martes, 14 de diciembre de 2010

DE LA PROPIEDAD Y OTROS EQUIVOCOS

Jorge Gómez Barata

Quien asuma la propiedad estatal como un invento marxista se equivoca como mismo es erróneo suponer que los liberales inventaron la propiedad privada, el mercado o el dinero. Aun cuando la humanidad adquiere conciencia del impacto de estas creaciones, a la vez motores del progreso y ejes de grandes debates e injusticias, no tiene a quien culpar excepto a sí misma. La historia de la propiedad, recuerda un palimpsesto sobre el cual se rescribe sin que los nuevos aportes borren completamente lo anterior.

En su esencia filosófica, la propiedad se refiere a un vínculo entre los individuos y las cosas, que evolucionó superponiéndose con la relación entre las personas. La propiedad, en sus diferentes formas fue primero un acto de posesión, luego de dominio y más tarde precepto sacralizado o demonizado por los estados, las leyes, las iglesias y las ideologías.

Por aparecer en épocas ágrafas, de lo cual no existen registros, se supone que las primeras manifestaciones de la propiedad tuvieron un carácter estrictamente personal referido a los bienes que cada individuo se agenciaba, que no compartía y que resultaban imprescindibles para sobrevivir: las pieles con que se cubrían, la lanza con que cazaban, la comida que obtenían, la cueva donde se guarecían y otras cuestiones análogas.

También de modo espontáneo apareció la exclusividad con que los clanes, las tribus, las familias y los propios individuos se posesionaron de la porción de tierra que necesitaban u ocupaban en la cual recolectaban, cazaban y sembraban y cuya defensa asumieron. De ahí que a la propiedad se le atribuya un origen natural, espontáneo, no perverso y que evoluciona con el hombre y junto con él se corrompe convirtiéndose en instrumento de diferenciación y dominación.

Según supuestos sustentados en estudios de antropología comparada, las diferentes civilizaciones llegaron a puntos de inflexión en los cuales la capacidad para allegar, cultivar o producir excedentes superó las necesidades; momento en que aparecieron el comercio, el intercambio y el dinero, produciendo una primitiva acumulación de la riqueza individual que dio lugar a intereses que al asociarse con el poder originaron las jerarquías, las clases sociales y el Estado.

Mediante guerras, conquistas y absorciones, en todas partes se produjeron ajustes territoriales que paulatinamente fueron concentrando territorios y poder hasta la formación de grandes e insaciables imperios que se apoderaban de nuevos territorios. En casi todas las civilizaciones se encuentran evidencias de que una parte de los espacios obtenidos eran repartidos como dádiva o botín, mientras la mayor parte quedaba como posesión de las estructuras de poder, dando lugar a una especie de patrimonio público y a primitivas formas de propiedad estatal.

Esos procesos, que maduraron a lo largo de miles de años, asociándose al fomento de las nacionalidades y las naciones, condujeron a la formación de los estados nacionales gobernados por castas reinantes que literalmente eran propietarias de los países y soberanos de las personas. Como alternativa a esa y otras realidades, aparecieron las doctrinas liberales, que reivindicaron la propiedad privada, los derechos económicos y tuvieron un éxito relampagueante, profundo y duradero.

La noción feudal sobre la propiedad tuvo su expresión más cabal en el siglo XV, cuando, las coronas europeas tomaron posesión de América convirtiendo al Nuevo Mundo en propiedad del estado español. La conquista y el colonialismo fueron mega confiscaciones de la propiedad de los pueblos originarios sobre el suelo que habitaban.

En las diferentes etapas por las que transitaron esos procesos en todas las culturas se crearon argumentos y se establecieron legislaciones y dogmas que justificaban y proporcionaban sustento ideológico a la propiedad privada y al poder, incluyendo la sacralización por vía de las religiones y las iglesias de lo cual el papel del papado en occidente y sus relaciones con las monarquías fue antológico. En los más antiguos códices, papiros y manuscritos se encuentran alusiones a la propiedad y su defensa, cosa que alcanza un acabado integral en códigos como los de Hammurabi y Napoleón, bases de la legislación moderna.

