jueves, 2 de diciembre de 2010

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 03 DE DICIEMBRE DE 2010

AUDIO

Casi a finales del 2010, cuando en El Salvador ya se considera el próximo año como pre electoral, pues en 2012 se celebrarán elecciones para diputados y concejos municipales, en un nuevo contexto, en el que ya la derecha no gobierna el ejecutivo, las previsiones o proyecciones de cada instituto político contendiente tiene en este momento un valor no despreciable.

Varias empresas de investigación de la opinión pública han dado a conocer sus estudios, mientras otras están por hacerlo, y en todos los casos se coincide en las principales preocupaciones de los salvadoreños que reiteran principalmente la situación de la economía y el alto costo de la vida; cuando aún se sufren los efectos de la crisis financiera mundial, acentuada en el caso de El Salvador, por su vinculación insalvable de tener dolarizada su economía, y el que en este país se haya implementado en los años previos, de manera casi religiosa, el ajuste estructural que los organismos internacionales mandaron, con sus consecuencias que afectan principalmente a las mayorías de las clases medias y pobres.

Asimismo, la inseguridad, la lucha contra la impunidad y la corrupción, son otras deudas que aún afectan a la sociedad, que aspira a que los cambios que progresivamente se ponen en práctica, al fin den el viraje positivo que todos esperan, aún en contra de quienes por intereses políticos prefieren ver fracasar al actual gobierno, saboteando o rechazando las medidas y programas emprendidos, aunque con ello la crisis se profundice.

En este panorama, el FMLN, que llevó a la presidencia al periodista Mauricio Funes, continúa a la cabeza de las preferencias electorales, según se deduce de los resultados de la última encuesta del Instituto Universitario de Opinión Pública de la Universidad Centro Americana – UCA -, dirigida por los jesuitas, y en la que se revela el favorecimiento hacia el partido de izquierda, a quien la intención de voto, si las elecciones fueran esta semana, es de 33,3 %. Mientras que el 17,2 % votaría por la opositora ARENA, y solo 3,1 % lo haría por GANA, precisamente resultado del cisma en el ex partido gobernante.

El resto de partidos obtendrían todos juntos 3,6 %, mientras 19,8 % de los que fueron encuestados no votarían por ninguno, y 23,2 % se abstuvieron en su intención de voto. En consecuencia de esta investigación de la opinión pública también se concluye que el FMLN mantiene una clara ventaja respecto a ARENA, aunque se percibe una leve recuperación de esta última al final del presente año.

Lo que sí se evidencia es que todos los partidos políticos ya trabajan en función del próximo evento electoral, y sus principales aliados también juegan para influenciar en la opinión pública; tal es el caso de los gremios de grandes empresarios que se han declarado indiscutiblemente en opositores del gobierno de Mauricio Funes, asumiendo algunos de sus dirigentes protagonismo político, y a quienes regularmente se les ve criticando o respondiendo casi de inmediato a las decisiones o planteamientos hechos por el gobernante o por sus cercanos colaboradores; algunas veces pareciendo más como dirigentes de un partido opositor, en consonancia al aún pobre perfil que demuestra la derechista Arena, luego de no recuperarse de la derrota electoral del año pasado, y de la grave división interna que aún afecta a su interior.

Para los amigos de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


DESALOJO DE VENDEDORES EN SAN SALVADOR NO ES SOLUCIÓN, ES OTRO PROBLEMA

Comité FMLN en Suecia

Queriendo sustituir y maquillar promesas electorales incumplidas, como el famoso metrobus y otros, el alcalde arenero de San Salvador Norman Quijano, se ha lanzado a la aventura de limpiar de vendedores informales las calles céntricas de la capital.

La semana recién pasada dio comienzo el desalojo forzado, empleando para ello al cuerpo policial de la alcaldía CAM, que viéndose rebasado por la oposición de los vendedores con conatos de violencia, pidieron la ayuda y refuerzo de la UMO de la PNC, con saldo de heridos y capturados.

Tal parece que el plan de Quijano es que el centro de San Salvador se vea bonito, al margen que para ello deje en la incertidumbre a miles de personas que desde hace algunos años encontraron en la venta informal y callejera, la única forma de llevar sustento a sus familias.

