jueves, 9 de diciembre de 2010

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 10 DE DICIEMBRE DE 2010

AUDIO

Otro acontecimiento histórico en este país centroamericano ha ocurrido a inicios de semana, pues el lunes 6 de diciembre ha llegado a El Salvador en visita oficial, el señor Canciller de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, quien ha desarrollado una nutrida agenda en la que se incluyen encuentros con autoridades y funcionarios locales, visitas a lugares históricos, y rendido tributo a personalidades salvadoreñas ya fallecidas.

En esta primera visita de un canciller cubano al país, las actividades han iniciado con el encuentro con diputados de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Legislativa, en el que se expresó la importancia de las relaciones diplomáticas reabiertas en junio del año pasado, destacando las buenas perspectivas para el desarrollo de las relaciones políticas, económicas y comerciales con El Salvador; además, en la reunión se resaltó los reconocimientos al apoyo de la Isla en áreas de educación y la salud a los pueblos latinoamericanos, y en particular al país.

Aprovechó para informar sobre el proceso de consulta con la población que se lleva a cabo en toda Cuba sobre los desafíos que ha planteado la crisis económica mundial y el bloqueo económico que los Estados Unidos mantiene desde inicios de la Revolución Cubana, y previo al Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, a celebrarse en la segunda quincena de abril próximo.

Luego del intercambio con los parlamentarios también se ha reunido con el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, y con el vicepresidente y Ministro de Educación, Salvador Sánchez Cerén, con quienes se confirmó la amistad y solidaridad mutua que ha existido entre los pueblos hermanos. Asimismo, ha participado en la colocación de una ofrenda floral en la tumba del fallecido líder de izquierda, Schafik Handal, lo mismo que hizo al visitar la cripta de Catedral Metropolitana, en donde descansan los restos de monseñor Oscar Arnulfo Romero, asesinado en marzo de 1980 por los escuadrones de la muerte.


Por último ha sostenido el lunes por la noche una reunión con el Presidente salvadoreño, Mauricio Funes Cartagena, con quien conversó ampliamente
sobre distintos temas de interés para los dos países; posteriormente el mandatario ofreció una cena con motivo de la visita del canciller cubano. Entre los asuntos tratados en el encuentro sobresalen los distintos proyectos de cooperación entre Cuba y El Salvador, en materia de salud, educación, comercio, cultura, entre otros.

La presencia del canciller Bruno Rodríguez Parrilla en El Salvador se produce luego que Mauricio Funes realizara el 4 y 5 de octubre pasado una visita oficial a Cuba, donde ambos gobiernos firmaron los primeros cuatro proyectos de cooperación de un total de 10 convenios. Asimismo, El Salvador y Cuba trabajarán conjuntamente en programas relacionados con la prevención de desastres y con un acuerdo en materia de aeronáutica.

Para los amigos de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.

Wikileaks, el ordenador de Raúl Reyes global

07/12/2010

Pascual Serrano

Observando los titulares internacionales del periódico en español elegido por wikileaks para difundir los famosos documentos diplomáticos sentí una sensación familiar, una especie de déjà vu geopolítico. La edición de El País del 7 de diciembre fue clarificadora: los papeles de wikileaks, eran como la resurrección del ordenador de Raúl Reyes, pero a lo grande, a lo global. Como se recordará, tras bombardear en 2008 un campamento de la guerrilla colombiana de las FARC en territorio ecuatoriano, el gobierno de Álvaro Uribe comenzó a airear en sus medios de comunicación amigos todas las informaciones que confirmaban sus teorías, interpretaciones y acusaciones.

La fuente incuestionable era, según afirmaban, los archivos informáticos encontrados en un ordenador que milagrosamente no sufrió daños en el bombardeo y que, al parecer, era propiedad del comandante de la guerrilla Raúl Reyes. Fue todo un culebrón periodístico, durante meses y meses, cuando alguien molestaba o no le gustaba al gobierno colombiano -una ONG, un mediador suizo, un periodista, un gobernante latinoamericano o una organización de derechos humanos- milagrosamente aparecía en un documento del ordenador como socio o financiador de la guerrilla. Inmediatamente, todo un coro de medios de comunicación afines reproducían sin cuestionar los supuestos contenidos informáticos, a los que sólo el gobierno colombiano, su ejército o su fiscal parece que tuvieron acceso.

