miércoles, 25 de agosto de 2010

Sostiene Chávez encuentros con Fidel y Raúl


Publicado en Cubadebate el 25 Agosto 2010

Fidel recibe Hugo Chavez. Con camisa blanca, el embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco. Foto: Estudios Revolución

Un emotivo y fraternal encuentro sostuvieron en el día de hoy el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías.

Durante unas cinco horas, ambos líderes abordaron diversos asuntos de la actualidad internacional, en particular, los graves riesgos de una guerra nuclear que se cierne sobre la humanidad.

El dirigente bolivariano reconoció el destacado papel que está desempeñando Fidel en el logro de una conciencia universal para evitar una conflagración de incalculables consecuencias para el género humano, y mostró su satisfacción por el magnífico estado de salud del Comandante en Jefe.

En el fructífero intercambio, el líder de la Revolución Cubana compartió con Chávez algunos pasajes de su nuevo libro “La contraofensiva estratégica”, a punto de ser publicado, y que narra los pormenores de la guerra revolucionaria desde la derrota de la ofensiva de la dictadura a mediados de 1958 hasta el triunfo del Primero de Enero.

Con posterioridad, el Presidente venezolano sostuvo una reunión con el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la que pasaron revista al desarrollo de los ejemplares vínculos bilaterales.

Raúl acompañó a Chávez hasta el Aeropuerto Internacional “José Martí”, adonde acudió a despedirlo al final de la tarde de hoy.


Fidel y Chávez. Foto: Estudios Revolución

Polanco, Fidel y Chávez.Foto: Estudios Revolución


EL DUENDE (RADIO MIAMI)

DEL MAS ALLA

DESDE MI TUMBA FRÍA

¿Se llevan de Miami Radio y TV Martí?.

Todavía no es noticia pero ya circula como “rumor de entero crédito” por las oficinas de Radio y TV Martí. Los estudios y la redacción de ambas emisoras de propaganda “negra” contra Cuba serán trasladadas de nuevo a Washington y lo más probable es que caigan bajo el control directo de la Voz de los Estados Unidos de América.

Desde que Radio Martí salió al aire en 1985 y después TV Martí le han costado a los contribuyentes norteamericanos unos 500 millones de dólares sin otro resultado que el de un rotundo fracaso.

El rumor del traslado de ambas emisoras a la capital norteamericana ha sembrado el pánico entre sus empleados y se habla de renuncias en masa por lo que supone de dificultades personales para cada uno de ellos que tienen su familia en Miami, lo que para la mayoría de esos empleados hace imposible su traslado a Washington. La movida sería- me dice la fuente- para fines de este año o principio del que viene. ¿Regalo de Santa Claus o de los Reyes Magos? Que para el caso da igual.

*******************************

La promesa que no se cumplió.

Otro “Agujero Negro”. Ahora que de nuevo el Gobernador de Nuevo México Bill Richardson anda de visita por La Habana en misión diplomática personal, viene bien recordar otro viaje suyo anterior, a principio del año 1996 cuando el entonces Presidente Bill Clinton estaba en la Casa Blanca.

Eran los tiempos en que el “Capitán Araña” José Basulto, con su “”Hermanitos al Rescate” sobrevolaba el cielo de La Habana violando el espacio aéreo cubano alardeando públicamente de su impunidad sin tomar en cuentas las repetidas advertencias de la Torre de Control del aeropuerto José Martí de Rancho Boyeros y de las notas de protesta diplomáticas enviadas por el gobierno de Cuba al de Estados Unidos. Las avionetas serian interceptados sin continuaban violando el espacio aéreo cubano.

Por entonces, en una de sus visitas a Cuba a principios del año 1996, el Gobernador Richardson fue advertido por las autoridades de la isla- quizás hasta por el propio Fidel Castro- que los vuelos de los aviones de Basulto sobre La Habana pudieran provocar un incidente serio entre Cuba y Estados Unidos, de manera que el gobierno de Washington debía ejercer su autoridad prohibiendo los vuelos de los aparatos de los “Hermanos al Rescate” sobre los cielos cubanos. La advertencia fue clara y precisa.

El mensaje fue dado por Richardson y tuvo positiva respuesta del Presidente Clinton aunque después no se cumplió la promesa. Fue entonces que Richardson volvió a La Habana comunicando personalmente al entonces Presidente de Cuba Fidel Castro que Clinton había dado instrucciones para que no se permitieran mas vuelos sobre Cuba de los aviones de Basulto. Se suponía que todo estaba resuelto para evitar un grave incidente entre Cuba y Estados Unidos provocado por los vuelos ilegales de los “Hermanos al Rescate”. Pero los vuelos siguieron y el 24 de Febrero de 1996 Basulto y los suyos volvieron con su provocaciones aéreas dando por resultado el derribo de dos de las avionetas de “Hermanos al Rescate”.

Y después de ese fatal acontecimiento vino el injusto arresto de los cinco cubanos antiterroristas que tensaron aún más las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

A partir de entonces las relaciones entre Washington y La Habana empeoraron y de Clinton pasamos a los 8 años de Bush con las confrontaciones conocidas sin que se aliviaran las tensiones, hasta que llegó Barack Obama a la Casa Blanca abriendo nuevas esperanzas de entendimiento entre los dos países.