Para hablar con responsabilidad, diremos que administraciones municipales pasadas, también trataron de encontrar alguna solución a la saturación que las principales calles del centro de San Salvador, presentaban de ventas de todo tipo y la imagen de congestión y caos que esta refleja; no obstante que esto trae aparejado algún porcentaje de ilícitos en ese entorno, no es cierto que la mayoría de los vendedores participen de hechos delictivos; sino por el contrario son padres y madres de familia que como cientos de miles de salvadoreños luchan día a día por ganar con un mínimo de decoro lo elemental para cubrir las necesidades elementales para sus hijos.

El Salvador es un país en donde el tejido productivo especialmente el agrícola fue desmontado por los distintos gobiernos areneros, que tenían planeado que al impulsar el modelo económico neoliberal, a El Salvador le correspondería el rol de servicio dentro del contexto de países con ese modelo. Esto en lugar de ese sueño de derecha, impulsó con mayor fuerza dos corrientes migratorias, una del interior hacia las ciudades; especialmente a la capital, que ya había comenzado durante la guerra civil y otra hacia el exterior, lo que convierte a El Salvador en el país de la región centroamericana con más habitantes fuera de sus fronteras; especialmente en Estados Unidos.

Paradójicamente la corriente migratoria hacia el exterior se ha convertido desde hace muchos años en factor de estabilidad económica para el país, aportando en algunos momentos más del 18% del Producto Interno Bruto, que además vienen como divisas limpias.

Por el contrario la corriente migratoria interna no ha tenido más salida que encontrar en el sub empleo una manera de sobrevivencia casi rayando en lo elemental. Un porcentaje elevado llegaron para engrosar los tugurios, único lugar en donde pudieron encontrar sitio para asentarse y para sobrevivir, se convirtieron en vendedores de calle.

La imagen del centro capitalino limpio de vendedores, es la imagen deseada por muchas personas que añoran épocas en donde se circulaba sin tropiezos ni contratiempos; es decir la imagen que muestran en la actualidad ciudades y capitales de países ricos y con niveles de desempleo y subempleo que en nada se parece al nuestro.

Las ventas informales de plazas y calles, son en países con estabilidad económica, una estampa ligada al turismo o la tradición y que se realizan únicamente en los días calificados como de feria o mercadillo. Esta no es la realidad salvadoreña en donde el subempleo que incluye a los vendedores ambulantes y de calle alcanzan cifras de más del 43%, de la población económicamente activa; por lo que los vendedores ambulantes o de calle, pertenecen en un porcentaje elevado a este sector que desarrollan sus actividades con precariedad y dependiendo de los usureros.

Nos guste o no esa estampa de ventas especialmente en el centro de San Salvador, resuelve la ocupación laboral, para un sector importante de comerciantes informales y otros de vendedores de actividades precarias, que no tienen la posibilidad de encontrar otra actividad productiva o laboral estable. El desalojo o reubicación forzada no será una medida viable, pues esa actividad de calle se ha incrementado durante muchos años, conforme el deterioro económico del país ha ido en aumento; por tanto solo se disminuirá cuando El Salvador salga del ahogo económico generalizado que afecta directamente a las familias más pobres. Esto lo sabe el alcalde Quijano y su Partido ARENA, pero no les preocupa, pues han sido los gobernantes areneros los responsables directos del fomento migratorio en nuestro país que como decíamos está en la base del crecimiento de las áreas capitalinas ocupadas para actividades de ventas callejeras. En contra partida la derecha se contenta con los oasis comerciales que representan los megas centros comerciales, que con muchas luces y orden, artificialmente dan la imagen de una capital sin marginados. Esto es tan bonito como irreal, pues este problema es parte de la deformación de la economía activa del país; por tanto no desaparece el problema maquillando y limpiando el centro de la capital de ventas callejeras, pues este es un problema de gente, de personas, de familias y su sustento económico y como tal debería de asumirse. Por desgracia la gente, las personas, la familia jamás han estado en la agenda de soluciones de la derecha, si estas no pertenecen a sus allegados; lo demás ellos lo arreglan con propaganda y engaño.

Con propiedad podemos afirmar que esta medida ganará aplausos de parte de quienes ver la imagen de calles desocupadas de ventas no les aclara ni sensibiliza la realidad del problema que seguirá como antes, con el agregado que el desalojo les ha llegado a estos salvadoreños como regalo anticipado para que pasen una mala navidad.


