miércoles, 15 de septiembre de 2010

Noam Chomsky y las 10 Estrategias de Manipulación Mediática

Publicado en Cubadebate el 15 Septiembre 2010

Noam Chomsky

El lingüista Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios


1. La estrategia de la distracción El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9. Reforzar la autoculpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

(Publicado por Omar Montilla, en el Blog Gramscimanía)


Cuba denuncia que bloqueo de EE.UU. se ha reforzado durante gobierno de Obama

Canciller cubano, Bruno Rodríguez, presentó informe sobre el bloqueo de EE.UU. contra su país. (Foto: teleSUR)

TeleSUR 15/09/10

El canciller Bruno Rodríguez recordó que Obama prometió una política económica diferente hacia Cuba durante su campaña para lograr la presidencia de Estados Unidos, pero ''ha sido todo lo contrario'' porque las medidas contra la isla se han reforzado.

El Gobierno de Cuba presentó este miércoles el informe que llevará al debate anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) a llevarse a cabo este mes en Nueva York, en el cual se detalla las consecuencias del bloqueo que mantiene Estados Unidos contra la isla y las facultades que tiene el presidente Barack Obama para flexibilizarlo o eliminarlo.

El Canciller, Bruno Rodríguez, expuso ante los medios locales e internacionales, los detalles del informe que se entregará al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, el cual afirma que la política en los últimos dos años bajo el Gobierno de Obama no ha cambiado sino que se han reforzado.

"En absoluto se puede decir que en el último año 2009, aunque es válido para el primer semestre de este año, el bloqueo se ha endurecido, multas sanciones y persecución a las transacciones financieras cubanas todavía son aplicadas", indicó.


Consideró que el presidente estadounidense "puede modificar sustancialmente el bloqueo que se le aplica a Cuba", pero las leyes del bloqueo se encuentran vigente y "se aplica con toda su intensidad y rigor".

Rodríguez recordó que durante la campaña del presidente estadounidense prometió cambiar la política económica hacia Cuba para bien de los dos países, pero "fue todo lo contrario".

Obama "ha quedado muy por debajo de las expectativas ofrecidas por su discurso" durante su campaña presidencial en 2008, dijo el canciller.

"Había prometido un nuevo comienzo con Cuba de respetar el derecho internacional, de escuchar la opinión de sus aliados, pero existe un abismo y una contradicción esencial entre el presidente Obama y sus actos con Cuba", añadió.

Respecto a las facultades aceptó que era "cierto que el presidente Obama no puede modificar la ley" pero reiteró que dispone "de poderes administrativos para modificar la normativa (…) el Presidente puede utilizar licencias. (Bill) Clinton (ex presidente estadounidense) las utilizó para crear categorías especiales de viajeros a Cuba", dijo Rodríguez.

Agregó que Obama podría detener o suspender la aplicación del bloque económico por razones humanitarias y "hay muchísimas porque hay violaciones contra la sociedad cubana".

En cuanto al impacto del bloqueo, el canciller dijo que es "grande, produce carencia y dificultades, sufrimientos que a las personas, a la salud de los niños. Nadie puede calcular el efecto que ha dejado, estos daños se van reproduciendo en escala".

"Es una política fracasada durante 50 años, y toda política que fracasa en ese tiempo debe ser revisada", sostuvo.


El jefe de la diplomacia cubana recordó que el mandatario puede "flexibilizar medidas como el uso del dólar en las transacciones internacionales a Cuba, de las tarjetas de crédito o cheques por parte de estadounidenses y autorizar la importación de medicinas.

"Hay tecnologías y medicinas que sólo se producen en Cuba, tratamiento para enfermedades", exclamó.

Además, Obama, por las facultades que éste dispone, "podría expandir los viajes norteamericanos a extranjeros y residentes de EE.UU. a Cuba.

"Ya existen 12 categorías de viaje establecidas por la ley estadounidense y el presidente Obama podría permitir la visita de ciudadanos de EE.UU. a Cuba", agregó.

