Valdés, estadounidense nacido en Cuba, disiente de mi apreciación en un reciente artículo titulado “Esperanzas Desvanecidas” en que afirmé que el Presidente de los Estados Unidos había sido utilizado por la élite del poder y ahora era llevado al fracaso por la inacción que le impone esa misma élite. Considera él que Obama es parte y no víctima de esa cúpula que maneja los destinos de la superpotencia.

Así me dice mi amigo:

“Por primera vez no comparto tu interpretación de Obama. Él nunca fue un personaje progresista, ni mínimamente "liberal". Él escogió su estado mayor y son todos representantes del sistema financiero, los bancos, etc. Lo que acá se le llama FIRE: Finance, Insurance, Real Estate (Finanzas, Seguros, Bienes Raíces). A esto hay que sumar al Pentágono.

“ Obama comenzó su vida política en 1996 cuando fue elegido al senado de Illinois. O sea, tenía una proyección limitada a un estado. Perdió las primarias en el 2000 cuando trató de ser elegido al Senado de Estados Unidos. Los miembros de su partido no lo seleccionaron como candidato estatal. Logró ser elegido en el 2005 al Senado de Estados Unidos representando a su estado y después de cuatro años se convirtió en candidato presidencial. Lo demás es historia. Tal parece un fenómeno “providencial”.

“No te sorprenda que en las próximas elecciones sea una mujer la "elegida" de presidente y después sea un "hispano" o un indígena. Así es como acá le toman el pelo a la gente - enfatizando lo que por acá llaman "identity". Se asume en la cultura política primitiva de este lado que el color o la ascendencia o la raza (aquí todo eso se confunde) determina su posición ideológica y política. De ahí que se piense que un negro tiene que ser progresista, y que un mejicano americano no puede ser conservador... Por acá se habla de todo, menos de clases. Obama es parte de la tomadura de pelo. Obama no es víctima, es partícipe.

“La globalización capitalista requiere que los explotadores se parezcan a los explotados... No te sorprenda que se aparezca en algún momento un Adolfo ‘Jitler’ y que los hispanos le apoyen. Igual que se enfatiza ahora que los homosexuales deben de tener derecho para hacerle la guerra a la gente en el Medio Oriente - y que, de este lado, eso sea considerado progresista.

“No sorprende que la guerra contra Iraq estuviera en las manos de negros (Powell, Condolezza) y latinos (Sánchez). Siempre ha existido de este lado la dicotomía del house nigger y el field nigger, términos altamente racistas utilizados por los propios analistas e intelectuales negros para enfatizar una diferencia entre los que estaban contra la plantación y la esclavitud, y los que colaboran a fin de escapar los aspectos más graves de ese sistema esclavista de explotación. El house nigger vivía con los blancos, era su sirviente y no tenía relación directa con la población que trabajaba en el campo, en la plantación de algodón. El otro era el field nigger.

“Barack Obama continua esa tradición”, concluye mi colega estadounidense Nelson P. Valdés.

Debo confesar queel criterio de mi respetado amigo expresa de manera sintética y simple, un análisis muy inteligente, de mucha profundidad.

En mi opinión, el actual presidente de los Estados Unidos logró presentarse –quizás porque así lo proyectaron sus patrocinadores desde el poder real- como un político honesto (hasta donde puede serlo un político en aquel sistema dominado por una élite egoísta y sin escrúpulos), dispuesto a lograr que su país escape de la grave crisis a que sigue abocado y recupere el lugar hegemónico que había ostentado en el planeta desde el final de la II Guerra Mundial.

Poseía el carisma y la inteligencia suficientes para convocar a la mayor parte de la ciudadanía a apoyarle quebrando tradicionales prejuicios racistas y para obtener la indulgencia de los factores que integran el poder real oligárquico e imperialista, convenciéndoles de que no tenían más opción que la que él representa para salvar al capitalismo global.

Pero una vez Obama en el ejercicio del poder político formal, no resultaba fácil conciliar las expectativas conservadoras de sus patrocinadores de la élite con los programas y promesas por las que votaron sus electores.

Es cierto que esto era pronosticable por la composición de su equipo de colaboradores, todos fuertemente comprometidos con el poder real, prácticamente sin la inclusión de elementos progresistas o, al menos, liberales.

Pero en un escenario en el que la derecha se movía con gran tenacidad contra los proyectos e iniciativas de Obama por mucho que ellos fueran recortados, los sectores populares parecían tratar de defender sus esperanzas antes que ceder a la frustración o a la resignación que ahora les abate, presagiando con ello el regreso a la Casa Blanca de la ultraderecha neoconservadora.

La historia ha demostrado que Roosevelt , acusado de traidor a su clase, resultó ser el salvador del capitalismo en Estados Unidos, aunque sea el ex presidente menos reverenciado.

