viernes, 10 de diciembre de 2010

Declaración final en favor de los Cinco por participantes en el Foro de la Sociedad Civil Cubana

DECLARACION FINAL

Reunidos en La Habana, Cuba, el 10 de diciembre de 2010, Día Internacional de los Derechos Humanos, 115 delegados de 74 organizaciones de la sociedad civil cubana, y 5 organizaciones regionales e internacionales con sede en Cuba, participantes en el Foro de la Sociedad Civil Cubana por la Liberación de los Cinco, acuerdan exponer lo siguiente:

1. Los integrantes del panel expositor han brindado al Foro una amplia y actualizada información acerca de la situación de los cinco antiterroristas cubanos, privados de libertad desde hace 12 años, en cárceles de los Estados Unidos: Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, René González, Ramón Labañino y Fernando González, que revela objetivamente las violaciones de la legalidad realizadas durante el proceso penal seguido contra ellos por parte de autoridades y tribunales actuantes en el caso.

2. Condenamos las violaciones de los derechos humanos de dichos prisioneros, perpetradas desde el momento de su detención, a través de todo el proceso judicial y durante el tiempo de encarcelamiento y el cumplimiento de las injustas penas impuestas, evidentemente ilegales.

3. El caso de los Cinco es absolutamente político. Ha sido el juicio más largo en los Estados Unidos, silenciado por la gran prensa cómplice, a pesar de las evidentes violaciones de las leyes y lo injusto del proceso judicial seguido contra ellos. Mientras los Cinco guardan prisión injusta, terroristas internacionales como Orlando Bosh Avila y Luis Posada Carriles pasean libremente por las calles de Miami y reciben homenaje en una Universidad de esa ciudad.

4. Es necesario divulgar la verdad sobre el caso de los Cinco. Estos cubanos lograron infiltrarse en las redes terroristas anticubanas en Miami. Su actuación consistió solamente en prevenir actos terroristas contra Cuba, pues es de todos conocido que en Miami radican y actúan impunemente grupos terroristas que han sembrado la muerte de personas inocentes en nuestro país y en otros países, han planeado cientos de proyectos y ejecutado asesinatos y sabotajes para destruir nuestra economía, trasmitir enfermedades en la población, y atentar de otros modos contra la paz, la estabilidad y el desarrollo de Cuba.

5. La celebración de un juicio amañado, en el territorio mismo de la Florida donde radican esos grupos, y a pesar de la falta de pruebas que demostraran haber cometido actos o buscar información sobre cuestiones de seguridad nacional para los Estados Unidos, fueron condenados a injustas penas de prisión. Aunque tres de los cinco fueron resentenciados y se logró que fueran quitadas las cadenas perpetuas impuestas a Ramón y Antonio, las nuevas sentencias resultan igualmente injustas. Gerardo fue condenado a dos cadenas perpetuas y 15 años de prisión y ha permanecido en cárceles de máxima seguridad. Cuba ha responsabilizado al gobierno norteamericano por la falta de atención médica ante la grave situación de salud por la que atravesó cuando se enfermara, al ser enviado este año nuevamente, de manera arbitraria, a la celda de confinamiento solitario.

6. Los abusos a que han sido sometidos los cinco héroes cubanos durante la prisión, constituyen igualmente una violación flagrante de los derechos humanos y de los Pactos, Acuerdos y Convenciones internacionales que rigen el Derecho Humanitario. Durante el largo período de reclusión, estos cinco cubanos han afrontado los mayores obstáculos para ejercer sus derechos y han sido sometidos a crueles castigos, incluyendo largos períodos de confinamiento solitario.

7. Resulta ilustrativo que desde el 27 de mayo de 2005 el Grupo de Trabajo Sobre Detenciones Arbitrarias de la entonces Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas declaró ARBITRARIAS las detenciones de estos cinco cubanos e instó al Gobierno de Estados Unidos a adoptar de inmediato las medidas necesarias para solucionar dicha situación. Esta decisión constituye el primer cuestionamiento de ese grupo sobre un juicio efectuado en Estados Unidos.

8. La lucha por la libertad de los Cinco constituye ya un reclamo de la comunidad internacional. Se han sumado a esta demanda organizaciones sociales, políticas, de profesionales, gobiernos, parlamentos, personalidades de la cultura, de la ciencia, Premios Nobel, juristas, instituciones de la sociedad civil y otras más, en gesto solidario en la defensa de esta causa justa. Las organizaciones de la sociedad civil cubana presentes en este Foro, alzamos nuestra voz para exigir justicia a favor de la liberación de los cinco héroes cubanos. Instamos a todas las personas y organizaciones amantes de la justicia y los más elevados sentimientos humanos a que se unan a nuestro reclamo. Es necesario que todos los presentes incrementemos la información del caso de los Cinco a través de correos electrónicos o por otras vías a los integrantes de nuestras redes, amistades y familiares, solicitando sus acciones solidarias consistentes en el envío de mensajes, o realización de llamadas telefónicas a las oficinas del Presidente de Estados Unidos, solicitando que los cinco sean liberados mediante el uso de sus facultades legales y constitucionales de decretar su libertad.

