martes, 2 de noviembre de 2010

BUROCRACIAS Y BUROCRATAS

Jorge Gómez Barata

Antes se creía que la burocracia era una categoría ligada a los papeles y los buroes, hoy se sabe que es una forma de pensamiento, un estilo de dirección y una actitud ante la vida. El burócrata que es un ser plano, cuadrado, monocromático, con frecuencia arbitrario, implacable con quien se aparta de la norma ritual, e incapaz de percibir los matices que adornan a las personas, lo enfoca todo desde una perspectiva administrativa. Cuando mira ve el bosque, no los árboles y de la gente capta a la multitud, jamás al individuo.

A diferencia de los humanos normales que son seres inacabados, el burócrata es un tipo terminado, que nunca disfrutó una fantasía y agotó demasiado pronto la cuota de ternura a que todos tenemos derecho. Sin capacidad de abstracción, para él la flexibilidad es sinónimo de subversión. Los burócratas tienen poder aunque carecen de autoridad. Lo primero lo da el cargo, lo segundo el reconocimiento a que ellos ni siquiera aspiran, no lo necesitan, les basta el salario y la sonrisa del jefe.

La sociedad no puede liberarse de los burócratas porque los necesita, aunque puede limitar su perniciosa influencia, restringiendo su campo de acción a los procesos repetitivos que requieren más formalidad que creatividad. Nunca una mentalidad burocrática debe ser colocada en puestos de dirección porque irradia una maléfica influencia.

Los burócratas como los parásitos, no se eliminan completamente, sino que su población se reduce a límites tolerables, cuando una sociedad tiene más burócratas de los que puede asimilar se enferma.

Los síntomas del mal se manifiestan cuando, de modo imperceptible, como una erupción los comportamientos burocráticos aparecen en zonas del tejido social donde no se les espera, por ejemplo en la política, territorio dominado por la subjetividad y las pasiones humanas y donde la diversidad prevalece sobre el estándar, la cultura que requiere de creatividad, experimentación más que de normas y de atrevimiento más que de cautela y la sociología que privilegia las relaciones entre las personas por encima de la administración de las cosas.

Nadie debe subestimarlos, los burócratas, que no las burocracias, son eternos. Muchos intelectuales se han burlado de su estupidez y los han ridiculizado como chupatintas. Ninguno de aquellos prohombres permanece mientras, el mundo sigue poblado de burócratas, cada vez más dañinos.

No hay que ser injustos, el burócrata no es el diligente empleado de la oficina de correos que exige el cumplimiento estricto de las normas, ni el conserje de la escuela que aplica a rajatabla el reglamento, tampoco el meticuloso contador que vela porque las cuentas cuadren, burócrata es quien traslada esos hábitos a áreas del quehacer social donde carecen de virtualidad, convirtiéndose en trabas o prejuicios, o lo que es peor en prohibiciones reglamentadas.

Están advertidos, una vez que el pensamiento y el modo de hacer burocrático se apoderan de una región de la realidad, no hay nada que reparar: la única manera de lidiar con la burocracia es acatarla y para extirparla tiene que ser de raíz, la poda no es aconsejable, rebrota con más beligerancia.

Hay que cuidarse de los burócratas porque son capaces invertir las pirámides, no sólo por dar importancia a lo que no lo tiene sino por convertir lo regulado en lo importante y excluir las iniciativa, la espontaneidad y el derecho que tiene cada cual a vivir su propia vida, equivocarse por cuenta propia y sumarse tal y como es, a la riada inmensa de los muchos, aportando lo mejor de si: su individualidad. ¡Vade retro!

La Habana, 02 de noviembre de 2010


ESTADOS UNIDOS, ¿ELECCIONES O FARSA ELECTORERA?

Chencho Alas

Llegué a este país el año 1977, después de que el Presidente Molina le aconsejara a Mons. Romero que me pidiera salir de El Salvador para evitar el que fuera asesinado. Mi destino era trabajar en Canadá donde había estudiado. En mi paso por Washington, me di cuenta que el pueblo norteamericano desconocía el nivel de violencia que sufría mi país, los asesinatos, las torturas, las desapariciones de líderes, la persecución a la Iglesia. Decidí quedarme y aprovechar el apoyo que me daba Tabor House para iniciar la denuncia de los crímenes cometidos por la derecha y sus agentes, el ejército y los mal llamados cuerpos de seguridad. Aquí he residido, con la excepción de los 9 años que trabajé en Nicaragua en la época Sandinista.

Nunca durante estos largos años había asistido a una contienda electoral como la actual tan llena de vicios y de falsedades. El autoproclamado modelo de democracia ha destapado la cloaca y ciertamente huele mal. No interesa el bienestar del país sino las ambiciones individuales de los candidatos ya sea de un partido o de otro, aunque los republicanos son los que se llevan el trofeo.

El costo de la contienda se acerca ya a los 4 billones de dólares, la inversión más alta de la historia para la elección de senadores y congresistas. Un porcentaje muy elevado de esos dólares proviene de contribuciones anónimas de la empresa privada, sobre todo de las grandes corporaciones. Otra parte proviene de donaciones individuales o de los mismos candidatos, como es el caso de Meg Whitman, candidata republicana a gobernadora de California, quien ha invertido $150,000.000 de su bolsillo. ¡No es nada pobre la chiquilla!

