sábado, 14 de agosto de 2010

Asamblea de Cuba en C-SPAN

Hoy sábado 14 de agosto del 2010 la reunión extraordinaria de la Asamblea Nacional de Cuba efectuada en La Habana el 7 de agosto del 2010 fue transmitida por C-SPAN cable TV. La traducción al inglés fue buena y correcta.

El programa se vio y escuchó en el área metropolitana de Los Ángeles, California comenzando a las 9 a.m. (las 12 del mediodía hora de Cuba) y terminando a las 10:25 a.m. (1:25 p.m. en Cuba). Además de Alarcón y Fidel (en verde olivo), en orden de presentación participaron los siguientes miembros: Pura Avilés, Josefina Heredia, Pablo Merichal, Kenia Serrano, Yolanda Gómez, Alexis Leyva, Manuel Caceras, Juan González, Ofelia Ortega, Yordany Charchaval, Gerardo Hernández Suarez, Luis Ramírez, Reinier Garmendia y Frank Fernández.

La transmisión parabién trascendió en otra gran victoria en la Batalla de Ideas.

Latinos sin Fronteras, los Ángeles.


¿Para quién trabajan los “asesores”?

Iroel Sánchez

Publicado en Cubadebate el 13 Agosto 2010

Tomado de: La pupila insomne

Joaquín Villalobos, responsable de la muerte del poeta salvadoreño Roque Dalton.

Dos veces surgió la palabra “asesor” en la conversación que sostuviera Fidel con periodistas venezolanos, el domingo 8 de agosto. Los nombres de Joaquín Villalobos y Felipe González, ex Comandante de la guerrilla salvadoreña y ex Secretario General del Partido Socialista Obrero Español, respectivamente, fueron los que afloraron lateralmente durante el diálogo. Y no podía ser de otro modo, dado que el objetivo central de dicha entrevista era continuar movilizando a la opinión pública ante los peligros de que se desate una guerra nuclear.

Sobre el salvadoreño, afirmó el líder histórico de la Revolución Cubana: “Me acordaba mucho de Tarek William Saab, de allá de Anzoátegui, que venía, que estuvo en Paquistán, que visitó nuestra brigada, y había leído con indignación cómo se quejaba de que los yanquis le habían enviado a Villalobos, que estudió en la Universidad de Oxford, era el revolucionario.

Todo eso se asocia con la muerte de un poeta, un gran poeta allá, que cuando lo acusaban de eso a uno le parecía calumnias, mentiras de las tantas que dicen”, para añadir más adelante: “no era poco mi asombro cuando vi que le estaban enviando a Venezuela, a la Revolución Venezolana, a un gobernador de uno de los estados más ricos de Venezuela, un asesor para que le dijera cómo había que gobernar”.

En su libro autobiográfico –recién publicado en Cuba- Con sueños se escribe la vida, el actual vicepresidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén (Comandante Leonel del FMLN) se refiere con dolor al asesinato del poeta Roque Dalton, el 10 de mayo de 1975. Cuenta Sánchez Cerén: “El gran poeta tenía la visión no militarista de construir un gran movimiento popular y fue de los que impulsó en el ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo) la necesidad de levantar un frente de masas, de este modo chocaba con quienes defendían la necesidad de un enfoque militarista dentro del ERP.

En las FPL (Fuerzas Populares de Liberación Farabundo Martí) se valoraba que fue el grupo dirigido por Joaquín Villalobos el que se enfrentó con el pensamiento de Roque y eso llevó a que dentro del ERP consideraran incorrecta y desviada la posición del poeta, y como todos aquellos que no compartían la visión militarista fue objeto de persecución y asesinato […] no podíamos comprender ni concebir que las diferencias de ideas se resolvieran por la vía de ajusticiar a aquellas personas que pensaban de otra manera”. Uno de los hijos de Roque Dalton, en recientes declaraciones a un periódico mexicano afirma que “Joaquín Villalobos no es solamente el asesino de mi padre, sino quien levantó la mano a la hora de decidir su asesinato y participó en la ejecución del mismo”.

Terminada la guerra en su país, lejos de laborar en la reconstrucción, Villalobos recibió una beca en Oxford –como menciona Fidel- y con ese aval es hoy “experto en la solución de conflictos internacionales” y ha asesorado a gobiernos de derecha en México, Colombia y El Salvador en “temas de seguridad”. De acuerdo con su trayectoria de asesino y cómplice de la represión a los movimientos populares, el ex guerrillero aparece habitualmente en el diario español El País, atacando los procesos revolucionarios en América Latina, especialmente a Cuba y Venezuela. Su opinión, publicada en ese periódico, sobre el golpe militar en Honduras es una joya: “El Gobierno de facto representa a una sociedad asustada, no es ni una dictadura real, ni una dictadura potencial.”

El centro de la intriga que Villalobos tejió contra el autor de Taberna y otros lugares, se basaba en acusarlo de ser agente de la CIA. Al cabo de treinta y cinco años, pocos han contribuido mejor a los objetivos de la agencia norteamericana en América Latina que el extremista de 1975. El fracasado intento de insertarlo en una posición relevante dentro de un país aliado estratégico de Cuba, como Venezuela, no hace sino transparentar ese curriculum.