9. Hacemos un llamado a la solidaridad internacional y especialmente al pueblo de los Estados Unidos, para que respalden la demanda del pueblo cubano de que sea rectificada esta injusticia por parte del Presidente de este país, Barack Obama. ¡La solidaridad internacional podrá lograr su regreso a la patria y a su familia!

En este Día de los Derechos Humanos honramos la actitud heroica de Gerardo, Fernando, Ramón, René y Antonio que simbolizan la decisión de nuestro pueblo de defender la Patria y los valores de justicia, libertad y solidaridad que ellos heroicamente representan. Asimismo, apoyamos la conducta digna y valiente de sus familiares, a quienes admiramos y les ratificamos que continuaremos junto a ellos en esta batalla por la verdad hasta lograr su libertad, denunciando la injusticia y crueldad de que son víctimas sus seres queridos.

¡Volverán!

(fdo.) Los representantes de las organizaciones de la Sociedad Civil de Cuba, participantes en el Foro:

Los compromisos de Obama

Por Lorenzo Gonzalo

Foto © Virgilio PONCE

Los sucesos últimos acaecidos en Washington, donde el Presidente Obama ha optado por apoyar la suspensión de los recortes de impuestos a los ricos, aprobada en la época de George W. Bush, confunden a muchos y complace a otros.

Confunden a quienes votaron por Obama en las elecciones presidenciales y complace a aquellos que en el afán de salir de la crisis, optan por la negociación y un gobierno tranquilo sin roces partidistas.

A cambio de la decisión del Presidente, la promesa republicana es apoyar una extensión a las ayudas por desempleo, las cuales terminan en breve y significarían dejar en la calle sin un centavo de ingreso a cerca de siete millones de personas.

Los expertos y asesores de la Casa Blanca alegan que el circulante que se mantendrá en la calle ayudará a la creación de empleos, toda vez que favorecerá sostener el aumento de la demanda.

La economía es una ciencia compleja, donde no basta con que las personas requieran de una serie de objetos, sino que además tengan el dinero para obtenerlos. Dentro de ese espectro y aceptando que obtengan el instrumento cambiario, es necesario dejar transcurrir un tiempo para que los productos en demanda, no existentes en los anaqueles, sean producidos. Se añade luego el costo de producirlos. Como se trata de una economía donde la anarquía productiva es permitida, hay que contar con la complacencia de los productores en relación a la ganancia que obtengan que, de no ser satisfactoria, suspenden la producción en espera de mejores oportunidades. Esos, y muchos más elementos están envueltos en el resultado final de todo proceso de demanda y oferta.

La crisis económica de Estados Unidos, entre otros factores, es debida a un aumento del desempleo cuyas cifras algunos autores calculan que ya alcanza el 18%. Eso significa que faltan fuentes de trabajo y sabemos que ese hecho está vinculado a la ausencia de una industria manufacturera que se trasladó en el pasado a otros países, principalmente a China. Las razones fueron gananciosas. En esas naciones la mano de obra es más barata porque el nivel de vida es menos y tienen una corta historia de desarrollo, a la vez que están menos extendidos los salarios. La solución ante la crisis es buscar fuentes de trabajo para los estadounidenses.

El problema principal que surge para un Presidente, en un país donde la Administración del Estado es cuestión circunstancial, ligada no solamente a temas de índole nacional sino a una oscura imagen internacional y donde la misma se funda en la alternancia entre similares intereses, es que al final los presidentes descubren que sus labores administrativas son mutiladas por razones de mera política electoralista.

Eso está ocurriendo en Washington en estos momentos. La maniobra de Obama, procurando complacer a los republicanos y los conservadores demócratas, al extenderle el período de gracia a los ricos para que paguen menos impuestos, confunde a quienes por convicción votaron por él. Son esas personas las que en otras circunstancias y ante estrategias políticas orientadas a alcanzar logros sociales sólidos, se sienten defraudadas, terminando muchas de ellas en una verdadera depresión política. Consciente o no, esos resultados son convenientes a los defensores del status quo.