No parece sin embargo que al primer inquilino negro en la Casa Blanca le habrán de permitir un final comparable.

La Habana, Enero de 2011

SANTEROS CUBANOS AUGURAN 2011 DE CAMBIOS EN LA LETRA DEL AÑO

ANDREA RODRÍGUEZ / AP / LA HABANA.- Sacerdotes cubanos de la religión yoruba aseguraron que la palabra de orden en la isla para el 2011 será "reorganización'', mientras auguraron cambios y prosperidad al interpretar la "letra del año'', un pronóstico que realizan cada final de diciembre.

Los babalawos, como se nombra a los sacerdotes de la santería, dieron a conocer el lunes que el signo que regirá los próximos meses será "Baba Eyiobe'' (doble salvación), mientras que "Oggun'' (patrono de los herreros y los militares) y ‘‘Oshun'' (que rige la fecundidad y es protectora de los niños) son las deidades que acompañarán el destino.

"Este signo (Baba Eyiobe) habla de organización en todos los aspectos'', dijo el lunes a los periodistas el sacerdote Lázaro Cuesta, uno de los babalawos que participa en la "letra del año'' que se determina luego de una ceremonia a la que solo algunos iniciados tienen acceso, cada 31 de diciembre.

Es la segunda vez consecutiva que sale esta "letra'', recordó Cuesta, quien indicó que en esta ocasión hay matices y recomendaciones para que la reestructuración propuesta en Cuba "sea más justa para todos''.

Por su parte, el babalawo Víctor Betancourt destacó la coincidencia de que "por primera vez'' en Cuba aparece esa oración, ‘‘que significa progreso'', bajo la regencia del orisha (deidad) Oggun, patrón de los herreros y de los militares, que asoció con la figura del gobernante cubano Raúl Castro.

Betancourt recordó que Oggun, según la mitología yoruba, fue "el que abrió el puerto de aquel pueblo en que había hambre y necesidad'' y "a partir de ese momento entró el beneficio'', en una clara alusión a las reformas que impulsa el mandatario para hacer eficiente la economía de la isla.

Los sacerdotes subrayaron la necesidad del diálogo y la urgencia de dar paso a las nuevas generaciones para garantizar el éxito de las reformas en curso.

"Esta doble salvación (que plantea el signo regente) es la unión (...) de la experiencia del viejo y la impetuosidad del joven para beneficio de la sociedad. Tiene que haber una armonía'' entre ambos, dijo Cuesta.

Los babalawos recomendaron "dar oportunidades a los más jóvenes dentro del ámbito familiar y social'', y pidieron atender el refrán "las palmas jóvenes crecen más altas y más frondosas que las viejas''.

También demandaron ‘‘corregir errores'' que se cometieron en el pasado y ‘‘restaurar o eliminar, rotundamente, viejos esquemas políticos para disfrutar de un nuevo orden''.

En el plano individual, la "letra del año'' recomienda tener cuidado con los trastornos cerebrovasculares y óseos; y otras de índole social hablan de sequías, muertes de personalidades --aunque no se dice su nombre--, peligros y confrontaciones. Los babalawos aconsejaron, además, "eliminar rotundamente viejos esquemas'' o "dar oportunidad a los más jóvenes''.

Como particularidad, comentó el sacerdote Lázaro Betancourt, este signo de "Baba Eyiobe'' salió en momentos importantes de la historia de Cuba, en los años 1959, 1989, 1998, 2004 y el 2010.

Según los entendidos, el signo Baba Eyiobe, en su aspecto positivo (iré), significa muchas oportunidades de crecimiento.

‘‘Hay la certeza de que vienen buenos momentos; de seguro disfrutaremos de un próspero 2011'', agregó.

La santería nació en Cuba como un sincretismo entre la religión católica de los colonizadores españoles y la tradición africana traída por los esclavos y es la más numerosa de las creencias en la isla.

La Comisión de la Letra del Año de 10 de Octubre representa a unos 1,000 babalawos y es una de las más destacadas en ‘‘sacar'' los signosanuales.

En paralelo también funciona la de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba, de más reciente formación, que dio a conocer su propio pronóstico el sábado, según el cual el signo regente será "Odiosa'', mientras "Ogún'' y ‘‘Yemayá'' (patrona de los mares) serán los orishas --o deidades-- regentes.

La Asociación Yoruba de Cuba, reconocida por el Gobierno, dijo que "el triunfo de este año está basado en la organización'' de los cubanos, llamó a evitar el "derroche'' y reiteró que "solamente mediante el trabajo se obtendrán los resultados deseados''.


