domingo, 19 de diciembre de 2010

Demandan en El Salvador libertad de antiterroristas cubanos

San Salvador, 18 dic (PL) Organizaciones sociales, estudiantiles, religiosas y de solidaridad de El Salvador exigieron la inmediata libertad de cinco antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos hace más de 12 años.

Representantes de esas fuerzas realizaron anoche una marcha por la capital y una vigilia durante la cual expresaron su solidaridad con el pueblo cubano y demandaron el cese del bloqueo estadounidense contra esa nación.

Los manifestantes anunciaron también el envío de una carta al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para solicitarle ponga fin a la injusticia contra esos luchadores, Gerardo Hernández, Fernando González, Antonio Guerrero, René González y Ramón Labañino.

La inmediata libertad de los cinco patriotas cubanos la demandamos todos los pueblos del mundo, acompañados de sus gobiernos, y personalidades de las artes, las ciencias, el derecho, políticos y religiosos, subraya el texto.

En las demostraciones participaron miembros de las comunidades eclesiales de base, asociaciones de veteranos de guerra, de la Universidad de El Salvador y de la Coordinadora Salvadoreña de Solidaridad por Cuba.

Centenares de personas se concentraron en el parque Cuscatlán y posteriormente caminaron en columna por una céntrica avenida coreando consignas de respaldo al pueblo cubano y a esos cinco luchadores.

El pueblo salvadoreño está acá, el movimiento social, las comunidades eclesiales de base, los veteranos de guerra, para defender la dignidad de Cuba y exigir la libertad de los cinco héroes, afirmó uno de los líderes de la demostración, Raúl Martínez.

Desde los micrófonos de una camioneta con altoparlantes, preguntó: ¿qué es lo que quieren los salvadoreños?, y los manifestantes corearon "Libertad para los Cinco" y "Abajo el bloqueo".

Veteranos de guerra, estudiantes de la Universidad de El Salvador animaron también la marcha con consignas desde los altavoces, mientras activistas repartieron volantes a transeúntes y automovilistas.

En un acto en la plaza de las Américas Salvador del Mundo, Sofía Cortes, residente en Estados Unidos, afirmó que los salvadoreños en ese país comparten la lucha por la liberación de esos luchadores y contra el bloqueo.

En similar sentido se expresaron representantes de los departamentos orientales de San Vicente y Usulután, de la región del Bajo Lempa y de municipios de los alrededores de la capital como Soyapango, Ciudad Delgado, Apopa, Quezaltepeque y otros.

Fue celebrada una ceremonia ecuménica por el pastor evangélico Efrén Reyes, los padres belgas Pedro Declerg y Dominique Ballegeer, y el sacerdote católico conocido popularmente como Padre Toñito Confesor.

Estamos aquí para defender la vida, subrayó Declerg, quien denunció que los antiterroristas siguen injustamente presos en Estados Unidos porque precisamente defienden la vida.


¡Viva WikiLeaks! “Sicko” no fue prohibido en Cuba

Michael Moore

Publicado el 19 Diciembre 2010

Caricatura: Osvaldo Gutiérrez Gómez

Wikileaks hizo ayer algo increíble y publicó un cable clasificado por el Departamento de Estado que trataba, en parte, sobre mí y mi película, ‘Sicko’.

Es una mirada impresionante a la naturaleza orwelliana de cómo los burócratas del Estado hacen girar sus mentiras y tratan de recrear la realidad (supongo que para aplacar a sus jefes y decirles lo que quieren escuchar).

La fecha es el 31 de enero del 2008. Tan sólo unos días después que Sicko fuera nominada al Oscar como Mejor Documental. Esto debe de haber vuelto loco a alguien en el Departamento de Estado de Bush (su Departamento del Tesoro que enseguida me había notificado que estaban investigando cuáles son las leyes que podía haber roto al llevar a tres de los primeros rescatistas del 11 de noviembre a Cuba para que se les diera la atención médica que se le había negado en los Estados Unidos).