Puntualizó que el bloqueo económico contra Cuba le ha costado a la nación caribeña la suma de 751 mil millones de dólares.

El jefe de la Casa Blanca anunció en abril de 2009 el fin de las restricciones a los viajes y envíos de remesas de los estadounidenses a sus familiares en la isla, pero tras el anuncio de la promulgación de Ley de Comercio con el Enemigo el 14 de septiembre de ese mismo año, sus avances en cambiar la política de hostilidad y agresiones contra el pueblo cubano, quedaron en cero.

Los efectos de esa misma ley fueron extendidos el pasado 6 de septiembre por lo que se prolongó el bloqueo impuesto a la isla hasta septiembre de 2011. Casi la totalidad de los Gobiernos del mundo, así como una importante cantidad de organizaciones internacionales rechazan la disposición de ampliar estas sanciones.

El presidente de Estados Unidos firmó la disposición por considerar que convendrá a los intereses nacionales.


Las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Cuba han sido condenadas por buena parte de los países integrantes en 18 ocasiones continuas en la Asamblea General de ONU que se celebra anualmente. La comunidad internacional la considera una herramienta genocida, pues trata de acabar con la población cubana mediante la falta de alimentos y medicinas.


El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba por más de 40 años, es el más prolongado y cruel que haya conocido la humanidad, y forma parte esencial de su política de hostilidad y agresiones contra el pueblo de la isla.


Alan Robock y el “invierno nuclear”: “La mayor amenaza que gravita hoy sobre la especie humana son las armas nucleares”


Rosa Miriam Elizalde

Publicado en Cubadebate el 14 Septiembre 2010

Alan Robock, la traductora Beatriz Muñoz y Fidel en la conferencia "Las consecuencias climáticas de un conflicto nuclear". Foto: Estudios Revolución

Las ciudades arderían durante semanas e incluso meses extendiendo una vasta nube de cenizas que pintaría el cielo de negro. Los hongos de las explosiones termonucleares elevarían nubes de polvo y humo a altitudes estratosféricas donde permanecerían en suspensión durante años, velando la luz solar. Las temperaturas en la Tierra bajarían drásticamente a las pocas semanas. Por lo menos durante uno o dos años la insolación sería débil. Tras este desastre emergería un mundo helado y yermo en el que el 90 por ciento de las cosechas mundiales se habrían malogrado y la capacidad de generación de energía habría disminuido a más de la mitad. Sin medios para calentarse, las ciudades se convertirían en témpanos de cemento abandonados por la fuerte hambruna.

No es la parodia del Apocalipsis, sino el mundo que validan los modelos científicos si estallara solo el 1 por ciento de las bombas atómicas que existen hoy en el planeta. Bastaría un conflicto entre la India y Pakistán, dos países que poseen armas de esa naturaleza, para que se hiciera realidad la pesadilla que los investigadores han llamado “invierno nuclear”.

Alan Robock, del Departamento de Ciencias Medioambientales, de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, confirmó la teoría del “invierno nuclear”, junto a un equipo de prestigiosos investigadores norteamericanos y rusos. Fue él quien presentó este martes, en La Habana, las conclusiones de sus estudios en una conferencia impactante, a la que asistió el Comandante en Jefe Fidel Castro y que será transmitida este miércoles por la Mesa Redonda de la Televisión cubana.

“Afortunadamente tal teoría jamás se puso a prueba -dijo el científico a Fidel en breve diálogo al concluir la conferencia-, pero la única garantía de que eso no ocurra en el futuro es que se destruyan todas las armas nucleares. Mientras ellas estén ahí, nos seguirán preocupando los accidentes, los malos cálculos y la gente loca que pueda tener estas armas en su poder”.