En agosto del año pasado Richardson volvió de visita a Cuba entrevistándose con el Vice-Canciller Dagoberto Rodríguez y con el Presidente del Parlamento cubano Ricardo Alarcón. No pudo ver a Fidel Castro, todavía convaleciente de su enfermedad . Pero estaba en el ambiente una pregunta. ¿ Que fue lo que ocurrió en 1996 con el compromiso y promesa del Presidente Clinton de que su gobierno ejercería su autoridad y que en cumplimiento con las leyes del país- Estados Unidos- y por respeto a las regulaciones internacionales se impedirían los vuelos ilegales sobre Cuba de los aviones de Basulto y sus “Hermanos al Rescate?

Este “Agujero Negro” de la historia diplomática de Cuba y Estados Unidos puede aclararlo el Gobernador Bill Richardson ahora que está en La Habana. ¿Que fue lo que pasó que no se cumplió la promesa del Presidente Clinton de impedir los vuelos de provocación sobre los cielos cubanos de los aviones del “Capitán Araña José Basulto?

Ese “Agujero Negro” de la historia sigue oscuro y huele a queso. ¡Richardson tiene la palabra!

********************************

Al Cesar lo que es del Cesar.

La información ofrecida ayer por El Duende sobre las inversiones económicas de la familia Bush en Cuba fue ofrecida originalmente por la periodista norteamericana Ann Louise Bardach en su último libro titulado : “Sin Fidel: Crónica de una muerte anunciada en Miami, La Habana y Washington”. La información aparece en las páginas de la 58 a la 62 de la primera parte de la obra. Así lo consignamos para que nadie diga que El Duende “fusila” a otros periodistas sin darle el debido crédito. Al Cesar lo que es del Cesar y a la colega Bardach, lo que de ella es.

******************************

La Campaña contra el Cardenal.

Nos pusimos a indagar sobre de donde salió la campaña de ataques contra el Cardenal Jaime Ortega en los precisos momentos en que la Iglesia católica de la isla está trabajando en su misión humanitaria de liberar a los Disidentes presos en Cuba. El conocido refrán que dice que “todos los caminos conducen a Roma” hay que cambiarlo por el de que “Todos los caminos conducen a Miami”.

A esa conclusión tenemos que llegar después de leer una información publicada en la prensa sobre una carta insultante e irreverente que un grupo de Disidentes de la isla le han enviado al Papa en Roma en la que dicen que la conducta del Cardenal Ortega es “bochornosa”. La carta ofensiva para el Cardenal la encabezan los Disidentes Vladimiro Ilich Roca, la ex -coronela del Minint Marta Beatriz Roque y el inevitable Antúnez, que siempre aparece en la sopa.

Pero según me dice un colega que trabaja en el Canal 41- cuyo nombre no ofrecemos porque lo dejan cesante- la carta en cuestión fue concebida en Miami y en ella está la mano del calvito Orlando Gutiérrez, cuya intención verdadera es descarrilar la gestión humanitaria del Cardenal y de la Iglesia para evitar que continúe el proceso de liberación de presos y su salida de las cárceles a España o a Estados Unidos.

Si se acaba el tema de los presos, de las Damas de Blanco y de las huelgas de hambre, entonces se acaba también en Miami y en La Habana la “cogioca” de dinero para la llamada “Disidencia”.

Duro y a la cabeza contra el Cardenal Ortega, dicen en baja voz los autores de la carta al Papa en Roma. Dijo el ingenioso caballero El Quijote: “Con la Iglesia hemos topado, Sancho”

***********************************

Y hasta mañana miércoles amigos de El Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.


¿Terrorista Chávez Abarca pretendía desestabilizar parlamentarias en Venezuela?

Adriana Vega

La inteligencia venezolana informa que las primeras declaraciones del terrorista Francisco Chávez Abarca, capturado en el país, demuestran que tenía el propósito de perturbar el proceso electoral parlamentario del próximo 26 de septiembre. El novel prisionero aún no encadenado en las “mazmorras” socialistas, figura en la lista roja de la Policía Internacional (Interpol), ya que se trata de un personaje de alta peligrosidad que arribó a Venezuela contactando con otros grupos extremistas y además distinguido por creíbles y temibles vínculos con respecto al golpe en Honduras.

Los medios informaron que Chávez Abarca había sido arrestado en El Salvador en 2005 junto a varios integrantes de una supuesta banda de robo de automóviles que operaba en Centroamérica, y había logrado su libertad en octubre de 2007 por falta de pruebas.

El ministro de Interior y Justicia venezolano, Tarek El Aissami, informó que el terrorista salvadoreño pretendía iniciar en el país una fase de atentados con la intención de sabotear las elecciones parlamentarias de Venezuela, pautadas para el 26 de septiembre de este año y para provocar hechos de violencia en contra del proceso electoral mencionado.

Para esta acción criminal, contaría con grupos fascistas de la contra revolución quienes financian su colaboración para ejecutar planes terroristas. Desde sus declaraciones, el detenido está aportando información valiosa y de interés, que permitirá seguir despejando incógnitas sobre la ingerencia imperial en los países de Latinoamérica que se disgregan de la preponderancia del imperio USA.

El Ministro El Aissami indicó que aún con la carga irrefutable que compromete a un individuo que lleva en sus mochilas graves delitos, se le han garantizado sus derechos, como establece la Constitución reafirmando que el ciudadano, de nacionalidad salvadoreña, entró al país con un pasaporte falso, bajo el nombre de Carlos González.

