lunes, 20 de septiembre de 2010

Cuba el país del mundo con mayor tasa de matrícula universitaria según la UNESCO


Publicado en Cubadebate el 20 Septiembre 2010

Según cifras del Instituto de Estadística de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Cuba es el país del mundo con mayor tasa bruta de matricula universitaria con el 109%.

Los países que siguen a la nación caribeña son la República de Corea (95%), Finlandia (94%), Grecia (91%) y Venezuela (83%).

Los países latinoamericanos son ubicados en este ránking, encabezados por Cuba, seguido de Venezuela, Argentina con el 67%, Uruguay con 64% y Chile con el 52%.

Luego están, Panamá (45%), Perú (35%), Colombia (32%), Brasil (30%), México (27)%, El Salvador (22%) y Guatemala (18%).


Editorial CoLatino: De los 5 héroes cubanos

A inicios de este mes se realizó en nuestro país el III Congreso de Solidaridad con Cuba, cuyo tema central fue el caso de los 5 héroes cubanos que guardan prisión, injustamente, en los Estados Unidos, acusados de actos de espionaje.

Se trata de Fernando González, Antonio Guerrero Rodríguez, Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar y René González Sehwerert. El 12 de este mes, por cierto, cumplieron 12 años de estar en prisión. Algunos de ellos con cadenas perpetuas.

Los cinco cubanos fueron capturados, luego que la inteligencia cubana entregara informes de contrainteligencia recabadas por aquellos, a las autoridades estadounidenses, en La Habana.

La información consistía en planes terroristas contra intereses económicos cubanos, preparados por los cubanos anticastristas radicados en Miami, Estados Unidos.

Tras la captura de los agentes cubanos, el gobierno de Cuba explicó que sus compatriotas habían sido infiltrados en Miami, para desbaratar células terroristas que han financiado y cometido atentados contra Cuba. Estas células, por cierto, son vinculadas al terrorista Luis Posada Carriles, personaje ya conocido entre los salvadoreños, no sólo por su largo historial terrorista, sino porque se radicó aquí, y desde aquí operó contra el pueblo y gobierno cubano.

Hace doce años, la capital cubana fue objeto de atentados, preparados desde Miami, y ejecutados por terroristas guatemaltecos y salvadoreños. Recordemos que Luis León y Rodríguez Llerena guardan prisión en las cárceles cubanas, porque se les comprobó que fueron autores materiales de sendos atentados en La Habana, capital cubana, en una de las cuales murió un ciudadano italiano.

Cuba, hace 12 años, estaba siendo objeto de atentados terroristas, dirigidos por reconocidos personajes anticubanos, red que fue descubierta por los cinco cubanos que hoy guardan prisión, por haber desbaratado precisamente esa red terrorista.

Estados Unidos, que se precia de ser una potencia que “ataca el terrorismo”, debería realizar un gesto positivo, dejando en libertad a los cinco prisioneros cubanos.

Es cierto, que los cinco héroes cubanos entraron encubiertos, pues de otro modo no habría sido posible su trabajo exitoso, que no solo sirvió a Cuba, sino a los mismos Estados Unidos, al tener información de primera mano del terrorismo que se practica desde Miami.

La única salida para que los cinco cubanos salgan libres está en manos del presidente, Barack Obama, quien tiene potestad de otorgar un indulto presidencial. Qué buena señal enviaría al mundo el señor Obama, y qué regalo para las cinco familias en Cuba, quienes por cierto, no pierden la esperanza de que se haga justicia, y puedan ver a los suyos de nuevo en Cuba.


Desde este espacio, nos unimos a las voces solidarias en el mundo, para pedir la libertad de los cinco héroes cubanos.


EL DUENDE (RADIO MIAMI): Obama y su denuncia contra las drogas

Obama y su denuncia contra las drogas.

Leemos un titular del diario español El Mundo en su edición para el continente americano : “Obama acusa a Bolivia y a Venezuela de incumplir en la lucha contra las drogas”. Después, el diario de Madrid en letra pequeña, ya dentro de la información añade que en un memorándum enviado a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el presidente norteamericano identifica a una veintena de países, entre ellos trece latinoamericanos, como grandes productores o que sirven como plataformas para el tráfico de drogas.