El ex-ejecutivo de seguros de salud Wendell Potter reveló recientemente que la industria del seguro - que había decidido gastar millones para ir en mi contra y, si fuese necesario “empujar a Michael Moore por un precipicio “- había comenzado a trabajar con los cubanos anticastristas en Miami con el fin de hacerlos hablar para que calumniaran mi película.

Así, el 31 de enero del 2008, un funcionario del Departamento de Estado estacionado en La Habana tomó una historia inventada y la envió de regreso a su sede en Washington. Esto es lo que ellos sugerían:

XXXXXXXXXXXX declaró que las autoridades cubanas han prohibido el documental de Michael Moore, “Sicko”, por ser subversivo. Aunque la intención de la película es desacreditar el sistema de salud de los EE.UU., poniendo de relieve la excelencia del sistema cubano, dijo que el régimen sabe que la película es un mito y no quiere arriesgarse a una reacción popular al mostrar a los cubanos instalaciones que claramente no están disponibles para la gran mayoría de ellos.

¿Suena convincente eh? ¡Sólo hay un problema: todo el pueblo de Cuba vio la película en la televisión nacional el 25 de abril del 2008! A los cubanos les gustó tanto la película que se convirtió en una de esas raras películas norteamericanas que recibió una distribución en los cines de Cuba. Personalmente, me encargué que una copia de 35 mm llegara al Instituto de Cine de La Habana.

La proyección de ‘Sicko’ se realizó en ciudades a lo largo de todo el país. En La Habana, ‘Sicko’ fue proyectado en el famoso Cine Yara. Pero el cable secreto dijo que a los cubanos se les prohibió ver mi película. Hmmm.

También sabemos por otro documento secreto de los EE.UU. que “el desencanto de las [masas en Cuba] se ha extendido por todas las provincias” y que “toda la provincia de Oriente está hirviendo de odio” contra el régimen de Castro. Existe una gran rebelión subterránea activa, y “los trabajadores fácilmente dan todo el apoyo necesario,” con todo el mundo involucrado en un “sabotaje sutil” contra el gobierno. La moral es pésima en todas las ramas de las fuerzas armadas, y en caso de guerra el ejército “no va a pelear.” Tremendo - ¡este cable está caliente!

Por supuesto, este cable secreto de los EE.UU. es del 31 de marzo de 1961, tres semanas antes de que Cuba pateó algunos traseros en la Bahía de Cochinos.

El gobierno de los EE.UU. ha estado pasando estos documentos “secretos” a sí mismo en estos últimos cincuenta años, explicando en detalle minucioso cuán terrible está la situación en Cuba y cómo los cubanos están sufriendo en silencio para que podamos regresar y asumir el control. No sé por qué escribimos estos cables, supongo que sólo nos hace sentir mejor con nosotros mismos. (Cualquier persona curiosa puede encontrar un museo entero de cables de deseos cumplidos de los EE.UU. en el sitio web del Archivo de seguridad Nacional.)

Entonces, ¿qué hacer con un casi falso cable “secreto”, especialmente uno que lo involucra a usted y la película? Bueno, usted espera que un periódico responsables investigue y que grite a los cuatro vientos lo que descubra.

Pero WikiLeaks dio ayer a conocer el cable de ‘Sicko’ en Cuba a los medios de comunicación - y ¿qué hicieron con él? ¡Lo hicieron circular como si fuera verdad! Aquí está el titular en el periódico The Guardian: “Wikileaks: Cuba prohibió Sicko por describir ‘un mítico’ sistema de salud. Las autoridades temían que las imágenes de los relucientes hospitales en el filme de Michael Moore, nominado al Oscar, provocara una reacción popular.”