Uno de los más interesantes capítulos en la historia de la propiedad se relaciona con el comportamiento de los liberales norteamericanos.

A partir de 1620 los colonos británicos, como parte de una empresa privada, fundaron en Norteamérica 13 colonias sobre aproximadamente dos millones de kilómetros cuadrados, por los cuales no pagaron un centavo. Siglo y medio después aquellos asentamientos se convirtieron en los Estados Unidos que, mediante gestiones gubernamentales y con dinero público compraron Luisiana y Florida, razón por la cual cada pulgada de esos territorios fueron originalmente propiedad del Estado norteamericano que también “pagó” con dinero del Tesoro por Texas y otros espacios arrebatados a México. Como parte de su expansión territorial, el gobierno estadounidense confiscó las tierras de los pueblos originarios y luego las privatizó al entregarlas a los emigrantes europeos.

En honor a la verdad tanto los liberales que sostienen a ultranza la idea de la privatización de la tierra, el agua y otros bienes como también la errónea idea de que sólo el Estado debe poseer tales patrimonios, es ajena al devenir histórico y probablemente inviable. Tal vez sistemas políticos y modelos económicos que combinen las diferentes formas de propiedad de la tierra y los medios de producción sea más coherente con la naturaleza del fenómeno y con su evolución histórica. En cualquier caso: “La verdad es mezcla”.

La Habana, 14 de diciembre de 2010

PRESENCIAS EN COLOQUIO Y CAMPAMENTO

ADRIANA VEGA

Es mi obligación profesional contar, contar y contar todavía más que tras la quimera de los años jóvenes uno se involucra con ideales que luego respetará durante toda la vida, agradeciendo el no haberse equivocado y recibir el inmenso talento por haberlos reconocido.

Asumo por lo tanto la necesidad de relatar la experiencia que se vivió con la Delegación Argentina en el Sexto Coloquio sobre los Cinco en Holguín y también durante la Brigada de terrorismo mediático en Caimito, Campamento Julio Antonio Mella.

Todo comenzó con algunos encuentros regados con mojitos y cubas libres el primer día, cuando pudimos reconocernos, manifestarnos y armar una unidad que continuó cada minuto como si el tiempo hubiera decidido ser antesala y engranaje de todas las delegaciones presentes en los dos eventos, aparecidas desde los cánticos en el bus en viaje, descendiendo para saborear un helado o exponiendo cuando se daba la palabra.

Desde la mesa donde nuestro cartel del Movimiento Argentino lucía con las madres, hermanas y esposas de los Cinco en la mesa coordinadora o la magia de ir luego a almorzar junto a ellas y los hijos de las víctimas del Avión de Barbados derribado por los sin entrañas o más adelante conocer en Caimito a Vilma y Xiamara, “disidentes” que en el juicio de los 75 declararon a viva voz ser miembros de la Seguridad del Estado.

Periodistas internacionales, delegaciones europeas, centro americanas y del sur de nuestra América parloteábamos como pichones buscando el alimento que siempre Cuba ofrece en sus realizaciones puntuales.

En el final de este encuentro, más de trescientos cincuenta delegados aprobamos la Declaración Final del VI Coloquio Internacional por la Libertad de los Cico y contra el Terrorismo.

Trabajamos junto al Comité Internacional de residentes en Cuba,comité conformado por moradores arribados de todos los países y que la Isla cobija, por lo que recibe el nombre de internacional y con atribuciones en la Isla y EEUU, que es donde están presos los Cinco.

Estos Coloquios realizados en Holguín desde hace seis años han potenciado la jerarquía y la paulatina solidaridad que la colosal injusticia intensifica en miles de colaboradores fraternos.