Y aquí vienen dos preguntas sobre el tema. Una, al periódico El Mundo y la otra a la Casa Blanca. La primera es ¿ por qué si Obama señala a una veintena de países, trece de ellos latinoamericanos, como productores y plataformas de trafico de drogas, cual es la razón entonces para que en el titular de ese diario de España se singularice Bolivia y a Venezuela?-

La otra pregunta es a la Casa Blanca. ¿ Por qué se acusa a otros países de ser responsables del trafico internacional de drogas y no se dice que como para bailar un tango hacen falta dos, también en el negocio ilícito de drogas hacen falta, además de países exportadores, un gran cliente consumidor de drogas , que en este caso es Estados Unidos, la nación de la cual es Presidente el denunciante Barack Obama.

Esto me recuerda el cuento de un marido cornudo que denunciaba ante un juez a toda voz : “Trece de mis mejores amigos se acuestan con mi mujer a espaldas mías, su señoría. Yo los acuso de traidores a la amistad, de corruptos y de inmorales y para demostrar que no miento tengo aquí a mi esposa como testigo de cargo, que puede probar lo que digo”. Es por eso que a los cornudos nadie los respeta.

******************************

Vuelve la guillotina al Miami Herald.

El mismo diario miamense lo dijo hoy en su sección de finanzas. The Miami Herald Media Company dejó sin trabajo a 49 de sus empleados en un intento por reducir sus costos operacionales en medio de la crisis financiera por la que atraviesa esa empresa editora.

De la plantilla del diario en ingles desapareen nueve posiciones y en El Nuevo Herald en Español se quedan sin trabajo seis empleados entre ellos el periodista Alejandro Armengol, uno de los pocos escritores de esa publicación que no estaba comprometido con la extrema derecha del exilio cubano de Miami. Sin embargo la señora “Verruga” del Miami Herald, sigue en su puesto en la Junta Editorial.

La noticia de la nueva “degollina”- faltan mas- la dio el Publisher de la publicación David Landsberg, pero el que cortó las cabezas- entre ellas la de Armengol- en el diario en español, fue Manny García que es el editor del Nuevo Herald en Español que sustituyó en el cargo al incompetente Humberto Castelló ahora trasmutado en “sanguchero”.

A Armengol no lo botaron a cajas destempladas. Le hicieron una oferta, como la de “El Padrino” una oferta que él no podía rechazar: “ Una buena suma de dinero y te vas en sana paz”. Eso fue lo que le dijo a El Duende nuestro infiltrado en el Miami Herald, que por cierto esta vez se salvó en tablitas de la guillotina.

******************************

Sobre México lindo y querido.

Recibimos una nota que dice:

Estimado Duende: La frase que Ud. mencionó ayer al comentar la fecha del 16 de Septiembre, aniversario de la independencia del hermano país azteca, " "Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos " la expreso el ex-dictador mexicano, Porfirio Díaz. Díaz, estampa viva del caudillo latinoamericano, se había ganado los grados de general en la lucha contra la Intervención Francesa de Napoleón III y fue quien propicio la entrada de Juárez en Ciudad México.

Saludos a su audiencia latinoamericana y mexicana en particular. Dr. Pablo LLabre.

***********************************

La película “Matrimonio a la cubana”.

Allá por los años sesenta del siglo pasado hizo furor en los cines una película italiana dirigida por el gran Vittorio de Sica y protagonizada por Marcelo Mastroniani y Sofía Loren que con el sugestivo nombre de “Matrimonio a la italiana” . La cinta era una adaptación muy bien lograda para el cine de la popular obra de teatro Filomena Marturano.

Pero ahora lo que está de moda son los “matrimonios a la cubana”, es decir el cubano ciudadano de Estados Unidos o de cualquier otro país extranjero, que se casa con una cubana de la isla, no por amor verdadero, sino por simple “arreglo” amistoso de familia para que la “novia” pueda emigrar al exterior.

De eso es de lo que trata en su Blog el colega periodista Rui Ferreira en una nota titulada “El Secreto de Rivera” en el que se adentra en el misterioso caso de un “matrimonio a la cubana” en el cual sería el protagonista masculino, el aspirante cubano al Distrito congresional Federal número 25 de la Florida David Rivera. Dice Ferreira:

“Hace por lo menos unas dos semanas que, en círculos muy restrictos de ambos partidos en el sur de Florida, los tertulios intentan resolver un rompecabezas que parte de una reacción que se suele tener cuando se tiene un miedo terrible de que un misterio sea descubierto. Hablo de la reacción de pánico que el candidato republicano al distrito 25, David Rivera, tuvo cuando su nombre fue asociado al de una mujer y su señora madre, una conocida presentadora de televisión y cubana.