Y ni un ápice de una investigación profunda para saber si Cuba había prohibido realmente la película! De hecho, todo lo contrario. La prensa de derecha comenzó a tener un día de maniobras reportando una mentira (Andy Levy, de Fox - dos veces - RevistaReason y Hot Air, además de un montón de blogs). Lamentablemente, incluso BoingBoing y mis amigos de The Nation escribieron sobre ella sin escepticismo. Así que aquí tenemos a Wikileaks, que se ha puesto en la línea para encontrar y liberar estos cables a la prensa - y los periodistas tradicionales, una vez más demasiado perezosos para levantar un dedo, apuntar y hacer clic en el ratón para acceder a Nexis o buscar a través de Google, y mira a ver si Cuba realmente “prohibió la película.” Si tan solo un reportero hubiera hecho esto, esto es lo que habría encontrado:

16 de junio del 2007 Sábado 1:41 GMT [esto es siete meses antes del cable falso]

TITULAR: Ministro de Salud cubano dice que la película de Michael Moore Sicko muestra”valores humanos” de un sistema comunista.

Byline: Por ANDREA RODRIGUEZ, escritor de Associated Press

LA HABANA

El ministro de salud de Cuba José Ramón Balaguer, dijo el viernes que el documental del cineasta estadounidense Michael Moore “Sicko” pone de relieve los valores humanos del gobierno comunista de la isla… “No puede existir ninguna duda este documental de una personalidad como lo es el Sr. Michael Moore ayuda a promover los principios profundamente humanos de la sociedad cubana.

¿Qué tal esta pequeña noticia del 25 de abril del 2008 en CubaSí.cu (traducción de Google):

Sicko se estrenó en Cuba 25/04/2008
El documental Sicko, del cineasta norteamericano Michael Moore, que trata sobre el deplorable estado del sistema de salud estadounidense será estrenado hoy a las 5:50 p.m., en el espacio de la Mesa Redonda de Cubavisión y el Canal Educativo.

Luego está este de JuventudRebelde.cu. O este editorial cubano. Hay incluso un clip largo de la sección de Cuba que aparece en ‘Sicko’ en la página de multimedia del sitio webCubaSí.cuen el canal de la Mesa Redonda.

OK, sabemos que los medios de comunicación son perezosos y la mayoría no sirven. Pero el problema más grande aquí es cómo nuestro gobierno parecía estar en confabulación con la industria de seguros de salud para destruir una película que podría echar una mano en inducir lo que ya los cubanos tienen en un país del tercer mundo asolado por la pobreza: salud gratuita y universal. Y porque ellos la tienen y nosotros no, Cuba tiene una tasa de mortalidad infantil más baja que la nuestra, su esperanza de vida está a sólo 7 meses por debajo de la nuestra, y, según la OMS, están posicionadas sólo dos lugares por detrás del país más rico del mundo en términos de calidad en su atención médica.

Esta es la historia, para que lo sepan los principales medios de comunicación y los enemigos de derecha.

Ahora que se le han presentado los hechos, ¿qué van a hacer al respecto? Me van a atacar porque mi película fue proyectada en la televisión estatal cubana? ¿O me van atacan porque no proyectaron mi película en la televisión estatal cubana?

Tienen que elegir una, no pueden ser ambas cosas.

Y ya que los hechos demuestran que la película fue proyectada en la televisión estatal y en los cines, creo que es mejor que me ataquen por haber proyectado mis películas en Cuba.

¡Viva Wikileaks!

Verlo en el blog de Michael Moore

(Traducción de CubaSí)


El Socialismo es la única garantía para seguir siendo libres e independientes


Expresó Raúl en la clausura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que aprobó el Plan de la Economía y el Presupuesto para el 2011

Fueron aprobados los proyectos de Leyes del Plan de la Economía y el Presupuesto para el 2011. Autor: Geovani Fernández


Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
18 de Diciembre del 2010 21:53:25 CDT


«El Socialismo es la única garantía para seguir siendo libres e independientes», dijo el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al clausurar el Sexto Período de Sesiones de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional, en un discurso que marca la pauta del futuro desarrollo de la Revolución en la esfera política, económica y social del país.


Durante exactamente dos horas sus palabras delinearon claramente el camino a seguir por los revolucionarios, definiendo la manera de hacer a cualquier nivel, sin paternalismos ni contemplaciones ante lo mal hecho, sea quien sea el que incurra en un error, siendo fiel al principio ya esbozado de que «es preciso caminar hacia el futuro, con paso firme y seguro, porque sencillamente no tenemos derecho a equivocarnos», expresado un año antes, el 20 de diciembre del 2009, ante la propia Asamblea Nacional del Poder Popular.