PUDIÉRAMOS REGRESAR A LA EDAD PIEDRA

Las primeras palabras de Alan Robock son en un español que aprendió en la secundaria, hace 45 años, demasiado tiempo para dictar una conferencia en ese idioma. El detalle del idioma será relevante por algo que pasará luego, pero ahora comienza su exposición en inglés, apoyándose en imágenes, sin utilizar términos demasiado técnicos, aunque la mayoría del público que asiste su conferencia magistral titulada “Las consecuencias climáticas de un conflicto nuclear”, son científicos que participan en Taller de nombre similar convocado por el Instituto de Meteorología

La primera idea que esboza es terminante: “El calentamiento es un problema serio, pero la mayor amenaza que gravita en estos momentos sobre la especie humana son las armas nucleares”. Y acto seguido muestra estas dos imágenes. La primera, dice, es “nuestro hermoso planeta”. La segunda, lo que podría llegar a ser tras una contienda nuclear: el humo cubriría la Tierra, bloqueando el sol, haciendo de la superficie un páramo frío, oscuro y lleno de polvo. Todo el auditorio se sobrecoge. Fidel abre su libreta azul. Ha comenzado a tomar notas.

Nuestro hermoso planeta hoy

El mundo que podría venir

De manera muy didáctica explica que las primeros trazos de la teoría del invierno nuclear corresponden a un estudio de Paul Crutzen y John Birks en 1982, que ya propusieron que los incendios masivos que resultarían de un intercambio nuclear global y el humo que generarían en la capas bajas de la atmósfera tendrían consecuencias notables sobre el clima.

Owen B. Toon y Richard P. Turco analizaron las consecuencias del humo en la estratosfera y acuñaron la expresión “invierno nuclear”, mientras que los soviétios Vladimir Aleksandrov y Georgiy Stenchikov llevaron a cabo simulaciones sobre modelos más sofisticados en 1983. En parte como consecuencia de estos estudios y otros relacionados a finales de los años 80 del siglo pasado, se iniciaron los tratados de desarme nuclear entre Estados Unidos y la Unión Soviética. “Al menos eso dijo Gorbachov”, apunta el científico.

La teoría es simple y horrible, añade Robock: si se bloquea la luz del sol, la superficie de la Tierra se enfría por debajo del punto de congelamiento. “Piensen esto: en la noche el sol se esconde y la temperatura disminuye. ¿Qué pasaría si al amanecer no sale el sol? Una tragedia para el planeta, que tendría como consecuencia la pérdida de las cosechas y nos amenazarían epidemias de hambrunas”, añade.

Estas investigaciones comenzaron hace 25 años. “Ustedes podrían preguntarse, ¿qué hago yo hablando de eso ahora? Si bien la Guerra Fría y la carrera armamentista nuclear asociada a ella ha terminado, los arsenales nucleares que hoy existen pueden perfectamente producir un invierno nuclear”, añade.

Aun cuando hubiese 100 armas nucleares solamente, no podría producirse un “invierno nuclear”, pero las consecuencias serías trágicas desde el punto de vista de sus efectos directos y el cambio climático sería algo sin precedentes en la historia humana.

En los años 2000, Robock y un grupo de investigadores, entre ellos Stenchikov, Toon y Turko que habían construido la teoría en la década del 80, hicieron una serie de estudios en los que tuvieron en cuenta la reducción planeada de armamento nuclear de Estados Unidos y Rusia (el Tratado de Reducciones de Ofensivas Estratégicas). Compararon las consecuencias de un intercambio dentro del arsenal permitido por ese contexto con un intercambio limitado entre potencias nucleares menores como India y Pakistán.

Según este estudio, aún los intercambios atómicos más modestos serían suficientes para producir efectos del mismo orden que la pequeña edad de hielo o el año sin verano. El estudio también sugería que la alteración de la temperatura de la estratosfera, incluso en este caso, podía tener consecuencias graves sobre el flujo de gases, y en concreto reducciones considerables en la columna de ozono. El uso del arsenal ruso y estadounidense llevaría a un descenso de la temperatura comparable o posiblemente más acusado que el de una glaciación, quizá durante una década.

