miércoles, 1 de diciembre de 2010

Hillary Clinton debería renunciar, dice el fundador de WikiLeaks

Publicado el 1 Diciembre 2010

Julian Assange

Hillary Clinton, dice Julian Assange, “debería renunciar”. Hablando a través de Skype desde un lugar no revelado este martes, el fundador de WikiLeaks respondía a las preguntas del editor gerente de la revista Time, Richard Stengel, acerca del vertido de cables diplomáticos que la organización de Assange desató sobre el mundo el fin de semana pasado.

Stengel comentó que la secretaria de Estado de Estados Unidos parecía como “el chivo expiatorio” en la controversia que siguió a las filtraciones, y preguntó si Assange buscaba su despido o renuncia como resultado.

“No creo que haga mucha diferencia cualquiera de las dos”, dijo Assange. “Pero debería renunciar si puede demostrarse que fue responsable de ordenar a los diplomáticos de EEUU que se involucraran en actividades de espionaje en las Naciones Unidas, en violación de los convenios internacionales firmados por EEUU. Sí, debería renunciar por eso”.

Assange habló acerca del último bloque de documentos de WikiLeaks en una entrevista de 36 minutos con Time. Dijo que habría más: “Estamos haciendo alrededor de 80 diarios, actualmente, y eso aumentará gradualmente en lo que otros medios aliados participan”.

Assange dijo que los documentos se redactaron “cuidadosamente”. “Todos se revisaron y todos están redactados ya sea por nosotros o por los periódicos participantes”, dijo. Añadió que WikiLeaks “solicitó formalmente al departamento de Estado su asistencia en esto. Esa solicitud fue rechazada formalmente”.

Cuestionado acerca de qué “cálculo moral” justifica la publicación de las filtraciones, y si consideraba lo que hace es “desobediencia civil”, Assange dijo: “Para nada. Esta organización practica la obediencia civil, esto es, somos una organización que intenta hacer el mundo más civilizado y actuar contra las organizaciones abusivas que lo empujan en la dirección opuesta”.

En cuanto a si WikiLeaks rompe la ley, dijo, “En nuestros cuatro años de historia, y acerca de 100 ataques legales de varios tipos, hemos salido victoriosos de todos los asuntos”, añadió. “Es muy importante recordar que la ley no es lo que es, no es simplemente lo que la gente poderosa quiere que otros crean que es. La ley no es lo que un general dice que es. La ley no es lo que Hillary Clinton dice que es”.

¿Y cuál es la fuente de todos los cables diplomáticos? Stengel le preguntó a Assange si el analista de inteligencia del Ejército, Bradley Manning, ahora detenido en Quantico, Virginia, era la única fuente de la mega filtración.

“Somos una organización que protege a las fuentes”, dijo Assange, “así que lo último que haríamos es discutir fuentes posibles. No obstante, sabemos que… el FBI, el Departamento de Estado y el Comando de Investigación Criminal del Ejército han estado dando vueltas por Boston a visitar a varias personas”. Se refirió a “personas que fueron detenidas regresando a Estados Unidos”, con relación a Manning.

Una residencia de los soldados estadounidenses en Gales, en el Reino Unido, fue “visitado, o hecho una redada, dependiendo de cómo lo quiera describir”", por el FBI.

Stengel preguntó qué seguía de WikiLeaks. “No apuntamos a blancos”, dijo Assange, “más que organizaciones que utilizan el secreto para esconder comportamiento injusto… Eso creó un blanco general”.

Una historia en la revista Forbes, que entrevistó a Assange antes de la última filtración, dijo que WikiLeaks tiene una gran corporación financiera estadounidense en la mira. Assange confirmó que así es. “Sí, los bancos están ahí. Muchas organizaciones multinacionales diferentes estarán en las próximas semanas, pero eso es una continuación de lo que hemos estado haciendo los cuatro años pasados”, desde que se fundó WikiLeaks. Agregó que el volumen de material se incrementó. “El material bancario que viene tiene 10,000 documentos en lugar de cientos, que habíamos tenido en otras ocasiones”.