Como expresión de la continuidad y verticalidad de nuestro proceso, en su discurso quedó nítidamente expresada la plena identificación del pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro con el Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución y, como ejemplo de ello, citó al líder de la Revolución en dos medulares momentos, en 1976 y 1986, hace 34 y 24 años, respectivamente, para calificar que los debates de hoy son el corazón de ese ideario.


Raúl anunció que el próximo 16 de abril se celebrará una Revista Militar, a la cual asistirán los delegados al Sexto Congreso del Partido. Significó que esa reunión se iniciará el día del aniversario 50 de la Proclamación del carácter socialista de la Revolución, con vistas a concluir el 19, Día de la Victoria de Playa Girón.


En la sesión final de la Asamblea Nacional se informó que fueron elegidos de forma unánime los 276 jueces legos del Tribunal Supremo Popular y ratificados los acuerdos y aprobados los Decretos Leyes del Consejo de Estado, entre ellos los que implementan la política sobre el ejercicio del trabajo por cuenta propia y acerca de los procesos de disponibilidad, las interrupciones laborales, así como el procedimiento financiero a aplicar para las garantías salariales, dados a conocer el pasado 2 de noviembre en la Gaceta Oficial.


De igual manera fueron aprobados los proyectos de Leyes del Plan de la Economía y el Presupuesto para el 2011, presentados por el vicepresidente del Consejo de Ministros y ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo Jorge. Igual sucedió con el dictamen de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, sobre ambos documentos, expuesto por Osvaldo Martínez Martínez, presidente de ese órgano parlamentario.


También los diputados acordaron nombrar al 2011, Año 53 de la Revolución.


Embajadores de 25 países solicitan a EE.UU. visas para esposas de dos de Los Cinco

Los diplomáticos entregaron una carta a la Sección de Intereses estadounidense en La Habana, en la cual piden a Obama que interceda en favor de Olga Salanueva y Adriana Pérez para que puedan visitar a sus esposos


Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
18 de Diciembre del 2010 14:25:15 CDT


Los embajadores de 25 naciones acreditadas en Cuba pidieron, en la sede diplomática norteamericana en La Habana, visas para las esposas de dos cubanos prisioneros en Estados Unidos desde 1998, condenados a duras e injustificadas penas en Miami.


Una carta entregada por los diplomáticos a la Sección de Intereses estadounidense en la capital cubana solicita al presidente Barack Obama que interceda a favor de Olga Salanueva y Adriana Pérez para que puedan visitar a sus respectivos esposos, René González y Gerardo Hernández.


En la carta se expresa que privar a esos prisioneros de las visitas de sus esposas es un castigo extremo e inusual, señala Cubadebate basada en una información de la agencia ANSA.


Hernández cumple dos condenas perpetuas y González una pena de 15 años en cárceles distintas y ya llevan en prisión más de 12 años.


La misiva fue entregada por los embajadores de Nicaragua, Venezuela, Ecuador, San Vicente y las Granadinas y el encargado de negocios de Bolivia, todos países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), órgano regional fundado en 2004. También apoyaron el documento Congo, Libia, Ucrania, Sudáfrica, Paraguay, Chipre, Irán y El Salvador, entre otros.


Los otros tres antiterroristas cubanos encarcelados desde el 12 de septiembre de 1998 son Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González.



¿Assange es periodista?

Por Juan Gelman

Tomado de Página 12

Sí para algunos, no para otros, quién sabe para muchos. Este tema deriva, con presunción jurídica, de la voluntad de juzgar a Assange en EE.UU. que la Casa Blanca y varios congresistas no ocultan. Si el australiano es periodista y su difusión de documentos por Wikileaks es similar a la de cualquier periódico o agencia noticiosa, la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense impide que lo procesen: prohíbe expresamente la promulgación de toda ley que inhiba el ejercicio de la libertad de prensa. Hay que buscar otro camino legal o con visos de legalidad.