Consultada información sobre Francisco Chávez Abarca a la Policía Internacional, se está al tanto de que a este ciudadano se lo solicita con difusión roja por Interpol Cuba, acusado por el delito gravísimo de terrorismo, es decir que se lo considera de altísima peligrosidad y debe ser detenido de manera inmediata.

El 28 de octubre del año 2007, un juez lo liberó pese a sus actividades delictivas. Sin embargo, de ningún modo tuvo que responder por su papel como principal cómplice de Luis Posada Carriles, del que es mano derecha, en una campaña contra Cuba que no se mencionó ante los tribunales salvadoreños a pesar de repetidas denuncias.

En los años 90, también acusado de dedicarse al narcotráfico, y a la venta de armas, más al dinero falsificado en Guatemala, se conoce que usaba entonces los alias Manuel González, Roberto Solórzano y William González, y efectuó tres viajes breves a Cuba, en abril y mayo de 1997 para forjar varios atentados, a saber:

En 1997 activó una bomba de 600 gramos de C-4 que causó daños materiales en los baños de la discoteca Aché del Hotel Meliá Cohíba, Cuba, el 12 de abril de ese año.

El 30 del mismo mes, se desactivó un artefacto explosivo (401 gramos de C-4) que el salvadoreño había colocado en una maceta ornamental del piso 15 de la misma instalación hotelera.

Además, el 24 de mayo, mientras Chávez Abarca estaba en México, estalló una bomba en la entrada de las oficinas de la corporación Cubanacán de la capital azteca.

También en 1997, bajo orientaciones de Posada Carriles, Chávez Abarca contrató al mercenario René Cruz León y le encargó de realizar misiones terroristas en Cuba.

Posteriormente Cruz León realizó dos viajes a la Isla en los que emplazó bombas en hoteles habaneros, una de las cuales asesinó al joven turista italiano Fabio di Celmo, el 4 de septiembre de 1997.

El terrorista confeso Posada Carriles, autor intelectual de un atentado contra un avión cubano que causó la muerte de 73 personas en 1976, goza de libertad en Miami, Estados Unidos (EE.UU.), pese a que Venezuela le ha insistido al gobierno de ese país su extradición.

El “democrático” Imperio, aparte de bloquear a una nación Soberana como es la República de Cuba, mantiene bajo sentencias severísimas a antiterroristas cubanos que estaban en suelo yanqui para preservar de todos estos flagelos a su propia Patria.

“Imagínense, Posada es el jefe del salvadoreño Francisco Chávez Abarca”, dijo el pasado viernes el jefe de Estado venezolano refiriéndose al criminal cuando reflexionaba sobre el currículo del detenido.

Como señalo en un reciente artículo referido al neoliberalismo, al imperialismo y al conservadurismo, todos tan democráticos, sigo obsesivamente formulándome la siguiente pregunta:

¿ELLOS NUNCA SON TERRORISTAS NI SUBVERSIVOS?

Bs. As. 24 de agosto de 2010


La Ley Cornelia y el Imperio

Por Eliades I. Acosta Matos

Publicado en Cubadebate el 24 Agosto 2010

El sicariato es una antigua profesión humana. Matar por encargo no es nada nuevo. En la antigua Roma era tan frecuente en la política y los negocios la contratación de asesinos a sueldo para eliminar a rivales, que los legisladores se vieron obligados a tipificar el delito y especificar las penas que merecían esos profesionales de la muerte. Nadie estaba a salvo de quienes atacaban en las sombras o a plena luz del día, utilizando una pequeña daga o sica, que solían esconder entre los pliegues de la toga.

Hoy la tradición no languidece; por el contrario, se ha convertido en una respetable y demandada profesión que atiende clientes de todas las clases sociales. Las mafias del narcotráfico, las pandillas, los ejecutivos de empresas que ven sus carreras obstaculizadas por un rival, los maridos o mujeres celosos, y los líderes políticos que aspiran al poder, conforman la cartera de clientes de los sicarios modernos.

Pero no siempre los sicarios son contratados para matar directamente. Los hay menos arriesgados, pero igual de letales. Esos son pagados para marcar a las víctimas. Después, a otros corresponderá el trabajo sucio. Especialmente en la política puede observarse su modus operandi: no aprietan directamente el gatillo, pero satanizan a los elegidos para que se conviertan en blanco de otros sicarios. Aquí el trabajo final pueden hacerlo mercenarios con fusiles de mira telescópica, o la 82 División Aerotransportada del Ejército de los Estados Unidos. Se trata, más o menos, de lo mismo.

Hay sicarios políticos de baja estofa, profesionales del chisme y la calumnia, la zancadilla rastrera, y el anónimo cobarde. Y los hay de alto vuelo, elegantes y certeros, rodeados de una aureola de respetabilidad y profundos conocimientos de política internacional. Suelen ostentar un pedigree académico impoluto, y proceden del fulgurante mundo del poder. Si se trata de sicarios políticos norteamericanos -los mejor pagados, por supuesto- también mantienen sus relaciones con el establishment, recuerdo de los tiempos dorados en que ostentaron altos cargos en las administraciones de Ronald Reagan o George W. Bush…

John Bolton y Roger Noriega son dos buenos ejemplos. Antes ordenaban, hoy sirven. Y sirven a la manera de marcadores para francotiradores, o de viejas sibilas del Mal que “denuncian” peligros tremebundos y auguran cíclicas catástrofes que amenazan la seguridad y el futuro de la nación más poderosa del planeta para que ésta reacciones mandando un drone no tripulado repleto de misiles, un discreto envenenador de las agencias, o una división acorazada que protagonizará el ataque preventivo de turno.