“A pesar de que se han reducido varios arsenales aún existe un gran peligro”, y explica ayudado de las diapositivas: “Este es un gráfico de los países que tienen armas nucleares. Como ven, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU fueron los primeros en obtener las armas nucleares, y después están Israel, la India. Israel ayudó a Sudáfrica a obtener las armas nucleares y luego este país se deshizo de las armas… Luego otros países produjeron las armas nucleares. Si esta tendencia continúa el mundo se tornará un lugar todavía más peligroso”

LECCIONES

Cómo hacer una arma nuclear no es un secreto. Lo única limitante sería no contar con uranio o plutonio, afirma el investigador. Se pudieran construir 100 mil armas más si se quisiera. ¿Por qué en el hemisferio sur no hay armas nucleares? ¿Por qué otras potencias del hemisferio norte no la tienen? ¿Qué lecciones podríamos sacar de estos países que renuncian a tener armas nucleares?, se pregunta el investigador.

“Si el propósito es amenazar a alguien más para que no atacase, cuántas armas serían necesarias en las capitales para amenazar a esos posibles países agresores. Con una sola, quizás dos, bastaría para disuadir a cualquiera”, reconoce. De modo que ahora mismo podrían reducirse dramáticamente el arsenal.

Pero la realidad es que hoy el arsenal nuclear es una tercera parte del que existía en 1985, pero tienen un poder explosivo 10 000 veces mayor que todas las armas utilizadas durante la Segunda Guerra Mundial. Si todo esta cantidad de armas disponibles hoy se divide entre los más de 6 000 millones de habitantes del planeta –afirma Robock-, cada ciudadano tendría derecho aproximadamente a 750 kg de TNT. “¿No es esto algo loco?”

Los gráficos a veces hablan más que las palabras, comenta. Este que verán a continuación representa todas las armas nucleares que hay en el planeta. El punto del medio equivale al arsenal que existía durante la II Guerra Mundial, y toda la zona sombreada, pertenece al arsenal nuclear:

¿Qué significa una explosión nuclear? “La luz es tan intensa que lo quema todo. La onda expansiva se extiende. Durante la Primera Guerra Nuclear, los EEUU lanzaron dos bombas atómicas sobre Japón. La primera, en Hiroshima, con una potencia explosiva de 15 kilotones, que es tres millonésimas del actual arsenal. Murieron 150 000 personas.

Y esta es una foto de cómo quedó Hiroshima tras el ataque:

Los sobrevivientes recuerdan el fuego y el humo. ¿A dónde fueron todos los edificios y todas las casas? “Se quemaron y se convirtieron en humo. Desafortunadamente tenemos un ejemplo de una explosión nuclear que prueba que produce fuego y destrucción a cientos de kilómetros a la redonda”, asegura.

Robock ejemplifica con otras pruebas nucleares, que confirman sus teorías. “En nuestros estudios hemos llegado a la conclusión, de que si llegan a lanzar 100 bombas de 15 Kt –que equivale a menos del 1 por ciento del arsenal nuclear del planeta-, morirían casi instantáneamente 20 millones de personas debido a los efectos directos. Serían inyectados en la atmósfera 5 Teragramos de humo”, afirma.

Luego de otros ejemplos que van desde lo ocurrido durante el terremoto en San Francisco en mayo de 1906, pasando por tormentas de polvo en Marte y el meteorito que impactó a la Tierra hace 65 millones de años y extinguió a los dinosaurios, el científico prueba que el “invierno nuclear es una teoría perfectamente posible, debido a la intervención humana”.

“La única forma de evitar esto sería deshacernos de las armas nucleares”, concluye.

LUCHAR PARA QUE HAYA CONCIENCIA DE ESTE PELIGRO

Tras un intercambio con Fidel Castro Díaz Balart, asesor científico del Consejo de Estado, sobre los modelos de la investigación del “invierno nuclear”, Fidel pregunta cuántas personas en el mundo conocía estos datos. Corrobora que muy poca gente.