Esos rumores, promovidos por una candidata a la primaria republicana para el distrito 25 que, mientras tanto perdió su postulación, indicaban que Rivera habría agredido a la joven en cuestión cuando, aparentemente, tuvieron una discusión de matiz conyugal. Sin embargo, ninguna evidencia fue mostrada. Aún así el rumor se multiplicó, junto a otra noticia real de que Rivera interceptó un camión con propaganda adversa a otra candidatura suya, años atrás.

Dice Rui Ferreira al final de la nota en su Blog de la Internet:

“Lo que se está barajando ahora en esos círculos de ambos partidos - no se equivoquen los que piensan que a la Cámara de Representantes llega cualquiera -, es la versión de que hace muchos años el candidato se habría casado con la joven en cuestión para que ella pudiera salir de Cuba y ahora quiere enterrar el "pecadillo" a como dé lugar porque ella pertenece a una de las familias de la nomenclatura castrista. Es lo que se comenta en esos círculos y los cubanos no suelen mentir”, dice Ferreira.

De todo esto una cosa es cierta. Que en este “matrimonio a la cubana” ni la dama del caso se parece a Sofía Loren ni David Rivera es Marcelo Mastroniani.

****************************

Y hasta el próximo lunes amigos de El Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.

Respondiendo al Washington Post: el hipócrita oficio de mirar el “mal” ajeno.

Percy Francisco Alvarado Godoy

El ultra conservador Washington Post, vocero de los más sórdidos intereses de la oligarquía norteamericana, ha enfilado otra vez sus cañones contra Cuba, En un artículo de la agencia AP, retoma el manido tema del fracaso del modelo económico cubano, tan empleado últimamente por los detractores de oficio de la Revolución Cubana,

Para el Post, Cuba solo se mantiene gracias a “los millonarios subsidios otorgados por el errático Hugo Chávez”, a la par que busca perpetuar un supuesto estado de violación de los derechos humanos en la Isla.

Como era de esperarse, el Post apuesta por el mantenimiento del criminal bloqueo contra Cuba, sin importarle el daño que el mismo ha ocasionado a los cubanos durante décadas. Solo si en Cuba se establece un régimen moldeado al antojo del capitalismo, destruyendo la base de los beneficios sociales que ha traído la Revolución a su pueblo, será posible para el Post la eliminación del bloqueo contra la Isla. Sin tapujos, declara el articulista: "Cualquier cambio fundamental en la política estadounidense hacia Cuba debe esperar hasta que haya reformas fundamentales por parte del régimen. Cuando los cubanos tengan el derecho a la libertad de expresión y de reunión... será el momento en que los turistas y empresarios estadounidenses puedan regresar a la isla".

El rotativo, especulando a modo de agorero espiritista, niega que los cambios venideros en Cuba tengan similitud alguna con los modelos chinos o vietnamitas, situándolos de manera más cercana a las reformas posteriores al derrumbe de la URSS en los años noventa. Ingenuamente, desconoce la capacidad de los cubanos de encontrar soluciones propias a sus propios problemas, en las que el leiv motiv fundamental es preservar a toda costa los principales beneficios sociales alcanzados por la Revolución, a la par que buscar las vías más propicias para incrementar la productividad y la producción en el marco de las ramas más importantes de la economía.

Errores hemos cometido, es cierto. En muchas oportunidades ha primado el paternalismo y el estado ha asumido innecesariamente la subvención de muchas actividades, así como hemos padecido flagelos como las plantillas infladas y un excesivo aparato burocrático e improductivo. Ha habido también enorme centralización en muchos aspectos de la vida económica, subjetivismo, falta de iniciativa y, en varios casos, la corrupción se ha convertido en uno de los más dañinos males que hemos padecido. Mucho podría hablarse de nuestros errores, pero lo principal es que hemos tomado conciencia de ellos y los cubanos sabremos encontrar las soluciones adecuadas que no pueden ser dictadas ni por el Post ni por aquellos que actúan de mala fe.

Cuba necesita cambiar y cambiará. De la misma forma nuestro socialismo debe ser perfeccionado y debe evolucionar a favor de un desarrollo más próspero para nuestro pueblo. Eso es lo que nos proponemos hacer.

Las cosas que deberían preocupar al Washington Post.