Los republicanos acusan al Presidente Barack Obama de no haber podido mejorar la economía en los dos años que lleva de gobierno, de no haber creado suficientes empleos lo que afecta a más de 10 millones de desempleados, de haber permitido el crecimiento de la deuda pública que asciende ya a los 13 trillones de dólares. Últimamente, algunas de estas acusaciones han sido desmentidas por expertos en estos asuntos.

Los republicanos no hacen ninguna referencia a las dos guerras iniciadas por George W. Bush cuyos costos son inimaginables. Según el economista Joseph Stiglitz, premio Nobel de economía, y Linda J. Bilmes, profesora de la Universidad de Harvard, el costo directo e indirecto de la guerra en Irak es de $3 trillones y no se sabe todavía el costo que va a tener Afganistán, país que nunca ha sido avasallado por fuerzas extranjeras. Alejandro el Grande, los Mongoles, los Ingleses y por último los Rusos fracasaron. El mismo destino le toca ahora a los Estados Unidos. (Este es el único país del mundo sin nombre propiamente dicho.)

Los problemas económicos y, por lo tanto, las repercusiones que estos tienen en el empleo, vienen de años atrás. Fue Reagan, tristemente célebre en Centroamérica, el que comenzó la carrera de endeudamiento. En sus 8 años de presidente el déficit presupuestario subió a $4 trillones. Clinton, demócrata, logró un buen control de la finanzas, aunque subió ligeramente el déficit, y George W. Bush los disparó con $3 trillones más, si solamente contamos el costo de la guerra contra Irak. El corte de impuestos es algo que gozan los republicanos, pero tiene sus consecuencias. Se calcula que si se mantienen los recortes de impuestos establecidos por Bush, el país perderá $3.9 trillones en el período del 2004-2014.

Muchos de los analistas económicos y políticos nos dicen que el sueño de un paraíso norteamericano ha entrado a su otoño. Esta es la historia de todos los imperios. La soberbia los abate y quedan para la historia.

Austin, Tx, 02, noviembre de 2010


Cuba y la Posición Común de la Unión Europea

Salim Lamrani

foto © Virgilio PONCE

El 25 de octubre de 2010, la Unión Europea decidió mantener la Posición Común sobre Cuba, impuesta en 1996 por ex presidente español José María Aznar, que limita drásticamente las relaciones políticas y diplomáticas entre Bruselas y La Habana. A cambio de la suspensión del Título III -que afecta a las empresas europeas- de la ley Helms-Burton adoptada ese mismo año, legislación con carácter extraterritorial que acrecienta las sanciones contra la Isla del Caribe, Bruselas había aceptado alinearse con la política exterior estadounidense respecto a Cuba.1

Trinidad Jiménez, ministra española de Asuntos Exteriores, abogó por un cambio: ³Es tiempo de abrir un nuevo diálogo, una nueva relación entre la UE y Cuba².2 Pero la propuesta de España de poner término a la Posición Común, que valora como discriminatoria, ineficaz e ilegítima, no fue aceptada por el conjunto de las naciones, siendo la unanimidad necesaria para su abrogación. España, Italia, Francia e Irlanda, entre otros, estaban a favor de su eliminación mientras que otros tales como Suecia, Gran Bretaña, Alemania, Polonia, Hungría y la República Checa preconizaban su mantenimiento.3 La Europa de los 27 se limitó a pedir a su alta representante para la Política Exterior y la Seguridad Común, Catherine Ashton, que estudiara las posibilidades de negociar un acuerdo bilateral con las autoridades cubanas.4

En efecto, la Posición Común, que se justifica oficialmente por la situación de los derechos humanos en Cuba, es discriminatoria en la medida en que el único país del continente americano, desde Canadá hasta Argentina, que la Unión Europea estigmatiza de tal forma es Cuba, mientras que según los informes de Amnistía Internacional, la isla del Caribe está lejos de ser el peor alumno del hemisferio en términos de violación de los derechos fundamentales. Es ineficaz, pues no ha tenido ninguna influencia en las decisiones que han tomado las autoridades de La Habana y ha llevado a una congelación de las relaciones bilaterales. Por fin es ilegítima porque numerosos países de la Europa de los 27 -particularmente los que se oponen a la normalización tales como Polonia, República Checa, Hungría y el Reino Unido- presentan, según Amnistía Internacional, una situación de los derechos humanos más desastrosa que la de Cuba.5

Bruno Rodríguez, canciller cubano, subrayó durante la reunión anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas que su gobierno no reconoce a la Unión Europea ninguna ³autoridad moral ni política alguna para criticar [a Cuba] en materia de derechos humanos², recordando que el Viejo Continente es escenario de deportaciones de minorías, represión de manifestaciones, legislaciones anti-emigrantes y víctima de una creciente exclusión social. También advirtió de que ninguna normalización de las relaciones será posible mientras siga vigente la Posición Común.6

La retórica de los derechos humanos de la Unión Europea padece una falta de credibilidad por el carácter selectivo de la política de Bruselas. En efecto, se asemeja a un pretexto en la medida en que países responsables de violaciones masivas de los derechos humanos -asesinatos de opositores, de militantes sociales y de sindicalistas, actos de tortura y de barbarie, descubrimiento de fosas comunes- tales como Colombia u Honduras se encuentran lejos de ser prioridades para Europa.