(Con información de Time/CNN)


Editorial Granma: El pueblo es el que decide

Hoy, primero de diciembre, comienza en las organizaciones partidistas el debate del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, proceso que incluirá, hasta el próximo 28 de febrero, a todas las secciones sindicales en los centros de trabajo y a las comunidades en todo el país.

¿Qué significa este debate?

Significa la participación del pueblo en el VI Congreso del Partido, que se celebrará en la segunda quincena de abril del 2011 y la posibilidad de que cada uno exponga su criterio, sin cortapisas, discrepando si así lo considera.

Nadie debe quedarse con una opinión por expresar y mucho menos que le sea impedido expresarla. El Partido demanda el máximo de transparencia a todas sus organizaciones, la mayor claridad en los análisis, el esclarecimiento a todas las dudas e inquietudes que tengamos dentro del seno de la Revolución.

Participar en los destinos del país es un derecho de cada cubano y cubana, y es, además, el más claro ejercicio de democracia socialista y la más nítida expresión de claridad de la Revolución y de la unidad de ella con su pueblo.

Y tiene que ser el pueblo, porque lo que está en juego es el futuro de la nación cubana, que solo garantizaremos preservando y desarrollando el sistema social que consensuamos desde aquellas épicas jornadas de Playa Girón y ratificamos en la Constitución de la República, al proclamar que el carácter socialista y el sistema político y social contenido en ella son irrevocables.

El pasado 8 de noviembre, en el Acto Conmemorativo del X Aniversario del Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela, al dar a conocer la convocatoria al VI Congreso, el compañero Raúl definió la voluntad que caracterizará a este proceso: "El Congreso no es solo la reunión de quienes resulten elegidos como Delegados, sino también el proceso previo de discusión por parte de la militancia y de toda la población de los lineamientos o decisiones que serán adoptados en el mismo. Por tal motivo el sexto será un Congreso de toda la militancia y de todo el pueblo, quienes participarán activamente en la adopción de las decisiones fundamentales de la Revolución".

El debate que iniciamos es la quintaesencia del principio de nuestra Revolución: el pueblo es el que decide.


Reflexiones del Compañero Fidel: Noticias del cólera en Haití

Hay muchas cosas de las cuales hablar cuando Estados Unidos está envuelto en un colosal escándalo como consecuencia de los documentos publicados por Wikileaks, cuya autenticidad -independientemente de cualquier otra motivación de ese sitio web- nadie ha puesto en duda.

Sin embargo, nuestro país en este instante está inmerso en una batalla contra el cólera en Haití, que a su vez se convierte en amenaza para los demás pueblos de América Latina y otros del Tercer Mundo.

En medio de las consecuencias de un terremoto que mató o hirió a más de medio millón de personas y causó una enorme destrucción, se desató la epidemia que, casi de inmediato, fue agravada por el azote de un huracán.

El número de personas afectadas por la enfermedad se elevaba ayer, 29 de noviembre, a 75 mil 888, de las cuales la Brigada Médica Cubana atendió a 27 mil 015, con 254 fallecidos para el 0.94%. El resto de las instalaciones hospitalarias estatales, ONGs y privados, atendieron a 48 mil 875, de las cuales fallecieron 1 721 para el 3.03%.

Hoy, 30 de noviembre, la Misión Médica Cubana, que cuenta por cierto con 201 graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina, atendió a 521 pacientes de cólera para sumar un total de 27 536.

El pasado domingo, 28 de noviembre, llegaron al Centro de Tratamiento al Cólera del hospital de referencia comunitario situado en la comuna L’Estere del Departamento Artibonite, 18 personas en estado muy crítico, procedentes de una subcomuna llamada Plateau, las que fueron atendidas inmediatamente por los 11 médicos y 12 enfermeras de la Brigada Médica Cubana que allí labora. Afortunadamente, pudo preservarse la vida de todos.

El lunes 29 llegaron desde la misma subcomuna
11 casos más, entre ellos, un niño de cinco años cuyos padres habían fallecido por cólera. Pudo de nuevo preservarse la vida de los mismos.

Ante tal situación, el Dr. Somarriba, jefe de la Misión Médica, decidió el envío de un vehículo todo terreno con
5 médicos, 2 enfermeras, un enfermero y un rehabilitador a la subcomuna, con los recursos necesarios para atender con urgencia los casos.