Uno de los aspectos principales de los que debería escribir el Post, si quisiera ser fiel a la verdad, es el de evaluar concienzudamente los enormes daños que padece la economía norteamericana, cuya recuperación parece será más lenta de lo que esperan los propios economistas de su país. Ni el propio Obama, ni su asesor Paul Volcker, ni la propia Reserva Federal, confían en ello. La desaceleración del crecimiento, la profundización de la crisis financiera ya globalizada, el colapso de los valores de los bienes inmobiliarios y de las acciones, la ineficiencia de los estímulos fiscales a costa de los más desposeídos, el mantenimiento de una poderosa industria de guerra y de excesivos gastos militares, el aumento del desempleo y la pobreza, son temas que podrían llenar las páginas del Washington Post si quisiera ser consecuente con la verdad.

¿Con qué derecho se critica a Cuba y a sus medidas para subsistir, a pesar de un férreo bloqueo y de los embates de la crisis internacional, cuando el Post es incapaz de reconocer que la riqueza neta en su país descendió en 1.5 billones de dólares en el segundo trimestre de 2010, mientras que los grandes monopolios acumularon cifras incalculables de cash, de acuerdo con lo reconocido por la propia Reserva Federal, evitando realizar nuevas inversiones y evitar el creciente desempleo. Tampoco el Post ha valorado la dañina caída del valor neto de los hogares estadounidenses, que ha disminuido casi un 19 por ciento en los últimos tres años, mientras que el endeudamiento del Gobierno Federal subió un 24,4 %.

Otro tema que no se aborda con la profundidad requerida por el Post es el tema del desempleo, aún cuando se conoce que Estados Unidos registró 43,6 millones de pobres en 2009 y la tendencia sigue en aumento. Hoy por hoy, junto a la incalculable pobreza que representa el 14,3% de la población, existen 50.7 millones de personas sin seguro médico. El mal es tan desolador que el 20 % de los niños norteamericanos viven en la pobreza. Esas son cifras anunciadas hace unos días por la Oficina del censo de los Estados Unidos.

La Oficina del Censo reconoció la disminución del ingreso medio en un 4.2 por ciento en el 2009, mientras que el desempleo creció a un 9.3 %. Todo ello ha sido aún más perjudicial con la disminución de los programas sociales, la incapacidad de la asistencia federal de dar respuesta a la demanda de ayuda a los necesitados, así como otros males que afectan a las minorías y a la juventud. Baste decir que la taza de pobreza en niños menores de 18 años rebasó la cifra del 20,7 % y para los ancianos alcanzó un 8.9%. Todo ello, parecen ignorarlo los articulistas del Post.

Otro tema de considerable actualidad ignorado por el Post es el de la violación de los derechos de la población carcelaria en Estados Unidos, la que alcanza la cifra de casi 2 millones de personas, de la cual un 60 % pertenece a las minorías latinas y afro norteamericanas. En los centros penitenciarios, tanto estatales como privados, prima el trato bochornoso a los enfermos mentales, la carencia total de atención a las necesidades de salud de las mujeres, la falta de medicamentos y la demora en la prestación del servicio de urgencias.

Mientras los males sociales se agravan, la administración de Obama mantiene un elevado presupuesto de guerra para mantener sus conflictos bélicos en Irak y Afganistán, la amenaza contra Irán y su extensa red de base militares diseminadas por el mundo. Aunque en agosto se pretendió “contener” los gatos militares, se mantiene un presupuesto de 549 000 millones de USD, al que se suman otros 159 000 millones destinados a la actividad bélica en Irak y Afganistán.

¿Por qué, me pregunto, el Washington Post no insta a su gobierno a destinar los 784 millones de USD para solucionar los profundos problemas sociales generados por la crisis, creando nuevas fuentes de empleo, aumentando las ayudas federales a los necesitados, creando viviendas para los más pobres, disminuyendo los gastos de salud, alimentando a los hambrientos, así como otras medidas de beneficio social? ¿Por qué el dinero que se destina para matar no se usa para salvar al mundo de la debacle que lo amenaza?

Indudablemente, el Washington Post, como vocero de la ultraderecha norteamericana, apuesta por la guerra, sin importarle que hasta el 18 de agosto de este año, según datos del propio Departamento de Defensa, hayan muerto 4.419 militares en Irak desde la invasión en el 2003, mientras en este año han perecido 489 soldados en Afganistán. Pero también se ignoran las bajas colaterales producidas por los suicidios entre los soldados, reconocido por el Secretario de Asuntos de los Veteranos, el general Eric Shinseki, como un mal de gran envergadura, pues dieciocho veteranos de guerra se suicidan diariamente, mientras otra cifra de soldados en conflicto también se privan de la vida en grandes proporciones.