Colectivamente las condenas de estos Cinco Hermanos hoy suman dos cadenas perpetuas más 99 años de prisión. Los recursos legales se agotan; tampoco han sido concedidas las visas múltiples al conjunto de los familiares, ni las misericordiosas para Olga y Adriana.

Mientras los Cinco guardan odiosa prisión, connotados terroristas internacionales son agasajados en universidades de Miami como Orlando Bosch Ávila; y Luis Posada Carriles que sólo será juzgado por engañar a las autoridades migratorias, y no por terrorista y responsable de la muerte de miles de seres inocentes.

Las declaraciones recientes del violento Francisco Chávez Abarca, mano derecha de Luis Posada Carriles que fue detenido en Venezuela el primero de julio y extraditado a Cuba; quitan la máscara a los planes contra la Isla, Venezuela y otros países de la región, que se idean con total impunidad desde EE.UU.

La falta de respuesta a la solicitud de extradición del criminal Luis Posada Carriles a Venezuela expedida hace más de cinco años por el gobierno bolivariano, y la negativa de extraditar a Argentina a Roberto Guillermo Bravo, autor del asesinato de dieciseis presos políticos, nos muestra en su real dimensión al gobierno de EE.UU. que carece de moral para hablar de derechos humanos, de lucha contra el terrorismo y que mantiene injustamente en prisión a los Cinco por más de doce años mientras que los violentos extremistas andan libres por las calles de Miami.

Al VI Coloquio Internacional asistieron más de 350 delegados de 56 países, y culminamos en una marcha de Banderas junto a los estudiantes holguineros que descolló en un final lluvioso, todos empapados pero sin moverse un centímetro y junto a los jóvenes entusiastas.

Los Cinco, cuyo caso es absolutamente político, sólo de la solidaridad internacional podrá obtener su retorno a la Patria Socialista y al seno familiar.Fue por lo tanto fundamental intensificar acciones durante los dos últimos años de la primera administración de Obama y que llevó a la conclusión de que debemos trabajar más unidos que nunca y multiplicar las acciones entre miles de manos que como un solo puño se levantan y forman los más de trescientos comités solidarios por su liberación en ciento once países, cuyos más de trescientos delegados de cincuenta de ellos asistieron al VI Coloquio Internacional por la Libertad de los Cinco y contra el Terrorismo y convocan inmediatamente a:

1. Ampliar el trabajo con parlamentarios, sindicalistas, religiosos, personalidades y movimientos sociales; extendiéndolo a sus homólogos en EE.UU. Solicitar pronunciamientos del Parlamento Europeo, Parlacen y Parlatino. Utilizar las diferentes resoluciones, mociones y otros documentos que ya han sido aprobados por los parlamentos con anterioridad.

2. Utilizar el documento recientemente emitido por “Amnistía Internacional” sobre los Cinco en todas las oportunidades que se crea conveniente; especialmente enviarlo a miembros del gobierno de la Administración estadounidense; lo mismo con la decisión del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas.

3. Continuar movilizando el desarrollo de las jornadas internacionales de solidaridad con los Cinco del 12 de septiembre (aniversario de sus arrestos) al ocho de octubre, destacando el seis de octubre declarado por Cuba “Día de las víctimas del terrorismo”; y el ocho de junio aniversario de la injusta sentencia de culpabilidad de los Cinco.

4. Crear nuevas formas de comunicación para que la verdad llegue a todas y todos y ampliar la divulgación del caso de los Cinco en los más vastos sectores sociales.

5. Realizar en Washington una conferencia internacional que convoque a personalidades de EE.UU. y diferentes países que demanden al Presidente Obama:

• Hacer uso de sus facultades y otorgar la libertad a los Cinco.

• Poner fin al bloqueo genocida contra Cuba.

• Respetar la voluntad de los pueblos del mundo.

6. Exigir el otorgamiento de las visas múltiples para todos los familiares y en especial para Olga Salanueva y Adriana Pérez. Apelar a la Comisión Internacional por el Derecho a Visitas Familiares; a Michelle Obama en su doble condición de mujer y de madre; y continuar estimulando las iniciativas y acciones de los comités.