En efecto, desde el golpe de Estado en Honduras y la instauración de la dictadura militar el 27 de junio de 2009, liderada primero por Roberto Micheletti y luego por Porfirio Lobo desde el 28 de enero de 2010, han ocurrido más de quinientos asesinatos, otros tantos casos de desapariciones e innumerables casos de tortura y de violencia, cometidos por las fuerzas del orden.7


En diciembre de 2009 en La Macarena, Colombia, se descubrió la mayor fosa común de la historia de América Latina, con más de 2.000 cadáveres. Según los testimonios recogidos por eurodiputados británicos presentes allí, se trataría de sindicalistas y líderes campesinos asesinados por los paramilitares y las fuerzas especiales del ejército colombiano. El jurista Jairo Ramírez, secretario del Comité Permanente para la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia, describió la espantosa escena: ³Lo que vimos fue escalofriante. Infinidad de cadáveres y en la superficie cientos de placas de madera de color blanco con la inscripción NN y con fechas desde 2005 hasta hoy. El comandante del ejército nos dijo que eran guerrilleros caídos en combate, pero la gente de la región nos habla de multitud de líderes sociales, campesinos y defensores comunitarios que desaparecieron sin dejar rastro². A pesar de los múltiples testimonios y la presencia de parlamentarios europeos, a pesar de la visita de una delegación parlamentaria española allí para investigar el caso, la Unión Europea no ha juzgado útil imponer una Posición Común a Colombia.8

El verdadero objetivo de la UE hacia La Habana fue definido claramente por Javier Solana, el predecesor de Catherine Ashton, durante una reunión con los cancilleres europeos. Cuba debe ³hacer algunas reformas económicas mucho más claras y rápidas². Bruselas condiciona así el levantamiento de la Posición Común, no a una eventual mejora de los derechos humanos -preocupación accesoria- sino a un cambio de la estructura económica del país, a saber una liberalización del mercado interno.9

La Europa de los 27 de nuevo ha perdido una oportunidad de normalizar las relaciones con La Habana y demostrar que su política exterior no es tributaria de la de la Casa Blanca. Al abrogar la Posición Común y al adoptar una postura racional, contractiva e independiente, como preconiza España, la UE habría dado un paso en la dirección adecuada. Pero Bruselas parece no haber entendido la idiosincrasia cubana. En efecto, el gobierno de la Isla está dispuesto a todo -menos la negociación de la soberanía y de la identidad nacionales- cuando las relaciones se basan en el diálogo, el respeto y la reciprocidad -como lo ha demostrado el acuerdo con la Iglesia Católica y España que ha desembocado en la liberación de todos los prisioneros llamados ³políticos². En cambio, se muestra resueltamente inflexible -sólo basta ver el estado de las relaciones entre Washington y La Habana desde hace medio siglo- cuando el lenguaje de la fuerza, de la amenaza o de la coacción toma el paso sobre la diplomacia convencional.

Revisado por Caty R.

Notas

1 Juan O. Tamayo, «Unión Europea mantiene Posición Común», El Nuevo Herald, 25 de octubre de 2010.

2 Agence France Presse, «L'Europe envisage d'assouplir sa position vis-à-vis de Cuba», 25 de octubre de 2010.

3 EFE, «Afirman que la UE mantendrá posición común», 25 de octubre de 2010; Agence France Presse, «UE prevé mantener Posición Común con Cuba pero estudia un gesto de apertura», 20 de octubre de 2010; Agence France Presse, «Cuba: la position de l'EU plus souple ?», 22 de octubre de 2010.

4 EFE, «España dice que 'ha quedado superada' la 'posición común' de la UE sobre Cuba», 25 de octubre de 2010.

5 Salim Lamrani, Double Morale. Cuba, l'Union européenne et les droits de l'homme. París, Editions Estrella, 2008.

6 Cubadebate, «Unión Europea no tiene autoridad moral para criticar a Cuba, afirma Canciller», 26 de octubre de 2010.

7 Maurice Lemoine, «Selon que vous serez Cubain ou ColombienŠ», Le Monde Diplomatique, 26 de febrero de 2010. En español:
Depende de si usted es cubano o colombiano.