Bien le valdría al Post recordar aquella frase de Heródoto, que reza: “En la paz los hijos entierran a los padres, la guerra altera el orden de la naturaleza y hace que los padres entierren a sus hijos”, al pensar en el luto que deja en los hogares norteamericanos la criminal guerra mantenida en Irak y Afganistán, así como en la posible guerra que se gesta contra Irán. No me refiero, por supuesto a los millones de personas asesinadas por esos soldados por órdenes de Bush y de Obama, a los que el Washington ignora deliberadamente y ni siquiera le preocupan.

Por mi parte, cuando pienso y creo en la posibilidad de que exista un mundo mejor, con la certeza de que ese es un sueño posible, tengo la convicción de que alguna vez ese día llegará y se cumplirá solo cuando se cumpla, a su vez, el refrán anónimo de que “La paz del mundo solo se logrará, cuando desaparezcan los imperios.”

La Habana, 20 de septiembre de 2010


¡No se equivoquen con Cuba!, ahí nadie será desamparado

José Mario Zavaleta

Desde que tengo uso de razón, coincidente con los tiempos del triunfo de la Revolución Cubana, he sido testigo y receptor involuntario de la andanada de informaciones tergiversadas y campañas propagandísticas con la intención de desprestigiar y socavar la imagen de ese proceso que ya superó los cincuenta años.

Dependiendo de la emergencia de nuevas situaciones la manipulación mediática se ha exacerbado más o menos, pero siempre con la constante de no contar con la otra versión, porque siempre se impidió que cualquier información proveniente de la Isla llegara a la mayoría de la población; siendo sólo por motivación propia, y bajo también propio riesgo, el buscar “la otra verdad”.


Hasta el aparecimiento del internet sólo era posible a través de las ondas hertzianas, y lo ha sido principalmente por Radio Habana Cuba, emisora de onda corta que nunca pudieron bloquear, que muchos salvadoreños escucharon por años a escondidas y bajo el riesgo de sufrir cualquier represión imaginable si se era detectado. Testimonios de ello abundan.

Sin embargo, hoy que es posible obtener las noticias y conocer de eventos en tiempo real o por vías directas, gracias a la tecnología, es sorprendente cómo aún así los medios de comunicación nuestros que abordan el tema de Cuba y lo hacen con el fin de continuar con las mentiras, medias verdades y falacias como peones de las campañas internacionales que persiguen la destrucción del proceso revolucionario, lo hacen descaradamente aún sabiendo que muchos más sabemos que mienten o manipulan las noticias, no con el fin de informar, sino el de minar la imagen de Cuba.

Es increíble el frenesí de algunos de ellos, en especial de la prensa escrita, tratando de hacer creer a nuestra población de lo tan mal que viven los cubanos, y que se debe impedir que acá en El Salvador pudiera repetirse esa experiencia a pesar que cada día anuncian su caída. ¿A qué se deben sus temores, pues?

Últimamente hacen la alharaca por una frase expresada por el ex Presidente Fidel Castro Rus en una conversación con el periodista judío-norteamericano Jeffrey Goldberg, que precisamente fue motivada en el fragor de las decenas de artículos desarrollados por Fidel con la idea de advertir a la comunidad internacional de los riesgos que conlleva una posible agresión de Estados Unidos junto a Israel contra Irán.

Son más trascendentes y vitales para todos esas advertencias que hicieron coincidir al líder de la Revolución con ese profesional considerado el investigador más conocedor del pensamiento israelita, pero de eso no se ha dicho mayor cosa, y algunos que lo refieren lo hacen más con ironía y sarcasmo; sin embargo, la literalidad es pasmosa al abordar la cuestión del modelo económico de Cuba.

Resulta risible que en la actualidad cuando está ocurriendo aún la crisis económica más grave y global de la historia, que se ha extendido desde sus orígenes en los Estados Unidos de América a los países desarrollados y el resto de los demás en la tierra, acá en El Salvador en particular, se quiera estar hablando como el burro de las orejas. Realmente preferiría que fueran los cubanos quienes hablaran sobre este tema, por conocimiento de causa y derecho propio, pero me atrevo a expresar lo que conozco por experiencia personal y porque me consta, con la limitaciones entendibles.


Pues tratándose de Cuba, la nebulosa desinformativa quiere hacer creer que solo ahí se sufre la desgracia que sabemos ocurre en la mayoría de los pueblos del mundo que han debido soportar, sin tener ninguna responsabilidad ni haber hecho nada para provocarla, y cuando todo mundo sabe que lo que ha fracasado es el modelo neoliberal que ha llevado a muchos países a la bancarrota, como el nuestro.