“Sencillamente se ignora, y me parece que tiene suficiente gravedad como para que se conozca y se divulgue… Tenemos que luchar porque el mundo lo conozca”, dice Fidel.

Robock tiene una explicación al silencio que ha padecido esta teoría: “Negación –dice-. Es algo tan horrible que las personas no quieren pensar en esto. Es más fácil simular que no existe.”

Pero Fidel es optimista, se aferra a los valores del ser humano. “Nuestra batalla es hacer conciencia, de la cual hablamos tanto; crear una cultura”. Y añade: “Creo en la capacidad de nuestro pueblo y del mundo en aprender… No es imposible crear una conciencia por encima de toda esa indiferencia, y primero, por encima de la ignorancia.”

Tenemos en la televisión y en los medios instrumentos para ayudar en la batalla por el conocimiento de estos peligros, comenta tras un intercambio con la periodista Gladys Rubio, de la Televisión Cubana. “Hay armas convencionales que hoy son más destructivas incluso, en concreto, que las armas nucleares. El problema es quién tira primero, que es lo que estamos tratando de evitar. Vemos los riesgos que significan la ignorancia y la posesión de estas armas en esta época. Cien de ellas pueden acabar con la vida humana”, dice el líder de la Revolución cubana.

Con optimismo en las palabras de Fidel y en un tono más bien risueño la conferencia toca a su fin. “Estamos muy agradecidos de lo que nos has enseñado, y lo vamos a divulgar”, asegura el líder de la Revolución y le extiende ejemplares de La victoria estratégica y La contraofensiva estratégica, sus libros más recientes. “Profesor, para el repaso del español. No es propaganda”, y repite: “Repase el español”, a lo que Robock responde: “Comandante, no tengo libros, pero le entrego uno de mis artículos”.

Mientras el científico registra en su carpeta en busca del texto prometido, Fidel reacciona travieso: “Eso es para que yo repase el inglés”. Y se ríe.








Fidel y Alan Robock. Foto: Estudios Revolución


Los Cinco estuvieron en los colmillos del tigre

Por Arelys García Acosta

Profesor Arnaldo Coro Antich*

Tomado de Escambray

Después de más de dos décadas, Arnaldo Coro Antich*convoca las memorias. El ex profesor de Gerardo Hernández y Fernando González, cuando ambos cursaban estudios en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI) Raúl Roa García, en la capital cubana, se hace nuevamente a las aulas con sus cartapacios llenos de despachos cablegráficos donde palpitan las noticias que mueven al mundo.

LA PATA DEL DIABLO

1983 regresa con las remembranzas. En el pizarrón restos de una clase de Análisis de la Información Política Internacional. Delante de los discípulos, el maestro con sus espejuelos ancestrales y la palabra que gobierna la atención de todos.

La Guerra de las Malvinas, el hundimiento del acorazado Belgrado y las consecuencias de todo este conflicto bélico mantiene atento al grupo. Todo el sistema de comunicación satelital utilizado para dar los últimos detalles de estos acontecimientos es explicado con minuciosidad por el profesor Arnaldo.

De pronto, el silencio de la clase se interrumpe con susurros y risas contenidas. Una caricatura pasa de pupitre en pupitre y arranca una interrogante.

-¿Qué tiene de gracia lo que yo estoy explicando? Díganme, yo quiero reírme también.

Desde una de las esquinas del aula responde una alumna:

- Profe, Nordelo le hizo una caricatura a usted.

En el papel, la imagen del profesor con una mochila y unas antenas detrás. En la gorra una parábola y un texto: “Parábola especial para captar el satélite”; en el cinturón también podía leerse: “Batería recargable para utilizar todo el tiempo los sistemas de recepción”. Al final de la lectura, la sonrisa del maestro se hizo cómplice de la travesura.

Esta anécdota le recuerda al hombre de carne y hueso que tuvo delante, comenta esta periodista al profesor.