Noriega tiene un abultado historial de relaciones con América Latina, claro que del lado imperial. Fue supervisor de la “ayuda no letal” para los contras nicaragüenses, desde un alto puesto en la USAID. Su nombre apareció en el escándalo Irán-contra, como uno de las “lavanderas” que blanqueaban el dinero proveniente de la droga para convertirlo en armas para los freedomfighters. Eso, por supuesto, no fue obstáculo, sino mérito para que George W. Bush lo designase Representante permanente ante le OEA, y a partir del 2003, Asistente del Secretario de Estado para asuntos del hemisferio occidental. Tuvo también una destacada participación en la aprobación de la ley Helms-Burton contra Cuba.

Noriega es un sicario político estridente. De haber matado por encargo en Roma, lo hubiese hecho a la luz del día, jamás en las sombras. Disfruta figurar propugnando posiciones de fuerza, clamando por hecatombes y armagedones a granel, siempre destinadas a atacar a dos de sus sempiternas obsesiones: las revoluciones de Cuba y Venezuela. Contra ellas ha formulado todas las maldiciones y anatemas posibles, pero a juzgar por la vitalidad que ambas ostentan, no goza del respeto de los dioses del Olimpo, y en consecuencia, sus plegarias no han sido, hasta el momento, atendidas.

Pero Noriega es también un sicario político de honor y en su retorcido código de conducta, no se contempla pasar el cepillo antes de terminar la tarea. Es por eso que se esfuerza, inventa truculencias y astracanadas de todo tipo con tal de llamar la atención del Imperio sobre los blancos que señala. Se desgañita con acusaciones delirantes, trata de ser tenido en cuenta. Y mientras menos lo consigue, como vuvuzela enloquecida, más alto pita.

Primero apareció John Bolton, el pasado 10 de agosto, con un artículo publicado en la web de American Enterprise Institute, la meca del neoconservatismo militante. Su título es elocuente: “Confronting China´s Snarl”. En el texto se enumeraba una serie de “gruñidos” chinos destinados a desafiar la superioridad económica y militar norteamericana, alentados por la “débil política exterior del Presidente Obama”. Y acto seguido, como un clown que no se consuela con perder el favor del público ante la gracia de un compañero, saltó al ruedo el inefable Noriega, quien nos acaba de regalar un trabajo de más largo aliento, una suerte de ensayo publicado en el número correspondiente a agosto del “Latin American Outlook”, boletín especial del American Enterprise Institute.

“Chávez and China: Challenging U.S. Interest”, se titula el ensayo de Noriega. En la misma cuerda de Bolton, pero elevando la parada, se anuncia que “…este es el primero de una serie de trabajos que publicará el boletín para documentar la creciente alianza del dictador Hugo Chávez con regímenes hostiles que desafían la seguridad y los intereses económicos de los Estados Unidos”

Tras enumerar el creciente intercambio comercial entre Venezuela y China, que ha ido desplazando al comercio con Estados Unidos, y alertar, por ejemplo, que en 1998 Venezuela exportaba a esta nación casi dos millones de barriles de petróleo cada día, mientras que en el 2010 la cifra no alcanza el millón, Noriega llama a detener la creciente presencia china en el sector energético del país, afectando los planes de desarrollo estratégico norteamericano. Por supuesto, que este prohombre imperial no se pregunta a qué se debe el enfriamiento de las relaciones entre Venezuela y su país. Sería pedirle demasiado.

Las conclusiones que se derivan de esta “alerta de lo que sucede mientras Estados Unidos duerme”, no se dejan al azar y se enumeran en la misma primera página del boletín:

“-El creciente rol de la economía china en Venezuela es el resultado de la acción sistemática de Chávez por suplantar la influencia de los Estados Unidos e implantar un sistema socialista en su país.

-La industria petrolífera norteamericana está perdiendo su mercado venezolano y tiene ya un fuerte competidor en China.

-Los Estados Unidos deben abandonar su política de inacción y reconocer las amenazas que crecen bajo el régimen chavista, apoyadas por una potencia extranjera.”

Es absolutamente falso que el gobierno de los Estados Unidos haya estado, o esté “inactivo” ante le Revolución bolivariana, sólo que, como en el caso de la cubana, ha perdido la batalla estratégica en tanto el pueblo, la inmensa mayoría de la nación, apoya las transformaciones revolucionarias que encabeza Hugo Chávez. Entonces, ¿cómo entender ese llamado a “abandonar la política de inacción”?

Si, un sicario político como Noriega sueña siempre con hecatombes y armagedones. Y también considera que su misión en la vida es propiciarlos. Para eso le pagan.

La Ley Cornelia del Derecho Romano era severa e inapelable para con los sicarios y envenenadores. Sus penas y castigos se resumen en dos viejos adagios: “Con la vara que midas serás medido” y “Quien a hierro mata, a hierro muere”

Sabios que eran esos romanos.

Reflexiones del Compañero Fidel: El capítulo principal del último libro

Después de publicadas las dos Reflexiones sobre el libro del escritor Daniel Estulin, titulado “La verdadera historia del Club Bilderberg”, el autor envió un mensaje solicitando entrevistarse conmigo. Deseaba que antes del encuentro leyera un capítulo importante de su nuevo libro que está por publicar y debía ser traducido del inglés.