8 Antonio Albiñana, «Aparece en Colombia una fosa común con 2.000 cadáveres», Público.es, 26 de enero de 2010.

9 Agence France Presse, «Solana pide a la isla reformas más contundentes», 25 de octubre de 2010.

*Salim Lamrani es francés, Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, profesor encargado de cursos en la Universidad Paris-Sorbonne-Paris IV y en la Universidad Paris-Est Marne-la-Vallée y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Acaba de publicar "Cuba: Ce que les médias ne vous diront jamais". Disponible en librerías y en Amazon: http://www.amazon.fr/Cuba-Medias-Vous-Diront-Jamais/dp/2953128417/ref=pd_rhf_p_t_1

Para cualquier petición dedicada, contactar directamente: lamranisalim@yahoo.fr , Salim.Lamrani@univ-mlv.fr


Europa para los europeos sería mejor

Por Lorenzo Gonzalo

Foto © Virgilio PONCE

Visitando amistades y familia, en un viaje por España, constaté asuntos que merecen reflexión.

La mayoría de las personas que conocí en labores de servicio de restaurantes, provenían de los países del este. Unos eran búlgaros, otros rumanos, los había rusos y por supuesto algunos latinos.

Las razones de las personas provenientes del Este para abandonar sus países, están relacionadas con la existencia de un pobre mercado laboral. Aun cuando pocos manifiestan que sus tierras de origen no andan bien, todos coinciden que, con los sueldos devengados en España, pueden ahorrar algún dinero, comprar un coche de uso y pagar un apartamento limpio y funcional. También coincidían en destacar que las cosas han empeorado en la Península Ibérica y distan mucho de ser como antes. Excepto aquellos trabajando en áreas turísticas, quienes realizan las mismas funciones en zonas de servicio a la población u otras de distinta naturaleza, se mostraban pesimistas del futuro y cada vez disponen de menos recursos y condiciones de trabajo.

“Los capitalistas crean las crisis y los obreros pagan las consecuencias”; “hace falta que los ricos comiencen a vivir sencillamente, para que los obreros sencillamente puedan sobrevivir”; “que reduzcan a la mitad el horario de quienes trabajan, para que todos podamos trabajar: compartamos el trabajo”.

Estas y otras consignas, abundaban en manifestaciones poco tumultuosas, pero constantes en diversas ciudades como, Las Palmas, Málaga, Jerez de la Frontera y Sevilla.

España parece presentar un escenario social agitado pero con poca organización y muy dividido. Entre los dirigentes y militantes con experiencias de lucha laboral y social, se destaca una nostalgia por los fracasados rumbos de la antigua URSS y los países del este que fueron forzados por Stalin a abrazar la tarea de “construir el socialismo y el comunismo”, con miras a defender la frontera de la entonces Unión Soviética, la cual enfrentó desde sus inicios, serios ataques y amenazas de Occidente.

En los últimos días de este Octubre del 2010, llamaron la atención varias situaciones contradictorias.

Al tiempo que las pequeñas protesta originadas por la crisis laboral y la parálisis productiva se sucedían en diversas ciudades de la Península, resultó asesinado un niño saharaui y le fue otorgado el Premio Sajarov al cubano Guillermo Fariñas, un hombre de dudosa historia ciudadana, que de la noche a la mañana, apareció como un luchador por las libertades. Este último acontecimiento fue resaltado por toda la prensa internacional, incluyendo la estadounidense. Las protestas de trabajadores, profesionales e intelectuales, apenas ha sido mencionada y mucho menos la muerte del niño saharaui de 14 años, en uno de los campamentos marroquíes.

Contrastan el silencio sobre el brote de las protestas sociales en España y la crisis política del Sahara, con el premio y la cobertura de prensa ulterior, otorgado a una persona que nada significa para el panorama cubano y mucho menos para la problemática internacional.

No existen justificaciones para que, en medio de las dificultades económicas y los desafíos que enfrenta España, ésta opte por destacar la fábula de un personaje coyuntural fabricado por la propia media.

La crisis de Europa en general y de España en particular, se debe a las ineficiencias del sistema que gobierna. Las políticas europeas, basadas en una copia fiel del sistema financiero y económico de Estados Unidos, los ha conducido, no sólo a una crisis de producción, sino a la pérdida de su independencia en materia de política exterior.

La actitud respecto a Cuba asumida por Europa, sólo es explicable cuando descubrimos que las exigencias hechas al gobierno cubano, destacando hechos irrelevantes, contrastan con los millones de sus ciudadanos que quedan sin trabajo y pierden sus hogares, como consecuencia de una ceguera social que parece incurable. Por otra parte, desde el punto de vista de su propio hemisferio, se producen violaciones de lesa humanidad como las del Sahara, en las cuales ellos tienen un alto grado de responsabilidad.

Al margen de los problemas concomitantes a un sistema económico basado en “dejar hacer, dejar pasar”, una Europa para los europeos, siempre sería mucho mejor que una Europa para la Norteamérica de “Los Estados Unidos de América”.

Entenderlo así, aun cuando no resuelva sus conflictos, quizás pueda ayudar a mitigarlos.