Habrá que recordar que a mediados de los años ochenta, cuando existía la Unión Soviética y el campo socialista, en la Mayor de las Antillas ya se había iniciado la evaluación de los errores y defectos ocasionados por la implementación de medidas hasta entonces, llamado Proceso de Rectificación de Errores y Tendencias Negativas, y que hubo de postergarse ante los eventos relacionados con el desmembramiento de la URSS y desaparecimiento de los demás países socialistas de Europa.

Es en esos años iniciales de la década del 90 que se declara el Período Especial en tiempo de paz - que recuerdo ya se mencionaba varios años antes como proyecto elaborado junto a la variante del período especial en tiempo de guerra -, y es cuando Fidel, la dirección de la Revolución y el pueblo cubano, hubieron de enfrentarse a esta nueva etapa, que significaba la suspensión abrupta de cerca del 80 % del intercambio comercial que mantenía con la Europa del Este, que aunada al bloqueo económico y financiero impuesto unilateralmente por los Estados Unidos, constituyó también la caída del PIB superior al 30 % y el deterioro de las condiciones de la población. Muchos en el exterior se frotaron las manos y prepararon las maletas para regresar una vez caída la Revolución, mientras el pueblo resistía valientemente y decidido.

Es en estas condiciones de total soledad que los cubanos se propusieron esencialmente la subsistencia del proceso y la preservación de la obra social de la Revolución, mientras también luchaban por salir de la crisis implementando medidas como el impulso del turismo a través de empresas mixtas, la despenalización de la tenencia del dólar y su curso legal, trabajo por cuenta propia, inversión extranjera en áreas estratégicas como la minería, la industria petrolera, biotecnología, entre otras más. Los resultados se ven muy pronto, y es a inicios de esta primera década del segundo milenio que ya se habla de estar superando el período especial, y en los años consecutivos el PIB de Cuba crece positivamente. Influye también el intercambio comercial y solidario con otros países importantes como Venezuela, China, Brasil, Rusia, entre otros, que ayuda a amortiguar los efectos del bloqueo estadounidense.

Tal realidad es palpable de manera progresiva, y así pude observarlo en las subsecuentes visitas de 1995, 2002 y 2007, cuando el nivel de la gente es cada vez mejor; se desarrollan programas ambiciosos como el de los Trabajadores Sociales para atención personalizada a aquellos que fueron más afectados por la gran crisis, se reimpulsa la educación primaria y secundaria, que había también sufrido estragos, se inicia el rescate de la infraestructura, y así el país vuelve a mostrar su ímpetu que es visible en la población, y también en los cientos de miles de habitantes del planeta que se benefician de la solidaridad de Cuba en especial de la educación y la salud.


Es en 2008 que Cuba sufre el embate de terribles huracanes, Gustav, Ike y Paloma, que en el lapso de un mes arrasan la geografía del archipiélago, prueba de fuego de la defensa civil que impide al máximo la afectación de vidas, pero provocándose la pérdida de un estimado de 10 mil millones de dólares por daños a la infraestructura en general. Es tal el impacto que países amigos – muchos de ellos beneficiados previamente por la ayuda solidaria de Cuba – acuden en apoyo especialmente económico para solventar la inmediatez.

Todo ocurre en momentos que se gesta y crece la crisis financiera en Walt Street que luego se difunde en el resto del mundo, afectando a unos más que a otros; y en el caso de Cuba, aunque sin tener vínculos directos con la economía de EE.UU., igual se ve afectada principalmente por la drástica reducción de los precios de las materias primas, como el caso del Níquel que se reduce prácticamente a la mitad, la disminución del turismo internacional por la misma crisis y el incremento de los precios del petróleo, entre otros.

A estas alturas Cuba había logrado la protección laboral de su población, llegando a niveles del pleno empleo, comparable o superior a los años previos a la crisis en países desarrollados de Europa. El desempleo es reportado cerca del 2 %, y las prestaciones sociales son disfrutadas por todos, a pesar de las dificultades y limitaciones con las que el país contaba, producto de resultados insatisfactorios en algunos rubros y del mismo bloqueo, que se aplicaba cada vez más despiadadamente en esos momentos de la “era W. Bush”.

Era conocido por todos que la Revolución hacía esfuerzos extraordinarios para mantener los beneficios sociales y laborales, pero pendiente en revisar, anular o cambiar aquellas disposiciones anacrónicas o no funcionales que causaban malestar y también otras que representaban gastos onerosos al estado. Y ese es el período que realmente llega a este momento en que se disponen los cubanos a desarrollar los cambios que consideran necesarios en el modelo económico. Por supuesto, coincidente con otra ola de noticias tergiversadas de agencias internacionales que anunciaban luchas de tendencias en el Partido Comunista y la dirigencia de la Revolución, y suponiendo la aplicación de medidas capitalistas para encauzar la economía. Para decepción de los corifeos de la desgracia cubana las cosas no son como las que ellos anunciaban, y además, en eso regresó Fidel.