De los cinco médicos, cuatro son graduados de la ELAM: una uruguaya, un paraguayo, un nicaragüense, un haitiano y el jefe de la brigada cubana del departamento de Artibonite.

Recorrieron seis kilómetros por carretera, caminaron seis más por terraplén, y finalmente otros dos kilómetros por terreno abrupto con todo el equipamiento y los recursos encima para llegar a la subcomuna.

Plateau está situada entre cinco montañas con casas humildes agrupadas en tres puntos; se calcula que el número de habitantes se aproxima a cinco mil. No hay calles, ni electricidad, ni comercios según informaron, y solo una iglesia protestante.

La población, de pobreza extrema, se dedica fundamentalmente al cultivo de maní, millo, frijol y calabaza.

Cuando llegaron a Plateau, el pastor de la iglesia se brindó para organizar dentro de la misma el Centro de Tratamiento, con seis catres y cuatro bancos de los fieles, que permite ingreso de urgencia a 10 personas.

Hoy ingresaron ocho, tres en estado crítico.

Los vecinos comunican que han fallecido alrededor de 20. Esos datos no aparecen en la cifra oficial de fallecidos. Durante la noche trabajarán con las linternas que portaron.

La Misión decidió crear un Centro de Atención al Cólera en esa intrincada comunidad, que tendrá 24 camas. Mañana se enviarán todos los recursos, incluyendo la planta eléctrica.

Informa igualmente que los camarógrafos acudieron a la comuna al conocer la noticia.

Hoy no hubo fallecidos, y se abrió un centro más en el norte, para un total de 38 centros y unidades de tratamiento al cólera.

Relato el caso para explicar las circunstancias y los métodos con los que allí se libra la lucha contra la epidemia, que con decenas de fallecidos diariamente se va aproximando a 2 000 víctimas mortales.

Con los métodos de trabajo que se están aplicando y el refuerzo programado, será más difícil que el número de fallecidos continúe al ritmo que llevaba.

Conociendo las pasiones con que los procesos electorales tradicionales se desarrollan, aparte del abstencionismo típico que caracteriza a muchos de ellos, nos preocupaba lo que pudiera ocurrir en Haití en medio de la destrucción y la epidemia. Un principio básico y jamás violado es el respeto a las leyes, los partidos y las creencias religiosas de los países donde prestan sus servicios nuestros médicos o la Brigada “Henry Reeve”.

Nos inquietaron, sin embargo, las versiones ampliamente divulgadas por los medios internacionales de prensa que presentaron un cuadro de violencia generalizada en el país, que estaban lejos de ser realidad. Los observadores internacionales estaban asombrados de aquellas noticias que se divulgaban en el exterior, cuando en verdad los hechos que dieron lugar a los mismos fueron aislados, afectando solo en un reducido porcentaje a los electores que ejercieron su voto.

Los propios líderes que llamaron al pueblo a salir a las calles comprendieron que no era correcto, en medio de la trágica situación del país, la realización de acciones que podían estimular enfrentamientos violentos que harían imposible controlar y derrotar la epidemia. Si tal objetivo no se logra, esta podría convertirse en endémica y dar lugar a un desastre sanitario en Haití y a una amenaza permanente para el Caribe, así como para la América Latina, donde millones de personas pobres en número creciente se acumulan en las grandes ciudades; también para otras muchas naciones pobres de Asia y África.

No olvidar nunca que Haití debe ser además reconstruido desde sus cimientos, con la ayuda y la cooperación de todos. Es lo que esperamos para su noble y abnegado pueblo.

Fidel Castro Ruz

Noviembre 30 de 2010

9 y 34 p.m.


A QUIÉN ATACA Y A QUIÉN DEFIENDE WIKILEAKS

Por Manuel E. Yepe

Por estos días es frecuente escuchar preguntas acerca de Wikileaks en todas partes: ¿Quién lo financia, a quién beneficia, a quién perjudica, cómo es posible que el imperio se muestre tan vulnerable?

No es difícil descubrir que quien queda más dramáticamente expuesto en los documentos sustraídos por Wikileaks es el actual, ahora impopular, gobierno de Estados Unidos y, quizás por ello, la inusitada acción fue recibida con aprobación jubilosa en casi todas partes del mundo porque constituía un aporte de pruebas para la denuncia de sucios manejos imperiales contra los pueblos.