España, 2 de Noviembre del 2010


*Lorenzo Gonzalo, periodista cubano residente en los EEUU y subdirector de Radio Miami

Tras fallar el golpe de Estado en Ecuador el plan B era asesinar al presidente Correa

El alto mando de las fuerzas armadas inclinó la balanza a favor del gobierno constitucional

Blanche Petrich

Enviada/II y última

Periódico La Jornada
Martes 2 de noviembre de 2010, p. 23

Quito, 1º de noviembre. El gobierno de Ecuador denunció que el 30 de septiembre, cuando falló la operación para derrocar al presidente Rafael Correa, se puso en marcha un plan B: asesinarlo. Son mudos testigos el cristal estrellado por una bala de grueso calibre en la ventana de la habitación 312, tercer piso del Hospital de la Policía Nacional, donde se resguardaba el mandatario. Y la grabación de una radiopatrulla desde donde se imparten órdenes a los policías sublevados, que reciben con una tupida descarga de ametralladoras el vehículo donde sale Correa del nosocomio.¡Mátenle al presidente, mátenle!

Ese jueves el plan A aborta a mediodía, cuando el alto mando de las fuerzas armadas inclina la balanza a favor del gobierno constitucional. Nadie sabía entonces lo que se iba a desencadenar.

Mediodía: “Recibimos miles de llamadas –dice el director de Radio La Luna, Ataúlfo Tobar– de gente del pueblo clamando por el respeto a la vida del presidente, reconociendo el valor y la dignidad que había demostrado. Algunas, la minoría, eran en su contra y pedían su renuncia. Yo pienso que éste es un jalón de orejas para el presidente. Cierto que ha consolidado su liderazgo, pero frente al movimiento social se durmió en sus laureles. Correa confía demasiado en su carisma y poco en la ciudadanía”.

Antes de que se decretara la cadena nacional muchos medios no estaban cubriendo esos dramáticos momentos. Transmitían un concurso de camisetas mojadas o bien las noticias de saqueos y asaltos que empezaron a proliferar por la ausencia de policías en la calle. Ya sabemos que el silencio es el mejor aliado de los golpistas. Por eso mejor no acatamos la cadena nacional. Teníamos que mantenernos al aire y dejar que los ciudadanos narraran la jornada. A la emisora llegó gente incluso con heridas de perdigones a denunciar, antes de ir al hospital.

13:25: un contingente de cerca de 2 mil 500 personas llega a las inmediaciones del hospital donde está –¿internado? ¿retenido?– el presidente. Son confrontados por 200 policías con gas pimienta y lacrimógeno, disparos y pedradas. El enfrentamiento persiste hasta la noche. Los manifestantes avanzan 100, 200 metros y son atacados. Se repliegan y vuelven a la carga. Trabajadores de la alcaldía hacen su aparición con camiones de volteo que usan como trincheras de protección. A las 17:05 cae el joven Edy Vara, herido en la cabeza con una cápsula antigás. Son ya decenas los lesionados de bala y perdigones.

“No nos íbamos a mover de ahí hasta que sacaran a nuestro presi”, relata una señora del pueblo que pide no publicar su nombre. Ahora dicen que éramos poca gente pero no éramos pocos, y todos dispuestos a morir. El ratatatata de las armas no calló hasta las 10 y pico de la noche y ahí permanecimos. Cuando ya oímos a Correa hablar por la radio, a salvo, nos fuimos a nuestras casas. Los ricos no entienden por qué salimos a defender al gobierno. Pero nosotros los pobres sí lo sabemos.

19:00: En la Plaza Mayor hay cerca de cinco mil personas leales al presidente. El canciller Ricardo Patiño asoma al barandal y convoca a los manifestantes a marchar con él hacia el hospital para rescatar a Correa. Del comando de las fuerzas armadas se reporta que ya hay movimiento de tanques y tropas. El contingente llega al hospital cuando se intensifica la balacera. Apenas llega, al canciller Patiño lo hieren y es trasladado al Hospital Metropolitano.

19:37: La puerta frontal del Hospital de la Policía sigue cerrada y en penumbra. Por la puerta trasera el descontrol es total. Entran y salen comitivas del presidente y de la policía sublevada. Se dice a esa hora que el presidente va a salir. En el estacionamiento se forma una valla en la que se mezclan peligrosamente agentes leales y sublevados.

Imagen del 30 de septiembre afuera del Hospital de la Policía Nacional, en Quito, donde se encontraba el presidente Rafael Correa tras ser atacado en una sublevación policiaca Foto Reuters

19:44: Ingresa una camionta Nissan 4X4 gris plomo con dos cercanos amigos del presidente: el viceministro de Aguas, Santiago Díaz, y su ex asesor Jaime Sánchez. El aire serrano hace bajar la temperatura. Fernando Garzón ingresa con ellos al edificio. Suben la escalera a oscuras hasta el tercer piso del área de hospitalización. Ahí tampoco hay luz. Algunos pacientes internados mantienen las puertas de sus habitaciones abiertas, temerosos. El área ya está bajo resguardo del Ministerio del Interior con agentes del Grupo Especial de Operaciones y el Grupo de Intervención y Rescate de las Fuerzas Armadas.

20:05: Ingresa el comandante de la Policía Nacional, general Freddy Ponce (hoy destituido), a la habitación 302. El jefe policiaco intenta negociar con Correa su salida bajo protección de sus hombres. El presidente le responde:Prefiero salir como cadáver. Ocho funcionarios de la presidencia le acompañan a esa hora.