7. Difundir y estimular la demanda de libertad para los Cinco, por parte de artistas, personalidades y líderes de opinión, a través de sus relaciones con medios de prensa escritos, radiales, televisivos y medios alternativos mediante carteles, postales, cartas, llamadas telefónicas, impresos, filmaciones, tanto a nivel local, nacional e internacional. Identificar un cantante conocido que esté dispuesto a escribir una canción sobre los Cinco y buscar cantantes de diferentes partes del mundo que la interpreten a la vez.

8. Organizar conferencias sobre el caso de los Cinco en universidades norteamericanas y en otras con juristas reconocidos.

9. Mantener informada a “Cuba información” de las acciones que se realizan para permitir apoyarse mutuamente en las campañas.

10. Incrementar la utilización de las redes sociales, como Twitter, Facebook, blogs, correos electrónicos, radios comunitarias, canales de TV e Internet.

11. Convocar demostraciones, conciertos, obras de teatro, exposiciones, concursos y actividades que denuncien el caso y reclamen la solidaridad desde todos los espacios culturales posibles. Estimular acciones deportivas como maratones, partidos de béisbol o fútbol, entre otros.

12. Denunciar la impunidad y el doble rasero de un gobierno que se dice en lucha contra el terrorismo; mientras ampara y otorga protección a terroristas internacionales como Luis Posada Carriles y Orlando Bosch Ávila. Exigir el cese de la impunidad, el desmantelamiento de las organizaciones terroristas con sede en Miami; y el juicio y castigo a los asesinos de nuestros pueblos.

13. Reproducir el documental “Razones de Cuba” que el Comité Argentino entregó a cada agrupación hermana porque contiene las declaraciones del terrorista internacional Francisco Chávez Abarca, y para denunciar las formas del terrorismo contra Cuba y nuestros pueblos.

14. Utilizar la digitalización de la nueva gráfica por los Cinco, para ampliar su reproducción en los diferentes países.

15. Hacer un llamado, en el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes a celebrar en Sudáfrica, de respaldo a la demanda universal para que el Presidente Obama libere inmediatamente y sin condiciones a los Cinco Héroes cubanos.

Como integrantes participamos del mencionado VI Coloquio Internacional por la Liberación de los Cinco y además contra el Terrorismo Mediático que culminó luego de intensas jornadas de trabajo donde periodistas, comunicadores sociales, activistas comunitarios y blogueros de dieciocho naciones conformamos la Primera Brigada Internacional de Lucha contra el Terrorismo Mediático, oficialmente constituida en el Campamento Julio Antonio Mella, por la presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, Kenia Serrano Puig.

Dicho contingente, de más de sesenta concurrencias, fue también expresión del movimiento de solidaridad con la isla caribeña, que a lo largo del mundo hace importantes contribuciones para derrotar el gran muro de silencio sobre la verdad de la Revolución Cubana y los cinco antiterroristas injustamente encarcelados en Usa.

De igual manera, se llamó a intensificar la solidaridad entre los pueblos y aprovechar las bondades de la nueva era digital en la búsqueda de diversas vías para derrocar el cerco mediático impuesto por las grandes transnacionales de la información.

Entre las actividades de la Brigada, los viajeros destacaron intercambios con blogueros cubanos y periodistas de órganos de la prensa digital de Cuba.

Con el lema: “Cese la injusticia. ¡Libertad ya!” en Holguín, en el Campamento J. A :Mella y toda Cuba se vivieron días de intensa elaboración y fervientes ponencias por la libertad de nuestros hermanos y el desenmascaramiento del terrorismo mediático, todos unidos y entusiastas en una fraternidad inconmensurable y unida, que fue de gran experiencia para los asistentes.

Buenos Aires, 14 de diciembre de 2010

Año 52 de la Revolución