“Mi tía decía: ‘Hay muchachos que son la pata del diablo’; eso era Gerardo, la pata del diablo, por las cosas que se le ocurrían. No me quedó más remedio que reírme con esa caricatura y sentir satisfacción porque él simplemente recogió de una forma muy simpática todo el contenido que yo había abordado ese día. Aquello tuvo un fin muy amigable porque vino y me ofreció disculpas con una humildad y una sencillez tremendas”.

Todo maestro que toma con pasión la pedagogía termina por asumir como hijos suyos los alumnos que tiene ante sí. ¿Cuánto hay de cierto en ello en el caso de Fernando?

“Este muchacho tenía algo que yo admiraba mucho y era su entrega, su meticulosidad para que todo le saliera bien. Era especialmente cuidadoso, medía hasta los gestos. Los mejores exámenes que he revisado en los más de 30 años de estar impartiendo docencia en la Educación Superior, son los de Fernando. Sus respuestas en las pruebas siempre fueron concisas y coherentes.

“Para él tampoco faltaron mis consejos cuando lo veía preocupado. En una ocasión se me quedó en blanco en una pregunta en clase y luego le llamé para averiguar qué le pasaba y me dijo: ‘Profe, es que estoy preocupado con otra asignatura’. Le dije: Mira, tienes que hacer un balance y buscar un equilibrio en el estudio porque Análisis de la Información Política Internacional es una asignatura muy compleja y será una de las más útiles en tu vida profesional.

“De Fernando conocí su extraordinaria discreción, y creo que esa fue una de las condiciones que se debe haber tenido en cuenta a la hora de encomendarle la misión antiterrorista que se le dio.

En el mensaje enviado por Gerardo a los delegados del VIII Congreso de la UPEC (2008) hay evidencias de que muchas veces los alumnos no olvidan a sus mejores maestros.

“En ese mensaje Gerardo decía: ‘Un saludo para los periodistas cubanos y especialmente para nuestros dos queridos profesores: Héctor Hernández Pardo y Arnaldo Coro Antich’. Piensen ustedes la emoción que eso me trajo, se me puso el corazón chiquitico, chiquitico. No pude evitar que me sorprendieran con los lagrimones en los ojos.

PARADOJAS

Sin haber cometido indisciplina alguna, el pasado 21 de julio Gerardo fue despojado de sus pertenencias personales y fue llevado a una celda de aislamiento conocida como “el hueco”. Usted, que tuvo el privilegio de tenerlo en sus clases y saber de qué madera está hecha su personalidad, ¿cuán suya hizo su situación?

“Yo traté de reproducir, en alguna medida, lo que él estaba pasando; para ello conté las losas de mi casa que cada una mide 25 centímetros, hice un rectángulo con esa medida y me acosté en el suelo para ver cómo cabía. Yo soy un poquito más alto que Gerardo -mido más o menos 1,80 cm- y en aquel espacio apenas podía moverme. Me daba la impresión de estar metido en una gaveta.

“Si añades a eso la presencia de otro ser humano ahí, puesto también en condiciones límites, la situación se hace difícil en extremo. Aun así, con ese corazón bueno que sé que tiene él, seguro le dio consuelo a ese otro compañero de celda. Esa es su forma de ser. Recuerdo que en épocas de exámenes en el Instituto se ponía y ayudaba a los otros muchachos, algunos de lugares muy remotos del país. Hoy la mayoría de los que se graduaron están prestando servicios en nuestras misiones diplomáticas.

“Todavía estoy conmovido con ese mensaje que él dirigió al mundo cuando salió del ‘hueco’: ‘Ustedes han sido mi oxígeno’, dijo. Esa frase da la medida del significado que tuvo para Gerardo saberse acompañado por mucha gente en esa especie de salón de tortura, semejante al sótano de la novena estación de policía de La Habana, donde estuve preso cuando tenía 15 años durante la Dictadura de Batista”.