20:35: Quince policías armados irrumpen en el tercer piso gritando epítetos contra el mandatario. Apoyado en un bastón, Correa sale de la habitación y se resguarda en una salita contigua.

20:45: En la calle cesan súbitamente los disparos. Se oyen los motores de los camiones militares que avanzan hacia el hospital, seguidos por los manifestantes. La tregua no dura. En pocos minutos se reanuda, con más fuerza, la balacera. Las balas impactan contra la fachada. Los pacientes se tiran al suelo.

Veinte agentes del GEO recuperan el control del pasillo del piso tres y toman posición de combate.

21:12: Se abre la puerta de doble hoja del cuarto 302. Francisco de la Torre, campeón de karate y amigo del presidente, empuja su silla de ruedas. Correa avanza con los ojos cerrados, las manos sobre las rodillas, concentrado, intentando serenarse. Suenan dos explosiones y nuevamente el pasillo se llena de humo que nos enceguece a todos momentáneamente, cuenta Garzón. Le ponen al gobernante nuevamente una máscara antigás. Correa sale enmedio de un escudo humano.

21:15: La camioneta Nissan, que no es blindada, empieza a moverse enmedio de un intenso fuego de armas. En ese momento se producen dos muertes: Pablo Bolaños, de 24 años, estudiante de economía de la Universidad Central, y Froylán Jiménez, escolta del GEO que cubre con su cuerpo la ventanilla donde viaja el presidente.

La calle Mariana de Jesús es un campo de batalla.

Los que han quedado atrás, en el piso tres del hospital, se asfixian por el gas lacrimógeno. Garzón y tres periodistas intentan salir al aire libre por la terraza del cuarto piso. Topan con cuatro francotiradores de la policía sublevada tendidos boca abajo, apuntando hacia la calle. Vuelven sobre sus pasos. Encuentran refugio en la habitación 307, donde varios ministros, enfermeras y hasta una vendedora de dulces que llegó ahí accidentalmente miran la televisión sentados en el piso. La anciana reparte cigarrillos. Correa aparece en pantalla ya en Carondelet, arengando a sus seguidores. El peligro ha pasado.

23:45: Orden de desalojar el hospital. A oscuras salen en hilera periodistas, médicos y enfermeras, funcionarios y decenas de policías ataviados con batas blancas. Y la vendedora de dulces, que nadie supo cómo había llegado ahí, al corazón de la crisis.


Reflexiones del Compañero Fidel: La sublevación en la ONU (Segunda y última parte)

Cuando Bruno concluyó su intervención cerca del mediodía el pasado 26 de octubre correspondía el turno, como es norma, a las explicaciones de voto, antes de que el Proyecto fuese sometido a votación.

Habló primero el embajador de Estados Unidos Ronald D. Godard, asesor principal del área para Asuntos del Hemisferio Occidental, jefe de la delegación de su país. Sus inusitadas palabras hacen innecesario el análisis para demostrar que las denuncias del Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba eran rigurosamente justas. Bastan sus propias afirmaciones para reflejar la entraña cínica de la política de ese país.

“…Estados Unidos [...] está firmemente comprometido con el apoyo al deseo del pueblo cubano de determinar libremente el futuro de su país.”

“…Estados Unidos [...] tiene el derecho soberano de decidir sus relaciones económicas con otro país. Las relaciones económicas de los Estados Unidos con Cuba es un asunto bilateral [...] dirigidas a alentar un clima más abierto en Cuba y un mayor respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales.”

“No debemos perder de vista ese hecho en un debate plagado de argumentos retóricos del pasado y enfocado en diferencias tácticas, en un debate que nada hace para ayudar al pueblo cubano.”

“Mi delegación lamenta que la delegación de Cuba continúe, año tras año, calificando de manera inapropiada e incorrecta las restricciones comerciales a Cuba como un acto de genocidio. [...] Estados Unidos no impone ninguna restricción a la ayuda humanitaria a Cuba…”

“En 2009, Estados Unidos [...] autorizó 237 millones de dólares en asistencia humanitaria privada en forma de regalos con alimentos y otros productos esenciales, donaciones humanitarias no agrícolas y donaciones médicas.”

“En abril de 2009, el Presidente Obama indicó que ‘Estados Unidos busca un nuevo comienzo con Cuba’, pero que ‘hay un trayecto más largo aun que es preciso recorrer para superar décadas de desconfianza’. [...] hemos iniciado conversaciones para restablecer el servicio postal directo entre los Estados Unidos y Cuba y hemos incrementado los intercambios artísticos y culturales…”

“El Presidente Obama ha dicho públicamente que la liberación de prisioneros políticos y las reformas económicas son positivas para el pueblo cubano. Estados Unidos espera ver el cumplimiento de dichas promesas pronto, así como una mayor apertura por parte del gobierno cubano como muestra de su voluntad de relacionarse constructivamente con su propio pueblo. [...] Estados Unidos considera que no podrá plenamente alcanzarse una nueva era en las relaciones Estados Unidos-Cuba hasta que el pueblo cubano disfrute de las libertades políticas y económicas internacionalmente reconocidas, que este órgano ha hecho tanto por defender en otros países alrededor del mundo.”