Ayer me lo entregaron ya traducido en Cuba. Su contenido es espectacular y merece ser analizado en sus aspectos esenciales. Seleccionando párrafos de ese material ofrezco una idea del contenido del capítulo, que ofrece importantes datos que para los técnicos implica un desafío.

El autor comienza afirmando:

“Éste es el capítulo más extraño que usted podrá encontrar jamás en un libro, en este o en cualquier otro que se haya escrito [...]. Las últimas piezas del rompecabezas serán puestas en su lugar para que usted pueda ver la imagen del mundo en que vivimos. [...] no será tan fácil hacer que usted crea en ella por razones puramente sicológicas. Ello podría deberse en parte a nuestra propia mentalidad servil que tan esmeradamente creó en nosotros la propaganda inhumana que con tanta fuerza ha estado dirigida contra la humanidad desde el siglo XIX.”

“…pequeños grupos de conspiración han actuado contra Cuba, Laos, Afganistán y Nicaragua. Durante décadas han estado involucrados en todo, desde las drogas y el tráfico de armas hasta los asesinatos, la guerra encubierta y el terrorismo abierto.”

“Personas como George H.W. Bush; William Case, ex director de la CIA; [...] Oliver North, el ex hombre-punta del Irán-Contras; y Mike Harari, segundo al mando del Mossad son algunas de las más notorias en este glosario de agentes de operaciones encubiertas…”

“Este capítulo trata de las armas de destrucción masiva. Las armas atómicas, las armas nucleares, las mini-armas nucleares.”

“En este capítulo analizaremos el atentado con bomba en la ciudad de Oklahoma, del cual se culpó a la extrema derecha estadounidense; el de Bali, del cual se culpó a los terroristas islámicos; el asesinato de Rafia Hariri, del cual se culpó a Siria; y el atentado en la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas, del cual se culpó a ETA.”

“Según la información oficial, a las 9:02 a.m. (Hora Estándar del Centro) del 19 de abril de 1995, el camión Ryder, que contenía aproximadamente 2 300 kilogramos de fertilizante y una mezcla de nitrometano, detonó frente al lado norte del Edificio Federal Alfred P. Murrah de nueve pisos. La explosión destruyó la tercera parte del edificio y creó un cráter de 9 metros de ancho por 2.4 metros de profundidad en la calle NW 5th Street próxima al edificio. La explosión destruyó o dañó 324 (¡!) edificios en un radio de dieciséis cuadras, destruyó o quemó 86 autos en los alrededores del lugar y quebró cristales en 258 edificios cercanos. La destrucción de los edificios dejó a varios cientos de personas sin hogar y provocó el cierre de múltiples oficinas en el centro de la ciudad de Oklahoma. Al menos 168 personas murieron y otras 853 resultaron lesionadas; la mayoría de las lesiones eran quemaduras. Los efectos de la explosión pudieron escucharse y sentirse hasta una distancia de 89 kilómetros.”

“Aunque la versión oficial haya sido confirmada por el gobierno de los Estados Unidos y la mayoría de los medios corporativos, no será especialmente difícil desmentir la versión ‘oficial’ con una versión más sensata de los acontecimientos:

“1. Los coches bomba no dejan cráteres; los cráteres sólo pueden ser ocasionados por una carga soterrada. Incluso si usted coloca una bomba nuclear en un camión y la hace detonar, aún en estas circunstancias, la bomba no dejará un cráter.

“2. Los explosivos convencionales no provocan el incendio de los autos en los alrededores del lugar de la explosión…”

[...]

“4. Las explosiones convencionales no le causan quemaduras a sus víctimas -éste es un rasgo típico de las explosiones nucleares- porque esas quemaduras son provocadas solamente por las radiaciones térmicas.

“5. Los explosivos convencionales no provocan ningún impulso electromagnético (EMP, por sus siglas en inglés) que pudiera calcinar las tarjetas de circuitos impresos de las computadoras de los alrededores.”

“6. [...] El monto de los daños era el típico provocado por al menos 10 bombas de 10 toneladas cada una de las que utiliza la aviación moderna, o el provocado por una ‘mini-bomba nuclear’ programada para explotar con la potencia correspondiente -es decir, 0.1 kilotones.”

“9 …una magnitud de 3.52 en la escala Richter es típica de una ‘mini-bomba nuclear’ de 0.1 kilotón -el equivalente a 100 toneladas métricas de TNT.”

“10. Un volumen de 2 300 kilogramos de fertilizante (el equivalente a 1.8 toneladas de TNT), aún cuando se entierre, nunca podría crear una señal sísmica de magnitud 3.0 (y si se coloca en un camión esta carga no producirá ninguna señal sísmica).”

“Un tal Sr. Timothy McVeigh confesó haber cometido el crimen. Fue juzgado, condenado, sentenciado a muerte y ejecutado mediante inyección letal el 11 de junio del año 2001. El ataque había sido el peor acto terrorista en territorio estadounidense hasta el 11 de septiembre. Sin embargo, le dio al gobierno estadounidense la excusa que necesitaba y el pretexto necesario para la adopción de nuevas medidas de emergencia -el Proyecto de Ley contra el Terrorismo, que pocos meses después, pisándole los talones al 11 de septiembre, se transformaría en Seguridad de la Patria, que privaría a los ciudadanos estadounidenses de la mayoría de sus derechos constitucionales.”