Felipe González y Ronald Reagan. Foto: El País

Por otra parte, el asesorado de Felipe González era nada menos que Mijáil Gorbachov, presidente de la Unión Soviética. González fue mejor recibido en la URSS que Villalobos en la Venezuela bolivariana: “y decía Gorbachov en una de las cartas que lo había visitado Felipe González; bueno, me pintaba a Felipe como el non plus ultra de los socialistas. Yo lo siento mucho, pero yo no pienso así. Y decía:¨ Viene a asesorarnos sobre lo que debemos hacer.¨”, recuerda Fidel.

Uno de los aspectos más inquietantes de la película “El escritor”, de Roman Polanski, se deriva de la idea de que las decisiones del primer ministro de una importante nación occidental puedan estar determinadas por el hecho de haber sido reclutado por la CIA desde sus años de estudiante universitario. Como pasa siempre con el buen arte, el filme de Polanski deja en nosotros preguntas y reflexiones que perdurarán mucho después de haberlo visto. Esas son las que afloran al escuchar las declaraciones realizadas por Fidel a los periodistas venezolanos, acerca del papel de “asesor” del último presidente soviético Mijáil Gorbachov, desempeñado por el ex jefe del gobierno español, Felipe González.

En el libro La CIA en España, del investigador Alfredo Grimaldos, se documentan varios hechos de la trayectoria de quien fuera uno de los principales beneficiarios de la llamada “transición” española. Se relata su asistencia al congreso del PSOE de 1974 en Suresnes, Francia, con pasaporte confeccionado por el SECED (servicio de información franquista) y escoltado por oficiales de esa institución. Es en ese evento, donde -según se testimonia en la investigación- había más oficiales franquitas que participantes, en el que el entonces joven abogado sevillano es electo Secretario General. Cuenta en el libro un capitán del CESED que después de volver González de Francia un comisario de Sevilla que lo detuvo “se llevó una bronca tremenda y tuvo que soltarle enseguida”. Otro ex oficial franquista relata: “la dictadura propició el resurgir del PSOE para ahogar al PCE” (Partido Comunista de España). El Congreso de Suresnes se había celebrado sólo seis meses después de estallar la “Revolución de los Claveles” en Portugal, con un marcado protagonismo del Partido Comunista, hecho que había disparado las alarmas de los norteamericanos, que no estaban dispuestos a permitir una situación similar en España.

Afirma Grimaldos en su obra: “Los delegados que asisten al Congreso de Suresnes representan, oficialmente, a tres mil militantes del interior, pero, en realidad, esa cifra es menos de la mitad. Durante los últimos años del franquismo, el PSOE es poco más que una sigla. El mayor peso de la resistencia lo han llevado los comunistas. En definitiva, lo que ocurre en Suresnes es una refundación del partido creado por Pablo Iglesias, con el modelo portugués como telón de fondo. En el país vecino no existía ni un partido socialista histórico y hubo que inventar uno.”

González, ya en la dirección del PSOE, con el apoyo de los norteamericanos y la socialdemocracia alemana logra aislar a los comunistas en las negociaciones de la “transición”. En el XXVII congreso de 1979, impone que se elimine el término “marxismo” de los estatutos del partido. En 1983 -luego de ser electo en 1982 jefe del gobierno- apoya la estrategia de despliegue de misiles en Europa impulsada por Ronald Reagan y Margaret Thatcher, y en 1986 promueve la adhesión española a la OTAN. Esto último constituía un cambio radical en las posiciones del PSOE, que, en su XVII Congreso de 1976, había proclamado “a la OTAN, de entrada no”.

En relación con la OTAN, Javier Solana, cercano colaborador de González, quien fue sucesivamente, Ministro de Cultura, portavoz del gobierno y Ministro de Asuntos Exteriores, acumula el vuelco más espectacular. Solana pasó del “a la OTAN de entrada, no”, a ser el secretario general de la Alianza Atlántica durante la agresión a Yugoslavia, por lo cual fue declarado unánimemente por el parlamento ruso, en 1997, “criminal de guerra”. En el año 2006, como alto representante para la política exterior y de seguridad de la Unión Europea, justificó los más de mil vuelos ilegales de la CIA en Europa como parte de la “guerra contra el terrorismo”–asociados a torturas y ejecuciones extrajudiciales- con estas palabras: “Con nuestros aliados norteamericanos compartimos la convicción de que se necesita una acción dura”. Fue Javier Solana el que coordinó en su origen una de las operaciones de propaganda anticubana a las que más recursos ha dedicado el gobierno norteamericano, la revista Encuentro de la cultura cubana; la presidenta de la fundación del mismo nombre, Anabelle Rodríguez, ha relatado en una entrevista cómo Solana la llamó desde su despacho para proponerle el “trabajo”. En resumen, de tal palo tal astilla, el antiguo ministro de Cultura ha estado a la altura de su jefe, al menos en cuanto a favorecer los intereses de Estados Unidos.