Este sistema parece que ahora se está aplicando a lo grande con wikileaks. Sólo en la edición del 7 de diciembre encontramos que “Corea del Norte vende misiles a Irán y Siria”, “ Teherán y Damasco siguen abasteciendo a Hamás y Hezbolá”, “Chávez y el narcotráfico financian la Nicaragua de Ortega”, “jueces sandinistas están al servicio de bandas criminales”, “Daniel Ortega se ha vuelto loco y es una amenaza para el país”, “el ex ministro de Interior sandinista descargaba los aviones de droga de Pablo Escobar”. Ya los días anteriores leímos que los servicios de inteligencia cubanos controlaban Venezuela, Bolivia negociaba venta de uranio a Irán, Chávez compra lealtades en el seno del Ejército de Bolivia, Morales padecía un tumor grave en la nariz, “presencia de técnicos iraníes en la minería venezolana”, “promesas de cooperación nuclear entre Teherán y Bolivia”, “la presidenta argentina remitía casi todos los asuntos oficiales a su marido”, “Pakistán da apoyo encubierto a grupos terroristas”... Frente a este panorama inquietante, corrupto y desestabilizador, los países occidentales salen muy bien parados en los titulares de El País sobre los papeles de wikileaks: España está preocupada por la aparición de un Estados sin control en el Magreb, EEUU vigila a la rama magrebí de Al Qaeda, la Otan aprobó un plan para defender a los países bálticos, Polonia quiere que EEUU le proteja de Rusia.


Es el paraíso informativo del Departamento de Estado norteamericano. Todo de lo que siempre quiso convencernos y nunca le hubiéramos creído, ahora aparece milagrosamente en unos papeles que no tenemos opción de cuestionar porque sólo los muchachos del diario El País tienen en su formato original (todo lo que circula por internet es en bruto, en inglés y ya censurado por el cártel de los cinco medios elegidos por wikileaks).


En un mundo donde toda la información publicada y difundida tiene detrás a una fuente o un grupo de poder interesado, los documentos de wikileaks, como el ordenador de Raúl Reyes, cumplen las condiciones perfectas para convencernos. Al proceder de una fuente original son excepcionalmente valiosos desde el punto de vista informativo. Al estar redactados para su utilización privada son totalmente sinceros. Y el haber sido logrados de una forma poco ortodoxa, arrebatados a sus dueños, les convierten en indiscutiblemente veraces.


Sólo hay un asunto que resulta sospechoso, muy sospechoso: los papeles reveladores siempre dicen lo que el poder quiso que nosotros pensáramos.


Pascual Serrano es periodista. Acaba de publicar el libro "Traficantes de información. La historia oculta de los grupos de comunicación españoles". Foca. Noviembre 2010


Falleció el periodista cubano Alfredo Viñas Alonso

Miércoles, 08 de diciembre de 2010

A la edad de 78 años, falleció el periodista Alfredo Viñas Alonso. Su intensa vida profesional se inició al graduarse de la antigua Escuela Profesional de Periodismo “Manuel Márquez Sterling”.

En 1955 fundó junto a Luis Orlando Rodríguez el periódico La Calle y laboró en otros periódicos habaneros de la época. Integró la célula de los periodistas del Movimiento 26 de julio y participó en la huelga del 9 de abril de 1958.

Al triunfo de la Revolución, junto a otros colegas, intervino varios diarios comprometidos con el régimen batistiano y fue vicedecano del otrora Colegio Nacional de Periodistas.

En junio de 1959 se integró al equipo fundador de la Agencia Prensa Latina hasta 1961 en que participó en la fundación de Radio Habana Cuba, de cuya emisora fue Director General. Asimismo, entre los años 1966 y 1967 fue subdirector del Periódico Granma. Participó en disímiles coberturas de prensa en el exterior.

Fue fundador de la UPEC y mereció entre otras condecoraciones la de Combatiente de la Lucha Clandestina, las Distinciones “Félix Elmuza” y “Raúl Gómez García” y las Medallas Conmemorativas XXX y XL Aniversario de las FAR.

Cuando se jubiló hizo labores editoriales en el Ministerio de Cultura. Al morir era miembro de la delegación de base de jubilados de la UPEC.

La presidencia de la UPEC, y sus colegas todos dan su más sentido pésame a sus familiares y amigos.

Tomado de Cubaperiodistas


El menú de Wikileaks

Por Juan Gelman

Se explica la saña con que la Casa Blanca persigue a Wikileaks: las amenidades han quedado atrás y ahora sirve el primer plato. Y no se crea que el paquete de chismes, groseros o divertidos, ha dejado de causar impacto. Trascendió que Obama proyecta cambiar personal de las embajadas que produjeron más irritación a diferentes gobiernos. El Departamento de Estado, el Pentágono y la CIA han comenzado a estudiar los reemplazos necesarios.