“Mi delegación votará contra esta resolución.
Estados Unidos considera que es hora de que este órgano centre sus energías en el apoyo al pueblo cubano en su lucha por decidir su propio futuro e ir más allá de los gestos retóricos que representa esta resolución.

“Gracias señor Presidente.”

De inmediato, explicó su intención de voto la jefa de la delegación de Nicaragua, cuyo pueblo conoció en sus entrañas la guerra sucia de Ronald Reagan que tanta sangre costó. Sus palabras fueron contundentes.

Se produce la votación y 187 países votaron a favor de la Resolución; dos votos en contra: Estados Unidos e Israel, su inseparable aliado en las acciones genocidas; y tres abstenciones: Islas Marshall, Micronesia y Palau. Ningún país de los 192 miembros de la ONU dejó de participar.

Concluida ésta, la representación de Bélgica, a nombre de la Unión Europea, aliada de Estados Unidos, abrió la participación de las delegaciones que deseaban explicar su voto.

Después usaron de la palabra 16 países con destacado protagonismo en la política internacional, para explicar por qué votaron a favor de la Resolución, en el siguiente orden: Uruguay, Bolivia, Angola, Myanmar, Suriname, Belarús, Saint Kitts y Nevis, Laos, Tanzania, Libia, Siria, Sudán, Vietnam, Nigeria, San Vicente y las Granadinas y la República Popular Democrática de Corea.

Permítase recordar que muchos países se abstuvieron de usar la palabra a solicitud de nuestra propia delegación, para que el proceso de votación no se dilatara demasiado en detrimento del mejor horario para la divulgación del debate, y el esfuerzo agotador que implicaba la participación de un número mayor de oradores. A pesar de eso, 37 delegaciones hablaron en términos claros y precisos a favor del justo Proyecto que por decimonovena vez aprobaba la Asamblea General de Naciones Unidas. Esta vez fue el más dilatado y enérgico debate sobre el delicado e importante tema.

A las 4 y 17 p.m. se escuchó la réplica de Cuba a través del Ministro de Relaciones Exteriores de nuestro país.

Lo esencial que dijo, aunque casi todo el texto era esencial, fue:

“Señor Presidente:

“Agradezco mucho sus palabras a los trece oradores y a las delegaciones presentes en esta imprevista sesión vespertina.

“Sobre lo dicho por Estados Unidos y la Unión Europea:

“Esta es la decimonovena ocasión en que la delegación de Estados Unidos nos repite lo mismo.

“El bloqueo es un acto de guerra económica y un acto de genocidio.

“¿Será que el Departamento de Estado no ha hecho la tarea, no ha estudiado el asunto?

“El año pasado leí aquí los artículos de las Convenciones correspondientes…”

“Ya leí hoy aquí el famoso Memorandum del señor Mallory.

“No son ‘argumentos ideológicos’ del pasado. El bloqueo es un viejo témpano que queda de la Guerra Fría. El asunto no es la retórica, sino el acto de agresión a Cuba.

“El propósito de Estados Unidos no es ayudar ni apoyar al pueblo cubano. Se sabe que el bloqueo provoca privaciones y sufrimientos. No provoca muertes porque la Revolución cubana lo impide. ¿Cómo podría explicarse que se castigue a los niños cubanos como se ha descrito aquí? Si se quisiera ayudar o apoyar al pueblo cubano, lo único que habría que hacer es levantar el bloqueo de inmediato.

“¿Por qué impiden a los norteamericanos visitar Cuba y recibir información de primera mano? ¿Por qué restringen los llamados contactos ‘pueblo a pueblo’?

“Los pretextos para el bloqueo han ido cambiando. Primero la supuesta pertenencia al eje chino-soviético, después la llamada exportación de la Revolución a América Latina, luego la presencia de tropas cubanas en África para ayudar a derrotar al apartheid, a preservar la independencia de Angola y lograr la de Namibia.

“Después, la manipulación sobre los derechos humanos. Pero el bloqueo es una violación brutal de los derechos humanos de los cubanos.

“Estamos dispuestos a discutir sobre violaciones de derechos humanos. Podemos empezar por el campo de concentración de Guantánamo, donde se tortura y no existe el hábeas corpus. Es el reino de las ‘Comisiones Militares’, fuera del Estado de derecho. ¿Podría la delegación norteamericana explicar qué pasó en los campos de Abu Ghraib, Bagram y Nama?

“¿Se instruyó de cargos a los responsables? ¿Se instruyó de cargos a quienes autorizaron en los gobiernos europeos las cárceles secretas en Europa y los vuelos secretos de la CIA con personas secuestradas? ¿Podría aclararlo el representante de la Unión Europea?

“Podemos hablar de Wikileaks. ¿Por qué no nos cuentan algo sobre las atrocidades que recogen los 75 mil documentos sobre crímenes en Afganistán y los 400 mil sobre Iraq?”