“Desde Bali hasta la ciudad de Oklahoma; desde Kosovo hasta Moscú; desde Afganistán hasta Wall Street, estos acontecimientos le brindan al lector una visión de cómo opera el Gobierno en la Sombra, utilizando a traficantes de drogas, criminales y terroristas para que hagan lo que a dicho Gobierno se le antoje.”

“El hombre-punta para esas operaciones fue el veterano agente de la CIA, Theodore G. Shackley, quien trabajó en estrecha colaboración con personalidades de la mafia como John Roselli, Sam Giancana y Santos Traficante.”

“En 1975 Shackley se convirtió en Director Adjunto de la Dirección de Operaciones, quien lo designó a cargo de las Operaciones Encubiertas, la Contrainteligencia e, irónicamente, la Lucha Antidrogas, todas bajo el mando de George Herbert Walter Bush.”

“Fue en este contexto en el que Shackley se desempeñó como ‘consultor’ de actores tales como Bush padre, Oliver North, y el director de la CIA William Casey en su ilegal y sangrienta red de intercambio de armas por drogas cuyos resultados fueron decenas de miles de muertes y el hecho de que toneladas de drogas inundaran nuestras calles.”

“Desde Bahía de Cochinos hasta el caso Irán-Contras; el atentado con bomba en la ciudad de Oklahoma; el vergonzoso bombardeo nuclear contra los kurdos en Kirkuk, al norte de Irak; el bombardeo nuclear contra la famosa mezquita chiíta de Khillani, en Bagdad y el bombardeo nuclear cuádruple sin precedentes contra la secta satánica Yazidi cerca de Mosul en Irak, que impuso un nuevo récord en víctimas humanas -más de 550 muertos y varios cientos de lesionados.”

“Siendo aún miembro del ejército, Timothy McVeigh le escribió una carta a su hermana donde le decía que había sido seleccionado para integrar la Unidad de Operaciones Tácticas (CTU por sus siglas en inglés) (los Boinas Verdes) de las Fuerzas Especiales, (que estaba involucrada en actividades ilegales).”

“Es muy probable que se le haya dicho que tenía la importante misión de infiltrarse en una organización terrorista y evitar un ataque con bomba. Este es un cuento que un hombre joven e impresionable como McVeigh se hubiera creído.”

“De cualquier forma, el hecho de que existieran dos ‘Timothy McVeighs’, así como existieron dos Oswalds, sugiere la existencia de una sofisticada operación de inteligencia, destinada a colocar a McVeigh en el lugar equivocado y en el momento equivocado. Al igual que Oswald, McVeigh probablemente se creyó que era un agente del gobierno, que era parte de un proyecto secreto.”

“…fue engañado, lo convirtieron en cabeza de turco y finalmente lo mataron. Caso cerrado. Las pruebas fueron destruidas. Sin embargo, las preguntas aún no han sido respondidas.”

12 de octubre de 2002. Atentado con bomba nuclear en un club nocturno de Bali.”

“Según la versión oficial del atentado con bomba en Bali, una tonelada métrica de explosivos convencionales colocada en un vehículo tipo jeep explotó en las inmediaciones del Club Nocturno Sari, provocando la muerte inmediata de 187 personas, lesiones fatales a muchas otras, enormes bolas de fuego, provenientes supuestamente de los balones de gas para cocinar, la demolición de los edificios circundantes al lugar de la explosión y grandes fuegos que se esparcieron por los alrededores.”

“Una de las primeras informaciones sobre el atentado con bombas en Bali llegó a través de Fox News: ‘Atentado con bomba en club nocturno indonesio es catalogado como acto terrorista’. ‘La explosión tuvo lugar alrededor de las 11:p.m. [...] El lugar se encontraba abarrotado de personas, y se incendió en un milisegundo’.”

“La palabra ‘milisegundo’ constituye uno de los lapsos más imperdonables. Al igual que ‘nivel cero’, esta palabra está reservada para las explosiones nucleares. De modo que nunca, bajo ninguna circunstancia, uno utilizaría esta extraña palabra al referirse a una explosión, a menos que estuviésemos hablando de una explosión nuclear.”

“El problema es que una explosión convencional, por grande que sea, no produce ni calor ni llamas.”

“Otro turista [...] declaró lo siguiente: ‘Sentí que mi hotel se sacudió violentamente y corrí a mirar por la ventana. En la distancia pude ver una gran nube blanca en forma de hongo, y supe que no estaba observando un ataque ordinario’.”

“Yo creo que todo el mundo sabe qué significa en realidad una nube en forma de ‘hongo’.

“Además, las explosiones ordinarias no provocan incendios en los edificios aledaños. Son las explosiones nucleares las que provocan incendios en los edificios aledaños -debido a la intensa radiación térmica que emana instantáneamente de las bolas de fuego.”

“La policía indonesia declaró que el número total de muertes había ascendido a la increíble cifra de 202 víctimas. Usted no podría ser capaz de matar instantáneamente a un par de cientos de personas y lesionar no sólo a otros cientos, sino a miles con una carga de 1000 kilogramos de explosivos convencionales colocados en un jeep.”