Uno de los Cinco pide nuevo juicio

Por David Brooks

Publicado en Cubadebate el 4 Enero 2011 (La Jornada)

Gerardo Hernández, uno de los llamados Cinco de Cuba enjuiciados por espionaje y conspiración en 2001 por infiltrar agrupaciones anticastristas en Miami para evitar actos terroristas contra Cuba, ha interpuesto un recurso ante el Poder Judicial argumentando que el cargo de conspiración para cometer homicidio deber ser desestimado ya que él desconocía los planes para derribar dos avionetas de la organización anticastrista Hermanos al Rescate.

El cargo de conspiración de cometer homicidio se centró en el derribo de las avionetas por el gobierno cubano el 24 de febrero de 1996 en lo que La Habana insiste fue espacio aéreo cubano y que Estados Unidos alega fue espacio internacional. Su primer abogado centró la defensa de Hernández sobre dónde ocurrió el derribo, y que por ser en espacio cubano era un acto de defensa justificado y no un homicidio. Los nuevos abogados de Hernández sostienen que esa defensa no era el punto central ya que el enfoque debería de ser el hecho de que sin conocimiento previo de los planes para derribar las avionetas no se le puede condenar a Hernández de “conspiración” para cometer homicidio. El recurso presentado afirma que, por esto, a Hernández le fue negado el derecho a una defensa efectiva y a un debido proceso de la ley.

Sin embargo, al presentar este recurso, en Miami se interpretó que Hernández está admitiendo que las avionetas fueron derribadas sobre aguas internacionales y que esto representa una ruptura con el gobierno cubano. De hecho, la nota del tema en el Miami Herald fue que el “espía” cubano Hernández dio un “sorprendente giro” con el cual está “fundamentalmente contradiciendo la posición del régimen al cual ha jurado lealtad y el cual lo ha declarado como un héroe moderno de la revolución”.
Hernández fue el único de los Cinco cubanos de la célula antiterrorista acusado por cargos relacionados con el derribo de las avionetas. Él, junto con los otros, también fue enjuiciado por ser agente de un gobierno extranjero sin declararlo oficialmente y conspiración para cometer espionaje. Si los tribunales aceptan su recurso se le concederá un nuevo juicio sobre el cargo de conspiración para cometer homicidio. “La evidencia no apoya que Gerardo sea culpable de conspiración para cometer asesinato. No existe evidencia de que Gerardo supiera de antemano los planes para derribar los aviones… Consecuentemente, no existe evidencia que él haya conspirado para que los derribaran”, dijo a La Jornada el abogado José Pertierra que ha seguido de cerca el caso de los 5 desde el inicio.

De hecho, como recuerda Pertierra, durante el juicio original, la propia fiscalía pidió retirar este cargo por ser tan débil, pero la juez rehúso. En torno a las sugerencias en Miami de que todo esto representa una ruptura entre Hernández y Cuba, Pertierra simplemente afirmó que “no hay ruptura”, ya que se trata del argumento legal en torno al cargo sobre conspiración de cometer homicidio.

Pertierra, cuyas oficinas están en Washington y representa al gobierno de Venezuela en el caso de la extradición de Luis Posada Carriles, subrayó que “Estados Unidos sabe muy bien que los cinco fueron a ese país para defender a Cuba contra el terrorismo cuyo origen es Miami. Un terrorismo que le ha cobrado la vida a miles de cubanos indefensos. Uno de los autores intelectuales del terrorismo contra Cuba es Luis Posada Carriles, a quien Estados Unidos protege en territorio estadunidense y entorpece su extradición a Venezuela. Sin embargo, a los Cinco los encarcela con largas e injustas sentencias. Gerardo no es un asesino. Es un luchador contra el terrorismo, quien injustamente cumple dos cadenas perpetuas en una cárcel federal en California. El asesino es Posada Carriles. Voló un avión civil con 73 pasajeros en 1976, y se pasea libremente por las calles de Miami donde algunos lo homenajean y lo festejan”.

Pertierra opinó que es hora de que el presidente Barack Obama proceda hacia la normalización de relaciones con Cuba, lo cual incluye levantar el bloqueo. “Un primer paso en esa dirección sería que le conceda a los Cinco una clemencia ejecutiva para que puedan regresar a Cuba, y que extradite a Posada Carriles a Venezuela para que sea juzgado allá por 73 cargos de homicidio”.


CAMINO AL CONGRESO (XV): TIERRA, CIENCIA Y ALIMENTOS

TIERRA, CIENCIA Y ALIMENTOS

Jorge Gómez Barata

Tres años atrás, el presidente Raúl Castro definió a la producción de alimentos como una cuestión de “seguridad nacional” y hace apenas unos días proclamó: “Cambiamos o nos hundimos”. Para el líder cubano, cambiar es, sobre todo, lograr eficiencia en la economía para lo cual, además de medidas de emergencia, promueve cambios estructurales, modifica conceptos, perfila la política económica y convocó al VI Congreso del Partido.