Con semejante hoja de servicios y amigos como Javier Solana, Felipe González ha sido nombrado “embajador para la celebración de los bicentenarios de la independencia de las repúblicas iberoamericanas”, esperemos que no intente asesorarnos…


Cuba festejó los 84 de Fidel


Con conciertos, presentaciones de libros, realización de murales pictóricos, foros con literatos y coros infantiles, la isla celebró el nacimiento de su líder revolucionario. Ayer Fidel publicó una columna de opinión sobre López Obrador.

Un grupo de niños y jóvenes cubanos homenajea a Fidel Castro en La Habana con una rica torta.

Cuba festejó ayer los 84 años de Fidel Castro con una jornada cultural que comenzó el jueves y concluirá el sábado bajo el lema “Con Fidel y por la paz”, la cual incluye conciertos, presentaciones de libros, realización de murales pictóricos, foros con literatos y coros infantiles. Castro cumple años sin insignias y explicando que su función actual es aconsejar al gobierno. Aun así, sus partidarios lo siguen aclamando como el comandante en jefe.

El gobierno no incluye la fecha en su calendario oficial revolucionario, pero admite con complacencia iniciativas de ese tipo que llevan adelante organizaciones juveniles y entidades culturales. La prensa radial y televisiva, toda bajo control estatal, hace en esta jornada frecuentes alusiones al aniversario, mientras que el oficial diario Granma desplegó un reportaje sobre la casa natal de Castro en la aldea de Birán, a unos 750 kilómetros de La Habana.

Luego de haber hecho casi un duelo por su líder, que cayó gravemente enfermo en 2006 y desapareció de la escena pública por cuatro años, sus partidarios asisten desde hace un mes a una suerte de resurrección revitalizada de Castro, que mantiene una febril actividad pública, aunque sin inmiscuirse en los asuntos de gobierno, que lleva su hermano Raúl.

El líder cubano publicó ayer un nuevo artículo en la prensa cubana, mientras en las calles los ciudadanos celebraban el aniversario con un programa oficial de varios días de conciertos, recitales de poesía y otros actos culturales. “No he cambiado. Seré fiel a los principios y a la ética que he practicado desde que me hice revolucionario”, afirma Castro en el artículo, en el que volvió a elogiar al mexicano Andrés Manuel López Obrador y asegura que Cuba también fue “víctima” del complot que hundió en México las aspiraciones presidenciales de López Obrador.

Con motivo de su cumpleaños, el jueves a la anoche se celebró en el centro de La Habana un concierto por el Día Internacional de la Juventud, en el que la líder de las juventudes comunistas de la isla, Liudmila Alamo, recibió una pintura de varios artistas jóvenes cubanos como regalo a Castro, según la prensa oficial.

Uno de los principales eventos de la jornada de ayer fue la realización de un mural iniciado el jueves por el artista plástico Alexis Leyva (Kcho), entre otros, en plena avenida del Malecón de La Habana. También estaba prevista una lectura de poesía en un céntrico recinto ferial de La Habana, que ha convocado a varios premios nacionales de literatura, como Carilda Oliver Labra, Roberto Fernández Retamar, Pablo Armando Fernández y Miguel Barnet.

La Asociación Hermanos Saíz, que agrupa a los escritores y artistas jóvenes de Cuba, organizó un amplio programa de actividades titulado “Jornada Artística con Fidel y por la Paz”, para alertar sobre el peligro de guerra nuclear del que habla Castro. Según el veterano líder, ésta podría iniciarse por un eventual ataque de Estados Unidos a Irán y traería consigo el fin de la humanidad. Desde que volvió a aparecer en público, Castro ha participado en por lo menos una docena de actos en los que ha insistido sobre todo en el peligro de una guerra nuclear mundial.

El diario oficial Granma dedicó su contratapa a un comentario de Castro fechado en marzo de 1985 sobre una frase del héroe nacional cubano José Martí: “Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”. Además, publicó su nuevo artículo de “Reflexiones”, y otros textos acerca del líder cubano. Entre ellos, pensamientos del ex mandatario fechados en 1985 y un reportaje sobre la localidad de Birán, donde Fidel Castro nació y vivió junto a su familia en una finca que desde 2002 fue abierta al público como museo.

El artículo señala que en los últimos ocho años la casa museo fue visitada por casi 250.000 cubanos y 50.000 extranjeros, y relaciona algunos datos sobre la propiedad familiar que fue afectada por la Reforma Agraria aprobada en 1959 por la revolución liderada por Castro. En las emisoras de radio y televisión se transmitieron mensajes de felicitación al comandante en jefe, mientras que en plazas y centros comerciales hay carteles recordando sus 84 años y deseándole “muchos más”.

También se anunció que la televisión cubana estrenaría ayer un documental producido en la isla, llamado Convergencia, sobre la amistad entre Fidel Castro y el líder vietnamita Ho Chi Minh. Por su parte, la página digital Cubadebate, que habitualmente publica las “Reflexiones” de Castro, colgó un video con imágenes recientes e históricas del ex mandatario acompañadas por un son cuya letra recuerda que vive “con las botas puestas”.

Tomado de Página 12