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes comenzó a explorar el asunto el jueves que pasó. Una de las alternativas examinadas en esta primera audiencia, a la que fueron citados siete fiscales, abogados y peritos, fue la aplicación de la Ley de Espionaje aprobada en 1917, cuando EE.UU. decidió participar en la Gran Guerra del ’14-’18 y la histeria belicista guiaba los pasos de gobierno y Parlamento. Raras veces surtió efecto, en ocasiones ninguno. El senador independiente Joe Lieberman y dos colegas republicanos presentaron un proyecto de ley que califica de ilegal la difusión de informaciones clasificadas y que permitiría, si se aprueba, echarle el guante al fundador de Wikileaks. Se escucharon opiniones contrarias en la audiencia.

Geoffrey Stone, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chicago, tachó de inconstitucional el proyecto de los tres senadores: aplicarlo a ciudadanos particulares que no son funcionarios del gobierno violaría la Primera Enmienda, aseveró. Ralph Nader, el repetido candidato a la presidencia por el Partido Verde, centró el problema en “la abismante falta de seguridad” que el gobierno muestra en el manejo de documentos delicados y subrayó: “La supresión de información ha provocado más pérdidas de vidas, verdadera amenaza a la seguridad estadounidense, y demás consecuencias que se atribuyen ahora a Wikileaks y a Julian Assange” (www.talkradio.com, 16/12/10).

Para el presidente del Comité Judicial, el representante demócrata John Conyers, no hay nada que punir: “EE.UU. se ha basado en la idea de que la libertad de expresión es sacrosanta –declaró–. No hay duda de que Wikileaks es muy impopular en estos momentos, pero ser impopular no es un delito y publicar informaciones agresivas tampoco. Me incomodan mucho los llamados insistentes de políticos, periodistas y otros presuntos expertos que demandan un proceso penal o medidas extremas” (www.rawsroty.com, 16/12/10).

William Keller, director ejecutivo del New York Times –uno de los cinco diarios que difunden los documentos filtrados–, tomó distancia: “No creo que (Wikileaks) sea la organización informativa de mi gusto, pero ha evolucionado. A lo largo de esta experiencia hemos considerado que Julian Assange y su alegre banda de provocadores y hackers son una fuente. No diría que pura y simple porque, como sabe todo periodista o director, las fuentes rara vez son puras y simples” (//blogs.forbes.com, 16/12/10). Agregó que lo perturbaría que el gobierno intentara procesar a Assange aplicando la Ley de Espionaje: “Dejando a un lado lo legal, eso me enviaría una señal de alarma... es una ley que se presta a los abusos”.

Kenneth L. Wainstein, socio de la firma internacional de abogados O’Melveny & Myers, sugirió en la audiencia que Wikileaks es un medio “fundamentalmente diferente” de otros porque se limita a recoger y difundir información sin la supervisión editorial que rige en las publicaciones tradicionales. Para Thomas S. Blanton, director del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington, “se aproxima cada vez más a una organización mediática”. Entonces, Assange ¿es periodista o no?

Abbe Lowell, abogado y miembro de la firma McDermott, Will & Emery, señaló que la respuesta a esa pregunta es un terreno resbaladizo desde el punto de vista legal que podría introducir fiscalizaciones ajenas en el proceso editorial. “En la historia de EE.UU., el reunir información y difundirla es periodismo clásico”, afirmó. No solamente allí.

Los objetivos de la Ley de Espionaje fueron los opositores a la entrada de EE.UU. en la guerra y sirvió para destruir al joven Partido Socialista. El senador demócrata Kenneth McKellar lo dijo con claridad cuando el proyecto se presentó ante el Congreso en 1917: “Si no logramos que la gente entre en razón para que sea leal, llegó el momento de obligarla a ser leal”. El representante republicano William Green fue más lejos: “No hay medida lo suficientemente severa para exterminar a esa canalla perniciosa”. No faltan personalidades norteamericanas que hoy piden el asesinato de Assange. A los 93 años de la promulgación de la Ley de Espionaje, poco ha cambiado la clase política de EE.UU.