En los últimos años, como resultado de la contracción de la industria azucarera, la disminución de la masa ganadera y la aplicación de tecnologías intensivas que reducen las superficies necesarias para ciertos cultivos y cría de ganado, quedaron disponibles grandes cantidades de tierra que se sumaron a las que se encontraban ociosas y que pueden llegar al 50 por ciento de las aéreas cultivables. En ese mismo periodo se acentuó la necesidad de importar alimentos que ha llegado a cifras superiores al 70 por ciento del consumo nacional.

En su enfoque actual, la solución a esa problemática incluye la entrega de tierras ociosas mediante la concesión en usufructo de parcelas a personas que las explotan bajo un régimen privado. Esa opción, fomentada con escases de capital y baja participación de la ciencia y la técnica, aunque ya ofrece resultados alentadores, no es sin embargo capaz de obrar milagros. Otra vez la solución radica en las inmensas cantidades de tierra en poder de las empresas estatales cuyas fortalezas y vulnerabilidades son conocidas.

De cara a tales circunstancias, a pesar de una extensión que les permite cubrir un amplio espectro del panorama económico nacional y anticipar estrategias de cara a la emergencia alimentaria y al desarrollo, en los Lineamientos para el VI Congreso del Partido, se aprecia la ausencia de alguna indicación respecto a la introducción en escala significativa de cultivos de Organismos Genéticamente Modificados (OGM), asunto omitido, no sólo del capítulo relacionado con la agricultura, sino también en lo relativo a la ciencia.

El debate mundial en torno a los OGM comenzó en 1983 cuando por medio de procedimientos de ingeniería genética se introdujeron las primeras modificaciones en células vegetales y se cultivaron las primeras plantas transgénicas, proceso que en 1995 condujo a los primeros cultivos en escala comercial.

A lo largo de 15 años ha tenido lugar una discusión a escala mundial promovida sobre todo por entidades ecologistas que en los países desarrollados han sido zanjadas por conclusiones científicas, miles de estudios, experimentos y dictámenes y por decisiones gubernamentales que finalmente, mediante legislaciones, han dado luz verde al cultivo y la comercialización de esos productos, primero como alimento animal, luego como materias primas para la industria alimentaria. En 1994 la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) autorizó el primer alimento de consumo directo genéticamente modificado, el tomate "Flavr-Savr", que entre otras tiene la propiedad de una maduración retardada.

Es cierto que la introducción de los OGM como de cualquier innovación tecnológica de esa escala, supone no sólo riesgos e impactos de todo tipo, sino también incomprensiones y requiere de evaluaciones responsables. Es lógico pensar que con la experiencia científica mundial acumulada a lo largo de 15 años, un comercio de OGM que en los primeros diez años alcanzó unos 40 000 millones de dólares, las autoridades agrícolas del Estado Cubano cuenten con elementos suficientes para adoptar políticas al respecto.

En caso de ser pertinente, el debate nacional respecto a los OGM incluiría sólo su producción y escala porque respeto al consumo, por tratarse de un país importador de alimentos que llegan desde todas partes del mundo, incluyendo los Estados Unidos, los transgénicos circulan masivamente en Cuba en la carne vacuna y de cerdo, el pollo, las conservas de frutas y vegetales, leche y productos lácteos, incluso tejidos y calzado. Se afirma que entre el 60 y el 90 por ciento de los alimentos que circulan en los circuitos comerciales mundiales incluyen componentes genéticamente modificados.

Por otra parte, los avances de Cuba en ingeniería genética, biotecnología y técnicas agrícolas permiten suponer una capacidad avanzada para aprovechar las ventajas de los OGM y minimizar los riesgos. Además, debido a que en Cuba el 100 por ciento de la tierra, las políticas agrarias y la importación están bajo control del Estado, las condiciones son óptimas para evadir las desventajas.

Obviamente no se trata sólo de una cuestión económica o agrícola, sino de un asunto nodal en el cual a la ciencia cubana correspondería un papel decisivo. Ningún país, en ningún clima y bajo ningún sistema social ha logrado la autosuficiencia alimentaria sin una elevada participación de la ciencia y de la tecnología y sin una acrecida capacidad para introducir las innovaciones avanzadas.

En Cuba, donde según ha criticado el propio presidente Raúl Castro, la transparencia no es precisamente una virtud, se sabe de la existencia de ciertos debates en torno a la pertinencia de la introducción de estos organismos genéticamente modificados para resolver el problema de seguridad nacional que constituye la producción de alimentos, aunque se desconoce su alcance y las conclusiones oficiales.

Seguramente el Congreso se hará cargo del tema y resolverá lo que más convenga al país y al momento. Allá nos vemos.

La Habana, 04 de enero de 2011