Esta reorganización no se produce porque el mandatario norteamericano haya asumido la responsabilidad de lo ocurrido: “Tendremos que sacar a alguna de la mejor gente –manifestó un alto funcionario de seguridad nacional– porque teme que no le devolverán la confianza en los países en los que sirven” (www.thedailybeast.com, 4/12/10). Se adelanta que muy probablemente cambiará de destino Gene Cretz, el embajador en Libia que destacó, tal vez con envidia, la voluptuosidad de la enfermera ucraniana y rubia que acompaña a Khadafi cuando viaja. Tayyip Erdogan, primer ministro de Turquía, amenazó con querellar a Eric Edelman, ex embajador de EE.UU. en Ankara, que en el 2004 afirmó que el premier escondía una fortuna en bancos suizos. El Departamento de Estado está aprendiendo que en diplomacia hay detalles que es mejor no precisar.

El primer plato de Wikileaks, después de las entradas, es sin duda fuerte. Devela los planes secretos de la OTAN para instalar nueve divisiones de tropas de combate estadounidenses, británicas, alemanas y polacas en los tres estados bálticos y un elenco de puertos de Alemania y el norte de Polonia que recibirán fuerzas navales de asalto y buques de guerra de EE.UU. y Gran Bretaña “en la eventualidad de una agresión armada (de Rusia) contra Polonia” (www.guardian.co.uk, 6/12/10). Una agresión muy improbable. Más bien parece un fortalecimiento del cerco en torno a Rusia.

Otras salsas: Brasil tiene una sed “insaciable” de armamento y colabora secretamente con EE.UU. en la lucha contra presuntos terroristas de San Pablo y la Triple Frontera: “con paranoia”, porque no quiere que se sepa. El Líbano está dispuesto a que Israel lo invada, con ciertas condiciones. El Departamento de Estado se siente frustrado porque hay multimillonarios sauditas que financian a los talibán y Al Qaida. Corea le proporciona misiles a Irán y Siria. Se estableció una lista de instalaciones en los cinco continentes que EE.UU. estima vitales para su seguridad nacional. En una palabra: los documentos filtrados pintan el paisaje del nuevo desorden mundial.

Un capítulo aparte es el cable de fecha 15 de mayo de 2009 que la embajada estadounidense en Tel Aviv envió al departamento que dirige Hillary Clinton. Se titula “¿Israel, tierra prometida del crimen organizado?”. Señala que tres figuras prominentes involucradas con el crimen organizado solicitaron y obtuvieron sendas visas para participar en una “convención relacionada con la seguridad” en Las Vegas. Zvika Ben Shabat, uno de los tres, es presidente de la H.A.Sh Security Group (www.mokedhas.co.il), una compañía que se dedica –precisa el cable– “al desarrollo de tecnologías y ya está presente en muchos mercados del mundo, entre ellos, Dinamarca, Bruselas, Italia, Nueva York, Singapur, Sudáfrica, Kenya, Nigeria, Sri Lanka y más. Ofrece tecnologías de seguridad para identificar y vigilar teléfonos celulares, vehículos, estructuras, computadoras, infraestructura y tecnologías WIFI”. Para espiar, pues.

El presidente del sector Seguridad de la H.A.Sh es el mayor general (R) Dan Ronen, ex encargado de coordinar el servicio de seguridad nacional y el ejército israelí “en la batalla contra el terrorismo” (www.sotpconvention.com), y su empresa opera en casi todo EE.UU. en aeropuertos y dependencias gubernamentales. ¿El título del cable del embajador de EE.UU. en Israel tendría una respuesta afirmativa? La actividad de esta mafia fue investigada por Carl Cameron, periodista de Fox News, hace años ya: el 17 de diciembre de 2001 informó que “el crimen organizado israelí presuntamente actúa en Nueva York, Miami, Las Vegas, Canadá, Israel y Egipto. Se alega que trafica cocaína y éxtasis... según documentos clasificados que obtuvo Fox News, vigilan los teléfonos celulares, bípers y hasta los teléfonos de las casas de los policías. (www.informationcleasringhouse.inf).

La posibilidad de cerrarle la boca a Wikileaks es cada vez más tenue. Assange está detenido, el sitio fue bloqueado y vuelto a bloquear, Amazon lo expulsó de su hospedaje, PayPal le canceló el servicio y un banco suizo le congeló la cuenta. Pero cuando se escriben estas líneas más de mil sitios en todo el mundo facilitaban el acceso a los documentos filtrados (www.guardian.co.uk, 51210). El diario libanés Al Akhbar ha publicado 183 cables de ocho embajadas estadounidenses en Medio Oriente y el norte de Africa que no dieron a conocer los cinco diarios que publican las filtraciones de Wikileaks. ¿Documentos que Assange adelantó previendo más presiones del Departamento de Estado que impedirían su publicación? Al parecer, el plato fuerte no se ha servido todavía.