Cuando el presupuesto del país sobrepasa ciertos límites capaces de poner en juego la seguridad nacional, como ocurre precisamente en estos momentos, a los republicanos y conservadores demócratas, la primera idea que les viene a la mente es recortar los gastos sociales. O sea, todo servicio prestado por el estado a los más necesitados y a la persona media, ya sea de salud, escuela, preventivo, los retiros por vejez y aun los relacionados con la fuerza pública, son considerados de segundo orden. Nunca se les ocurre disminuir los gastos militares y sobre todo aquellos relacionados con las setecientas ocupaciones de territorios extranjeros que significan sus bases militares, diseminadas por todo el mundo.

En esta lucha está envuelto Obama, pero principalmente debe seguir los consejos de los “asesores” que están allí como garantes de la alternancia de su Partido y no para impulsar las ideas novedosas que este Presidente ha elaborado a lo largo de su vida política. Obama es el único Presidente que ha vivido en terceros países, contemplado la miseria de primera mano, ha podido identificarse con los excluidos de su país por razones de raza y ha edificado un pensamiento desprejuiciado de concepciones económicas. Lo único que quizás no haya superado, es su identificación con los procedimientos del poder político, el cual contiene fuertes contenidos raciales y no responde a las realidades de la nación que representa.

Los gobiernos, las personas, las naciones y la convivencia requieren de negociaciones y compromisos, pero requiere para ello respuestas similares. Los republicanos no las han tenido. Los conservadores de Washington nunca han procedido en buena lid cuando de compromisos se trata. La idea de que actuando de esta manera, extendiendo la gratificación para el 2% de la población privilegiada de Estados Unidos, va a obtener la bendición para mantener las migajas de la reforma de salud que penosamente hizo aprobar y las regulaciones magras al sistema financiero, está equivocado.

Wall Street se ha retorcido en el piso por las heridas infligidas por sus desquicios, pero las regulaciones para contenerlo no pueden con su energía. Por eso lo vemos cómo se levanta por momentos y parece tener la fuerza de un toro miura cuya estocada no acertó ningún punto sensible.

Una personalidad como la de Obama, si pudiera triunfar o al menos dejar un legado de lucha por nuevas conquistas sociales, solamente puede adelantar si confía y busca el apoyo de los convencidos que le dieron votos. De aquellos que votaron por convicciones y no llevados por la imagen del joven negro que podría hacer historia por ser el primer presidente de esa raza.

Por lo pronto hay disgusto en muchas personas del país, a pesar de que el Presidente aún conserva el 47% de apoyo en la opinión pública.

Miami, 9 de Diciembre del 2010

*Lorenzo Gonzalo, periodista cubano residente en los EEUU y subdirector de Radio Miami


¿OFENSIVA o NO?

La hora de añadir una ofensiva a los otros frentes de batalla por la segunda y final liberación de los pueblos de La Patria Grande es ya. Las fantásticas y unitarias alianzas latinoamericanas y caribeñas que últimamente se vienen integrando como ALBA, Unasur, CARICOM y Río ofrecen una gran oportunidad de impulsar esta larga lucha por la independencia.

¿No son ya más de 160 años de explotación, saqueo, invasiones, asesinatos, dictaduras, engaños, afrentas, oprobios y usurpación de territorios suficientes?

El actuar a la defensiva como Cuba ha hecho durante las últimas cinco décadas es grandioso. El ofrecer la otra mejilla como hace dos milenios predicó el maestro Jesucristo es formidable. La contundente batalla de ideas que? se viene desarrollando desde hace muchos años también es temible. La altruista lucha por la paz global que el maestro absoluto Fidel viene inspirando y reforzando es del mismo modo admirable.

Sin embargo, con todos estos nobles e inteligentes frentes de batallas relativamente no mucho progreso se ha hecho pues el imperio continua prácticamente inmutable sin escuchar, ni realmente cambiar, ni interesarle nada que no sea su hegemonía y dominio capitalista.

Una valiente ofensiva podría comenzar contra la mascota imperial de la OEA y extenderse a otros centros de inteligencia, corrupción y conjura internados ya en La Patria Grande como USAID, telecomunicaciones extranjeras, bancos y embajadas.

Desmantelar la OEA seria una excelente primera acción en la ofensiva. Y al igual que se hizo con Cuba en el mismo Honduras, Tegucigalpa se expulsaría de la OEA. De fracasar esa medida los países del ALBA y Unasur por ejemplo, cerrarán permanentemente sus oficinas en esa organización.

La próxima movida podría ser cerrar las oprobiosas oficinas de USAID. La siniestra USAID inició? actividades en 1946 bajo el régimen de Harry Truman, el mismísimo cesar imperial que desató el terror atómico sobre las indefensas ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki. Desde entonces USAID ha distribuido más de 200 mil millones de dólares a sus intereses militares y políticos en los países donde ejerce su dominio. ¿Hasta cuándo?

Si Se Puede; Cuba pudo.

Latinos sin Fronteras, Los Ángeles.