Esos centros de torturas existen en el autodenominado Paraíso de los Derechos Humanos.

“Esos huecos, esos agujeros donde no entra aire, donde la temperatura excede los 40 grados, donde el agua que se puede tomar está a una temperatura altísima convierten a esas prisiones en verdaderos centros de tortura. Cuando el abogado Leonard Weinglass fue a visitar a Gerardo, lo encontró acostado en el piso respirando por la hendija de la puerta. ¿Quieren mayor crueldad que esa? Y no dudo que esta opción de supervivencia la haya compartido con su compañero de celda y le haya dicho: ‘Vamos a turnarnos’”.

Se castiga a Gerardo como si se tratara de un delincuente con un abultado expediente criminal. ¿Cómo puede calificar esta posición del Gobierno de EE.UU. que paradójicamente retarda las acciones judiciales contra el terrorista Luis Posada Carriles?

“¿Por qué protegen a este señor?, ¿por qué han hecho tantas negociaciones con él?, ¿por qué ese tratamiento? Todo está relacionado con una gigantesca cantidad de información que Posada tiene sobre los turbios manejos del Gobierno de ese país, no sólo contra Cuba, sino contra otras naciones de América Latina y el Caribe.

“Lo que están buscando es que la biología les resuelva el problema. Este hombre tiene más de 80 años y presenta algunos problemas de salud. Ahora las autoridades norteamericanas están apostando porque muera y que todo quede ahí. Si empieza a hablar, como se dice en buen cubano, va a embarcar a muchísima gente, incluidos a algunos que en estos momentos están ocupando cargos importantes en el Congreso. Se está protegiendo no sólo a Posada Carriles, sino a la otra pata de la mesa, a Orlando Bosch, individuo que desde el punto de vista intelectual supera al Bambi, como se hacía llamar Posada y que fundó la Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU), organización terrorista que extendió su actividad a varios países latinoamericanos”.

Estados Unidos incluyó nuevamente a Cuba dentro de los países patrocinadores del terrorismo. El absurdo vuelve a cabalgar sin freno en esta calificación.

“Eso forma parte de una serie de elementos que tienen que ver con las asignaciones de fondo que los Estados Unidos hace para seguir su campaña subversiva contra Cuba. Cuando un país califica como terrorista, ese término certifica el empleo de fondos del presupuesto oficial del Gobierno norteamericano para el financiamiento de acciones contra ese país. Es una manera de poder justificar millones y millones de dólares que van a parar a los bolsillos de quién sabe quién.

“En la ciudad de Miami están los que han fraguado cientos de planes contra nuestro país, contra nuestras misiones diplomáticas y sedes comerciales de empresas cubanas. Orlando Bosch fue el que hizo el seguimiento de cómo volaban los aviones de Cubana por el Caribe y seleccionó el objetivo del vuelo 455 para ser derribado. Ahí ha quedado para la historia esa grabación con la voz de Miguelito Espinosa: ‘Pégate al agua, Fello, pégate al agua’. Eso hay que oírlo para estremecerse.

“Precisamente en esa ciudad de Miami, estos muchachos, los Cinco, estuvieron en los colmillos del tigre, librando una batalla campal para evitar que acciones similares enlutaran a más familias; no sólo de Cuba; sino de los propios Estados Unidos, porque ninguna bomba puesta en suelo norteamericano venía con el nombre de la persona a la que tenían que matar”.

Cuando los Cinco sepulten sus últimas horas en las prisiones donde se encuentran, el profesor Arnaldo ha dicho que, un día, detendrá la tiza en el pizarrón y se dedicará únicamente a escuchar. Con seguridad, Gerardo y Fernando estarán ahí sin atuendos de guerreros homéricos, desgranando historias de vida que llevan la gloria callada de cinco hombres solares y titánicos.

*Actualmente es periodista de la emisora Radio Habana Cuba y profesor de Nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, de Ciudad de La Habana.