“¿Acaso sabía el gobierno de Indonesia que lo que había explotado en Bali había sido una bomba nuclear? Por supuesto que sí. Por ejemplo, el vicepresidente de la Cámara, A. M. Fatua, al referirse a un supuesto terrorista que supuestamente había colocado la bomba, declaró lo siguiente: ‘Mi conciencia me dice que él no es el autor principal. No creo que Amrozi (el supuesto terrorista) haya tenido la capacidad para haber realizado todos los preparativos para el ataque con bomba, como la detonación de un tipo de mini bomba nuclear en Bali’. De modo que, el vicepresidente de la Cámara de un país con una población de más de 200 millones de personas sabía que se trataba de una ‘mini bomba nuclear’. ¿Lo sabía la entonces Presidenta de Indonesia, Megawati Sukarnoputri? Y si lo sabía, ¿por qué no dijo nada?”

“Existe una versión ‘confidencial’, conocida por supuesto por el gobierno indonesio, los funcionarios del gobierno de los Estados Unidos y el Mossad israelí -según la cual se trató de una ‘mini-bomba nuclear’ que detonó con una potencia de 0.01 a 0.015 kilotones según la potencia equivalente en TNT, y que la ‘mini-bomba nuclear’ pertenecía a ‘Al Qaeda’.”

“En el capítulo anterior he demostrado de manera concluyente que a Al Qaeda le sería más fácil armar, a todo correr, una nave espacial de madera y aterrizar en la Luna que tener acceso a una mini-bomba nuclear. También he demostrado que cuatro naciones cuentan con la capacidad técnica para fabricar una mini-bomba nuclear -los Estados Unidos, Rusia, Francia e Israel. Fuentes confidenciales indonesias le confirmaron a la inteligencia nuclear rusa que la bomba pertenecía al Mossad de Israel.”

“Las pruebas fotográficas que demuestran el uso de un arma no convencional fueron eliminadas casi de inmediato de todos los principales medios de difusión, aunque no de la cámara de video de un aficionado que proporcionó la foto que se aprecia en la parte central superior. [...] La sola presencia del propio cráter demuestra que el arma fue detonada por debajo de la superficie del suelo, mientras que la profundidad del cráter, además de su diámetro, demuestra la profundidad a la cual el arma fue colocada originalmente.”

“Comenzaremos por el final: Fue una gran explosión nuclear que no tenía nada que ver con ninguna ‘mini-bomba nuclear’. Sin embargo, oficialmente se dijo que había sido un ‘coche bomba’, como ha sido la tradición. [...] ‘confidencialmente’ varios ‘patricios’ dijeron que había sido una ‘mini-bomba nuclear’.”

“El 30 de diciembre de 2006 la banda terrorista ETA coloca una bomba en una furgoneta que iba cargada con entre 200 y 500 kilos de explosivos, según las Fuerzas de Seguridad del Estado. La agencia EFE, recoge de fuentes de la investigación que las primeras estimaciones policiales apuntan a que ETA podría haber utilizado cerca de 500kilos de explosivos para cometer el atentado.

“Estas fuentes han añadido que el cálculo (200-500 kilos) está basado en los efectos visibles de la explosión y en la experiencia de los técnicos en desactivación de artefactos.

“La furgoneta bomba, un Renault Traffic, estalló el mismo día, un sábado, 30 de diciembre de 2006 a las 9:01 en el aparcamiento D de la T4 del madrileño aeropuerto de Barajas. La explosión provocó una densa columna de humo y el hundimiento de cinco plantas del módulo D del aparcamiento de la T4.

“Como consecuencia del atentado se ha derrumbado el 60% del módulo D y ha afectado a tres de los seis módulos que conforman el aparcamiento de la T4, en el que los etarras aparcaron la Renault Traffic de color granate. Los bomberos confían en que las llamas terminen por extinguirse solas.

“Sobre el vehículo utilizado, la Policía ha emprendido una línea de investigación que apunta a que la furgoneta fue robada hace tres o cuatro días en alguna localidad del País Vasco. En concreto, informa EL MUNDO, podría estar matriculada en la localidad guipuzcoana de Ordizia aunque fue robada en Francia.

“¿Puede alguien en su sano juicio creer que se puede demoler una parte tan grande de una estructura de concreto reforzada con acero utilizando sólo 200 kilogramos de explosivos convencionales colocados en un solo lugar? [...] El máximo daño que una explosión convencional de 200 kilogramos pudo haber causado, habría dañado parte del concreto de las instalaciones que se encontraban en las inmediaciones del lugar de la explosión; los pisos (el piso superior y el inferior, no más) y varias de las columnas de los alrededores.”

“…la estructura real no estaba hecha sólo de concreto, sino de concreto reforzado con acero. El radio de un área tan dañada sería muy limitado (de 20 a 30 metros como máximo). Una vez más, las posibilidades de que una gran estructura reforzada con acero colapse por la detonación de 200 kilogramos de explosivos colocados en un solo lugar son nulas.”

“Lo más que usted podría lograr en este caso (si usted fuera un experto profesional en demoliciones y fuera a colocar su coche bomba en el lugar exacto) sería el debilitamiento total de una columna. Sin embargo, usted no podrá debilitar dos columnas a la misma vez con un solo coche bomba. Ahora, observe nuevamente la foto anterior y medite. ¿Cuántas columnas de concreto reforzadas con acero tendría usted que debilitar para hacer colapsar toda la estructura central que ahora no existe?”