“Los cambios en Cuba son asunto de los cubanos. Cambiaremos todo lo que deba ser cambiado, para bien de los cubanos, pero no le pediremos opinión al gobierno de Estados Unidos. Escogimos libremente nuestro destino. Para eso hicimos una Revolución. Serán cambios soberanos, no ‘gestos’. Sabemos que para Estados Unidos lo único suficiente sería instaurar en Cuba un gobierno pro-yanqui. Pero eso no va a ocurrir.”

“¿Quieren cooperación entre nuestras universidades? Eliminen las restricciones a los intercambios académicos, estudiantiles, científicos y culturales y permitan establecer acuerdos entre esas instituciones.

“¿Quieren cooperación contra el narcotráfico, el terrorismo, el tráfico de personas, los desastres naturales, el correo postal? Respondan, al menos, las propuestas que hemos presentado hace más de un año, sin condición alguna.”

“Un alto funcionario de la USAID confirmó ayer al periodista Tracey Eaton que, en el último período, han hecho llegar 15,6 millones de dólares a (cito) ‘individuos en el terreno en Cuba’. Así llaman a sus mercenarios.

“Las transmisiones ilegales de radio y televisión siguen.

“Los Cinco antiterroristas cubanos siguen en injusta prisión. Recientemente se ha sometido, sin motivo, a Gerardo Hernández Nordelo a confinamiento solitario y se le ha denegado atención médica.

“Terroristas internacionales confesos como Orlando Bosch y Posada Carriles se pasean libremente en Miami e incluso hacen allí actividad política.”

“El bloqueo es abusivamente extraterritorial y afecta a todos los aquí presentes. No es un hecho bilateral.

“Señor Presidente:

“A lo ya dicho sobre la Unión Europea tengo poco que añadir.

“No le reconocemos autoridad moral ni política alguna para criticar en materia de derechos humanos.

“Haría mejor en ocuparse de su brutal política anti-inmigrantes, de la deportación de minorías, de la violenta represión contra los manifestantes y de la creciente exclusión social de sus desempleados y sectores de menos ingresos.

“El Parlamento Europeo, con toda desvergüenza y de manera infame, se dedica a premiar a los agentes pagados del gobierno de Estados Unidos en Cuba.

“Pero la Unión Europea sueña si cree que podrá normalizar las relaciones con Cuba, existiendo la llamada Posición Común.

“Muchas gracias”

Todos esperábamos la respuesta de Estados Unidos a la réplica de Bruno. Lo mejor que hizo en su vida el embajador y la delegación -que no tuvo el gesto despectivo de abandonar la sala-, fue resistir a pie firme aquella andanada de argumentos irrebatibles. La réplica de Cuba los dejó paralizados; tuve la sensación de que se iban desvaneciendo progresivamente hasta desaparecer de la escena.

En 50 años de bloqueo la superpotencia no ha podido, ni podrá, derrotar a la Revolución Cubana. No me dediqué al ejercicio de contar los votos a favor o en contra de la “Resolución”. Observé, en cambio, el calor y la convicción de los que hablaron contra la injusta y arbitraria medida. Es un error creer que esa medida se puede mantener indefinidamente. Fue una sublevación. Los pueblos están cansados ya de agresiones, saqueos, abusos y engaños.

Nunca las delegaciones expresaron con más vigor su protesta contra la burla que implica el desprecio a la justa condena de la comunidad mundial contra un acto de genocidio que se reitera año por año. Están conscientes de que lo más grave es el saqueo sistemático de sus recursos naturales impuesto a la mayoría de los pueblos del planeta, la progresiva escasez de alimentos, la destrucción del medio ambiente, el creciente número de guerras genocidas contra otros pueblos, apoyadas en bases militares ubicadas en más de 75 países, y el creciente peligro de una conflagración suicida para todos los pueblos del mundo.

La ONU no puede existir sin la presencia de los pueblos que vienen exigiendo el cese del bloqueo. Esa institución, nacida cuando la inmensa mayoría no éramos siquiera independientes, ¿para qué sirve sin nosotros? ¿Qué derecho nos asiste, si no podemos siquiera demandar que cese el bloqueo impuesto contra un pequeño país? De una forma o de otra nos han subordinado a los intereses de Estados Unidos y la OTAN, organización militar belicista que derrocha más de un millón de millones de dólares cada año en guerras y armas, que serían más que suficientes para llevar lo esencial a todos los pueblos del mundo.

Muchos países del Tercer Mundo se ven obligados a buscar soluciones con independencia de lo que ocurra a los demás; es como marchar sobre una estera que se mueve en sentido inverso a más velocidad.

Hace falta una ONU verdaderamente democrática y no un feudo imperial en el que la inmensa mayoría de los pueblos no cuenta para nada. La ONU, fundada antes de finalizar la Segunda Guerra Mundial, está ya agotada. No permitamos que nos impongan el ridículo papel de reunirnos una vez más dentro de 12 meses para burlarse de nosotros. Hagamos sentir nuestra demanda y salvemos la vida de nuestra especie antes de que sea ya demasiado tarde.













Fidel Castro Ruz

Noviembre 1 de 2010

5 y 53 p.m.