Tribunal Supremo cubano comienza hoy vista de apelación de terrorista salvadoreño condenado a muerte


Publicado el 2 Diciembre 2010

La Sala de Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo Popular comenzó este jueves en La Habana la vista del recurso de apelación de pena de muerte contra el salvadoreño Ernesto Cruz León, por el delito de terrorismo con carácter continuado, de acuerdo con una fuente consultada por Cubadebate.

Cruz León es el autor de atentados con bombas en centros turísticos de la capital cubana en 1997, y como fue probado en el juicio que tuvo lugar dos años después en Cuba, fue enviado a la Isla para esos fines por la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) y Luis Posada Carriles, quienes dirigían la red de terroristas que se organizó y financió en Estados Unidos y se estructuró en Centroamérica para trarar de de destruir la Revolución.

Los actos terroristas de Cruz León, cumpliendo órdenes de Posada Carriles, costaron la muerte al turista italiano Fabio di Celmo y cuantiosos daños materiales en hoteles y centros turísticos de La Habana.

Durante el juicio que se le siguió por su participación en actos terroristas, Cruz León reveló que el salvadoreño Francisco Chávez Abarca fue quien lo contrató cuando trabajaba en la agencia de rentar autos “Geo Rent a Car”, en El Salvador, y lo convenció de realizar misiones terroristas en el extranjero, al contarle que él mismo lo había hecho.

Chávez Abarca fue capturado cuando intentaba ingresar a Venezuela y fue extraditado a Cuba en julio de este año.

Memorándum filtrado acerca de Cuba provoca asombro

Por Saul Landau y Nelson P. Valdés

Miércoles, 01 December 2010 15:16 - Tomado de Progreso Semanal

Un funcionario recién jubilado de la inteligencia militar presentó este memo (ver más adelante) a su ex jefe (Southcom), con copias a otras agencias apropiadas. Los funcionarios de la administración Obama lo ignoraron. “Cuba no está en nuestra agenda”, dijo uno de ellos. Un funcionario nos envió subrepticiamente una copia, la que compartimos con ustedes.

“El gobierno cubano ha anunciado que despedirá a 500 000 trabajadores estatales ‘superfluos’. Nuestras fuentes pronostican que al menos otros 500 000 serán despedidos antes de que termine 2011.

“Tal noticia debiera hacer sonar la alarma en la Florida y en Washington. La Habana pudiera alentar –sin reconocerlo formalmente ante su población recién desempleada—una emigración con rumbo norte, en vez de enfrentar un posible descontento en la isla. Si el gobierno cubano tratara de detener la migración, no creemos que la policía o militares cubanos hagan fuego contra la población, incluso si sus jefes lo ordenaran.

Este panorama hipotético podría forzar a nuestro presidente a una situación en la que casi no le quedaría más remedio que ordenar la intervención militar –algo no bien acogido en estos momentos.

“Un escenario preventiva sugiere que Washington renueve advertencia de la administración anterior: desestimular los intentos cubanos por deshacerse hacia el Norte de su población ‘excesiva’ por medio de que la Marina de EE.UU. se apoderara de algún territorio cubano donde relocalizar a los inmigrantes camino al mar. La unión de los balseros cubanos con los prisioneros en Guantánamo podría desatar una crisis internacional de proporciones monumentales.

“Nuestro grupo de inteligencia ideó estos posibles panoramas en respuesta a la negativa o ausencia de planes de la actual administración. A falta de una evaluación sólida, comparto algunos análisis realizados por nuestro grupo de inteligencia acerca de los ‘cambios recientes en Cuba’, lo cual debiera haberse originado en nuestra Sección de Intereses en La Habana. En vez de presentar información útil o análisis de los acontecimientos, nuestra misión en Cuba, siguiendo instrucciones del Departamento de Estado, ha cultivado y apoyado a ‘disidentes’, incluyendo a algunos topos de la Seguridad del Estado y repite públicamente lemas sin sentido, como que Cuba debiera permitir a sus ciudadanos derechos irrestrictos a los viajes. (Hemos informado a La Habana que no tome esto literalmente, o que se atengan a las consecuencias.) Es más, si La Habana cumpliera con esto, pudiera provocarse una migración masiva. ¿Y el impacto? Oficialmente, el Sur de la Florida informa (septiembre de 2010) una tasa de desempleo de 12,8%; extraoficialmente, la tasa es mayor. Imagínense a 500 000 cubanos llegando en botes que hacen agua, compitiendo por los escasos empleos y los exiguos recursos de ayuda social. Podrían estallar motines y disturbios, con un impacto negativo en el turismo y las inversiones de fuera del estado, Es difícil calcular las dificultadas políticas inherentes que tales disturbios podrían causar.