“…una sola explosión convencional no provoca la demolición de un edificio. Alguna otra explosión lo demolió. Lógicamente, es de suponer que fue demolido por una ‘mini-bomba nuclear’ -esa sería la típica verdad patricia acerca del acontecimiento. Pero, desafortunadamente, usted no puede demoler un edificio tan grande reforzado con acero, con tantas columnas y tanto espacio vacío entre sus pisos aunque detone una ‘mini-bomba nuclear’. Aún en el caso de que usted haga detonar su ‘mini-bomba nuclear’ a la máxima potencia disponible -1 kilotón- esto no sería suficiente para demoler completamente una estructura tan grande, fuerte y casi vacía.”

“Ni un solo vehículo presentaba indicios de haberse quemado, como ocurrió en la explosión de Bali. [...] destruiría los autos restantes que se encuentren en las inmediaciones con su tremenda onda expansiva. Pero ninguno de estos efectos esperados fue reportado después de la explosión del ‘coche bomba’ en el aeropuerto de Barajas. Por tanto, podemos tranquilamente descartar la teoría de la ‘mini-bomba nuclear’.”

“De igual forma aquí están presentes algunos efectos verdaderamente extraños -si usted trata de trazar una línea imaginaria de arriba hacia abajo para indicar el límite exacto de la destrucción, dicha línea no sería vertical. Sería una línea en un ángulo de aproximadamente 45 grados. ¿Por qué una onda destructiva que ha causado estos daños se propagaría con este ángulo de inclinación?”

“Me imagino que usted haya entendido lo que he querido decir. Parece que aquí eso fue exactamente lo que ocurrió. Al parecer fue una gran explosión nuclear bajo tierra a una gran profundidad, debajo de la parte central del edificio del parqueo, la que ocasionó tal destrucción.”

“Además, el hecho de que las Fuerzas de Seguridad del Estado hayan errado sus cálculos acerca del tamaño de la explosión en un 150 por ciento es algo verdaderamente alucinante. El hecho de que el cálculo (200-500 kilos) esté basado en los ‘efectos visibles de la explosión y en la experiencia de los técnicos en desactivación de artefactos’, me hace pensar dos cosas. 1) Estos son los agentes más ineptos que existen sobre la faz de la Tierra, comparables, en el mejor de los casos, con el famoso Inspector Cluzeau. 2) Estos agentes afirmaron inmediatamente que la explosión había sido causada por una bomba nuclear, y trataron de ocultarles las pruebas a la población en general.”

“No tengo dudas de que los dos terroristas ETA de hecho hayan parqueado su Renault Traffic en el aparcamiento D de la Terminal 4. Cuando admitieron su culpa ante los tribunales, estoy seguro que pensaron que sus acciones habían provocado el caos. Sin embargo, el daño real, el daño nuclear, provino de una bomba nuclear enterrada a gran profundidad dentro de la terminal. ¿Quién lo sabía y quién lo hizo? No lo sé. Pero creo que he demostrado quiénes no lo hicieron.

“Conclusiones en relación con los atentados con ‘mini-bombas nucleares’, alias ‘coches bomba’ y ‘camiones bomba’:

“1) Las ‘mini-bombas nucleares’ existen.

“2) Se dice ‘confidencialmente’ que estas ‘mini-bombas nucleares’ pertenecen a varias organizaciones terroristas, casi invariablemente las llamadas organizaciones ‘musulmanas’.

“3) Estas ‘organizaciones terroristas’ no vacilan en utilizar estas ‘mini-bombas nucleares’ contra diferentes objetivos, la mayoría de ellos civiles.

“4) Estas ‘mini-bombas nucleares’ provocan explosiones de una potencia inusual -equivalentes a cantidades irracionales de TNT u otros explosivos convencionales que pudieran apenas caber en el interior del más grande de los camiones, para no hablar de un vehículo de pasajeros.”

Estulin continúa razonando sus puntos de vista en los párrafos 5, 6, 7, 8, 9, 10, algunos de ellos extensos, que omito en aras de la brevedad ya que no son indispensables para comprender su tesis.

Al llegar al 11 en la página 64 una vez más afirma:

“11) Estas ‘mini-bombas nucleares’ sólo pudieron ser fabricadas como máximo por cuatro de los países más desarrollados -los Estados Unidos, Rusia, Francia e Israel.

“12) El ‘Grupo Secreto’ realiza casi todos estos atentados con las modernas ‘mini-bombas nucleares’, probablemente sólo con un par de excepciones. Este ‘Grupo Secreto’, ya sea estadounidense, israelí, francés o ruso, no tiene nada que ver absolutamente con el Islam.

“13) En todos los atentados con las modernas ‘mini-bombas nucleares’, con excepción de un par de casos, se utilizan las ‘mini-bombas nucleares’ de tercera generación -la más reciente-, que son lo suficientemente pequeñas como para que puedan ser ocultadas en el sistema de alcantarillado.

“14) Si bien las ‘mini-bombas nucleares’ pudieran obviamente destruir un área extensa donde existan construcciones de estructuras ordinarias, no pueden derribar completamente un edificio moderno fuertemente reforzado aun si explotan en sus inmediaciones -como quedó demostrado en el caso del atentado con bomba en Oklahoma en el año 1995 y también en el caso del atentado con bomba a las Torres Khobar en 1996.”

Con estas palabras concluye Estulin, en lo fundamental, el capítulo traducido del inglés de su último libro.











Fidel Castro Ruz
Agosto 24 de 2010
7 y 06 p.m.