Diríase que la opinión pública aprobaba de antemano aquel gesto heroico de sustraer, a lo Robin Hood, papeles secretos del gobierno de Estados Unidos que ponían de manifiesto el irrespeto a la independencia de otras naciones y a la soberanía de los pueblos con que la política nacional y la diplomacia estadounidense asumen un papel que pretende ser de líder del mundo, para difundirlos en todo el mundo.

Obviamente, tal ejercicio habría significado una extraordinaria conmoción en los procedimientos informativos establecidos.

Muchos pensaron incluso que tales revelaciones podrían ser el preludio del fin del imperio estadounidense o del fin del capitalismo. Era difícil suponer que tan inconcebibles testimonios de la violencia y del desprecio con que Estados Unidos maneja sus relaciones, no solo con sus enemigos sino también a sus amigos y asociados, fueran a quedar impunes a la luz del derecho internacional.

Las primeras revelaciones que pudieron ser apreciadas por la opinión pública mundial, por su carácter sensacionalista, hicieron pensar que las expectativas se justificaban, pero bien pronto se pudo saber que el hecho no era, como se creía, algo parecido a una absoluta libertad de difusión de la información que escapara de las reglas de control impuestas por Washington,.

Pronto se hizo evidente que, por algún motivo, la disciplina que ha venido rigiendo a la supuesta libertad de prensa en el hemisferio, no había cedido en el caso del evento Wikileaks.

No se sabe bien cómo ocurrió que los dirigentes de Wikileaks aceptaron que la publicación de los documentos que había logrado sustraer para hacerlos del libre conocimiento de los pueblos, serían seleccionados o censurados por una agrupación de cinco de los medios más representativos de la gran prensa occidental que ha respetado históricamente las regulaciones impuestas por Estados Unidos. Se pudiera suponer que el acoso a quefue sometido por las autoridades estadounidense de relaciones exteriores e inteligencia el máximo dirigente de Wikileaks, fue responsable de que el cediera en esto, cual ante una retorcida de brazo.

Esos cinco medios fueron los diarios The New York Times, El País, Le Monde, Der Spiegel y The Guardian, de Estados Unidos, España, Francia, Alemania e Inglaterra, respectivamente.

Se supone que estas cinco publicaciones llegaron a una suerte de pacto con WikiLeaks sobre la base de que, antes de hacer público los documentos, advertirían al Departamento de Estado y se pondrían de acuerdo entre ellas para que los textos publicados se mantuvieran dentro de ciertos parámetros “éticos” acordados.

O sea, a diferencia de lo que anteriormente ocurría con las informaciones confidenciales reveladas por Wikileaks, en esta ocasión se había instrumentado una filtración o “censura” a cargo de varios medios acostumbrados a regirse por la disciplina informativa establecida por Washington para los grandes medios occidentales que se identifican como la “mainstream media” informando, previamente a su publicación, a la administración estadounidense.

Pero más allá aún de estas dudas acerca de la naturaleza verdadera de la operación Wikileaks, están las dudas acerca de cuales serán las fuerzas internas o elementos en Estados Unidos que están detrás del asunto o que han propiciado su ocurrencia.

No son pocos los que atribuyen la paternidad de la audaz hazaña periodística a la extrema derecha de Estados Unidos, las fuerzas neoconservadoras que perdieron, con la asunción de Barack Obama, el control total que ejercieron desde la administración de Ronald Reagan hasta la de George W. Bush.

Suponen que la contundente derrota del partido demócrata en las elecciones de medio término, abrió los apetitos de las fuerzas neoconservadoras de golpear al herido hasta asegurar su exterminio y el regreso de la ultra derecha al poder real en las elecciones de 2012, o antes.

Otras muchas respuestas se plantean a las preguntas acerca de las motivaciones reales del fenómeno Wikileaks cuyos objetivos difícilmente pudieran calificarse de nobles o positivos, aunque su acontecer haya sido recibido con júbilo por quienes consideran merecida una sanción al presidente Barack Obama por su pobre actuación a favor de quienes lo eligieron en apoyo a su discurso renovador.

La Habana, Diciembre de 2010.