“Teniendo en cuenta las políticas hacia la isla prácticamente sin cambios de la administración (desde la administración Bush, excepto permitir a los cubano-americanos derechos ilimitados de visita), surgen dos posibles secuencias de hechos: una migración masiva hacia el Sur de la Florida forzaría a la administración de distribuir en otros lugares a los nuevos ‘marielitos’; pocos estados aceptarían de buen grado a una gran cantidad de cubanos, dado la deprimida situación laboral; la otra posibilidad prevé un levantamiento en la isla.

“Si surge la inestabilidad, como consideró posible el ex secretario de Estado Colin Powell, exiliados armados con una cantidad impresionante de armamento pudieran intentar ataques de comando y sabotaje desde el Sur de la Florida. Washington pudiera considerar inaceptable esa situación. Es más, el movimiento de cubanos en cualquier dirección a través del Estrecho de la Florida, representa y debiera considerarse una amenaza de seguridad.

“El embargo impuesto por el presidente Eisenhower hace 50 años ha hecho daño a la isla, aunque no ha provocado el cambio de régimen. Un informe anterior señalaba: ‘Desde el desmembramiento de la ex Unión Soviética, el sistema político y la infraestructura económica de Cuba se han deteriorado significativamente, situación que solo podrá aumentar en gravedad e importancia para Estados Unidos en lo que queda de siglo’. (Gral. John J. Sheehan, Infantería de Marina, comandante en jefe, Comando Atlántico de EE.UU., Comité Senatorial de Servicios Armados, 14 de febrero de 1995.http://www.defense.gov/speeches/speech.aspx?speechid=834)

“Las carencias y subsiguientes debacles económicas han erosionado la psiquis nacional cubana. Décadas de ausencia de importantes bienes materiales y servicios han causado la privación biológica y psicológica, sentimientos compartidos de impotencia e incluso depresión.

“Los líderes cubanos administran una economía sin acceso a aportes claves y recursos financieros del exterior. También tienen que enfrentarse a un ciclo de carencias y corrupción que socava aún más la moral.

Después del colapso de la URSS y de que Cuba perdiera sus socios comerciales beneficiarios, el impacto del embargo aumentó. Algunos analistas pronostican el cambio de régimen. Pero Castro ha exportado a sus enemigos –o nosotros los hemos importado.

“Cuba no constituye una amenaza militar, pero la posibilidad de la migración en masa y las luchas intestinas exigen un compromiso creativo y constructivo. Desafortunadamente, los decisores de política han respondido empeorando las condiciones económicas de Cuba –cortando los vínculos bancarios con bancos ni siquiera remotamente relacionados con EE.UU. A partir del 31 de marzo de 2012, los bancos cubanos perderán el acceso a la Sociedad para las Telecomunicaciones Globales Financieras Interbancarias porque (el sistema) SWIFT contiene tecnologías norteamericanas.

“Recomendaciones de política: eliminar las restricciones a los norteamericanos para viajar a Cuba; expandir los intercambios culturales, sociales y económicos. Estas medidas estabilizadoras incrementarían el ingreso cubano y brindarían empleos. Presionar en pro de la ayuda norteamericana a granjas de propiedad individual o cooperativa, como señal del apoyo de EE.UU. a las reformas cubanas de privatización –medidas que alejarían a Cuba del socialismo.

“Esta estrategia aliviaría tensiones desestabilizantes y promovería la seguridad regional. Una acción audaz pudiera evitar el desfile de horrores esbozados anteriormente y permitiría que nuestra atención se dedicara a las dificultades de la Cuenca del Caribe (huracanes, terremotos, cólera, narcotráfico y volatilidad criminal).

“La colaboración y cooperación con Cuba contribuiría a la estabilidad regional. China ha anunciado que invertirá $6 mil millones en una refinería de petróleo de Cuba. El tiempo es esencial”.

Saul Landau es miembro del Instituto de Estudios para Política. Su nuevo filme Que se ponga de pie el verdadero terrorista se estrenará el 11 de diciembre en el Festival de Cine de La Habana. Nelson Valdés es Profesor Emérito de la Universidad de Nuevo México.