El 1 de agosto de este año el Presidente de Cuba, General de Ejército, Raúl Castro Rus, en sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, invoca a la unidad entre los revolucionarios y entre la dirección de la Revolución y la mayoría del pueblo como la más importante arma estratégica que les ha permitido llegar hasta este momento y continuar el en futuro el perfeccionamiento del socialismo.

Así, anuncia al pueblo que “luego de meses de estudio en el marco de la actualización del modelo económico cubano, el Consejo de Ministros en su última reunión, efectuada los días 16 y 17 de julio, con la participación de los vicepresidentes del Consejo de Estado, otros miembros del Buró Político y del Secretariado del Comité Central, los primeros secretarios de los comités provinciales del Partido y los presidentes de los consejos de la administración provincial, así como los cuadros centros de la CTC, demás organizaciones de masas y la UJC y altos funcionarios de los organismos, acordó un conjunto de medidas para acometer, por etapas, la reducción de las plantillas considerablemente abultadas en el sector estatal”.

Y continúa. “… en una primera fase, que planificamos concluir en el primer trimestre del próximo año, se modificará el tratamiento laboral y salarial a los trabajadores disponibles e interruptos de un grupo de organismos de la administración central del estado, suprimiendo los enfoques paternalistas que desestimulan la necesidad de trabajar para vivir y con ello reducir los gastos improductivos, que entraña el pago igualitario, con independencia de los años de empleo, de una garantía salarial durante largos períodos a personas que no laboran”. Incluyo textualmente los conceptos para fundamentar en propias palabras la cita a lo que hoy ocurre, que no se trata de un acto desesperado, sino parte de un proceso consultado y decidido en conjunto por diferentes niveles de organización de la sociedad cubana.

Como podemos comprobar, las cosas son muy diferentes a como se escriben malintencionadamente en los periódicos locales y de otros países en que igualmente se tergiversa la realidad de Cuba, que tampoco ha negado las dificultades que enfrentan. Pero lo destacable es que quienes hoy se alegran de ello y la publicación les sirve para decretar el fracaso de la Revolución porque el modelo económico no funciona, según ellos, son los mismos que han provocado la desgracia acá en El Salvador.

Son ellos los que implementaron y defendieron el modelo neoliberal a ultranza, cumpliendo religiosamente las recetas de los organismos internacionales, y provocaron que el país esté quebrado; y ahora señalan a Cuba como si tuvieran una grisma de autoridad para hablar de ello. Lo mismo sucede cuando se refieren a la democracia y la libertad, como si no supiéramos que por su gusto realmente estuviéramos bajo un régimen autoritario y represivo. No nos pueden venir con el cuento, si lo que se ha logrado en avances en nuestro proceso democrático fue aceptado a regañadientes por ellos, en el curso de la situación militar, social y económica que los obligó a sentarse a negociar y llegar a los Acuerdos de Paz de 1992.

De lo que deben estar seguros es que, en el caso de Cuba, no se desarrollarán las medidas de ajuste estructural que nos recetaron acá en los últimos veinte años de gobierno. De las cerca de 500,000 personas que saldrán de las instituciones estatales nadie quedará abandonada a su suerte, ninguna quedará desamparada. Porque a la vez que se publica esa cantidad para demostrar lo que ellos llaman fracaso, omiten decir que concomitantemente se creará la misma cantidad de trabajos por cuenta propia y en otras variantes disponibles, y cuyo proceso se hará de manera progresiva y acompañada por la organización laboral, la Central de Trabajadores de Cuba, CTC.

Si llaman fracaso que Cuba sea el primer país libre de analfabetismo en nuestra América, quien primero abolió enfermedades prevenibles, alcanzado este año la tasa de mortalidad de 4,8 por mil nacidos vivos, ser el primer país en América Latina libre de desnutrición, el país con más médicos por habitante en el mundo, que goza de paz social y bajísimos niveles de delincuencia, y que ocupa el puesto 51 en el Índice de desarrollo humano elaborado por la Organización de las Naciones Unidas - el cuarto entre los países latinoamericanos, después de Chile, Argentina y Uruguay -, entre otros tantos índices que ostenta; pero, sobre todo, por ser campeones en la solidaridad, que se sustenta en dar lo que tienen, no lo que les sobra, es porque realmente el odio y prejuicio contra ese país los enceguece. Pero, además, con ello demuestran su naturaleza inhumana e insensible, cuando éxito es siempre obtener ganancias para ellos y sus amigos, y fracaso cuando los pueblos pueden leer y escribir, tienen su salud garantizada y la seguridad social es prioridad, aún a costa de que con ello tambalee el presupuesto nacional.

Nunca podrán entender al pueblo cubano, que tras más de 50 años del bloqueo que nunca en la historia universal haya existido contra otro país alguno, sigue adelante construyendo y perfeccionando el socialismo, sin arrodillarse y sin entregar su dignidad. Claro, eso es algo que a sus enemigos gratuitos de acá no les interesa aprender. ¿Quiénes realmente serán los pobres?


Lunes, 20 de Septiembre de 2010


La Sexta ni menciona a Cuba en noticia sobre alfabetización en Sevilla

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación

El periodista estadounidense Charles Dana decía que ”nos es noticia que un perro muerda a una persona, sino que una persona muerda a un perro".

Este principio periodístico -la búsqueda de lo excepcional en la información- es lo que pareció aplicar el canal televisivo La Sexta cuando, el pasado 8 se septiembre, incluyó en su informativo una noticia sobre el elevado analfabetismo aún existente en España, es decir, en un estado del llamado Primer Mundo (1).

Para elaborar esta pieza televisiva, la cadena se puso en contacto con la Fundación DeSevilla, que impulsa en la capital andaluza el programa de alfabetización creado en Cuba “Yo sí puedo” (2).

Allí, entrevistó a cuatro personas participantes en el programa, a dos facilitadores del mismo y a su coordinador, quienes explicaron al periodista aspectos fundamentales del programa, como su visión transformadora del contexto social que rodea el analfabetismo en Sevilla y, ante todo, el papel esencial de la asesoría pedagógica de Cuba en su implementación. El periodista incluso entrevistó a Carlos Miguel Molina, uno de los pedagogos cubanos que, gracias a un acuerdo con el Ayuntamiento de Sevilla, dan apoyo metodológico al programa (3).

Pero, para sorpresa del equipo alfabetizador, de las 8 personas entrevistadas, la noticia solo recogió la historia personal de una de las participantes, a quien ni siquiera ubicó geográficamente, y una frase sin contenido alguno de Ismael Sánchez, el coordinador sevillano del programa.

El periodista ni mencionó el nombre del método de alfabetización, a pesar de describir su funcionamiento: “Aquí utilizan un método sencillo: cada letra es un número, que luego recordarán”.

Y, como por arte de magia, eliminó lo verdaderamente excepcional desde el punto de vista periodístico: que el método aplicado en un país de la rica Europa ha sido creado e impulsado por una nación del llamado Tercer Mundo como Cuba, que ya ha conseguido alfabetizar a casi 4 millones de personas en 29 estados del mundo (4).

La emisión de la noticia de La Sexta en su informativo del mediodía provocó una lógica decepción en el equipo del programa “Yo sí puedo” de Sevilla. Esa misma tarde otro canal, Televisión Española les llamó para realizar otro reportaje para su informativo de la noche. Desde el equipo sevillano se le puso como condición que el reportaje no olvidara ni el nombre del programa ni el importante papel de Cuba en el mismo. Televisión Española no aceptó estos términos y, finalmente, no realizó grabación alguna.

Es evidente que a los medios no interesa informar de que Cuba ayuda a Sevilla en la alfabetización, en un ejemplo inédito de cooperación Sur-Norte. Y es que, la información puede contradecir determinados principios fundamentales ligados a los intereses o posicionamiento político de las empresas informativas, éstas olvidan pronto el principio de excepcionalidad de la información. Aunque –como dijera el periodista Charles Dana- la persona sea la que muerda al perro.

(1) http://yosipuedosevilla.wordpress.com/2010/09/08/la-sexta-noticias-olvida-mencionar-como-los-alfabetizados-aprenden-a-leer-y-escribir-quien-ensena-y-de-donde-viene-el-programa-yo-si-puedo/

(2) http://yosipuedosevilla.wordpress.com/

(3) http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&view=article&id=5260%3Aasesoria-cubana-para-la-alfabetizacion-en-sevilla-parte-1&catid=19&Itemid=86

(4) http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A9todo_de_alfabetizaci%C3%B3n_%22Yo,_s%C3%AD_puedo%22